NEWS

Auxinas | Guía básica de uso para el crecimiento de la planta de marihuana

10 agosto, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Las auxinas trabajan directamente en el desarrollo de las plantas de cannabis, propiciando el crecimiento de cada una de sus células.

En esta guía básica que te traemos hoy, te contaremos qué son y cómo podemos sacar provecho de su uso en los cultivos.

¿Qué son las auxinas?

Las auxinas son uno de los grupos de fitohormonas u hormonas vegetales más importantes. Charles Darwin y su hijo Francis Darwin, fueron los responsables.

En los años 80 del siglo XIX, iniciaron una serie de experimentos que confirmaron la existencia de las fitohormonas u hormonas vegetales.

Estas investigaciones trataban de relacionar la influencia de la luz sobre el fototropismo en la avena. Es decir, su dirección de crecimiento.

esquejes
Raíces de un esqueje

Este tipo de hormonas vegetales actúan principalmente en la regulación del crecimiento de las plantas. Y no son por supuesto exclusivas del cannabis. Se encuentran en todo tipo de plantas, no solo en el cannabis.

Existen diez fitohormonas caracterizadas hasta el momento: auxinas, citocininas, giberelinas, ácido abscísico , ácido salicílico, poliaminas, ácido jasmónico, brasinoesteroides, etileno y estrigolactonas.

Las auxinas participan en todos los procesos de desarrollo de las plantas. A nivel celular, intervienen en los procesos de división, elongación y diferenciación celular.

Los diferentes compuestos denominados auxinas, se caracterizan por su capacidad de provocar uno o varios fenómenos biológicos como son:

  • Inducir la elongación de tallos.
  • Promover la división celular en presencia de citocininas
  • Formar raíces adventicias en esquejes

En general, se podría decir que regula en crecimiento, fortalece la planta mediante el alargamiento de las células vegetales, y promueve el enraizado.

autocultivo
Planta de cannabis al exterior

Una planta puede obtener auxinas por dos vías. Por un lado, de manera natural. Pero en ocasiones la cantidad producida por este método es insuficiente. Y por otro con hormonas sintéticas.

Por ello, disponemos de productos que contienen auxinas para ayudar a la planta a disponer del nivel adecuado de esta fitohormona.

Diferentes tipos de auxinas

Ya comentamos que las auxinas forman un grupo de compuestos. El más conocido es el ácido indolacético, una auxina de origen natural abundante en algas marinas, microalgas, hongos o bacterias.

Pero también existen auxinas sintéticas producidas en laboratorios. Su empleo estimula el crecimiento de las plantas que más lo necesitan.

Auxinas naturales

  • Ácido indolbutírico (AIB)
  • Ácido indol propiónico (AIP)
  • Ácido feniacético
  • Ácido indolacético (AIA)
  • Ácido 4 cloroindolacético

Auxinas sintéticas

  • Ácido 2,4 diclorofenoxibutilico (2,4-DB)
  • Ácido 2,4,5 triclorofenoxiacético (2,4,5,-T)
  • Ácido indolbutírico (AIB)
  • Ácido 2, 4 diclorofenoxiacético (2,4-D)
  • Ácido naftoxiacético (NOA)
  • Ácido naftalenacético (ANA)

Cómo actúan en la planta y para qué se utilizan

Las auxinas se sintetizan en los merismas del ápice o apical de los tallos. Es decir donde nacen hojas y tallos. Podremos diferenciar a simple vista como un pequeño bulto.

Desde ahí, comienzan a trasladarse a otras partes de la planta en las que puedan ser necesarias a través del floema. Curiosamente se ha demostrado que tienen más movilidad en sentido ascendente que descendente.

podar plantas marihuana
Poda de la planta

Así que generalmente, siempre existe una mayor concentración de auxinas en las raíces que en los cogollos en el caso de la marihuana. De ahí que la principal contribución sea al crecimiento y desarrollo de la planta.

La auxina más estudiada y la que presenta hasta el momento el mayor beneficio en el cultivo de marihuana es como decimos el ácido indolacético (AIA).

Se sintetiza en las puntas de las ramas y es trasladado a otras partes de la planta. Bien sea a través del floema o bien sea de célula a célula.

Los productos que más suelen incluir esta fitohormona son los enraizantes de esquejes. Tanto en su versión natural como su forma sintética.

Cómo afecta la poda en la distribución de auxinas

También, las auxinas que se producen en la apical de la planta, llegan a inhibir el crecimiento de las yemas laterales en un fenómeno conocido como dominancia apical.

Esto impide que las ramas secundarias, superen en altura a la apical o punta central de la planta. Y lo mismo sucede con la apical de cada rama con respecto a sus ramas inferiores.

auxinas-planta-marihuana
Planta en crecimiento

Cuando se suprime esta punta central mediante una poda, se elimina dicha hormona. De este modo, se consigue que las ramas inferiores tengan un crecimiento más homogéneo.

Las técnicas de poda que incluyen la supresión de la punta apical, crean un desarrollo de las ramas laterales más amplio. Y así las plantas resultan ser más anchas y aprovechan mejor la luz.

Cómo aplicar auxinas de manera casera

Vemos que la manera de aprovechar el poder de las auxinas en un cultivo es mediante podas. Es algo que podremos hacer en cualquier planta y comprobarlo.

Técnicas de cultivo como LST o SCROG, son muy empleadas por los cultivadores para conseguir con pocas plantas, cubrir grandes superficies de cultivo.

La otra, es beneficiarse de ellas en las fases de enraizado. Una opción es recurrir a algún gel enraizante. Entre su composición, incluirá auxinas.

Pero también podemos hacer nosotros mismos un poderoso enraizante de esquejes casero a partir de algo tan corriente como lentejas. Y eficaz. Y por supuesto económico.

Como hacer un té de lentejas

Es muy sencillo. Necesitarás sólo una parte de lentejas, 4 partes de agua y un recipiente hermético. Además de un poco de paciencia, una batidora y un filtro fino o trapo limpio.

En un tupper o recipiente con tapa, añade por ejemplo 100 gramos de lentejas y 400 ml de agua. Siempre 4 veces más agua que lentejas.

enraizante casero de lentejas
Lentejas germinando

Cierra el recipiente y agita fuertemente. Debes buscar un lugar oscuro y oscuro o al menos alejado de la luz solar como una habitación poco iluminada.

Pasados unos 4 días, ya la mayoría de lentejas habrán germinado y liberado suficiente hormona vegetal. El siguiente paso será licuar con una batidora las lentejas junto con el agua.

Después colamos el espeso líquido resultante para desechar toda la piel de las lentejas y que no tienen ningún tipo de interés.

El licuado de lentejas tendrá un gran concentrado de auxinas. Pero no es nada aconsejable usarlo puro. En concentraciones altas, las auxinas también resultan un eficaz herbicida de plantas cotiledoneas.

Debemos diluir nuestro enraizante casero en agua a razón de 10 partes de agua por cada parte de enraizante de lentejas. Por ejemplo por cada litro de agua, añadiremos 100ml de nuestro preparado.

El efecto es de este enraizante es bastante eficaz y se consiguen que los esquejes desarrollen raíces más rápido, además de ser más largas y sanas.

Se puede conservar en la nevera unos 15 días en caso de que nos sobre. Aunque lo mejor es preparar el que se vaya a usar, sus resultados serán mejores.

Conclusión

Las auxinas son fitohormonas muy importantes que participan en el desarrollo de las plantas y el enraizado de esquejes en cultivos de marihuana. En determinados casos las plantas las producen por sí mismas. En otros, existen productos específicos para añadirlas. Pueden resultar muy interesantes cuando se aplican buscando una respuesta contundente en determinados momentos.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular