¿Quieres aprender a hacer un tzatziki cannábico?

El tzatziki es una salsa famosa y típica salsa tanto de las cocinas tanto griega como turca. Es muy empleada en los meze

Foto: captura youtube

El tzatziki es una salsa famosa y típica salsa tanto de las cocinas tanto griega como turca. Es muy empleada en los meze, que son aperitivos variados que se suelen acompañar de una bebida alcohólica, como el rakı en Turquía o el ouzo en Grecia. Sus orígenes quizá se encuentren en la antigua Persia y aparece en al menos en el siglo XVII en diccionarios otomanos.

En sí, se el tzatziki es una salsa de yogur que se puede emplear como acompañamiento en multitud de platos. En su versión griega, se acompaña al kebab y al meze como ya comentamos. También para acompañar patatas fritas o asadas, carne a la planta, gambas o langostinos cocidos, ensaladas, hamburguesas. Las opciones son muchas, siempre sirviéndose fría o a temperatura ambiente.

En nuestro post de hoy como es habitual, te enseñaremos a darle un toque especial a un tzatziki clásico añadiéndole cannabis. Es una manera saludable para consumirlo, sea con fines recreativos o terapéuticos, en lugar de recurrir siempre a galletas o bizcochos cannábicos, que aunque deliciosos, pueden llegar a aburrir.

INGREDIENTES TZATZIKI CANNABICO

  • 1 gramo de hachís
  • 3 yogures naturales o unos 350 gramos yogur griego
  • 1 pepino mediano
  • sal al gusto
  • 1 o 2 dientes de ajo dependiendo de su tamaño
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • un poco de hierbabuena o menta fresca

ELABORACIÓN

Si no dispones de hachís, siempre puedes hacer un aceite cannábico muy concentrado, ya que apenas se necesitará una cucharada. De todos modos en las fechas en las que nos encontramos, de cosechas en exterior, es muy habitual reservar los restos de la manicura esperando darles un uso y nada mejor que hacer hachís con ellos. Y como tendremos que deshacer el hachís, es mejor usarlo recién extraído en lugar de comprimirlo primero. También es importante descarboxilarlo previamente. Con meterlo en el horno unos 30 minutos a 115-120º será suficiente.

A los yogures debemos sacarle la mayor cantidad de suero posible para que el taztziki que más cremoso. Puede el día anterior vaciarlos en un filtro de café, o simplemente tumbarlos en la nevera. Al día siguiente habrán soltado gran cantidad de este suero que desecharemos.

Pelamos el pepino y lo picamos ni muy fino ni muy grueso, mezclándolo con un poco de sal en un recipiente para que suelten agua. Pasados unos diez minutos pasamos el pepino a un colador grande y con la ayuda de una cuchara lo apretamos para que expulsen el agua.

Los ajos los rayamos o machacamos en un mortero. A continuación añadimos en un recipiente el pepino, los yogures, el ajo, el aceite, el vinagre y el hachís. Mezclamos todo muy bien y añadimos sal al gusto. Para terminar picamos muy fino 2 o 3 horas de hierbabuena o menta, las añadimos también y volvemos a remover para dar por concluida esta fácil y deliciosa receta.

Más Artículos
natillas
Picos cannábicos para disfrutar en cualquier momento
>