LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Tags Posts tagged with "Trinidad y Tobago"

Trinidad y Tobago

0 112 vistas

Un residente de la ciudad de Penal (Trinidad y Tobago) que afirmó que fumaba marihuana para aliviar el dolor producido por una bala en su cabeza fue multado la semana pasada con $ 1,000.

Daren Umraw, es un trabajador que se ha declaró culpable en el Primer Tribunal de Primera Instancia de San Fernando por posesión de 1,4 gramos de marihuana.

El fiscal Cleyon Seedan dijo que alrededor de las 3.35 de la tarde, una agente de la policía vio un accidente de tráfico en la carretera de Erin, cerca de Ramai Trace, y que había creado una larga línea de tráfico.

La agente observó que Umraw, uno de los conductores involucrados en el accidente, estaba inquieto con algo cerca de sus piernas y le pidió que saliera del automóvil, lo registró y encontró 1,4 gramos de marihuana en el bolsillo derecho de su pantalón.

Daren Umraw le dijo a la Jueza Alicia Chankar que en 2006 se había inscrito en un programa de rehabilitación y que estaba haciendo el bien hasta que se rehabilitó en 2015.

“Dos hombres fueron a mi automóvil uno con un arma de fuego cargada y el otro con un cuchillo”, dijo.

Durante el forcejeo, el arma se le disparó y la bala “me golpeo el cráneo”, le dijo a la magistrada. Los hombres huyeron con su auto.

Umraw dijo que desde entonces había estado experimentando un fortísimo dolor, especialmente cuando había luna llena.

“Era un dolor como si quisiera explotar mi cabeza”, dijo. Umraw dijo que le había cambiado la vida, pero que cuando le vuelve el dolor, no puede ni comer ni dormir. Lo único que le quita el dolor y puede hacer una vida normal cuando tiene estos achaques era la marihuana.

La magistrada le dio dos semanas para pagar el dinero o ingresar tres meses en la cárcel.

0 78 vistas

El Diputado del Parlamento de Trinidad y Tobago el Dr. Fuad Khan ha pedido la despenalización para la marihuana y para las trabajadoras sexuales.

Dijo que la actividad ilegal como el uso de la marihuana o la prostitución no representan una amenaza real o un peligro para la sociedad, y con demasiada frecuencia las personas acusadas de estos delitos son oprimidos, humillados y etiquetados como criminales. Y al despenalizar estas acciones, dijo, se protegerá a miles de ciudadanos de ser enviados a la cárcel innecesariamente y preservando sus vidas, lo que se habría destruido como resultado.

Khan dijo que también le proporcionará al gobierno la capacidad de establecer regulaciones y eliminar los elementos criminales que puedan estar enredados dentro de ellos.

Después de su contribución al proyecto de ley de apropiaciones de 2018 la semana pasada en el Parlamento, Khan dijo que había tenido muchas llamadas y mensajes en apoyo de su declaración.

Khan dijo que como es el caso de todas las drogas psicotrópicas, tanto legales como ilegales, la marihuana tiene la capacidad de conducir a la adicción debilitante y a todas las consecuencias asociadas con eso. Pero en pequeñas dosis, la marihuana también tiene muchas aplicaciones en medicina y presenta una alternativa más saludable para las personas que consumen otros narcóticos, tanto legales como ilegales, dijo.

Khan señaló que, según la ley actual, la multa y las penas más bajas por la posesión de marihuana son de $ 25,000 y cinco años de prisión. “Para el contexto, la multa más baja y la sentencia por hurto son tres mil dólares ($ 3,000) O seis meses de prisión”, dijo.

Khan dijo que cada día las personas infringen la ley en alguna manera, pero no se perjudica como a las personas acusadas relacionadas con la marihuana o a las trabajadoras del sexo.

“De la misma manera, actividades ilegales como la marihuana y la prostitución, que no plantean ninguna amenaza o peligro para la sociedad, no deben utilizarse como excusa para oprimir y humillar a miles de personas al calificarlos y enjuiciarlos como criminales. Despenalizando estas acciones proporcionan al gobierno la capacidad de establecer regulaciones y descartar cualquier elementos criminales que puedan estar enredados dentro de ellos. Pero más importante aún, se protegerá a miles de ciudadanos de ser enviados a la cárcel innecesariamente preservando sus vidas, que habrían sido destruidos como resultado de ello,” dijo.

0 246 vistas

C420 es una organización no gubernamental que ha adquirido simientes de cannabis en Amsterdam para para poner a prueba la ley local de Trinidad y Tobago, que ni castiga ni regula su consumo.

“Nuestra intención es poner a prueba la ley porque hay muchos aspectos que no están definidos”, confirmó a principios de semana a Efe Colin Stephenson, director y cofundador de la organización no gubernamental.

Según comenta, la Ley de Drogas Peligrosas de 1991 permite su cultivo, distribución y venta de esta planta a cualquier organismo o persona que tenga la licencia para ello sin establecer límites.

Colin Stephenson también dijo que la ley tampoco ofrece los detalles sobre los tipos de plantas de cannabis que podrían ser importadas o consumidas, por lo que la organización sin ánimo de lucro decidió emprender una iniciativa para intentar provocar cambios en la legislación.

La organización C420 con Stephenson a la cabeza ya se puso en contacto con con empresas en Amsterdam que donen semillas a su organismo con la máxima celeridad.

C420 quiere comenzar con el cultivo de plantas en sus instalaciones y poder proveer el aceite extraído del cannabis a personas y entidades que tengan los permisos para fines médicos.

“La ley no especifica quién puede solicitar licencias”, indicó el director, que tiene la intención de comenzar a trabajar y observar cómo las autoridades de la isla reaccionan.

La organización no gubernamental C420 se fundó en 2014y tieen como objetivos principales educar a la población sobre el consumo del cannabis además de impulsar su cultivo en el Caribe que revitalizaría la agricultura de la región

0 230 vistas
La ex primera ministra de Trinidad y Tobago Kamla Persad-Bissessar (centro) con los co-fundadores de C420 Natallee Stephenson y Colin Stephenson

El 28 de setiembre, tres semanas después de unas ásperas y sumamente reñidas elecciones generales, la ONG C420 por la reforma de la ley acerca del cannabis en Trinidad y Tobago, amenazó con demandar al Ministerio de Salud del país.

Colin Stephenson, director y co-fundador de C420, dijo que el Ministerio falló en dar a conocer que existen leyes acerca de la posesión legal de marihuana en Trinidad y Tobago, en hacer regulaciones controlando el uso de la marihuana, y en explorar otros usos de la planta aparte del de ser fumada.

De acuerdo con ciertas enmiendas realizadas en secciones de la Ley de Drogas Peligrosas del año 2000, el Ministro de Salud puede conceder licencias para cultivar, importar, exportar, vender y distribuir marihuana, así como también establecer regulaciones para “el uso, compra, venta o posesión de cualquier droga peligrosa para fines médicos o científicos”.

Con miles de casos relacionados con la marihuana obstruyendo el sistema judicial del país – según el abogado penal Wayne Sturge, tres cuartos de los casos en los tribunales de Trinidad y Tobago involucran posesión de marihuana – el poner en marcha esta sección de la ley podría aliviar esta carga, así como también establecer las bases para el uso regulado de la marihuana como medicina.

En mayo del año 2012, C420 solicitó al Ministerio de Salud una licencia especial para importar semillas de cannabis y cultivar la planta, y en diciembre de ese mismo año, recibió una respuesta de parte del director médico diciendo que tal licencia era competencia del ministro. C420 también solicitó en varias oportunidades la autorización para el uso de marihuana medicinal, en nombre de individuos que padecían enfermedades.

Stephenson manifestó que en abril del 2015, la primer ministro habia ordenado al exministro de Salud, el Dr. Fuad Khan, que se reuniera con el grupo, pero ese encuentro nunca se concretó. Algunas declaraciones realizadas a los medios por parte del Dr. Khan acerca de las acciones legales llevadas a cabo por C420, sugieren que el ministro no estaba al tanto de las enmiendas realizadas al Acta de Drogas Peligrosas, a pesar de que fueron hechas durante el primer mandato de su partido político (1995 – 2001).

La legislación actualizada también fue misteriosamente ignorada por las legiones de abogados, quienes ganaron honorarios astronómicos defendiendo clientes a los cuales se les cobró de acuerdo a la Ley de Drogas Peligrosas. Desde que esta ley entró en vigor hace 15 años, no fue utilizada ni una vez como defensa en los miles de casos relacionados con la posesión de marihuana que han estado saturando el sistema judicial del país. .

Al comienzo del período judicial del 2013, el presidente del Tribunal Supremo, Ivor Archie, reclamó la despenalización de la marihuana y volvió a recalcar la ridiculez de “encarcelar personas por dos cigarrillos de marihuana ” en la ceremonia de este año.

David Robinson, asesor de justicia criminal de la Crown Prosecution Service, también reclamó la despenalización de la marihuana, y sugirió que la policía multe a la gente en vez de arrestarla.

“Los tribunales están muy saturados, sobrecargados de trabajo”, según explicó Robinson al diario local Newsday. “No existe otra solución lógica… El tribunal es un lugar increíblemente costoso y que precisa mucho tiempo para resolver un litigio. O bien dices que quieres hacerte cargo de todo y formas enormes tribunales por los que debes pagar, o limitas los casos que llegan a ellos”.

Desde que la despenalización de la hierba entró en vigor en Jamaica el 15 de abirl, muchas personas en el Caribe han estado esperando que CARICOM, el bloque regional económico al que pertenece la República de Trinidad y Tobago, solicite la legalización de forma generalizada.

Esto se debe sólo a razones económicas, resaltó el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, en una reunión de los jefes de gobierno del CARICOM en 2013..

Pero el nuevo primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley,ha manifestado que mientras ahora la cuestión puede ser «de moda», no es una prioridad de su gobierno. En el presupuesto nacional de este año, presentado el 5 de octubre, la seguridad nacional volvió a recibir la asignación de fondos más grande. El ministro de Seguridad Nacional exige «tolerancia cero» con el crimen, ya que el índice de asesinatos sigue aumentando y las agresiones ofensivas a nuestras mujeres revelan un grave trastorno social.

Mientras tanto, los arrestos relacionados con la marihuana siguen avanzando rápidamente yse destruyen campos que valenmillones. Asimismo, hay personas con acusaciones relativas a la marihuana que son encarceladas junto con presos violentos y, a menudo, con enfermos mentales, en cárceles donde las terribles condiciones se convirtieron no hace mucho en el foco de atención, luego de que se produjera una fuga de la cárcel durante el día en la capital del país. Los prisioneros implicados en la fuga habían estado esperando juicio en la prisión Remand Yard, donde a menudo muchos presos pasan meses o años esperando la libertad bajo fianza o una fecha de juicio. En esta prisión, hay hasta 15 hombres encarcelados en una pequeña celda con un cubo utilizado como inodoro.

Como socióloga, activista y líder del Colectivo Caribeño a favor de la Justicia, un nuevo partido político que hizo campaña durante las elecciones generales recientes por una plataforma verde centrada en la legislación del cannabis (cáñamo y marihuana) y una transformación radical de la economía para abordar las injusticias medioambientales y sociales, durante los últimos diez años, he escrito sobre los efectos devastadores que la guerra de Estados Unidos contra las drogas (lo que la revista Rolling Stone llama un fracaso de billones de dólares) ha tenido sobre mis compatriotas, especialmente jóvenes negros y pobres.

El reconocido abogado lord Anthony Gifford, presidente de la Coalición para la reforma de la Ley sobre la marihuana en Jamaica, está de acuerdo con que la legislación también es una cuestión sobre derechos humanos. “La ley criminal está concebida para intervenir cuando las personas se hacen daño entre ellas”,dice Gifford. “No se debería utilizar cuando la gente usa sustancias que están a su disposición, que no perjudican cuando se usan de manera responsable y que no perjudican a los demás. Conceptualmente, cualquier persona debería tener derecho de hacer cualquier cosa que no dañe al resto”.

C420 ha decidido no tomar acción legal y dar una oportunidad al nuevo gobierno de Trinidad y Tobago para abordar la cuestión. Desde entonces, C420 ha solicitado una reunión con el actual ministro de Salud, y, de acuerdo con la Ley sobre libertad de información, le han presentado una solicitud para descubrir si el ministro de Salud ha emitido licencias para obtener cannabis durante los últimos 15 años.

Si la administración de Rowley decide redactar la legislación y descriminalizar la marihuana, tal como permite la ley, tendría un gran impacto sobre la gran industria de narcotráfico del país, el sobrecargado sistema judicial y el complicado sistema sanitario.

Con uno de los índices de cáncer, hipertensión y diabetes más elevados de la región, los hospitales y centros de salud de Trinidad y Tobago están en crisis. Si se conceden licencias de cannabis, el país puede empezar a beneficiarse legalmente y abiertamente de los beneficios médicos positivos de la marihuana, tal como sucede en Canadá, Israel, Portugal, Uruguay y 23 estados de Estados Unidos. Los pacientes que sufren de epilepsia, diabetes, cáncer, esclerosis múltiple, síndrome del intestino irritable y otras enfermedades podrán cultivar su propia medicina.

Preparado o no, el nuevo gobierno de la República de Trinidad y Tobago debe actuar rápidamente para separar la marihuana del verdadero y peligroso tráfico ilegal de drogas y permitir a las personas que la utilizan como medicina, utilizarla sin ser encarceladas.

0 427 vistas

La despenalización de la marihuana será un tema central en la reunión de la Comunidad del Caribe (Caricom) este lunes en San Vicente y Granadinas.

El primer ministro de San Vicente y Granadinas, y presidente de turno de Caricom, Ralph Gonsalves, fue el promotor de que el asunto de la despenalización de la marihuana se trate en el encuentro, mediante una carta enviada el pasado septiembre a la Secretaría General de Caricom.

El tema ya fue objeto de debate en una cumbre de Caricom celebrada en Trinidad y Tobago en septiembre de 2013, en la que Gonsalves pidió que se tuviera en cuenta el ejemplo de la legalización de la marihuana con fines médicos o la despenalización de su consumo con fines recreativos en ciertos estados de Estados Unidos.

Uruguay se convirtió en diciembre pasado en el primer país en el mundo en regular el mercado del cannabis y sus derivados, en una iniciativa considerada un experimento por las autoridades y que busca enfrentar el narcotráfico en una región donde las políticas represivas se revelaron y condujeron a baños de sangre y a acrecentar el poder de las mafias.

En Estados Unidos 21 de los 50 estados del país, además de la capital, Washington D.C., permiten con diversos grados el uso de la marihuana con fines médicos. El primer estado en autorizarlo fue California en 1996.

La discusión sobre la despenalización de la marihuana ha ganado fuerza en el Caribe en los últimos meses, en especial desde que Jamaica -uno de los países más identificados con esta planta en todo el mundo- anunciara que planea despenalizar el consumo privado durante este año.

Phillip Paulwell, ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería de Jamaica, dijo en febrero pasado que su país no puede quedarse rezagado respecto a las naciones más avanzadas en el asunto de la marihuana.

Jamaica dispone desde diciembre de 2013 de una compañía de marihuana medicinal, MediCanja, que investiga y desarrolla productos a partir del cannabidiol (CBD), compuesto medicinal no psicoactivo de la marihuana.

En su momento, una encuesta divulgada reveló que el 86 % de los jamaicanos apoyaba la autorización del consumo de marihuana con fines medicinales y utilizada para combatir problemas de salud como insomnio, vómitos y ciertos tipos de cáncer.

El algunos países del Caribe las autoridades locales ya permiten la posesión de marihuana para consumo personal de hasta 14 gramos, aunque el cultivo y venta está prohibido, y son varios los miembros de Caricom que han expresado su deseo de abrir la mano en esta materia.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

Fuente CNNMexico

2 1.118 vistas

El Gobierno de Jamaica, uno de los lugares del planeta que más se identifican con la marihuana, planea despenalizar el consumo privado de esa planta durante este año, mientras avanza en su legalización con fines medicinales.

Así lo anunció el ministro de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería y representante del Gobierno en la Cámara de Representantes de Jamaica, Phillip Paulwell, en un comunicado en el que detalló que la despenalización “ocurrirá este año”, porque la isla “no puede permitirse quedarse atrás respecto a otros países” en esta materia.

Paulwell reiteró que la regulación del consumo de esta planta, apoyada por el Grupo de Trabajo para la Investigación del Cannabis Comercial y Medicinal (CCMRT, por su sigla en inglés), supondrá un beneficio económico, social y cultural para todo el país.

Además, aclaró que la despenalización no significa la legalización de la marihuana, sino que únicamente establece que el consumo en pequeñas cantidades dejará de estar considerado un delito y no estará castigado con penas de responsabilidad penal, aunque pueda conllevar alguna multa administrativa.

Al igual que está ocurriendo en otros lugares del mundo, son ya varias las islas del Caribe -entre ellas Puerto Rico, Santa Lucía o San Vicente y Granadinas- que han comenzado a legislar a favor de la despenalización de la marihuana.

Según los Gobiernos de estas islas, la despenalización ayudaría a reducir gastos policiales, judiciales y de prisiones, al tiempo que la regulación de su venta podría aumentar los ingresos por impuestos.

Puerto Rico está cada vez más cerca de despenalizar la tenencia de marihuana en pequeñas cantidades y la legalización de su consumo para fines medicinales, después de que los correspondientes proyectos legislativos hayan ido sumando importantes apoyos en las últimas semanas.

El promotor del proyecto de ley para despenalizar el consumo personal de marihuana en Puerto Rico, Miguel Pereira, espera que la Cámara de Representantes refrende el próximo mes un texto que establece que la tenencia de hasta 14 gramos de esa sustancia no tenga carácter delictivo.

Incluso, el primer ministro de San Vicente y Granadinas, Ralph Gonsalves, ha propuesto a su homóloga de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, que, en su calidad de presidenta de la Comunidad del Caribe (Caricom), impulse un debate sobre la despenalización o legalización de la venta y consumo de marihuana, tanto con fines medicinales como recreativos.

Caricom está integrada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Trinidad y Tobago.

En EEUU y otros países

Los estados de Washington y Colorado legalizaron recientemente el consumo recreativo de cáñamo, mientras que otros 18, así como el Distrito de Columbia, permiten su venta por motivos medicinales o han despenalizado la tenencia en pequeñas cantidades.

Igualmente han hecho países como Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Chile, Egipto, Holanda, México, Portugal y Uruguay.

Fuente Sipse