Médicos de Puerto Rico, irán a clases de cannabis medicinal

Según informa la agencia Efe, todos los médicos en Puerto Rico deberán obligatoriamente tomar cursos de educación continua de cannabis medicinal.

En junio de 2017, el Senado de Puerto Rico aprobó por abrumadora mayoría la Ley de cannabis medicinal. La letra regula la industria en la isla que es estado libre asociado de Estados Unidos, país donde la marihuana es ilegal en términos federales.

La nueva norma autoriza el consumo vaporizado de flores o cogollos a los pacientes que se les diagnostique enfermedades terminales o cuando otras alternativas no dieron resultados positivos.

A casi dos años de sancionada la ley, el negocio del cannabis medicinal ha avanzado a grandes pasos y las consultas de los pacientes se multiplican.

Incluso, el propio Departamento de Hacienda de Puerto Rico asegura que esta industria médica del cannabis generaría anualmente unos 100 millones de dólares, por la venta y los impuestos, ayudando así a mitigar el desempleo, que en la actualidad se sitúa en el 12%.

La isla afronta grandes recortes en el presupuesto debido a su deuda pública cifrada en más de 70.000 millones de dólares y una población que merma debido a que los jóvenes emigran a Estados Unidos buscando nuevas oportunidades. “Es la única alternativa viable que tenemos”, aseguran las autoridades.

Es por todo ello que, según informa la agencia Efe, todos los médicos deberán obligatoriamente tomar cursos de educación continua de cannabis medicinal.

Así lo decidió el Senado de Puerto Rico al enmendar la Ley de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica con el objetivo de poner a todos los galenos en igualdad de condiciones para participar de esta modalidad medicinal.

Por otra parte, la Cámara Alta dio paso a un proyecto para que los hospitales sin fines de lucro sean exentos del pago de arbitrios al combustible para la generación de energía ya sea eléctrica o térmica.

En lo que respecta a la educación continua en cannabis medicinal, el Proyecto del Senado 968, de la autoría del senador Carlos Rodríguez Mateo, fue favorecido por el Departamento de Salud y por la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP) ya que no conlleva impacto fiscal “adverso” sobre el presupuesto de la agencia.

Médicos registrados con tres años de vigencia

Actualmente, y según el Reglamento 8766 de Salud, todo médico registrado en la agencia para autorizar a un paciente a utilizar el cannabis medicinal bajo la relación médico-paciente, tiene un número de registro cuya vigencia es de tres años.

Asimismo, tomará un adiestramiento cada tres años a ser ofrecido por Salud o por una persona autorizada por esta agencia. El currículo tiene una duración mínima de seis horas presenciales.

Los médicos también deberán tomar al menos tres horas de educación continua anual relacionados al cannabis medicinal.

“El tratamiento de cannabis medicinal es opcional y a discreción por los profesionales de la salud. Es por tal razón que se dispone como requisito a todo médico en Puerto Rico, y ante la incertidumbre de cuales médicos o profesionales de la salud opten por el tratamiento y prescripción del cannabis medicinal”, establece el senador Ángel Martínez en un informe.

Más Artículos
España, debate “Sembrando el Cambio, El Cannabis es la solución”
>