Un hombre evita ser arrestado después de que una gaviota le roba su hierba

Suecia tiene algunas de las leyes de drogas más duras del planeta, con fuertes multas y sentencias de seis meses de prisión por la posesión de un solo porro.

Suecia tiene algunas de las leyes de drogas más duras del planeta, con fuertes multas y sentencias de seis meses de prisión por la posesión de un solo porro.

Un hombre de Suecia ha logrado eludir el arresto y el posible encarcelamiento, después de que una gaviota descarada le robara su alijo de hierba. El extraño robo ocurrió momentos antes de que dos oficiales vestidos de civil se acercaran al hombre para hacer el arresto, queriendo acusarle de un delito que podría haber sido grave. Los oficiales habían estado de patrulla en el Festival Cultural de Gotemburgo, cuando se dieron cuenta de que alguien fumaba marihuana. Esto se considera un delito grave en Suecia, y el gobierno sueco descarta posibles beneficios medicinales.

Un hombre caído en un banco cercano vio a los oficiales y comenzó a preocuparse por sus propias actividades ilegales. Arrojó una bolsa de hierba lejos de él, pero desafortunadamente fue visto por los oficiales. Desviaron su atención al hombre que sin duda se estaba en busca de un atrevido plan de escape. Imagina el pánico que sintió el hombre cuando los oficiales se acercaron a él. Suecia tiene algunas de las leyes de drogas más duras del planeta, con fuertes multas y sentencias de seis meses de prisión por la posesión de un solo porro.

Por suerte para este hombre, su ángel de la guarda lo estaba vigilando. Cuando uno de los agentes se agachó para agarrar la bolsa, una gaviota se lanzó y le arrebató la bolsa. Los agentes habían estimado que la bolsa contenía unos 10 gramos de hierba. El portavoz reveló que el hombre huyó mientras los agentes observaban al pájaro despegar con las pruebas. Tan rápido como la gaviota desapareció, también lo hizo el hombre que tiró la bolsa. Los policías se pusieron de pie y vieron cómo las pruebas volaron al aire.

Más Artículos
Porsche presentó el primer coche de carreras de cáñamo
>