LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Guía para reconocer problemas durante el cultivo

Guía para reconocer problemas durante el cultivo

0 1.337 vistas

Son muchos los problemas que pueden afectar a un cultivo. En el 80% de los casos, estos problemas tienen que ver con los nutrientes, tanto carencias como excesos. Una vez revisemos las plantas, descartando que alguna plaga u hongo le esté afectando, todo consiste en determinar cual puede ser el motivo de su estado con el método del descarte. Te dejamos a continuación una sencilla guía con la que podrás encontrar más fácilmente los principales fallos que podemos estar cometiendo:

1- Si las plantas muestran problemas en las hojas más viejas, generalmente en las zonas bajas y medias ve al numero 2. Si los problemas afectan a las hojas más jóvenes, generalmente en las zonas superiores y brotes de crecimiento ve al número 9. Si toda la planta muestra problemas, tanto en las hojas viejas como en las más jóvenes, ve al número 6.

2- Los problemas se manifiestan con hojas de colores amarillentos uniformes. Éstas se mueren y se caen posteriormente. Los bordes de las hojas no están retorcidos y el crecimiento es lento. Se puede tratar de una deficiencia de nitrógeno. Usa en este caso un abono de crecimiento. Si ya lo estás usando y en dosis recomendadas por el fabricante y aún así la planta no mejora, ve al número 3.

3. Las hojas amarillean y después de ponen de color marrón. Mientras los nervios de las hojas se mantienen de color verde. Las puntas de las hojas se retuercen y comienzan a aparecer zonas de muertas de un color marrón óxido. Puede tratarse de una deficiencia de magnesio, algo común cuando se usa agua de riego blanda o muy blanda. Usa en este caso algún suplemento de este nutriente. Si la planta no mejora, ve al número 4.

4. Las hojas adquieren colores amarillos o marrones, comenzando en los bordes y extendiéndose al centro. Suelen aparecer zonas muertas, principalmente en los bordes, que pueden llegar a retorcerse. Las plantas pese a alcanzar gran altura se ven débiles. Las hojas se caen fácilmente, sólo con tocarlas. Puede ser una deficiencia de potasio. Usa un abono rico en este nutriente. Si la planta no mejora, ve al número 5.

5. Las hojas muestran un color verde oscuro casi azulado. A veces tanto los tallos como los peciolos además se vuelven de un tono púrpura o rojizo. Las hojas también muestras zonas muertas, con tonos desde el negro al púrpura. Después se retuercen, mueren y terminan cayendo. El crecimiento es lento y las hojas más pequeñas de lo habitual. Puede tratarse de una deficiencia de potasio. Usa un abono rico en este nutriente y si la planta no mejora, ve al número 6.

6. La planta pese a mostrar un buen aspecto, aparentemente sana y con hojas de color verde, los tallos pueden ser débiles y blandos. Las puntas de las hojas amarillean, se vuelven de un color marrón y terminan secándose. Puede que se trate de exceso de riego, daño de las raíces o sustrato muy compacto y con mala aireación. Si no, ve al número 7.

7. Las puntas de las hojas empiezan a curvarse hacia abajo, como en garra. También muestran un color verde oscuro, marrón, y en algunas ocasiones dorado. Podría deberse a una sobrefertilización de nitrógeno. Como solución dejaremos de abonar y regaremos sólo con agua cuando toque, y durante los siguientes días. Si no, ve al número 8.

8. La planta tiene un aspecto mustio, como marchita. Puede tratarse de una sobrefertilización o bien una deficiencia de cobre. También puede deberse a que el sustrato esté demasiado encharcado debido a un mal drenaje. No se debe descartar daño en las raíces, o incluso alguna enfermedad. Si no, ve al número 9.

9. Las hojas se vuelven de un color amarillento, blanquecino o ambos. Los nervios en cambio permanecen de color verde. Puede deberse a una clorosis férrica o carencia de hierro. Ésto se debe normalmente a un pH demasiado alto. Asegúrate de ragar con un pH de 6.0, además de usar algún suplemento de este nutriente. Si todo está bien, ve al número 10.

10. Puedes tener simplemente una planta genéticamente débil. Aún con las mejores condiciones de cultivo, la planta no mejora hagas lo que hagas. En este caso se recomienda no perder más tiempo y poner a germinar otra semilla o plantar otro esqueje.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 13 vistas
Cultivar en interior no está exento de sufrir ataques de plagas. Aunque son muchas menos con respecto a las que pueden atacar a plantas de exterior
mexico mariguana

0 214 vistas
El futuro del cannabis en México parece ser promisorio. También parece llegar a gran velocidad.

0 42 vistas
Hace algunos días contábamos acerca de una tienda neoyorquina que vio explotadas sus ventas de parafernalia cannábica justo antes de Navidad.

0 24 vistas
Nueva Zelanda hará un referéndum sobre la legalización de la marihuana recreativa coincidiendo con sus próximas elecciones generales en 2020