Variedades de Leyenda: Sunset Sherbert

Sunset Sherbert, a veces también llamada Orange Sherbet o simplemente Sherbet, es una de esas variedades pertenecientes a la reciente ola cannábica de EEUU

Sunset Sherbert, a veces también llamada Orange Sherbet o simplemente Sherbet, es una de esas variedades pertenecientes a la reciente ola cannábica de Estados Unidos predestinada a convertirse en leyenda junto a otras como Gorilla Glue, Gelato o Zkittlez. En general todas tienen en común sus ancestros OG Kush, y todas destacan por unos niveles de THC pocas veces vistos en Europa, donde hasta hace unos años los híbridos holandeses dominaban los cultivos.

Sunset Sherbert se trata de un híbrido predominancia índica cruce a su vez de dos leyendas estadounidenses. Por un lado Girl Scout Cookies, un cruce F1 Durban x Og Kush y uno de los híbridos OG más espectaculares. Y por otro Pink Panties, una variedad de origen incierto aunque algunas fuentes señalan a que es un trabajo con OG Kush y una sativa de Birmania. Aunque se trata de una variedad clon, ya hoy en día y dada y excepcional calidad, muchos bancos de semillas ofrecen versiones feminizadas o híbridos desarrollados a partir de ella.

Es una planta de dificultad de cultivo es moderada, aunque en manos hasta del cultivador más principiante no suele ser complicado. Sus genes de sativa hacen que en interior pegue un estirón considerable en la fase de transición de crecimiento a floración. En exterior puede alcanzar una altura de algo más de dos metros, aunque generalmente son plantas de estatura media y con largas ramas que le dan un aspecto arbustivo.

Para conseguir su máximo potencial, se aconseja a los cultivadores realizar una poda de aireación para que la luz pueda penetrar en las ramas inferiores. Además en los climas en donde las temperaturas nocturnas son frías, muestra unos colores púrpuras muy llamativos. Aunque también cabe destacar que las fluctuaciones altas de temperaturas no las tolera bastante bien.

Sus cosechas exterior interior

En exterior se cosecha entre finales de septiembre y primeros de octubre. En interior desde el cambio de fotoperíodo, florece en unas 8-9 semanas. Los rendimientos son medios, pero sus cogollos pegajosos y muy aromáticos lo compensan con creces. Posee notas dulces y terrosas como a bayas, frutas, chicle, toques de madera… pero sobretodo dominan el sabor a sorbete de naranja.

Los efectos son potentes y a pesar de centrarse principalmente en el cuerpo, tiene la suficiente energía para mejorar el estado de ánimo de cualquiera, sin duda herencia de sus genes sativa. Es una variedad que aumentará tu motivación, creatividad, imaginación e inspiración, y rara vez causa sedación extrema o somnolencia. Es perfecta para reuniones, ver películas o explorar el lado más creativo de cada uno, pero siempre con una agradable relajación.

En los últimos tiempos, Sunset Sherbet ha ganado mucha popularidad en los dispensarios de cannabis medicinal de Estados Unidos. Particularmente, gracias a su capacidad para aliviar ansiedad, estrés y depresión. Además pacientes con cáncer han apreciado su poder para aumentar el apetito, reducir las náuseas y aliviar el dolor crónico, los tres efectos secundarios de los tratamientos contra esta enfermedad.

Más Artículos
cuanta_agua_necesita
¿Cómo, cuándo y por qué se debe regular el pH del agua?
>