Israel espera ganar 266 millones de dólares exportando cannabis

Es conocida la experiencia de Israel en el estudio de la planta de marihuana, sobre todo, los ensayos clínicos hechos en ese país con aceite a base de Cannabidiol (CBD). Israel es lo que se dice, un experto en la materia, una nación productora, y es por ello que sus legisladores votaron en diciembre por 21-0 a favor del proyecto de ley, que aún necesitaba la aprobación de los ministros del gabinete y del primer ministro Benjamin Netanyahu para comenzar a funcionar.

La norma votada en Israel habilita la exportación de cannabis, sobre todo hacia aquellos países que legislaron en favor de las terapias medicinales pero se niegan a cultivar y hasta penan duramente a quienes lo hacen en sus casas, sin importar el fin. La reciente visita a Brasil del premier Netanyahu (ningún benjamín en el arte de las relaciones diplomáticas) no sirvió solo para asistir a la investidura de Jair Bolsonaro, sino también para reforzar el comercio entre los países.

Semanas después (el pasado domingo), el gobierno israelí dio luz verde definitiva a la exportación de cannabis para uso médico, una medida con la que busca generar ingresos significativos para el Estado, según señaló el ministerio de Salud.

El sitio Aurora precisó que la decisión fue tomada después de que el ministerio de Finanzas y el ministerio de Seguridad Interior acordaran un aumento en el presupuesto de la policía para poder supervisar esta área y la producción de cannabis medicinal en el país.

El ministro de Finanzas de Israel, Moshe Kahlon, dijo sobre la aprobación: “Apoyé durante todo el camino la exportación de cannabis medicinal y felicito la decisión. La exportación de cannabis medicinal va a otorgar a Israel una ventaja enorme en la relación entre la investigación y desarrollo y la agricultura e industria del cannabis, trayendo significativos ingresos al país”.

“El Estado de Israel es uno de los principales países del mundo en el campo del cannabis medicinal (…) Nuestro conocimiento y experiencia en este campo nos permite ofrecer productos de alta calidad para la exportación”, indicó el Director General del ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov.

Según estimaciones del gobierno israelí, el mercado mundial de cannabis medicinal alcanza alrededor de 100 mil millones de shekels (27 mil millones de dólares) al año. El potencial de exportación desde Israel sería de unos cerca de 4 mil millones de shekels al año (más de mil millones de dólares).

La exportación de cannabis generará cientos de millones

La exportación de cannabis con fines médicos podría generar un ingreso de mil millones de séqueles (unos 234 millones de euros, 266 millones de dólares) por año a Israel, según estimaciones del Parlamento. El PIB per cápita de Israel oscila los 40.000 dólares por año.

En diciembre, se aprobó una ley que permite a los agricultores cultivar cannabis para uso terapéutico, siempre que obtengan un permiso del ministerio de Salud, la policía y la Autoridad de control de los productores.

Ocho empresas cultivan actualmente cannabis para uso terapéutico en Israel, pero muchas más están esperando la autorización oficial para hacerlo. Otras tantas también están expectantes por la situación del uso recreativo, aún prohibido, pero que en 2017 tuvo la aprobación de un proyecto de ley que despenaliza parcialmente el consumo a favor de un sistema de multas.

Por Rama

Más Artículos
EEUU, legalización del noreste para 2019: espera hasta el próximo año
>