Estudio: uso acumulativo de cannabis no asociado con anomalías cardíacas en mediana edad

El consumo acumulativo de cannabis durante la vida no se asocia con anomalías cardiacas en la mediana edad, según los datos clínicos publicados

anomalías cardiacas

El consumo acumulativo de cannabis durante la vida no se asocia con anomalías cardiacas en la mediana edad; según los datos clínicos publicados por en la revista Adicción.

Investigadores de Estados Unidos y Suiza evaluaron si el consumo de cannabis acumulado tenía relación con padecer problemas cardiacos, anormalidades en el electrocardiograma (ECG). Este estudio se realizó en un grupo de 2.585 personas de mediana edad.

En el estudio se controlaron factores como el uso de alcohol y tabaco, la presión arterial y el colesterol de los sujetos de la investigación. Los autores del estudio informaron no encontrar evidencia del consumo actual de cannabis o el acumulativo se identificara con una mayor prevalencia de problemas cardiacos o mayores anomalías de ECG

            “No encontramos evidencia de que el uso acumulativo actual o de por vida de la marihuana se asociara con una mayor prevalencia o incidencia de anomalías de ECG mayores o menores en esta cohorte, … aunque las anormalidades de ECG mayores parecían ser menos frecuentes en los usuarios actuales de marihuana”. … Ya sea que los participantes hayan consumido marihuana diariamente, en los últimos 30 días o de forma intermitente durante toda la vida; el consumo de marihuana no se asoció con un aumento de las anomalías ECG específicas prevalentes o incidentes en la mediana edad”.

Resumen del estudio

Objetivo

Evaluar la prevalencia de anomalías cardiacas en los electrocardiogramas (ECG) de los consumidores de marihuana como medida indirecta de las enfermedades cardiovasculares subclínicas.

Participantes

Un total de 2.585 participantes, de cuatro comunidades en los EEUU, de los 5.115 hombres y mujeres blancos y negros reclutados entre los 18 y 30 años de edad en 1985 y 1986 en CARDIA (Desarrollo de riesgo de arterias coronarias en adultos jóvenes)

Medidas

Anomalías del ECG codificadas como anormalidades menores y mayores con el código de hallazgos electrocardiográficos de Minnesota en el año 20. Autoinformes de consumo de marihuana actual (últimos 30 días) y acumulado calculado de por vida (un “año de marihuana” corresponde a 365 días de consumo) a través de evaluaciones cada 2-5 años. Ajustamos los modelos de regresión logística ajustando por sexo, raza, centro, educación, edad, tabaquismo, actividad física, consumo de alcohol e índice de masa corporal.

Hallazgos

Entre los 2,585 participantes con un ECG en el año 20, la edad promedio fue de 46 años, 57% eran mujeres y el 45% eran negras. El 83% había estado expuesto a la marihuana en el pasado y el 11% la estaba usando actualmente. Ciento setenta y tres participantes (7%) tenían anormalidades mayores y 944 (37%) tenían anormalidades menores. Comparando el uso actual con el nunca uso en los modelos ajustados multivariables; el OR para las anomalías mayores del ECG fue de 0,60 (IC del 95%: 0,32 a 1,15) y para las anomalías menores del ECG de 1,21 (IC del 95%: 0,87 a 1,68). Los resultados no cambiaron después de la estratificación por sexo y raza. El consumo acumulado de marihuana no se asoció con anomalías en el ECG.

Conclusión

En una población estadounidense de mediana edad, el consumo actual de marihuana acumulado y ocasional durante toda la vida no se asoció con aumentos en las anomalías del electrocardiograma. Esto se suma al creciente conjunto de pruebas de que el consumo ocasional de marihuana y los eventos de enfermedades cardiovasculares y los marcadores de aterosclerosis subclínica no están asociados.

Aquí tiene más post sobre anomalías cardiacas y cannabis

Más Artículos
COVID-19
¿Vacuna para el COVID-19 recurriendo al cannabis?
>