Buscar

artritis - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

2 5.415 vistas

En una serie de síndromes dolorosos secundarios a procesos inflamatorios (por ejemplo la colitis ulcerosa y la artritis), los productos del cannabis pueden actuar no solo como analgésicos sino además con un demostrado efecto anti-inflamatorio. Por ejemplo, algunos pacientes que utilizan cannabis manifiestan necesitar menos esteroides y otros antiinflamatorios no esteroideos. Además hay algunos casos registrados de beneficio en pacientes con diversos trastornos alérgicos que se han automedicado con cannabis. Aún no está claro el mecanismo por el cual los productos del cannabis benefician determinadas enfermedades autoinmunes.

Fuente CannabisMed

0 396 vistas

Hay recogidos una serie de casos de buenos resultados obtenidos en situaciones médicas de difícil clasificación, como los pruritos, el hipo, el síndrome de déficit de atención, la hipertensión arterial, el tinnitus, el síndrome de fatiga crónica, el síndrome de las piernas inquietas, entre otras. Han sido descritas por diferentes autores cientos de posibles indicaciones para el cannabis y el THC. Por ejemplo, en tres pacientes con prurito secundario a enfermedad hepática fueron eficaces de 2’5 a 5 mg de THC. Otro ejemplo es el de los satisfactorios resultados en el tratamiento de un caso de hipo crónico secundario a una intervención quirúrgica. Ninguna medicina le era eficaz, pero tras fumar un cigarro de cannabis le desaparecían completamente los síntomas.

Los productos del cannabis muchas veces muestran muy buenos resultados en enfermedades con síntomas múltiples que entran dentro del espectro terapéutico del THC, como por ejemplo, en situaciones dolorosas de origen inflamatorio (como en la artritis), o que acompañan a espasmos musculares (como en los espasmos menstruales o en lesiones de la medula espinal) o en enfermedades en las que coinciden nauseas y anorexia con dolor, ansiedad y depresión (por ejemplo en SIDA, cáncer, hepatitis C).

Fuente CannabisMed

1 699 vistas

leioEn 14 estados de la Unión Americana ya es legal el consumo de la marihuana para fines médicos, entre ellos California, entidad que comparte cientos de kilómetros de frontera con México.

Ahí se legalizó el uso de cannabis en 1996, siempre y cuando el consumidor tenga una recomendación escrita u oral de un médico. El paciente puede usar hasta 227 gramos para tratar enfermedades como cáncer, sida, epilepsia o esclerosis múltiple. Pero también se admite para padecimientos tan generales como dolor crónico, artritis o migrañas.

En la práctica, esta disposición ya legalizó el uso y el comercio de esta droga. Cualquier doctor puede recomendar su consumo. De acuerdo con estadísticas de la DEA, la agencia antinarcóticos del gobierno estadounidense, 40% de los usos médicos de la marihuana en California son para dolores crónicos y 15% tiene que ver con trastornos anímicos. Así de general.

La ley californiana le deja a las jurisdicciones locales que decidan cómo los pacientes adquieren la marihuana para su supuesto uso médico. De acuerdo con la DEA, hay una gran variedad de regulaciones: “Por ejemplo, el condado de Marín permite la posesión de seis plantas maduras y/o media libra de marihuana seca. El vecino condado de Sonoma autoriza la posesión de tres libras de marihuana y el cultivo de hasta 99 plantas, y los médicos pueden recomendar aún más para pacientes excepcionales”. La DEA admite que ninguna autoridad puede distinguir entre el cultivo de cannabis para consumo legal o ilegal: “Algunos cultivadores que se autodenominan para uso medicinal son, de hecho, cultivos para el uso recreativo ilegal”.doctorax

La legalización de la marihuana en California es un hecho. No por nada, en noviembre se podría dar ya el paso definitivo para terminar con la simulación “médica” actual. La idea ya fue respaldada por casi 700 mil firmas de californianos para incluir una iniciativa popular en las próximas elecciones de noviembre. Los votantes tendrán que sufragar a favor o en contra del Acto para Regular, Controlar y Recaudar el Cannabis que consiste en que todo adulto mayor de 21 años pueda poseer hasta 28 gramos de marihuana para consumo personal. Para tal efecto, se podría “sembrar poco más de dos metros cuadrados por residencia o parcela”. Las ciudades cobrarían “impuestos por los cultivos, transporte y venta de la droga”. El congresista local Tom Ammiano, quien apoya la iniciativa, propone tasar la marihuana con 50 dólares en impuestos por cada kilo y medio. Esto le generaría al erario californiano unos mil millones de dólares anuales que le vendrían como anillo al dedo a un estado que tiene una deuda pública superior a los 40 mil millones de dólares. El gobernador Arnold Schwarzenegger ha dicho que, en lo personal, no apoya la idea, pero que “se debería estudiar la posibilidad de legalizar la marihuana como fuente para obtener nuevos ingresos públicos”.

Según las encuestas, entre 55 y 60% de los votantes está a favor de la iniciativa. Sin embargo, el apoyo puede ir a la baja en la medida en que comience la campaña de grupos que están en contra de la legalización, como California Mothers Against Drunk Driving que argumenta que la legalización “incrementaría los accidentes de tráfico y que los costes en la sanidad superarían los beneficios derivados de los tributos”.

Yo propongo que, al día siguiente de que se legalice en definitiva el comercio y el consumo de la marihuana en California, México legalice el cultivo y la exportación de cannabis a ese estado. Y que también se les cobren impuestos a todos los empresarios involucrados en esta actividad que seguramente será muy lucrativa. No es que yo esté intoxicado al escribir esto. Es que, por fin, los californianos están admitiendo que la prohibición de la marihuana es una política pública errada que, simple y sencillamente, no funciona. Que ya llegó el tiempo de tratarla como a las otras dos drogas, el alcohol y el tabaco, que son un problema de salud pública, no de policías y narcotraficantes.

Fuente Excelsior

13 17.125 vistas

Por Tomás de Rementería

cardoso“Las políticas prohibicionistas basadas en la erradicación, la prohibición y la criminalización del consumo no han funcionado” Fernando Henrique Cardoso, ex Presidente de Brasil.

Primero que todo, me gustaría hacer un alcance de que es la Marihuana, la marihuana o “Cannabis Sativa” es una especie herbácea anual procedente de las zonas montañosas del Himalaya en el Sur de Asia Central, históricamente fue usada como para el desarrollo de Textiles y Encordados llamándola Cáñamo hecho a base del tallo de la planta de Marihuana es solo cosa de recordar que las Cuerdas de las Carabelas de Colon y el Papel donde se firmo la Independencia de los Estados Unidos estaban hechos con base a cáñamo.

Si bien el cáñamo y la marihuana son la misma especie las plantas tienen ciertas diferencias dadas el elemento THC (TetraHidroCanabidol) el compuesto activo que le entrega el poder psicoactivo que ha hecho a la Marihuana un foco de controversia y por lo cual diversas legislaciones la han proscrito declarándola fuera de los limites de la legalidad.

cannabis-iniciosLa Marihuana a lo largo de la historia ha sido fumada, de hecho se cree que antes del año 3000 antes de Cristo ya pueblos Nativo de Asia Central habrían consumido Marihuana de hecho se le ha llamado Ganja por el vocablo ganjika del Sanscrito Antiguo, luego se cree que los viajes de mercaderes griegos produjeron el primer desembarco de la Marihuana en Tracio parte del eje de influencia helénico en la actual Bulgaria, lo que se considera habría sido la entrada definitiva de esta hierba a Europa, recientemente se han encontrado restos de Pipas de Marihuana del año 2500 Antes de Cristo en la zona de Xianjing en China.

shakespeareSegún se cree la Marihuana fue consumida por los primeros cristianos discípulos de Cristo, que fue usada en ciertos cultos Sufies Islámicos, que William Shakespeare era un consumidor habitual de Pipas con Cannabis, que Thomas Jefferson y Abraham Lincoln eran grandes defensores de su cultivo y su consumo. Por lo tanto entender la existencia de la Marihuana como una forma de uso ya sea medicinal o recreacional no es algo nuevo para la historia.

En cambio lo que no si es nuevo en la Historia, es la persecución y prohibición que se hace del consumo y el cultivo de la Marihuana de hecho en los Estados Unidos, solo en el 1937 con la “Marijuana Tax Act”, las prohibiciones se han basado principalmente en fundamentos que desde mi punto de vista parecen débiles y que solo hacen demonizar a la “Yerba del Rey”. Vemos que en un país como los EEUU ha estado la mayoría de su tiempo la marihuana como una droga licita y no provocó un caos social, además de que no están documentada muertes relativas a sobredosis de Marihuana en toda la historia de la Humanidad, es decir no se conoce de ni un solo caso de muertes relativas a la Sobredosis de Marihuana y se desconoce también de casos donde el consumo constante y seguido de Marihuana haya provocado la muerte de algún ser humano. Otro fundamento débil mencionado en Estados Unidos es que la Marihuana sirvió de puente para otras drogas como la Heroína entre veteranos de la Guerra de Vietnam, probablemente el consumo de Heroína se debió mas a la experiencia de una guerra que por haber consumido marihuana.

Mas allá de analizar el Status Legal de la Cannabis en los diversospaíses, creemos necesario mencionar antes de el uso recreacional es la importancia del Uso Terapéutico que se le ha reconocido, diversos estudios médicos y situaciones probadas han dado fe que la Marihuana es realmente eficaz para mejor la salud de la persona. Y se le conocen las siguientes propiedades terapéuticas:

cannabiss-Se le Reconoce un efecto analgésico y reductor del dolor.

-Tiene fuertes propiedades Antimeticas, necesarias para reducir las nauseas y aumentar el apetito de pacientes los cuales reciben quimioterapia.

-Reduce la presión intraocular lo que lo hace eficaz para el tratamiento del Glaucoma.

-Reduce los dolores causados por la Artritis y la Artrosis.

-Es usado en forma eficaz como un tratamiento natural para pacientes con Estados Depresivos no ansiosos.

-Produce un aumento de la libido.

-Es eficaz para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple.

-Es eficaz en el tratamiento de pacientes adictos a compuestos Opiáceos.

-También se cree que podría ser eficaz a través de estudios preliminares con: la fibromialgia, la enfermedad de Crohn, Asma, Parkison y Enfermedad de Tourette, entre otros.

Conociendo esta nomina de Facultades, que difícilmente encontraremos en otro compuesto natural. Desde mi punto de vista, no existiría fundamento alguno para dejar fuera de la practica medica y contra el bienestar de los pacientes, a la Cannabis. Si ya es difícil explicar la demonización del uso recreacional de la Cannabis, la prohibición de los tratados terapéuticos resulta totalmente un absurdo y contrario l derecho de los pacientes a elegir el tratamiento medico que sea mas efectivo para combatir su estado de enfermedad.

legalizacionpetaDespués de ver como “las circunstancias hablaron por si solas” en lo relativo al uso medico de la Cannabis, ahora queda ver un tema que genera aun mas controversia y que tiene muchas aristas participantes y conflictivas el cual es la Legalización del Uso Recreativo de la Marihuana, primero partiré de la base que el apoyo que le doy a esto es obviamente haciéndolo con la debida regulación, solo permitiendo el consumo en lugares determinados, el autocultivo y también analizar un sistema de licencias otorgadas por la autoridad sanitaria para promover establecimientos que provean de la marihuana.

Mis argumentos para permitir la despenalización son los siguientes.

-En primer lugar, la razón es de índole criminológico, la prohibición de la comercialización y el cultivo de la Marihuana produce un mercado negro, que es el Narcotráfico el cual genera un gasto al estado en perseguir a los productores de marihuana que como ya se sabe es considerada una droga blanda que no genera altos niveles de dependencia y de la cual no existe prueba alguna de que alguien haya muerto por el consumo de esta.

La mantención de la prohibición genera que no exista regulación por lo que los narcos entregan Marihuana de escasa calidad muchas veces mezclada con otros compuestos como residuos de petróleo o comida para perro.

hulktetasLa despenalización y su posterior regulación, permitiría que se comprobara la calidad de la droga que se comercializa y además reducir el negocio de los narcos

-En segundo lugar, creo que es necesario mencionar la debido derecho a la Autonomía Personal que tenemos todos, cumpliendo con requisitos de edad y debido juicio y discernimiento, un producto herbáceo que no tiene mayores dificultades para la salud de las que puede provocar el Cigarrillo y el Alcohol (a estas dos drogas legales se les conoce claramente casos de gente que ha muerto a causa de ellas y es conocido que estas drogas causan un nivel mayor de dependencia) . Por lo que desde mi punto de vista, no creo que debería ser el Estado el que me diga que droga puedo consumir o cual no, a menos que genere un problema de Orden Social o de Salud Publica grave por lo cual el estado esta forzado a limitar el uso, como en el caso de la Heroína pero el caso de la Marihuana no es tal ya que ningún experto en Salud Publica podrá decir que la marihuana es un problema de gran escala en esta especialidad. Resultaría arbitrario declarar que la Marihuana afecta de forma negativa a la Sociedad y por eso continuar prohibiéndola.

hombre desnudo-Mas que ser un puente para otras drogas, la despenalización de la Cannabis provocaría una separación de mercados que haría que los Traficantes con afán de lucro comercialicen a la vez la Marihuana y drogas mas duras como lo pueden ser la Heroína, la Cocaína y la Pasta Base. Al reunirse en una sola persona la oferta de estas distintas drogas seria mas fácil que el traficante ofreciera a un consumidor de marihuana “aumentarse” hacia otras drogas. Con un sistema establecido donde no se le ofrezcan estas drogas produciría menos conexión y menor posibilidad de acceder de forma inmediata a ellas.

-Existe el argumento de decir que la legalización aumentara de forma explosiva el consumo, eso no es cierto según los consumidores de marihuana en el ultimo año se demuestra que no hay relación entre el consumo y el estatus legal que tiene la Cannabis en los países. Es cosa de preguntarse si uno conoce a alguien que no consuma Marihuana porque sea ilegal sino que las personas consumen por gusto y no consumen también por gustos.

bolsa dinero-Al legalizar la marihuana podría tributarse y con eso aumentar las políticas preventivas relativas al consumo y financiar la carga de salud que pueda provocar, además que se regularía su precio y no seria un negocio tan lucrativo si es que por alguna razón siguieran existiendo narcotraficantes.

-El débil argumento de “El Flagelo de la Marihuana” y que podría truncar el futuro de una persona, según cifras de diversos estudios pero ejemplificándolo con el Conace del 2004 la mayor prevalencia porcentual de consumidores de Marihuana se encuentra entre personas con Educación Universitaria y con Mayores Niveles de Ingresos.

-El liberalizar el consumo con un Estado que controle de forma correcta en que se provee y consuma la Marihuana, podrá servir para seguir de forma eficaz a las personas que la Marihuana les pudiera provocar cierto grado de riesgo y controlar que los menores de Edad no tengan tan fácilmente acceso a esta, ya que actualmente un traficante no distingue entre menores y mayores.

mono_asesinoComo conclusión es claro ver que la política de represión y “guerra contra la droga” no ha dado resultado, se ha demonizado a los consumidores y se le ha hecho la guerra a los que practican el autocultivo. Es necesario pasar de una política represiva y dura por una política de reducción de daños, que busque el debido equilibrio entre la autonomía individual y los intereses de orden público. Por lo cual me inclino por legislar y permitir la despenalización.

También creo en lo personal que debe discutirse en el seno de los organismos internacionales la modificación de los tratados internacionales relativos a drogas que directamente mencionan la prohibición de la legalización de la Marihuana para que pueda hacerse efectiva sin técnicas legislativas complejas como al despenalización que se usa ahora.

Fuente ElMartutino

0 755 vistas

El número de personas de 50 o más años de edad que reportaron haber usado marihuana en el año previo subió de 1,9% a 2,9% de 2002 a 2008, según encuestas de la Administración de Servicios de Salud Mental

Por mucho tiempo una costumbre entre los jóvenes, el consumo de marihuana, la droga ilícita más popular de Estados Unidos, está creciendo ahora entre los ancianos, al envejecer la generación de posguerra.

En sus 88 años, Florence Siegel ha aprendido a relajarse: Una copa de vino tinto, un ejemplar del New York Times -si puede arrebatárselo a su esposo- y música clásica, preferiblemente Bach.

A eso agrega, cada noche sin fallar, una pipa con marihuana.

El número de personas de 50 o más años de edad que reportaron haber usado marihuana en el año previo subió de 1,9% a 2,9% de 2002 a 2008, según encuestas de la Administración de Servicios de Salud Mental.

El aumento fue más marcado entre las personas de 55 a 59 años, cuyo uso reportado subió de 1,6% en 2002 a 5,1% en 2008.

Los analistas esperan mayores incrementos a medida en que 78 millones de personas nacidas entre 1945 y 1964 envejecen. Para muchos de ellos, la marihuana nunca tuvo el estigma que tuvo para generaciones previas y la probaron desde hace ya muchos años.

Algunos la han usado desde entonces, mientras que otros están regresando al hábito en su edad de retiro, ya sea por recreación o para aliviar los dolores de la vejez.

Siegel camina con un bastón y padece de artritis en la espalda y las piernas. Dice que la marihuana le ha ayudado a dormir mejor que las píldoras que solía tomar. Afirma que no puede entender por qué todas las personas de su edad no están fumándola.

“Se están perdiendo buenos tiempos y mucho alivio”, dijo.

Defensores del uso de la marihuana dicen que políticamente el número de consumidores ancianos pudiera representar un cambio importante en la larga lucha para cambiar las leyes.

“Durante mucho tiempo, nuestros oponentes políticos eran los estadounidenses más viejos, no familiarizados con la marihuana y que la consideraban muy peligrosa”, dijo Keith Stroup, fundador y abogado de NORML, un grupo a favor de la marihuana.

Muchos dicen que la droga alivia problemas de la vejez, como dolores, glaucoma, degeneración macular y otros. Pacientes en 14 estados están protegidos por las leyes de marihuana medicinal, pero los otros la compran o cultivan ilegalmente.

Entre ellos está Perry Parks, de 67 años, un piloto militar retirado que sufre artritis y una enfermedad degenerativa de la columna. Dice que ha probado toda suerte de medicamentos, desde Vioxx hasta esteroides, sin resultado. Hace dos años decidió probar con la marihuana y dice que le sorprendió lo bien que le aliviaba el dolor.

“Me di cuenta de que podía vivir sin narcóticos (legales)”, dijo Park, refiriéndose a los analgésicos por receta.

“Esencialmente estoy libre de dolor”.

Fuente ElNacional

2 862 vistas

Tomas de rementeriaPor Tomás de Remeteria

Primero que todo, me gustaría hacer un alcance de que es la Marihuana, la marihuana o “Cannabis Sativa” es una especie herbácea anual procedente de las zonas montañosas de los Himalayas en el Sur de Asia Central, históricamente fue usada como para el desarrollo de Textiles y Encordados llamándola Cáñamo hecho a base del tallo de la planta de Marihuana es solo cosa de recordar que las Cuerdas de las Carabelas de Colon y el Papel donde se firmo la Independencia de los Estados Unidos estaban hechos con base a cáñamo.

Si bien el cáñamo y la marihuana son la misma especie las plantas tienen ciertas diferencias dadas el elemento THC (TetraHidroCanabidol) el compuesto activo que le entrega el poder psicoactivo que ha hecho a la Marihuana un foco de controversia y por lo cual diversas legislaciones la han proscrito declarándola fuera de los limites de la legalidad.

La Marihuana a lo largo de la historia ha sido fumada, de hecho se cree que antes del año 3000 antes de Cristo ya pueblos Nativo de Asia Central habrían consumido Marihuana de hecho se le ha llamado Ganja por el vocablo ganjika del Sanscrito Antiguo, luego se cree que los viajes de mercaderes griegos produjeron el primer desembarco de la Marihuana en Tracio parte del eje de influencia helénico en la actual Bulgaria, lo que se considera habría sido la entrada definitiva de esta hierba a Europa, recientemente se han encontrado restos de Pipas de Marihuana del año 2500 Antes de Cristo en la zona de Xianjing en China.

Según se cree la Marihuana fue consumida por los primeros cristianos discípulos de Cristo, que fue usada en ciertos cultos Sufies Islámicos, que William Shakespeare era un consumidor habitual de Pipas con Cannabis, que Thomas Jefferson y Abraham Lincoln eran grandes defensores de su cultivo y su consumo. Por lo tanto entender la existencia de la Marihuana como una forma de uso ya sea medicinal o recreacional no es algo nuevo para la historia.

En cambio lo que no si es nuevo en la Historia, es la persecución y prohibición que se hace del consumo y el cultivo de la Marihuana de hecho en los Estados Unidos, solo en el 1937 con la “Marijuana Tax Act”, las prohibiciones se han basado principalmente en fundamentos que desde mi punto de vista parecen débiles y que solo hacen demonizar a la “Yerba del Rey”. Vemos que en un país como los EEUU ha estado la mayoría de su tiempo la marihuana como una droga licita y no provocó un caos social, además de que no están documentada muertes relativas a sobredosis de Marihuana en toda la historia de la Humanidad, es decir no se conoce de ni un solo caso de muertes relativas a la Sobredosis de Marihuana y se desconoce también de casos donde el consumo constante y seguido de Marihuana haya provocado la muerte de algún ser humano. Otro fundamento débil mencionado en Estados Unidos es que la Marihuana sirvió de puente para otras drogas como la Heroína entre veteranos de la Guerra de Vietnam, probablemente el consumo de Heroína se debió mas a la experiencia de una guerra que por haber consumido marihuana.

MarihuanamaalboroMas allá de analizar el Status Legal de la Cannabis en los diversospaíses, creemos necesario mencionar antes de el uso recreacional es la importancia del Uso Terapéutico que se le ha reconocido, diversos estudios médicos y situaciones probadas han dado fe que la Marihuana es realmente eficaz para mejor la salud de la persona. Y se le conocen las siguientes propiedades terapéuticas:

-Se le Reconoce un efecto analgésico y reductor del dolor.

-Tiene fuertes propiedades Antimeticas, necesarias para reducir las nauseas y aumentar el apetito de pacientes los cuales reciben quimioterapia.

-Reduce la presión intraocular lo que lo hace eficaz para el tratamiento del Glaucoma.

-Reduce los dolores causados por la Artritis y la Artrosis.

-Es usado en forma eficaz como un tratamiento natural para pacientes con Estados Depresivos no ansiosos.

-Produce un aumento de la libido.

-Es eficaz para el tratamiento de la Esclerosis Múltiple.

-Es eficaz en el tratamiento de pacientes adictos a compuestos Opiáceos.

-También se cree que podría ser eficaz a través de estudios preliminares con: la fibromialgia, la enfermedad de Crohn, Asma, Parkison y Enfermedad de Tourette, entre otros.

Conociendo esta nomina de Facultades, que difícilmente encontraremos en otro compuesto natural. Desde mi punto de vista, no existiría fundamento alguno para dejar fuera de la practica medica y contra el bienestar de los pacientes, a la Cannabis. Si ya es difícil explicar la demonización del uso recreacional de la Cannabis, la prohibición de los tratados terapéuticos resulta totalmente un absurdo y contrario l derecho de los pacientes a elegir el tratamiento medico que sea mas efectivo para combatir su estado de enfermedad.

anales4Después de ver como “las circunstancias hablaron por si solas” en lo relativo al uso medico de la Cannabis, ahora queda ver un tema que genera aun mas controversia y que tiene muchas aristas participantes y conflictivas el cual es la Legalización del Uso Recreativo de la Marihuana, primero partiré de la base que el apoyo que le doy a esto es obviamente haciéndolo con la debida regulación, solo permitiendo el consumo en lugares determinados, el autocultivo y también analizar un sistema de licencias otorgadas por la autoridad sanitaria para promover establecimientos que provean de la marihuana.

Mis argumentos para permitir la despenalización son los siguientes.

-En primer lugar, la razón es de índole criminológico, la prohibición de la comercialización y el cultivo de la Marihuana produce un mercado negro, que es el Narcotráfico el cual genera un gasto al estado en perseguir a los productores de marihuana que como ya se sabe es considerada una droga blanda que no genera altos niveles de dependencia y de la cual no existe prueba alguna de que alguien haya muerto por el consumo de esta.

La mantención de la prohibición genera que no exista regulación por lo que los narcos entregan Marihuana de escasa calidad muchas veces mezclada con otros compuestos como residuos de petróleo o comida para perro.

La despenalización y su posterior regulación, permitiría que se comprobara la calidad de la droga que se comercializa y además reducir el negocio de los narcos

-En segundo lugar, creo que es necesario mencionar la debido derecho a la Autonomía Personal que tenemos todos, cumpliendo con requisitos de edad y debido juicio y discernimiento, un producto herbáceo que no tiene mayores dificultades para la salud de las que puede provocar el Cigarrillo y el Alcohol (a estas dos drogas legales se les conoce claramente casos de gente que ha muerto a causa de ellas y es conocido que estas drogas causan un nivel mayor de dependencia) . Por lo que desde mi punto de vista, no creo que debería ser el Estado el que me diga que droga puedo consumir o cual no, a menos que genere un problema de Orden Social o de Salud Publica grave por lo cual el estado esta forzado a limitar el uso, como en el caso de la Heroína pero el caso de la Marihuana no es tal ya que ningún experto en Salud Publica podrá decir que la marihuana es un problema de gran escala en esta especialidad. Resultaría arbitrario declarar que la Marihuana afecta de forma negativa a la Sociedad y por eso continuar prohibiéndola.

canabistabaco-Mas que ser un puente para otras drogas, la despenalización de la Cannabis provocaría una separación de mercados que haría que los Traficantes con afán de lucro comercialicen a la vez la Marihuana y drogas mas duras como lo pueden ser la Heroína, la Cocaína y la Pasta Base. Al reunirse en una sola persona la oferta de estas distintas drogas seria mas fácil que el traficante ofreciera a un consumidor de marihuana “aumentarse” hacia otras drogas. Con un sistema establecido donde no se le ofrezcan estas drogas produciría menos conexión y menor posibilidad de acceder de forma inmediata a ellas.

-Existe el argumento de decir que la legalización aumentara de forma explosiva el consumo, eso no es cierto según los consumidores de marihuana en el ultimo año se demuestra que no hay relación entre el consumo y el estatus legal que tiene la Cannabis en los países. Es cosa de preguntarse si uno conoce a alguien que no consuma Marihuana porque sea ilegal sino que las personas consumen por gusto y no consumen también por gustos.

-Al legalizar la marihuana podría tributarse y con eso aumentar las políticas preventivas relativas al consumo y financiar la carga de salud que pueda provocar, además que se regularía su precio y no seria un negocio tan lucrativo si es que por alguna razón siguieran existiendo narcotraficantes.

hormigas con hoja-El débil argumento de “El Flagelo de la Marihuana” y que podría truncar el futuro de una persona, según cifras de diversos estudios pero ejemplificándolo con el Conace del 2004 la mayor prevalencia porcentual de consumidores de Marihuana se encuentra entre personas con Educación Universitaria y con Mayores Niveles de Ingresos.

-El liberalizar el consumo con un Estado que controle de forma correcta en que se provee y consuma la Marihuana, podrá servir para seguir de forma eficaz a las personas que la Marihuana les pudiera provocar cierto grado de riesgo y controlar que los menores de Edad no tengan tan fácilmente acceso a esta, ya que actualmente un traficante no distingue entre menores y mayores.

Como conclusión es claro ver que la política de represión y “guerra contra la droga” no ha dado resultado, se ha demonizado a los consumidores y se le ha hecho la guerra a los que practican el autocultivo. Es necesario pasar de una política represiva y dura por una política de reducción de daños, que busque el debido equilibrio entre la autonomía individual y los intereses de orden publico. Por lo cual me inclino por legislar y permitir la despenalización.

También creo en lo personal que debe discutirse en el seno de los organismos internacionales la modificación de los tratados internacionales relativos a drogas que directamente mencionan la prohibición de la legalización de la Marihuana para que pueda hacerse efectiva sin técnicas legislativas complejas como al despenalización que se usa ahora.

Fuente FuerzaDemocrata

1 1.226 vistas

Beneficios en dolores crónicos cuentan con evidencia empírica, afirman.

Cuando los fármacos conocidos para tratar inflamaciones o el dolor crónico en pacientes terminales no surten efecto, las personas recurren a las suspensiones de marihuana. “La gente pide, y yo doy la receta”, afirma el oncólogo Gustavo Guggiari, presidente de la Sociedad Paraguaya de Medicina Paliativa.

El experto aclara que la marihuana “si es inocua y no interfiere en el tratamiento se puede usar”, aunque aclara que la prescripción “es siempre y cuando el paciente lo demande”. “Se cree que uno de los componentes del cannabis, el cannabigerol, actúa como desinflamante y eso nosotros lo comprobamos empíricamente, no científicamente porque no tenemos recursos”, señala a su vez el Dr. César Arce, químico de la Senad, quien asegura contar con evidencia experimental sobre los beneficios del cannabis en la materia.

Hace diez años atrás, se realizó un análisis cualitativo con las personas que acudían al laboratorio. “Era un grupo de más de cien personas, mayores de 60 años, algunos incluso no podían subir la escalera. Y la segunda vez que venían comprobábamos que había bajado el nivel de su enfermedad ya que podían subir hasta el segundo piso”, recuerda.

Comenta que en las personas con artritis, que tienen las articulaciones muy inflamadas, presentan los nervios apretados y eso produce mucho dolor. “Y al ponerse el extracto desinflama y pasa el dolor, no cura la enfermedad, pero produce un alivio en los pacientes”, precisa.

“Para esta aplicación, no hay ningún problema, ni toxicidad”, resalta Arce. Incluso, existen ya medicamentos como “Dronabinol” -tiene THC sintetizado- que se emplea como antiemético. A juicio del Dr. Guggiari, estas aplicaciones debería seguir la metodología científica de investigación, tal como ocurrió con los derivados del opio, la morfina, fármaco útil para el tratamiento del dolor en cáncer.

En el jardín de la casa

En Paraguay, desde 1988 está despenalizada la tenencia de hierba hasta 10 gramos, algo que ahora recién se aprobó en Argentina. Pero ¿se puede plantar marihuana en el hogar? La ley de drogas de la Secretaría Nacional Antidrogas no aclara si una persona está habilitada o no legalmente a tener o a plantar matas de cannabis en el interior de su domicilio particular. “Lo que no está prohibido en las leyes, está permitido”. Pero uno se expone a sanciones. Según del Dr. César Arce, de la Senad, es inofensivo tener una planta de marihuana en la casa porque no da para el tráfico. Además, nadie garantiza si su floración va a ser macho o hembra. El primero tiene solo 0.2% del principio activo THC, el nivel mínimo de alucinógeno.

Fuente Lanación

2 539 vistas

El cáñamo,  planta de uso ancestral originaria de Asia, tuvo y tiene diversos usos, que van desde su aplicación textil o alimenticia en las variedades denominadas “cáñamo industrial” hasta su utilización como sustancia medicinal o psicoactiva en las variedades llamadas marihuana.

Sin lugar a dudas es una planta útil. Con su fibra se hacen sogas, velas, ropa, redes, papel y otros objetos. Las semillas se comen, y son ricas en proteínas y aceites. Sus flores se fuman y también pueden ingerirse en forma lúdica o en carácter medicinal.

El cáñamo fue moneda de curso legal en la mayoría de las colonias americanas de los ingleses desde 1631 hasta principios del 1800; Incluso se llegaba a encarcelar a aquellas personas que se negaban a cultivar el cáñamo durante los periodos de escasez (Virginia entre 1763 y 1767). Los gobiernos del siglo XVIII, en España, dejaron orientaciones adecuadas para asegurar la protección del cáñamo producido en las Vegas de Granada y del Segura para la marina española.

En 1740 Rusia producía el 80% de la producción occidental de cáñamo acabados (cuerdas, redes, velas, ropa…) gracias a su mano de obra barata.  El cannabis era el principal producto mercantil de Rusia, por delante de pieles, madera y hierro. Gran Bretaña era su principal comprador, ya que los productos fabricados a base de cáñamo eran imprescindibles en su armada naval.

En 1839 el doctor O’Shaugnessy, profesor británico en la Escuela Médica de Calcuta ya publicó el primer artículo (de unas cuarenta páginas) sobre propiedades analgésicas, antiespasmódicas y relajantes musculares del cannabis.

En 1850, en los Estados Unidos se contabilizaron 8.327 plantaciones de cáñamo cultivado para hacer telas, lonas e incluso las cuerdas utilizadas para embalar el algodón. La mayoría de estas plantaciones censadas se encontraban en el Sur o en los estados colindantes, principalmente por la posibilidad de imponer en estos lugares de esclavos como mano de obra barata para trabajar.

Una de las recetas médicas más utilizadas en los EE.UU. desde 1842 hasta 1930 se elaboraba con diversos extractos de marihuana (1).  Durante todo este periodo no se contabilizó ni una sola muerte producida por el consumo de dichos medicamentos, ni mucho menos ocasionó trastornos mentales (como se aseguro posteriormente).

En 1860 la compañía “Ganjah Wallah Hasheesh Candy” elaboró un caramelo de hachís de azúcar de arce que sería una de las golosinas más populares de los EE.UU.

En 1883 se abrieron legalmente salones para fumar hachís en Nueva York, Boston, Filadelfia, Chicago, San Luis, Nueva Orleans, etc. En esta  década el Boletín Oficial de la policía calculó que había 500 salones para fumar hachís en la ciudad de Nueva York.

Alrededor de 1886 marineros mejicanos y negros, que comerciaban con las islas Antillas tuvieron un primer contacto con la marihuana y propagaron su uso por todas las Antillas y Méjico. En estas islas se fumaba cannabis para aliviar el pesado trabajo de los campos de caña, soportar el calor, y para relajarse por las tardes sin que luego tuvieran la resaca de alcohol mañanera.

El cannabis continuó siendo el segundo medicamento más utilizado hasta 1901, siendo reemplazado entonces por la aspirina.  Se producía principalmente en Estados Unidos, países asiáticos y mediterráneos musulmanes.

Todo iba bien entre la marihuana y la humanidad, hasta que el magnate de la prensa Randolph Hearst perdió 800.000 acres de terreno en México,  arrebatados por Pancho Villa. Hearst debía gran parte de su fortuna a la producción de papel a través de la industria maderera y le interesaba

eliminar cualquier competencia con el papel de cáñamo mexicano, así que inició una cruzada mediática a través de sus periódicos en la que satanizaba el consumo del cannabis y lo presentaba ante la opinión pública como una droga socialmente devastadora. Hearst en sus artículos desarrollaba teorías racistas en las que explicaba como “los negros y mexicanos” se convertían en bestias asesinas bajo los efectos de la marihuana.

Hearst utiliza la palabra “mariijuana”, (que empleaban los mexicanos para nombrar el cannabis o cáñamo), para que la gente no se diera cuenta que lo que quería prohibir era una planta altamente productiva y útil como el cannabis. Sus campañas sensacionalistas tuvieron un peso decisivo en la prohibición de la planta. A este argumento racista, se le añade el que se originó en torno a los salones de Los Angeles o Nuevo Orleans donde, además de fumar hachís se escuchaba jazz. Las mentes puritanas de la época empezaron a decir que los negros de estos lugares, cuando fumaban mariguana se convertían en “insolentes”, llegando a mirar dos veces a una mujer blanca o atreviéndose a pisar la sombra de un blanco. Motivos que, aunque increíbles, son ciertos y llegaron a costarle la libertad a más de un negro (2).

Ademas de los motivos raciales para su prohibición, existieron principalmente motivos económicos, y cuando no, los estadounidenses fueron los que comandaron la cruzada. En 1917, George Schlichten inventó la máquina descortezadora, que iba a servir para recolectar de manera mucho más eficaz el cáñamo. La invención de la descortezadora suponía una fuerte amenaza para la industria del algodón, que estaba íntimamente ligada con los sectores políticos más influyentes, éstos, junto con los medios de comunicación involucrados con la industria maderera del papel, potenciaron la satanización del cáñamo e impulsaron su prohibición. Asimismo, el naylon y el plástico irrumpen en el mercado, dando lugar a una auténtica invasión de los tejidos sintéticos ligados a los intereses económicos de las grandes multinacionales, como es el caso de la química

DuPont. Finalmente, habiendo aterrorizado a la sociedad americana con los efectos violentos que tenía la marihuana, en diciembre de 1937 el Congreso de Estados Unidos aprobó su prohibición. Posteriormente logran imponer su idea en todo el mundo.

El furor anti cáñamo mundial duró hasta que Estados Unidos se dio cuenta de que necesitaba el cáñamo. El tallo se usa para hacer cuerdas y redes de paracaídas, dos productos indispensables en la Segunda Guerra Mundial. Fue así que en 1942 el Estado norteamericano cambió de opinión, al punto de que el departamento de agricultura produjo un film llamado Cáñamo para la victoria (Hemp for Victory) donde se pedía a los “campesinos patrióticos” que lo plantaran por favor.

Uso Medicinal

Toda la información contenida en este apartado, está exclusivamente destinada a la información para un uso adecuado del Cannabis. Dicha información, jamás podrá sustituir el asesoramiento, diagnóstico, indicación o consejo profesional de un médico cualificado. Le recordamos la importancia de consultar con su Médico.

La acción terapéutica del cannabis sativa es llevada a cabo por los cannabinoides. Reciben este nombre porque son compuestos que sólo se encuentran en esta planta. Tienen 21 átomos de carbono, son aceites (por lo tanto liposolubles) y fueron aislados por primera vez en laboratorio en 1970. Su concentración en la planta es distinta según la variedad botánica (sativa, indica o ruderalis), el sexo (macho o hembra), el tipo de cosecha (interior o exterior) o la parte de la misma (hojas, flores o tallo)

Son innumerables los usos medicinales que la humanidad le dio y le sigue dando a esta planta. Entre los más conocidos podemos citar:

Asma

La marihuana es un potente bronco dilatador tanto si es administrada mediante inhalación o ingesta oral de toda la planta, como en forma de THC sintético. Constituye una de las mayores referencias en los tratados antiguos que se hace de su uso médico (especialmente mexicanos y

musulmanes) y fue la primera indicación reconocida por las autoridades sanitarias americanas, en 1910. Alcanza un pico terapéutico menor que la “terapia convencional”, pero sus efectos son más mantenidos y sobretodo, se evitan los desagradables efectos secundarios (taquicardia, excitación) de ésta. No sólo mejora de forma drástica un ataque de bronco espasmo (en su forma inhalada), sino que distancia las crisis en tratamientos continuados. Además es expectorante, por lo que también se estudia su uso en la bronquitis crónica y en el enfisema.

Espasticidad

En un pequeño estudio clínico con delta-9-tetrahydrocannabinol, nabilona y cannabis, se observó un efecto beneficioso en cuanto a la espasticidad causada por esclerosis múltiple o lesiones de médula espinal, así como una mejoría del dolor, la parestesia, los temblores y la ataxia, y en la medicina popular hay referencias de mejoría del control de esfínteres. También hay algunas evidencias anecdóticas de beneficio de la marihuana en la espasticidad causada por lesiones cerebrales.

Dolor

Solo hay unos pocos estudios clínicos sobre cannabinoides para situaciones de dolor. En uno de ellos el THC por vía oral produjo beneficios para el dolor neoplásico a dosis de 15 y 20 mg., sin embargo algunos pacientes experimentaron efectos secundarios intolerantes. En un estudio a doble ciego y único, un paciente con Fiebre Familiar Mediterránea redujo notablemente su necesidad de opiáceos mientras era tratado con THC en comparación con el placebo. El cannabis ha sido utilizado con éxito en la medicina popular para multitud de situaciones dolorosas, como la migraña y otros tipos de dolores de cabeza, en enfermedades musculoesqueléticas, artritis, neuralgias, neuropatías, dismenorrea, colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn, entre otras.

Glaucoma

En 1971, durante una investigación metodológica de los efectos sobre la salud en usuarios de marihuana, se observó que el cannabis reduce la presión intraocular. En los siguientes 12 años se llevaron a cabo un gran número de estudios con marihuana y distintos cannabinoides naturales

y sintéticos sobre los efectos en el organismo humano así como en pacientes de glaucoma, observándose que la marihuana desciende la presión intraocular en un rango de 25-30%, llegando ocasionalmente hasta un 50%. Algunos cannabinoides no psicoactivos, y en menor medida, algunos constituyentes no cannabinoides de la planta de cáñamo también decrecen la presión intraocular.

Epilepsia

El uso en la epilepsia es también otras de las indicaciones terapéuticas clásicas del cannabis, los experimentos con animales han evidenciado el efecto antiepiléptico de algunos cannabinoides, y la actividad anticonvulsionante de la fenitoína y del diacepam se ven potenciados con el THC. Según unos pocos casos recogidos a lo largo del siglo 20, mediante el uso de la marihuana, algunos epilépticos han sido capaces de controlar totalmente los síntomas. El cannabis puede ocasionalmente precipitar convulsiones.

Legalizacion

En la actualidad millones de personas en todo el mundo consumen diariamente cannabis. Por muchas razones sería conveniente legalizar el consumo de la planta, como lo fue durante miles de años.

Es una forma directa de acabar con los intereses políticos y económicos que representa el narcotráfico y sus mafias organizadas. Se recuperaría una planta que posee cientos de propiedades curativas y un potencial industrial inacabable.

Que el consumo sea penalizado ayuda a proteger intereses de farmacéuticas internacionales y de grandes empresas textiles de productos sintéticos.

Mantener la prohibición es acatar las órdenes estadounidenses en materia de drogas y comulgar con su existencia puritana, religiosa y conservadora de esa sociedad, mientras que por otro lado,  no poseen esa misma conciencia cuando tienen que invadir un país por dinero.

Legalizar la marihuana significaría un paso adelante en la lucha por las libertades individuales, por defender nuestro derecho fundamental de poder decidir por nosotros mismos, y si es necesario, de poder equivocarnos.

Referencias

(1) Los medicamentos fabricados con extracto de cannabis fueron realizados por Eh Lilly, Parke- Davis, Tildens, Smith Brothers, Squibb y otras muchas compañías y boticarios europeos y americanos.

(2) Uno de ellos fue Louis Amstrong, el cual permanecio 10 dias en la prision por fumar cannabis

Fuente LaReserva

54 11.355 vistas

La marihuana, cuyo nombre vulgar es cáñamo, científicamente denominada Cannabis Indica, de la familia de las Cannabáceas, es originaria de Asia central. Conocida desde tiempos inmemoriales por griegos, romanos, germanos, celtas, árabes, hindúes, egipcios y por los españoles desde el siglo X. Transportada desde África a México, el Caribe y Sur América en la época del comercio de esclavos y extendida desde hace pocos años por Norteamérica y Canadá.

Proporcionalmente, según la ONU, 5% de la población mundial, cerca de 182 millones de personas aproximadamente, consume cannabis, frente al 30% que fuma y 50% que toma alcohol. Está comprobado que es la droga que menor daño hace a la salud y es la menos adictiva. La marihuana tiene “propiedades terapéuticas acreditadas” para el tratamiento, como cataplasma, de las varices, el cáncer y las reumas, según algunos connotados reumáticos concretos. Utilizada en el Viejo Mundo al menos desde el tercer milenio antes de Cristo por varias culturas en donde era utilizada con fines religiosos, artesanales y médicos.

Por países: Norteamérica, con 150 millones de consumidores, se destaca por ser el mayor consumidor de marihuana como enervante. En Europa la cultivan legalmente en España y en Holanda. España la cultiva desde 1930 para procesar cáñamo y otros 21 países hacen otro tanto. Por su parte, Holanda suministra al mercado europeo semilla homologada para la industria del cáñamo desde fines del 2003.

En la década de los 30, favorecida por la aparición y sustitución en las empresas textiles de la fibra vegetal cáñamo por la fibra sintética nylon, el Congreso estadounidense empezó a satanizar su uso hasta convertirla en ilegal en la ley federal a pesar del cuestionamiento que de ella hacía la Asociación Médica Americana, pero las actividades políticas enfrentando prejuicios culturales, opiniones morales o intereses económicos en contra han estado luchando a favor de la legalización del consumo de la marihuana para fines medicinales, que en definitiva no es una cuestión de debate, sino una cuestión de derechos y dignidad humana y están lentamente ganando la batalla hasta el punto que se ha autorizado su uso en casi todos los estados de la Unión Americana, los cuales han aprobado leyes que permiten a los pacientes el uso bajo receta médica para aliviar dolores y otros efectos de enfermedades graves.

En Canadá y en Europa se vive el mismo proceso de una nueva reglamentación con propósitos terapéuticos, está permitido que pacientes con enfermedades crónicas específicas terminales como SIDA, cáncer, artritis severa, lesiones en la espina dorsal o esclerosis múltiple, cuya esperanza de vida no supere el año, tengan acceso a ella y proveniente de plantaciones de cannabis administradas por el gobierno.

La marihuana está también siendo aplicada para brindar estado de relajación en pacientes que requieren de un medicamento que controle la superproducción glandular de adrenalina y que produciría ataque al corazón.

La historia de la marihuana en México se remonta a la llegada de los conquistadores españoles, que la trajeron a este país con fines industriales, “para la fabricación de textiles”. Los antiguos mexicanos encontraron en la planta un uso medicinal y fue en el siglo XVII cuando comenzó su “uso recreativo”, incluso fue la triunfadora de la Revolución Mexicana, ya que la cucaracha ya no puede caminar porque le falta, porque le falta, marihuana que fumar, como dice el famoso corrido.

En los años 20, cuando triunfa el gobierno revolucionario prohíbe la comercialización de la marihuana, es así como empieza el gran negocio del narcotráfico. Memorable es aquella declaración de Rafael Caro Quintero de que los dejaran trabajar en paz y ellos se encargarían de pagar completa la deuda externa de México.

Por lo que desde mi punto de vista, aplaudimos la propuesta de Víctor Hugo Círigo de proponer la legalización del consumo de la marihuana de hasta cinco gramos diarios y el cultivo en casa de máximo cinco plantas, que el Estado sea el encargado de comercializar la marihuana y que tenga control de establecimientos para su venta, asimismo podría consumirse en domicilios particulares o en lugares exclusivos.

También, Felipe Calderón presentó ante el Congreso una propuesta para despenalizar la posesión de algunas drogas en pequeñas cantidades para así coadyuvar al combate al narcotráfico en el país que, en lo que va del año, ha dejado 5 mil muertos. Yo creo que con responsabilidad y con una muy buena campaña de información, el tema de la legalización de algunas drogas poco a poco se podrá lograr y dejará en muy poco tiempo de tener importancia nacional.

Nos guste o no, el debate ya inició. Este país no puede seguir con esta interminable guerra del narcotráfico, las drogas al fin serán legalizadas y esta guerra será terminada.

Fuente Milenio.com

4 1.293 vistas

El uso de la planta Cannabis Sativa se remonta a miles de años de antigüedad y hoy día su potencial terapéutico es indudable. Contiene mas de 60 principios activos no psicotrópicos, cuya actividad biológica está demostrada para alguno de ellos. Éste es el caso de la línea de investigación del grupo de Eduardo Muñoz, basada en los efectos del cannabis no psicoactivo sobre la inflamación y carcinogénesis intestinal. Estos cultivares son mas parecidos al cáñamo que a la marihuana.
Muchas de las actividades terapéuticas del cannabis están asociadas al mismo principio activo que induce los efectos psicotrópicos de esta planta, el 9?-tetrahidrocannabinol (9?-THC), sustancia química que afecta al sistema nervioso central, generando cambios de comportamiento, ánimo o percepeción, por lo que su aplicación médica es muy limitada. El cannabis psicoactivo (modifica el estado anímico, inhibe el dolor y/o altera la percepción, pudiendo generar dependencia) se está utilizando para paliar los síntomas asociados a quimioterapia (antiemético), para mejorar el apetito en enfermos de SIDA, en algunos tipos de neuropatías y en la esclerosis múltiple. Para esta última enfermedad, la empresa GW Pharmaceuticals (Reino Unido) ha desarrollado el medicamento Sativex, ya autorizado en Canadá como medicamento de uso compasivo.
El grupo de la Universidad de Córdoba que dirige Eduardo Muñoz está colaborando con la empresa Vivacell Biotechnology España en el desarrollo de una variedad de Cannabis Sativa libre de 9?-THC (variedad CARMA), que contiene otros cannabinoides no psicotrópicos bioactivos. “En la mayoría de los casos, cuando se nos pregunta por nuestra investigación se insiste en los efectos psicotrópicos del cannabis y nuestra investigación no tiene nada que ver con estos efectos”, recalca el Muñoz. De esta planta se ha producido un extracto bien estandarizado fitoquímicamente –de efectos positivos para la salud-, que ya ha sido patentado en Europa.
Los científicos cordobeses iniciaron el trabajo en el VI Programa Marco, con un proyecto europeo denominado CANNABIS -entre 2005 y 2007-, donde colaboraron varios centros púbicos (universidades de Córdoba, Novara y Giessen), y empresas europeas (Vivacell Biotechnology GmbH, Cerebricon Ltd y William Ransom & Son plc), coordinados por el profesor Michael Heinrich (School of Pharmacy, University of London). El objetivo del mismo era identificar diferentes cultivos de Cannabis sativa para desarrollar fitofármacos contra enfermedades como la migraña y la artritis reumatoide. La estrategia era desarrollar cultivos de plantas con 9?-THC (psicoactivas) para la migraña, y de plantas sin 9?-THC (no psicoactivas) para la artritis.
Como continuación del proyecto, el grupo de la UCO ha demostrado que de ciertos cultivos de Cannabis sativa genéticamente seleccionados por Vivacell se puede desarrollar un fitofármaco con actividad antiinflamatoria que previene la aparición de tumores de colón asociados a inflamación en animales. Estos resultados fueron presentados en la 8ª Reunión Anual de la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides, investigación que fue premiada.

Mas informacion en Andalucia Investiga

2 996 vistas

Un componente de la marihuana tiene un potente agente antiinflamatorio que no afecta las facultades mentales, señalan científicos. El hallazgo podría ayudar a personas aquejadas de artritis, cirrosis y otras afecciones. Las actuales drogas pueden ser menos eficaces para algunas personas y causar efectos secundarios, desde úlceras de estómago hasta el riesgo de ataques cardíacos.
Los partidarios de la marihuana han señalado que los ingredientes activos de la planta, conocidos como cannabinoides, permiten un tratamiento seguro y eficaz del dolor, la náusea y otras afecciones. El más activo de los cannabinoides, el delta –9-tetrahydrocannabinol, o THC– tiene propiedades antiinflamatorias. Pero el problema es que también contribuye a los efectos psicotrópicos de la planta.
Ahora, los investigadores dicen que otro cannabinoide, denominado beta-caryophyllene, o (E)-BCP, ayuda a combatir la inflamación sin afectar el cerebro.
Los investigadores señalan que (E)-BCP ya forma parte de la dieta de muchas personas. Los alimentos que contienen (E)-BCP incluyen la pimienta negra, el orégano, la albahaca, la lima, la canela, las zanahorias y el apio.
Aceites esenciales de la planta cannabis –cuyas hojas y flores son usados para fabricar marihuana– contienen hasta un 35% de (E)-BCP, pero hasta ahora los científicos ignoraban que el compuesto tiene propiedades antiinflamatarias.
“Eso se debe a que siempre se han concentrado los estudios en las cannabinoides clásicas en lugar de hacerlo en la (E)-BCP”, manifestó Jurg Gertsch, jefe del equipo que realizó las investigaciones y miembro del Instituto Federal de Tecnología de Suiza.
Los cannabinoides en la marihuana afectan principalmente dos de muchos receptores moleculares en el organismo humano.
Uno es el receptor CB1 que se halla en el cerebro y en el sistema nervioso central. Se cree que causa euforia en personas que fuman marihuana. El otro receptor, denominado CB2, se encuentra en tejidos en el resto del cuerpo y causa reacciones químicas que ayudan a combatir la inflamación.
“Nuestro interés es explotar la naturaleza farmacológica del receptor CB2”, dijo Gertsch en un mensaje por correo electrónico. Ese receptor “podría ser una estrategia terapéutica para prevenir o tratar enfermedades tales como el mal de Crohn (inflamación del conducto intestinal), cirrosis del hígado, osteoartritis, y ateroesclerosis”, añadió.
THC activa ambos receptores. Por lo tanto, además de aliviar la inflamación, da euforia a los pacientes. Pero (E)-BCP afecta solo al receptor CB2, según el nuevo estudio publicado en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences .
Los científicos inyectaron en conejillos de indias normales y en otros que carecían de receptor CB2 una dieta rica en (E)-BCP. Cuando los científicos indujeron inflamación con productos químicos, los cobayos normales experimentaron un efecto anti inflamatorio, en tanto los otros conejillos no.
“Este experimento indica que los efectos antiinflamatorios son mediados a través del receptor CB2”, expresó Gertsch.
Stephen Safe, director del Centro de Medicina Genética y Ambiente de la Universidad A&M de Texas, dijo que quedó muy impresionado por los resultados del equipo. “Ellos hicieron un muy buen estudio”, dijo Safe, que no participó en la investigación.
También señaló que gran cantidad de estudios han determinado que productos químicos de plantas y solubles en grasa activan muchos receptores en el organismo. “Gran cantidad de ellos provienen de plantas que han sido usadas en la medicina tradicional”, dijo.
Añadió que el equipo de Gertsch ha identificado algunos “buenos” activadores del receptor CB2. Ahora es necesario determinar “si pueden ser ulteriormente desarrollados y modificados para crear mejores drogas antiinflamatorias”.
Según Safe, (E)-BCP) podría ser un nuevo modelo (compuesto) para el diseño de drogas.

Fuente Nacion.com

5 135 vistas

«La gente debe saber que no es la marihuana lo que me va a matar, lo hará el cáncer». Así hablaba, con su pañuelo en la cabeza, Maite Zarandona, abanderada de la defensa de la legalización del cannabis para uso terapéutico. Sus «cigarritos de la risa». Dos años después de irse, los enfermos que podrían beneficiarse de unos efectos científicamente probados siguen esperando. Y eso que hay expertos que llevan luchando toda su vida, casi medio siglo, para conocer a fondo sus múltiples usos en medicina. Es el caso de Raphael Mechoulam. En 1964 encontró el principal componente activo del cannabis, el THC, y hoy es la máxima autoridad mundial en la materia, el padre de todos los estudiosos que siguen su labor.
-Dedicó su conferencia a la parte no psicoactiva de la planta, precisamente aquélla que no provoca los efectos que la gente valora en el consumo lúdico. ¿Es ése el futuro de las investigaciones?
-Muchos de los compuestos no psicoactivos del cannabis tienen claros usos medicinales. Y en nuestro organismo hay sustancias con efectos muy parecidos. Conocemos desde hace muchos años que el THC produce un efecto denominado high, esa sensación de euforia que buscan las personas que lo usan de forma recreativa, pero ésta es sólo una pequeña parte de los efectos importantes del cannabis. Uno de los mayores logros de los últimos años ha sido y es conocer que tenemos en nuestro cuerpo esos compuestos endocannabinoides y cómo actúan con un fin protector.
-¿Por ejemplo?
-Algunos disminuyen la actividad inflamatoria. En el caso de la diabetes tipo 1 actúan como protector. Podemos hablar también de la artritis reumatoide
-Luego la investigación se dirige a entender cómo funcionan los cannabinoides que tenemos en nuestro cuerpo para ver si se pueden administrar desde fuera para curar.
-Es aquí donde la investigación puede tener su mayor papel.

Contra el cáncer

-Un equipo de la Complutense descubrió hace poco que el cannabis es capaz de destruir células tumorales. ¿Puede ser la gran esperanza en la lucha contra el cáncer?
-Definitivamente sí. Un ejemplo del uso de los cannabinoides sería en el tumor de mama. Es muy prevalente en mujeres y no supone un problema importante si está localizado. El problema reside en la metástasis. Sabemos que hay una proteína que se produce en el cuerpo durante este proceso que favorece la expansión del cáncer. Y, por otro lado, conocemos el cannabidiol, un componente de la planta capaz de inhibir o incluso suprimir la actividad de esta proteína. Así que podríamos usar fármacos para eliminar la metástasis.
-Se realizan sobre todo experimentos en animales por la ilegalidad del producto, pero si estamos hablando de una droga blanda consumida de forma lúdica por millones de personas, ¿no deberíamos darnos más prisa en fomentar estos ensayos con humanos?
-Trabajar en humanos es el objetivo final de la investigación, pero no es sencillo porque requiere pasar una serie de filtros y de comités éticos y científicos que deben aprobar estos procesos. Y eso resulta difícil y caro. Pero es muy fructífero y hay que hacerlo. Ahora mismo se está administrando cannabidiol a pacientes esquizofrénicos y a personas con diabetes tipo 1. También se usa el THC para enfermedades de tipo postraumático, situaciones que tienen que ver con sucesos trágicos que pasan en la vida de una persona y que ésta es incapaz de olvidar. El cannabis puede también ayudar a quitar el dolor. Por ejemplo, el de la fibromialgia, donde cualquier tipo de estímulo no doloroso se convierte en algo insoportable. Una chica de 25 años llevaba mucho tiempo sin salir de casa por este motivo. Después de varios meses mezclando el THC puro en aceite y colocándoselo debajo de la lengua pudo ponerse los zapatos.
-Si tan científicamente demostrados están estos efectos, ¿por qué hay mujeres mayores que aún deben salir a la calle a buscarse la ‘maría’ para su quimioterapia? ¿Sería necesaria una especie de rebelión de los médicos para saltarse la prohibición y forzar la legalización terapéutica?
-Los médicos pueden prescribir fármacos siempre que conozcan las dosis. Pero cuando las plantas vienen de fuera no sabemos cuál es la concentración de sus componentes. La diferencia entre una que viene de Marruecos y otra de India puede ir de un 2% a un 20%.
-¿Y entonces?
-Se están haciendo cultivos de plantas con concentraciones estandarizadas. Esto nos llevará a poder cumplir la premisa para que su uso se regularice. Existe una compañía inglesa que comercializa una mezcla de THC con cannabidiol, el ‘Sativex’, que se utiliza en la esclerosis múltiple en Canadá. Pero, en algunas personas, el THC extraído no funciona tan bien como la misma planta. Una chica de 18 años con la enfermedad de Tourette (movimientos involuntarios, muy incapacitante) empezó tomando THC puro y logró efectos, pero pasaron pronto. Sin embargo, cuando empezó a fumar ‘maría’ su situación mejoró de forma prolongada.
-¿Ha tenido en su familia algún enfermo al que trató con cannabis?
-Mi laboratorio proporciona THC al hospital con el que trabajo y lo administra de forma legal a 40 pacientes, en su mayoría con cáncer, que tienen una calidad de vida muy reducida; no comen porque no tienen hambre y vomitan, y andan con un estado de humor deplorable. Con el cannabis, mis pacientes vuelven a sonreír después de mucho tiempo, empiezan a comer, mejora su estado de salud.
-En España, la mayoría de médicos no mencionan esta opción, y si lo hacen, hay que apañárselas.
-Aquí existe el uso compasivo de fármacos que aún no están indicados para una enfermedad precisa, aunque se necesita permiso.

Fuente Laverdad.es

0 136 vistas

Dos profesores canadienses podrán fumar marihuana en su lugar de trabajo para uso terapéutico, se les han habilitado salas especialmente preparadas para ello. Estos han conseguido lo que miles de estudiantes anhelan, poder fumar en horas lectivas. Estos dos académicos de universidades prestigiosas como la de York y Toronto padecen ciertas enfermedades crónicas que según algunos médicos pueden aliviarse consumiendo marihuana. Estos pertenecen a los 1500 enfermos canadienses que pueden utilizar la marihuana por motivos de salud. Ambos académicos solicitaron permiso a sus distintas universidades para consumirla en el trabajo y tras una lucha legal los centros universitarios accedieron a sus peticiones acondicionando unas salas especialmente ventiladas. El profesor de criminología de la Universidad de York Brian Maclean que sufre una artritis severa y el profesor de filosofía de la Universidad de Toronto Doug Hutchinson ya podrán apaciguar con el cannabis sus dolores en horas de trabajo.

0 39 vistas

El THC protege a las arterias contra los cambios perjudiciales que llevan a su endurecimiento (proceso denominado aterosclerosis), según un estudio realizado en ratones y llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Ginebra, Suiza. La aterosclerosis es la principal causa de infarto cerebral y cardiaco. El estudio, publicado en la revista Nature, afirma que el THC puede bloquear el proceso de inflamación, responsable en gran parte de los cambios que ocurren en los vasos sanguíneos. La inflamación, junto con los depósitos grasos, son los que llevan al estrechamiento de las arterias.

Los científicos estudiaron una raza de ratones susceptibles a la aterosclerosis y que fueron alimentados con una dieta con alto contenido en colesterol para que desarrollaran depósitos ateroscleróticos. El THC, añadido a la dieta, provocó tras 11 meses que el proceso de obstrucción de las arterias disminuyera notablemente. Las dosis de THC fue relativamente bajas (1 mg/kg de peso), demasiado pequeña para que causara efectos psíquicos en los ratones. Cantidades menores y mayores no produjeron efecto protector. La dosis eficaz en humanos sería pequeña. Sin embargo, no se sabe actualmente si estos resultados son extrapolables a los humanos.

El efecto protector estaba mediado por la acción del THC sobre el sistema inmunitario. Los investigadores suizos encontraron que en los ratones tratados con THC ciertas células sanguíneas (las células linfoides) segregan menos interferón gamma, molécula pro-inflamatoria, y que presentan una inhibición de la migración de determinadas células inmunitarias (los macrófagos) a la pared de los vasos sanguíneos. Los ratones a los que se les administró también un antagonista del receptor CB2, que bloquea los efectos del THC sobre el mismo, continuaron desarrollando rápidamente aterosclerosis. El receptor CB2 se encuentra sobretodo en las células del sistema inmunitario. Los autores afirman que “los cannabinoides con actividad sobre los receptores CB2, como el THC, pueden ser importantes objetivos terapéuticos contra la aterosclerosis”.

El THC ha demostrado ser eficaz para reducir la inflamación en otras muchas enfermedades al disminuir ciertos mediadores pro-inflamatorios (las citoquinas), como el interferón gamma (IFN-gamma), el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-alfa) y varias interleuquinas. El THC redujo la inflamación en varios modelos de enfermedades animales, como la artritis y la esclerosis múltiple.

(Fuentes: Times Online del 7 de abril de 2005, Associated Press del 6 de abril de 2005, Steffens S, et al. Low dose oral cannabinoid therapy reduces progression of atherosclerosis in mice. Nature 2005;434(7034):782-6)

Cortesía de IACM
Asociación Internacional por el Cannabis como Medicamento

1 497 vistas

Un grupo de científicos norteamericanos acaba de desarrollar un fármaco basado en los principios activos de la marihuana para combatir el dolor crónico y la inflamación en pacientes con artritis y esclerosis múltiple(EM), pero sin ningunos de los efectos de comportamiento normalmente asociados a esta droga.Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2002/08/23/medicina/1030104222.html