Variedades de leyenda: la pegajosa Gorilla Glue

Gorilla Glue es una de las variedades de moda y pese a no contar con muchos años de vida, sin duda será una de las leyendas cannabicas

Gorilla Glue es una de las variedades de moda y pese a no contar con muchos años de vida, sin duda es una de las genéticas que dentro de unos años pasará a ser una de las leyendas cannabicas. Normalmente las variedades tienen unos orígenes extraños, curiosos o maravillosos. En el caso de la Gorilla Glue, su origen fue accidental pero igual de fascinante.

Su nombre hace referencia al famoso pegamento americano del mismo nombre por su tendencia a acumular resina en las tijeras durante el manicurado. Y hasta tal punto que si no se limpian de vez en cuando es imposible trabajar más de 5 minutos seguidos pues las tijeras se quedan pegadas. Además, es posiblemente la variedad más potente de la actualidad, con niveles de THC que superan el 27%.

Su nombre le ha costado también una demanda por parte de Gorilla Glue Company por licenciar y comercializar productos bajo nombres “confusamente similares”. Finalmente, la que se dio a conocer como Gorilla Glue #4, pasó a llamarse GG#4. Aunque ya para siempre se la conocerá con el nombre del famoso pegamento.

Sus orígenes comienzan cuando Joesy Wales, un cultivador californiano, cultivaba unas líneas Diesel de Chem Sis. Y posiblemente alguna de ellas llegó a producir alguna flor macho debido a un estrés. Sin querer, el polen de esas Chem Sis llegó hasta una hembra Sour Dubb que también estaba cultivando. Las semillas resultantes a punto estuvieron de terminar en la basura por el enfado de Joesy, pero su compañero Lone Watie decidió conservarlas.

Un tiempo después, ambos de decidieron a cultivar estas semillas no deseadas, y pronto quedaron muy sorprendidos. De todas ellas, cuatro resultaron ser de una calidad excepcional. Sus cogollos eran super resinosos, como pocas veces se ha podido ver. Es por ello que optaron por llamarlas Gorilla Glue y numerarlas de #1 al #4. Pero especialmente la número #4 fue la más resinosa de todas, además de la más potente. Y pronto se comenzaría a hacer famosa.

Con Josey manejando el timón de Gorilla Glue Strains, decidieron trabajar la madre Gorilla Glue#4. La retrocruzaron 3 veces con un macho Chocolate Thai. Y el resultado es una variedad que conserva las mejores características de su madre GG#4, con un extra de vigor que aporta la Chocolate Thai, además de un ligero sabor chocolatero, dulce y terroso.

Desde su aparición, ha ganado algunos prestigiosos premios como dos primeros premios en las Cannabis Cups de Michigan y Los Ángeles en el año 2014. También la Copa Mundial de Jamaica High Times. Danny Danko, editor de High Times en la Copa Cannabis de Denver afirmó que “es una de las variedades más potentes que han probado en High Times. En las pruebas de contenido de TCH, el resultado siempre es mayor de 25%”. Un cultivador de Denver que se hace llamar RB-26, cultivó una Gorilla Glue que en 10 análisis realizados en los laboratorios californianos SC Labs se mantuvo siempre entre 30 y 33,5%.

Los aromas y sabores son muy Diesel, como una Sour Dieles u OG pero más afrutada, intensa y picante. También tiene ciertas notas a limón, pino y menta, con trasfondos a chocolate dulce. Todos estos sabores se potencian con unos meses de curado. Y los efectos son muy potentes, causando una gran sensación de calma y un cierto grado de euforia. Es una variedad que en dispensarios de cannabis medicinal tiene gran demanda para tratar tanto el estrés como todo tipo de dolores.

Más Artículos
Mejores semillas de marihuana y con mayor producción en 2019
>