NEWS

Consejos para el cultivo de variedades de cannabis sativa

27 marzo, 2018, 9:02 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Las variedades de cannabis sativa pertenecen a uno de los 2 grandes grupos dentro de la familia cannabis sativa L. El otro gran grupo, son las variedades de cannabis índica. Las sativas son originarias de las zonas ecuatoriales y tropicales de nuestro planeta, desde Colombia, Jamaica o México, hasta Congo, Zambia o Isla Reunión, pasando por el Nepal, Tailandia o el Sur de la India.

Debido a estas zonas climáticas donde no existen grandes variaciones entre el día y la noche en cuanto a horas de luz, son variedades que han evolucionado para crecer al mismo tiempo que florecen. Son plantas de gran envergadura, que aproximadamente crecen hasta los dos meses durante la floración.

También al ser originarias de zonas selváticas, son variedades que cuentan con tallos finos y flexibles, una de las maneras de buscar la mayor cantidad de luz entre vegetaciones densas, mostrando además gran resistencia a monzones o lluvias intensas gracias a su flexibilidad y típicos cogollos aireados en comparación con las variedades de cannabis índica. Por otro lado, una de las grandes características de las variedades de cannabis sativa son sus hojas, que cuentan con peciolos o puntas afiladas como estiletes.

En estos climas de largas estaciones secas, no tienen ninguna prisa por terminar la floración antes de la llegada del cambio brusco de estación, por lo que las floraciones suelen ser fases largas que en ocasiones pueden llegar a los 4 o 6 meses. Afortunadamente, el trabajo de muchos bancos de semillas han conseguido estabilizar algunas de estas genéticas y recortar los períodos de floración.

Hablando de otras grandes diferencias, llegamos a sus efectos. Son variedades que pese a no contener una gran cantidad de THC, poseen muy poco CBD. Es por ello que los efectos son muy cerebrales y psicoactivos, las típicas variedades de risa floja. Muchas de ellas se conoces como «variedades sin techo», por sus nulos efectos corporales que siempre hacen que el consumidor se mantenga arriba, sin el típico bajón físico final.

CONSEJO PARA EL CULTIVO DE CANNABIS SATIVA

A la hora de cultivar cannabis sativa, debemos tener en cuenta algunos aspectos de los que ya hemos hablado:

  • No se debe subestimar el tamaño que pueden alcanzar. En exterior puede llegar a ser un problema cuando lo que se busca son variedades discretas. Como siguen creciendo aún en floración, para evitarse estos problemas podemos germinar a finales de mayo o principios de junio, consiguiendo así plantas más pequeñas.
  • En exterior, se debe tener en cuenta el clima. En muchas zonas no será posible su cultivo, al terminar la floración bien entrado el otoño, fechas donde lluvias y humedad son intensas y podrá en peligro la cosecha. Afortunadamente, también existen unas pocas sativas de floración rápida.
  • En interior los problemas pueden ser problemones. Es muy común que una vez se cambie el fotoperíodo a floración, lleguen a multiplicar por 4 o por 5 su tamaño inicial, lo que en espacios con altura limitada es complicado de llevar. La mejor opción en interior, es cultivarlas con un fotoperíodo de floración desde la germinación, además de usar contenedores más pequeños de lo habitual. También ayuda realizar alguna técnica de cultivo como SCROG o simples podas o guiados.
  • Y el último consejo, es paciencia, porque su floración en ocasiones se puede hacer interminable. Pero sin duda el resultado valdrá la pena.
Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular