NEWS

Consejos para germinar semillas de cannabis viejas

1 febrero, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

En nuestro post de hoy vamos a contaros como germinar semillas de cannabis viejas. En cierto modo, todo cultivador de cannabis es también un coleccionista de semillas. Cultivo a cultivo, va aumentando la colección genética.

Sea porque se compran más semillas de las que realmente se necesitan. O bien porque se suele aprovechar alguna buena oferta o edición limitada de algunos bancos de semillas. O también porque se reciben como regalo de otros cultivadores, Grow Shop o banco de semillas.

No es de extrañar que al cabo de unos años, cualquier cultivador almacene cientos o incluso miles de semillas que normalmente por falta de espacio, esperan pacientes su momento para germinar. Pero cada año que pasa y por muy bien conservadas que estén las semillas, éstas van perdiendo vigor. Y llegará un momento en que el ratio de germinación sea muy bajo o ni que ni siquiera lleguen a germinar ninguna de ellas.

CONSERVAR LAS SEMILLAS CORRECTAMENTE

Muchas veces como decimos, las semillas no germinan porque han sido mal conservadas. En unas condiciones normales, no tendrán problemas en germinar en 2,3 o 4 años desde que se hayan comprado. E incluso más años. Pero si desde el día en que las hemos recibido las hemos maltratado, puede que ni germinen al año siguiente. O ni tan siquiera pasados unos pocos meses.

Consejos para germinar semillas de cannabis viejas

Las semillas deben conservarse en un lugar oscuro, fresco y seco. La temperatura de conservación debería ser constante entre 6 y 8ºC. Y la humedad debería mantenerse estable entre el 20 y el 30%. Un buen lugar para conservar las semillas es en la nevera. Por ejemplo en la puerta de la misma, donde suele haber pequeños compartimentos.

Podremos optar por hacerlo en sus envases originales. O en algún pequeño recipiente que tenga un buen cierre hermético para impedir que se introduzca humedad en su interior. Así, nos podrán durar muchísimos años sin que apenas pierdan poder de germinación. Nunca las conserves en un lugar sometido a cambios bruscos de temperaturas como pueda ser un cajón de un lugar que en verano haga mucho calor.

Consejo 1 para germinar semillas de cannabis viejas

El ácido giberélico o giberelina es una potente hormona presente en plantas. Se trata de una giberelina que su función es la de promover el crecimiento y la división celular. Cuando se aplica en semillas, estimula sus células para controlar su desarrollo. Es un método muy empleado para aumentar los ratios de germinación de todo tipo de semillas. Y por lo tanto, completamente válido para germinar semillas de cannabis viejas.

Otras opciones son el agua oxigenada o el ácido fúlvico. En cualquiera de los 3 casos, las dosis serían mínimas, apenas 1 o 2 gotas por cada vaso de agua. No por usar más cantidad los ratios de germinación llegan a ser más altos. Sucedería justo lo contrario, sería contraproducente.

Consejos para germinar semillas de cannabis viejas

Una vez preparada la mezcla en un vaso, preferiblemente con agua destilada o de mineralización muy débil, se dejan las semillas a remojo unas 12 horas. La temperatura debería ser de unos 22 ºC. Pasado ese tiempo, simplemente se pondrían a germinar con el sistema habitual que use cada cultivador. Sea directamente en el sustrato, en servilletas de papel húmedas, en algodón, en jiffys o en tacos de lana de roca.

Consejo 2 para germinar semillas de cannabis viejas

La escarificación es una técnica que se usa habitualmente para acortar el tiempo de germinación de una semilla. Se trata de realizar abrasiones en la pared exterior de la semilla, que se llama tegumento, con el fin de permitir que el endospermo entre en contacto con el aire y el agua.

Se puede hacer con productos químicos o físicos. Y son estos últimos los que en este caso recomendamos. Simplemente coge la semilla y frótala un poco contra un papel de lija fino o una lima de uñas. Se debe hacer con mucho cuidado para no llegar a perforar del todo la cáscara.

germinar semillas de cannabis viejas

La escarificación funciona acelerando los procesos naturales, ya que normalmente las capas de semillas sean permeables al agua y al aire. De este modo además una semilla débil tendrá para probabilidades de forzar la apertura de la cáscara y entrar en contracto con el sustrato.

Consejo 3 para germinar semillas de cannabis viejas

Si todo lo anterior ha fallado y como última opción, intenta con una cuchilla separar las dos partes de la cáscara realizando un corte en su mitad. Para ello usa una cuchilla o bisturí previamente desinfectado. Lo último que pretendemos es que cualquier patógeno afecte a una semilla que ya de por sí tiene dificultades para germinar.

La semilla quedará entonces al descubierto. Y usando el ácido giberélico que hemos mencionado antes, tendrá algunas remotas opciones de germinar. En muchos casos no germinarán hagamos lo que hagamos, pero al menos lo habremos intentado todo. También así aprenderás que una semilla es un pequeño tesoro que debe tratarse como tal.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular