LEGO mira al cáñamo

En 2030, los 60 mil millones de ladrillos que la empresa fabrica cada año serán totalmente reemplazados por cáñamo

El cáñamo está dejando sus huellas en el sector bioplástico. LEGO, que se aproxima a los 60 años, fue todo un imperio construido en plástico. Pero ahora, la gigantesca compañía de juguetes danesa está invirtiendo millones para eliminarlo. En 2030, los 60 mil millones de ladrillos que la empresa fabrica cada año serán totalmente reemplazados por cáñamo. LEGO, que ha servido como el juguete favorito de generaciones de niños, se está moviendo hacia una producción totalmente renovada y ecológica. Resulta que el cáñamo es el material alternativo rentable y ecológicamente sostenible que LEGO estába buscando; el nuevo material es capaz de formar ladrillos indistinguibles de los ladrillos de plástico reales. En el pasado, la empresa utilizaba un material plástico a base de aceite conocido como ABS, por lo que no es de extrañar que LEGO se haya visto enfrentado a muchas preocupaciones medioambientales.

Un material ideal

El cáñamo es un material ideal para la fabricación de plástico debido a su alto contenido en celulosa, que varía entre el 70 y el 80%. Una empresa australiana, Zeoform, ha estado trabajando durante años en el avance de las tecnologías de cáñamo biodegradable. Hoy en día, la empresa dice que se ha desarrollado un nuevo tipo de plástico muy robusto fabricado enteramente con cáñamo. El material puede ser inyectado o moldeado en un sinfín de productos que van desde botones hasta muebles para el hogar, frisbees e incluso ladrillos de juguete. La empresa australiana ha patentado un producto derivado de fibras de celulosa de cáñamo que se transforman en un material industrial y altamente maleable. El material no es tóxico, es biodegradable y puede producir una gama de materiales de calidad comercial e industrial.

Las empresas están empezando a darse cuenta de la eficiencia del cultivo de cáñamo, así como de la durabilidad de la propia planta. Ahora bien, si tan sólo más y más empresas comenzaran a adoptar el poder del cáñamo para ser un sustituto eficaz del cáñamo, podríamos empezar a deshacernos de la trampa que el plástico ha tendido para la Tierra. Tenemos que hacer de los plásticos de cáñamo una alternativa viable para todos. Hacerlo sería un paso importante para contrarrestar los efectos del cambio climático y construir un futuro mejor; quizás usando los nuevos ladrillos de cáñamo de LEGO.

Más Artículos
Rusia, fotografiándose desnudos en el campo de cáñamo
>