NEWS

Truco para identificar variedades ricas en CBD

27 noviembre, 2017, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Las variedades de CBD gozan cada vez de más popularidad gracias a los innumerables estudios que en los últimos años lo sitúan por encima del THC en el tratamiento de muchas dolencias. El CBD o cannabidiol a diferencia del THC no es psicoactivo. Es más, actúa como modulador del THC y reduce sus efectos.

Según estudios, el CBD es muy útil para tratar el dolor, procesos inflamatorios osteoarticulares, aliviar la ansiedad, convulsiones, vómitos y náuseas, inflamación, insomnio, fibromialgia… Cada muy poco tiempo se publican nuevos que no hacen más que refrendar su potencial terapéutico.

Mediante una prueba de cromatografía de capa fina, se pueden identificar las variedades más ricas en CBD. Ya que en gran parte no es factor hereditario, algunas cepas aún siendo hermanas muestran más contenido de este cannabinoide. Pero es una prueba costosa para un simple cultivador aficionado. Aunque en este post te contamos otra forma de saberlo con una mínima inversión.

IDENTIFICAR VARIEDADES MÁS RICAS EN CBD

El conocido como “test de Beam” es una prueba química usada para la identificación de cannabinoides, introducida por primera vez por el Dr. W. Beam del Laboratorio de Investigación Wellcome Tropical, de Jartum, en 1911. Michael Stacks en su libro “Marijuana Chemistri” , nos da unas grandes pistas sobre como llevarlo a cabo. Necesitaremos etanol por un lado. Por otro hidróxido de potasio o KHO. También unos tubos eppendorf o los típicos que usan muchos bancos para sus semillas. Y lógicamente un pequeño cogollo de la variedad a analizar..

El etanol es simplemente alcohol de farmacia. Usaremos el de 95º. El hidróxido de potasio o potasa caustica por otro lado se vende en escamas y se emplea para la fabricación de jabones. En cualquier farmacia lo podrás encontrar. El jabón de potasio, famoso insecticida, se elabora con este producto.  Otra opción es usar un pH Up o corrector de pH bajo. Algunos de ellos contienen hidróxido de potasio. Si echamos un poco en un cuenco y lo dejamos evaporar, conseguiremos un polvillo de KOH.

Necesitamos muy poca cantidad de hierba, la décima parte de un gramo es suficiente. Y debemos descarboxilarlo, es decir calentarlo para transformar el CBDa en CBD. Unos 15-20 minutos en un horno a 120-140º. Una vez hecho ésto, lo introducimos en el tubo eppendorf.

Por otro lado, mezclaremos 10ml de alcohol etílico con 0,5 gramos de hidróxido de potasio. Añadimos esta mezcla hasta llenar el tubo eppendorf, lo cerramos y agitamos durante un par de minutos. La hierba ya podemos extraerla con cuidado. Y en un rato, el líquido del tubo irá adquiriendo un color rojizo, naranja o violeta en las muestras que contengan gran cantidad de CBD. Sino permanecerá de un color amarillento. Cuanto más tiempo dejemos en reposo los tubos, el color se va definiendo más. En 24 horas lo colores estarán totalmente definidos en cualquiera de los dos casos.

Aunque no sabremos la cantidad de CBD ni los ratios THC:CBD, si que en principio conoceremos si estamos ante una verdadera variedad CBD. En este caso, siempre merece la pena conservar un esqueje de esa planta,

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular