Nace Agrocoin, la criptomoneda mexicana que busca conquistar al cannabis

El primer activo digital mexicano es una realidad. Se llama Agrocoin y busca dominar el mercado legal de la marihuana. Y a punto tal que ya es posible adquirir productos derivados de cannabis de origen canadiense.

El desarrollo de Agrocoin depende de que sea discutida –y aprobada– una iniciativa de ley presentada en el Senado por legisladores afines al presidente Andrés Manuel López Obrador, que plantea la regulación del consumo, la comercialización y el uso de los derivados de la marihuana, pues su uso medicinal está despenalizado en el país desde el año 2017. Se prevé que la iniciativa de Ley General para Regulación y Control de Cannabis sea discutida antes del 30 abril. Esta es la fecha de conclusión del periodo ordinario de sesiones, aunque todavía se analiza la ruta de este debate.

La criptomoneda en cuestión es una iniciativa de Agropot, un proyecto mexicano que tiene la intención de dominar el mercado nacional de la marihuana, una vez que sea legal, usando la agrocoin, en todo el proceso: desde el cultivo hasta la compra de la hierba y productos derivados de esta. La novedad fue presentada en agosto pasado en un foro sobre Políticas Públicas para la Innovación. Y fue convocado la Unesco y el Gobierno del estado de Guanajuato.

Las transacciones con agrocoin se registran dentro de una cadena de bloques (blockchain). Permitiendo obtener un registro inmodificable, inviolable y auditable de todo el proceso, desde las operaciones con productores, pasando por el comprador hasta llegar al Gobierno. Y por medio del pago del 10% de impuestos de los productores y 20% que planea erogar la compañía. Además todo a través de la misma moneda virtual.

Mota con criptomonedas

“Queremos que compren mota [como se le dice coloquialmente a la marihuana en México] con criptomonedas, porque es la única forma que tenemos de darle seguimiento y transparencia a toda la operación (…) Se trata de un registro pormenorizado de nuestros productores, de sus productos, así también con las autoridades competentes. Se ofrece una idea clara de la procedencia del producto con el que se comercia. Y confirmando que su origen no esté en el narcotráfico”. Así lo explicó a RT News Rodrigo Domenzain, director de Agrocoin México Sociedad Anónima Promotora de Inversión (SAPI).

Agrocoin es un activo digital. Esta respaldado actualmente, por hectáreas de producción de chile habanero hidropónico en la comunidad Leona Vicario, en Quintana Roo. Y donde ahora hay franquiciadas 50 hectáreas para cosecha del ají, pero se transformarán para el cultivo de la cannabis con un valor estimado de $2 millones.

“Encontramos [en el chile habanero] un mercado con mucho potencial con un precio que se mantiene, aunque no tiene nada que ver con la cannabis, donde una hectárea te genera 3 millones de dólares de ganancia contra una hectárea de chile habanero que, en el mejor de los casos, genera 103.872 dólares (2 millones de pesos) libres al año”, comentó Domenzain.

4 millones de agrocoins

La empresa prevé colocar 4 millones de acciones, representadas por 4 millones de agrocoins –o agros–. Cada uno de ellos simboliza una moneda. Actualmente, hay 150.000 agros circulando, los cuales se pueden utilizar, debido al negocio del ají habanero, para comprar artículos de productores de canadiense a través de la plataforma de Agropot, como semillas de cannabis sativa (cáñamo o cáñamo industrial), aceite y café, aunque también con una app, de reciente lanzamiento, y una tienda física que ya opera en la ciudad de Mérida, en el estado de Yucatán.

“A través de nuestra moneda, nosotros podemos hacer todas las transacciones. Podemos recaudar impuestos e, incluso, en unos días, adquirirla en tiendas de conveniencia para poder comprar ‘un churro’ (como se les denomina coloquialmente en México a los cigarros de marihuana). Toda la línea de producción –desde productor al consumidor– ve negocio, porque las acciones de la empresa están en agros. Es la misma moneda que utilizas para comprar y vender, no hay corrupción, no hay mordidas [coimas], no hay lavado de dinero”, cerró Domenzain.

Por Rama

Más Artículos
Assonabis Club presenta: ¡420 Street Art !
>