Variedades de Leyenda: Deimos de Buddha Seeds

Pese a contar ya con bastantes años desde su presentación, Deimos de Buddha Seeds es una de las autoflorecientes más cultivadas

Pese a contar ya con bastantes años desde su presentación, Deimos de Buddha Seeds es una de las autoflorecientes más cultivadas. Que siga siendo una de las preferidas de los amantes de este tipo de genéticas, se debe principalmente a que es una variedad muy completa. Es muy estable, rápida, sencilla, productiva, sabrosa y potente. Tiene todo lo que cualquiera desea, en definitiva.

Deimos es un trabajo de selección de 7 generaciones con genes de otra leyenda como es Northern Lights, además lógicamente de Ruderalis. Es por lo tanto un híbrido con gran dominancia índica de buen tamaño, con una estructura de arbusto compacto, casi tan ancha como alta. Ideal tanto para cultivos de interior como de exterior, aunque es sin duda alguna de las preferidas en interior por el poco aroma que desprende en floración, herencia de su madre Northern Lights.

En exterior llega a alcanzar 70-80 cm de altura, un tamaño muy discreto que la hace perfecta para cultivar en terrazas o balcones sin que llame mucho la atención. Como toda autofloreciente, agradece cuando se cultiva durante los meses de primavera y principios de verano, cuando los días son los más largos y soleados de todo el año, además de las temperaturas medias-altas.

También es interesante proporcionarles una gran maceta desde el primer día. En este tipo de variedades que comienzan la floración pasadas 3-4 semanas desde la germinación, conviene evitar cualquier tipo de estrés que frene su crecimiento. Un trasplante no deja de ser un estrés y la planta normalmente tarda unos pocos días en recuperarse. Y esos pocos días son días de crecimiento que se pierden. En exterior con una maceta de 20 litros explotará todo su potencial y se conseguirán las plantas de mayor tamaño posible. En interior es ideal una densidad de 9 plantas en macetas de 11 litros por m2.

Como decíamos, Deimos es rápida, sin ser la autofloreciente más rápida del mercado. Serán necesarios en torno a los 75 días para cosechar las plantas en su momento óptimo. Los rendimientos sí son elevados, muy superiores a la media de autoflorecientes. En exterior será posible alcanzar los 100 gramos por planta, genial si tenemos en cuenta su tamaño. En interior y con una densidad de 9 plantas por m2, los rendimientos podrán superar los 500 gramos.

Los cogollos son grandes, compactos y muy resinosos, de aromas discretos pero sabor contundente. Cuenta con toques florales y dulces, con matices picantes muy típicos de su madre NL. Los efectos son principalmente relajantes, de buena índica. Podrá hacer que hasta el fumador más experimentado sufra con su elevada potencia. Es una variedad ideal para disfrutar a última hora del día, además de poseer una gran carga terapéutica, perfecta para tratar dolores, ansiedad o insomnio.

Más Artículos
PLagas
¿Cómo evitar tener plagas en un cultivo en interior?
>