Vaporización: Consejos para comprar nuestro primer vaporizador

La vaporización en cambio es lo más similar a fumar y se sitúa como segunda opción más usada por detrás del típico porro.

Macfoto

Cada vez son más los consumidores que buscan métodos alternativos y menos perjudiciales que fumar cannabis como la vaporización. En gran medida se debe al aumento de consumidores terapéuticos que lo que menos pretenden es beneficiarse de los efectos del cannabis, pero por otro perjudicarse con los tóxicos producidos por la combustión. Los consumibles son una gran opción. Pero requieren de una preparación previa, los efectos pueden llegar a ser impredecibles y son muy retardados, una media de una hora para que el organismo asimile los compuestos.

La vaporización en cambio es lo más similar a fumar y se sitúa como segunda opción más usada por detrás del típico porro. No se tardará mucho más en tenerlo listo para vaporizar, que en liarse un porro. Y además resulta mucho más discreto en cuanto a tema de olores cuando se usa en lugares con gente.

¿CÓMO FUNCIONA UN VAPORIZADOR?

Un vaporizador funciona por el principio básico de calentamiento y por debajo de la temperatura de combustión. Ésto permite que los compuestos del cannabis se vaporicen pero la materia vegetal no se queme, con lo que pasaríamos de vapor a humo. Da igual el modelo de vaporizador, sea manual, eléctrico o a gas, de sobremesa o portátil, de convección o conducción… todos tienen un funcionamiento prácticamente idéntico.

¿DE SOBREMESA O PORTÁTIL?

Es la duda por excelencia que surge a la hora de decidir qué vaporizador comprar. Lo primero que se debe plantear, es principalmente dónde lo usaremos. Si lo tenemos pensado usar siempre en casa, merece la pena invertir en un vaporizador de sobremesa, pensemos que por su tamaño cuentan con más prestaciones que uno portátil. Si lo vamos a usar principalmente fuera de casa, la decisión es fácil: un portátil.

¿CONDUCCIÓN O CONVECCIÓN?

En cuanto al tipo de calentamiento de las hierbas, los vaporizadores pueden ser de conducción, es decir que vaporizan cuando una superficie caliente entre en contacto con la hierba, y que son los más habituales. O por convección, que la hierba es vaporizada gracias a un flujo de aire caliente que la atraviesa. Éstos son la minoría, generalmente los más caros y los que mejor calidad de vapor ofrecen, como es el caso del Volcano.

¿PARA HIERBAS, CONCENTRADOS O E-LÍQUIDOS?

Un buen fotógrafo te dirá que una buena cámara de fotos debe sacar buenas fotos, no grabar buenos vídeos. Hoy en día, y es una opinión personal, merece la pena comprar un buen vaporizador de hierbas, y otro de extractos si se le va a dar un uso regular. Cierto que hay algunos modelos que cuentan con accesorios para poder vaporizar hierbas y extractos con gran calidad. Pero las pipas eléctricas o e-cigars son más sencillo y mucho más baratos que un vaporizador para hierbas. Y además trabajan a unas temperaturas más específicas.

¿VAPORIZACIÓN, CONTROL DE TEMPERATURA?

Prácticamente todos los vaporizadores para hierbas cuentan con varias al menos 3 temperaturas predefinidas que oscilan en un rango de 180 y 220ºC. Otros van más allá y cuentan con regulación grado a grado. No deja de ser una mejor opción, pero no es relevante. Las temperaturas predefinidas ofrecen unos intervalos muy apropiados para vaporizar. Los vaporizadores exclusivamente para concentrados y e-líquidos, suelen tener una única temperatura, con algunos modelos que sí cuentan con en este caso, control de potencia ya que trabajan con una resistencia.

¿Y EN CUANTO AL PRECIO?

Finalmente, el precio puede ser en principio a lo que más pretendamos ajustarnos. Pero suele suceder que los vaporizadores más económicos no son lo esperado, sobretodo en cuanto a densidad del vapor. Los precios, que pueden ir de los 50 a los 800 euros e incluso algo más, no son sólo caprichos de fabricante. Aunque ambos vaporicen, la calidad de componentes hará que la experiencia llegue a ser completamente diferente. Siendo algo que nos dará mucho juego y que nos durará muchos años, mi consejo es hacer una buena inversión.

Más Artículos
Los expertos recomiendan: Catalogar la “dosis” de cannabis
>