Etiquetas Posts etiquetados con "Abonos"

Etiqueta: Abonos

por -
1 6.473 vistas

La ortiga no es sólo una mala hierba, si no un gran aliado en el cultivo de marihuana como un potente abono o un eficaz insecticida y fungicida. Quieres saber cómo sacarle el máximo partido?

La ortiga es una planta con muchas propiedades donde podemos destacar las medicinales como pueden ser digestivas, hepáticas, laxantes o antidiabéticas, además de que favorecen la eliminación de líquido y toxinas. También se usan para fabricar pasta de papel, tinte para colorear telas y fibras textiles para confeccionar cuerdas, redes, velas de barcos y ropas como sucedió durante la Primera Guerra Mundial ante la escasez de otras fibras. Pero el uso de la ortiga que trataremos es su uso en el cultivo de marihuana o más bien podríamos decir usos, ya que son varios.

La Ortiga o Urtica es considerada una mala hierba muy común en casi todas partes, especialmente en lugares húmedos y con mucha materia orgánica como orillas de carreteras, basureros o zonas próximas a compostadoras. Su principal característica y de la que deriva su nombre son los pelos urticantes que poseen y que causan irritaciones en la piel al entrar en contacto con ella y que es la causante de la mala fama que la precede. Existen dos tipos bien diferenciador, la ortiga mayor y la ortiga menor. La primera es la más común, crece de 50 a 150cm con tallos largos, delgados y cuadrados, siendo la más usada por sus características. Y la ortiga menor, de un tamaño máximo de unos 50-60 cm y produce una irritación mucho mayor que la anterior.

La Ortiga mayor y que podremos encontrar más fácilmente es la que nos importa y coincide con la marihuana en que es una especie dioica, es decir nos podremos distinguir plantas macho y hembra y donde además asemejan bastante en la manera de florecer. Aunque nos la podremos encontrar en cualquier época del año, la veremos florecer a partir de Julio, así que cualquier época del año es ideal para recogerla y darle el uso que merece y no tratarla simplemente como una mala hierba y deshacerse de ella en el caso de que crezcan en nuestro huerto, jardín o cualquier terreno de nuestra propiedad.

LAS CARACTERÍSTICAS DE LA ORTIGA

La ortiga tiene un alto contiene en minerales como el nitrógeno, hierro, calcio, potasio, azufre, fósforo, silicio, molibdeno, vanadio y manganeso, que por ser formas orgánicas son fácilmente asimilables por parte de las plantas. Además contiene hormonas vegetales como citoquininas, auxinas, y gileberelinas. Todos estos elementos son imprescindibles para el crecimiento, pero en especial el vanadio y el molibdeno, que son imprescindibles para que las bacterias fijadoras de puedan sobrevivir. Produce oxigeno (de un 7% a un 20% dependiendo de si es fresca o seca) y contiene varias vitaminas entre ellas B2.

Todo ésto hacen que sea muy útil como abono de crecimiento o como corrector de carencias de nitrógeno. En cualquier sitio donde crezcan ortigas, podremos estar seguros que crecerá la marihuana con una gran explosividad debido a la gran calidad y cantidad de nutrientes del suelo. Te dejamos algunos de los beneficios del caldo de ortigas en los cultivos:

20050722140543!Illustration_Urtica_dioica0En el suelo: estimula la vida microbiana del sustrato lo que mejorará su estructura. Enriquece el compost y es una delicia para las lombrices de la compostadora, produciendo un humus mucho más nutritivo.

En las raíces: estimula su crecimiento y favorece el desarrollo de raíces más raíces primarias y secundarias. Aumento de la actividad de las micorrizas.

En las hojas: promueve la formación de clorofila y fortalece las paredes celulares, lo que ofrece mayor resistencia frente al ataque de plagas de insectos y hongos.

En las flores: induce la floración y aumenta la presencia de aceites esenciales. Los cogollos son más aromáticos y potentes.

En las semillas: aumenta la tasa de germinación y la resistencia a las enfermedades criptográmicas causadas por causada por hongos u organismos filamentosos.

La ortiga es además un insecticida ecológico muy eficaz y potente que podremos usar contra plagas de pulgones, estadios larvarios de cochinillas y otros insectos pequeños como trips o incluso araña roja y otros ácaros. También actúa como repelente lo que hará que las plantas no sean agradables para entre otras, las mariposas o polillas, que no se sentirás atraídas para hacer sus puestas de huevos. Por último y no menos importante, dificulta la evolución de muchos hongos que pueden afectar al cultivo de marihuana con humedades no muy altas como el oídio, mildiu o roya.

RECETA PARA EL CALDO DE ORTIGA

Para hacer un caldo de ortiga deberemos cortar unos 1000 gramos de ortigas frescas y preferentemente antes de que estén en floración y en el caso de que lo estén, que no tengas semillas. Las ortigas las ponemos en un recipiente y junto a 10 litros de agua. Lo puedes hacer más concentrado con un quilo de ortigas y un litro de agua, al final la única diferencia es la disolución que tendrás que hacer a la hora de aplicarlo. Debes dejarlo reposar y fermentar durante unos 10-15 días, removiendo cada 2-3 días. El olor es insoportable, así que puedes usar una garrafa para evitar a todas horas estar oliendo esa asquerosa mezcla. Pasados esos días ya puedes colarlo y guardarlo en botes o botellas para usar cuando lo necesites durante aproximadamente unos 3 meses antes de precipite y pierda propiedades. Los restos puedes tirarlos a la compostadora al igual que todas las ortigas frescas que puedas. Repetimos que a las lombrices les encantan y producen un humus excelente.

nettlefertalizer_1626362iLa dosis que se debe usar varía de la finalidad de su uso, mientras que para facilitar la germinación de semillas se pueden remojar en el caldo concentrado, para la lucha contra insectos se puede usar hasta 3 veces al día en disoluciones de un 10% o para la corrección de carencias severas hasta un 30-40%, tras unos cuantos usos comprobarás que dosis irán mejor. Los riesgos de sobrefertilización son muy bajos y los beneficios en los cultivos muy abundantes como te acabamos de contar.
Y no te preocupes si no tienes acceso a ortigas o simplemente te da pereza o no tienes tiempo para preparar un caldo, actualmente el mercado nos ofrece productos como Urtifer de TRABE o Urtica de General Organics, preparados a base de ortigas tan fáciles de usar como cualquier otro abono o aditivo. Si eres un apasionado del cultivo orgánico o ecológico, tus plantas de marihuana te lo agradecerán con increíbles crecimientos y mejores floraciones.

por -
1 811 vistas

Bud Ignitor es una nueva fórmula líquida a base del exitoso Bud Blood (sangre de cogollo) y una variante para floración del VHO (Very High Output) el cuál hace desarrollar a las plantas distancias internodales más cortas, dando lugar a un cogollo central extraordinario desde la punta hasta la base. También acelera el proceso de formación de flores iniciales, viendose claramente una respuesta más rápida al cambiar los tiempos del fotoperiodo para floración.

La finalidad de este producto es desarrollar cogollos más abundantes y rápidos en madurar, lo cual nos permitirá también hacer más cosechas en el mismo periodo de tiempo. ANÁLISIS GARANTIZADO: Fosforo (P2O5) 2% Potasio soluble (K2O) 4% Instrucciones de uso: Use 2 ml por litro de agua durante las primeras 2 semanas de floración.

  • Usar las primeras dos semanas de floración, 2ml/l
    • Aprieta los internudos.
    • Más flores.
    • Más crecimiento vertical.
  • Tu puedes elegir usar Bud Ignitor en la primera semana.
    • Esto depende de la cantidad de tiempo que tienes para cultivar.
  • Contiene:
    • Elementos altamente solubles.
    • Extracto de algas fraccionado.
  • Este producto es más completo y remplaza a Bud Blood.
  • Siguiente generación de potenciadores de cogollo.
  • Se usa en la zona de raíces.
  • Se puede usar la primera semana de floración o dependiendo de las necesidades las dos primeras semanas.
  • NO usar en spray foliar.

por -
0 320 vistas

Grow Natural es una fórmula concentrada natural de cultivo de último diseño para dar a sus plantas las bases ricas en nutrientes necesarios durante el periodo vegetativo y de floración

Humboldt Nutrients Grow Natural es una perfecta formula muy concentrada y creada para que las plantas obtengan los nutrientes necesarios para que en su periodo de crecimiento puedan alcanzar su máximo potencial.

Grow Natural esta producido por una mezcla de pescado de mar y extractos de algas marinas, quillajsaponaria, bentonita, yuca y extracto de caña.

Los ingredientes de este fantástico producto ayudan a promover y facilitar la creación de bacterias y hongos beneficiosos para el cultivo y así asegurarte una buena cosecha.

El uso de Grow Natural de Humboldt en tu cultivo también te proporcionará sabores plenos y aromas especiales además de grandes ramilletes gracias a la utilización de ingredientes ricos y puros.

Grow-Natural-300x300Análisis 

El nitrógeno total (N) …………………………………… .. ……………… ..3.00%
1.80% Nitrógeno amoniacal
1,12% soluble en agua Nitrógeno
0,08% de nitrógeno nitrato
Disponible Fosfato (P2O5) … ………………… .. …………………… 1,00%
Soluble potasa (K20) …………………………………………………… 3,00%
de calcio (Ca) …………………………………………………………… ..1.00%

por -
0 263 vistas

En esta época cuando en el hemisferio norte los cultivos ya están empezando a brotar o en muchos casos están creciendo, una buena alimentación para tal fin es imprescindible. Hesi Hidro Crecimiento es un abono de primera calidad para plantas en crecimiento. Hesi es una marca de fertilizantes que nos proporciona una gran seguridad y calidad en sus productos gracias a sus años en en este sector que han hecho de esta marca una de las más reconocidas.

Hesi Hidro Crecimiento también es un producto muy utilizado también para los cultivos hidropónicos mejorando sustancialmente el crecimiento y la salubridad de las plantas. Un gran aporte de nitrógeno en forma de sales muy solubles es lo que te aporta este producto y que hará que se mantenga en óptimos niveles de clorofila y nitrógeno durante todo el crecimiento de la planta, proporcionándonos plantas verdes y fuertes desde el primer día.

En Hesi Hidro Crecimiento se han reunido en la misma botella los componentes habituales A y B. Esto te dará la máxima comodidad y para una alimentación óptima. Hesi Hidro Crecimiento contiene materias complejantes que mantienen estables los oligoelementos y los hacen tolerantes a los componentes de bloqueo. De este modo permanecen estables hasta que la planta los absorbe. Además las materias complejantes hacen que los oligoelementos sean independientes del valor de pH, de modo que siguen disponibles a cualquier nivel.

Dosis y modo de empleo de Hesi Hydro Crecimiento:

Usar 5ml/L en tu agua del depósito según el fabricante, pero se recomienda medir la Ec para no excedernos con los nutrientes. Máximo 1.0 en crecimiento, recomendado 0,8

Composición: Nitrógeno 2,6%, fósforo 1,9%, potasio 3,6%; Ademas de magnesio, calcio, azufre

oligoelementos: Hierro, manganeso, zinc, cobre, boro, molibdeno, yodo, cobalto, vitaminas b1, b2, b3. Azúcares vegetales y aminoácidos

por -
0 457 vistas

Bio Supermix es un fertilizante natural único y muy completo. Es equilibrado y contiene entre otras cosas, hongos y bacterias vivas, vitaminas y minerales, oligoelementos, humus de lombriz y guano Perú para un desarrollo óptimo de la planta.

Bio Supermix genera un suelo rico en vida y aumenta la resistencia de la planta

Dosificación:

Tierra: 1 litro por 10-20 metros cuadrados

Sustrato: 25-50 litros por cada 1.000 litros de sustrato

Envase:

Ollas/Cubos/Sacos de 1,5 y 25 litros

Comprar Bio Supermix de Plagron

por -
3 9.229 vistas

Con la finalidad de cultivar cogollos grandes y sanos tus plantas necesitan los fertilizantes y nutrientes adecuados. Al igual que un atleta necesita una dieta para alcanzar el nivel de rendimiento máximo, lo mismo necesita tu planta. Lleva tus cogollos al máximo de su capacidad con estas ideas sobre fertilizantes. Tú puedes fabricar tu propio fertilizante o puedes adquirirlos en tu centro de jardinería local, sólo debes estar seguro de las necesidades de tu planta.

Vermiculita y Perlita

La vermiculita y perlita son dos fertilizantes comerciales de tipo granulosos hechos al calentar la mica a partir de los 760º C y 892º C respectivamente. El proceso de calentamiento provoca que los minerales se expandan y se hagan porosos; el granulado blanco resultante puede absorber hasta cuatro veces su propio peso en agua, que retengan el aire, y que mantengan la densidad de la tierra de las macetas evitando que el suelo se endurezca y se convierta en una masa sólida al secarse.

El propio mineral proporciona potasio, magnesio y calcio que filtra al suelo con el paso del tiempo alimentando las raíces. El granulado de cada fertilizante es mejorado aún más al suturarlo con una combinación de nutrientes que se liberará con el paso del tiempo.

Para el cultivo hidropónico, la perlita y la verniculita son típicamente utilizadas en una alta concentración de fertilizante al 50 por ciento, siendo el resto de la combinación agua y turba de musgo (se ha demostrado que es difícil excederse al fertilizar con cualquiera de los productos).

Los cultivadores en tierra pueden usar un ratio mucho menor de la parte de vermiculita o perlita por cada diez de tierra. La perlita y la vermiculita son normalmente vendidas en formato de bolsas de 0.4 pies cúbicos (110 gramos aprox.) o de envases de 6 pies cúbicos (1,6 kilogramos aprox.) Fuente

por -
0 565 vistas

Muchos de los productos similares contienen colorantes y tintes, pero Big Up en polvo está libre de todos estos ingredientes innecesarios. Big Up está especialmente formulado para ofrecer de manera eficiente altos niveles de fósforo y potasio, Big Up en polvo se ha diseñado específicamente para la primera semana y semanas finales del período de floración

Las plantas se encuentran en una fase de transición durante la primera semana. Mediante la introducción de Big Up en polvo en la primera semana de la floración, efectivamente acciona el cambio en su planta y lo envía inmediatamente a un ciclo de floración intensa. Big Up también proporciona el impulso final de energía que las plantas necesitan para terminar el ciclo de floración y que hace las flores más grandes que jamás hayas visto. Big Up en polvo contiene una cantidad diversa de ingredientes especialmente formulados que muchos productos de la competencia simplemente no ofrecen, el fabricante tiene la confianza en su calidad y rendimiento. Los clientes se sorprenden con el Big Up en polvo por los resultados consistentes que ofrece esta excelente aditivo.
Después de usar Big Up en polvo, hay que esperar que las flores de la cosecha sean mucho más grandes que en los cultivos anteriores.
33% Potasio soluble (K2O),
23% Fosfato monopotásico, Ascophyllum nodosum.
2% de ácidos húmicos (DERIVADOS DE Leonardita)
Primera aplicación: cucharadita Agregue 1 / 2 por galón al comienzo de la floración para cambiar las plantas a floración. Esto aumentará la concentración de 150-300 ppm.
En segundo lugar la aplicación: Añadir una cucharadita por galón de solución nutritiva. Esto aumentará la concentración de 300-400 ppm. Aplicar a las 3 semanas.
En tercer lugar de la aplicación: Añadir 2 cucharaditas por galón de solución nutritiva. Esto aumentará la concentración de 500-700 ppm. Aplicar con dos semanas.

por -
0 532 vistas

Cocos A&B es un abono básico biomineral fuertemente concentrado para utilizar en las fases de crecimiento y floración de la planta. Este abono liquido es fácil de utilizar y proporciona una fertilización balanceada para obtener un resultado óptimo. Cocos A&B fue especialmente desarrollado para el cultivo en todo tipo de sustratos amortiguados con coco, y es de aplicación universal.

-Nutrientes fácilmente absorbibles sobre un amplio rango de ph

-No produce cristalización en tanque fertilizante

-Fuertemente concentrado, por tanto económico en el uso

-idóneo para todo tipo de sistemas de riego

Uso y dosificación

Añadir como máximo 4 ml de Cocos A por 1 litro de agua (1: 250)

Por cada dosis de Cocos A, añade una misma cantidad de Cocos B.

Utiliza la combinación de Cocos A y Cocos B en cada riego

Envase

Botellas/Garrafas de 1,5 y 10 litros

Consejos de Plagron

-Proporciona una cantidasd suficiente de aqgua para provocar un drenaje diario de 10-25%

-La incorporación de ácidos húmicos y fúlvicos incremente el vigor de las raíces y estimula aún más la floración.

Compar Cocos A y B de Plagron

 

por -
3 6.943 vistas

Todos aquellos que viven cerca de granjas porcinas de una forma directa o indirecta han oído hablar de los lixiviados, esa sustancia líquida de desecho procedente de las deyecciones líquidas y sólidas del ganado que tanto contaminan las aguas subterráneas.

Con la aparición de los primeros abonos de síntesis basados sobre todo en el nitrato amónico, se fue relegando a un segundo plano el uso de los abonos orgánicos procedentes de granjas. El gran auge alcanzado por la industria química dejó un problema añadido en las zonas rurales (que es donde se concentran la gran mayoría de explotaciones ganaderas): la contaminación de las aguas subterráneas por las sustancias líquidas que van filtrando a través del suelo hasta llegar a los acuíferos. Muchas regiones de nuestra geografía saben mucho de esto, ya que los pozos de agua que abastecen a las poblaciones han dejado de ser potables por la aparición de bacterias y microorganismos tóxicos que pueden desencadenar graves problemas de salud.

El uso de abonos químicos produce una triple contaminación, una de ellas de forma indirecta como acabamos de ver, pero las otras dos son de forma directa como la propia contaminación de acuíferos por la lixiviación procedente del uso abusivo de abonos nitrogenados, circunstancia muy común en diversas comarcas de la comunidad valenciana, y la que es peor de todas y que en la ciudad francesa de Toulouse saben muy bien el peligro que suponen este tipo de industrias, donde en septiembre de 2001 en la planta de la empresa AZF (Azote Fertilisants) fallecieron 30 personas y hubo más de 2500 heridos graves y 8000 heridos leves, como consecuencia de la explosión de cerca de 400 toneladas de amonitrato (fertilizante cuyo principal componente es el nitrato amónico).

Por otro lado, hay que saber que también los restos orgánicos vegetales producen un sobrante de agua en forma de lixiviado. Las plantas de procesamiento de RSU (Residuos Sólidos Urbanos) donde va a parar la basura que generamos también producen lixiviados, ya que hay material orgánico tanto de origen animal como vegetal que contienen agua y por tanto en su descomposición forman lixiviados además de otros materiales sólidos. El problema es grave para nuestras aguas sobre todo, pero ninguna administración parece querer tomarlo con la seriedad que corresponde. Estamos en un período de sucesivos cambios medioambientales, donde año tras año se baten récords de registros en todos los ámbitos. Con ello las reservas de agua debieran ser consideradas como un bien a proteger con carácter prioritario, no nos olvidemos que casi todo nuestro organismo es agua y de ella dependemos. Cada uno de nosotros puede minimizar la huella biológica que deja en la tierra con el simple hecho de compostar los RSU que genera. Con ello obtenemos materia orgánica en forma de humus sólido para nuestras plantas, y si además añadimos un sistema de recaptación de liquídos en nuestra compostera también podemos obtener humus líquido en forma de lixiviados.

Pero primero vamos a intentar conocer a fondo estas sustancias que pueden resultar tan contaminantes si no se les da el uso y tratamiento adecuado, pero que durante siglos han servido como fuente de nutrientes de campos y huertos.

Formación de lixiviados.

Existen dos tipos de tratamientos de la materia orgánica para evitar que se viertan en el suelo los lixiviados y por tanto se contaminen los acuíferos. Por un lado tendríamos el tratamiento de los residuos mediante una degradación anaerobia, es decir, sin presencia de oxígeno, y la que se le denomina biotemanización, ya que su resultado final es la obtención de gas natural en forma de metano. Por otro lado si tratamos los residuos sólidos orgánicos mediante degradación aerobioa (con presencia de oxígeno), lo que se conoce como proceso de compostaje, obtenemos un producto final estable que puede ser utilizado como abono orgánico y mejorador de suelos. Pero en ambos procesos se produce como resultado final liberación de agua, y ahí es donde nace el problema de qué hacer con los lixiviados de desecho.

Las empresas dedicadas al tratamiento de residuos actualmente tratan a los lixiviados con la intención de reducir los contaminantes presentes siguiendo las técnicas disponibles que son: Recirculación, Evaporación forzada, Tratamientos biológicos, Tratamientos fisicoquímicos, Tratamientos con membranas y por Procesos naturales.

Dado que el campo que nos ataña es el cultivo de marihuana vamos a centrar nuestra atención en lo lixiviados como uso de abono para enmienda orgánica de nuestros cultivos.

54913822

Composición de los lixiviados

La composición de los lixiviados varía de forma sustancial dependiendo del tipo de material orgánico de origen. Por regla general suelen ser líquidos de color muy oscuro y con un alto contenido en sustancias sólidas totales (entre 4.000 y 22.000 mg/l). El pH suele girar en torno a la neutralidad (6,5-8,5) y presentan una densidad próxima a la del agua (entre 980 y 1.020 g/l).

Su alta concentración de sustancias sólidas hace que los lixiviados tengan una alta carga orgánica (DQO entre 2.000 y 27.000 mg/l), así como un elevado contenido en

Nitrógeno (nitrógeno total entre 500 y 1300 mg/l) y una alta relación Carbono/Nitrógeno (C/N entre 2 y 18). Además y para satisfacción de cannabicultores poseen elevadas concentraciones de macronutrientes (C, N, P) y micronutrientes (K, Ca, Mg, Fe, P) que los hacen adecuados para uso como fertilizantes biológicos.

 

Cómo recoger lixiviados

El alto contenido en agua de los lixiviados es el principal impedimento a su comercialización, ya que supone un volumen y peso elevado que hay que transportar, con lo que resultaría más caro el transporte que el coste del propio producto. Pero en nuestro caso es reciclar en nuestra propia casa los restos de los residuos sólidos orgánicos que generamos con el fin de obtener humus sólido y líquido que posteriormente utilizaremos en nuestro vergel cannábico.

Es evidente que realizando una simple pila de compost no lograremos recoger los lixiviados que terminaran perdiéndose al infiltrase en el subsuelo pasando a ser digeridos por los microorganismos presentes en el suelo enriqueciéndolo de material orgánico y nutrientes. Muchos agricultores ecológicos van colocando la pila de compost al pie de los diversos árboles frutales, y van cambiándolo de sitio queda estación, aprovechando así los lixiviados del compost.

Para poder recoger los lixiviados resultantes del proceso de compostaje necesitamos una compostera que esté dotada de un sistema de recogida de líquidos. En el mercado existen composteras para recogida de lixiviados a buen precio y de tamaño ideal para balcones y terrazas. Dependiendo del material orgánico que utilicemos podemos producir con una compostera de medio metro cúbico unos volúmenes entre 100 y 200 litros de humus sólido y sobre 50-80 litros de humus líquido. El vermicompostaje, o compostaje con lombrices, es ideal para reciclar los RSU de casa. Las lombrices hacen el trabajo de degradación de los residuos orgánicos que generamos de una forma limpia, rápida y eficaz, dando como producto final un humus rico y fértil.

Para fabricarnos nuestra propia compostera de lixiviados necesitamos un recipiente que será el que recogerá los lixiviados finales, y tantas macetas grandes como altura quedamos darle al compostero que es donde colocaremos la materia orgánica y las lombrices para que nos ayuden a acelerar el proceso.

  1. Tomamos las macetas y les quitamos la base.

  2. Fijamos en el hueco de la base mediante bridas una rejilla de hierro y sobre esta una tela mosquitera de metal.

  3. Al recipiente de líquidos le instalamos en la base un grifo que nos permitirá el vaciado del tanque de lixiviados.

  4. Fabricamos una tapa para cubrir las macetas y evitar que el sol entre en

  5. Colocamos sobre el tanque una de las macetas y vamos rellenando con material orgánico. Cuando esté llena colocamos sobre ésta otra maceta y continuamos llenando de material orgánico lo que iremos repitiendo de forma sucesiva.

  6. Cada 2 o 3 meses podemos ir retirando las macetas que están más abajo ya que las lombrices habrán finalizado su proceso y ya habremos obtenido el humus sólido. Lo pasamos por un garbillo o tamiz y obtenemos humus que podremos guardar en sacos para ir usándolos periódicamente.

  7. A medida que el tanque de lixiviados vaya llenándose podemos ir procediendo al vaciado y almacenamiento de los lixiviados en bidones, para así ir utilizándolo a medida que las plantas nos lo demanden.

Uso de lixiviados en Cannabicultura

Los lixiviados además de producir sustancias nutritivas para las plantas, también pueden producir sustancias fitotóxicas pero eso depende bastante del tipo de material orgánico utilizado. Los restos de verduras y frutas son ideales pero tengamos en cuenta por ejemplo que en la fermentación de la piel de naranja se producen antibióticos que pueden afectar a la vida microbiana del composta y por tanto verse alterado el producto final al no haber sido degradadas determinadas sustancias. Con ello hay que decir que no podemos hacer un uso excesivo de los lixiviados.

Dado el estado licuado en el que se hallan los lixiviados su principal aplicación en cannabicultura es mediante fertirrigaciones. La composición y concentración de los lixiviados como ya hemos dicho no es homogénea, y depende en toda medida de los materiales utilizados y el origen de los mismos. El que obtenemos de restos de verduras y frutas es un lixiviado bastante suave que podemos utilizar en disoluciones 1:4 y con una periodicidad de una fertirrigación semanal. En cambio, los lixiviados procedentes de estiércoles aunque también dependen del tipo de ganado, suelen presentar mayor concentraciones de micro y macronutrientes, sobre todo en Nitrógeno debido a la urea presente, así como ácidos húmicos y fúlvicos que los de origen vegetal. Es por ello por lo que debemos andar con precaución cuando utilicemos lixiviados de origen animal, y no sobrepasar disoluciones de 1:10 de periodicidad semanal para evitar sobrefertilizaciones.

por -
0 359 vistas
Kulvic 40 Rizhum

El éxito de nuestras plantas está muy ligado a un buen cuidado de todos los aspectos que influyen en este fin. No escatimar en buenos productos puede ser la clave de una futura gran producción y en este caso, Kulvic 40, puede ser nuestro gran aliado y nuestro secreto

Se trata de una disolución estable de materia orgánica de origen vegetal. La presencia de un alto contenido de esta matriz orgánica convierte a KULVIC 40 en un producto capaz de ejercer una acción bioestimulante del cultivo además de mejorar las características físico-químicas del suelo.

Aplicaciones:

Su aplicación está concebida para estructurar el suelo, favoreciendo la retención de agua y la complejación de cationes bloqueados en el suelo, es decir, a mejorar las características físico-químicas del mismo, por lo que contribuye indirectamente a la nutrición de la planta, en base a elementos nutricionales secundarios y microelementos. Por ello conduce a un considerable aumento del sistema radicular y de la parte aérea de la planta. Así mismo resulta un buen coadyuvante para la desalinización de suelos.

Recomendaciones de uso
Hortícolas, plantas ornamentales, frutales y césped.

Dosis y modo de empleo
Aplicación por riego: 5 – 10 ml/L, realizar aplicaciones cada 7 – 30 días en función de la duración del ciclo de cultivo.
Aplicar solo en el caso de cultivo en campo (no en maceta).

Modo de acción
Absorción radicular.

Principales materias primas
Materia orgánica vegetal.

Mención y tipo de fertilizante
ABONO ORGÁNICO. Abono orgánico NK líquido de origen vegetal.

Compatibilidades
No debe mezclarse con aceites minerales, ni de pH extremos.

Plazo de seguridad: 0 días.

Formatos: 1L y 5L.

Composición
– Materia Orgánica Total: (45,0% p/p)
– Extracto Húmico Total:  (40.0% p/p)
– Ácidos Húmicos:  (4,0% p/p)
– Ácidos Fúlvicos:  (36,0% p/p)
– Nitrógeno Total (Orgánico):  5,0% p/p
– Potasio (K2O): 3,0% p/p
– pH: 4 – 5
– Densidad: 1,23 g/ml

Comprar Kulvic 40 de Rizhum

 

por -
1 2.619 vistas

tumblr_mogn77caPo1svcnw7o1_500Por Miguel Gimeno.- Como bien reza el refrán: “Más vale prevenir que curar”. Esa es la premisa en la que debemos basar la filosofía de nuestra manera de cultivar cannabis. Cualquier actuación que realicemos debe ir precedida de esta filosofía, no debemos dejar al azar algo tan importante como es el estado sanitario de nuestro cultivo. La mejor manera de prevenir es mantener fuerte y vigoroso el sistema inmunológico de nuestras plantas, lo que conseguiremos por medio de la nutrición y la aplicación de tratamientos preventivos a base de remedios que refuercen a las plantas.

En cultivos en suelo es más fácil procurar alimento a las plantas, pero cuando hablamos de maceta la cosa cambia, puesto que el volumen de tierra que contiene nutrientes es limitado. En este caso, hemos de anticiparnos a los futuras carencias alimentarias y bloqueos antagónicos que se pueden dar en el sustrato utilizado, por ello debemos de realizar fertirrigaciones alternadas a base de purines de estiércol, de ortiga, de consuelda, o humus líquido, acompañado todo de continuos trasplantes que impidan que se frene el crecimiento de las raíces.

Una vez controlada la alimentación, solo cabe que reforzar el sistema inmunológico de nuestras plantas por medio de pulverizaciones de diversos preparados naturales que tenemos a nuestra disposición. El extracto de propolis es uno de los mejores reforzantes que hay en el mercado, entre sus beneficios podemos destacar su cualidad antibiótica, es una sustancia antifúngica y antiséptica que previenen contra todo tipo de hongos, bacterias y virus, su composición es muy compleja y contiene una gran cantidad de elementos como bioflavonoides (sobre 500 veces más que la naranja). A pesar de no haberse podido todavía descifrar toda la composición exacta, se han detectado ya más de 250 elementos constitutivos y sobre 50 principios activos. Tiene presentes más de 50 grupos distintos de flavonoides, contiene resinas, aceites esenciales, bálsamos, oligoelementos, aminoácidos y vitaminas.

miguelEl suero de leche resultante de la elaboración de requesón también presenta determinadas propiedades que nos pueden ser útiles a la hora de potenciar la salud de nuestro vergel cannábico. El suero de leche es utilizado como mojante o sinergizante de otros productos empleados en la lucha contra pulgones y otros insectos chupadores, pero su efecto más significativo es, aparte del de alimentar pues contiene diversos minerales, es el de antifúngico y el de antivírico, sobre todo para virus de transmisión mecánica.

Por Miguel Gimeno

por -
2 1.665 vistas

20101102_ir-query-spotlight-2Por Miguel Gimeno.- Antes de iniciar un cultivo siguiendo las pautas agroecológicas, muchos cannabicultores se preguntan la incontestable cuestión de saber qué materiales y sustancias están permitidas en Agricultura Ecológica para poder seguir una línea de cultivo menos agresiva y con métodos más naturales. A día de hoy, la Agricultura Ecológica se rige por el Reglamento CEE Nº 2092/91 del Consejo de 24 de Junio de 1991, y sus posteriores modificaciones. En este Reglamento se asentaron las bases de lo que fue el inicio de la regulación de la actividad agroecológica como tal, allí en su Anexo II, apéndices A y B es donde se definen que tipo de abonos, enmiendas, sustratos y productos fitosanitarios pueden utilizarse en la práctica de la Agricultura Ecológica (A.E.) con fines comerciales. Evidentemente si se cultiva para uno mismo podemos ser más flexibles como es el caso de muchos agricultores, o por el lado contrario ser más estrictos si cabe. En A.E. está permitido el uso de piretroides sintéticos junto al uso de Butóxido de Pepironilo, que se usa como sinergizante, claro, en este último caso se sabe de sus cualidades cancerígenas y no debiera estar permitido. También se hace, en el citado Reglamento, unas cuantas exceptuaciones al uso de productos no englobados en las listas del Anexo II, como la falta de métodos, técnicas, sustancias,…, del Anexo II, que palien, frenen o erradiquen algún problema fitosanitario. Como se puede apreciar este Reglamento no es todo lo serio que debiera, pero era el inicio de lo que será la Agricultura del futuro, y si no, tiempo al tiempo.

En mi caso, yo abogo por ser lo más estricto posible en cuanto a la cannabicultura para autoconsumo se refiere, en otros menesteres no me meto. Si vamos a cultivar algo para nosotros mismos, evidentemente la Agroecología cannábica es la base en la que debemos desarrollar nuestros cultivos. Hemos de intentar obtener el mejor producto, la mejor calidad posible, …, lo que definiría como extraer la esencia que cada planta tiene en su interior, y elevarlo a la máxima expresión. Ahora claro está que primero debemos saber que materiales podemos utilizar para, aparte de extraer el mejor resultado en cuanto a calidad se refiere, intentar cultivar un producto lo menos tóxico posible, y entiéndase por toxicidad, no las propiedades enteogénicas, si no la contaminación con productos usados en su propio cultivo.

Volviendo al Reglamento Europeo, y en concreto a su Anexo II, cabe reseñar parte del contenido del mismo (ya que íntegro se haría muy extenso, pero os dejo este enlace para los que les pueda interesar: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/site/es/consleg/1991/R/01991R2092-20070101-es.pdf) para saber exactamente que materiales contempla el mismo, los cuales son válidos y bajo qué condiciones de uso:

ANEXO II

Parte A

Eggs Fertilizantes y acondicionadores del suelo

Productos en cuya composición entren o que contengan únicamente las materias numeradas en la lista siguiente:

  • Estiércol.

  • Estiércol desecado y gallinaza deshidratada.

  • Mantillo de excrementos sólidos de animales incluida la gallinaza, y estiércol compostado.

  • Excrementos líquidos de animales (estiércol semilíquido, orina, etc.) Utilización tras una fermentación controlada o dilución adecuada.

  • Residuos domésticos compostados o fermentados. Producto obtenido a partir de residuos domésticos separados en función de su origen, sometido a un proceso de compostaje. Únicamente residuos domésticos vegetales y animales.

  • Turba Utilización limitada a la horticultura (cultivo de hortalizas, floricultura, arboricultura, viveros).

  • Arcillas (perlita, vermiculita, etc.).

  • Mantillo procedente de cultivos de setas. La composición inicial del sustrato debe limitarse a productos de la presente lista.

  • Deyecciones de lombrices e insectos.

  • Guano.

  • Mezclas de materias vegetales compostadas o fermentadas. Obtenido a partir de mezclas de materias vegetales sometido a un proceso de compostaje o a una fermentación anaeróbica.

  • Los productos o subproductos de origen animal mencionados a continuación:

· Polvo de pezuña, de cuerno, de huesos o de huesos desgelatinizado.

· Harina de sangre, de pescado, de carne y de pluma.

· Lana, pelos y aglomerados de pelos y piel.

· Productos lácteos.

algae

  • Productos y subproductos orgánicos de origen vegetal para abono (por ejemplo: harina de tortas, oleaginosas, cáscara de cacao, raicillas de malta, etc.)

  • Algas y productos de algas. En la medida en que se obtengan directamente mediante: i) procedimientos físicos, incluidas la deshidratación, la congelación y la trituración, ii) extracción con agua o con soluciones acuosas ácidas y/o alcalinas, iii) fermentación.

  • Serrín y virutas de madera. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Mantillo de cortezas. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Cenizas de madera. Madera no tratada químicamente después de la tala.

  • Fosfato natural blando. Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo, modificada por la Directiva 89/284/CEE. Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P2O5.

  • Fosfato aluminocálcico Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE . Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P205. Utilización limitada a los suelos basicos (ph> 7,5).

  • Escorias de defosforación.

  • Sal potásica en bruto (pj: kainita, silvinita, etc.)

  • Sulfato de potasio que puede contener sal de magnesio. Producto obtenido de sal potásica en bruto mediante un proceso de extracción físico, y que también puede contener sales de magnesio.

  • Vinaza y extractos de vinaza. Excluidas las vinazas amoniacales.

  • Carbonato de calcio de origen natural (pj: creta, marga, roca calcárea molida, arena calcárea, creta fosfatada, etc.)

  • Carbonato de calcio y magnesio de origen natural (pj: creta de magnesio, roca de magnesio calcárea molida, etc.).

  • Sulfato de magnesio (pj: kieserita). Únicamente de origen natural

  • Solución de cloruro de calcio. Tratamiento foliar de los manzanos, a raíz de una carencia de calcio.

  • Sulfato de calcio (yeso) Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE. Únicamente de origen natural.

  • Cal industrial procedente de la producción de azúcar.

  • Cal industrial procedente de la producción de sal al vacío a partir de la salmuera natural de las montañas.

  • Azufre elemental. Producto definido por la Directiva 76/116/CEE, modificada por la Directiva 89/284/CEE.

  • Oligoelementos Elementos incluidos en la Directiva 89/530/CEE

  • Cloruro de sodio. Sólamente sal gema

  • Polvo de roca

Parte B. PLAGUICIDAS

bee_pollen_macro

1. Productos fitosanitarios

I. Sustancias de origen vegetal o animal

– Azadiractina extraída de Azadirachta indica (Árbol neem): Insecticida.

– Cera de abejas: agente para la poda.

– Gelatina: Insecticida.

– Proteínas hidrolizadas:Atrayente (*). Sólo en aplicaciones autorizadas en combinación con otros productos apropiados de la Parte B del Anexo II.

– Lecitina: Fungicida.

– Aceites vegetales (por ejemplo, aceite de menta, aceite de pino, aceite de alcaravea):

Insecticida, acaricida, fungicida e inhibidor de la germinación.

– Piretrinas extraídas de Chrysanthemum cinerariaefolium: Insecticida

– Quassia extraída de Quassia amara: Insecticida y repelente.

– Rotenona extraída de Derris spp, Lonchocarpus spp y Terphrosia spp: Insecticida.

 IV. Otras sustancias utilizadas tradicionalmente en la agricultura ecológica

– Cobre en forma de hidróxido de cobre, oxicloruro de cobre, sulfato de cobre tribásico u óxido cuproso. Fungicida. Hasta el 31 de diciembre de 2005, con un límite máximo de 8 kg de cobre por hectárea y año, y a partir del 1 de enero de 2006 hasta 6 kg de cobre por hectárea y año

– Sal de potasio rica en ácidos grasos (jabón suave): Insecticida.

– Polisulfuro de cal (Polisulfuro de calcio) Fungicida, insecticida, acaricida.

– Aceite de parafina: Insecticida, acaricida.

– Permanganato de potasio: Fungicida, bactericida.

– Arena de cuarzo: Repelente (*)

– Azufre: Fungicida, acaricida, repelente.

PROS Y CONTRAS:

Evidentemente nadie va a negar la gran productividad de algunos sistemas de agricultura convencional, llevado a su extremo con el cultivo de hidroponía. El rendimiento es mayor, pero no estamos hablando de cultivo para consumo propio, lo cual la mayor o menor productividad debe caer en detrimento de una mejor calidad, o por lo menos es mi sentir.

Los abonos, correctores, y fitosanitarios de síntesis químicas, son mucho más rápidos actuando y con una mayor contundencia, por así decirlo. Ahora también es mayor es desequilibrio que provocan tras su aplicación, en el caso de los abonos químicos las fluctuaciones en el pH del suelo son mayores que en los abonos orgánicos, y en el caso de los fitosanitarios, está claro que matan todo, son biocidas tremendamente potentes, y si matan también la fauna auxiliar seguiremos quedando indefensos ante cualquier agente patógeno que desee instalarse debido al vacío biótico que provocan estos potentes pesticidas y hervicidas.

miguelY los pros, son bien claros, mejores cualidades organolépticas y mejor cuidado del suelo, lo que conlleva a una sostenibilidad a largo plazo de los cultivos libres de plagas. Contaminación CERO, frente al riesgo que conlleva simplemente una planta de fabricación de fertilizantes, no voy a hablar de historia pero todos sabemos las catástrofes en diversas partes del mundo que se han producido por explosiones y accidentes en este tipo de empresas. Con todo ello, la reducción del riesgo para la salud es mayor que si usamos productos tóxicos, pero cada cual es libre de hacer lo que quiera, sólo que los cannabicultores ecológicos con sus cultivos restan a la contaminación y los convencionales la aumentan.

Por Miguel Gimeno

por -
0 580 vistas

Iguana Juice Grow es una poderosa mezcla de elementos orgánicos que estimula en tus plantas el desarrollo de ramas fuertes, un sistema radicular grande y sano.

Advanced Nutrients vuelve a sorprendernos con un nuevo y completo fertilizante líquido muy concentrado, diseñado para el crecimiento optimo de todo tipo de plantas en especial para las productoras de resinas y aceites esenciales o plantas medicinales de gran valor. Este poderoso fertilizante líquido es 100% orgánico y totalmente soluble.

Para su elaboración, se ha utilizado como base, pescado fresco de las cristalinas aguas del Pacífico Norte; con más de 70 macro y micro nutrientes diferentes, vitaminas, humus de lombriz, guano de aves marinas y de murciélago, extractos de krill (pequeños crustaceos del que se alimentan las ballenas y otros cetáceos), extractos (en frío) de yuca y alfalfa y diferentes tipos de cenizas volcánicas puras.

La cantidad de materia orgánica en una sola botella de IGUANA GROW, supera hasta en 15 veces la cantidad utilizada por cualquier otro fabricante de abonos orgánicos. Durante cuidadosas pruebas de cultivo obtuvimos rendimientos impresionantes, superando incluso a los obtenidos con nuestra legendaria fórmula de 2 componentes. IGUANA GROW vence con autoridad a otros fertilizantes orgánicos de la competencia. Esta poderosa mezcla de elementos orgánicos produce mejor crecimiento de tallos centrales y ramas laterales, desarrolla una enorme masa radicular en muy poco tiempo y robustece a la planta en general para la floración, preparandola para la formación de enormes cogollos, además fomenta que las distancias internodales sean muy cortas, produciendo densos, frondosos y pesados cogollos con sabor fresco y aromático que solamente pueden proporcionar los mejores abonos orgánicos.

Dosificación: 3,5 ml. por litro de agua

 

Comprar Organic Iguana Juice Grow

 

por -
1 2.454 vistas

Options-for-Organic-Fertilizers_largePor Miguel Gimeno.- La agricultura ecológica no solo se nutre de abonos y enmiendas orgánicas de origen vegetal o animal, también existe una fuente natural como son los abonos minerales, entendiendo por tales, a los abonos de origen mineral que sin haber sufrido ningún proceso químico de síntesis, están contemplados en la normativa de AE que entró en vigor en la Unión Europea en el año 1991 (Reglamento (CEE) nº 2092/91), y del que ya hablamos extensamente en estas líneas en números anteriores.

Como ya hemos dicho para que un abono mineral esté permitido en para agricultura ecológica no ha debido sufrir tratamiento químico alguno de síntesis, sino que los minerales que han sido obtenidos de la propia naturaleza se han de procesar por medios físicos y mecánicos.

Ya desde tiempos remotos la forma más generalizada de realizar abonados nitrogenados era a través del uso del conocido “Nitrato de Chile”, que procedía de la molienda de rocas de yacimientos originarios de Chile, fue tal su auge y uso en la primera mitad de siglo XX que casi se llega a exterminar con este recurso natural, hoy controlada su extracción. La diferencia en comparación con los abonos minerales de síntesis química está en la veloz solubilidad de éstos últimos, por ello a la hora de aplicar abonos minerales permitidos en A.E. debemos de tener en cuenta tal circunstancia y realizar los abonos cuando hagamos la preparación del terreno, e incluso añadiéndolos en forma de enmienda a la pila de compost.

Los fertilizantes minerales permitidos en A.E. además de ser una fuente económica de aportar nutrientes a las plantas, se complementan a la perfección con otro tipo de prácticas ecológicas habituales como el abonado orgánico y el abonado en verde. Muchos suelos previamente a ser cultivados pueden presentar déficit de uno o diversos minerales imprescindibles para el desarrollo de las plantas. Puede que solamente con los aportes orgánicos no contrarrestemos este déficit, ya que su riqueza y composición no es homogénea ni está garantizada. Para enmendar estos déficits del suelo los abonos minerales de la A.E. se presentan como una gran herramienta de trabajo para el cannabicultor.

El origen y procedencia de los fertilizantes minerales son sales minerales o rocas provenientes de yacimientos mineros y salinos, los cuales son tratados mediante procesos físico-mecánicos. Los procesos de obtención de abonos minerales deben ser procesos físicos ó mecánicos de transformación como disolución en caliente, filtración, decantación, calcinación, molienda, procesos electroestáticos,…

Abonos Minerales Naturales permitidos en agricultura ecológica

 

Denominación

Descripción, requisitos de composición y condiciones de utilización

Fosfato natural blando Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo3, modificada por la directiva 89/284/CEE4.
Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P2O5
Fosfato aluminiocálcico Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo3, modificada por la directiva 89/284/CEE4.
Contenido en cadmio inferior o igual a 90 mg/kg de P2O5.
Utilización limitada a los suelos básicos (pH >7,5).
Escorias de desfosforación Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Sal potásica en bruto (por ejemplo: kainita, silvinita, etc) Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Sulfato de potasio con sal de magnesio Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Derivado de la sal potásica en bruto.
Carbonato de calcio de origen natural (por ejemplo: creta, marga, roca calcárea molida, arena calcárea, creta fosfatada, etc.)
Carbonato de calcio de origen natural (por ejemplo: creta de magnesio, roca de magnesio calcárea molida, etc.)
Sulfato de magnesio (por ejemplo: Kieserita) Únicamente de origen natural.
Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Solución de cloruro de calcio Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Sulfato de calcio (yeso) Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo3, modificada por la directiva 89/284/CEE4.
Únicamente de origen natural.
Azufre elemental Producto definido por la Directiva 76/116/CEE del Consejo3, modificada por la directiva 89/284/CEE4.
Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Oligoelementos Elementos incluidos en la Directiva 89/530/CEE5.
Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Cloruro de sodio Solamente sal gema.
Necesidad reconocida por el organismo de control o la autoridad de control.
Polvo de roca

Acondicionadores minerales para la enmienda en suelos que presenten déficits de K, Mg, P ó S:

 

Nutriente

Producto a usar

Potasio Patentkali (30%)
Magnesio Epsonita (16% MgO),
Kieserita (20-27%),
Patentkali (10%)
Calizas dolomíticas (18%)
Magnesita (60%)
Rocas silíceas (2-7%)
Fósforo Fosfato natural blando
Fosfato aluminiocálcico
Escorias de desfosforación
Azufre Azufre elemental
Productos a base de sulfatos como Patentkali, Epsonita.

 

MEN-FM11-gkh-fertilizer-1Abonos y Acondicionadores Minerales más comunes:

Polvo de rocas calizas.

El polvo de rocas calizas contiene bastante calcio (cerca del 50%) por lo que se puede usar tanto para aportar Calcio como para aumentar el pH de tierras ácidas. Según sea la acidez podemos utilizar de 20 a 150 gramos por metro cuadrado.

Cretas fosfatadas.

Contiene unos níveles practicamente iguales de Calcio que el polvo de calizas, además contiene cerca del 8 % de Fósforo así como otros oligoelementos. Su pueden utilizar de 30 a 100 gramos por metro cuadrado.

Margas.

Son mezclas de minerales arcillosos y caliza que llegan a contener sobre un 20 % de Ca, en suelos arenosos funcionan bien para enmendar una deficiencia de este mineral. Dosis de 30 a 100 gramos por metro cuadrado.

Yeso.

El yeso (sulfato cálcico hidratado) contiene cerca del 30% de Calcio y se usa para mejorar las tierras con problemas de Sodicidad.

Dolomita Cálcica.

Contiene sobre el 20% de Magnesio y sobre un 30% de Calcio. Se puede utilizar como enmienda de Mg y Ca pero solo en con un pH neutro o ácido. Utilizar 10 a 40 gramos por metro cuadrado.

Carbomagnesia.

Tiene una mayor concentración de Calcio que la Dolomita, pero su contenido en Magnesio es menor. Al igual que en el caso anterior, solo se debe usar en suelos ácidos o neutros.

Kieserita-Sulfatos Magnésicos de origen marino.

Su composición varía en ambos casos. La Kieserita posee sobre un 25 % de Magnesio y un 20% de Azufre, y los sulfatos marinos sobre un 15 % de Magnesio. Son aconsejables para suelos alcalinos, aplicar de 15 a 30 gramos por metro cuadrado de Kieserita, en caso de los sulfatos marinos al ser mucho más solubles es recomendable usar dosis mucho más bajas y aplicarlo más periódicamente.

35Patentkali.

Proviene de depósitos salinos naturales. Es rica en Potasio (30%), Magnesio (10%) y Azufre (17%), además de pequeñas cantidades de otros elementos como el Silice. Mejora a los suelos con problemas de salinidad. Se puede utilizar en la preparación del terreno en casos de floración deficiente de la cosecha anterior.

Fosfatos naturales y Fosfal.

El contenido en Calcio de los fosfatos naturales es alto además de poseer cerca de un 30 % de Fósforo. Utilizar sólo en suelos ácidos, sobre 20 a 40 gramos por metro cuadrado. En suelos neutros y básicos se puede afirmar que los fosfatos naturales son totalmente inertes.

El fosfal (fosfato calcinado) contiene un porcentaje de Fósforo similar a los fosfatos naturales, pero contiene Aluminio en una elevada proporción además de ser de asimilación más rápida. Utilizar en suelos alcalinos con el mismo intervalo de dosis que los fosfatos naturales.

Minerales de Sílice.

Hay multitud de rocas como el gneis, el basalto y granito que son ricas en Sílice y otros microelementos. Sobre la mitad de su contenido es Sílice, el resto pueden ser Magnesio, Potasio y numerosos microlementos. Es ideal para aquellos privilegiados que pueden hacer cultivos de exterior en invierno, refuerza a las plantas frente a las heladas y la lluvia. Se pueden utilizar de 20 a 150 gramos por metro cuadrado.

Insecticidas de origen minera:

Alumbre (sulfato doble de alúmina y potasa): Tomamos 40 gramos de alumbre, lo disolvemos en agua hirviendo y luego lo diluimos en 10 litros de agua. Es un remedio eficaz contra el pulgón, y se pulveriza sobre suelo y plantas. Realizar una segunda pulverización a los quince días de haber realizado la primera.

Arcilla: Podemos tomar una tierra excesivamente arcillosa o bien comprar caolín (arcilla con la que se realizan manualidades de venta en papelerías y tiendas de manualidades) y untar sobre tallos y ramas de las plantas, tiene las mismas utilidades que la cera. También podemos untar el agujero de trasplante antes de colocar las plantas, con ello se facilita un mejor enraizamiento.

Arena de cuarzo (silice): Un buen remedio preventino es tomar arena de silice y espolvorear las plantas, actuando como repelente contra insectos.

Azufre: Existen diversos tipos de azufre mineral que podemos utilizar para solucionar ciertos problemas contra hongos y ácaros: molido, sublimado, ventilado, coloidales y mojables. El molido tiene un grano muy grueso, y los coloidales y mojables se utilizan diluidos en agua, por lo que si vamos a solucionar un problema con hongos no interesa aportar más agua a las plantas. Los más recomendables son el sublimado y el ventilado, ambos los podemos utilizar espolvoreándolos (con un simple calcetín por ejemplo) sobre las plantas. El azufre resulta tóxico para las micorrizas del suelo, por lo que hay que controlar su uso para no causar daños mayores. Del mismo modo se debe aplicar por la tarde-noche y evitar las migueltemperaturas altas en las que el azufre se puede volver tóxico para las propias plantas tratadas, además evitar que el suelo presente cierto grado de humedad antes de aplicarlo. Aplicar sólo durante la floración.

Jabón negro potásico: También podemos preparar una solución contra pulgones, cochinillas y ácaros disolviendo 25 gramos de jabón de potasa en 1 litro de agua. Se pulveriza durante la tarde-noche y nunca durante la floración.

Sulfato de aluminio: Contra cochinillas y mosca blanca también podemos elaborar un remedio, que consiste en disolver 200 gr de sulfato de aluminio en 1 de agua, una vez está la mezcla bien disuelta se le añaden 9 litros más de agua y se agita concienzudamente. Se aplica en caso de ataque pulverizando sobre las plantas dañadas y alrededores, siempre por la tarde-noche y en crecimiento.

Por Miguel Gimeno

por -
1 1.589 vistas

1250949361730Por Miguel Gimeno.- El mar y los ríos han servido a la humanidad como fuente de infinitos recursos, y como no podía ser menos también de la agricultura. Las algas y otras plantas marinas, así como los deshechos de la industria del pescado han sido utilizados como material de origen para elaborar abonos y otros tipos de agro-productos.

Para conocer los inicios del uso de algas como fuente de nutrientes para las plantas tenemos que remontarnos al siglo XIX, donde era habitual que los aldeanos de poblados marítimos recogieran algas arrastradas por la marea para incorporarlas a sus tierras de cultivo como enmienda orgánica. Ya en los inicios del siglo XX comienza a desarrollarse una industria especializada en el manejo de algas, por medio del secado y la molienda. El descubrimiento de los abonos químicos de síntesis conllevó el debilitamiento de la industria hasta hacerla casi desaparecer. Hoy gracias al auge y popularidad que está adquiriendo la agricultura ecológica, la industria de abonos de algas está viviendo un segundo renacer. La limitación del desarrollo de esta industria viene dada por el coste del secado y transporte, por lo que a día de hoy casi se limita su uso a las zonas costeras. Junto con la comercialización de productos ecológicos de origen natural en forma de abonos, fitofortificantes y bioestimulantes y biofitosanitarios, también han irrumpido en el mercado diversos productos elaborados a partir de extractos de algas marinas y microalgas. Actualmente hay empresas en el mercado que están desarrollando líneas de biofertilizantes de última generación, empleando procedimientos novedosos de obtención y formulación a partir de algas y microalgas. Los productos son totalmente ecológicos, y se obtienen a partir de extractos de microalgas verde-azules y de mezclas puras de extractos de algas marinas.

Estos biofertilizantes de origen marino se comportan como estimuladores de alta eficacia en el crecimiento vegetal. Llegan a aportar a nuestras plantas diversas sustancias indispensables para un desarrollo correcto, como son oligosacáridos, fitohormonas naturales, oligoelementos que son bioasimilables en su forma natural, aminoácidos, oligoelementos (magnesio, potasio, zinc, hierro, nitrógeno),…. Estas sustancias potencian el sistema inmunológico de las plantas y su capacidad de resistir ante adversidades climáticas como el estrés hídrico y las altas o bajas temperaturas, al tiempo que favorecen la asimilación de nutrientes y otros componentes activos. Los verdaderos culpables de la efectividad de los extractos elaborados a partir de algas son los oligosacáridos, que son un tipo especial de azúcares que se hayan presentes en la pared celular de las algas. Este azúcar es el encargado de accionar el sistema inmunológico de las plantas.

En la universidad chilena han realizado estudios en los que se ha llegado a la conclusión que es de vital importancia el fomentar el uso de algas en la agricultura ecológica. Han comprobado que al realizar aplicaciones con algas y derivados en las tierras de cultivo, los enzimas que estas contienen provocan o activan en él reacciones de hidrólisis enzimáticas catalíticas reversibles, reacciones que resultan imposibles ya que no hay ser alguno incluidos vegetales que residan en el suelo y que sean capaces de realizar este tipo de reacciones. Además liberan de forma lenta el nitrógeno lo que reduce la pérdida de este nutriente por lixiviación, y además son ricas en microelementos. De forma resumida, cabe pues afirmar que tanto las algas como sus derivados mejoran la fertilidad del suelo, aumentando así la vigorosidad de las plantas, con el consiguiente incremento de la producción y calidad de los cogollos.

algae_green_ssk_77888968¿Porqué son tan beneficiosas para los cultivos?

Las algas están compuestas principalmente de cuatro tipos de componentes: coloides, aminoácidos y nutrientes minerales, azúcares, y fitohormonas. En un principio se abogó por señalar a los elementos traza que lo contenían como los posibles causantes de su fitoactividad. Posteriormente en los años 80 se comprobó que determinadas substancias que contenían las algas, como son el manitol y el ácido algínico, tenían cualidades quelatantes lo que contribuían en la mejora de los cultivos a la hora de absorber y transportar los nutrientes. Recientemente, se le atribuye a las fitohormonas que contienen el poder de la fitoactividad. La mayoría de productos presentes en el mercado elaborados a base de algas y derivados presentan en su composición a los 2 grupos de hormonas más influyentes en el crecimiento de las plantas como son las citoquinias y las auxinas. En las algas frescas se ha detectado también la presencia de giberelinas, lo mismo que ocurre con las betaínas, muy similares en función a las citoquininas. Y como ya hemos indicado antes, tras estudios recientes parece ser la presencia de oligosacáridos la responsable de mejorar la transcripción genética en los procesos de división y multiplicación celular, así como en la activación y reforzado de los mecanismos de defensa de las plantas. Todo ello no hace más que reforzar los motivos por los que utilizar productos derivados de algas en nuestros vergeles cannábicos. Es gracias, pues, a su elevado contenido en fibra, macro y micronutrientes, aminoácidos, vitaminas y fitohormonas vegetales por lo que las algas han sido muy usadas en el campo como acondicionador del suelo. Su contenido en minerales las convierten en un fertilizante útil y una fuente de oligoelementos.

Algas más comunes usadas en agricultura

A continuación vamos a nombrar algunas de las especies de algas a las que podemos recurrir como fuente de enmienda orgánica de nuestros cultivos.

· Ascophyllum nodosum (=Fucus Nodosus). Es un alga que crece en el Atlántico Norte. Le gusta estar fijada a rocas en lugares calmados y es frecuente en desembocaduras de ríos. Es la especie de alga más estudiada y aplicada dentro de la agricultura, y los extractos elaborados a partir de ella son los más bio-activos de todos los subproductos álgicos. En su composición hay presentes fitorreguladores naturales (citoquininas, auxinas y giberelinas), aminoácidos, hidratos de carbono y múltiples nutrientes (N, P, K, Fe, Mn, Ca, S, Zn, B, Cu,…).

· Fucus serratus. Este alga contiene manitol, sorbitol, polisacáridos, ácido acrílico, carotenoides, lípidos, derivados bromados, fenoles…

· Laminaria Cloustoni. Es un alga que pertenece al grupo de algas pardas, como la A. Nodosum. Esta alga es rica en sales minerales de yodo, sodio, potasio, sílice y calcio. También contiene glucósidos (sobre todo laminaria), mucho mucílago, manitol y polisacáridos diversos, y vitaminas A, B, C, D y E. Tiene una acción remineralizante, vitamínica y estimulante del metabolismo general de las plantas, y también contiene sustancias antibióticas.

0022190dec450d98cf4e14· Lithothamnium Calcareum. Es un alga de cubierta calcárea con un alto contenido en minerales sobre todo Calcio, Hierro y Magnesio. Favorece el desarrollo de las bacterias nitrificantes además de mejorar el intercambio iónico en el suelo, y como su apellido indica “Calcareum” contiene bastante Calcio por lo que no es recomendable su uso en suelos calcáreos.

Otros subproductos del mar usados como enmienda orgánica de los suelos

· Harina y Emulsión de Pescado. Tanto la harina como la emulsión son ricas en Nitrógeno, al tiempo que presentan un contenido en otros elementos básicos bastante equilibrado. Funciona bien como abonado de fondo.

· Conchas Marinas. Las conchas de los animales marinos se pueden utilizar como enmienda de Calcio después de haber sido trituradas. Han de usarse en superficie, aunque dada su lenta descomposición es probable que actúe después de haber pasado un año desde que fue incorporado al suelo. También se pueden añadir al montón de compost.

· El Polvo de Diatomeas que son esqueletos fosilizados de algas procedentes de agua dulce y salada, contiene bastante elementos básicos.

· El famoso Kelpo de la Patagonia, es el más completo de los preparados a base de algas, contiene más de 60 miguelelementos en forma quelatada. Facilita y acelera el enraizamiento de esquejes además de mejorar el desarrollo de las plantas en todos sus estadíos.

· Las coralinas, Algas rojas calcificadas conocidas como “Maërl”, presentan un elevado contenido en carbonatos, y se usan además de como acondicionadores de suelo, para corregir el pH en suelos ácidos, aportando a su vez, numerosos elementos traza.

· Patenkali. Proviene de depósitos salinos naturales. Es rica en Potasio (30%), Magnesio (10%) y Azufre (17%), además de pequeñas cantidades de otros elementos como el Silice. Mejora a los suelos con problemas de salinidad. Se puede utilizar en la preparación del terreno en casos de floración deficiente de la cosecha anterior.

 Por Miguel Gimeno

por -
1 1.324 vistas

huerta35Por Miguel Gimeno.- Cada vez más cannabicultores deciden rotar el suelo de cultivo de tal forma que no quede desnudo y desprotegido ante las inclemencias del tiempo. Pero esos cultivos intermedios que realizan son con la finalidad de mejorar la tierra de cultivo para tener que realizar menos labores de acondicionamiento cuando llegue el momento de cultivar cannabis. Estos cultivos tienen el nombre de “Abonos Verdes o Siderales”, a los que podríamos definir como cultivos de vegetación rápida que son segados antes de iniciar su floración e incorporados al suelo con la expresa finalidad de mejorar su composición y rendimiento.

De hecho, estos cultivos de Abonos Verdes han sido una práctica muy antigua en la agricultura a lo largo del Mediterráneo desde tiempos remotos, ya los griegos alrededor del año 300 a.c., utilizaban las habas y lupinos como abonos verdes que precedían a los cultivos primarios. Y su uso se ha extendido hasta llegar a nuestros días, donde las técnicas y combinaciones de especies que se usan en este tipo de cultivos van mejorando y progresando de forma contínua volviendo a recuperar el hueco dentro del manejo de las tierras de labranza que la agricultura convencional les fue robando durante el siglo XX.

Los abonos verdes son cultivos que son segados antes de iniciar su floración, triturados (en caso de tener una trituradora), dejados en superficie durante unas dos semanas más o menos para que se sequen, y posteriormente incorporados al suelo a no más de 15 cm de profundidad máxima, si queremos que la descomposición sea rápida y efectiva. Entre sus numerosos beneficios cabe destacar:

-Su propia naturaleza como fuente de materia orgánica y nutrientes.

– Estimulación de la actividad biológica del suelo además de la mejora que supone para su estructura.

– Protección de la erosión al tiempo.

– Reducción de la evaporación.

– Aceleración de los procesos de humificación de los materiales orgánicos presentes en el suelo.

– Disminución de pérdidas de agua y de nutrientes por lixiviación.

– Limitación del desarrollo de plantas adventicias.

– Hospedaje de diversos insectos que forman parte de la fauna auxiliar.

– Reducción del ataque de agentes patógenos.

Visto pues los múltiples beneficios que se obtienen al realizar este tipo de cultivos, no cabe más que comenzar en el manejo de los mismos pero para ello antes debemos saber sobre la naturaleza de las diversas especies vegetales que podemos utilizar para realizar un “Abono Verde”. Las especies que elijamos deben de cumplir ciertos requisitos para ser utilizados como abonos verdes:

1) Plantas de ciclos rápidos.

2) Aportar materia orgánica.

3) Poseer una adecuada relación C/N.

4) Fijar Nitrógeno u otros elementos.

5) Presentar cierta capacidad en la formación de micorrizas.

leguminosasSe utilizan, principalmente, tres tipos de familias de plantas:

· Las leguminosas (habas, guisantes, altramuces, judías,..) que tienen la capacidad de fijar el Nitrógeno atmosférico a través de establecer una simbiosis con determinadas bacterias pertenecientes a los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium.

· Las gramíneas (centeno, cebada, avena,…) aportan gran cantidad de biomasa

· Las crucíferas (remolacha y nabo forrajeros, mostaza blanca, colza) poseen una buena capacidad de humificación desarrollando grandes cantidades de biomasa y enriqueciendo el suelo en potasio, al tiempo que dado el desarrollo veloz que presentan son ideales cuando nos aprieta el tiempo.

Cuando se realizan este tipo de cultivos estamos aportando al suelo de entre 2’5 y 4 Kilos por metro cuadrado de masa verde, que nos daría entre 100 y 200 gramos de humus por metro cuadrado, que sería el equivalente a aportar de entre 1 a 2 Kilos de estiércol por metro cuadrado, reduciendo el gasto de estiércol a casi la mitad.

La siembra ha de ser entre un 20% y un 50% más espesa que si se tratase de un cultivo forrajero o para producción de semilla. La siega, como ya he dicho, ha de realizarse cuando el abono verde esté en un estado avanzado de vegetación, justo después de florecer pero antes de que las plantas inicien la fecundación y la producción de semillas, momento en el que comienzan a tomar nutrientes del suelo, además en el momento de vegetación máxima es cuando existe mayor masa vegetal y mayor concentración de nutrientes en su tejido. Tras segar el abono verde debemos dejarlo en superficie alrededor de 2 a 3 semanas, pasadas las cuales enterraremos el abono verde a una profundidad de 10 a 15 centímetros.

La principal función de los abonos verdes es la de complementar la nutrición del suelo para cultivos posteriores, bien a través de la fijación del Nitrógeno atmosférico, aportación de humus, y/o por dejar disponibles elementos nutritivos que de otra forma no estarían disponibles para el cultivo que le sucede.

La fijación del Nitrógeno atmosférico viene dado por el uso de plantas de la familia de las leguminosas, las que tienen la peculiaridad de fijar este nutriente presente en el aire, por medio de una simbiosis (asociación favorable) con las bacterias del género Rhizobium. Las leguminosas usadas como abonos verdes pueden llegar a aportar casi todas las reservas de Nitrógeno que necesiten cultivos posteriores, si la biomasa desarrollada es importante y la fijación del Nitrógeno ha sido correcta. También tienen la condición de absorber el Nitrógeno presente en el suelo para evitar pérdidas por lixiviación y dejándolo, por consiguiente, a disposición del cultivo sucesorio.

El aporte de humus viene dado por la producción de biomasa, pero dado a que las plantas no se las deja llegar a la fecundación los niveles de lignina en las plantas son menores y por consiguiente, también es menor su coeficiente isohúmico, lo que conlleva, por ende, a una menor producción de humus, sobre todo las leguminosas, causa por la que se suelen mezclar leguminosas con gramíneas, de esta forma se contrarresta en cierta medida la falta de humus de una y la poca capacidad de fijar nutrientes de la otra.

green_manures_digging       Los abonos verdes evitan la pérdida de otros nutrientes ya que algunas especies utilizadas como la alfalfa, habas, la esparceta, trébol rojo, girasol, la colza,…, tienen un sistema radical profundo, bombeando los nutrientes presentes en las capas más profundas hacia la superficie. También con la incorporación de los abonos verdes al suelo y su posterior degradación se aumenta la concentración del fósforo disponible para el cultivo sucesor. Otra característica es la disminución casi total de los efectos causados por la erosión de la lluvia y el aire, ya que al no estar el suelo desnudo se evita la erosión, a la vez que las raíces sujetan el suelo y aumentan la capacidad de infiltración del agua y reducen la velocidad del agua ladera abajo. El aumento de retención evita la lixiviación de nutrientes y la consiguiente disminución de la concentración de éstos.

Otra cualidad a tener muy en cuenta es la capacidad de mejora de la sanidad vegetal de los cultivos posteriores. Ejerce cierto control sobre las poblaciones de las hierbas adventicias (erróneamente denominadas “malas hierbas”), por eso es conveniente realizar siembras muy espesas de abonos verdes para que la competitividad del abono verde sea mayor que las adventicias. También algunas especies tienen la peculiaridad de excretar por las raíces sustancias tóxicas para otras plantas evitando la competencia, fenómeno que se le conoce con el nombre de alelopatía.

Las propias hierbas adventicias pueden ser utilizadas como abonos verdes, pero como la floración de las diferentes especies silvestres es escalonada hay que ser muy cuidadoso para evitar que granen y se propaguen nuevamente. En experiencias en el campo de trabajo, algunos suelos que presentaban niveles de materia orgánica inferiores al 0’3 %, con dos años realizando abonos verdes con las propias hierbas adventicias se ha logrado alcanzar la media normal del 3 % de materia orgánica, nivel mínimo indispensable para un desarrollo saludable de los cultivos.

La incorporación de los abonos verdes al suelo produce un incremento de las poblaciones y de la actividad de diversos microorganismos propios del suelo. Lo que produce un aumento de la competitividad de las especies por un mismo nicho biológico, reduciendo los niveles de microorganismos e insectos patógenos a niveles aceptables que no constituyen plaga ni suponen peligro alguno para nuestro jardín cannábico. También en la descomposición de los abonos se forman compuestos que resultan tóxicos para ciertos agentes patógenos, reduciendo el riesgo de padecer ataques indeseables que puedan medrar la producción o calidad de nuestro cultivo.

Se pueden utilizar las especies por separado (haba forrajera, trébol) o combinar varias de ellas, también es interesante rotar cada año el abono verde utilizado. Los abonos verdes más utilizados son los que combinan gramíneas con leguminosas:

· Para cultivos de Marihuana en Invierno para algunas regiones privilegiadas de España, cantidades en gramos de semillas por metro cuadrado de superficie a sembrar:

-Guisante (12 gr. / m2) + Avena (8 gr. / m2): siembra en verano.

miguel-Veza (6 gr. / m2) + Guisante (7 gr. / m2) + Avena (7 gr./ m2): siembra en verano.

· Para cultivos de Marihuana de temporada:

-Veza (10 gr. / m2) + Avena (8 gr. / m2): siembra en Otoño.

El uso de abonos verdes es un hecho que cada vez se está dando más entre cultivadores de cannabis, y es algo que tenemos que ir acostumbrándonos a realizar más asiduamente para mejorar el rendimiento de nuestro cultivo en sus diversas etapas de crecimiento, floración y fructificación, este último si deseamos hacer nuestras propias semillas.

Por Miguel Gimeno

por -
3 3.351 vistas

Una nueva temporada se iniciará con la llegada de la Primavera. El Sol comienza a hacer notar su presencia y el verde y el multicolor de las flores comienzan a adornar praderas y montes: ya es la hora de sembrar para aquellos que realizaron sus labores de pre-siembra.

En agricultura ecológica, muy lejos del pensamiento del agricultor convencional de dopar literalmente a las plantas y animales para aumentar su producción sin mirar los efectos desastrosos que puede ello conllevar en el devenir de los agroecosistemas, trata su cultivo de forma distinta: más respetuosa. Un agricultor ecológico no abona a las plantas, sino que alimenta al suelo, pues es éste el encargado de digerir la comida de las plantas, reduciéndola a sustancias que pueden ser asimiladas directamente por ellas.

Las labores de pre-siembra, aunque no imprescindibles, si son transcendentales para una mejor y más cómoda labor por parte del cannabicultor. Se pueden realizar diversas labores de pre-siembra, dependiendo de la zona en las que nos encontremos.

En las zonas más cálidas algunos cannabicultores ecológicos realizan siembras de abonos verdes en cuanto se finaliza el cosechado de las plantas del cultivo anterior. Los abonos verdes o siderales podríamos definirlos como cultivos de vegetación rápida que se incorporan al suelo con la finalidad de mejorar su composición y rendimiento. Son, de hecho, una práctica muy antigua en la agricultura que ya se practicaba a lo largo del Mediterráneo por los griegos alrededor del 300 a.c., quienes utilizaban las habas y lupinos como abonos verdes que precedían a los cultivos.

Las especies que se eligen deben de cumplir ciertos requisitos para ser utilizados como abonos verdes: -Plantas de ciclos rápidos, -Aportar materia orgánica, -Poseer una adecuada relación C/N, -Fijar Nitrógeno u otros elementos, y -Presentar cierta capacidad en la formación de micorrizas (hongos que unidos a las raíces de las raíces conviven en simbiosis con las plantas aportando multitud de beneficios).

Los abonos verdes son cultivos que son segados, triturados (en caso de tener una trituradora), dejados en superficie durante unas dos semanas más o menos para que se sequen, y posteriormente incorporados al suelo a no más de 15 cm. de profundidad máxima, si queremos que la descomposición sea rápida y efectiva. Sus beneficios son varios: son fuente de materia orgánica y nutrientes, estimulan la actividad biológica del suelo además de mejorar su estructura, protegen de la erosión al tiempo que reduce la evaporación, acelera la humificación, disminuye el lavado de nutrientes, limitan el desarrollo de plantas adventicias, son plantas anfitrionas de fauna auxiliar, evitan el ataque de agentes patógenos, ….

Se utilizan, principalmente, tres tipos de familias de plantas: las leguminosas (habas, guisantes, altramuces, judías,..) que tienen la capacidad de fijar el Nitrógeno atmosférico a través de una simbiosis con las bacterias de los géneros Rhizobium y Bradyrhizobium, las gramíneas (centeno, cebada, avena,…) aportan gran cantidad de biomasa, y las crucíferas (remolacha y nabo forrajeros, mostaza blanca, colza) poseen una buena capacidad de humificación desarrollando grandes cantidades de biomasa y enriqueciendo el suelo en potasio (que favorece el enraizamiento y la formación de las flores), al tiempo que dado el desarrollo veloz que presentan son ideales cuando nos aprieta el tiempo.

Cuando se realizan este tipo de cultivos estamos aportando al suelo de entre 2’5 y 4 Kilos por metro cuadrado de masa verde, que nos daría entre 100 y 200 gramos de humus por metro cuadrado, que sería el equivalente a aportar de entre 1 a 2 Kilos de estiércol por metro cuadrado, reduciendo el gasto de estiércol a casi la mitad.

La siembra del abono en verde ha ser como mínimo 3 meses antes de que vayan a ser trasplantadas las plantas. Por lo que en muchos casos ya hemos llegado tarde para ello, pero como ya he dicho no es imprescindible aunque sí recomendable, así que el año que viene no olvides realizar tu cultivo de abono verde.

Otros cannabicultores realizan profundas cavas en la zona de cultivo, enterrando estiércol fresco con el fin de fermentarlo anaeróbicamente (sin presencia de O2), lo que produce un aumento en la temperatura del suelo favoreciendo así una desparasitación del suelo. Yo no comparto mucho esta técnica, ya que además de robar Nitrógeno al suelo, puesto que los organismos que anaerobios consumen entre otras sustancias Nitrógeno, las altas temperaturas también afectan a microorganismos beneficiosos como los hongos actinomicetes.

Otra técnica para desparasitar el suelo y de la que tampoco estoy muy de acuerdo es con la llamada técnica de solarización. Esta consiste en cubrir el suelo de una forma hermética con plástico para que la exposición a los rayos solares provoque un aumento en la temperatura del suelo y se produzca así el efecto desparasitario.

¿CÓMO MEJORAR EL SUELO?

Para poder mejorar el suelo, indudablemente, primero hay que conocer ciertos factores determinantes en el crecimiento y desarrollo saludable de nuestras plantas de maría.

seymour-deep-bed-steps-1-2-3

La marihuana crece y se desarrolla mejor en suelos algo ligeros y bien mullidos que sean muy ricos en materia orgánica. Los suelos pesados y compactos y pobres en materia orgánica producen plantas pequeñas con una baja producción, al tiempo de ser propensos a padecer salinidad y sodicidad, lo que todavía dificulta más el ciclo vital de la planta, y durante largos períodos de lluvias se corre el riesgo de padecer una podredumbre de las raíces por falta de aireación. Los suelos excesivamente ligeros son pobres en materia orgánica además de drenar en exceso provocando una innecesaria pérdida de nutrientes.

La materia orgánica juega, por tanto, un papel importantísimo en la vida dentro y sobre el suelo, una de las características que presenta es la de aligerar suelos pesados y cohesionar suelos ligeros, por tanto la materia orgánica va a ser una herramienta determinante para un desarrollo saludable de nuestras plantas.

Existen diferentes labores de cultivo para aumentar la retención de agua y la aireación, y disminuir así las posibles pérdidas de agua y nutrientes. Aquellos que cultiváis directamente sobre el suelo podéis realizar bancales donde plantar las plantas. Yo aconsejo una adaptación que hice los bancales profundos, que consiste en realizar bancales de 1’20 x 1’20 metros o 1’50 x 1’50, elevados sobre unos 50 centímetros del nível del suelo, con 1 metro de separación entre bancal y bancal, y colocar una planta por bancal.

Para evitar la evaporación de los bancales, dado que están sobreelevados del nivel del suelo, podemos efectuar un adecuado acolchado o mulching, que consiste en cubrir el suelo de cultivo, evitando que quede desnudo y expuesto a los inclementes rayos solares y al viento. Podemos utilizar cualquier material de origen orgánico como paja, restos de cosechas o podas, hierbas adventicias, cartones, telas, cortezas de árboles, pelaje de animales, o también materiales de origen inorgánico como piedras, rocas, arlita, plásticos,…… El acolchado orgánico tiene el inconveniente de robar al suelo el agua de lluvia en zonas áridas donde, precisamente, es necesaria, por lo que en estas zonas es conveniente hacer un acolchado con arlita (una arcilla expandida muy ligera, lo que compactará en menor grado el suelo).

Para poder nosotros mismos mejorar el suelo debemos conocer los diversos acondicionadores permitidos en agricultura ecológica. Sabiendo qué, cómo, cuánto y cuando podemos o debemos utilizar tal o cuál producto, evitando con ello desastres que podrían dar por frustrado nuestro cultivo.

En cannabicultura ecológica podemos utilizar diversos acondicionadores y abonos que mejorarán nuestro suelo. Éstos los podemos agrupar en tres grupos teniendo en cuenta su origen: 1.- Origen Mineral. 2.- Origen Vegetal. 3.- Origen Animal.

Estiércoles (han de estar bien compostados, no han de presentar ningún mal olor, debiendo oler como a tierra mojada, si huele mal no lo utilicéis todavía dejarlo que se composte, a menos que vayáis a trasplantar las plantas en dos meses o más, en cuyo caso lo podéis incorporar al suelo sólo en los primeros 15 a 20 cm. de espesor del suelo):

OVEJA: Equilibrado, rico en minerales, pH prácticamente neutro.

CABRA: De características muy parecidas al de oveja aunque algo más rico en nutrientes.

CONEJO: Es un estiércol bastante fuerte y excesivamente ácido. Para suelos básicos.

CABALLO: Bastante flojo para el cultivo de cannabis por ser algo pobre en nutrientes. Combinar con otros estiércoles.

CERDO: No debe utilizarse. Solo para fertirrigar el montón de compost.

VACA: Para los suelos alcalinos es bastante pobre en nitrógeno, pero en cambio es ideal para los suelos húmedos y fríos.

GALLINAZA: Excesivamente fuerte con un elevado contenido en Calcio. Ideal suelos ácidos.

PALOMINA: De composición similar a la gallinaza pero menos concentrado.

GUANO DE ISLAS: Rico en Nitrógeno, y contiene nutrientes de forma equilibrada.

MURCIELAGUINA (BATGUANO): Si proviene de depósitos viejos concentrado en Fósforo, ideal para floración. En superficie y rastrillear.

LOMBRICOMPOST: (ó humus de lombriz). Idóneo ciclo crecimiento maceta y suelo, muy equilibrado.

Otros subproductos de origen animal, vegetal y mineral también pueden ser utilizados como enmiendas orgánicas:

HARINA DE SANGRE: Compuesta por un 80-90% de proteínas y el resto de Nitrógeno. Se debe utilizar como abonado de fondo, también se puede añadir al compost.

HARINA DE HUESOS: huesos molidos de animales. Contiene algo de Nitrógeno (sobre el 3%) y bastante Fósforo (alrededor del 15%). Ideal para floración, pero de asimilación muy lenta. Se pueden añadir al montón de compost o de un año para otro.

HARINA DE PLUMAS: mismo proceso que la harina de huesos previa hidrolización de las plumas. Contiene bastante Nitrógeno y muchas proteínas animales. Es buena para el crecimiento (Nitrógeno 13% y proteínas sobre 75%).

HARINA DE CUERNO: Al igual que la harina de plumas es rica en Nitrógeno (15 %).

ALGAS Y DERIVADOS: En agricultura se usan un sinfín de preparados a base de algas. Como las alga Lithothame que favorecen el desarrollo de las bacterias nitrificantes y mejoran el intercambio iónico en el suelo. Contenido alto en Calcio por lo que no es recomendable para suelos alcalinos. El polvo de diatomeas que son esqueletos fosilizados de algas procedentes de agua dulce y salada, contiene bastantes elementos básicos. El famoso Kelpo de la Patagonia, es el más completo de los preparados de algas, contiene más de 60 elementos en forma quelatada.

PURINES DE PLANTAS: Las conocidas como malas hierbas no suelen ser tan malas, dos claros ejemplos son la ortiga y la consuelda. De ellas podemos hacer purines con los que poder biofertilizar nuestro suelo: 1.- El purín de consuelda lo podemos preparar tanto con la planta seca como fresca, si es seca utilizaremos de 100 a 150 gr. por 10 litros de agua, y si es fresca sobre 1 kg por cada 10 litros. Lo colocamos todo en un cubo que taparemos con tela mosquitera, lo tendremos cerca de 40 días, lo filtramos y diluimos 1 litro de preparado por cada 10 litros de agua. Con esta agua podemos regar a las plantas que presenten problemas con Potasio, también se puede utilizar como abono líquido para las plantas del “indoor” y de macetas en exterior. 2.-La ortiga (tanto la Urtica “dioica” como la “urens”) estimula la germinación, el enraizamiento y el crecimiento vegetativo, también es buen remedio contra las clorosis de las hojas y mejor todavía como reforzante de las plantas contra la invasión de plagas, también se puede usar como acelerador de la descomposición del montón de compost. Podemos utilizar, al igual que la consuelda, tanto las plantas secas como frescas. Si son frescas utilizaremos la misma cantidad que en la consuelda fresca, y si están secas 200 gr. por cada 10 litros de agua. Si lo queremos usar como abono foliar (pulverizando las hojas) lo tendremos un máximo de quince días fermentando y si es para regar el suelo más de quince días. Como abono foliar hay que usarlo diluido veinte veces y para aplicarlo al suelo 10 veces.

CENIZAS: Contenido de microelementos y sobre todo mucho Potasio, no hay que abusar de su uso. Se pueden añadir al montón de compost, y también cuando realicemos los trasplantas en forma de espolvoreo (la Potasa mejora el enraizamiento).

PREPARADOS COMERCIALES: Hoy en día existen una amplia gama de productos comerciales ecológicos para uso agrícola.

ENMIENDAS MINERALES: Se pueden extraer de depósitos salinos o de rocas que han sido sometidas a procesos físicos de trituración y molienda:

Polvo de rocas calizas: El polvo de rocas calizas contiene bastante Ca (cerca del 50%) por lo que se puede usar tanto para aportar Ca como para aumentar el pH de tierras ácidas. Según sea la acidez podemos utilizar de 20 a 150 gr./m2.

Cretas fosfatadas: Contiene unos níveles practicamente iguales de Ca que el polvo de calizas, además contiene cerca del 8 % de P así como otros oligoelementos. Su pueden utilizar de 30 a 100 gr./m2.

Margas: Son mezclas de minerales arcillosos y caliza que llegan a contener sobre un 20 % de Ca, en suelos arenosos funcionan bien para enmendar una deficiencia de este mineral. Dosis de 30 a 100 gr/m2.

Yeso: El yeso (sulfato cálcico hidratado) contiene cerca del 30% de Ca y se usa para mejorar las tierras con problemas de Sodicidad.

Dolomita Cálcica: Contiene sobre el 20% de Mg y sobre un 30% de Ca. Se puede utilizar como enmienda de Mg y Ca pero solo en con un pH neutro o ácido. Utilizar 10 a 40 gr/m2.

Carbomagnesia: Tiene una mayor concentración de Ca que la Dolomita, pero su contenido en Mg es menor. Al igual que en el caso anterior, solo se debe usar en suelos ácidos o neutros.

Kieserita-Sulfatos Magnésicos de origen marino: Su composición varía en ambos casos. La Dieserita posee sobre un 25 % de Mg y un 20% de S, y los sulfatos marinos sobre un 15 % de Mg. Son aconsejables para suelos alcalinos, aplicar de 15 a 30 gr/m2 de Kieserita, en caso de los sulfatos marinos al ser mucho más solubles usar dosis más bajas y aplicarlo más periódicamente.

Patenkali: Proviene de depósitos salinos naturales. Es rica en K (30%), Mg (10%) y S (17%), además de pequeñas cantidades de otros elementos como el Si. Mejora a los suelos con problemas de salinidad. Se puede utilizar en la preparación del terreno en casos de floración deficiente de la cosecha anterior.

Fosfatos naturales y Fosfal: El contenido en Ca de los fosfatos naturales es alto además de poseer cerca de un 30 % de P. Utilizar sólo en suelos ácidos, sobre 20 a 40 gramos por metro cuadrado. El fosfal (fosfato calcinado) contiene un porcentaje de P similar a los fosfatos naturales, pero contiene Al en una elevada proporción además de ser de asimilación más rápida. Utilizar en suelos alcalinos con el mismo intervalo de dosis que los fosfatos naturales.

Minerales de Sílice: Hay multitud de rocas como el gneis, el basalto y granito que son ricas en Si y otros microelementos. Sobre la mitad de su contenido es Sílice, el resto pueden ser Mg, K y numerosos microlementos. Es ideal para aquellos privilegiados que pueden hacer cultivos de exterior en invierno, refuerza a las plantas contra el frío y la lluvia. Se pueden utilizar de 20 a 150 gr/m2.

Espero que con lo citado anteriormente podáis iniciar vuestro cultivo sin mayores problemas, sabiendo de antemano lo que estamos haciendo y qué puede ocurrir, para guiar por el criar con el criterio correcto a nuestras plantas hasta que nos lleven al éxtasis de la floración y su posterior cosechado. Salud y buen inicio de temporada.

por -
0 463 vistas

Cannazym es una nueva clase de protector inteligente enzimático de plantas fabricado en Holanda.

CANNAZYM es la enmienda del suelo que mejora la resistencia de la planta. Este producto extremamente popular es un preparado enzimático de alta calidad que se encarga de la descomposición de las raíces muertas, evitando de esta forma que se pudran. Aparte de ello crea más espacio libre para el resto de las raíces que de esta forma recibirán suficiente oxígeno.

 CANNAZYM contiene, además, vitaminas que estimulan el desarrollo de la planta. Esto permite una mejor absorción de las sustancias nutritivas e incrementa la resistencia contra agentes patógenos.

  Establece biocatalizadores naturales,  que descomponen el medio y mezclas mejoradas que contienen más de quince encimas diferentes y vitaminas especiales. Actúa de forma rápida transformando las raíces muertas en minerales y azúcares para permitir la formación de nuevas raíces sanas, maximizando la absorción de nutrientes. Además Cannazym aumenta la protección inmunológica de las plantas para protegerlas de organismos patógenos del suelo. Los estimulantes biológicos de crecimiento aumentan sobretodo el crecimiento y las reacciones químicas en la planta para garantizar una planta fuerte y sana. Este producto ha funcionado tanto para los profesionales como para los cultivadores hobby.

 

Fuente Canna

Adquirir producto