Variedades de Leyenda: Hash Plant, una poderosa índica Afghana

Sensi Seeds es uno de los bancos de semillas más tradicionales de Holanda en el que nos podemos encontrar algunas de las variedades Indica más espectaculare

hash-plant

Sensi Seeds es uno de los bancos de semillas más tradicionales de Holanda en el que nos podemos encontrar algunas de las variedades Indica más espectaculares del mercado. En nuestro post de hoy os vamos a hablar de toda una variedad de Leyenda como es el caso de Hash Plant, una variedad Indica descendiente de una de las mejores genéticas productoras de hachís.

Los antepasados de Hash Plant proceden de la extensa región del Hindu Kush, macizo montañoso situado entre Afganistán y el noroeste de Pakistán. Este tipo de variedades de cannabis se conocen popularmente con el hombre de “hash plants” o plantas de hachís, pues tradicionalmente se emplean en la producción del famoso y codiciado hachís afgano.

Inicialmente Hash Plant fue desarrollada en la costa noroeste de Estados Unidos, hasta que como muchas otras variedades de gran fama en Holanda, llegó en forma de clones. Una vez en manos de Sensi Seeds y una vez comprobado su gran potencial, no tardaron en ponerse manos a la obra con la intención de ofrecer este auténtico genotipo afghanica a todos los cultivadores.

El primer paso fue el de encontrar al mejor de los padres, cosa nada complicada teniendo al alcance de la mano una de las mejores colecciones genéticas del mundo. Y lo encontraron en un poderoso macho Norther Lights, otra deliciosa afgana. Del primer cruce Hash Plant x Northern Lights seleccionarían el mejor de los machos que después retrocruzarían con la madre Hash Plant, dando como resultado la variedad que conocemos hoy en día, un híbrido índica 75% Hash Plant y 25% Norther Lights.

Resistente y cultivo fácil

Es una variedad resistente y fácil de cultivar, una de las preferidas de cultivadores principiantes que busquen asegurar una excelente cosecha. Pero también para los amantes de las índicas y especialmente para los apasionados de los extractos en cada una de sus variantes. En el año 2002, obtuvo un importante premio en la Highlife Cup en la categoría de Hydro.

Posee un crecimiento compacto y una estatura contenida. Aunque prefiere climas soleados y cálidos como el mediterráneo, no tendrá ningún inconveniente en crecer con gran vigor en zonas más templadas. El período de floración es muy muy corto y se cosecha a mediados de septiembre, mucho antes de que se presenten las primeras lluvias del otoño.

En interior jamás complica la vida al cultivador, es muy sencilla de llevar e igualmente su crecimiento es contenido, con internudos muy cortos y la estructura más bien columnar. Seleccionando una buena madre que proporcione gran cantidad de esquejes, es una variedad especialmente indicada para cultivos en SOG. Su período de floración es de tan sólo 40-45 días, por lo que es posible sacar hasta 8 cosechas al año con esta técnica de cultivo.

Los cogollos son duros como piedras y siempre recubiertos por una gruesa capa de brillantes tricomas- Los aromas y sabores recordarán al mejor hachís afghano, con toques especiados. Los efectos, son muy potentes y rápidos, bastan tan sólo unas pocas caladas para entrar en la relajación más intensa, con un inicio explosivo debido al alto contenido en THC. Es ideal para momentos de paz y tranquilidad.

Más Artículos
abono
Siete abonos caseros que le darán vida a tus plantas
>