¿Es efectiva la orina sintética en un test drogas?

Los análisis para detectar el consumo de sustancias ilegales son bastante frecuentes en bastantes países. Desde para el ingreso en una universidad,...

Los análisis para detectar el consumo de sustancias ilegales son bastante frecuentes en bastantes países. Desde para el ingreso en una universidad, como para poder optar a un puesto de trabajo o incluso conservarlo. Los más comunes son los análisis de muestra de orina, y en este aspecto si se dan las condiciones apropiadas, se podrá superar en el 100% de los casos con la orina sintética.

La orina sintética u orina falsa es como su propio nombre indica, un líquido que tanto en apariencia como en composición es muy similar a la orina humana. Algunos fabricantes de orina sintética avalan sus productos con un 100% de fiabilidad, es decir que un análisis refinado no habría diferencia con la orina humana. Pero también cabe destacar que como siempre, algunos han visto un negocio en la desesperación de alguna gente y sus productos además de ineficaces, nos pueden traen un doble problema si la detectan y penalizan a la persona.

A la hora de adquirir orina sintética, merece siempre la pena realizar algunas búsquedas en Google sobre si el producto y su marca están entre las de reconocida eficacia, o si por otro lado figura en la lista negra de comentarios negativos. En su composición además, deberían incluir ácido úrico, urea y creatinina, un equilibrio normal de PH entre 4 y 10, y una densidad entre 1,005-1,030. Algunos fabricantes incluyen en sus orinas sintéticas hasta bacterias vivas que imitan los microorganismos de la orina. Todo ésto son datos muy a tener en cuenta.

¿QUÉ GARANTIZA LA EFICACIA DE LA ORINA SINTÉTICA?

En un análisis de orina pueden darse varios casos. El peor de ellos es que un sanitario esté presente en el momento de la toma de la muestra de orina. Aunque algún fabricante pensando en ello, ideó un pene falso y totalmente realista, que al presionar ligeramente en un determinado punto abrirá el paso a una bolsa de orina sintética acoplada. Sin duda podemos decir que en discreción, es lo más fiable. Y para las mujeres, existe algo similar pero con un simple tubito también muy discreto.

Si se sabe que durante la toma de la muestra de orina habrá intimidad, las bolsas de orina sintética son buena opción. Abrir y vaciar en el bote de la muestra. Pero se debe tener precaución al abrir la pequeña bolsa, generalmente aluminizadas. Por mucho que después expliquemos que realmente estábamos abriendo una bolsa de patatas fritas, no nos creerán. Y por supuesto, la bolsa una vez vacía no la tires en la papelera cercana.

Otro detalle a tener en cuenta es la temperatura de la muestra. La orina recién recogida tiene una temperatura en torno a los 37º-38º, pudiendo descender algunos grados durante el tiempo que tarden en recogerla. No suele ser común que controlen la temperatura de la orina, pero sí que llamará la atención un bote de orina frío. La propia temperatura corporal debería ser suficiente para llevar la bolsita de orina sintética a una temperatura real.

Y ya para terminar, cuando alguien se tiene que someter a un segundo análisis, conviene cambiar de fabricante de orina sintética. La orina humana y personal de cada persona, tiene diferentes niveles de creatina o pH por ejemplo. No resultaría muy creíble que se presenten dos muestras completamente idénticas. Algunos fabricantes tienen ésto en cuenta y ofrecen varias opciones de orina sintética con ligeras variaciones de estos niveles.

Más Artículos
Estudio; Sistema endocannabinoide alivia el dolor óseo por cáncer
>