Buscar

sistema endocannabinoide - resultados de búsqueda

Si no estás satisfecho con los resultados, realiza otra búsqueda

0 1.497 vistas

La capacidad de nuestro cuerpo de mantener la homeostasis a medida que envejecemos se vuelve más complicada y especialmente cuando se agregan productos farmacéuticos a la mezcla.  A través de mecanismos genéticos precisos de determinación del destino celular, se generan muchas variedades diferentes de neuronas excitatorias e inhibidoras a partir de diferentes tipos de células madre neurales. El proceso de hacer nuevas neuronas, la neurogénesis puede mejorar el aprendizaje y la memoria. A medida que envejecemos, las células madre neurales y sus progenitores muestran una reducción de la proliferación y producción de las neuronas, contribuyendo al deterioro cognitivo relacionado con la edad y una plasticidad reducida. Nuestro cuerpo produce endocannabinoides que activan nuestros sistemas reguladores de endocannabinoides que son similares a los fitocannabinoides del Cannabis sativa . Estas sustancias pueden inducir la neurogénesis.

El cannabidiol o CBD es uno de los cannabinoides del cannabis que tiene enormes beneficios medicinales sin ser psicoactivo. Cuando se toma CBD, se mejora el sistema endocannabinoide y el cuerpo responde al crear más receptores. El CBD es un neuroprotector, antioxidante y antiinflamatorio que disminuye el estrés oxidativo, la óxido nítrico sintasa, la peroxidación lipídica, los radicales libres y la disfunción mitocondrial. Ejemplos de enfermedades neurodegenerativas tales como Alzheimer, Parkinson, ALS, MS pueden derivarse de una respuesta autoinmune.

Por ejemplo, alguien con demencia de Alzheimer o un atleta con una lesión cerebral traumática puede medicarse con CBD, ayudando a concentrarse, disminuyendo la ansiedad o normalizando los patrones del sueño. El CBD mantiene la homeostasis del calcio e inhibe el glutamato, por lo tanto, disminuye la excitotoxicidad.     Los estudios preclínicos en animales publicados en el International Journal of Neuropsychopharmacology muestran que el CBD promueve el crecimiento del cerebro en el hipocampo de los ratones.   El efecto ansiolítico de CBD en ratones con estrés crónico depende de la neurogénesis del hipocampo y la participación del sistema endocannabinoide. El Scripps Research Institute publicó, “El cannabis también puede ralentizar la progresión de la demencia”.

El THC, el componente psicoactivo en el cannabis no debe temerse.   “Delirios, agitación, agresividad, irritabilidad, apatía, sueño y la angustia del cuidador, disminuyeron cuando se agregó THC en un intento de aliviar los síntomas de la demencia en un reciente estudio israelí de 2016.   Los estudios realizados en la Universidad de Bonn y la Universidad Hebrea publicados en Nature Medicine muestran que el THC inhibe la enzima responsable de la agregación de placas amiloides, el sello distintivo de la demencia de Alzheimer. El THC rejuvenece la función cognitiva en cerebros de animales más viejos.

En el Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry en 2013, se descubrió que el THC es útil en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson al ayudar a prevenir el daño causado por los radicales libres. Una nueva investigación del Centro de BrainHealth en la Universidad de Texas en Dallas revela que los niveles de THC se correlacionan directamente con los cambios en la forma en que el cerebro utiliza el oxígeno.   Los consumidores de cannabis crónico tienen un mayor flujo sanguíneo cerebral y extraen más oxígeno del flujo cerebral que los que no lo usan. El flujo de sangre en el putamen, un área en el cerebro asociada con la recompensa, el aprendizaje y la formación de hábito también fue mayor en los usuarios.  Del mismo modo, debido a que el cannabis puede dilatar los vasos sanguíneos, el mecanismo por el cual se utiliza en el glaucoma, también puede desarrollar vías circulatorias adicionales y en la actualidad se realizan estudios en pacientes con accidente cerebrovascular y ataque cardíaco.

El cannabis es una terapia segura para pacientes con enfermedades neurodegenerativas, para aquellos que desean mejorar su sistema endocannabinoide y promover el bienestar y el antienvejecimiento. Esta vía de señalización conservada evolutivamente y llamada sistema endocannabinoide tiene capacidades neuroprotectoras y antiinflamatorias. Dado el perfil de seguridad favorable del cannabis, con una mayor investigación, tiene el potencial de conducir a terapias novedosas para prevenir la enfermedad o la progresión de los síntomas mediante la modulación del sistema endocannabinoide.

0 161 vistas

Cibdol es uno de los fabricantes de suplementos CBD del mercado más famoso afincado en Suiza. Dispone de muchos tipos de aceites CBD y Cápsulas en diferentes concentraciones, que se adaptarán a las necesidades de cualquier persona. También cuenta con Cremas CBD para problemas de la piel, desde acné o psoriosis, hasta eccemas.

La última novedad que nos presentan Cibdol, viene bajo la marca Cibapet. Y lo novedoso, es que estos nuevos suplementos no son para humanos, sino que están desarrollados específicamente para nuestros mejores amigos de 4 patas, que son los perros y los gatos.

Cibapet ofrece suplementos CBD en formato pastilla y aceite. Las pastillas, además de CBD tienen un gran contenido en calcio, hierro, potasio, manganeso, zinc y vitaminas A, B1, B12, B2, B6, C, E y K3. Las pastillas para gatos son tabletas de 100 pastillas con 1,3mg de CBD cada una. Las pastillas para perros son tabletas de 55 pastillas con 3,2mg de CBD cada una.

Los aceites son más potentes, con una concentración del 4%, con un 400mg de CBD. Están elaborados con una base de aceite de pescado, además de un gran contenido en vitamina E, proteínas y una mezcla de fibras. Su sabor resulta muy del agrado de estas mascotas, por lo que no tendrán problemas para ingerirlo. Las dosis varían dependiendo del peso y la edad, tanto de gatos como de perros.

CÓMO FUNCIONA EL CIBAPET EN LAS MASCOTAS

Al igual que nosotros los humanos, los perros y gatos también sufren una gran variedad de estados mentales y físicos desagradables, que se pueden aliviar con CBD. Los suplementos CBD para mascotas de Cibapet están elaborados para aliviar el estrés, mejorar el funcionamiento digestivo, promover una salud más robusta y alivia todo tipo de molestias, hasta las causadas por la edad en músculos y articulaciones.

El CBD es uno de los principales compuestos del cannabis, junto al THC. A diferencia del THC, el CDB no es psicoactivo. Además a día de hoy se considera que tiene un alcance mucho mayor que el THC en aplicaciones médicas. Se emplea tanto en niños como en ancianos debido a sus múltiples propiedades. Y desde hace algún tiempo, también en todo tipo de mascotas.

El CBD interactúa con los receptores que componen el sistema endocannabinoide del cuerpo. Los fitocannabinoides, que son cannabinoides de origen vegetal estructuralmente similares a los endocannabinoides, son los responsables de muchas funciones, desde el estado de ánimo a la reducción del dolor. Ambos, son capaces de sobrealimentar el sistema endocannabinoides.

Gatos y perros, sobretodo en edad adulta, suelen tener más problemas de dolencias asociados al sobrepeso y la obesidad. Ésto supone una serie de problemas asociados como la enfermedad cardíaca, la presión arterial alta y el daño a los tejidos conectivos y las articulaciones. El CBD produce una reducción en la ingesta de alimentos en modelos animales, lo que ayuda a controlar el peso de una manera natural.

El CBD también es eficaz contra otra enfermedad que se relaciona con la edad de las mascotas como es la osteoporosis. El cartílago de las articulaciones se desgasta debido a la edad, y ésto provoca que los extremos de los huesos se adhieran entre sí. Debido a esta fricción entre los huesos, se pierde la movilidad, se inflama la zona y el dolor puede ser muy intenso. El CBD elimina el dolor neuropático que se asocia a esta enfermedad, además de prevenir el desarrollo posterior de daño en los nervios de las articulaciones osteoartríticas.

Por último, el glaucoma es una afección que llega a ser muy común en perros y gatos, sobretodo en sus últimos años. El glaucoma implica presión sobre el ojo, con lo que se reduce el drenaje del líquido. En afecciones crónicas, esta presión puede causar daños permanentes en el nervio óptica que puede derivar en una ceguera. Se ha demostrado que el CBD ayuda a aliviar esta afección, ya que consigue reducir la presión intraocular cuando se aplica sistémicamente.

 

1 534 vistas

En un estudio reciente, por ejemplo, los investigadores encontraron que los hombres y las mujeres que consumían marihuana a diario tenían aproximadamente un 20% más de sexo durante las últimas cuatro semanas que sus pares que se abstuvieron de consumir cannnabis.

Todavía no está claro exactamente cómo el cannabis podría aumentar el deseo sexual o la libido, pero las teorías abundan.

“Las personas que usan marihuana pueden tener más relaciones sexuales porque se presionan menos cuando están bajo sus efectos, por lo que no tienen la misma ansiedad de rendimiento que las que están sobrias”, sugirió la terapeuta sexual Amanda Pasciucco, que ejerce en Connecticut, donde el uso médico es legal. “Una pequeña cantidad de marihuana también puede ayudar a aumentar su capacidad de comunicar sus preferencias a su pareja”.

El terapeuta sexual Lawrence Siegel señaló que, en particular, el delta-9-tetrahidrocannabinol, el cannabinoide THC, parece apuntar a una parte de nuestro cerebro asociada con la excitación sexual, al menos en las mujeres.

“El sistema endocannabinoide natural de nuestro cuerpo es clave para regular cosas como el placer, el dolor, la relajación y la homeostasis. Cuando los cannabinoides del cannabis lo activan, puede dejar a los usuarios relajados con un mayor placer y disminución del dolor”, explicó Peter Barsoom, fundador de una compañía llamada 1906, que tiene como objetivo devolver el cannabis a la corriente principal. “Esto puede llevar a un aumento de la excitación y hacer que el sexo sea aún más agradable. Para otros, la razón es el aumento de las sensaciones placenteras que pueden surgir con el cannabis. Este efecto puede hacer que el sexo se sienta aún más agradable”.

Aunque algunas personas experimentan una mayor ansiedad al usar marihuana, otras encuentran que tiene el efecto opuesto. “Cada persona tiene un maquillaje único tanto psicológico como físico, y para que el cannabis ayude a mejorar la sexualidad, debes encontrar el tipo que te funcione”, explicó el sexólogo Nick Karras, autor de “The Passionate High: Una guía para usar Cannabis para mejor Sexo y Creatividad”. “Recomiendo experimentar con una pequeña cantidad de cepas índica, cepas sativas y un híbrido de ambas para ver qué funciona mejor”.

0 86 vistas

La “donación privada” realizada por la Fundación Ray and Tye Noorda es la más grande hasta la fecha para financiar la investigación médica sobre el cannabis.

La Universidad de California-San Diego (UCSD) ha recibido $ 4.7 millones en fondos privados para comenzar a investigar el posible tratamiento del autismo con Cannabidiol (CBD).

La Fundación Ray and Tye Noorda ( RTNF ), en asociación con la Fundación de Investigación y Educación Wholistic ( WREF ), generosamente donó un millón de dólares, los fondos se transfirieron directamente al Centro de Investigación de Cannabis Medicinal (CMCR) de la UCSD.

Creado en 2000, el CMCR fue diseñado para llevar a cabo investigaciones científicas detalladas sobre las posibles aplicaciones médicas del cannabis.

La donación se destinará a financiar investigaciones sobre cómo el cannabidiol (CBD) se puede utilizar en tratamientos de autismo para niños.

En una declaración online , la universidad describió su plan para enfocarse en cómo el CBD podría usarse para tratar los síntomas relacionados con el Trastorno Específico del Espectro Autista (TEA), incluidas las convulsiones y los altos niveles de ansiedad .

A partir de 2019, el estudio sobre el autismo incluirá a 30 niños, de edades comprendidas entre 8 y 12 años, con un diagnóstico de “autismo moderado a grave”, pero “deben estar libres de otras afecciones neurológicas, como la epilepsia , y teniendo en general”. buena salud.”

El estudio tiene tres objetivos principales:

1-Determine si el CBD es seguro y tolerable, y si ayuda con los síntomas de ASD
2-Determinar si CBD altera los neurotransmisores y cómo mejora la conectividad cerebral
3-Determinar si los biomarcadores de neuro- inflamación , también asociado con ASD, se alteran por CBD

Hablando sobre la donación, Igor Grant , profesor de psiquiatría y director de CMCR, detalló cómo la universidad podría respaldar científicamente la evidencia hasta ahora anecdótica de los padres que consideran el CBD como una “droga milagrosa” para sus niños autistas:

“Hay informes no confirmados de que cannabidiol podría ser útil, pero no hay estudios cuidadosos para documentar ni su beneficio ni su seguridad.”

“Esta donación permitirá a nuestros investigadores desarrollar e implementar un programa de investigación traslacional que combine un ensayo clínico con observación neuroconductual detallada, así como estudios científicos básicos para determinar si el cannabidiol es un prometedor terapéutico y, de ser así, a través de qué mecanismos”.

David Brenner , vicerrector de Ciencias de la Salud de UCSD también elogió a la Fundación por su donación:

“UC San Diego se complace en asociarse con las fundaciones Noorda y Wholistic para avanzar en la comprensión de cuándo y cómo funciona el cannabis medicinal.

“[Esta nueva investigación puede ayudar] a transformar las vidas de muchas personas para quienes el cannabis medicinal puede hacer una diferencia significativa en su calidad de vida”.

El presidente y cofundador de WREF, Pelin Thorogood , también discutió la importancia de la investigación científica para descubrir el funcionamiento del CBD en los síntomas (y posible causa) del autismo:

“Teniendo en cuenta numerosos informes anecdóticos de padres que sugieren que el CBD puede mejorar el funcionamiento de su hijo, estamos muy contentos de asociarnos con UC San Diego para entender en qué circunstancias el CBD puede ser eficaz para el autismo y por qué parece ayudar a ciertas personas y no a otras.

“Esto es especialmente emocionante ya que el enfoque multidisciplinario empleado por UC San Diego, que combina datos clínicos, básicos y traslacionales del mismo grupo de niños, tiene la mejor posibilidad de ayudarnos a comprender el papel del sistema endocannabinoide en el tratamiento del autismo ”

La investigación sobre el cannabis medicinal en Estados Unidos tiene severas restricciones, particularmente en relación con la financiación, debido al hecho de que el cannabis sigue siendo una sustancia de la Lista I.

La UCSD pudo atravesar esta restricción yendo directamente a RTNF, una fundación privada, para el dinero de la subvención.

Según la universidad, es la mayor donación individual para investigación médica jamás realizada en los Estados Unidos

1 201 vistas

“La neuroinflamación repetida inducida por la derrota social, el comportamiento similar a la ansiedad y la resistencia al miedo a la extinción fueron atenuados por el agonista del receptor cannabinoide WIN55,212-2.”

Se descubrió que un compuesto destinado a imitar los efectos de los cannabinoides naturales revierte los déficits a corto y largo plazo causados ​​por la repetida derrota social en un nuevo estudio publicado por la revista Neuropsychopharmacology.

El estrés psicosocial contribuye al desarrollo de trastornos psiquiátricos. La derrota social repetida (RSD) es un estresor murino que causa la liberación de monocitos inflamatorios a la circulación. Además, el comportamiento de la ansiedad inducida por DSR depende del reclutamiento de estos monocitos en el cerebro.

Con esto en mente, es importante tener en cuenta que “la activación del sistema endocannabinoide [realizado de forma natural mediante el consumo de cannabinoides] puede modular las respuestas neuroendocrinas e inflamatorias mediadas por el estrés”, afirman los investigadores del estudio. “Por lo tanto, planteamos la hipótesis de que un agonista del receptor cannabinoide atenuaría la inflamación inducida por DSR, la ansiedad y la sensibilización al estrés”.

Para probar esta hipótesis, “los ratones recibieron una inyección del  agonista del receptor cannabinoide 1/2 sintético , WIN55,212-2 (WIN, 1 mg / kg, por vía intraperitoneal) al día durante seis días consecutivos, 30 minutos antes de cada exposición a la DSR. El comportamiento similar a la ansiedad, la activación inmune, la neuroinflamación y la reactividad microglial se determinaron 14 h después de RSD “.

El comportamiento similar a la ansiedad inducido por RSD “fue revertido por WIN55,212-2”. Además, “El WIN55,212-2 redujo la acumulación de monocitos inflamatorios en la circulación y el cerebro después de RSD y atenuó la expresión de ARN mensajero (ARNm) de interleucina-1β (IL-1β) inducida por RSD en microglia / macrófagos. El aumento de la reactividad ex vivo de microglia / monocitos a lipopolisacáridos (LPS) después de RSD también fue atenuado por WIN55,212-2.”

A continuación, “la expresión del miedo, la extinción y el recuerdo se evaluaron a las 24 y 48 h, respectivamente, después del condicionamiento contextual del miedo, que tuvo lugar 7 días después de la DSR. Aquí, la DSR causó una expresión de miedo prolongada y un recuerdo de extinción del miedo alterado, que se asoció con un aumento del ARNm de IL-1β en el cerebro. “Además,” estos efectos inducidos por el estrés fueron revertidos por el WIN55,212-2 “.

El estudio concluye afirmando que “la activación de los receptores cannabinoides limitó las respuestas inmunes y neuroinflamatorias a la DSR e invirtió los déficits conductuales a corto y largo plazo asociados con la DSR”.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 1.224 vistas

“Terpenos” es un nuevo término en el glosario del cannabis. Proporcionan los olores y sabores en el cannabis y son los responsables de una amplia gama de efectos médicos

Los terpenos son moléculas aromáticas secretadas dentro de las diminutas glándulas de resina de las flores o cogollos. Producen un aroma cítrico en algunas variedades y pueden oler y saber a lavanda o incluso a queso en otros.

Hay al menos 100 terpenos exclusivos de la planta de cannabis; la combinación de estos químicos y los cannabinoides es lo que crea efectos tales como la somnolencia o la energía.

El término terpeno también se usa a menudo para referirse a los terpenoides, que son derivados oxigenados de los terpenos.

Los terpenos desempeñan un papel importante en el desarrollo de la resina y se utilizan mucho en la producción de aceites esenciales para productos médicos y de belleza. Así es como los terpenos se abrieron paso en la industria de las fragancias, así como en la medicina convencional y alternativa. Son más comúnmente utilizados en aromaterapia, pero también se hacen sintéticamente como sabores o aromas y como aditivos alimentarios.

Los terpenos coexisten con los cannabinoides como el THC y el CBD, pero no son psicoactivos como el THC. Interactúan con el sistema endocannabinoide del cuerpo y ayudan a los cannabinoides a entrar al torrente sanguíneo.

Aquí están los 10 terpenos más importantes:

1. Mirceno 

Es el terpeno más abundante en cannabis. Un estudio suizo de 1997 indicó que el mirceno podría ser tanto como el 65% del total de terpenos en algunas cepas. Su olor a menudo tiene notas terrosas, almizcladas, que se asemejan a clavos de olor, así como un aroma afrutado como uvas rojas. Las cepas que contienen más del 0,5% de este terpeno suelen ser indicas con efectos sedantes, lo que es bueno para el insomnio. El mirceno también es útil para reducir la inflamación y el dolor crónico, por lo que se recomienda como suplemento durante los tratamientos contra el cáncer.

Cepas: Skunk XL, Special Kush, White Widow

Consejo de bonificación:  si desea experimentar un punto más fuerte de la marihuana, coma un mango unos 45 minutos antes de fumar o vapear. Los mangos contienen cantidades significativas de mirceno, por lo que comer uno fortalecerá los efectos del THC al aumentar su tasa de absorción.

2. Limoneno 

Es el segundo terpeno más abundante en el cannabis, pero no todas las cepas necesariamente lo tienen. El limoneno da a las variedades un olor cítrico que se asemeja a los limones (todos los cítricos contienen grandes cantidades). Se usa comúnmente en cosméticos y productos de limpieza. El limoneno mejora el estado de ánimo y reduce el estrés, tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, y puede tener un papel en la reducción del tamaño del tumor. Las variedades de Sativa que tienen “limón” o “ácido” en sus nombres suelen ser ricas en limoneno.

Cepas: Durban Poison, Jack Herer, Jack el Destripador, OG Kush, Sour Diesel, Super Lemon Haze

3. Linalool 

Este terpeno es principalmente responsable del olor típico de la marihuana con sus notas picantes y florales. El linalool también se encuentra en la lavanda, menta, canela y cilantro. Al igual que las hierbas aromáticas, tiene fuertes propiedades sedantes y relajantes. Los pacientes que sufren ansiedad, depresión, convulsiones e insomnio deberían beneficiarse de este potente terpeno.

Cepas: Amnesia Haze, LA Confidential, Lavender, OG Shark, Special Kush

4. b-cariofileno 

Es conocido por sus notas picantes y especiadas, el b-cariofileno también se encuentra en la pimienta negra, la canela, el clavo de olor y especias como el orégano, la albahaca y el romero. Dado que se une a los receptores CB2 (es el único terpeno que se une a los receptores cannabinoides), el b-cariofileno se encuentra comúnmente en las cremas y los productos tópicos antiinflamatorios. Además de sus propiedades analgésicas y ansiolíticas, algunos creen que ayuda a las personas que intentan dejar de consumir alcohol.

 Cepas: Rock Star, Super Silver Haze, Skywalker

5. a-Pineno y b-Pineno 

Estos dos terpenos huelen a pino, donde se pueden encontrar en grandes cantidades. Otras plantas ricas en pineno incluyen romero, cáscaras de naranja, albahaca y perejil. El Pineno tiene efectos antiinflamatorios. Ayudan a mejorar el flujo de aire y las funciones respiratorias (para los asmáticos), así como la memoria, y pueden ser beneficiosas para las personas que sufren de artritis, enfermedad de Crohn y cáncer.

Cepas: Blue Dream, Dutch Treat, Island Sweet Skunk, Jack Herer, Romulan, Strawberry Cough

6. a-Bisabolol 

También conocido como levomenol y bisabolol, a-bisabolol tiene un aroma floral agradable y también se puede encontrar en flores de manzanilla y árboles de candeia. Este terpeno se ha utilizado principalmente en la industria cosmética, pero últimamente ha llamado la atención de los investigadores ya que se puede usar para tratar infecciones bacterianas y heridas. También es un antioxidante con propiedades anti-irritación y analgésicas.

Cepas: ACDC, Harle-Tsu, diadema, OG Shark, Pink Kush

7. Eucaliptol 

También conocido como cineol, el eucaliptol es el terpeno primario del árbol de eucalipto. Tiene un olor a menta reconocible, pero la mayoría de las variedades de cannabis no contienen gran parte de él. Se usa principalmente en cosméticos. El eucaliptol alivia el dolor y ralentiza el crecimiento de bacterias y hongos. Aunque la investigación aún se encuentra en las primeras etapas, ha mostrado algunos efectos prometedores en los pacientes con Alzheimer.

Cepas: Diadema, Super Silver Haze

8. Nerolidol 

Se encuentra principalmente en flores como jazmín y limoncillo, nerolidol huele a una mezcla de rosa, cítricos y manzanas. Es amaderado, cítrico y floral. Este terpeno es mejor conocido por sus propiedades antiparasitarias, antioxidantes, antifúngicas, antimicrobianas y sedantes.

Cepas: Island Sweet Skunk, Jack Herer, Skywalker OG

9. Humuleno 

Se encuentra en lúpulo, clavo de olor, salvia y pimienta negra y tiene un aroma terroso, amaderado y picante. Humuleno suprime el apetito (bueno para las personas que hacen dieta), reduce la inflamación, alivia el dolor, combate las infecciones bacterianas y puede prevenir el crecimiento de las células cancerosas.

Cepas: Galletas Girl Scouts, Diadema, Sour Diesel, Pink Kush, Skywalker OG, White Widow

10. Careno 

También se encuentra en el romero, albahaca, pimientos, cedro y pino, tiene un aroma dulce que recuerda a los árboles de ciprés. Careno ayuda a curar huesos rotos, lo que da esperanza a los pacientes que sufren de osteoporosis, la artritis e incluso la fibromialgia. También promueve la retención de la memoria, que podría ser útil para los pacientes de Alzheimer.

Cepas: Skunk # 1, Super Lemon Haze, Super Silver Haze

Por Helena Miles

Cubre salud para greencamp.com

0 322 vistas

En todo el cuerpo, tenemos lo que se llama el Sistema Endocannabinoide. Es una red de receptores celulares y moléculas correspondientes que existen en todo el cuerpo. Se compone de dos tipos diferentes de receptores que son los CB1 y CB2. El primer tipo se localiza sobre todo en el cerebro y en el sistema nervioso central, estos se conocen como receptores CB1. El otro tipo de receptores, conocidos como receptores CB2, se encuentran comúnmente en el sistema inmune.

Estos receptores cannabinoides tienen una amplia gama de funciones. Por ejemplo, el sueño, estado de ánimo, el control del motor, dolor, memoria y respuestas inmunitarias. Naturalmente, estos procesos de gran alcance ayudan a mantener una función óptima dentro de nuestros cuerpos.

El cannabis facilita la digestión

Como hemos dicho, el sistema endocannabinoide existe en todo el cuerpo. Los receptores que contribuyen a él responden excepcionalmente cuando se introduce el cannabis medicinal. Uno de estos receptores se llama anandamida, reside dentro del tracto digestivo y es responsable de los procesos digestivos. Tal vez por razones como esta, no es difícil ver por qué aquellos que regularmente se entregan al THC siempre tienen ganas de “picar algo”

Pero en un sentido más serio para aquellos que padecen enfermedades intestinales crónicas, la presencia de dicho receptor podría ser una verdadera bendición. Los estudios han demostrado que las propiedades antiinflamatorias que contiene el cannabis medicinal podrían ser vitales en el tratamiento de afecciones como el El síndrome del intestino irritable ( SII ) y la enfermedad de Crohn.

0 447 vistas

Corredores dicen que el cannabis hace sus carreras más agradables y para muchos es una ayuda para recuperarse de los duras carreras y entrenamientos

El ultramaratoniano Avery Collins, aparece en varias fotografías sosteniendo un bong. La primera vez que intentó correr después de usar marihuana, dijo, “me permitió estar muy presente y no preocuparme tanto por los tiempos generales y lo que está sucediendo con la carrera”.

Avery Collins es uno de esos atletas que usan marihuana como parte de su entrenamiento. El cannabis es la segunda sustancia más utilizada entre los atletas después del alcohol, según el American Journal on Addictions .

Corredores dicen que el cannabis hace que sus carreras sean más agradables y para muchos de ellos es una ayuda para recuperarse de los duras carreras y entrenamientos.

“Usted tiene dos razones diferentes para usar cannabinoides”, dijo Marcel Bonn-Miller, profesor asistente adjunto de psicología en psiquiatría en la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania, que también trabaja con compañías farmacéuticas y grupos sin fines de lucro que realizan investigación con cannabinoides. “Una es mejorar tu capacidad para entrenar. El otro está orientado a la recuperación “.

En Estados Unidos y muchas partes del mundo, las actitudes sobre la marihuana han cambiado rápidamente en los últimos años.

En EEUU “ El 71% de los estadounidenses ahora dicen que la marihuana debería estar legalizada, frente al 31 por ciento en 2000″según el Pew Research Center .

Tampoco está prohibido su uso recreativo a los ojos de la Agencia Mundial Antidopaje, cuyo Código Mundial Antidopaje es utilizado por la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos, el Comité Olímpico Internacional y el Comité Paralímpico Internacional. En 2013, la organización elevó el límite de umbral del metabolito de cannabis carboxi-THC que se podía encontrar en la orina de un atleta de 15 nanogramos por mililitro a 150.

La decisión de la Agencia Mundial Antidopaje de elevar el umbral “significa que los atletas que usan la sustancia en competición serán detectados, mientras que las posibilidades de detectar el uso fuera de competición se reducen sustancialmente”, dijo James Fitzgerald, gerente de relaciones con los medios.

Los estudios sobre los efectos de la marihuana en los atletas son escasos. “La mayor parte del trabajo es, por el momento, de observación, observando a las personas que la usan y no usan y comparando”, dijo el Dr. Bonn-Miller, que estudia el uso de cannabinoides entre ex jugadores de fútbol profesional.

Una encuesta de 2017 en el Journal of Science and Medicine in Sport encontró solo 15 estudios publicados que investigaron los efectos del cannabis y su principal ingrediente psicoactivo, el THC, sobre el rendimiento en el ejercicio. “Generalmente se considera que el THC no mejorará el rendimiento aeróbico y la fuerza, y mi revisión confirma esa impresión”, dijo el Dr. Michael C. Kennedy, cardiólogo, farmacólogo clínico y profesor asociado de la Universidad de Nueva Gales del Sur.

“No te hará más rápido, puede ralentizarte y ciertamente no debería usarse si hay alguna posibilidad de enfermedad cardíaca”, dijo el Dr. Kennedy. De hecho, algunos estudios han relacionado la marihuana con la hipertensión y otros riesgos cardíacos.

Pero el Dr. Bonn-Miller cree que desde un punto de vista fisiológico, la relación entre el consumo de marihuana y la carrera tiene algún sentido. “Hay mucha superposición en términos de las vías que se activan entre lo que se conoce como el alto de un corredor y el máximo que proviene del THC”, dijo. “Ambas implican la activación del sistema endocannabinoide, por lo que no es demasiado sorprendente que el THC se pueda utilizar para mejorar el alto del corredor que se obtiene con el ejercicio de resistencia”.

Los corredores también informan que usan productos con cannabidiol o CBD, un componente no psicoactivo de la marihuana que ha demostrado tener propiedades antiinflamatorias para la recuperación. “Disminuye la cantidad de muchas, muchas citocinas proinflamatorias, cosas que nuestro cuerpo produce naturalmente en respuesta a cualquier respuesta inflamatoria”, dijo el Dr. Orrin Devinsky, director del Centro de Epilepsia Completa de NYU Langone Health.

1 947 vistas

El CBD tendría la capacidad de estimular los genes y proteínas involucradas en la descomposición de las grasas, lo que ayudaría a aumentar el número y la actividad de las mitocondrias, mejorando así la capacidad del cuerpo para quemar energía.

El CBD en los últimos años ha atraído la atención del mundo de la ciencia que trata de estudiar y comprender las propiedades del cannabidiol, sus campos de aplicación y cómo interactúa con el cuerpo humano. Un aspecto muy interesante es la interacción del CBD con nuestro metabolismo.

CBD, grasa y metabolismo

El estudio profundiza en este tema que es muy reciente, de fecha 2016 , realizado por un grupo de investigadores del Departamento de Biotecnología de la Universidad de Daegu, Corea del Sur, más tarde publicado en el Journal of Molecular y Celular Bioquímica .

En el prólogo, cuando se habla de la grasa, se habla de ‘grasa marrón’ y ‘grasa blanca’, la primera es buena, ayuda a quemar calorías en contraste con la blanca, considerada amenazante para enfermedades cardiovasculares, la diabetes y otras enfermedades ¿Podría el CDB ayudar a la mala grasa a convertirla en algo bueno?

¿Qué surge del estudio?

De acuerdo con el estudio, el cannabidiol estimula los genes y las proteínas que participan en la descomposición de la grasa, ayudando a aumentar el número y la actividad de las mitocondrias , mejorando así la capacidad del cuerpo para quemar energía.

Sobre la base de estos resultados parciales, los investigadores han llegado a la conclusión de que el CBD puede ayudar a convertir la grasa blanca en grasa marrón beneficiosa, lo que influye positivamente en el metabolismo del cuerpo humano.

Interacción CBD y sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide regula los estados emocionales y fisiológicos como el estrés, la ansiedad , el dolor y la inflamación. Cuando hablamos del sistema endocannabinoide estamos hablando de una red de receptores presentes en todo el cuerpo que sigue los mismos circuitos del sistema nervioso central.

Es interesante observar que los cannabinoides solo se producen en la naturaleza en la planta del cannabis y en el cuerpo humano, así cómo el sistema endocannabinoide interactúa con los propios cannabinoides que juegan un papel clave al que se añade el control del sistema inmunológico y muchos otros procesos. El sistema endocannabinoide se compone de dos receptores principales, llamados CB1 y CB2.

El CBD no se une de manera estable con estos dos receptores y, por lo tanto, esto estimula una cierta actividad celular sin que esté vinculada a un área particular del cuerpo.

0 128 vistas

Dirigirse a los receptores de cannabinoides del cuerpo proporciona un “objetivo prometedor” para el tratamiento de la conducta suicida, según un nuevo estudio publicado por Current Psychiatry Reports.

“El actual modelo biológico basado en la serotonina de la conducta suicida (SB siglas en inglés) puede ser demasiado simplista”, comienza el resumen del estudio. “Hay evidencia emergente de que otros biomarcadores y sistemas biológicos pueden estar involucrados en la fisiopatología de la conducta suicida. La literatura sobre el sistema endocannabinoide (EC) y la SB es limitada. “El objetivo del presente artículo es revisar toda la información disponible sobre la relación entre  los receptores cannabinoides(receptores CB 1  y CB 2  ) y la SB y / o dolor psicológico “

La revisión “está limitada por el pequeño número y la heterogeneidad de estudios identificados: (1) un estudio de autopsia que describe niveles elevados de  actividad del receptor CB 1 en la corteza prefrontal y suicidio en depresión y alcoholismo y (2) estudios que apoyan la participación de ambos receptores CB 1  y CB 2 en la regulación del dolor neuropático y la analgesia inducida por estrés “, afirman los investigadores.

Llegan a la conclusión de que “los  receptores cannabinoides , particularmente los receptores CB 1  , pueden convertirse en objetivos prometedores para el desarrollo de nuevas herramientas terapéuticas para el tratamiento de la conducta suicida (SB)”. La marihuana y sus cannabinoides son un blanco natural y activador de los receptores cannabinoides del cuerpo.

El estudio completo se puede encontrar haciendo clic aquí .

1 193 vistas

Según un nuevo estudio publicado por la revista Cannabis and Cannabinoids Research, y publicado online por el National Institute of Health , los cannabinoides aplicados tópicamente son efectivos para reducir la hiperalgesia corneal (definida como un estado de sensibilización nociceptiva causada por la exposición a opiáceos) y la inflamación .

“La lesión de la córnea puede provocar una disfunción de la señalización nociceptiva corneal y la sensibilización corneal”, comienza el resumen del estudio. “Se ha informado que la activación del sistema endocannabinoide es analgésica y antiinflamatoria”. El propósito de esta investigación “fue investigar los efectos antinociceptivos y antiinflamatorios de los  cannabinoides  con acciones informadas en  cannabinoides  1 (CB 1 R) y  cannabinoides  2 Receptores (CB 2 R) y / o receptores no cannabinoides en un modelo experimental de hiperalgesia corneal “.

A continuación se describen los métodos utilizados para este estudio:

          “Hiperalgesia Corneal (aumento de la respuesta al dolor) se ha generado mediante cauterización química del epitelio de la córnea de tipo salvaje (WT) y CB 2 R knockout (CB 2 R – / – ) de ratones. Los ojos cauterizado fueron tratados tópicamente con el fitocannabinoides Δ 8 -tetrahidrocannabinol (Δ 8 THC) o cannabidiol (CBD), o el derivado de CBD  HU-308, en presencia o ausencia de la CB 1 antagonista R AM251 (2,0 mg / kg ip) , o el 5-HT 1A antagonista del receptor WAY100635 (1 mg / kg ip). Las respuestas del dolor conductual a un desafío tópico con capsaicina a las 6 h después de la lesión se cuantificaron a partir de las grabaciones de vídeo. Los ratones se sacrificaron a las 6 y 12 h de lesión postcorneal para el análisis inmunohistoquímico para cuantificar la infiltración de neutrófilos corneales.”

Después de realizar el estudio, los investigadores encontraron que; “Los cannabinoidestópicos   reducen la hiperalgesia e inflamación corneal. Los efectos antinociceptivos y antiinflamatorios de Δ 8 THC están mediados principalmente a través de CB 1 R, mientras que la de los  cannabinoides  CBD y HU-308, implican la activación de 5-HT 1A receptores y CB 2 Rs, respectivamente “.

El estudio concluye afirmando que; “Los cannabinoides  podrían ser una novedosa terapia clínica para el dolor corneal y la inflamación resultante de una lesión de la superficie ocular”.

El estudio completo, realizado por investigadores de la Universidad de Dalhousie en Canadá, se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 212 vistas

Los cannabinoides  pueden prevenir los síntomas depresivos y similares al TEPT(trastorno de estrés postraumático) después de la exposición a estrés severo, según un nuevo estudio publicado por la publicación  Progress in Neuro-Psychopharmacology & Biological Psychiatry .

“El trastorno de estrés postraumático (TEPT) es una enfermedad debilitante altamente comórbida con la depresión”, comienza el resumen del estudio, que también fue publicado por el Instituto Nacional de Salud de EE. UU . “El sistema endocannabinoide (eCB) y el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) están implicados sugestivamente en ambos trastornos”. Para el estudio, los investigadores “examinaron si los  cannabinoides  pueden prevenir los síntomas depresivos a largo plazo inducidos por la exposición al shock y modelo de recordatorios situacionales (SR) del TEPT “.

Los investigadores administraron un compuesto destinado a imitar los efectos de los cannabinoides naturales en ratas dos horas después de un choque severo. “ Los cannabinoides  previenen las alteraciones inducidas por shock / RS en la memoria de reconocimiento social, locomoción, afrontamiento pasivo, comportamiento similar a la ansiedad, anhedonia, recuperación de miedo, extinción de miedo y respuesta de sobresalto, así como la disminución de los niveles de BDNF en el hipocampo y la corteza prefrontal ( PFC) “, afirma el estudio. “Además, se encontraron correlaciones significativas entre los comportamientos de tipo depresivo y los niveles de BDNF en el cerebro”.

El estudio concluye; “Los hallazgos sugieren que los  cannabinoides  pueden prevenir los síntomas tanto depresivos como de TEPT después de la exposición a estrés severo y que las alteraciones en los niveles de BDNF en el circuito de miedo de los cerebros están involucrados en estos efectos”.

El estudio completo, realizado por investigadores de The Academic College Tel-Aviv-Yaffo y la Universidad de Haifa (ambos en Israel), se puede encontrar haciendo clic aquí .

0 674 vistas

Dopamina.- Los usuarios de cannabis saben que su consumo causa un sentimiento positivo. Pero, ¿qué hay detrás de esa euforia y felicidad entre quienes la consumen?

Como resultado, la marihuana causa que el cerebro libere una sustancia química llamada dopamina. Este compuesto químico desempeña un papel en muchas funciones básicas, y se asocia con la marihuana en más aspectos de lo que parece.

¿Qué es la dopamina?

La dopamina es uno de los muchos químicos del cerebro que ayudan a regular su actividad. Estos productos químicos se llaman neurotransmisores. Como su nombre indica, la función de los neurotransmisores es transmitir señales entre las células del cerebro, llamadas neuronas.

Sin embargo, la dopamina es un neurotransmisor particularmente importante. Ella es directamente responsable del sistema de placer y recompensa. Las neuronas de dopamina están muy concentradas en la parte del cerebro llamada núcleo accumbens, conocido como el sistema de recompensa.

Muchas funciones biológicas están involucradas en el sistema de recompensa, como el apetito, la atención, el aprendizaje, el sueño, el sexo, el movimiento y el estado de ánimo.

¿La marihuana causa aumento de la dopamina?

Sí. Todos los estimulantes que las personas toman con fines recreativos aumentan el nivel de dopamina, y los estudios demuestran que el cannabis no es una excepción.

Al igual que la cafeína, el alcohol, la cocaína y el tabaco, el uso de marihuana se asocia con la liberación de dopamina. El aumento temporal en el nivel de dopamina es el responsable de la sensación de euforia experimentada por los consumidores de marihuana.

¿Cómo funciona?

Aunque la marihuana es similar a otras drogas cuando se trata de elevar el nivel de dopamina, su modo de acción es único.

Los cannabinoides contenidos en la marihuana aumentan indirectamente el nivel de dopamina, bloqueando otro neurotransmisor llamado GABA (ácido gamma-aminobutírico . El GABA suprime la cantidad de dopamina secretada en el núcleo accumbens. Sin embargo, cuando el GABA está bloqueado por cannabinoides como el THC, el resultado es un aumento del neutrasmisor liberado.

Curiosamente, no solo los cannabinoides causan este efecto. El GABA también se inhibe por los cannabinoides producidos por el cerebro. Se cree que la acción de los cannabinoides naturales, llamados endocannabinoides, tiene un papel importante en la liberación diaria de dopamina.

La investigación publicada en 2013 confirmó este hecho. Demostraron que los ratones que nacen sin receptores de cannabinoides corrían un 20-30% menos que los ratones sanos en sus ruedas de ejercicio.

Los investigadores concluyeron que el sistema cannabinoide puede ayudar a liberar dopamina durante el ejercicio y probablemente otras funciones relacionadas con el sistema de recompensa. En otras palabras, sin el sistema endocannabinoide, se suprimiría la liberación de dopamina en el cerebro.

Efectos de larga duración

Dado que se ha demostrado que la marihuana cambia temporalmente el nivel de dopamina, comience a preguntarse cómo el uso a largo plazo de la marihuana afectará su nivel. En un estudio de 2012, los investigadores trataron de descubrir y descubrieron que, a diferencia de otras drogas populares, los consumidores de cannabis no sufren cambios permanentes debido a este neurotrasmisor.

Por otro lado, los estudios indican que el nivel de dopamina puede reducirse durante un breve período después de dejar la marihuana. Los usuarios pueden experimentar síntomas de abstinencia de marihuana  durante los cuales el nivel de dopamina cae por debajo del nivel normal.

Un estudio publicado en 2013 también mostró que los usuarios de marihuana pueden tener un nivel más bajo de dopamina que el promedio de personas. Una explicación es la hipótesis de “automedicación”, que describe la inclinación de las personas con trastornos de la dopamina, como las personas con TDAH, a usar sustancias que aumentan el nivel de esta sustancia.

0 1.045 vistas

El cannabis tiene un olor único que algunas personas lo pueden encontrar desagradable y pestilente, mientras otros lo encuentran relajante y agradable. La planta de la marihuana tiene unos componentes que son los responsables de su aroma y de sus sabores únicos, los terpenos.

Estas moléculas aromáticas de cannabis, se encuentran dentro de las diminutas glándulas de resina de las flores de cannabis.

Las variedads de cannabis tienen diferentes olores como a pino, bayas, menta …

Los terpenos producen aromas cítricos, afrutados, dulces, otros huelen a lavanda, queso y también pueden ser más terrosos y picantes.

Los terpenos también producen una amplia gama de efectos médicos y existen al menos de 80-100 terpenos únicos en el cannabis y que en combinación con los cannabinoides son los responsables del éxito total de la planta de cannabis tal como la conocemos.

 

¿Qué son los terpenos y para que se usan?

Los terpenos son sustancias químicas orgánicas producidas por la mayoría de las plantas y que son los que les dan su aroma único. El terpeno no es lo mismo que los terpenoides, que son derivados oxigenados de los terpenos.

La forma más fácil de entenderlos es pensar en ellos como moléculas aromáticas volátiles .

Químicamente, los terpenos se derivan de la molécula básica de isopreno que se replica para formar terpenos, siendo los encargados de proteger las flores de los depredadores además de la producción de resina.

Son una parte importante de la resina y se utilizan mucho en la producción de aceites esenciales, por lo que son aptos para productos médicos y de belleza. Comúnmente son utilizados en aromaterapia, aunque también se hacen sintéticamente como sabores, aromas y como aditivos alimentarios.

Pero, ¿y el cannabis?

Los terpenos básicamente le dan a cada variedad su olor y sabores únicos, además de mejorar los efectos del cannabis al influir en la forma en que procesamos los cannabinoides.

¿Cómo funcionan los terpenos con los cannabinoides?

La flor del cannabis tiene su propio olor reconocible. En el cannabis podemos encontrar alrededor de 120 que coexisten con los cannabinoides y no son psicoactivos. Algunos de esos terpenos son exclusivos del cannabis. Los terpenos también tienen propiedades terapéuticas y ayudan con ciertos efectos médicos de la planta:

Interactúan con nuestro sistema endocannabinoide y ayudan a los cannabinoides a entrar al torrente sanguíneo, en un proceso llamado efecto séquito.

El mirceno, por ejemplo, permite que los cannabinoides se absorban más rápido y el limoneno es responsable de aumentar los niveles de serotonina afectando a nuestro estado de ánimo. Eso significa que los terpenos influyen en los neurotransmisores en nuestro cerebro, lo que produce que las diferentes variedades tengan diferentes efectos en nostros.

Terpenos y el “Efecto Entourage (efecto séquito)” explicado

El “Efecto Entourage” es un término acuñado por S. Ben-Shabat y Raphael Mechoulam en 1998 para representar la sinergia biológica de los cannabinoides y otros compuestos como los flavonoides y, por supuesto, los terpenos.

Según Chris Emerson, al trabajar estos compuestos hacen que “la suma de todas las partes conduzcan a la magia del cannabis”. Esta simbiosis entre cannabinoides y terpenos es lo que le da al cannabis sus poderes especiales, ya que mejora la absorción de los cannabinoides, supera los mecanismos de defensa bacterianos y minimiza los efectos secundarios.

Investigación sobre las propiedades médicas de los terpenos en el cannabis

Algunos terpenos son muy efectivos para aliviar el estrés, otros te relajan y algunos estimulan la concentración.

Por ejemplo, el mirceno induce el sueño y el limoneno mejora el estado de ánimo.

El beta-cariofileno tiene la capacidad de unirse a los receptores CB2, llamándolo “un cannabinoide dietético”. Todas las verduras verdes que tienen este terpeno son muy beneficiosas para nuestra salud.

El Dr. Ethan Russo publicó un artículo en el que discutía la interacción cannabinoide-terpeno como una “sinergia con respecto al tratamiento del dolor, la inflamación, la depresión, la ansiedad, la adicción, la epilepsia, el cáncer, las infecciones fúngicas y bacterianas”.

También descubrió que los terpenos, terpenoides y cannabinoides tienen el potencial de matar patógenos respiratorios, por ejemplo, el virus MRSA.

15 terpenos en cannabis explicados

Como mencioné antes, hay más de 100 terpenos en una sola flor de cannabis. Éstos son algunos de los terpenos más conocidos en este momento, la mayoría de los cuales encontrará en productos legales de cannabis en su área y donde sea legal su comercio.

Mirceno
El mirceno es el terpeno mayoritario en el cannabis. Un estudio demostró que el mirceno representa hasta el 65% del perfil de terpeno total en algunas cepas. El olor a mirceno a menudo recuerda a notas terrosas y almizcladas, semejantes al clavo de olor. Además, tiene un aroma afrutado similar a la uva roja.

Generalmente lo encontramos en variedades indicas con efectos sedantes. Es útil para reducir la inflamación y el dolor crónico.

Las cepas ricas en mirceno son Skunk XL y White Widow

Limoneno
El limoneno es el segundo más abundante en el cannabis, aunque no todas las variedades lo contienen.

El limoneno da a las cepas un olor cítrico que se asemeja a los limones, lo que no extraña ya que todos los cítricos contienen grandes cantidades de este compuesto. Este terpeno se muy usado en cosméticos.

Se sabe también que el limoneno mejora el estado de ánimo y reduce el estrés, ademas de tener propiedades antifúngicas y antibacterianas. Una investigación incluso encontró que juega un papel en la reducción del tamaño del tumor

En variedades como OG Kush, Sour Diesel, Super Lemon Haze o Jack Herer abunda el limoneno.

Linalool
Este terpeno es el que le da sus notas picantes y florales al cannabis. El Linalool también se encuentra en lavanda, menta, canela y cilantro. Tiene propiedades sedantes y relajantes muy fuertes.

Este terpeno puede ayudar con la artritis, depresión, convulsiones, insomnio e incluso cáncer.

Cepas conocidas por contener linalool erían Amnesia Haze, Special Kush o LA Confidential.

Cariofileno
Mejor conocido por su nota de especia picante, el cariofileno también se encuentra en la pimienta negra, canela, clavo de olor, el orégano, la albahaca y el romero. Beta-cariofileno se une a los receptores CB2, lo que lo convierte en un ingrediente en tópicos y cremas antiinflamatorias. El cariofileno es el único terpeno que se une a los receptores cannabinoides y tiene propiedades analgésicas y ansiolíticas.

Un grupo de científicos realizó una investigación en ratones y descubrió que este terpeno reduce la ingesta voluntaria de alcohol .

Variedades con cariofileno serían la Super Silver Haze, Skywalker y Rock Star.

Alfa-pineno y beta-pineno
Estos dos terpenos huelen a pino y se pueden encontrar en grandes cantidades en estos arboles. En el romero, las cáscaras de naranja, la albahaca, el perejil también podemos encontrarlo.

Los terpenos de pineno tienen un efecto antiinflamatorio y ayudan a mejorar el flujo de aire y las funciones respiratorias. También ayudan a reducir la pérdida de memoria relacionada con el THC. Si la cepa es rica en alfa y beta pineno, puede ayudar con el asma. El pineno también ayuda a pacientes con artritis, enfermedad de Crohn y cáncer.

En cepas como Jack Herer, Strawberry Cough, Blue Dream o Dutch Treat podemos encontrar este terpeno.

Alfa-bisabolol
El alfa-bisabolol (levomenol y bisabolol) tiene un aroma floral agradable. Este terpeno se usa principalmente en la industria cosmética, aunque ha llamado la atención de los investigadores al mostrar beneficios médicos.

El alfa-bisabolol es eficaz para tratar infecciones bacterianas y heridas, también es un gran antioxidante, anti-irritación y analgésico.

En cepas como Pink Kush, Diadema, OG Shark o ACDC lo podemos encontrar.

Eucaliptol
También conocido como cineol, el eucaliptol es el terpeno primario del árbol de eucalipto. Tiene un olor característico a menta y tonos frescos, es difícil encontrar cantidades grandes en el cannabis, alrededor del 0,06%. Es usado en cosméticos y medicina, el eucaliptol alivia el dolor y ralentiza el crecimiento de bacterias y hongos.

Este terpeno esta mostrando algunos efectos prometedores en la enfermedad de Alzheimer.

El eucaliptol se puede encontrar en Super Silver Haze y Headband.

Trans-nerolidol
Es un terpeno secundario que encontramos en el jazmín, limoncillo y aceite del árbol de té. El olor a trans-nerolidol recuerda a una mezcla de rosa, cítricos y manzanas y puede describirse en general como leñoso, cítrico y floral.

El trans-nerolidol es conocido por sus propiedades antiparasitarias, antioxidantes, antifúngicas, anticancerígenas y antimicrobianas.

Variedades como Island Jack Herer, Sweet Skunk o Skywalker OG son ricas en nerolidol.

Humuleno
El humuleno fue el primer terpeno encontrado en el lúpulo y tiene un aroma con notas terrosas, amaderadas y especiadas.

Este terpeno podemos encontrarlo en clavo de olor, salvia y pimienta negra. Primeras investigaciones han demostrado que el humuleno es antiproliferativo, es decir que previene el crecimiento de las células cancerosas. También suprime el apetito, reduce la inflamación, alivia el dolor y combate las infecciones bacterianas.

Puedes encontrar humuleno en variedades como White Widow, Girl Scout Cookies, Sour Diesel o Skywalker OG.

Delta 3 Careno
Este terpeno lo encontramos en el romero, la albahaca, los pimientos, el cedro y el pino. Tiene un aroma ulce y es similar al olor del ciprés. El Careno, parece ser beneficioso en la curación de huesos rotos dando esperanza a los pacientes con osteoporosis, artritis e incluso fibromialgia. Además, estimula la memoria y su retención. Puede ser muy importante para combatir la enfermedad de Alzheimer.

Camphene
El olor del Camphene sería muy similar a las agujas de abeto, la tierra almizclada y los bosques húmedos. El aroma del Camphene se confunde con el mirceno, que es el olor característico de la marihuana.

Desde el punto de vista médico, el Camphene tiene un gran potencial. Mezclado con la vitamina C, es un poderoso antioxidante.

Es ampliamente utilizado en la medicina convencional como tópico para problemas de la piel como el eczema y la psoriasis.

Tiene una gran capacidad de reducción de los niveles de colesterol y los triglicéridos, siendo bueno para enfermedades cardiovasculares.

El Camphene podemos encontrarlo en variedades como Ghost OG, Strawberry Banana o Mendocino Purps.

Borneol
El Borneol, tiene un aroma a menta ay se encuentra en el romero, la menta y el alcanfor. Es un buen repelente natural de insectos. Un estudio encontró que borneol mata las células de cáncer de mama.

Cepas con alto contenido dserían Amnesia Haze, Golden Haze o la K13 Haze.

Terpineol
El aroma del terpineol recuerda a lilas, la flor de manzana y un poco cítrico. Sabe a anís y menta.

Terpineol tiene un aroma agradable y es un ingrediente común en perfumes, cosméticos y sabores.

Relajante y responsable del notorio efecto de “bloqueo en el sofá”. Los beneficios médicos del terpineol incluye propiedades antibióticas y antioxidantes.

Girl Scout Cookies, Jack Herer o OG Kush serían variedades donde encontraríamos este terpeno.

Valencene
Este terpeno debe su nombre a las dulces naranjas de Valencia, donde se encuentra en grandes cantidades. Con sus dulces aromas cítricos y sabores, también es repelente de insectos.

Valencene se puede encontrar en cepas como Tangie y Agent Orange.

Geraniol
El geraniol se puede encontrar en los limones y el tabaco. Olor a rosa, duraznos y ciruelas.

Normalmente se utiliza en productos de baño aromáticos y lociones para el cuerpo.

El geraniol htiene un gran potencial como neuroprotector y antioxidante.

En variedades como Amnesia Haze, Great White Shark, Afghani, OG Shark o Master Kush se puede encontrar.

greencamp.com

2 290 vistas

El cannabis puede ayudar en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson, según  un nuevo estudio publicado en la revista Neurotherapeutics  y publicado online por el Instituto Nacional de Salud de EEUU

“Estudios previos sugieren que el sistema endocannabinoide desempeña un papel importante en la base neuropatológica de la enfermedad de Parkinson (EP)”, comienza el resumen del estudio. “Este estudio fue diseñado para detectar alteraciones potenciales en los   receptores cannabinoides CB1 (CB 1 r) y CB2 (isoforma A, CB 2A r) y en la expresión del gen monoacilglicerol lipasa (MAGL) en la sustancia negra (SN) y putamen (PUT) de pacientes con EP “.

Según los investigadores, los resultados del presente estudio “sugieren que CB 1 r, CB 2 r, y MAGL están estrechamente relacionados con los procesos neuropatológicos de la EP.” Por lo tanto, “la modulación farmacológica de estos objetivos [tales como a través del consumo de el cannabis] podría representar una nueva herramienta terapéutica potencial para el tratamiento de la Enfermedad de Parkinson”.

Para el texto completo del estudio, realizado por investigadores de la Universidad Miguel Hernández-CSIC , Instituto de Salud Carlos III y Universidad de Navarra ,  haga clic aquí .

0 2.792 vistas

Las nuevas investigaciones muestran que el cannabis proporciona protección y aporta algunos beneficios al cerebro humano. Aquí hay cuatro pruebas que muestran que la marihuana tiene un efecto positivo en el cerebro y que ayuda a mantenerlo en mejor forma, previniendo la demencia e incluso la muerte.

1. El cannabis causa el crecimiento de nuevas células en el cerebro

Las campañas gubernamentales contra la marihuana a menudo indican que la marihuana mata las células del cerebro, pero ahora sabemos la verdad. Estos estudios realizados en la década de 1970 ya han sido desacreditados . El estudio consistía en ponerse una máscara de gas mono y bombear humo con el equivalente de varios cientos de porros. Los monos y sus células cerebrales murieron por falta de oxígeno, no por el cannabis.

La investigación contemporánea afirma todo lo contrario: que los ingredientes activos contenidos en el cannabis estimulan el crecimiento de nuevas células cerebrales. La mayoría de los estimulantes “suprimen la neurogénesis”, dijo el Dr. Zhang. “Solo la marihuana promueve la neurogénesis”, lo que significa que ayuda a crear nuevas células en el cerebro .

Investigadores de Brasil profundizaron en la investigación, demostrando que el CBD también causa el crecimiento de nuevas células cerebrales . Investigadores de Italia han descubierto el mismo efecto causado por otro cannabinoide: el CBC .

No hay duda de que los cannabinoides forman nuevas células cerebrales. Esto ayuda a explicar estudios anteriores que han demostrado que los cannabinoides pueden tratar eficazmente los trastornos del estado de ánimo, como la depresión, la ansiedad y el estrés, todos los cuales están asociados con la falta de neurogénesis.

2. La marihuana previene la enfermedad de Alzheimer

 

Se estima que 30 millones de personas en todo el mundo sufren la enfermedad de Alzheimer . La investigación actual muestra que el uso de cannabis puede combatir la enfermedad y la demencia al limpiar las placas beta-amiloides en el cerebro.

“El THC es un potente antioxidante conocido con propiedades neuroprotectoras que afecta directamente la enfermedad de Alzheimer al reducir los niveles de beta amiloide e inhibir su acumulación”.

Esto fue confirmado por estudios previos en 2008 que demostraron que el THC “trata simultáneamente los síntomas de la enfermedad y la progresión de la enfermedad de Alzheimer”.

Este estudio mostró que “en comparación con los medicamentos actualmente aprobados y recetados para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, el THC es más eficaz”.

3. El cannabis previene el daño cerebral después de una lesión o un derrame cerebral

Varios estudios recientes han demostrado que los cannabinoides protegen el cerebro del daño cerebral permanente después de un accidente o accidente cerebrovascular.

La investigación del 2012 y 2013 mostró que las bajas dosis de THC protegen al cerebro del daño causado por el monóxido de carbono o el trauma mecánico. Los investigadores descubrieron que el THC “protege y retiene las capacidades cognitivas y también puede utilizarse profilácticamente para la protección continua del cerebro”.

Un estudio de 2014 mostró que las personas que tenían lesiones cerebrales que tenían rastros de THC detectados en el cuerpo tenían un 80% menos de probabilidades de morir por un traumatismo craneal grave. Esto significa que en el grupo de fumadores ocasionales y el grupo de abstemios que han sufrido una lesión cerebral, habrá solo 2 muertes en el grupo de fumadores por cada 10 muertes sufridas por los abstemios.

Solo en Estados Unidos, 52,000 personas mueren por lesiones en la cabeza cada año . Este estudio mostró que si cada estadounidense adulto hubiera encendido varios porros a la semana, se podría evitar el 80% de esas muertes, o más de 41.000 vidas.

4. La marihuana en el tratamiento del cáncer cerebral

El uso de cannabinoides para tratar el cáncer es emociante. Los estudios repetidos en animales han demostrado que los cannabinoides matan las células tumorales y reducen los tumores a la vez que proporcionan una protección celular saludable.

Una investigación en el 2012 mostró que el CBD detiene la metástasis de formas agresivas de cáncer, otra investigación en 2013  mostró que una mezcla de seis cannabinoides mataba las células de leucemia, y un estudio del 2014 mostró que el THC y el CBD combinado con la quimioterapia tradicional “drásticamente” reducía el tamaño del tumor en el cerebro . La mayoría de estos estudios, sin embargo, se realizaron en animales, que, sin embargo, como los humanos, tienen un sistema endocannabinoide .

El uso de cannabis en el tratamiento del cáncer de cerebro no es nada nuevo. Ya en 1998 se demostró que el THC “causa la muerte natural de las células de glioblastoma, una forma agresiva de cáncer cerebral”. La investigación de 2009 mostró que el THC “mata las células cancerosas, pero no afecta a las células sanas”, en comparación con la quimioterapia tradicional.

Los beneficios curativos de la marihuana y los cannabinoides son enormes y, finalmente, ha llegado el momento de que cada ciudadano tenga acceso a esta planta extraordinaria.

1 3.384 vistas

Los efectos del cannabis en la serotonina pueden explicar cómo puede ayudar a la ansiedad y la depresión la hierba. Muchas personas han escuchado que la marihuana puede afectar la dopamina en el cerebro. Pero, ¿qué hay de la serotonina?

Esta es un químico cerebral importante que afecta todo, desde el estado de ánimo hasta el apetito y el sueño. Los científicos han determinado que el sistema endocannabinoide (el sistema que responde a la marihuana) y el sistema de serotonina están conectados.

Específicamente, los cannabinoides pueden alterar el nivel de actividad de las neuronas de serotonina. Los estudios demuestran que la marihuana puede aumentar la serotonina.

Los científicos creen que esta es la razón por la cual la marihuana puede ser beneficiosa para la depresión y la ansiedad.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina es uno de los muchos químicos en el cerebro conocidos como neurotransmisores. El cuerpo usa neurotransmisores para enviar mensajes químicos dentro del sistema nervioso.

Diferentes neurotransmisores se encuentran en diferentes regiones del cerebro y el cuerpo. Cada neurotransmisor se asocia con diferentes funciones.

La serotonina regula el estado de ánimo, la emoción, el apetito y el sueño. Se encuentra en el cerebro, el tracto gastrointestinal y en las plaquetas de la sangre. El sistema de neuronas de serotonina se conoce como sistema serotoninérgico.

Muchas drogas conocidas se dirigen al sistema serotoninérgico. Por ejemplo, una clase de antidepresivos conocidos como ISRS inhiben las enzimas que descomponen la serotonina, lo que aumenta los niveles de serotonina en el cerebro.

Algunas drogas recreativas como el LSD (ácido), los hongos psilocibínicos y el MDMA (éxtasis) también funcionan al dirigirse a la serotonina.

¿Cómo afecta el cannabis a la serotonina?

La marihuana activa los receptores de cannabinoides, y el vínculo entre los receptores de cannabinoides y el sistema de serotonina puede ayudar a explicar algunos de los efectos de la marihuana.

La activación de los receptores cannabinoides aumenta la serotonina, y el bloqueo de la serotonina bloquea muchas de las funciones del sistema endocannabinoide.

En un estudio de 2007 , los científicos encontraron que el 20% de las neuronas de serotonina de ratón tenían receptores de cannabinoides. Los endocannabinoides como la anandamida también se encontraron en áreas del cerebro asociadas con la serotonina.

Curiosamente, los receptores cannabinoides se encuentran no solo en las neuronas de serotonina en sí, sino también en las neuronas inhibidoras cercanas. Esto significa que los cannabinoides pueden aumentar o disminuir la actividad del sistema de la serotonina.

Los investigadores también han demostrado que los cannabinoides (como los que se encuentran en la marihuana) pueden aumentar la actividad de la serotonina en el cerebro.

En un estudio de 2004 , los investigadores administraron THC a los ratones y aumentaron los niveles de serotonina. Cuando bloquearon los receptores CB1 en ratones, los niveles de serotonina disminuyeron.

Además del THC, el CBD también está relacionado con la serotonina. Se cree que muchos de los efectos del CBD se deben a la activación indirecta de los receptores de la serotonina.

Los investigadores creen que los efectos antiansiedad, antidepresivos, antiepilépticos, neuroprotectores, antieméticos y analgésicos del CBD están relacionados con la activación de un subtipo específico de receptor de serotonina.

¿Cuáles son los efectos en el cuerpo?

Los científicos creen que el vínculo entre el sistema endocannabinoide y el sistema serotoninérgico puede explicar muchos de los efectos de la marihuana.

El vínculo entre los dos sistemas parece explicar los beneficios de la marihuana para la ansiedad y la depresión, así como sus efectos para levantar el ánimo.

Esto se debe a que la serotonina desempeña un papel importante en el estado de ánimo, las emociones y la regulación del estrés. Los niveles bajos de serotonina pueden estar relacionados con algunos trastornos de salud mental, como la depresión y la ansiedad.

El efecto antidepresivo del CBD puede explicarse por un enlace al sistema de serotonina.
En un estudio de 2016 , los investigadores administraron a ratones un medicamento que imita el CBD. El medicamento bloqueó la enzima que descompone los endocannabinoides, lo que aumentó la cantidad de endocannabinoides en el cuerpo. Esto condujo a un efecto antidepresivo como el CBD tendría.

Sin embargo, cuando los investigadores dieron una sustancia química que bloqueó la serotonina, estos efectos desaparecieron. Esto implica que los efectos del CBD en el estado de ánimo están relacionados con el sistema serotoninérgico.

El bloqueo de los receptores cannabinoides causa depresión y ansiedad.

En 2006, un bloqueador de los receptores cannabinoides llamado rimonabant se introdujo en el mercado como un medicamento contra la obesidad. Dado que los cannabinoides desempeñan un papel importante en la regulación del apetito, se pensó que el medicamento reduciría el hambre.

Sin embargo, estos bloqueantes también tuvieron el efecto secundario involuntario de bloquear la serotonina. Ellos causaron la depresión y la ansiedad en las personas que los tomaron, y fueron retirados del mercado.

En un estudio de 2015 , los investigadores encontraron que los ratones genéticamente alterados que carecían de receptores CB1 en sus neuronas serotoninérgicas mostraron un aumento de la ansiedad en comparación con los ratones normales.

Los cannabinoides juegan un papel importante en el funcionamiento de los antidepresivos.

En un estudio de 2011 , los investigadores encontraron que aumentar los niveles de cannabinoides naturales podría hacer que los antidepresivos fueran más efectivos. También descubrieron que el bloqueo de los receptores CB1 impedía que los antidepresivos funcionaran por completo.

0 595 vistas

Deporte.- Actualmente, en los EE.UU., la imagen pública del cannabis está viviendo grandes cambios. Después de la legalización, se están desarrollando nuevos productos que se centran en la salud y en el ejercicio. California va un paso por delante del resto. Una vez más.

El movimiento hippie, Silicon Valley, los vehículos eléctricos – básicamente, nadie a quien le interesen las nuevas tendencias puede permitirse ignorar a California. Las ideas y los productos nacen aquí, se comercializan y se exportan a todo el mundo, por lo que no sorprende que California también esté desempeñando un papel pionero en la legalización del cannabis.

El uso de cannabis con fines medicinales está permitido desde 1996, y desde el año pasado, la legislación también se ocupa del uso recreativo. La base legal para la legalización es la Proposición 64, un documento de más de 60 páginas que sólo entenderás si estás licenciado en derecho. Amanda Reiman de la Drug Policy Alliance, que ayudó a preparar la Proposición 64, resumía los hechos clave en una entrevista con la revista TIME: “Primero las malas noticias. Todavía no hay tiendas de marihuana para adultos, y no puedes entrar sin más en un dispensario médico sin una tarjeta de paciente y empezar a comprar brownies […] para los adultos mayores de 21 años en California, ahora es legal usar, poseer y compartir cannabis, así como cultivarlo en casa”. Reiman añade que los coffeeshops no aparecerán antes de 2018, o incluso más tarde

De hecho, a primera vista, parece que han cambiado pocas cosas en Los Ángeles y San Francisco. Cualquiera que pasee por la playa de Venice a día de hoy verá la habitual escena californiana: turistas que sonríen a la cámara, madres que llevan vaqueros ajustados y que empujan unos enormes cochecitos de bebés delante, y por aquí y por allá, grupos de jóvenes que se reúnen para hacer ejercicio. Combinan las pesas rusas con el yoga, todo a la vez que llevan un aspecto tan impecable como el de sus cuentas de Instagram. Al final de la sesión de entrenamiento, se pasan los batidos del Mercado de Productores, unos pocos tipos dan sorbitos a unos batidos de proteínas. Pero hay más. Desde la distancia, se ve como un pequeño envase de Tetra Pak con una pajita, pero al echar un vistazo más detenido, puede reconocerse que es un vaporizador.

La verdad es que la imagen de estos jóvenes urbanos y preocupados por su salud que consumen cannabis después de hacer ejercicio no coincide con la imagen mental que tienen los forasteros de los fumetas holgazanes.

Cannifornication

California se está ocupando de poner fin a los viejos clichés. Entre las doradas playas del sur y las secuoyas del norte, afloran nuevas opciones que compaginan salud, ejercicio y cannabis.

La cabeza visible de este movimiento es Jim McAlpine, quien con su barba de chivo y su calva se parece bastante al actor Dwayne “the rock” Johnson. McAlpine es el artífice de 420 Games, una serie de eventos deportivos que ahora se han extendido a siete estados diferentes. En los 420 Games (Juegos 420, en español), se cubre una distancia de 4,2 millas (unos 6,5 kilómetros). Se trata de no encenderse un porro por el camino; de hecho, el consumo durante la carrera está explícitamente prohibido.

La cuestión es “acabar con los estereotipos que se han formado durante la era de la prohibición del cannabis”, le ha dicho McAlpine a la revista Dope Magazine. Quiere asegurarse de que en el futuro no se mida a todos los consumidores de cannabis por el mismo rasero que a los “fumetas apáticos”.

Otro de sus proyectos favoritos es el gimnasio Power Plant Fitness en San Francisco. El primer “gimnasio cannábico del mundo” quiere “educar a la gente y enseñarles las formas más saludables de consumir cannabis”. Con este fin, se permiten los productos comestibles y vaporizar en áreas especiales, mientras que fumar está prohibido en todo el edificio.

McAlpine no solo es un emprendedor y un deportista, sino que además es un consumidor entusiasta. Una hora antes de hacer ejercicio, toma de 50 a 100 miligramos de THC en forma de ositos de goma. Dice que le hace sentirse más motivado y más capaz de mantenerse en movimiento. Asimismo, ha admitido en una entrevista con Denverite que el cannabis y los deportes no son una gran combinación para todos, y podrían tener efectos negativos para algunas personas.

¿Qué dice la ciencia al respecto?

No se sabe mucho sobre cómo funciona el cannabis con el ejercicio. Según el farmacólogo australiano Michael C. Kennedy, sólo se dispone de 15 estudios en lengua inglesa al respecto. Hay alguien que sabe todo sobre el tema, Gregory Gerdeman. Durante los últimos 20 años, este neurocientífico ha estado investigando cómo el cannabis afecta el cerebro. Dice que la combinación de cannabis y ejercicio tiene sentido.

El cuerpo humano produce una serie de compuestos químicos que se describen como endocannabinoides. Controlan la forma en que experimentamos el dolor y los estados de ánimo, y también se aseguran de que nuestro cuerpo se mantenga equilibrado. Esta condición de homeostasis puede ser destruida por enfermedades como el cáncer o por actividades físicas extenuantes.

Curiosamente, los cannabinoides producidos externamente pueden ayudar al cuerpo a restaurar este equilibrio. Estas son precisamente las sustancias que el cuerpo recibe cuando consumimos cannabis. Los más conocidos son el THC (tetrahidrocannabinol) y el CBD (cannabidiol), y el primero tiene un efecto psicoactivo y nos da esa sensación de “subida cerebral”.

Cannabis y deporte

Los cannabinoides afectan a la forma en que percibimos el dolor, a nuestras reacciones ante el estrés y a nuestro apetito. Estos efectos pueden ser positivos o negativos. Dependen de una variedad de factores, como la predisposición personal, la dosis y la tolerancia.

Supongamos que, para una persona, los efectos son positivos y le hace sentirse mejor, sentir menos dolor e inflamación en menos tiempo: en este caso, el cannabis se podría ver como una sustancia que mejora el rendimiento en el sentido del dopaje.

Por otro lado, es un hecho que el consumo aumenta el pulso, lo que puede llevar con más rapidez a un estado de agotamiento. Además, los tiempos de reacción más lentos y los problemas de coordinación asociados con el cannabis no son útiles ni en el ejercicio ni en el deporte.

Tanto si el cannabis debe clasificarse como dopaje, como si no, no se puede responder con un simple sí o no. El hecho es que actualmente hay muy pocos estudios disponibles. Es el resultado directo de su prohibición, que también ha llevado a la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) a clasificar el cannabis como dopaje. Mientras que el THC sigue prohibido, la AMA quiere eliminar el CBD de la lista de sustancias prohibidas el año que viene.

Ligas profesionales estadounidenses: las cosas están cambiando

Se produjo una gran sorpresa cuando David Stern se manifestó públicamente, en octubre, a favor del uso de marihuana con fines medicinales. Durante 30 años, ha dirigido la mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA, con mano de hierro. Fue él quien, al comienzo de su carrera, defendió firmemente un test de drogas más estricto, y fue él quien prohibió a los jugadores sentarse en el banco con ropa informal, gorras de béisbol y joyas. Entonces, si este mismo David Stern afirma que la marihuana debería eliminarse de la lista de sustancias de dopaje, estamos hablando de verdad de un cambio de paradigma.

Desde hace un tiempo, se murmura que muchos jugadores de las ligas profesionales de EE. UU. consumen cannabis. Uno de ellos es Kyle Turley.

Sus casi 10 años en la NFL (Liga Nacional de Fútbol) le han dejado huella: conmociones cerebrales, problemas de rodilla, depresión, dolores de cabeza crónicos. Problemas que contrarrestaba con un cóctel de analgésicos (incluidos los opioides), relajantes musculares y drogas psicotrópicas. Una vez, su mujer se le encontró intentando saltar por la ventana de un tercer piso.

Hace dos años, Turley decidió arriesgarse a un experimento: dejó de tomar todos sus medicamentos y empezó a consumir únicamente cannabis. Cuando finalmente comenzó a sentirse mejor, Turley se convirtió en un firme defensor del cannabis.

Cada vez más deportistas profesionales retirados experimentan lo mismo que Turley. Confían en la naturaleza en lugar de en la química. Alrededor de 30 de ellos se han reunido bajo el nombre “Athletes for Care“. Su objetivo es promover la salud de los atletas y prepararles adecuadamente para la vida después del final de su carrera como jugadores. Una parte importante del programa consiste en el uso de marihuana medicinal. Cabe señalar que muy pocos deportistas activos se han pronunciado a favor del cannabis. El miedo a dañar su imagen y ahuyentar a los patrocinadores sigue siendo demasiado grande.

Para correr, Agent Orange. Para el día a día, Durban Poison.

A Tyler Hurst no le preocupan los ingresos publicitarios. A los 38 años de edad, se calza sus zapatillas Vibram de dos a cuatro veces a la semana, y se pone en marcha. Para él, correr es una forma de meditación. Si no puede correr, Hurst hace yoga, entrena en el gimnasio de su casa o monta en bicicleta. En el mejor de los casos, hace 90 minutos de ejercicio. Cada día. Hurst cuida lo que come. Se siente bien. Pero no ha sido así siempre. Después de sufrir una lesión en la espalda hace dos años, sentía dolor cada vez que entrenaba. En ese momento, Hurst comenzó a experimentar con el cannabis.

Hurst combina una variedad de formas de consumo como el dabbing, los productos comestibles y la vaporización. En su podcast Burning Bush, informa sobre sus experiencias a lo largo de los años. Hurst me cuenta que prefiere las variedades de cannabis con un alto nivel de sativa: “Para correr y hacer yoga, Agent Orange. Para el día a día, Durban Poison. “Durante una carrera, a medida que el efecto del cannabis desaparece de forma gradual, se produce el efecto “natural” de subida cerebral. La subida del corredor y la subida del cannabis provienen del mismo lugar”, continúa Hurst. Muchos corredores conocen la euforia de la que está hablando.

Las carreras de larga distancia pueden llevar a la gente a un estado similar a la intoxicación. Según Gregory Gerdeman, la subida o efecto cerebral de este corredor está estrechamente relacionado con el sistema endocannabinoide. Tan sólo 30 minutos de ejercicio son suficientes para que el cuerpo aumente la producción de endorfinas y eleve la concentración del endocannabinoide “Anandamida” en el torrente sanguíneo. La anandamida, cuyo nombre proviene de la palabra sánscrita “Ananda” (placer, dicha, felicidad), es un pariente químico cercano del THC. En otras palabras, se podría decir que la anandamida es la forma humana del THC. Los investigadores suponen que la sensación de euforia que se produce mientras se corre tiene raíces evolutivas. Lo que solía resultar útil para cazar es lo que hoy en día lleva a la gente a correr maratones.

by Olivier