NEWS

Los trips: como detectar y combatir este tipo de plaga

21 mayo, 2021, 15:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Continuamos con nuestros post dedicados a las principales plagas que pueden afectar a un cultivo de marihuana en exterior. En este ocasión, hablaremos de los trips, una plaga muy común.

Cuando cultivamos cannabis en exterior, siempre debemos tener en cuenta que en cierto modo estamos invadiendo el hábitat natural miles de insectos.

La gran mayoría son inofensivos para las plantas como pueden ser la mayoría de escarabajos, moscas o mosquitos. Otros  son incluso beneficiosos como las mariquitas, las mantis religiosas o las crisopas.

Tan sólo unos pocos entrañan un peligro real en el caso de convertirse en una plaga. Durante los meses que vienen por delante, además, estarán en su máxima actividad en busca de alimento.

El cannabis es una planta realmente llamativa para todo tipo de insectos chupadores de savia, como es el caso de los trips.

¿Qué son los trips?

Los trips no son una de las peores plagas como es el caso de la araña roja o las orugas. Pero como plaga que es, sus daños pueden llegar a ser considerables si no se detecta a tiempo y se toman las medidas oportunas.

A nuestro favor, también cabe destacar que es una plaga relativamente fácil de combatir y eliminar. Incluso son fáciles de prevenir.

Trips

Los trips son pequeños insectos neópteros, es decir que poseen alas que pueden plegar sobre el abdomen, aunque también los hay sin alas. Suelen ser de color amarillo, castaño o negro con bandas alternantes, claras y oscuras.

Su tamaño puede ir de 1 a 6 mm, aunque generalmente no superan los 3 mm. Su forma es cilíndrica y alargada, con el extremo posterior muy agudo.

Poseen un aparato bucal raedor-chupador con el cual raen y laceran la superficie del vegetal, para después succionar los jugos derramados.

Hay especies sin alas y aladas. En este último caso las alas son muy estrechas y con un aspecto de plumas. En general no son buenos voladores pero sí pueden saltar.

El ciclo biológico dura de 15 a 18 días, dependiendo principalmente de la temperatura. Produce 11 a 12 generaciones por año. Pueden vivir de un mes a un año.

Generalmente con la bajada de temperaturas y lluvias otoñales, suelen desaparecer hasta que se vuelven a dar las condiciones para comenzar de nuevo su actividad, es decir en la primavera del año siguiente.

Daños

Los daños de los trips los causa principalmente en las hojas, allá donde raspa la superficie para acceder a la savia. Su ataque llega a ser bastante fácil de diferenciar del de otros insectos como la araña roja y la mosca blanca.

Los tres dejan pequeñas picaduras. Pero en el caso de los trips no son completamente circulares como la araña roja y la mosca blanca.

Trips

Además en la mayoría de ocasiones estas picaduras se suceden longitudinalmente formando pequeños y cortos surcos.

Como prácticamente todas las plagas, también pueden ser portadores de virus. Si proceden de una planta enferma, es posible que contagien a una planta sana.

Detección

Su detección puede llegar a ser complicada en plantas de gran tamaño. Pero en pequeñas plantas con pocas hojas siempre son muy fáciles de encontrar.

Por lo rápidos que son, es siempre más fácil detectar las marcas que ver a trips a simple vista. Cuando notan alguna presencia, se camuflan en los nervios de las hojas y se quedan inmóviles, siendo muy complicado distinguirlos.

Bajo las hojas, es donde se pueden encontrar más fácilmente en caso de que ya haya una gran cantidad de individuos.

Podremos observar pequeñas colonias, tanto huevos, como larvas y adultos. Por eso es importante realizar siempre revisiones especialmente en las hojas, buscando indicios tempranos de la presencia de cualquier plaga.

Control y tratamiento

Como decíamos al principio, no es una de las plagas más complicadas de tratar. Usando regularmente preventivos como el aceite de neem, es complicado que tanto algunos primeros trips lleguen a asentarse en la planta.

Sienten una fuerte atracción por el color azul, así que las trampas fotocromáticas de este color ayudarán en gran medida a disminuir su presencia. Pero no la evitará.

Trips

En caso de tener que usar algún insecticida si se han instalado en la planta, son efectivos desde el jabón de potasio hasta la tierra de diatomeas, ambos naturales, y con poco plazo de seguridad.

Además, tanto el jabón de potasio como la tierra de diatomeas presentan beneficios para las plantas por su concentración en nutrientes asimilables como el potasio o el silicio.

También son eficaces los insecticidas que incluyan en su composición piretroides. Se deben usar pulverizados, incidiendo muy bien en el envés de las hojas sobre todo.

Si decidimos optar por un control biológico, son cuatro los principales depredadores por los que podemos apostar:

  • Amblyseius Cucumeris es el ácaro más usado en el control biológico de trips. Se alimenta principalmente de huevos eclosionados y de larvas de primer estadio.
  • Orius Laevigatus es una chinche autóctona de origen mediterráneo. Es bastante polífago ya que puede alimentarse también de pulgones, huevos de lepidópteros, larvas de aleuródidos y ácaros.
  • Amblyseius Swirkii es otro ácaro depredador que habita las regiones del este Mediterráneo como Israel, Italia, Chipre y Egipto. Además de trips, se muestra es muy eficaz contra la mosca blanca.
  • Macrolophus Caliginosus se extiende por el norte de África y el sur de Europa. Se alimenta tanto de larvas como de adultos de trips. Pero también de ácaros, pulgones o huevos de lepidópteros.
Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular