En Uruguay aumenta el consumo de marihuana en mayores de 55 años

La legalidad de la marihuana en Uruguay sigue dando beneficios para los usuarios pero, sobre todo, al Estado con la provisión de cifras de consumo desprovistas de vergüenza, y que son fundamentales para el diseño de políticas públicas.

“Monitor Cannabis” es una plataforma gestionada por el Equipo de Evaluación y Monitoreo de la Regulación del Cannabis que funciona en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República. El grupo realiza informes sobre consumo en Uruguay y el último reveló que antes de 2014, las personas que usaban cannabis en Uruguay tenían un perfil muy marcado: eran principalmente varones, montevideanos y jóvenes, en su mayoría en la década de los 20 años. Además, el uso era más frecuente en los sectores de nivel socioeconómico alto y con un mayor nivel educativo.

“Pero a partir de 2014 se acentúa una tendencia que comenzaba a perfilarse en años anteriores: aumenta la proporción de adultos mayores, mujeres y, en menor medida, personas del interior del país”, avanza.

La investigación, que reproduce el portal Infobae, dice que el consumo entre los adultos mayores (de 55 a 65 años) pasó del 0,6% a 1,9%, marcando un incremento de 216%, y se duplica entre los de 45 a 54 años (de 2.1% pasa a 4.6%). En el caso de los más jóvenes (15 a 18 años) el incremento es de 14,8% a 20.7% (un incremento del 39%). En general el consumo de marihuana en Uruguay entre los mayores de 15 años ha crecido de manera sostenida desde el año 2014 pasando del 9,3% de la población al 15,3%.

Dos autores del informe

Infobae dialogó con dos autores de este informe. Mauricio Coitiño, magíster en Políticas Públicas dijo que en el marco de la regulación de la marihuana muchas personas mayores de 55 años “se sintieron más libres para experimentar con la droga” a lo que se suma que el elevado costo de algunos productos de cannabis medicinal, lleva a que para determinadas dolencias se prefiera el cannabis recreativo. No obstante aclara que “la hipótesis de que la legalización dispararía el consumo, no se dio”.

Por su parte, el sociólogo Marcos Baudean sostiene que en las mujeres está creciendo el consumo de marihuana, como el de otras sustancias, entre ellas el alcohol producto de cambios sociales que se viene dando desde comienzos del siglo XXI. Baudean sostiene que Uruguay aprendió mucho a la hora de legalizar y regular y no se cometieron los mismos errores que con el alcohol o el tabaco, donde tras ser legales, pasaron a ser producidos por grandes transnacionales. “Esto con la marihuana en Uruguay no sucedió”, dijo a Infobae.

La Junta Nacional de Drogas informó que el consumo de marihuana en ese país continúa en aumento en el marco de la legalización que está vigente desde 2014 y la venta al público desde 2017. No obstante, la producción bajo control estatal no da para abastecer a quienes están registrados como compradores, a pesar de que se vendieron en 16 meses casi dos toneladas de marihuana.

Por Rama

Más Artículos
España, 120.000 pacientes de cannabis medicinal sin supervisión profesional
>