10 argumentos a favor de la marihuana

Datos respaldados por investigaciones para contrarrestar los falsos argumentos y estereotipos del consumo de cannabis

argumentos

Argumentos. Al igual que sus usuarios, la propia marihuana ha sufrido estigmas a lo largo de su existencia.

Se ha dicho que impulsa a la gente a cometer delitos, o que vuelve ignorante o flojas a las personas.

Pocas veces se destaca que grandes personalidades de la historia de la humanidad han elegido usarla, y que, en la actualidad, acompaña a miles de pacientes en el mundo.

Claro que existen personas que, con sus acciones, han perjudicado a la planta generando negativos estereotipos.

Sin embargo, luego de muchos años de escuchar calamidades sobre la marihuana, es hora de contrarrestar con información verdadera.

Información que debería servir para liberalizar una planta que ha sido siempre perseguida. Argumentos:

1- NO HAY APOCALIPSIS

El mundo no se derrumba ni es un caos cuando la marihuana se legaliza.

Para muestra, Uruguay, Canadá, y una decena de Estados en la principal potencia del mundo, Estados Unidos.

No, los consumidores de cannabis no se convertirán en alborotadores violentos si la Justicia de tu país decide reconocerlos.

Incluso, todo lo contrario, la delincuencia y los delitos contra la propiedad privada han disminuido en el estado de Colorado desde que se legalizó el cannabis recreativo.

Y los casos que muestran crecimiento del delito a partir de la legalización, por lo general surge de riñas entre bandas al quedarse sin clientela.

COSTO ECONÓMICO

Prohibir la marihuana conlleva enormes costos económicos y sociales para los ciudadanos.

En Estados Unidos, los esfuerzos por hacer cumplir las normas anti drogas cuestan cerca de 3.600 millones de dólares al año.

Casi 300.000 personas se encuentran recluidas en prisiones estatales y federales en esa potencia por violaciones a las leyes de drogas.

En 1980 había apenas poco más de 25.000.

Según datos de 2012, sólo por posesión de marihuana hubo 658.000 detenciones, la mayoría de ellas a personas de bajos recursos.

La cosa no está mejor en Latinoamérica.

Sólo por tomar un ejemplo, y según una investigación de la ONG Reset, Argentina gasta 40 millones de dólares al año en perseguir usuarios de cannabis.

Ni que hablar de los costes que las familias deben asumir para defender a los cargos federales por el mero hecho de poseer un cigarro de marihuana.

DISCRIMINACIÓN

Y si de posesión se trata, es sabido que los estadounidenses negros son los favoritos de la policía.

Por lo general, tienen cuatro veces más chances de ser arrestados por marihuana, y no importa si negros y blancos consumen cannabis en tasas similares.

Incluso en Oregon (oeste), considerado uno de los estados más progresistas, los negros siguen teniendo el doble de probabilidades de ser arrestados por pequeños portes de marihuana.

Algo similar ocurre con los migrantes en España, o los pobres en Latinoamérica.

MEDICINA

Ya nadie puede decirte que los efectos terapéuticos del cannabis son mentira, o un invento hippie.

Existen numerosos estudios alrededor del mundo y evidencias clínicas que respaldan los efectos de la marihuana.

Incluso, los estudios comienzan a mostrar su potencial en la reducción de los tumores cerebrales cancerosos agresivos.

Otras pesquisas descubrieron que el tratamiento para la epilepsia y otros trastornos con CBD redujo las convulsiones en un 54 por ciento.

El uso de THC también comienza a descubrirse.

De momento se sabe que reducir la espasticidad en los enfermos de esclerosis múltiple en un 30 por ciento.

El cannabis también puede reducir la depresión y aliviar la ansiedad, incluso evitar vómitos y arcadas en pacientes bombardeados por pastillas.

El potencial de la planta en este rubro es enorme y además de estudiar sus efectos en diversos cáncer, también se la analiza para tratar el mal de Alzheimer, entre otras patologías.

Incluso, y comparando con su uso recreativo, hoy existen muchos más países que habilitan el uso medicinal del CBD, su cultivo y su gasto.

Asimismo, buena parte de la institución médica que conforman profesionales de la salud comenzaron a incluirla en sus vademécum.

TOXICIDAD

Muchas de las personas que atacan al cannabis son capaces de hacerlo mientras beben una copa de alcohol o, incluso, toman pastillas para dormir.

Resulta que el cannabis es 114 veces menos tóxico que eso que lleva en su mano y manipulan con el mismo dedo con el que señalan a los demás.

En diversos análisis comparativos sobre los riesgos de las drogas recreativas, el alcohol era el principal candidato.

El cannabis, por su parte, fue considerado el de menor riesgo.

El uso de marihuana es científicamente más seguro que el uso del alcohol, una sustancia legal para los adultos.

Y muy promocionada. Argumentos,

CONSUMOS

Al revés de lo que mucha gente asegura, la legalización no ha dado lugar a un mayor uso entre los adolescentes y los menores de edad.

Ni en Colorado, el primer estado norteamericano que lo reguló, ni en Uruguay, el primer país sudamericano que hizo lo propio.

Desde que el cannabis fue legalizado en Colorado, muchos temían que conduciría a un mayor consumo entre los jóvenes.

De hecho, la legalización ha tenido el efecto contrario.

Es que debido a las campañas de educación y las normas que restringen su uso a los adultos, el porcentaje de adolescentes en Colorado que usaron cannabis ha bajado.

En números, ha ido disminuyendo de manera constante de 22 a 20 por ciento entre 2011 y 2013, y ese número se mantuvo en los últimos años. Argumentos

INGRESOS

No debe ser la principal razón, pero nadie duda de que no se trata de un argumento de peso.

El primer año de cannabis legal de Colorado aportó 63 millones de dólares en ingresos.

Además de un adicional de 13 millones en licencias y derechos.

En ese distrito estadounidense el dinero recaudado en impuestos vuelve a los contribuyentes en programas de educación para los jóvenes.

También para la construcción de escuelas y cubrir los costes de la regulación.

Según datos de junio de 2019, Canadá ha recaudado 139 millones de dólares desde que decidió legalizar el cannabis.

COSTE DE LA PROHIBICIÓN

Mantener la marihuana ilegal es caro.

Según la Unión por las Libertades Civiles (ACLU), en 2010 EEUU gastó más de 3.600 millones de dólares para hacer cumplir la prohibición del cannabis.

Se estima que la potencia gastó más de 20.000 millones de dólares durante seis años por mantener el cannabis ilegal. Argumentos

MERCADO NEGRO

Legalizando el cannabis es posible terminar con el mercado negro.

Es simple, quitando de la clandestinidad aquello que venden, ya no hace falta intermediarios para hacerse con unos gramos de marihuana.

Carteles mexicanos suministran cannabis ilegal a Estados Unidos como principal fuente, pero la legalización los ha barrido de cuatro estados y en Washington DC.

Los números lo muestran ya que la cantidad incautada por las patrullas fronterizas se ha reducido un 24 por ciento en el último año.

Asimismo, el precio del cannabis se ha reducido de 90 a 30 dólares por kilogramo.

La Legalización trae una regulación adecuada a la infraestructura.

También marca el comienzo de las pruebas de potencia, variedad de productos, etiquetas de advertencia y la paz de la mente global del consumidor.

En Uruguay, en tanto, la marihuana está libre de impuestos, pero las cifras oficiales dan cuenta de otro aspecto positivo:

Entre 2014 y 2018 el comercio ilegal de marihuana se redujo cinco veces.

Incluso, la Junta Nacional de Drogas de ese país asegura que la ley le arrebató al crimen organizado que se sustenta en el narcotráfico más de 20 millones de dólares. Argumentos

EMPLEOS

Esta es una de las razones principales, sobre todo en esta etapa de postpandemia, donde varios tejidos sociales han quedado quebrados.

Colorado ha creado 10.000 nuevos puestos de trabajo en la industria legal de cannabis.

También ha impulsado la economía y ha reducido la tasa de desempleo.

En Canadá, las autoridades creen que la industria del cannabis legal puede generar 125.000 empleos.

¿Serás tú uno de ellos? Argumentos

    • La marihuana nunca mata a nadie. De hecho, no existe ni siquiera el 1% de muertos por sobredosis. Yo digo que su tío murió por otro tipo de causa y no por el Cannabis. Además, es un argumento subjetivo y emocional, por ende no tendría sentido su comentario en una dialéctica.

  • La marihuana no es una droga es una planta que por el poderoso Jah fue creada para darnos la puerta de salida a los problemas cotidianos

  • Muy buenas tardes, estoy haciendo una tesis relacionada a la aprobación y consumo de cannabis y que se apruebe para su uso tanto medicinal como su uso recreacional para mayores de edad, así como sus alcances legales y jurídicos. mi pregunta es: ¿pueden poner las fuentes reales de sus datos? esto para poder sustentar mis hipótesis argumentativas.

  • Más Artículos
    Hoy: Entrevista con Daniela Cappa, CEO de Huicanna
    >