NEWS

Tipos de cannabis: 5 diferencias entre sativa e índica

25 octubre, 2022, 22:56 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

La marihuana es una planta que tiene muchas variedades, algunas muy populares u otras no tan conocidas. Hoy te hablamos de las diferencias entre sativa e índica, dos de los tipos de cannabis más consumidos en el mundo.

Los expertos consumidores en marihuana y aquellos que investigan un poco antes de empezar sus fumadas sabrán que las plantas de cannabis tienen muchas variedades, algunas naturales y otras que son cultivadas para que crezcan con características específicas. Dos de las más populares son la marihuana sativa y la marihuana índica.

A pesar de que todas son miembros de la familia de cannabis, las variedades presentan diferencias que pueden hacer que sus efectos y hasta su sabor varíe. Es por eso que identificarlas y saber cuál es la que quieres probar es importante antes de que las adquieras o empieces tu propio cultivo.

Para ayudarte, en La Marihuana hemos preparado una lista de diferencias entre sativa e índica, las variedades de cannabis más populares. Además, vas a aprender cómo identificarlas cuando estés frente a una y así saber lo que te espera después de que las consumas.

¿Cuáles son las diferencias entre sativa e índica?

  • La marihuana índica es más pequeña y corta
  • El efecto de la marihuana sativa es más estimulante
  • El sabor de la marihuana índica es más afrutado y suave
  • El ciclo de floración de la marihuana sativa es más largo
  • La marihuana índica tiene mayor rendimiento que la sativa

La marihuana índica es más pequeña y corta

El tamaño es uno de los primeros aspectos en los que nos podemos fijar cuando queremos percibir las diferencias entre sativa e índica y, para los novatos, la manera más sencilla de identificarlas a simple vista por sus características físicas. Hay muchos factores que debes considerar respecto al tamaño, pues las variedades pueden ser más frondosas pero no tan altas, o ser largas pero con menos frondosidad en las hojas.

En particular, la marihuana índica tiene la particularidad de que sus hojas son más “petisas” o cortas, lo que la hace una de las variedades preferidas para el cultivo en interior en comparación con otros tipos de cannabis. Sus tallos y hojas son más gruesos, por lo que obtienen la apariencia frondosa y perfectas para el cultivo Sea of Green.

Diferencias entre sativa e índica
La hoja de la marihuana índica es más corta y ancha

Por su parte, las cepas sativas tienen tallos más finos y hojas delgadas, además de una coloración verde más clara que la índica. También presenta mucho menos ramificaciones. Algo que la identifica es que puede llegar a crecer por encima de los tres metros con los cuidados adecuados, creando lo que muchos conocen como árboles de marihuana. Esto las convierte en variedades ideales para el cultivo exterior.

Diferencias entre sativa e índica
La marihuana sativa tiene las hojas delgadas y largas, y un tallo más alto

El efecto de la marihuana sativa es más estimulante

La estimulación de los sentidos y el sentirse más activos, o entrar en un estado de relajación, son efectos que te pueden dar en específicos diferentes especies de cannabis. También por eso es importante que identifiques las diferencias entre sativa e índica, pues te pueden dar efectos psicoactivos completamente opuestos.

Quienes llevan mucho tiempo consumiendo y son conocedores del cannabis, aseguran que la sativa es ideal si lo que estás buscando es un subidón de energía. Sentidos como el gusto, el olfato y el oído se potencian después de una dosis de sativa, además de que hay quienes también tienen brotes de inspiración y de creatividad.

A pesar de que las plantas sativa también son una variedad de cannabis que se emplea para el tratamiento de la depresión, el estrés, la ansiedad y hasta la falta de apetito, la índica es más usada para buscar un estado de relajación. Es por eso que hay quienes la emplean para conciliar el sueño o en la preparación de tés de marihuana para la relajación corporal y mental.

El sabor de la marihuana índica es más afrutado y suave

El sabor que deja en la boca la marihuana es uno de los elementos principales que buscamos que resalte cuando queremos consumir nuestra querida planta de cannabis. Así como hay quienes prefieren quedarse con un gusto más amargo, los hay quienes prefieren el sabor más suave y con sutiles tonos afrutados.

Una de las diferencias entre sativa e índica más marcada es, justamente, el sabor que cada una deja, independiente de la forma en la que se consuma. A la marihuana índica se le suele atribuir un sabor mucho más suave que la sativa, por lo que es ideal para añadirle a otras preparaciones, como al té o a recetas de postres y comida, pues no altera demasiado el sabor original.

Por otra parte, si te gusta que tu consumo de cannabis, ya sea fumada o en otras formas de consumo, tenga un sabor fuerte o deje olor por más tiempo, la fuerza de la cannabis sativa es justo para ti.

El ciclo de floración de la marihuana sativa es más largo

El ciclo de floración abarca el momento desde que se planta la semilla hasta su fase de floración, lo cual marca el inicio de la etapa reproductiva de la planta. Todos los tipos de marihuana tienen ciclos de floración de diferente duración, por lo que si quieres iniciar tu cultivo de cannabis, es primordial que identifiques las diferencias entre sativa e índica para saber cuál te conviene más plantar. 

En este caso, la variedad sativa es la que emplea el mayor tiempo para florecer, pues puede llegar a necesitar hasta 20 semanas para que se complete el ciclo. Por supuesto, siempre hay maneras en las que puedes acelerar el proceso, pero podrían ser solo cinco semanas lo máximo que podrías adelantar la floración.

La marihuana índica tiene un promedio de floración de entre ocho y diez semanas. Sin embargo, en un ambiente ideal, con cuidados específicos y revisiones constantes, la índica podría llegar a florecer en 45 días después de haber sido plantada. Debes considerar que hay factores externos, como el clima o la humedad, que pueden acelerar o alentar la floración.

La marihuana índica tiene mayor rendimiento que la sativa

Otro de los grandes hechos que marcan diferencias entre sativa e índica es el rendimiento de la planta, es decir, la cantidad de cogollos que producen, una vez que ha terminado su ciclo y es el momento de realizar la cosecha. Por regla general, la marihuana índica es la que presenta índices de rendimiento más altos que la sativa, aunque pueden haber excepciones.

En un entorno en el que la marihuana índica crezca de la manera más natural posible, sí tendrá un rendimiento mayor. Sin embargo, si deseas una gran producción de marihuana sativa, existen muchas maneras en las que se puede inducir un rendimiento mayor, como añadir ciertos suplementos, cultivarlas en un entorno con clima e iluminación controlados y hasta la poda que apliques.

 

Cómo puedes ver, conocer las diferencias entre sativa e índica no es solo cuestión de cultura general, sino que tendrá que ver directamente con tu cultivo y el cómo la consumas, para que cumpla el objetivo principal, tu disfrute. 

¿Buscas más información acerca de los tipos de cannabis y sus diferencias físicas? Sigue explorando el sitio de La Marihuana para encontrar mucha información de la cannabis y participa en nuestros foros para compartir opiniones.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular