LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Historia"

Historia

0 772 vistas
Momia encontrada en China de 2.700 A. C. que guardaba flores de cannabis

El cannabis es una planta que ha acompañado al ser humano a lo largo de su historia, cultivándose como materia prima, utilizándose como alimento o medicina y también por su uso recreativo.

Según datos oficiales, la mayoría de los adultos australianos usan drogas recreativas, por poner un ejemplo de país desarrollado.  El Instituto Australiano de Salud y Bienestar Social dice que en 2016 alrededor del 42% de la población (10 millones de personas) consumía alcohol semanalmente o con mayor frecuencia y el 10% (2,4 millones de personas) consumía cannabis.

La planta del cannabis ha sido parte integral de la cultura humana durante al menos 15.000 años y probablemente mucho más tiempo, es imposible saber realmente cuando los humanos comenzaron a usarla por primera vez. En Japón, los arqueólogos desenterraron semillas con 10.000 de antigüedad en las islas Oki y en China se descubrieron fibras en cerámicas de Yangshao con 7.000 años de antigüedad. También, se sabe que desde hace 10.000 años se practica la agricultura y podría ser el cáñamo e el primer cultivo agrícola del mundo. De hecho, en el libro escrito por Carl Sagan, The Dragons of Eden, se proponía la teoría de que el cultivo del cannabis condujo a lo que hoy conocemos como agricultura y por lo tanto, al desarrollo de la civilización moderna.

¿De donde es originario el cannabis?

El cannabis es originario de las montañas del Hindu Kush de Asia Central y desde ahí se extendió a todo el mundo a través de la agricultura. Durante miles de años, el cannabis se ha usado como un intoxicante y un poderoso anestésico: el término chino para anestesia, mazùi, literalmente significa “intoxicación por cannabis”.
La fibra de cannabis, plata también conocida como cáñamo, proporcionó cuerdas y velas para los barcos de la época que fueron utilizados por los españoles para el descubrimiento de América; la palabra lona literalmente significa cannabis.

¿Cuando se prohibió el cultivo de cannabis?

Las primeras leyes que restringen el uso recreativo del cannabis, en Brasil (1830) y Mauricio (1840), tenían como objetivo prohibir el consumo de cannabis por los esclavos, presumiblemente para que trabajasen más duro. Las leyes no impidieron el consumo de cannabis, y los esclavos resentidos eran probablemente menos eficientes que cuando lo consumían.

La India británica trató de criminalizar el cannabis aunque finalmente aceptó los hallazgos de la Comisión India de Medicamentos de Cáñamo (1894-5) que descubrió que “su uso moderado prácticamente no producía efectos nocivos”.

 

¿Cómo se gestó su prohibición mundial?

A mediados del siglo XIX se produjo el surgimiento de activistas políticos conservadores en los EEUU, que querían prohibir todas las drogas de la adicción: el opio, la cocaína, el cannabis y el alcohol. En 1912, Estados Unidos, presionando a resto del países convocó la Convención Internacional del Opio, primer tratado internacional de control de drogas del mundo. Esto condujo a la Convención Internacional sobre Drogas Peligrosas, firmada en Ginebra en 1925, que creó una prohibición mundial efectiva sobre los productos de cannabis.

La prohibición no ha detenido el uso del cannabis y por contra aumenta sus precios, crea imperios criminales y detiene a ciudadanos buenos y honestos. Las leyes impuestas por esa minoría no solo son injustas, impracticables e ineficaces: incurren en un costo cada vez mayor de vigilancia y encarcelamiento en la sociedad. La prohibición del cannabis es efectivamente una herramienta política dirigida a aquellos que no se ajustan a las costumbres sociales del derecho religioso. Las malas leyes tienen malos resultados sociales, y el resultado es una sociedad profundamente fracturada y disfuncional donde la policía esta ampliamente descontenta y faltada de respeto.

Esto es culpa de los políticos, no de la policía. La prohibición del cannabis ha sido un grave error de la historia, un legado brutal de las raíces de colonias penales de castigar y perseguir a las personas en un intento fútil de cambiar su comportamiento, solo causan resentimiento.

Los usuarios de marihuana no son intrínsecamente malas personas y no merecen persecución basada en la intolerancia de aquella minoría religiosa cada vez más irrelevante. Se necesita con urgencia abandonar esta destructiva mentalidad de estado policial y permitir que los adultos que consienten tengan derecho a usar cannabis recreativo si así lo desean. Hay que tratar a los buenos ciudadanos con tolerancia y respeto.

0 533 vistas

Hoy 20 de Abril se celebra el Día Internacional del Cannabis. El origen de este día, tiene lugar en 1971, cuando un grupo de jóvenes estudiantes de la San Rafael High School, en California, comenzaron a quedar después de las clases para fumar cannabis junto a la estatua de Louis Pasteur, a las 4 y 20. Pronto emplearon entre ellos el código “4/20 Louise” para realizar estas juntanzas y no ser descubiertos por profesores o padres. La palabra 4:20 fue haciéndose más popular, hasta tal punto que ya hace más de 2 décadas en casi todo el mundo se celebra este día.

Pero también son muchas las personas que también este día celebran su cumpleaños o lo celebraría de seguir con vida. Algunos de los más famosos los hemos recopilado en este post:

CARMEN ELECTRA: de nombre Tara Leigh Patrick, esta exuberante actriz norteamericana nacida en 1972, fue una de las Vigilantes de la playa más deseada junto a Pamela Anderson. También actuó en varias películas como Scary Movie 1 y 4, o Starsky & Hutch. Uno de los episodios más estrabagantes de su vida, fue su fugaz matrimonio con Dennis Rodman, jugador de la NBA y en aquel entonces en Los Angeles Lakers.

ALBERTO HERREROS: nacido en 1969, fue uno de los mejores jugadores de baloncesto español en la década de los 90. Destacó por su poder anotador gracias a una muñeca privilegiada. De 1989 a 1996 militó en Estudiantes, para fichar por el Real Madrid posteriormente, donde permanecería hasta su retirada en 2005. Todavía conserva la marca en la ACB de más triples conseguidos, con 1.233 triples anotados.

SERAFIN ZUBIRI: pese a ser ciego, éso no le ha impedido hacer sus pinitos como actor, presentador e incluso deportista, pese a ser profesionalmente cantante. Nacido en 1964 en Navarra, llegó a representar a nuestro país en el festival de Eurovision en 1992. En 1991, fue Récord de España en la prueba de 1.500 m. y campeón de España en la de 800 m. Ha conseguido completar 7 maratones y 30 medias maratones. En 1994, además consiguió hacer cima en el Aconcagua, Kilimanjaro y Mont Blanc entre otros.

KARL ALEXANDER MÜLLE: nacido en 1927 en Basilea, Suiza, Karl es uno de los físicos más importantes de nuestro tiempo. Ganador del Premio Nobel de Física en 1987 por sus trabajos sobre la superconductividad en los materiales cerámicos. Ha sido miembro de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, la Academia de Ciencias de Polonia, la Academia de Ciencias de Rusia, la Academia Eslovena de Ciencias y Artes, y la Academia Sajona de Ciencias.

FELIX BAUMGARTNER: este exmilitar, paracaidista y saltador BASE austríaco nacido en 1969, saltó a la fama en 2012 por batir 3 récords al lanzarse en caída libre desde los 38.969,3 metros de altura, después de haber ascendido en globo tripulado a la estratosfera. Según los cálculo, llegó a alcanzar en la caída una velocidad máxima de 1357,64 km/h, siendo el primer ser humano en romper la barrera del sonido sin apoyo mecánico.

MIRANDA KERR: nacida en 1983 en Australia, es una de las supermodelos más famosas de los últimos años, conocida por ser uno de los Ángeles de Victoria’s Secret desde 2007 hasta el 2013. En 2010,  Forbes publicó que era la novena Top Model mejor pagada del mundo. En 2012, pasó a ser la séptima con un ingreso anual de 4 millones de dólares.

ADOLF HITLER: nacido en Berlín en 1889, pasa por ser uno de los personajes más siniestros de la historia, culpable del peor episodio vivido en el siglo XX como fue la Segunda Guerra Mundial y el holocausto. Fue Canciller de Alemania desde 1933 y “Führer” desde 1934 hasta su muerte/suicidio en 1945. Debido a la invasión de los nazis a Francia, este país no celebra en Día Internacional del Cannabis por coincidir con la fecha de su nacimiento, cambiando las fechas de las celebraciones al 18 de julio.

STEPHEN MARLEY: parecía premonitorio que el rey del reggae, Bob Marley, tuviese un hijo que naciese el Día Internacional del Cannabis. Nacido en 1972, Stephen siguió los pasos de su padre y formó parte del grupo de reggae Ziggy Marley & The Melody Makers junto a sus hermanos Ziggy, Cedella y Sharon, logrando 3 Grammys durante la década de los 80. En 2008 también ganó otro Grammy al mejor álbum reggae por “Mind Control”.

TITO PUENTE: de origen puertoriqueño y neoyorkino de nacimiento, nació en 1923. Fue un legendario percusionista y una de las grandes figuras del jazz a nivel mundial. Su trabajo lo desarrolló en el campo de la música cubana, el jazz afrocubano, el jazz latino y la salsa. En 1963 compuso el mambo Oye cómo va, popularizado posteriormente por Carlos Santana. Entre producciones propias y colaboraciones, grabó un total de 198 discos, lo que le ha servido para poseer su propia estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

MAC: co-fundador de esta web en el año 2001, MAC lleva desde entonces informándonos de las últimas noticias cannábicas que acontecen en todo el mundo, tanto las relativas al cannabis medicinal, como al recreativo, curiosidades, eventos, cultivo, tendencias, novedades del sector…

0 683 vistas

La planta del cannabis se ha utilizado a lo largo de la historia antigua y moderna para usos medicinales, alimentación y creación de tejidos, tanto de vestir como de herramientas. En la actualidad, el resurgir de su cultivo y producción en todo el mundo esta sacando a la luz textos antiguos de civilizaciones de antaño.

En la antigua China, hacía el año 6.000 antes de Cristo ya se usaba en herramientas, ropa, calzado y alimentos. Sobre el año 2.700 a. C. el Emperador Shen-Nung, ya escribió en Shennong Pên Ts’ao ching, sobre como utilizó aceites, tópicos y tés de esta planta para combatir el dolor, siendo la primera referencia escrita que se conoce de su uso medicinal.

Posteriormente, otras farmacopeas escribieron sus referencias sobre los efectos medicinales de las flores, las hojas y las semillas de la planta de cannabis. Hua Tuo fue la primera persona registrada en el uso del cannabis como anestésico en el siglo II y señalando que también podía ayudar en el tratamiento de coágulos de sangre, tenias y pérdida de cabello.

Claramente, el conocimiento griego de la planta fue mucho más allá de su uso como fibra. Como Michael Lahanas registra en su ensayo bien documentado ‘Examples of Ancient Greek Medical Knowledge‘, “Los antiguos griegos usaban el cannabis como un remedio para tratar la inflamación, el dolor de oídos y el edema (hinchazón de una parte del cuerpo debido a la recolección de líquidos)” (Lahanas , 2006).

Los romanos también usaron con asiduidad el cannabis. sobre el año 77 después de Cristo, Plinio el Viejo averiguó la gran utilidad de la planta para extraer insectos de los oídos y aliviar el dolor. Disocorides, en la misma época, realizó una farmacopea que enumera los beneficios médicos del cáñamo, incluyendo la ayuda contra el dolor de oído, problemas con el estómago y las quemaduras. En el año 200 d.C. Galen escribe sobre la capacidad del cannabis para combatir el dolor.

El cannabis siempre se usó en la historia del hombre para aliviar el dolor

El uso de cannabis era muy común en las regiones de Oriente Medio, debido a la prohibición del alcohol en el Islam y la abundancia de la planta del cannabis. También y gracias ha esta abundancia, los conocimientos medicinales y beneficios de la planta por los habitantes de estas regiones era muy amplio, sabían de sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, antieméticos, antiepilépticos, diuréticos y de más.

Otra gran región como la India también era muy conocedora de los beneficios del cannabis, en el texto sagrado del hinduismo, Atharvaveda, se enumera el cannabis como hierba sagrada. Han usado pastas, bebidas y partes de la planta tanto medicinal como recreativamente durante cientos de años. También en el antiguo Egipto, se escribió sobre el uso del cáñamo en un colirio en el papiro médico Ramesseum III resaltando tanto el alivio del dolor como la inflamación.

A través de las regiones y la historia, una cosa parece clara: el cannabis se usaba para aliviar el dolor.

1 169 vistas

El cannabis se extendió por todo el mundo a través de los viajes y su uso como fibra. En toda Europa, la planta se usaba para tratar tumores y tos, además de recreativamente. En el siglo XVI, el cáñamo era uno de los principales cultivos en Inglaterra. En 1533, Enrique VIII ordenó a los agricultores cultivar cannabis o enfrentarse a una multa. Durante este siglo, los médicos García de Orta y Li Shih-Chen descubrieron nuevos usos para la planta: mejora del apetito y como antibiótico.

En el siglo XVII, el cannabis había llegado a América del Norte. Se cultivó en Jamestown y otras colonias para su uso en ropas, materiales de construcción y velas. En 1619, la Asamblea de Virginia aprobó una ley familiar que obligaba a cada agricultor a cultivar cáñamo. Leyes similares  se aprobarían en Massachusetts y Connecticut, y la planta se aceptó como moneda de curso legal en Virginia, Pennsylvania y Maryland.

Durante este tiempo, “Anatomy of Melancholy” de Robert Burton recomendó el uso del cannabis como mejora y tratamiento de los trastornos de salud mental. En el siglo XVIII, dos farmacopeas adicionales enumeraban muchas propiedades medicinales del cannabis. “The New England Dispensatory” y “Edinburgh New Dispensatory”  enumeran la planta como un tratamiento para el dolor y la inflamación de la piel y de la tos, respectivamente.

El gran propulsor del cannabis en occidente

A pesar de la inclusión del cannabis en muchos textos médicos fue William Brooke O’Shaughnessy quien popularizó la planta en occidente. Como cirujano y profesor en el Colegio Médico de Calcuta en el siglo XIX, el irlandés O’Shaughnessy estaba realizando experimentos  sobre cannabis indica en animales, niños y adultos. Señaló los efectos analgésicos, además de su capacidad para relajar los músculos. Los pacientes con enfermedades reumáticas, cólera, tétanos e hidrofobia fueron tratados con cannabis bajo su cuidado. Aunque no era necesariamente un tratamiento verdadero para algunas de estas afecciones, O’Shaughnessy notó que ofrecía esperanza y eliminaba algunos de los efectos emocionales negativos de la enfermedad.

Justo antes de la Guerra Civil estadounidense, la tercera edición de U, S. La farmacopea enumera el extracto de cáñamo. El U.S. Dispensatory también lo hace, agregando cannabis medicinal. Se sabía que era intoxicante, sí, pero también analgésico e inductor del sueño. El cáñamo fue recomendado para una variedad de problemas de salud, desde neuralgia y convulsiones hasta depresión y la gota. A finales del siglo XIX, la investigación del Dr. JR Reynolds mostró una mejoría en tics, migrañas, asma y dismenorrea.

En el cambio de siglo, el uso del cáñamo disminuyó medicinalmente gracias a la introducción de opiáceos y al desarrollo de la jeringa. Aún así, medicamentos como Chlorodyne, una combinación de cannabis y morfina para tratar problemas estomacales, crecieron en popularidad. Además de eso, los remedios caseros y las curas de aceite de serpiente a menudo incluían cannabis, además de otras drogas y medicamentos.

Cuando comenzó la guerra contra las drogas, el cannabis estaba prohibido , lo que dejaba a los pacientes que lo usaban por razones médicas, a menudo sin suerte. En la década de 1970, se desarrollaron extractos y medicamentos sintéticos de cannabis para ayudar a tratar las náuseas asociadas con el uso de la quimioterapia para el cáncer y las enfermedades autoinmunes. Otros se usaron para tratar el glaucoma también.

En 1996 California legalizaría el cannabis medicinal para uciertas afecciones como el VIH / SIDA y el cáncer.  En la actualidad, la investigación sobre el cannabis esta increíblemente restringida en muchos lugares, aunque los increíbles resultados de las investigaciones están cambiando ese rumbo en beneficio de la humanidad.

1 607 vistas

El cannabis es la sustancia psicoactiva conocida más antigua que se ha consumido durante miles de años, hasta bien entrado el siglo XIX y ahora, en el siglo XXI. El siglo XIX fue un momento significativo para la planta porque muchas más personas supieron de esta planta y de todas sus propiedades. Durante la década de 1960, el consumo de cannabis aumentó con el aumento de la contracultura, lo que fomentó una revolución de las normas sociales en materia de drogas. Este uso y popularidad del cannabis continuó en la década de 1970, cuando las personas fumaban la “hierba hippie”.

La marihuana de hoy no es como solía ser por entonces ya que durante la década de 1970, la “hierba hippie” provenía de importaciones ilegales, principalmente desde Colombia. Esta “hierba hippie” es diferente al cannabis de la actualidad porque las importaciones desde el exterior del país podrían tardar meses en llegar, lo que afectaba a la potencia de la flor o cogollo. Parte de esas flores fueron confiscadas durante redadas policiales y luego utilizadas para investigación del cannabis.

Durante la década de los setenta, muchos estados individualmente mostraron interés en la marihuana medicinal , por lo que muchos comenzaron a investigar la planta. Se crearon varias agencias y organizaciones de marihuana durante los años 70, incluida la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de Marihuana (NORML). NORML es un grupo activista que promueve y coordina los esfuerzos de base para legalizar el cannabis medicinal a nivel estatal y local. La organización se ha convertido en el principal grupo de defensa de la despenalización de hoy en día, y continúa impulsando la reforma de la marihuana.

0 423 vistas

A la industria del cannabis no les gusta las palabras pot, weed, hierba, marihuana o marijuana para referirse al cannabis.

El cannabis sigue teniendo un estigma que surge con el uso de la vieja jerga de llamarla marihuana (pot) y hierba (weed). Para muchos, estas palabras traen a la memoria una imagen de personas perezosas, no tan brillantes y que siempre están “fumados”.

La imagen molesta profundamente a la industria de la marihuana, que le está diciendo al público con suavidad y a veces secamente, que deberían usar la palabra cannabis. Ese es el nombre científico de la planta de la que se deriva la marihuana.

Muchos minoristas también están comercializando cannabis como un fármaco para la salud y el bienestar, a pesar de que las ventas recreativas pronto eclipsarán a las de su uso medicinal donde se legalice y como ahora es el caso de California.

¿Qué dicen los empresarios del cannabis?

“Personas están dando un enfoque más sofisticado al uso de cannabis, especialmente en el uso de la dosificación correcta,”  dijo Coggan, cofundador de Therapy Tonics & Provisions, una compañía de bebidas de cannabis La Jolla . “No queremos pensar en lo negativo.”

Todo es parte de un mayor esfuerzo para normalizar el cannabis, un medicamento que podría generar 5.000 millones de dólares al año en ventas y solo en California en 2019.

El estado también publicó un anuncio de YouTube que exaltaba los beneficios del uso de marihuana al tiempo que advertía que nunca debería ser utilizado por los conductores. El anuncio fue retirado después de que los conservadores se quejaran de que el anuncio decía muy poco sobre los peligros de conducir bajo sus efectos.

La industria está avanzando con la normalización, desencadenando una guerra cultural con muchos baby boomers y GenXers que comúnmente se refieren al cannabis como marihuana, hierba o pot. Muchos de ellos no creen que el cannabis tenga connotaciones profundamente negativas.

“A la gente de nuestra industria y activistas no les gusta la palabra “pot” porque no se centra en el valor medicinal de la planta, que es lo que es importante”, dice  B. Le Grand, editor de Edibles List. “Tampoco nos gusta la palabra marihuana”.

Zach Lazarus, cofundador del dispensario A Green Alternative está de acuerdo, y culpa a los medios por ayudar a perpetuar viejos estereotipos en lugar de destacar nuevos mercados. “Escuchas a los presentadores de noticias refiriéndose a los dispensarios como tiendas de marihuana. No se oye a los mismos presentadores de noticias referirse a una licorería como una tienda de alcohol o una tienda de bebidas alcohólicas “, dice.

Las farmacias vendieron productos que contenían marihuana en el siglo XIX, a pesar de que se sabía poco sobre esto científicamente. Las cosas comenzaron a cambiar a principios del siglo XX cuando los inmigrantes de México mostraron a los estadounidenses cómo la planta podría ser utilizada como droga recreativa. El cannabis adquirió una connotación muy negativa, con algunos opositores que se refieren a ella como la “amenaza de la marihuanadijo Thompson, profesor de antropología y comunicación en la Universidad del Sur de California.

El cannabis fue criminalizado por el Congreso norteamericano en la década de 1930, cuando era conocida como marihuana. Los entomólogos dicen que pot representa una versión más corta de la palabra española potiguaya, y que se refiere a ciertos vinos o brandy que contenían marihuana.

Crece su popularidad en los años 60 y 70

El cannabis creció en popularidad durante el movimiento de contracultura de los años 60 y 70. En 1989, el presidente George HW Bush anunció una “guerra contra las drogas”, una legislación parcialmente enfocada en la marihuana. Siete años más tarde California se convertiría en el primer estado en legalizar la marihuana medicinal. Hoy en día, es legal por el mismo motivo en casi 30 estados, y su uso recreativo también en ocho.

La normalización del cannabis esta en auge y ese tipo de cambio cultural con el que muchas personas han luchado, incluida Virginia Falces, directora de comunicaciones de Outco, y que cultiva cannabis en una planta de interior cerca de El Cajón. Falces creció en California a fines de la década de 1980 y dice que “siempre había llamado hierba o pot, ocasionalmente cannnabis para que suene más cool.”

“Tuve que volver a entrenarme para usar ‘cannabis’ o ‘marihuana medicinal’ en mi nuevo espacio profesional, ya que rápidamente aprendí que la industria prefiere casi universalmente estos nombres a aquellos otros que yo usaba y que estaba acostumbrada”.

0 540 vistas

Corría el año 1938 cuando Henry Ford, fundador de Ford Motor Company y padre de las cadenas de producción modernas utilizadas para la producción en masa, creaba un coche que podría haber cambiado para siempre la industria automovilística. Funcionaba con combustible de cáñamo y lo bautizó como “el coche que nació en los campos de cultivo”.

Así, en el año 1941 presentaba el Ford modelo Hemp Body Car o Soybean Car. Este coche estaba fabricado en su totalidad con materiales obtenidos a partir de fibras de soja y cáñamo. Se alimentaba con etanol de cáñamo, elaborado a partir de semillas de cáñamo. Aunque nunca llegó a producirse en serie, ya en la época sentó las bases para un futuro esperemos que muy cercano.

Para la fabricación del primer prototipo, Henry Ford tuvo que adquirir unos 12.000 acres de cultivos de cáñamo y soja. Pesaba un 33% menos que la misma versión que usaba carrocería de acero, además de ser mucho más resistente. Desafortunadamente, con la Segunda Guerra Mundial en curso, la industria automovilística sufrió una grave crisis y este modelo cayó en el olvido. Algunos fuentes afirman que fue destruido por uno de los diseñadores de Ford, E.T. Gregorie.

Debido a la escasez de recursos por este conflicto mundial, sobretodo de metales, Henry Ford tuvo la genial idea de construir este modelo con plástico de cáñamo, asegurando que sería incluso más seguro que los fabricados con chasis de metal. Así se aliaron DEFRA (departamento dependiente del gobierno británico), Hemcore (compañía que cultivaba cáñamo) y Ford. El fin era el de desarrollar un vehículo reciclable con materiales provenientes del cáñamo. El propio gobierno británico contribuyó con cerca de 500.000£.

El chasis del Hemp Body Car era un chasis tubular sobre el que se acoplaban 14 paneles de plástico de cáñamo de 1/4 de pulgada de grosor. Las lunas estaban fabricadas en hojas acrílicas. El ahorro de peso fue de más de 450 kilos, frente al modelo homónimo fabricado con metales.

Aunque la fórmula que emplearon para fabricar los plásticos de cáñamo se perdió, algunas investigaciones apuntan que además de cáñamo y soja, se empleó trigo, lino y ramio. Lowell E. Overly, ingeniero que participó en su fabricación, afirmó que era una fibra de cáñamo y soja, junto a una resina fenólica con formaldehído como aglomerante.

Poco más se conoce de este prototipo, salvo algunas imágenes y un viejo vídeo de la época donde se muestras las cualidades de Ford Hemp Body Car. En él, se ve como un hombre golpea con un hacha el chasis del coche sin causar ningún o muy pocos daños superficiales.

Presiones por parte de grandes magnates del petróleo y el propio gobierno estadounidense que consideraba que la recuperación económica de la post-guerra no pasaba por cultivar cannabis ni considerar el respeto por el medio ambiente, hicieron que el coche de cáñamo cayese en el olvido rápidamente.

Una de las frases más célebres de Henry Ford fue “¿Por que usar bosques los cuales han tardado siglos en crecer, y minas las cuales llevan décadas en ser excavadas, si nosotros podemos obtener el equivalente a esos productos minerales, con el crecimiento anual de los campos?”.

0 861 vistas

Hildegard von Bingen (1098-1179), también conocida como Sta. Hildegard, fue una abadesa alemana, monja, mística, escritora y compositora de la Edad Media. Escribió textos teológicos, botánicos y medicinales, canciones, poemas, siendo autora de la obra moral más antigua que sobrevive y de muchos textos brillantes.

Considerada por los especialistas actuales como una de las personalidades más fascinantes y polifacéticas del Occidente europeo, se la definió entre las mujeres más influyentes de la Baja Edad Media.

Hildegard von Bingen es conocida por sus talentos y conocimientos curativos, incluida la aplicación práctica de tinturas, hierbas y piedras preciosas. Ella creció “cannabis” en su jardín de hierbas y lo recomendó para los problemas de náuseas y del estómago.

En sus textos publicados sobre las ciencias naturales, Physica , Hildegard dedica un capítulo entero a los usos y aplicaciones del cannabis con fines terapéuticos.

El capítulo 11 dice:

                  “El cáñamo es cálido y crece donde el aire no es ni frío ni caliente, tal como es su naturaleza Sus semillas son sanas y saludables para que las personas sanas las coman. Es absorbido fácilmente por el cuerpo; disminuye los malos humores y hace que los buenos humores persistan. Pero sin embargo quien este sano de cabeza y tenga una mente plena, no daña. Quien esta gravemente enfermo, también hace que esa persona sufra un poco de dolor en el estomago. Sin embargo quien esta moderadamente enfermo, no le causa dolor cuando lo come.

                 Sin embargo, permite que cualquiera que tenga problemas de estómago cocine el cáñamo en agua, luego drene el agua y coloque el pedazo de tela caliente envuelto con el cáñamo dentro en el estómago. Esto alivia a la persona y restaura ese lugar. También cura úlceras y heridas que lloran porque el calor en el cáñamo está templado “.

Los escritos de Hildegard son únicos con su actitud positiva hacia las relaciones sexuales y las descripciones de los placeres desde el punto de vista de la mujer. Se cree que sus libros contienen la primera descripción de un orgasmo femenino.

La música también es una parte integral de la vida de Hildegard. Ella lo describe como la captura de la alegría y la belleza del paraíso.

St. Hildegard es una de las primeras personas a quienes se le aplicó formalmente el proceso de canonización.

0 967 vistas

El cannabis sativa tiene ciertas variedades que se denominan cáñamo (hemp en inglés) y también tiene otras variedades que son conocidas como marihuana (marijuana, ganja, dagga… en otros países)

Se denomina “cáñamo” a las variedades de cannabis para uso industrial y alimentación. Estas variedades tienen un menor porcentaje del cannabinoide psicoactivo tetrahidrocannabinol (THC). Las variedades con alto contenido de este psicoactivo se destinan al uso recreativo o medicinal y se le llama marihuana.

Te dejamos algunos datos y curiosidades que tal vez desconocías:

-Sabías que es una de las plantas más avanzadas de la tierra y utiliza la energía solar de manera más efectiva que muchas otras plantas.

-Sabías que prácticamente su cultivo prospera en casi todos los climas, en casi todos los suelos y es muy resistente a todo tipo de plagas

-Sabías que las semillas de cannabis sativa, su harina o el aceite obtenido de las mismas tienen un alto valor nutricional y ya lo sabían nuestros antepasados.

-Sabías que en casi todas las culturas del mundo existieron productos de cannabis sativa que se han utilizado para casi todo.

-Sabías que investigadores arqueólogos supuestamente encontraron rastros de cannabis en la momia de Ramsés II.

-Sabías de los hallazgos de cuerda de cáñamo en China se remontan a los tiempos en que la escritura no se había inventado

-Sabías que las semillas de cannabis sativa en tiempos precristianos se encontraron en una fosa común como suplemento que acompañaba al difunto en su camino a la otra vida.

-Sabías que después de la caída de la prohibición del alcohol en los Estados Unidos – a continuación, comenzó una campaña de difamación contra la marihuana (cáñamo mexicano) y la mayoría de las personas perdieron el conocimiento de la antigua planta cultivada y crearon el “mito de la hierba asesina y la droga de entrada”.

-Sabías que con el cannabis sativa se pueden producir combustibles ecológicos (biocombustibles), lubricantes y bioplásticos.

-Sabías que con el cannabis sativa se pueden crear materiales de bioconstrucción de gran resistencia.

-Sabias que el aceite de cannabis sativa tiene aplicaciones medicinales y cosméticas.

-Sabías que en excavaciones arqueológicas en el año 2001 los investigadores descubrieron cuatro pipas que habían pertenecido a William Shakespeare con rastros reveladores de cannabis.

4 42.463 vistas

La longevidad de la relación entre los seres humanos y la marihuana ya es bastante común entre los aficionados al cannabis, los detalles precisos aún son relativamente desconocidos, especialmente para las generaciones más jóvenes de fumadores de hierba.

La historia de la marihuana es en realidad muy entretenida, por lo que si usted disfruta de los efectos calmantes de sentirse bien de esta planta increíble, definitivamente debe dejar a un lado unos minutos de su tiempo para conocer mejor a su organismo fotosintético favorito un poco mejor.

Para aquellos que son inseguros, o incluso estrictamente se oponen al consumo de marihuana para fines medicinales y recreativos, tal vez una mirada a través de toda la historia y todas las diferentes culturas y naciones que se beneficiaron en forma profunda del uso de esta planta ayudará a cambiar su mente, Porque todo el concepto de que el cannabis es una especie de una sustancia tortuosa es esencialmente completamente moderno, y completamente irrealizable por decir lo menos.

Las plantas de cannabis primero evolucionaron en Asia Central, particularmente en las regiones de Mongolia y Siberia de hoy.

La evidencia sugiere que el cannabis fue cultivado por los seres humanos durante 12.000 años , lo que lo convierte en uno de los cultivos más antiguos en toda la historia de la humanidad.

Marihuana mapa del mundo

Una vez que las primeras civilizaciones se establecieron, China fue el principal cultivador de la región y alrededor de 6000 aC muchas de sus numerosas provincias dependían en gran medida del comercio y la producción de cannabis.

Se necesitaban y usaban diferentes tipos de marihuana en la antigua China, y los primeros registros descubiertos del uso del cannabis con fines medicinales se remonta al 4000 aC

Las leyendas del pueblo chino representan al Emperador Shen Nung usando la marihuana como medicina en el año 2737 aC, para reuma, gota y otros similares.

Pero la dura evidencia de la existencia de Nungs es todavía escasa a día de hoy, por lo que todavía está algo confuso si él era una figura mítica o histórica.

Los restos de cannabis quemados fueron descubiertos en los montículos funerarios siberianos que datan alrededor del año 3000 aC y las tumbas sepulcrales de altos funcionarios habían momificado el cannabis psicoactivo en el área de Xinjiang de China, alrededor de 2500 AC

Aproximadamente al año 2000 aC, los agricultores costeros coreanos que estaban en contacto con los chinos, llevaron la planta a Corea, donde lentamente comenzó a extenderse por toda la nación.

Entre 2000 y 1000 AC, los coreanos fueron atacados frecuentemente por los arios (que eran un pueblo indo-iraní), y llevaron cannabis a la India, donde rápidamente se hizo ampliamente popular.

La siguiente parada de la marihuana fue la mudanza al Oriente Medio, donde fue transferida muy probablemente por los escitas, y en esa época ocuparon Rusia y Ucrania por muchos años, donde la planta también hizo su primera aparición.

Los grupos nómadas germánicos transportaron cannabis a Alemania y en última instancia a otros países de Europa central, y durante las invasiones anglosajonas del siglo V dC, fue llevado a las islas de Gran Bretaña.

También se han encontrado trazas de semillas de cannabis en los naufragios vikingos , que datan del siglo IX, y era muy común que las culturas que usaban regularmente el transporte marítimo para fabricar cuerdas robustas de cáñamo.

Desde Europa, durante los siguientes siglos, se extendió lentamente por África, y más tarde a América del Sur con los conquistadores en el siglo XVII.

La mayoría de estas culturas arcaicas han implementado el uso de la marihuana tanto para usos prácticos como médicos.

El cáñamo se utilizó para la creación de fibras, que luego se utilizaron para la tela, las cuerdas, redes de pesca y otros productos similares.

La primera pieza de papel (aproximadamente 500 aC), estaba hecha de fibras de cáñamo, y los antiguos chinos lo usaron para muchos tipos diferentes de tejidos desde el año 1000 aC. El algodón no se usó en China hasta aproximadamente el año 900 dC, lo que dejó al cáñamo como una planta para todas las cosas relacionadas con la tela.

Los romanos también confiaron en el cáñamo para la creación de la cuerda, cultivándolo sobre todo en Sicilia.

Al igual que sus antepasados ​​romanos, los italianos continuaron la tradición de la utilización de la cuerda, y las regiones principales del cultivo estaban alrededor de Venecia.

Los artesanos venecianos eran famosos por las magníficas telas que creaban a partir de cáñamo, casi igual a la delicada belleza de la seda.

Otro hecho interesante es que la industria del cáñamo en Italia estaba regulada con precisión, incluso tenían varias graduaciones para ayudar a determinar la calidad de las fibras, que variaban de región a región.

Es bastante evidente que todas estas viejas culturas y civilizaciones tenían una comprensión similar de cómo el cáñamo podría ser explotado para diversos usos prácticos, y se puede decir que esta fue la principal razón para el propósito del cannabis, pero también es evidente que muchas de estas culturas también lo utilizaron por razones medicinales y espirituales.

En China y Egipto se utilizó para el reumatismo, la gota, y se añadieron las semillas al vino para crear pociones que se utilizaron como anestésicos en cirugías y otras intervenciones médicas.

En la antigua Grecia era una cura común para los diferentes tipos de inflamación, y también para las tenias y otros parásitos.

Como se mencionó anteriormente, los ataques a los anglosajones por la Europa occidental durante el siglo V transportaron cannabis a las islas británicas.

Alrededor del 1500 dC, por orden del rey Enrique VIII, comenzó la mayor demanda de cáñamo en la historia de Inglaterra, para satisfacer el creciente requerimiento de una flota más grande.

Debido a que Inglaterra se convirtió en una potencia marítima tan fuerte tan rápidamente, los agricultores del país no podía producir suficiente cannabis, por lo que se dirigió a Rusia para la producción adicional de cáñamo.

Este acuerdo comercial era inmensamente valioso para los ingleses, que contaban con el suministro constante de cáñamo para construir y mantener la cuerda y el tejido para sus flotas comerciales y colonizadoras.

Al otro lado del mundo, una vez que los españoles trajeron la planta con ellos al Nuevo Mundo a comienzos del siglo XVI, poco a poco comenzó a extenderse por todo el continente.

Los ingleses lo llevaron con ellos a Jamestown en 1611, que era su primer establecimiento duradero en Norteamérica.

Se utilizó como una fuente importante de fibra, hasta el comienzo del siglo XX, cuando el algodón lo reemplazó como la principal cosecha para fibra.

Durante esta era sólo un pequeño número de patentes médicas incluyeron marihuana, en comparación directa con las que tenían cocaína y opio en ellas.

Durante la década de 1920 la fiebre del cannabis comenzó a tomar el control de los EE.UU.

Vintage cannabis grower

Fue el producto de varios factores, uno de los cuales fue la revolución mexicana que dio lugar a que un gran número de inmigrantes que disfrutaban del cannabis huyeran a América, y algunos historiadores creen que la prohibición tuvo un papel importante en la popularización de la marihuana.

Al principio, el consumo estaba reservado para los músicos de jazz emergentes y otros artistas en el mundo del espectáculo.

Las llamadas tetinas se abrieron a nivel nacional, y el uso de cannabis fue tolerado por las autoridades, porque había muy pocas quejas sobre las personas que lo disfrutaban.

Y por supuesto, todavía era completamente legal en ese momento.

La razón más importante para la criminalización de la marihuana fue el estereotipo racial, que desempeñó un papel importante en la comprensión del cannabis por la gente común, porque los inmigrantes mexicanos eran frecuentemente vistos como refugiados sin educación, quienes realmente no tenían nada que contribuir a la cultura occidental más avanzada .

El primer estado que prohibió el cannabis fue Utah en 1915, y en 1931 fue ilegal en 29 estados.

Ocho años después, en 1937, el cannabis fue colocado bajo la jurisdicción de la DEA, y con la ley del impuesto de la marihuana se criminalizó a escala nacional.

Historia de la ley de marihuana

En la década de 1950 el cannabis fue elogiado por la generación beat, y durante la Guerra de Vietnam se convirtió en un poderoso símbolo de la subcultura anti-gubernamental hippie, y definitivamente se formó la comprensión de que el cannabis no era una sustancia tan diabólica como el gobierno lo había retratado. Era un relajante que en última instancia reunía a la gente, y los hacía sentir más conectados entre sí.

El cannabis era una parte de la Farmacopea de Estados Unidos desde 1850 hasta 1942, y sus usos médicos más comúnmente eran para náuseas, reumatismo y dolores de parto.

En la década de 1930, la Oficina Federal de Estupefacientes de los Estados Unidos (una predecesora de la DEA) llevó a cabo una campaña que retrataba la marihuana como una droga intoxicante y fuertemente adictiva, capaz de convertir a una persona “normal” en un demonio de drogas en muy poco tiempo.

Avanzando hasta 1970, la Ley de Sustancias Controladas colocó el cannabis como un medicamento de la Lista 1, junto a la heroína y el LSD.

La mayoría de la marihuana provenía de México en ese momento, y en 1975 el gobierno mexicano acordó erradicar la mayor parte de las cosechas de México.

Las administraciones de “tolerancia cero” de Reagan y Bush crearon un cambio de la importación a cultivos domésticos, localizados principalmente en California y Hawai.

La siguiente fase de la historia del cannabis fue cuando Holanda lo despenalizó en 1976, lo que significó básicamente la posesión y venta autorizadas de hasta 30 gramos de marihuana.

El siguiente fue California, el primer estado donde el cannabis fue legalizado para uso medicinal en 1996, y Colorado fue el primer estado en permitir el uso recreativo en 2014.

En la actualidad, 24 países del mundo han despenalizado o legalizado el pote, siendo Uruguay el pionero absoluto, donde la producción, la venta, el transporte y el cultivo han sido completamente legalizados en 2013.

En este momento, Canadá es el siguiente en la lista para recibir la legalización completa de udo medicinal y recreativo y que será en el verano de 2018.

Menudo viaje.

Por Marco  

0 82 vistas

Hace ochenta años, el 2 de agosto de 1937, el presidente Franklin Roosevelt firmó el Proyecto de Ley 6385 (Ley de Marihuana Tax), que penalizaba la posesión, producción y venta de cannabis.

Esta prohibición federal siguió a las acciones de 29 estados, empezando por Massachusetts en 1914, que aprobó leyes contra la marihuana en las décadas anteriores. También siguió a los años de la llamada Reefer Madness, durante el cual los burócratas (liderados principalmente por Harry Anslinger, Oficina Federal de Narcóticos director), políticos, periodistas y editores científicos que proclamaron continuamente que la marihuana irreparablemente dañaba el cerebro. Un editorial en 1.933 en la Revista de Derecho Penal y Criminología resume en gran medida el sentimiento de la época: “Si se continúa, el resultado inevitable es una locura, que los que están familiarizados con ella describen como absolutamente incurable y, sin excepción, terminando en la muerte.”

Cuatro meses antes, el 14 de abril, el Rep. Robert L. Doughton de Carolina del Norte introdujo el Marihuana Tax Act, que trató de impedir el uso recreativo mediante la imposición de un impuesto federal prohibitivo sobre todas las actividades relacionadas con la marihuana. El Congreso sólo celebró dos audiencias para debatir la virtud de la Ley, en gran parte basándose en el testimonio sensacionalista de Anslinger, que opinó, “Este fármaco es del todo el monstruo Hyde, el efecto nocivo el cual no se puede medir.” Pese a las objeciones de la American Medical Asociación, la Cámara y el Senado aprobaron por abrumadora mayoría la medida por votos a voz alzada.

El Presidente Roosevelt firmó con prontitud la legislación en ley. Tres meses más tarde, el 1 de octubre, el Marihuana Tax Act (Ley del Impuesto sobre Marihuana) entró en vigor, poniendo así en marcha la prohibición federal que continúa hasta nuestros días.

Dígale al Congreso que termine con 80 años de una política fracasada. Haga clic aquí para instar a la dirección federal que apoye la Ley de Justicia de Marihuana de 2017 en el Senado y haga clic aquí para apoyar el fin de la Ley de Prohibición de la Marihuana Federal en la Cámara.

Por Paul Armentano

Director Adjunto de la NORML, la Organización Nacional para la Reforma de las Leyes de la Marihuana y Asesor Principal de Políticas de Freedom Leaf.

Ya hace cincuenta años que los Beatles se posicionaron a favor de la legalización de la marihuana en el Reino Unido. Aunque el debate sobre legalizar el cannabis es poco probable que termine en breve, si que es cierto que nunca se había visto una llamada internacional tan importante en pro de su legalización o de otra forma de encaje legal en la sociedad de la época.

Las personas pro-legalización deben saber y recordar que en Julio de 1967 en el periódico londinense del The Times apareció un anuncio de página completa que estaba firmado por 64 de los miembros más prominentes de la sociedad británica de la época y que pedían la legalización de la marihuana. Entre los firmantes se encontraban los componentes de unos de los grupos musicales más importantes de la historia, The Beatles.

Según leíamos en la  Biblia de los Beatles , los miembros de la banda se encontraban entre los 64 firmantes elegidos como los mejores y más brillantes de Gran Bretaña para dar impulso a la discusión sobre la legalización de la marihuana y que aparecían en un anuncio a página completa en el London Times el 24 de julio del 1967. El anuncio tomó impulso con la detención del aclamado fotógrafo y fundador de International Times, John Hopkins, y sus posteriores sentencias a nueve meses por posesión, el grupo trató de llamar la atención sobre lo que consideraban una política pública innecesariamente dura.

En el anuncio se podía leer y se argumentaba que la marihuana era “la menos perjudicial de las drogas de placer, y … en particular, mucho menos perjudicial que el alcohol”. “El fumar de cannabis está muy extendido en las universidades y la costumbre ha sido retomada por escritores, médicos, empresarios, músicos, científicos y sacerdotes. Tales personas no encajan con el estereotipo empleado del drogadicto criminal desempleado “.

Ningún componente del famoso grupo de Liverpool estuvo en la reunión donde se planificaba y se produjo el anuncio, aunque sus firmas no se ofrecieron sin pensar; De hecho, fue Paul McCartney quien finalmente terminó pagando la factura después de reunirse personalmente con un par de líderes del grupo. Aunque esperaba en vano mantener en secreto su apoyo financiero, sus temores de una reacción pública dirigida contra el grupo resultaron infundados.

Aunque el anuncio no tuvo éxito en términos de legalizar la marihuana en el Reino Unido, su publicación si provocó una discusión pública que generó pequeños cambios pero significativos en las leyes de drogas del país como fue reducir de diez a cinco años de cárcel el máximo castigo por posesión.

0 828 vistas

En todo el mundo, podemos ver la importancia histórica del cáñamo en la sociedad, en textos administrativos, novelas, poemas, y canciones. Otra forma de ver la importancia del cáñamo en la historia es el nombre de los lugares – pueblos y ciudades que eran muy conocidos por tener una industria local dedicada al cáñamo, al cultivo, a la producción textil, etc.

En Europa, hay cientos de poblaciones de este tipo, aunque la historia que esconde su nombre no siempre está clara. Profundizar en la historia de estas localidades puede proporcionarnos una gran cantidad de información sobre los usos antiguos del cannabis – junto con una pista visual de la evolución etimológica de los nombres utilizados para referirse al cannabis, que se produjo a medida que el conocimiento y el cultivo de la planta se extendía por todo continente a lo largo del tiempo.

Cómo la Etimología Nos Da Pistas del Pasado

La etimología de la palabra moderna “cannabis” no está del todo clara. La palabra inglesa viene directamente del griego Κανναβις, pero antes de eso, la historia es un poco turbia. La eminente lingüista Elizabeth Wayland Barber ha propuesto la teoría de que la palabra derivaba de una antigua raíz protoindoeuropea (pIE), *kan(n)aB-, y que los griegos adoptaron su término para referirse a la planta de los escitas o de los tracios.

Aunque las primeras etapas de la historia pueden ser difíciles de determinar con precisión, podemos afirmar con bastante seguridad que las palabras tradicionales para referirse al cannabis utilizadas en prácticamente todos los países de Europa descienden de esta raíz en última instancia. La palabra italiana canapa, el término francés chanvre, el español cáñamo – por supuesto, todos estos parecen bastante obvios. Pero sorprendentemente, a pesar de sonar completamente diferente, ¡la palabra “hemp” (cáñamo, en inglés) de hecho procede de la misma raíz también!

Vamos a echar un vistazo a la geografía de los lugares de Europa cuyos nombres proceden de la palabra cáñamo, y al hacerlo, veremos cómo se ha producido este capricho etimológico.

Localidades de las Regiones Eslavas Cuyo Nombre Procede del Cáñamo

Primero, vamos a echar un vistazo a cómo ha evolucionado la palabra “cannabis” en la rama lingüística eslava. Las lenguas eslavas incluyen el checo, ruso, polaco, búlgaro, serbio, croata y muchos otros idiomas importantes de Europa del Este.

La conexión histórica entre los escitas y los pueblos eslavos de Europa Central y del Este es fuerte. La evidencia histórica sugiere una gran influencia cultural y lingüística de los escitas sobre los primeros eslavos – y algunas hipótesis incluso afirman que las poblaciones eslavas modernas descienden de las tribus escitas y sármatas que se asentaron entre los ríos Danubio y Volga, hasta las orillas del norte del Mar Negro.

En general, las palabras eslavas para referirse al cannabis siguen un patrón distinto, todas basadas en la raíz konop– (konopljá en ruso, konopí en checo, konoplja en croata, konop en búlgaro), que es claramente similar a la raíz pIE *kan(n)aB-. Como resultado, los nombres de los lugares relacionados con el cáñamo adoptan patrones similares.

Konopišt?, República Checa

A unos 40 km al sur de Praga, se encuentra el castillo de Konopišt?, antigua casa de caza del Archiduque Franz Ferdinand. El cáñamo (konopí) se cultivaba en otros tiempos en los terrenos del castillo. El nombre Konopišt? al parecer se traduce como “campo de cáñamo” o “lugar donde se procesa el cáñamo”.

Localidades Históricas Europeas Llamadas Así Por El Cáñamo - Sensi Seeds Blog
El castillo de Konopiste está construido sobre un antiguo sitio de cultivo de cáñamo (© Max Pixel)

Konopki, Konopnica & Konopiska, Polonia

Se dispone de poca información en inglés, pero parece que todas estas pequeñas aldeas polacas llevan el nombre del cáñamo. Los registros también indican que el apellido “Konopka” (que se encuentra en el polaco, checo, y ruso, entre otros) procede de hemp (cáñamo).

Las personas con este nombre probablemente provienen de asentamientos cuyos nombres se derivan de hemp (cáñamo), como Konopki – o si no de un pájaro muy conocido porque le gustan las semillas de cáñamo. ¡Este pájaro es el konopka, o Linaria cannabina – y su nombre latino también deriva de su hábito de comer ¡semillas de cáñamo y de lino!

Localidades Históricas Europeas Llamadas Así Por El Cáñamo - Sensi Seeds Blog
¡El “konopka” tiene su nombre por su afición a la semilla del cáñamo! (© Mickaël Dia)

Konop y Konopa, Bulgaria

Parece ser que la palabra búlgara para referirse al cáñamo, konop, da nombre directamente a la localidad moderna de Konop – pero hay muy poca información sobre su historia y sobre el origen del nombre.

Sin embargo, Bulgaria tiene una larga y rica historia como uno de los principales productores de cáñamo de Europa (y a día de hoy es el primer productor de Europa). Aunque resulta difícil encontrar información sobre la situación actual, al echar un vistazo a algunas evidencias históricas obtenemos información interesante.

En el año 920, los registros apuntan a la existencia de una importante y gran ciudad portuaria conocida como Konopa, situada entre la desembocadura del río Danubio y la ciudad de Varna, en la costa del Mar Negro. Parece que la ciudad estaba bien consolidada, y podía llevar siglos existiendo para entonces – aunque parece haber poco rastro de ella a día de hoy.

Su nombre, que al parecer significa “pueblo del cáñamo”, sin duda indica la importancia del cáñamo. Además, se encontraba en una fértil zona pantanosa en los límites del histórico imperio escita, por lo que habría sido un lugar ideal para el desarrollo de un asentamiento basado en el cáñamo.

Kanepi, Estonia

Aquí hay una especie de anomalía – el estonio no es realmente una lengua eslava. Ni siquiera es una lengua báltica como el lituano o el letón (que tampoco son eslavas, pero están tan estrechamente relacionadas que ambas pertenecen al grupo de lenguas baltoeslavas).

De hecho, ni siquiera es indoeuropea, sino que pertenece al misterioso y antiguo grupo lingüístico conocido como lenguas ugrofinesas. Pero debido a su proximidad geográfica y cultural a otras zonas lingüísticas, ¡parece haber adoptado su término para referirse al cannabis (kanepa) de sus vecinos bálticos o rusos! Esto se refleja en el pueblo llamado Kanepi (“de cáñamo”), que fue una importante localidad dedicada tradicionalmente al cultivo de cáñamo.

Localidades de la Europa Latina Cuyo Nombre Procede del Cáñamo

La zona de las lenguas romances o románicas comprende Italia, Francia, España, Portugal, Rumania, y partes de Suiza y Bélgica. Todas estas lenguas, derivadas directamente del latín, tienen parecidos evidentes, incluidas sus palabras para referirse al cáñamo.

Canepina, Italia

Canepina es una comunidad (municipio) de la provincia de Viterbo, a unos 60km al noroeste de Roma. Su nombre deriva directamente de la palabra italiana para el cáñamo, canapa; en un principio, se llamaba Canapina, que demostraba su derivación etimológica de forma aún más clara.

Canepina era muy conocido por ser un lugar importante de procesamiento de cáñamo y por la producción de productos de cáñamo, incluidos papel y tejidos. Los registros históricos sugieren que la comunidad se estableció en torno a 1600, cuando la industria del cáñamo en Italia ya estaba muy desarrollada y era enormemente productiva.

En el año 2016, la larga trayectoria de Canepina en la producción de cáñamo se ha puesto de manifiesto con el evento “I Love Canapina – La Canapa en Mostra” – que volverá a celebrarse de nuevo el 20 y 21 de mayo de 2017. Además, cualquier persona que visite Canepina por su historia del cáñamo debe asegurarse de visitar Agriristoro Il Calice e la Stella, ¡un restaurante que ostenta una alta calificación con un menú basado en el cáñamo y un propietario con muchos conocimientos!

Cañamares, España

Cañamares es un municipio de poco más de 500 habitantes de Cuenca, provincia de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, España. Cañamares fue un centro regional muy importante de producción y procesamiento de cáñamo – ¡hasta tal punto que su escudo de armas muestra con orgullo tres plantas sanas de cáñamo!

Obviamente, Cañamares existe desde hace bastante tiempo. “A New Dictionary, Spanish & English” (1726) de John Stevens contiene la entrada “Cañamar, que es un campo donde crece el cáñamo. También, el nombre de una localidad situada en el obispado de Cuenca, y el apellido de una familia de España”.

Localidades Históricas Europeas Llamadas Así Por El Cáñamo - Sensi Seeds Blog
La bandera de Canamares, España, con sus tres plantas de cáñamo.

Chennevières, Francia

En Francia, hay varios pueblos cuyos nombres rinden homenaje a una historia de producción y procesamiento de cáñamo. De hecho, hay dos pueblos llamados Chennevières – Chennevières-lès-Louvres, en Val d’Oise, al norte de Francia, y Chennevières-sur-Marne, un municipio situado en los suburbios del sudeste de París. Ambos indican claramente su asociación histórica con el cáñamo en sus escudos de armas, al igual que en la ciudad española de Cañamares.

Kenderes, Hungría

Aquí hay otra anomalía interesante: el húngaro no es una lengua romance (es ugrofinesa, como el estonio), y Kenderes no proviene de una raíz latina. En cambio, procede del grupo lingüístico turco, que incluye el turco, el tártaro de Crimea y el azerbaiyano.

Debido a la gran influencia cultural del Imperio Otomano, la palabra húngara para referirse al cáñamo, kender, viene directamente del término turco kendir, que en última instancia deriva de esa raíz pIE, *kan(n)aB-. El nombre de Kenderes se traduce aparentemente por algo como “el que tiene cáñamo“, y es a la vez el nombre de un lugar y un apellido.

Localidades de la Europa Germánica Cuyo Nombre Procede del Cáñamo

Y así llegamos al último de nuestros tres principales grupos lingüísticos – el de las lenguas germánicas. Esta rama es de particular interés, ya que es aquí donde vemos cómo la palabra *kan(n)aB– se ha abierto un tortuoso camino a lo largo de los milenios hasta convertirse en “hemp” (cáñamo).

Se cree que la raíz *kan(n)aB–  mutó ligeramente hasta convertirse en *hanap-, que luego se convirtió en el término protogermánico *hanapiz, de dónde procedía haenep en el inglés antiguo, hennep en holandés medio y hanaf en alto alemán antiguo. A partir de ahí, derivamos las formas modernas hemp, hennep y Hanf.

Hennef, Alemania

La ciudad de Hennef en Alemania es quizás el asentamiento más grande y más importante cuyo nombre procede directamente del cáñamo, y que cuenta con una historia verificada de producción de cáñamo. Ha existido durante más de mil años, y durante ese tiempo se puede observar una drástica evolución etimológica. Cuando la ciudad se mencionó por primera vez en 1064, se conocía como Hannafo. Desde entonces, se ha conocido de varias maneras, como Hanapha, Hanfbach, y ahora Hennef.

Hennef ha sido reconocida como una importante ciudad relacionada con el cáñamo a lo largo de su historia y, en los últimos años, ha celebrado importantes congresos y eventos internacionales relacionados con el cannabis y el cáñamo, entre ellos CannaBusiness Expo, que tuvo lugar entre 1996 y 2003.

Localidades Históricas Europeas Llamadas Así Por El Cáñamo - Sensi Seeds Blog
Hennef en Alemania es la mayor ciudad cuyo nombre deriva del cáñamo

Hempstead, Reino Unido

Curiosamente, parece que la muy conocida localidad de Hemel Hempstead en Inglaterra es en realidad el nombre de un individuo llamado Hemp, y no se debe a su historia en la producción de cáñamo. Sin embargo, hay varios otros Hempsteads en Inglaterra, cuyos nombres parecen proceder de su historia en la producción de cáñamo. En Escocia, se puede encontrar la pequeña localidad de Hempriggs; históricamente, hubo un pueblo conocido como Hemphill, también en Escocia, que ya no existe, pero que ha dejado su huella en forma de un apellido bastante común.

Localidades Históricas Europeas Llamadas Así Por El Cáñamo - Sensi Seeds Blog
La finca y el pueblo de Hempriggs, Escocia

Hamppu, Finlandia

Otra interesante anomalía, y la tercera de las lenguas ugrofinesas que presenta esta idiosincrasia. Parece que todas las lenguas ugrofinesas de Europa han tomado su palabra para referirse al cáñamo y al cannabis de una cultura cercana e influyente – el término estonio kanep de raíces balto-eslavas, el término húngaro kendir de origen turco, y el término finlandés hamppu de origen germánico.

Esto bien puede indicar que la zona cultural ugrofinesa no conocía el cannabis ¡antes de que lo introdujesen los protoindoeuropeos! La experta Elizabeth Wayland Barber que apoya esta idea ha señalado que “no se conoce ninguna palabra urálica común… la única palabra común ugrofinesa para referirse a dicha planta (Vogul polna ‘hemp’) … parece que se puede utilizar igualmente para referirse a cualquier planta de la que se obtiene fibra”.

En cualquier caso, parece que la palabra para referirse al cáñamo se ha tomado directamente como nombre de esta pequeña roca insignificante en medio del río Aura cerca de la ciudad de Turku, ¡aunque no parece haber una explicación de por qué!

by Seshata

0 1.114 vistas

Antiguamente la popularidad de la planta del cannabis era mucho mayor que en la actualidad, y su uso mucho más común en los diferentes aspectos de la vida normal. En la actualidad, las leyes modernas prohibieron muchas de las prácticas culturales y religiosas que habían sido una parte de la historia y de la cultura del antiguo Egipto hace miles de años. No fue fácil desenterrar la historia y las evidencias para apoyar estas afirmaciones, pero ahora que se ha hecho, echaremos un vistazo a algunas de las formas en que los antiguos egipcios utilizaban el cannabis.

Cannabis como Medicina en el Antiguo Egipto

Los antiguos egipcios habían descubierto y utilizado las propiedades medicinales del cannabis incluso más allá de lo que la ciencia médica moderna ha sido capaz de hacer hasta ahora. El Papiro de Ebers (foto derecha)  fue escrito más o menos alrededor de 1550 aC y es uno de los libros de texto médicos acabados más antiguos que se han encontrado hasta el momento. Se menciona una serie de fórmulas que utilizan el cannabis para aliviar el dolor y la inflamación causada por varias enfermedades y lesiones. Al parecer, las mujeres en particular usaban la marihuana como una forma de renunciar a la depresión y a otros problemas psicológicos en los primeros tiempos de Egipto.

El más viejo uso medicinal de la hierba en la región puede remontarse aún más, hasta el año 2000 aC, cuando podría haber sido utilizada para tratar el glaucoma, cataratas, hemorroides, sangrado vaginal, e incluso el cáncer. Se puede estimar que el cannabis no era probablemente una cura, sino un aliviador de los síntomas en la mayoría de los casos. La ciencia médica moderna en el otro lado, sólo empieza a establecer el hecho de que el cannabis tiene algunos verdaderamente notables propiedades analgésicas, además de ser un agente calmante muy potente para los desequilibrios del sistema nervioso de pacientes que sufren de la enfermedad de Parkinson.

El cannabis en la cultura y religión egipcia

Cuando la momia del faraón Ramsés II fue descubierta y examinada de nuevo en 1881, vestigios de cannabis en los restos fue lo último que nadie esperaba, pero estaba allí. Desde entonces, muchas de las momias descubiertas han mostrado rastros similares de la planta en sus sistemas, lo que confirma la sospecha de que el cannabis era de hecho una importante parte del cultivo regular en el antiguo Egipto.

Seshat , la diosa de la sabiduría (imagen izquierda), se representa a menudo en las pinturas de hace miles de años con una hoja de la planta de cannabis por encima de la cabeza. Bastet, la diosa felina de la guerra, también se relacionó con el consumo de cannabis en la región, pero más en términos de brujería. La evidencia también sugiere que los fieles podían haber consumido marihuana en una forma u otra durante ciertas festividades religiosas y rituales.

Usos prácticos de cannabis

Aunque pueda parecer extraño si no ha oído hablar antes de él, el cannabis efectivamente fue utilizado en la fabricación de cuerdas, velas, y un tejido en particular. De hecho, las investigaciones sugieren que los trabajadores antiguos utilizaban una técnica meticulosa con la fibra de cannabis para romper las rocas de mayor tamaño antes de transportarlos a las obras de construcción. La técnica general involucraba el martilleo de la fibra de cannabis seca en las grietas de las rocas más grandes, antes de sumergirse a fondo en agua. A medida que la tela comenzaca a expandirse era lo suficientemente fuerte como para fracturar las rocas gigantes.

La hierba era tan popular en el antiguo Egipto que el famoso emperador romano Aureliano prácticamente impuso un impuesto sobre la misma

0 290 vistas

De principios a mediados del siglo XX, todavía era lo normal encontrar en los cuartos de baño de las casas y a mano de los “tronos” o zonas de evacuación del vientre, engarzados en un alambre establecido expresamente para sujetarlos, unos trozos de papel de prensa.

Deberíamos viajar o remontarnos a Estados Unidos un siglo antes allá por el 1857, para darle las gracias a un ciudadano de ese país, Joseph C. Gayetty, quien tuvo la dulce y feliz idea para nuestros traseros de fabricar o elaborar un primer papel de cannabis o cáñamo de Manila de color perla, no blanco, marcado en filigrana o por el agua  en cada hoja “JC Gayetty N S” su nombre. El paquete de papel para el servicio tan intimo y especial contenía 500 hojas de papel de cáñamo y en su producto original contenía aloe como lubricante y se comercializó como producto médico anti-hemorroide. Su precio en su primer época era de 50 centavos de dolar por unidad.

joseph_c_gayetty
Joseph C. Gayetty

El novedoso producto para los traseros nobles -por el gran precio para la época-, se comercializaba bajo un iluminado eslogan:

“la mayor necesidad de nuestra era, el papel medicinal de Gayetty para el baño”.

Este fue el gran precursor de que un producto tan utilizado hoy en día en la gran mayoría de los hogares el mundo civilizado.

Al inventor estadounidense Joseph C. Gayetty se le atribuye la invención de lo que hoy conocemos como el papel higiénico comercial. Nacido en el estado norteamericano de Massachusetts, Gayetty se trasladó junto a su familia a Nueva York en 1860.

0 883 vistas
Tim McDonagh

A principios de la Edad de Piedra los seres humanos en Europa y Asia comenzaron de forma independiente a utilizar una nueva planta: el cannabis.

Esa es la conclusión de una revisión de la arqueología de cannabis, que también conecta una intensificación del consumo de cannabis en Asia Oriental con el aumento del comercio transcontinental en los albores de la Edad del Bronce, hace unos 5000 años.

Los Yamnaya de Eurasia central, se cree que eran una de las tres tribus clave fundadoras de la civilización europea, dispersas hacia el este se cree que fueron los que extendieron el cannabis, y, posiblemente, su uso psicoactivo, en toda Eurasia.

El polen, flores y fibras de cannabis han estado apareciendo en las excavaciones arqueológicas de Eurasia durante décadas.
Tengwen Long  y Pavel Tarasov de la Universidad Libre de Berlín, Alemania, y sus colegas compilaron una base de datos de esta literatura arqueológica para identificar las tendencias y patrones de consumo prehistórico de cannabis.

A menudo y según los investigadores, se supone que se utilizó por primera vez el cannabis en algún lugar de China o Asia Central.

Algunos de los más recientes estudios incluidos en la base de datos sugieren que la hierba entró en el registro arqueológico por Japón Europa del Este casi al mismo tiempo, entre aproximadamente del 10.200 a 11.500 años atrás.

“La planta de cannabis parece haber sido distribuida ampliamente tan pronto como hace 10.000 años, o incluso antes,” dice Long.

Cannabis como cultivo comercial

crop-hemp (1)Los investigadores sugieren que diferentes grupos de personas en todo el continente euroasiático comenzaron de forma independiente a utilizar la planta en ese momento, tal vez por sus propiedades psicoactivas o como fuente de alimento o medicina, o incluso para crear tejidos con sus fibras.

Sin embargo, Tarasov y Long sugieren que sólo el cannabis que estaba en el oeste de Eurasia fue luego utilizado regularmente por los seres humanos durante milenios. Los registros más antiguos de su uso en el Este de Asia están bastante dispersos, dice Long.

Este patrón parece haber cambiado hace unos 5.000 años, en el comienzo de la Edad del Bronce, cuando el consumo de cannabis en Asia Oriental, aparentemente se intensificó.

Tarasov y Long piensan que ese tiempo fue importante. En ese época los pastores nómadas de la estepa euroasiática dominaban la monta a caballo, lo que les permitía cubrir grandes distancias y empezar a forjar redes comerciales transcontinentales, las mismas rutas que se convertirían varios miles de años después en la famosa Ruta de la Seda.

Este temprano “Camino de bronce” permitió difundir todo tipo de materias primas entre el oeste y el este, pudiendo incluir el cannabis.

“Es una hipótesis que requiere más evidencia para probarla”, dice Long, pero señala que el alto valor del cannabis lo habría hecho un bien ideal intercambiable en el momento “un cultivo de efectivo”

Líneas independientes y evidencias sugieren que productos y personas estaban en movimiento en la edad del bronce. Por ejemplo, Long dice que el trigo, que se cultiva hace unos 10.000 años en el Cercano Oriente, apareció por primera vez en China hace 5000 años.

Los estudios de ADN antiguo publicados en los últimos años también confirman que una población de pastores nómadas de la estepa, los Yamnaya, comenzaron con la difusión de este a oeste también en esa época.

Edad de Piedra

Rob Clarke en la Asociación Internacional de cáñamo en Amsterdam, los Países Bajos, que ha escrito mucho sobre la prehistoria de cannabis, celebra la labor de esta puesta al día y dice que respalda las conclusiones de que el cannabis fue domesticado en más de un lugar. El proyecto de enlace entre la difusión del cannabis y los cambios en los albores de la Edad del Bronce no le sorprende.

prehistoricoDebido a que la gente puede consumir cannabis de muchas maneras, no podemos estar seguros de que su propagación en la edad de bronce se relacionase específicamente a sus propiedades psicoactivas, dice Ernest Small de Agriculture y Agri-Food Canada en Ottawa.

Sin embargo, hay razones para creer que sus propiedades psicoactivas fueron un factor. Algunos investigadores han sugerido que semillas de marihuana quemadas y encontradas en sitios arqueológicos sugieren que los Yamnaya llevaban la idea con ellos de fumar cannabis a medida que se extendieron a través de Eurasia .

David Anthony del Hartwick College en Oneonta, Nueva York, que estudia a los Yamnaya, dice que la población puede haber consumido cannabis por sus propiedades psicoactivas en ciertas ocasiones especiales. “La expansión del consumo de cannabis como droga parece estar ligada a los movimientos fuera de la estepa“, dice. “El cannabis podría haber sido reservado para fiestas o rituales especiales.”

Lo que es más, Barney Warf en la University of Kansas en Lawrence dice que sabemos de los primeros historiadores griegos que después de la edad de bronce los pastores nómadas de la estepa que vinieron después de los Yamnaya – los escitas – utilizaban regularmente el cannabis como una droga.

“Se dice acerca de los escritos de Heródoto que los escitas pasaban el rato ahumando cannabis en la península de Crimea” dice.

Warf dice que el nuevo trabajo es fascinante, y que debe animar a más investigadores a explorar la historia y la prehistoria del cannabis. “Creo que hay una historia no contada en gran parte del cannabis en Europa desde la Edad del Bronce hasta el Renacimiento”, dice.

Revista de referencia: historia de la vegetación y Arqueobotánica , DOI: 10.1007 / s00334-016-0579-6

1 1.653 vistas

El cannabis y su historia es fascinante. La primera vez que podemos saber de la planta fue allá por el 2737 a.C y sería el emperador Chino Shen Nung quien recetaría marihuana para dolencias como la gota, la malaria, el dolor y más. La planta despertó un gran amor por parte de los chinos y que aún a día de hoy, continua en ciertas partes. En otra obra literaria alrededor del 500 a. C. se trataba a la planta del cannabis como “liberadora del pecado”

En la India, la marihuana también tiene una larga tradición en la medicina como el la religión. Antiguos escritos hindúes hablan sobre la ceremonia de recolección de la resina producida por la planta, también conocida como hachís. En esta ocasión, hombres desnudos que se preparaban para este rito a través de la abstinencia y el ayuno, corrían entre medio de los campos de cannabis. La resina de las plantas se impregnaba en los cuerpos desnudos y posteriormente se recogía muy cuidadosamente de todo su cuerpo. Con esta sustancia hacían dulces destinados a ceremonias o fiestas.

También se tiene referencia de registros asirios sobre el año 650 a.C. Que describen una sustancia llamada “azulla” que era utilizada en la fabricación de cuerdas, ropas y como euforizante. También es mencionado su uso en pasteles y por sus efectos narcotizantes por Galeno.

marco0
Explorador Marco Polo

El nacimiento u origen del nombre hashish despierta controversia entre los estudiosos. Hay investigadores que cuentan que fue el famoso explorador veneciano Marco Polo en el siglo XII quien comenzó con esta historia. El comerciante italiano contaba que el guerrero Hasan Ibn Sabbah tenía el y su banda aterrorizada a Arabia, gracias a sus saqueos y asesinatos políticos. Se contaba que estos atracadores de la época hacían sus tropelías bajo los efectos de una sustancia que les hacía más valientes y aguerridos, como parte de un culto llamado hashishiyya y de donde provendría la palabra hachís o hashish. La palabra asesino también vendría de este origen.

Otra versión de la procedencia de este término, de la cual también hay seguidores, sería una derivación de un noble árabe, Sheik Hasan, y de sus súbditos también con fama de violentos. No existen pruebas reales para asegurar la procedencia de la palabra, pero si que la hipótesis más conocida sobre el hachís que se conoce es la de estos hombres que lo consumían después de sus violentos actos y como parte de la posterior celebración.

Napoleón I y sus ejércitos son los que la introdujeron en Europa después de las guerras de Egipto sobre el 1840. En el Reino Unido y Francia los intelectuales de la época consumían opio o hachís. El famoso dramaturgo francés Alejandro Dumas ya mencionó el hachís en su obra El Conde de Montecristo en 1844. Dumas también pertenecía al club de intelectuales conocido como el Club de Hachichins y en el que también se encontraban otros famosos de la época como Charles Baudelaire, Téophile Gautier.

george
George Washington

En la Francia de 1850, psiquiatras franceses ya recomendaban a los estudiantes el uso de esta sustancia como modelo de alteraciones mentales, y posteriormente los psicólogos hablaban del hachís como una buena herramienta para poder estudiar los estados psíquicos más ampliamente.

En Estados Unidos, mayor consumidor mundial de cannabis, para uso recreativo, está documentado que unos de sus Presidentes más importantes de su historia, George Washington, cultivaba cannabis y en algunos estados de la unión norteamericana era incluso obligatoria su producción para proveerse de material textil.

En 1857, FH. Ludlow publica el primer tratado estadounidense sobre el uso del  Cannabis, y Walter Benjamin narra sus experiencias con el hachís entre 1827 y 1834.

En México, la marihuana se hizo famosa ó más conocida a partir de la canción  La cucaracha, que data de la Revolución Mexicana:

La cucaracha, la cucaracha,
ya no puede caminar,
porque le falta, porque no tiene,
marihuana que fumar.