NEWS

Tricomas y terpenos: cómo afectan tus caladas

18 agosto, 2021, 9:00 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Los tricomas son microscópicas esferas de resina que recubren las hojas, los cogollos y tallos de la planta de cannabis. Descubre los diferentes tipos y sus influencias en este artículo.

Qué son los tricomas

Los tricomas son finos apéndices producidos por algunas plantas, algas y líquenes, entre otros. Cuentan con una diversa estructura y diferente función según su tipo.

Los tricomas pueden ser de dos tipos: uno son los tricomas no glandulares, que secretan su propia pared. Y otros son los tricomas glandulares, que elaboran sustancias.

Los interesantes del cannabis son los glandulares. Tienen un pequeño y delgado apéndice unido a la planta, y en su extremo una glándula, lo que comúnmente llamamos resina.

En estas glándulas, es donde se encuentran la práctica totalidad de los cannabinoides, terpenos y flavonoides presentes en la planta de cannabis.

Tricomas y terpenos

Su función no está del todo clara. Las investigaciones realizadas hasta el momento, llegaron a la conclusión de que el cannabis produce tricomas como defensa.

Por ejemplo su olor puede mantener alejados a animales herbívoros. Y también su acción como pantallas solares que protegen a los cogollos de los efectos de los rayos ultravioleta.

Diferentes tipos de tricomas

En las plantas de marihuana y cáñamo, se pueden diferenciar varios tipos de tricomas. Cada uno posee unas características únicas.

  • Tricomas bulbosos: son el tipo más pequeño de tricomas. Se pueden encontrar en toda la superficie de la planta, pero debido a que están hechos de una pequeña cantidad de células, son difíciles de ver.
  • Tricomas capitados sésiles: son más grandes que los tricomas bulbosos. Cuentan con cabeza glandular y una base muy corta. Son muy pequeños, de unos 20-30 micrones.
  • Tricomas capitados pedunculados: son los más grandes y de más valor. Su tamaño es de 200 a 300 micrones, por lo que se pueden ver a simple vista.
  • Tricomas unicelulares simples: no son tricomas glandulares. Es como un pequeño pelo que se puede ver a simple vista y que recubre las hojas de la planta. Su función se cree que es protectora.
  • Tricomas cistolíticos: tampoco son glandulares. A menudo tienen la forma de pelos delgados y curvados, como una garra.
  • Tricomas anterales sésiles: son tricomas glandulares pero de un tamaño menor que los tricomas capitados pedunculados. Pueden alcanzar los 80 micrones.

Influencia de tricomas sobre cannabinoides y terpenos

Las proporciones de cannabinoides, terpenos y flavonoides en una variedad es muy variable. En gran parte está determinada por la genética. Pero también llegan a influir mucho las condiciones ambientales.

Por ejemplo el calor excesivo puede hacer que algunos terpenos se evaporen y se pierdan. La misma variedad cultivada con temperaturas suaves puede saber y oler de otro modo totalmente diferente.

Tricomas y terpenos

Además los efectos de una planta no sólo se deben a los cannabinoides. Influyen también mucho el contenido de terpenos y en menor medida de flavonoides.

Puede que dos variedades con los mismos ratios THC:CBD presenten efectos totalmente diferentes. Se debe a la sinergía de los cannabinoides con los terpenos y flavonoides.

La producción de tricomas por parte de la planta es progresivo. Desde las primeras semanas de floración, se podrá ver como poco a poco van cubriendo los cogollos.

Con esto nos referimos a los tricomas glandulares. Los no glandulares los produce la planta desde las primeras semanas de vida.

Como decimos, los tricomas se componen principalmente de:

Cannabinoides

Se conocen hasta 113 cannabinoides en la marihuana. La inmensa mayoría son grandes desconocidos en cuanto a propiedades se refiere.

Los más estudiados son el THC y el CBD, que a fin de cuentas son los más importantes.

  • THC o Delta9-tetrahidrocannabidol: es principal componente activo de marihuana y el responsable de sus efectos psicoactivos. Tiene efectos analgésicos, relajantes y de estimulación del apetito. Además tiene propiedades antieméticas y posee una actividad antioxidante leve.

THC

  • CBD o cannabidiol: es el segundo compuesto más abundante en la planta de marihuana. No es es psicoactivo y actúa como modulador del THC. Por sus efectos, se usa para aliviar la ansiedad, el insomnio, las náuseas, la inflamación, las convulsiones
  • CBN o cannabinol: es un cannabinoide resultante de la degradación del THC. Algunos estudios sugieren que es el cannabinoide con más propiedades sedantes. Además tiene efectos antieméticos, antiinflamatorios, reduce el dolor, es antibacteriano, anticonvulsivo, estimula el apetito y disminuye la presión intraocular.
  • THCV o tetrahidrocannabivarina: algunos estudios sugieren que actúa como supresor del apetito, que tiene funciones sobre el proceso metabólico y es de posible interés como tratamiento para la diabetes y la intolerancia a la glucosa asociada con la obesidad.
  • CBC o cannabicromeno: no posee efectos psicoactivos. En algunos estudios realizados en ratones, este cannabinoide presentó un efecto importante en los indicadores de la depresión. También presentó efectos antiinflamatorios, antinociceptivo, neuroprotectores y normalizadores de la hipermotilidad gastrointestinal.
  • Cannabigerol o CBG: tampoco posee efectos psicoactivos. Se ha demostrado que alivia la presión interocular y es eficaz para tratar la enfermedad inflamatoria intestinal. Además aumenta la autofagia y la inducción de la apoptosis.

Terpenos

Los terpenos son compuestos orgánicos y el principal constituyente de los aceites esenciales de algunas plantas y flores.

Ejercen distintas funciones. Por un lado forman una protección frente a insectos y animales herbívoros. Y por otro, protegen a las flores de las altas temperaturas.

terpenos  blog full

Los terpenos se evaporan a temperaturas elevadas creando corrientes de aire que enfrían la planta y que reducen la transpiración. Así ayudan a la planta a resistir la temperatura elevada sin sufrir desecación.

Existen muchos terpenos en las variedades de marihuana, pero los que más abundan son:

  • Mirceno: este terpeno es el principal componente del aceite esencial de tomillo. Actúa como anti-inflamatorio, sedante, induce al sueño, relaja los músculos, altera la barrera hematoencefálica favoreciendo la entrada al cerebro de los cannabinoides y aumentando los efectos. Las variedades de cannabis Indica son las que suelen presentar más niveles de mirceno.
  • Pineno: es el principal componente de la resina de las coníferas. Su nombre deriva del pino, la conífera más famosa. Es un olor muy reconocible y es el terpeno más distribuido en la naturaleza. Tienen una amplia actividad antibiótica, es anti-inflamatorio, bronco-dilatador y puede llegar a tener efectos favorables sobre la memoria.
  • Limoneno: es el componente principal del aceite esencial de la piel de los cítricos. Es el segundo terpeno más distribuido en la naturaleza. El uso de este terpeno en la industria alimentaria como saborizante es muy amplio. Tiene efectos terapéuticos en ciertas enfermedades dermatológicas y propiedades antisépticas, sobre todo contra la bacteria del acné. Algunos estudios le sugieren efectos ansiolíticos, antidepresivos y contra el reflujo gastroesofágico.
  • Linalol: es uno de los principales compuestos del aceite esencial de la lavanda. Es un terpeno muy empleado como fragancia, desde ambientadores o productos de higiene o limpieza, hasta en insecticias. Posee efectos ansiolíticos, analgésicos y efectos sedantes por inhalación. Además presenta propiedades anticonvulsivas.
  • Eucaliptol: como se puede intuir, es un terpeno que se encuentra en el aceite esencial de eucalipto, de ahí su nombre. Tiene actividad repelente e insecticida y es utilizado como aditivo alimentario para dar sabor. Algunos estudios han demostrado cierta eficacia clínica del eucaliptol en asma, sinusitis y como anti-inflamatorio y analgésico local, propiedades immunosupresoras y anti leucémicas “in vitro”.terpenos 1000px
  • Cariofileno: es la la mezcla de tres compuestos: el alfa-carofileno, el betacariofileno y el óxido de cariofileno. Todos ellos están presentes en todas las variedades de marihuana. El óxido de cariofileno ha demostrado efectividad contra determinados casos de infección fúngica. El beta-cariofileno tiene propiedades anti-inflamatorias y analgésica frente a la dermatitis.
  • Ocimeno: posee un aroma herbal, a madera y dulce. Es un terpeno que se encuentra por ejemplo en la menta, pimienta, albahaca, mango o perejil. Algunos estudios demostraron sus propiedades antivirales, antimicóticos, antisépticos y descongestionantes, además de un efecto antibiótico. Se vaporiza a 100­ºC, por lo que para conservarlo se requiere delicadeza durante el secado y curado.
  • Terpinoleno: tiene un olor a flores y hierbas con un trasfondo a pino. Presenta propiedades antioxidantes, antibacteriales y antimicóticos. También tiene efectos sedantes. En este aspecto se relaciona bastante con los efectos relajantes de la marihuana. Se encuentra, ente otros, en la nuez moscada, árbol de té, coníferas o las manzanas.

Flavonoides

Los flavonoides son un grupo diverso de químicos vegetales. Los podemos encontrar no sólo en la marihuana, sino en muchas frutas, verduras y especias.

Existen más de 6.000 flavonoides y son en parte responsables de los intensos colores de las frutas y verduras. Y como no, también intervienen en la pigmentación del cannabis.

Los flavonoides cumplen diferentes funciones en las plantas. Las principales como decimos son la pigmentación ocasional.

flavonoides

Los colores amarillos en los pétalos de las plantas masculinas, por ejemplo cumplen la función de atraer insectos polinizadores.

O los colores azules son capaces de captar ciertas longitudes de onda de la luz. Esto permite a la planta reconocer el fotoperiodo.

Algunos de los flavonoides más comunes en las plantas de cannabis son:

  • Cannflavinas: poseen efectos antiinflamatorios ya que ejercen acción inhibitoria sobre la vía inflamatoria de las prostaglandinas.
  • Vitexina y Isovitexina: en la enfermedad de la gota, inhibe la peroxidasa tiroidea.
  • Kaempferol: estudios pasados bastante discutidos, sugirieron que este flavonoide podría reducir el riesgo de padecer cánceres y enfermedades coronarias.
  • Apigenina: reduce los efectos secundarios de la Ciclosporina A y actúa sobre los receptores de GABA ejerciendo acciones ansiolíticas y sedantes.
  • Quercitina: puede tener acción antivírica y efectos antiinflamatorios. Un estudio reciente parecería aportar datos de la aplicabilidad terapéutica de la quercitina en la fibromialgia por sus acciones antiinflamatorias.
  • Luteonina y Orientina: tiene efectos antioxidantes, antiinflamatorias y antibióticos.

Maduración de los tricomas

Los tricomas pasan por diferentes fases a lo largo de su desarrollo que indican su grado de madurez. Cosechar una planta de marihuana en su punto óptimo, sólo es posible observando los tricomas.

Tricomas transparentes

Una vez comienza la floración, comienzan a desarrollarse los tricomas. Estos primeros tricomas jóvenes son de color transparente.

Harvest 1

Apenas contienen cannabinoides, por lo que sería una imprudencia cosechar y fumar algún cogollo con los tricomas transparentes.

Tricomas lechosos o blanquecinos

En este punto, la concentración de cannabinoides y terpenos alcanza su mayor nivel, proporcionando unos efectos muy elevados.

Los tricomas lechosos mantienen este aspecto durante unas dos semanas. Después, se vuelven de color ámbar, lo que significa que cambian su composición fitoquímica.

Tricomas ambarinos

Los tricomas de color ámbar indican que algunos cannabinoides y en particular el THC, comienza a degradarse en CBN.

El CBN no posee la alta psicoactividad del THC, sino que ofrece unos efectos más relajantes, corporales y aletargados.

El momento óptimo de cosechar

La maduración de los tricomas no es el mismo en todas las partes de la planta. Y ni siquiera en el mismo cogollo maduran todos al mismo tiempo.

Es posible que los tricomas de las zonas altas y exteriores estén maduros, mientras que los tricomas de los cogollos bajos aún no lo estén.

cosechar

Lo ideal es cosechar cuando la mayoría de tricomas sean de color lechoso, con algunos tricomas transparentes y otros de color ámbar.

Dado su tamaño, será necesario echar mano de un microscopio o lupa de gran aumento para conseguir diferenciar bien su estado basándose en su color.

Una planta cosechada prematuramente no tendrá un efecto tan contundente como cosechada en su punto. Y una planta cosechada tarde, tendrá unos efectos más sedantes de lo esperado.

Pero como siempre, será el propio cultivador basándose en su experiencia el que determine el momento óptimo de la cosecha según sus gustos.

Una planta de cannabis cosecha con la mayoría de tricomas trasparentes y algunos lechosos, tiene un efecto más energizante. En ocasiones hasta casi espídico.

En cambio una planta cosechada con la mayoría de tricomas de color ámbar, presentará unos efectos más relajantes y narcóticos debido a una mayor presencia de CBN.

Cómo mejorar la producción de tricomas

Es posible mejorar la producción de cannabinoides y terpenos. La principal es con la iluminación. Y en este caso, nada mejor que la iluminación LED.

Mediante la combinación de diodos de diferentes espectros, se puede conseguir un espectro luminoso prácticamente igual que el del Sol.

ledsmeds

Esto no es posible con lámparas de vapor de sodio o HPS. Producen un calor excesivo que hace que muchos terpenos se volatilicen.

Este tipo de lámparas fueron concebidas para su uso en alumbrado público, aunque fueron adoptadas por los cultivadores por su buen rendimiento y bajo coste.

Además su espectro aunque indicado, no es el ideal para las plantas de cannabis. La aparición de los LED como decimos, han hecho posible conseguir cosechas de una calidad nunca antes vista.

En los LED que cuentan con control de espectro, se ha comprobado que eliminando la luz roja y dejando únicamente la luz azul en los últimos días de cultivo, la producción de terpenos se incrementa significativamente.

Una de las teorías de este incremento es que al proporcionar sólo luz azul, las plantas de marihuana cambian su prioridad fotosintética. En lugar de producir biomasa, la energía la gasta en la producción de terpenos.

Desde luego que la luz roja es necesaria para la floración y el desarrollo de los cogollos. Pero en esos últimos días, ya habrán alcanzado su máximo desarrollo y se puede suprimir sin causar un impacto en la cosecha.

También existen algunos productos que aumentan sensiblemente la producción de tricomas. Y por consiguiente la producción de cannabinoides y terpenos.

Haciendo extracciones con los tricomas

Aunque la mayoría de los consumidores optan por fumar la hierba, cuando se quiere disfrutar únicamente de los tricomas no hay nada mejor que hacer algún tipo de extracto de marihuana.

Básicamente se trata de separar los tricomas de la masa vegetal. Existen varias formas de hacerlo y os las resumiremos a continuación:

Extracción en seco

Es sin duda la más respetuosa con los terpenos. Para ello se usa una fina malla por la que se irán colando los tricomas, pero no permite el paso de la materia vegetal.

hachis 1

Este es el sistema tradicional de elaboración del clásico hachís. El resultado es un polvillo que se amasa y compacta para darle su típico aspecto.

Desde grandes máquinas automáticas con las que procesar varios cientos de gramos de cogollos, hasta los más simples hash maker para procesar unos pocos gramos.

Extracción con agua y hielo

Este sistema ofrece un gran rendimiento, aunque no es tan respetuoso con los terpenos como el anterior. También se conoce como bubble hash.

Los tricomas del cannabis no son hidrosolubles, es decir que no se disuelven en agua. Para elaborarlo será necesario al menos una malla en la que quedará retenida la materia vegetal.

Estas mallas existen de diferentes micrajes, que permitirá realizar hachís de diferentes calidades. Los tricomas más grandes serán los de mayor calidad, mientras los más pequeños serán de una calidad inferior.

En un cubo, se coloca la malla o mallas y se llena de agua y hielo. Se introduce la hierba y se agita fuertemente con una batidora de varillas.

hachis2 blog cdn

Los tricomas con la temperatura se desprenderán de la hierba y se colarán por la primera malla. Si se usan varias mallas, los tricomas más grandes quedarán retenidos en la segunda malla.

Los que son un poco más pequeños quedarán retenidos en la tercera malla y así sucesivamente. Para terminar se retiran las mallas y se escurren bien para eliminar el agua.

Por último, sólo queda dejar que el agua que aún contiene se evapore por sí sola en una bandeja, caja de madera o similar.

BHO

El BHO es la abreviatura de Butan Hash Oil. En este caso se usa gas que actúa como solvente, y un tubo de extracción donde se introduce la hierba.

Este tubo cuenta con un orificio superior por donde se inyecta el gas, y uno o varios orificios inferiores por donde saldrán los tricomas en estado líquido.

Cabe destacar que trabajar con gas inflamable siempre requiere precaución. Este tipo de extracción se deberá realizar en un lugar ventilado y evitar cualquier tipo de llama durante el proceso si no quieres salir en los telediarios.

El BHO recién salido del tubo de extracción presenta un aspecto similar al de la miel en cuanto a color y textura. Pero estará lleno de pequeñas burbujas de gas que hay que eliminar.

El proceso siguiente se llama el de purgado, que consiste en eliminar estas pequeñas burbujas antes de poder consumirlo.

Rosin Tech

Es una técnica de extracción que se ha puesto de moda por varios motivos. Por un lado no necesita ningún tipo de procesamiento posterior. También es rápido, consiguiendo un extracto listo para consumir.

En su contra, no es el sistema con el que mejores rendimientos se obtienen. Tampoco el más respetuoso con los terpenos, como veremos. Y la cantidad de cogollos que se pueden procesar es muy limitada.

rosin tech

Para hacer rosin sólo necesitamos cogollos, un trozo de papel antiadherente, una prensa y calor. Como prensa puede servirnos unas planchas del pelo. Pero sólo se podrá procesar como mucho uno o dos gramos de hierba.

Se dobla el papel antiadherente a la mitad y se introduce un pequeño cogollo en su interior. Después usando las planchas del pelo, se aplica presión.

La alta temperatura unido a la presión hará que el cogollo exude los tricomas. Cuando se termine y se abra el papel, se puede ver el cogollo completamente aplastado y rodeado de una resina dorada adherida al papel.

Se puede retirar con un dabber o una cuchilla. Y se puede consumir inmediatamente sin ningún tipo de proceso posterior.

Conclusión

Gracias a los tricomas, la marihuana es la planta tan especial que a muchos nos enamora. En ellos se encuentran principalmente los cannabinoides, responsables en gran medida de sus efectos psicoactivos. Pero también y no menos importantes, se encuentran los terpenos y flavonoides. Estos últimos, cuentan con sus propias propiedades y efectos cuando actúan en sinergía con los cannabinoides.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular