NEWS

Cómo eliminar la resina de una pipa

octubre 26, 2020, 8:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

El primer pensamiento que se nos viene a la mente cuando hablamos de consumo de marihuana es quemar un cigarro.

Sin embargo, ya pesar de ser la más clásica, existen otras formas de usar cannabis, muchas de ellas, en auge por estos tiempos.

Muchos principiantes que se sienten inútiles para liar un porro, comienzan a consumir marihuana en pipa.

Es que realmente es mucho más práctico: sólo tienes que arrancar un poco de tu cogollo, echarlo al hueco, prender fuego y aspirar.

Muy distinto a tener que moler la flor, montar ese polvillo en un papel, lamerlo y quedar bizco intentando conseguir un fino ya la vez cargado porro.

Pero, claro, no todos los usos de la hierba son recreativos, por más que muchas veces lo pienses así.

La marihuana es, en ocasiones, utilizada por las personas que sufren los efectos de la quimioterapia.

También muchas otras enfermedades ya que pueden reducir el dolor físico y ayudar a la relajación.

Al igual que ocurre con los cigarrillos, la marihuana contiene una gran cantidad de alquitrán.

Ese y otros materiales suelen formar una resina gruesa que se acumula en la pipa con el uso frecuente.

Es necesario entonces un mantenimiento regular para evitar que se formen depósitos de resina y para que la pipa se vea y funcione lo mejor posible.

Además, y eso lo sabes también por fumar porros, dicha resina, molesta por ser viscosa, también sabe muy amarga, lo que empeora el producto que estamos dispuestos a disfrutar.

Es por ello que desde La Marihuana te brindamos algunos consejos para limpiar bien tu pipa y, así, aprovechar al máximo tu cannabis y cuidar de tu salud.

1- Enjuaga la pipa con agua caliente en un fregadero para eliminar la resina del cannabis.

2- Coloca alcohol desinfectante en una esfera de algodón y utilízala para frotar la pipa y aflojar los depósitos de resina.

3- Humedece un hisopo de algodón en alcohol desinfectante y luego empújalo por la pipa para limpiar la resina del interior de la pipa.

Repite esto varias veces hasta que no saques más resina con los hisopos.

4- Llena una bolsa de plástico con una mezcla de partes iguales de agua caliente y alcohol desinfectante.

Desarma la pipa, coloca las piezas en la bolsa y sacude la bolsa de un lado hacia otro.

La combinación de calorías con el alcohol desinfectante ayudará a eliminar gran parte de los restos de resina.

Evita hacer esto con las pipas de madera ya que se puede dañar la madera.

Son los limpiadores de pipa los que funcionan bien en pipas de madera ya que la fricción es mayor y ayudan a eliminar la resina.

5-Si la pipa no está hecha de vidrio, raspa los restos de resina con una lima de metal.

Las pipas de madera, piedra y cerámica pueden soportar una lima lo suficiente como para no sufrir daños serios.

Pero las pipas de vidrio no, ellas se rajan o rompen.

En ese caso, sigue enjuagando la pipa con alcohol en vez de limarla.

Recuerda, mientras más rápido limpies la pipa después de fumar, mejor podrás eliminar la resina.

Es que la resina se endurece con el tiempo.

HISTORIA

Es cierto que la historia de la pipa está aparejada con la del tabaco.

Sin embargo, en los últimos años las ventas para quienes la usan para esta planta y quienes la usan para fumar cannabis se han equiparado.

Sí, la marihuana ha generado en los últimos años un renacer de este curioso artefacto relacionado con los detectives privados y los psicólogos.

La famosa «pipa de la paz» que fumaban los nativos de América del Norte es un ejemplo claro para explicar la antigüedad de las pipas.

También en Europa se han encontrado pipas de distintos materiales como cuerno, barro y metal used, según se cree, para consumir sustancias psicoactivas.

Es que el tabaco americano todavía no había llegado a Europa.

Incluso, y tal como sucedió con las velas de cáñamo en sus carabelas, hay documentos elaborados por hombres de Colón donde aparece la descripción de una tosca pipa.

La misma habría sido constituida por una caña en uno de extremos extremos ponían el tabaco e inhalaban el humo por el otro.

Más adelante, en 1534, se dio otra evidencia en dónde hoy está emplazado Canadá.

Allí desembarcó el navegante y explorador francés Jacques Cartier y dejó para la posteridad una descripción de una pipa que descubrió.

“(Los indios) Cogen un pedazo de madera hueca, parecido a un pito, y colocan en él la hierba seca, e incluso en polvo, en una de las extremidades del pito, y la otra extremidad en la boca”.

“Colocan un ascua encima, aspiraran el humo y lo devuelven por la nariz, que hace así oficio de chimenea de la casa”.

Fray Bartolomé de las Casas, 70 años después del descubrimiento de América, describe una forma similar a la costumbre de fumar que tenía los nativos.

Claro que, con el paso de los años, aquellos rudimentarios artilugios se convirtieron en delicadas piezas, algunas de colección.

Con el confort también nace una necesidad: mantenerlas. Ahora, ya sabes como hacerlo.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

3 respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular