Tampones de marihuana contra los cólicos menstruales

“Un calambre muy, muy, muy fuerte en los ovarios, poca energía, me pueden agarrar dolores de cabeza, también alguna descompostura”. Daniela describe sus dolores menstruales, que suelen ser más intensos durante el primer día de su período. Sus dolores son similares a los de millones de mujeres en el mundo. Sufren por algo que no eligieron tener, y que les condiciona la vida cada 30 días. El calvario puede ser mitigado a partir de un nuevo producto: los tampones de marihuana.

“Siento como si me clavaran dos millones de pinchazos en la zona abdominal. De la única manera que puedo sentir alivio es poniéndome en la cama en posición fetal y recién ahí siento que se relaja”. Agustina podría dejar de sufrir al menos un poco con los “Foria Relief Suppositores”, el nuevo producto creados por Foria, un laboratorio que se encuentra en California y estudia los complejos poderes del cannabis para crear afrodisíacos terapéuticos, y productos curativos.

Es que en realidad no son tampones. Más bien son supositorios vaginales. Sirven para relajar los músculos y ayudar a aliviar los dolores pélvicos, producidos por la menstruación. Como los que hace 40 años sufre Natalia: “Algunas veces el dolor es tanto que se extiende hasta la mitad de los muslos. Entre los 13 y los 19 mis dolores eran tan agudos que no podía pararme”.

“Si son muy intensos la sensación es como si tuvieras dos pelotitas, que son los ovarios, y una tenaza te los apretara. Es una puntada interna, como si te apretaran cualquier órgano por adentro”. Laura ya no tiene períodos menstruales pero el sufrimiento a lo largo de su vida fue tal que aún siente los dolores. El producto de Foria no es exactamente lo ideal para afrontar estos períodos. De hecho muchas mujeres hoy deciden dejar de usar los clásicos tampones, porque impide la normal evacuación del canal vaginal. 

Médicos e investigadores han iniciado estudios al respecto del nuevo producto con 400 mujeres que deberán administrarse los supositorios durante algunos meses. De esa manera registrarán los efectos que tienen sobre el dolor, inflamación, y síntomas causados por la menstruación. Algunas mujeres que los han probado, han tenido una reacción positiva aunque mencionaron que no han percibido ningún efecto psicoactivo. Una verdadera pena.

¿Cómo actúa en el organismo? 

Los cannabinoides activos afectan al sistema inmunológico y las terminaciones nerviosas del útero, los ovarios, y los tejidos circundantes del músculo bloqueando la sensación de dolor.

“Sabemos que el cannabis ayuda a aliviar el dolor. Vemos a muchos pacientes con dismenorrea (ciclos menstruales dolorosos). Es una forma fantástica de ayudarlos”, dijo Racked Morton Barke, ginecólogo y director médico del Centro de Evaluación Médica de la Marihuana en Venice, California.

Los tampones (o supositorios) están compuestos con crema de cacao, 60 mg de THC, el principal componente psicoactivo de la marihuana, y 10 mg de CBD, un cannabinoide no psicoactivo. Tienen apariencia semejante a un supositorio, son pequeños y ovalados y se introducen en la vagina como un tampón normal. Según la propia empresa pueden ser usados junto con un tampón normal. Para conseguir alivio y mayor protección y explicaron que el producto es completamente natural y seguro. Ya que ellos mismos cultivan la marihuana en su granja situada al norte de California sin el empleo de pesticidas.

No obstante, antes de poder ser comercializados serán analizados científicamente para conocer la efectividad del producto así como sus posibles efectos secundarios.

Por Rama

Más Artículos
EEUU, Nueva Jersey abre el llamado a nuevas empresas de cannabis
>