Variedades de Leyenda: Super Skunk de Sensi Seeds

Entre los grandes híbridos Skunk, Super Skunk es uno de los más emblemáticos y galardonados de la historia.

Entre los grandes híbridos Skunk, Super Skunk es uno de los más emblemáticos y galardonados de la historia. La que continúa siendo uno de los buques insignia de Sensi Seeds, fue uno de los primeros proyectos que trataron de igualar el nivel de la pionera Skunk#1 en interiores.

Pero la historia de Super Skunk comienza en The Seed Bank, banco propiedad de Nevil Schoemakers, y uno de los primeros bancos holandeses. Con genéticas en su mayor parte procedentes de Sam the “skunkman”, comenzó a desarrollar un catálogo realmente espectacular en la década de los 80.

Nevil desarrolló varios híbridos experimentales de Afghan-Skunk, además del proyecto de cultivo dedicado a encontrar el genotipo de Afgana perfecto para emparejar con Skunk #1. Por problemas de Nevil con la justicia, decide vender The Seed Bank a Ben Dronkers, propietario de Sensi Seeds Club.

La venta incluía todas las genéticas que Nevil poseía y sus trabajos. Northern Light, G13, Haze, Skunk… además de la contratación del propio Nevil como genetista en el recién nacido Sensi Seeds, fruto de la unión de los dos bancos. Durante todo el proyecto para desarrollar Super Skunk, el propósito fue crear una variedad de gran potencial, energía y vigor híbrido.

Durante años hicieron cruzamientos tanto femeninos como masculinos de una gran variedad de genéticas Afganas con Skunk #1. Muchos de estos híbridos resultaron ser de una calidad excepcional, pero todavía no habían encontraba la mezcla exacta de cualidades que se buscaban en ese proyecto. Finalmente, Super Skunk se presentó en la High Times Cannabis Cup del año 1990, donde conseguiría el premio a la mejor variedad índica dominante.

Hasta hoy, Super Skunk ha conseguido otros dos premios más en la High Times Cannabis Cup de 1992 y en la Highlife Cannabis Cup de 2015. Y durante todos estos años, es una variedad que ha permanecido invariable, siendo un referente en cultivos especialmente de interior, para lo que inicialmente fue concebida.

“Más experiencia para fumarla que para cultivarla”

Se trata de una planta muy resistente, vigorosa y muy fácil de cultivar. Se dice que generalmente, Super Skunk requiere más experiencia para fumarla que para cultivarla. Todo aquel que busque una variedad que no se complique y resista todo, sin duda en ella encontrará lo que busca, sin olvidar su gran sabor, potencia y producción.

Es una variedad muy homogénea, sin apenas diferencias entre ejemplares. Sus hojas son anchas típicas de índica, con una estructura compacta, de distancia internodal media/corta y gruesas ramas que ayudarán a sostener el peso de los enormes cogollos. En exterior, llega a alcanzar un gran tamaño en pocas semanas.

En algo que destaca Super Skunk es en la rapidez de floración, lista para cosechar en unos 45-55 días desde el cambio de fotoperíodo. Como buen híbrido Skunk, su olor en esta fase es apestoso, el uso de filtro de carbón, ozonizador o la combinación de ambos es necesaria para evitar que toda la casa huela a cannabis. En exterior se cosecha entre mediados y finales de septiembre, apropiada prácticamente para cualquier clima.

Los cogollos son grandes, duros y muy pegajosos, siendo una variedad muy indicada para todo tipo de extracciones gracias a su gran rendimiento, muy superior a la media. Poseen una mezcla de sabores terrosos con un fondo cítrico realmente espectacular. Unos muy pocos fenotipos tienen notas a limón fresco y un punto expectorante que merece la pena conservar.

Como buen híbrido índica dominante, su efecto es principalmente a nivel físico. En pocas caladas descubrirás todo su potencial narcótico. Aunque éso sí, es una variedad para disfrutar por las noches, cuando lo posterior será irse a dormir. Como cannabis medicinal es muy interesante para tratar el insomnio, el estrés, la ansiedad, dolores musculares o articulares…

Más Artículos
Sensi_seeds
Variedades de Leyenda: Black Domina de Sensi Seeds
>