Historia de la hidroponía o cultivo hidropónico

La hidroponía es un método muy común para el cultivo de cannabis. Es una palabra que procede del griego “hydro” (agua) y “ponos” (trabajo). Es un sistema que el hombre ha adaptado como propio, pero nada más lejos de la realidad. En plena naturaleza nos podemos encontrar con muchos ejemplos de plantas que sobreviven gracias a los nutrientes transportados o contenidos en el agua.

El origen y lugar exacto del primer cultivo hidropónico es muy complicado situarlo. Supuestamente, los Jardines Colgantes de Babilonia, una de las 7 maravillas del mundo antiguo, construidos en el siglo VI a. C. durante el reinado de Nabucodonosor II, estaban irrigados desde la parte más alta, aunque no existen evidencias de que se tratase técnicas hidropónicas.

Por su parte, los aztecas empleaban jardines por cubrimiento llamados chinampas. Este antiguo método de cultivo, con su máximo desarrollo en el siglo XV y XVI, consistía en crear grandes balsas de maderas y varas en lagos y lagunas del valle de México, que cubrían con tierra. Así fueron capaces de crear una ciudad flotante y ganar terreno al lago. En estas balsas cultivaban flores y verduras.

En la antigua Roma, también existen evidencias de cultivos empleando técnicas hidropónicas. Durante el mandato del emperador Tiberio, entre en siglo I a.C y el I d.C, se introdujo el cultivo de pepino en hidroponía ya que era una de sus verduras preferidas y que comía diariamente.

Aunque el estudio de la hidroponía cuenta con 2400 años de antigüedad, la primera información escrita sobre él es del 1600. Se recoge en varios documentos la experiencia del estudioso belga Jan van Helmont, acerca de que las plantas obtienen sustancias nutritivas a partir del agua. Pero no sería hasta 1627 cuando se publicó el primer trabajo sobre el crecimiento de plantas sin suelo, obra de Francis Bacon.

Con la hidroponía gozando de cierta popularidad, en el año 1699, el naturalista inglés John Woodward observó que el crecimiento de plantas en este sistema se debe a ciertas sustancias obtenidas del agua. También observó que en agua de lluvia (destilada) las plantas crecían peor que en otro tipo de aguas. Sus experimentos los llevó a cabo cultivando menta verde para publicarlos posteriormente.

En 1804, el naturalista suizo y estudioso de la fisiología vegetal Nicolas-Théodore de Saussure fue más allá, exponiendo que las plantas se componen por elementos químicos que obtiene no sólo del agua, sino también del suelo y del aire.  También estudió el proceso de la fermentación bioquímica o la conversión de los almidones en azúcares, además de muchos otros procesos vegetales.  Bajo el título “Investigaciones químicas sobre el vegetacionismo” se pueden leer gran parte de sus trabajos.

A lo largo de la década de los 60 del siglo XIX, los botánicos alemanes Julius von Sachs y Wilhelm Knop perfeccionaron el crecimiento de plantas terrestres sin suelo en soluciones minerales. Rápidamente se convirtió en una técnica estándar para la investigación y la enseñanza. Hoy en día sigue siendo muy empleada.

En 1928, el profesor William Frederick Gericke de la Universidad de California, sugirió el cultivo en hidropónico para la producción vegetal agrícola. Demostró que tomates y otras plantas cultivadas por él y sin suelo, tenían un tamaño mayor que las cultivadas en tierra. Ésto le llevó a escribir el artículo el 1929 “Acuacultura: un medio para producir cosechas”.

Estos informes del profesor Gericke causaron gran sensación y la gente comenzó a pedir información adicional sobre esta novedosa técnica. Gericke se negó a desvelar sus secretos, lo que provocó su abandono de la universidad. En 1940, escribió el libro, Guía Completa del Cultivo sin Suelo”.

Segunda guerra mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial y en las campañas del Pacífico, tropas de Estados Unidos pusieron en práctica cultivos hidropónicos a gran escala en islas donde el suelo no era apto. Así lograron suministrar verduras frescas a tropas en un momento, ahorrándose un gran presupuesto en el transporte de alimentos desde su país.

En los años 60, el británico Alen Cooper desarrollo la Nutrient Film Technique. El Pabellón de la Tierra, en el Centro Epcot de Disney en actividad desde 1982, puso de relieve diversas técnicas de cultivos hidropónicos. Incluso la NASA ha realizado investigaciones extensivas para su Sistema de Soporte de Vida Ecológica Controlada o CELSS.

En la década de los 80, fueron varias las compañías que comenzaron a comercializar sistemas hidropónicos. Estos sistemas han ido evolucionando y hoy en día nos podemos encontrar equipos hidropónicos para una sola planta a precios muy económicos. Son muchos los cultivadores que presumen de los mayores rendimientos hasta ahora conseguidos usando estos sistemas.

Más Artículos
Hormigas en plantas de cannabis ¿buenas o malas?
>