LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
Multiplicación de plantas mediante esquejes, pasos a seguir

Multiplicación de plantas mediante esquejes, pasos a seguir

0 1.422 vistas

La manera más económica de tener un gran número de plantas es hacer esquejes. A partir de una sola planta, podremos conseguir decenas o cientos de ellas. No es tan fácil como germinar semillas, pero como decimos, es mucho más barato.

Un esqueje o clon, es una copia genética de una planta. Es decir tendrá el mismo comportamiento, período de floración, sabor, potencia o resistencia. A la hora de seleccionar una planta para sacar esquejes, lógicamente y teniendo esto en cuenta, se debe optar por una planta a nuestro gusto. No hay nada peor que cultivar esquejes de una variedad que no nos guste.

Ésto en ocasiones es complicado, pues hasta que no se cosecha la planta y se cate, no sabremos realmente si es lo que esperamos, aunque siempre nos podemos guiar de las descripciones de los bancos de semilla que se suelen acercar mucho a la realidad. Si buscamos una variedad para relajarnos, no optaremos por sativas. Si no nos entusiasman los sabores cítricos, huiremos de toda variedad que se llame Lemon.

Una vez tengamos seleccionada nuestra variedad o variedades, debemos esperar a que tenga la suficiente altura para comenzar a sacar esquejes. Los esquejes se pueden sacar de cualquier rama que tenga unos 3-4 nudos bien marcados, independientemente de su tamaño. También se puede sacar un esqueje de la apical de la planta, lo que forzará una mayor ramificación que aprovecharemos más adelante para sacar más esquejes.

Los esquejes o clones más fuertes y vigorosos, siempre serán los de las zonas altas. Aunque los de las zonas bajas son también útiles, sobretodo para aprovechar cualquier poda de ramas bajas para multiplicar nuestras plantas. Gastando un poco de nuestro tiempo, conseguiremos unas preciosas plantas que nos recompensarán con una buena cosecha.

¿QUÉ SE NECESITA PARA HACER ESQUEJES?

  • Herramienta de corte muy afilada
  • Hormonas de enraizamiento (opcional)
  • Jiffys de turba o fibra de coco, tacos de lana de roca, sustrato…

Antes de cortar a la planta la primera rama para esquejar, debemos regarla para hidratarla por completo. Así que unas dos horas antes, haremos un riego abundante, lo que nos garantizará un mayor éxito.

Además de herramienta afilada, como tijeras o cuchilla, debemos previamente desinfectarla con un poco de alcohol. Ésto evitará posibles contagios de enfermedades, bacterias patógenas u hongos.

Una vez tengamos ésto, prepararemos el medio que usaremos para el enraizado. Si son jiffys o tacos de lana de roca, los debemos hidratar previamente con agua preferiblemente destilada con baja en sales.

Y empezamos a cortar las ramas a nuestra o nuestras plantas, dejando como hemos dicho unos 3-4 nudos bien diferenciador. Los cortes deben ser limpios, lo que facilitará la cicatrización de la herida.

En las ramas que queramos esquejar, haremos un corte en diagonal sobre un nudo que irá enterrado en el jiffy, taco o sustrato. Además, rasparemos superficialmente la zona. Así, las raíces brotarán más rápido.

Con un pincel aplicaremos las hormonas de enraizamiento si son en gel. Si son en polvo, introduciremos en tallo en ellas y sacudiremos el excedente. Aunque no son necesarias, si aceleran el proceso y minimizan las bajas.

Y ya introducimos el tallo del esqueje en nuestros jiffys, tacos de lana o vasito con sustrato. Es hora de podar las hojas, eliminando más o menos la mitad a lo largo. Ésto minimiza la pérdida de agua en los esquejes.

Durante los primeros días, los esquejes requieren una alta humedad ambiental, por lo que un esquejero es de gran utilidad. Se trata de una bandeja con cúpula que concentrará esta humedad que pretendemos tener.

Si no tienes, lo puedes solucionar con un cubo con tapa o una garrafa. En pocos días, ya se requiere una humedad más alta, por lo que ys se pueden ir ventilando más a menudo.

No todas las variedades tienen la misma facilidad para enraizar, pero en una media de 7-14 días, todos los esquejes ya deberían estar enraizados. No te preocupes si tardan más, siempre que las hojas tengan un buen aspecto.

Finalmente, sólo nos queda hacer un trasplante a una maceta con un buen sustrato, que garantizará largas semanas de buenos nutrientes para un crecimiento rápido.

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 12 vistas
¡Otra gran cita con Assonabis Talks! De marcado sabor internacional y con activistas por los derechos humanos más importantes del panorama actual

0 74 vistas
Hace apenas unas horas, dábamos cuenta de un mega cultivo que tendría lugar en la provincia de San Juan, a unos 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires

0 73 vistas
Tanto la Cámara de Representantes como el Senado aprobaron la Ley Agrícola de 2018 que legaliza el cáñamo o hemp en todo el país

0 59 vistas
Un Comité francés de expertos ha concluido que podría ser "apropiado" legalizar el cannabis para uso terapéutico en Francia