Damping Off en cultivos de cannabis: ¿qué es y como prevenirlo?

Pocos cultivadores puede que se hayan librado del conocido como Damping Off, también llamado mal del semillero marchitamiento fúngico. Es bastante común, de un momento para otro nos encontramos nuestras pequeñas plántulas tumbadas sobre el sustrato y con el tallo doblado. Y en el 90% de los casos, la planta termina muriendo.

Se trata una enfermedad criptogámica, es decir una enfermedad de las plantas que es causada por un hongo o cualquier otro organismo filamentoso parásito. Y no por un hongo concreto, si no que pueden ser varios como Botrytis, Phythium, Fusarium o Esclerotinia.

Las esporas de estos hongos generalmente se encuentran en todo tipo de sustrato sin esterilizar. O basta que en uno esterilizado se cumplan unas condiciones favorables para su desarrollo, para que las esporas lo invadan. Falta de ventilación, sustrato siempre encharcado, temperaturas elevadas y humedad ambiental alta, son caldo de cultivo de todo tipo de hongo.

El Damping Off generalmente ataca semillas y plántulas jóvenes en sus primero días de vida. Y en la gran mayoría de casos en plántulas, ataca el tallo en la zona rasa del sustrato. Con la vulnerabilidad que muestra el tallo de una planta joven, como decimos la planta en la mayoría de casos termina muriendo.

SÍNTOMAS

Las semillas pueden ser infectada por cualquiera de los hongos causantes del Damping Off. En este caso generalmente causa su oscurecimiento y ablandamiento, matándola incluso antes de consiga germinar.

Cuando ataca a plántulas, se produce un mancha color blanquecino en el tallo a ras de tierra. El fino tallo adelgaza, se dobla, y al fin se quiebra, tumbando la plántula sobre el sustrato.

Al afectar a los vasos vasculares del tallo, el suministro de nutrientes y agua decae, mostrando las hojas posteriormente un aspecto flácido, como si le faltase riego.

¿CÓMO EVITAR EL DAMPING-OFF?

Ya hemos visto cuales eran los factores que más influyen en la aparición de este conjunto de hongos tan letales. Así que intentaremos dentro de lo posible, evitarlos. Por ejemplo cultivar en zonas bien ventiladas y poco sombrías.

También se deben evitar macetas de color oscuro en exterior, ya que al sol se sobrecalientan y esta temperatura se traspasa al sustrato. Además se debe evitar regar en exceso o hacerlo en las horas de sol o máxima calor diurna.

Y con respecto al sustrato, usar siempre un sustrato preferiblemente esterilizado. Y si no es posible, al menos usar un sustrato bien compostado, ya que los restos orgánicos en descomposición atraen cantidad de patógenos.

¿SE PUEDE TRATAR EL DAMPING OFF?

Al ser una enfermedad tan agresiva y que ataca durante períodos cortos (germinación y primeros días de la plántula), los posibles tratamientos no suelen actuar a tiempo. La mejor arma será siempre la prevención.

Además se extiende con gran rapidez, por lo que si se cultivan varias plantas, no es de extrañar que todas cuenten con unas mismas condiciones. Si se desarrolla en una, temamos por todas las demás.

Conviene desechar el sustrato de una planta atacada por Damping Off, así como desinfectar bien la maceta antes de volver a usarla

Se muestra muy eficaz el hongo Trichoderma, muy empleado para el tratamiento de semillas y suelo para el control de diversas enfermedades producidas por hongos patógenos.

 

  • A mis 8 plantas les paso eso, solo trate de acomodarlas con tierra para que se pusieran media derechas y despues de 6 horas aprox todo estuvo normal y mis plantas van normales en desarrollo 😉

  • Más Artículos
    ¿Hasta cuándo se puede cultivar cannabis en exterior?
    >