¿Cuánta agua necesita una planta de cannabis?

Una planta precisa el agua que demande. Sabemos que ésto no resuelve ninguna duda, pero es que realmente no existe ninguna fórmula para saber exactamente cuándo regar

cuanta_agua_necesita

La respuesta al título de este post es muy sencilla: una planta precisa el agua que demande. Sabemos que ésto no resuelve ninguna duda, pero es que realmente no existe ninguna fórmula para saber exactamente cuándo regar. Son muchos los factores a tener en cuenta, como temperatura, humedad, sustrato, tamaño de la maceta, tamaño de la planta o incluso la variedad. Así que la regla es regar cuando la planta lo necesite.

Un mal vicio es regar las plantas como hacen muchos, especialmente los novatos, midiendo por vasitos o mililitros. La razón es muy sencilla, y es que para un buen desarrollo de las raíces, el sustrato debe estar humedecido en su totalidad. Regando con pequeñas cantidades no llegará a empapar todo el sustrato, por lo que quedarán zonas secas que las raíces no colonizarán. O incluso las raíces de alguna zona podrían morir al no disponer de agua.

Aproximadamente un 80% de una planta se compone de agua. Y cuando el agua disponible en el sustrato se agota, la planta pronto comenzará a mostrar síntomas de deshidratación. Principalmente podremos observar como las hojas se vuelven flácidas. Y aunque con un buen riego recuperen su aspecto habitual, el daño más importante se produce en el sustrato, donde los pequeños pelos radiculares corren el riesgo de morir de deshidratación.

¿CÓMO SABER CUÁNDO HAY QUE REGAR?

Realmente es muy sencillo saber cuando hay que regar una planta. Si se cultiva en macetas de pequeño y mediano tamaño, simplemente levantándolas nos podremos hacer una idea de cuánta agua contiene el sustrato. Un sustrato completamente deshidratado apenas pesa, así que sería como levantar una maceta prácticamente vacía. Si la maceta pesa en exceso, querrá decir que todavía no es hora de regar y debemos esperar más para hacerlo.

Cuando se cultiva en macetas o contenedores que difícilmente podremos levantar, o bien se cultiva directamente en suelo, nos fiaremos de la capa superior del sustrato. Cuando los primeros 5cm estén secos, para lo que podemos introducir un dedo en el sustrato, será momento de darle a nuestra planta su tan ansiada dosis de riego.

Pero bajo ningún concepto lo que nunca se debería hacer, es regar marcando las fechas en un calendario. Es decir que una planta puede necesitar un riego hoy y el siguiente a los tres días. Pero a medida que crezca, los riegos tendrán que ser más frecuentes. O debido a la temperatura puede pasar de necesitar un riego cada tres días, a necesitarlo cada dos o cada cuatro, dependiendo de si la temperatura es más elevada o baja de lo habitual.

¿CÓMO SE DEBE REGAR CORRECTAMENTE UNA PLANTA?

También es algo muy sencillo. Un sustrato con la zona superior deshidratada forma una “costra” impermeable. Si añadimos una gran cantidad de agua, ésta no penetrará y buscará una salida. Y la salida en este caso es colarse por el borde de las macetas hacia el drenaje. Es algo muy habitual creer que se ha regado una planta cuando vemos que por el fondo de la maceta sale el agua después de añadir varios litros, cuando realmente no se ha llegado a humedecer ni una mínima parte del sustrato.

A la hora de regar nunca son buenas las prisas y debe tomarse siempre con calma. Siempre se debe hacer pausadamente, dando tiempo a que el sustrato vaya absorbiendo todo el agua que añadamos y que ésta llegue a todas las zonas. Además como decimos, los riegos deben ser siempre abundantes, hasta que veamos que por el drenaje comienza a salir el sobrante. Es algo bueno para no saturar el sustrato de sales que a la larga puede acarrear problemas.

Aquí tienes mas posts sobre cuanta agua necesita y riego

Más Artículos
Mutaciones
Las mutaciones más comunes y curiosas de las plantas de cannabis
>