Uruguay apuesta fuerte al cannabis medicinal

El último lustro ha sido marcado por la legalización del cannabis en Uruguay. El pequeño país de Sudamérica fue el pionero en legislar en favor de la planta para su consumo recreativo, sin embargo, la otra faceta, la medicinal, está atrayendo a los grandes capitales de la industria, al punto que muchos ya piensan en la marihuana como un nuevo commoditie para la exportación.

La agencia de noticias estadounidense AP ingresó a uno de los establecimientos que ya están cultivando, propiedad de la firma Fotmer, ubicado en la localidad de Nueva Helvecia, 130 kilómetros al oeste de Montevideo, la capital uruguaya.

Fotmer es una empresa de capitales locales y estadounidenses que ya invirtió siete millones de dólares en laboratorios y cultivos, y emplea a 80 personas. En diciembre, el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, inauguró otro laboratorio para producir medicamentos a partir del cáñamo, con una inversión de 12 millones de dólares. En este caso se trata de la empresa ICCLabs, propiedad de la canadiense Aurora.

“Uruguay tiene hoy un dinamismo en la industria del cannabis que es muy difícil de encontrar en otros sectores”, dijo a AP Diego Olivera, principal responsable de la Secretaría Nacional de Drogas.

Los cultivos de Fotmer abarcan 18 grandes invernáculos, cada uno de 100 metros de largo por 12.5 de ancho. En total son 35.000 plantas, muchas de la cuales ya tienen más de un metro de alto, y crecerán hasta dar sus preciadas flores en marzo. La empresa -cuyos inversores ya tienen cultivos de este tipo en el estado de Colorado- tiene autorizada la producción de diez toneladas anuales de flores secas para empleo en la industria médica.

Pero Fotmer no está solo. Olivera precisó que otra empresa de capitales estadounidenses ya comenzó a instalarse tras obtener una licencia para producir 120 toneladas anuales de flores en un campo no muy lejano del de Fotmer, en una inversión que superará los 40 millones de dólares.

Helena González, bióloga y gerente de calidad, investigación y desarrollo de Fotmer, dice que hay 2.000.000 de personas que consumen productos de cannabis medicinal en Estados Unidos, donde la mayoría de los estados ya legalizó su uso. También hay 800.000 en Alemania y 340.000 en Canadá. Es por ello que la compañía no piensa en el reducido mercado local de un país de apenas 3.3 millones de habitantes.

Mercado latinoamericano crece rápido

“El mercado latinoamericano está mal abastecido y está creciendo rápido. Los colombianos, peruanos, chilenos, todos viajan y ven lo que ocurre en Estados Unidos y Canadá, o leen la noticias. Ven que hay buenas terapias basadas en el cannabis”, dijo a la AP Chuck Smith, principal de la empresa estadounidense Dixie Brands que días atrás anunció una asociación con Khiron Life Sciences, para transformar a esta última en líder de ventas en América Latina de marihuana envasada para uso medicinal y recreativo.

Smith informó que Khiron -la empresa que tiene de asesor al expresidente mexicano Vicente Fox- ya tiene planes de inversión en este campo en Brasil y Uruguay.

Uruguay vive una explosión de negocios e inversiones cannábicas. Más de 20 empresas están desarrollando proyectos a partir de la hierba. Y hasta la Facultad de Veterinaria investiga para desarrollar medicamentos cannábicos para mascotas. El gobierno estimó meses atrás que el país recibiría inversiones por 120 millones de dólares en este campo, pero Martín Rodríguez, director del Instituto de Regulación y Control del Cannabis dijo a la AP que la cifra debería ser corregida al alza.

Por Rama

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed
Más Artículos
EEUU, Nueva York prohibirá test de marihuana a solicitantes de empleo