NEWS

Podar plantas de cannabis para aumentar la producción

1 junio, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Podar plantas de marihuana no sólo se hace para reducir su altura. También se hace para aumentar los rendimientos. Es una técnica muy sencilla que cualquier puede hacer.

Por un lado, conseguiremos frenar el desarrollo vertical y promover el desarrollo horizontal. Y por otro sacrificaremos la producción de la apical, siempre muy generosa, pero promoveremos la producción de las ramas secundarias.

Todavía faltan aproximadamente dos meses para el inicio de la floración en exterior. Es un suficiente margen de tiempo para que las plantas puedan recuperarse y nosotros podamos modelarlas a nuestro gusto.

Lo primero que debemos tener en cuenta al podar plantas de marihuana, es que la apical de la planta posee una hormona inhibidora del crecimiento. Ésta impide que las ramas secundarias la sobrepasen en altura.

Simplemente situando la apical a una altura igual o inferior a los nudos inferiores, comprobaremos como tanto apical como las ramas de estos nudos comenzarán a crecer uniformemente y casi a la misma velocidad.

Esto lo podremos conseguir doblando la apical. o suprimiéndola. Entonces las ramas secundarias crecerán a una mayor velocidad de lo que lo harían normalmente.

Gran parte de la energía de la planta se concentra en el crecimiento vertical, por lo que se ahora se verá forzado el crecimiento horizontal o a lo ancho.

¿Cómo se deben podar plantas de marihuana?

Pues no existe un patrón concreto ni específico, aunque sí muchas técnicas que nos ayudarán a conseguir la estructura que nosotros queramos.

Cabe de entrada destacar que no todas las variedades responden igual ante una poda. Por lo general las índicas son ya de por sí de crecimiento contenido y en ocasiones les cuesta ramificar.

Las sativas en cambio, por su crecimiento más descontrolado, no tendrán normalmente estos problemas y responderán generalmente mejor.

Podar plantas de marihuana

Cuando a estas alturas de la temporada,  partiendo de semillas o esquejes, ya será complicado conseguir unas plantas que nos compliquen la vida con su tamaño, así que nos centraremos podar plantas de marihuana que cuenten con una buena altura.

Una poda se puede realizar a partir del tercer nudo, ya que los dos primeros nudos siempre producen ramas débiles que no interesan más que para hacer algún esqueje o directamente quitar de en medio.

Evitaremos lógicamente las horas de más sol, siendo la mejor hora al amanecer. Tengamos en cuenta que estaremos haciendo una herida en la planta.

Del mismo modo también a poder ser evitaremos hacerlo antes de la noche, más húmeda y donde los hongos podrían hacer de las suyas. Aunque no es frecuente, toda precaución es poca.

Y tampoco existe una altura máxima, podemos podar cualquier planta tenga el tamaño que tenga, pero lógicamente es un sacrilegio eliminar una apical de 50 cm por no haber sido previsores y no haber podado antes.

En este último caso la planta habrá perdido días de crecimiento para nada. Siempre será mejor realizar alguna técnica de doblado que realizar una poda.

Tipos de podas

Básicamente destacaremos 2 tipos: la poda apical y la poda FIM. Ambas podremos repetirlas cuantas veces sea preciso hasta conseguir nuestro objetivo.

Podar plantas de marihuana: técnica de la poda apical

La poda apical es la más sencilla y usada. Como su nombre ya nos indica, consiste en eliminar la apical de la planta. De entrada reduciremos el desarrollo vertical.

Y tras unos días las ramas inferiores crecerán más uniformemente y con mayor vigor que hasta entonces, incluso en plantas sin ramas aún definidas.

Podar plantas de marihuana

Un buen tamaño para podar plantas de marihuana con esta técnica, es cuando las plantas tengan 4 nudos bien marcados, dejando el 3º y 4º y eliminando el 1º y el 2º.

Así conseguiremos que las plantas ramifiquen en 4 direcciones. Podemos hacer tantas podas apicales como queramos en estas ramas secundarias.

En cada poda, volveremos a reducir el desarrollo a lo alto  y promoviendo de nuevo el crecimiento a lo ancho, consiguiendo una estructura de arbusto.

Podar plantas de marihuana: técnica de la poda FIM

Esta técnica nace de un error de un cultivador norteamericano que manipulaba sus plantas. FIM es el acrónimo de “fuck I Missed”, que se podría traducir como “joder, la cagué”.

La poda FIM consiste en eliminar una parte del brote apical, donde se concentran gran cantidad de nudos que se irán definiendo a medida que la planta crece.

Podar plantas de marihuana

Eliminando un 60-70% de este brote o yema, y debido a la gran densidad de nudos que quedan a una misma altura, en unos días comenzarán a aparecer nuevos brotes creciendo uniformemente.

Es una poda que si realizamos correctamente, podemos conseguir más de 10 ramas, muy apropiada para SCROG ya que en ocasiones el gran número de ramas hace que sean en exceso delgadas.

En floración ayudará que una malla sirva de soporte para que los cogollos no cedan con el peso, además de lo espectacular que resulta un SCROG visualmente.

Sino, siempre tendremos la opción de usar una malla vertical rodeando toda la planta, usar tutores o cualquier otro método de soporte que se te ocurra.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

3 respuestas

  1. Pingback: Poda apical y FIM
  2. Hola, en el segundo párrafo dice: “Por un lado, conseguiremos frenar el desarrollo vertical y promover el desarrollo vertical” Supongo que es una errata y quiere decir “horizontal” en lo de promover.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular