El cultivo de cannabis sativa en su versión cáñamo industrial

El cannabis sativa si contiene menos de un 0,2% o 0,3% de THC según el país, se le llama cáñamo industrial. Con más de esa cifra de THC, se le llama marihuana

El cannabis sativa si contiene menos de un 0,2% o 0,3% de THC según el país, se le llama cáñamo industrial. Con más de esa cifra de THC, se le llama marihuana.

El cultivo de cannabis, por lo tanto el cáñamo industrial,  fue prohibido en los Estados Unidos bajo la Ley de Marijuana Tax Act. de 1937. Aunque esta variedad,  tienen un 0,3% de bajo contenido de la sustancia psicotrópica de THC, la variedad que denominamos cáñamo industrial también fue prohibida por la misma Ley estadounidense.

En 2018 el gobierno del país sacó una nueva ley agrícola que permite el cultivo de la planta, eso sí , no debe pasar del 0,3% de THC. Esta apertura en su cultivo, podría cambiar industrias como la textil, a tenor de las ventajas que se le atribuyen a sus fibras.

Y no solo el textil, la alimentación, los plásticos biodegradables, la construcción, el cuidado de la piel o la salud; podrían ser varias de las industrias que se podrían ver afectadas por esta apertura de su cultivo y por la investigación.

Un cultivo con larga historia

Hallazgos arqueológicos han constatado que en la antigua China, 2.000 años A.C, sus habitantes ya cultivaban esta planta rica en celulosa, y de su fibras producían textiles, cuerdas, ropas y papel. De sus semillas, los antiguos chinos se alimentaban y producían aceite.

De esta planta se utilizan todas sus partes, desde la flor a sus raíces, pasando por su tallo. El cáñamo es una valiosa fuente de proteínas vegetales y rica en ácidos grasos omega 3 y 6 y 9, además de tener su proporción perfecta. Puede también ser ideal como suplemento dietético para los vegetarianos y veganos.

La planta también sorprende por poder ser utilizada para la producción de biocombustible gracias a su aceite. Y no solo eso, Henry Ford  ya en 1941 presentó el Hemp Body Car o Soybean Car, un vehículo fabricado totalmente de cáñamo y bautizado por él como “el coche que nació en los campos de cultivo”. De esta planta se puede crear un material plástico tan resistente como el acero y fué lo que Ford quiso demostrar con este coche. Varias marcas de coche, como BMW, utilizan partes del vehículo fabricadas con un plástico producido del cáñamo.

El cáñamo posiblemente  también tiene otra ventaja a otros cultivos y según varias investigaciones, tiene la capacidad de eliminar sustancias tóxicas de la tierra donde se cultiva. Además, su cultivo no necesitaría ayuda de fertilizantes y abonos si donde se planta contiene unas condiciones adecuadas. También, es una planta que no necesita de muchos pesticidas contra insectos o plagas. Aunque y como dicen investigadores, no se ha estudiado mucho sobre grandes cultivos con la planta al estar su cultivo prohibido en muchos países y durante mucho tiempo.

Y la construcción con cáñamo

De esta planta también se produce un material que se utiliza para la construcción. Resulta, que una especie de ladrillos creados con un material resultante de fibra de cáñamo es aislante y muy duro. Es una alternativa ecológica de otros materiales como el hormigón y es un recurso renovable. Según Pete Walker, un profesor de Arquitectura de la Universidad de Bath (Inglaterra), tiene ventajas. “Es un recurso renovable”, afirma Walker en DW. “Es posible cultivar cáñamo en cuatro meses, extrayendo el dióxido de carbono de la atmósfera y fijandolo al material vegetal”. La estructura transpirable del material regularía la temperatura y la humedad de la construcción y siendo una forma de reducir el consumo de energía.

Su cultivo también necesitaría menos cantidad de agua que por ejemplo el algodón, en este caso un 50% dice un estudio.

Más Artículos
Costa_Rica
Italia, nuevo gel desinfectante de cáñamo sin alcohol contra el coronavirus
>