La producción de textil de cáñamo ahorrará mucha agua

En los Estados Unidos se legalizó el cáñamo en diciembre de 2018. Se espera un crecimiento gigantesco en todos los ámbitos de esta industria

Macfoto

En los Estados Unidos se legalizó el cáñamo en diciembre de 2018. Se espera un crecimiento gigantesco en la industria. Según Reports and Data, el mercado del cáñamo industrial en los Estados Unidos puede llegar a los $ 13.000 millones en 2026. Sería una media de crecimiento anual de casi el 14%.

El cáñamo ha sido durante mucho tiempo una de las plantas para el textil más comunes en el mundo. La fibra obtenida de la planta que no contiene más de un 0,3 de THC es de las mas resistentes que se conocen.

A mediados del 2018, el líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, presentó un proyecto de ley que excluía el cáñamo de la lista de sustancias especialmente controladas. Esta propuesta entró en vigor el 20 de diciembre de 2018.

Además del cannabidiol, el cáñamo desempeña un papel cada vez más importante en la industria textil, en la producción de ropa ambientalmente sostenible. De hecho, el fabricante de jeans Levi Strauss ha hecho mucho por esto.

En 2019, Levi’s, en colaboración con la marca Outerknown, lanzó una línea de ropa con una tela muy especial. Ésta era de algodón en un 69% y de cáñamo en otro 31% y sintiéndose como de algodón puro.

Menos agua para su producción

El cáñamo, requiere mucha menos agua y químicos para producirse que el algodón. No es tan fácil y cómodo trabajarlo: las fibras de algodón se recogen de un brote exuberante, mientras que el cáñamo se recolecta de un tallo sólido de cáñamo.

“Es una fibra más larga, más dura y más gruesa“, dijo Paul Dillinger, vicepresidente de innovación global de productos de Levi, Business Insider “Es como si no quisiera convertirse en algo blando, se esfuerza por convertirse en una cuerda”. Levi’s logró crear una tecnología que suaviza las fibras de cáñamo, les permite mezclarse con fibras de algodón, al tiempo que requiere mucha menos agua. “Es genial que esto resuene con los clientes, pero es mucho más importante que tales desarrollos ayuden a preparar nuestra cadena de suministro para el futuro”, dijo Dillinger.

Explicó que que es un proceso de investigación completo que durará años: “Tenemos la intención de poner este fenómeno en el corazón de nuestra línea, mezclarlo con la línea, hacerlo parte de la cartera de Levis”.

Según Dillinger, Levi’s continúa trabajando en la calidad del material resultante, en el futuro para reducir la proporción de algodón al 50% para la mayoría de los productos, y para fabricar algunos productos completamente de cáñamo. Promete que en cinco años obtendremos una tela hecha completamente de cáñamo, que se sienta absolutamente como el algodón.

Cinco años de espera

En cinco años pueden tener una tela que se asemeje en sus propiedades al algodón. La compañía no revela los detalles, dijo que le costó tres años desarrollar el material.  También dijo que aprendieron sobre los desarrollos del cáñamo en Europa y gracias a que allí era legal.

Cuando Levi’s encuentre una manera de producir bienes completamente a partir de cáñamo revestido de algodón, reducirá el consumo general de agua para la producción de ropa en dos tercios, dijo Dillinger.

Más Artículos
Rusia, construcción de complejo para procesar semillas de cáñamo
>