NEWS

¿Qué hacer en caso de lluvia en un cultivo de exterior?

18 septiembre, 2020, 7:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

La lluvia que estos días están recorriendo gran parte de la geografía española son fatales para las plantas de cannabis que poco a poco entran en su recta final. Son sin duda lo peor que puede suceder a estas alturas de la temporada y nada podemos hacer por evitarlas. Si bien es cierto que de vez en cuando algún aguacero no es para nada perjudicial, ya que refrescan el suelo. También limpian las hojas y permiten a los estomas una mejor transpiración, cuando la planta cuenta con cogollos de un buen tamaño son de todo menos beneficiosas.

Los peligros de la lluvia a estas alturas son principalmente dos. Por un lado, la acumulación de agua en los cogollos aumenta su peso, lo que hace que la rama no pueda soportarlo y cedan o incluso lleguen a partirse. Encontrarse una doblada o partida con los cogollos en el suelo poca solución tiene. Y por otro lado, esta misma acumulación de agua puede dar origen a la aparición de botrytis. Un hongo que cuando ataca un cogollo lo deja completamente inservible. Además ahora las temperaturas aún son bastante elevadas, y agua y calor son caldo de cultivo de otros hongos como el oídio.

Solución

Una solución para ambos casos es montar una cubierta en la que poder resguardar las plantas. Pero también se debe tener en cuenta que la humedad que asciende de un suelo mojado. Y que se acumule en un espacio sin la suficiente ventilación puede ser peor que la propia lluvia. Lo ideal sería únicamente una cubierta con todos los lados abiertos para que el aire circule sin ningún problema. Se puede optar por un simple plástico con la suficiente caída para que la lluvia no cree bolsas de agua que en cualquier momento rasgue el plástico y empapen nuestras plantas. Ésto puede ser útil tanto para plantas cultivadas en suelo, como como cobertizo ocasional para plantas cultivadas en maceta.

Si no es posible, nunca está de más entutorar las ramas más pesadas para que si llueve éstas ni cedan ni se partan por el peso de los cogollos empapados. Además, después de una lluvia conviene sacudir ligeramente todas y cada una de las ramas para eliminar el máximo posible de agua que acumulan tanto las hojas como los cogollos. Ésto aligerará enormemente su peso y minimizará los riegos de rotura de cualquier rama.

Aparición de hongos

Además de todo ésto, existen productos muy específicos que prevendrán la aparición de botrytis, siempre optando por cualquiera que sea natural. Alguno como el famoso Botryprot, apto para Agricultura Ecológica, está elaborado a base de microorganismos que impiden la aparición de este hongo tan temido, pudiendo incluso empapar los cogollos con él sin ningún tipo de riego posterior.

Para terminar y como dice el refrán, “más vale pájaro en mano que ciento volando”. Si vemos que por delante vendrán bastantes días lluviosos y a la planta le falta poco para cosechar. Quizá valga la pena cosechar prematuramente que esperar a que el tiempo mejore. El tiempo es totalmente impredecible y puede darse el caso que las lluvias se prolonguen más de lo esperado, poniendo en riesgo toda la cosecha.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular