Etiquetas Posts etiquetados con "Artritis"

Etiqueta: Artritis

por -
1 1.276 vistas

El cannabis se ha demostrado, que es efectivo para aliviar los síntomas y las enfermedades que nos aquejan normalmente. Una de las enfermedades para las que se ha apuntado su eficacia es la artritis. Existen dos categorías generales de la artritis: Osteo y reumatoide.

La osteoartritis o artrosis, la más común y menos grave de las dos enfermedades, afecta a más de 20 millones de estadounidenses y es causada por el sencillo desgaste o avería, del cartílago el cual protege nuestras articulaciones – aunque también puede ser causado lesiónes u obesidad. Es una enfermedad degenerativa, lo que significa que empeora con el tiempo y puede ser exacerbada por los movimientos comunes o actividades cotidianas. Técnicamente, la enfermedad involucra la degradación del cartílago articular y, a veces se le llama enfermedad degenerativa de las articulaciones.

Esta condición resulta en la rigidez, el dolor crónico (a menudo grave), y la movilidad limitada.

El cannabis medicinal nos ofrece muchas propiedades eficaces, destacando sin duda su papel como un analgésico (analgésico) y como un anti-inflamatorio. La osteoartritis es una enfermedad basada en la inflamación que resulta en un dolor severo, la cual podrá ser aliviada debido a las propiedades descritas anteriormente.

Testimonios de pacientes

              “Cuando tomo cannabis medicinal, me siento más relajado. Es como si me recobrara el cuerpo y me pusiera a punto para funcionar”

Dijo Cornelia Grunseth, una paciente en California que utiliza el cannabis medicinal para tratar su artritis. Añadió que los analgésicos recetados, que utilizó antes de la adopción de cannabis, le producían incoherencia y era incapaz de gestionar los eventos y las responsabilidades de su día a día.

Lisa Lang Van Camp, una paciente de Illinois a la que su médico le recomendó el cannabis medicinal para controlar su artrosis severa, prefiere esta las drogas farmacéuticas, incluyendo OxyContin (oxicodona), que se le había prescrito anteriormente para el dolor.

La única cosa que ha ayudado ha sido la marihuana medicinal … cannabis. Desde que he estado usando el cannabis, noté que mis síntomas empezaban a desaparecer.”

Dijo ella.

Médicos líderes en la investigación

Ethan Russo es un neurólogo certificado que sirve como asesor médico superior a GW Pharmaceuticals y es el presidente de la Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides. Es uno de los principales investigadores de cannabis medicinal en los Estados Unidos y un fuerte defensor del cannabis para varias condiciones, incluyendo la artritis. Russo escribió en 2005:

             “La ciencia ha demostrado que el componente de THC del cannabis es un analgésico muy eficaz….”

Tetrahidrocannabinol, o THC, es el cannabinoide psicoactivo infame en la planta de cannabis en el cual se ha demostrado eficacia médica significativa para una variedad de enfermedades y dolencias, desde la esclerosis múltiple a la distonía o a la enfermedad de Crohn. Junto con cannabidiol, o CDB, el THC es uno de los dos cannabinoides principales que se encuentran en casi todas las cepas de cannabis.

Russo añadido, “… el componente CDB (cannabidiol) tiene beneficios inmunomoduladoras únicos… apoyando beneficios en el tratamiento de … artritis.”

Muchos médicos se han convertido en fuertes defensores de la CBD como un tratamiento para la osteoartritis, no sólo porque lucha tanto el dolor y la inflamación, sino sobre todo porque no es psicoactivo, o sea no da subidón. Este hecho permite que se recomienda para los niños, personas mayores, los que deben operar maquinaria pesada, y cualquier persona que no desean o no pueden permitirse el lujo de experimentar un efecto eufórico, psicoactiva.

Estudios científicos

Un estudio publicado en 2005 en el Journal of Neuroinmunología titulado “Los cannabinoides y el sistema inmune: Potencial para el tratamiento de enfermedades inflamatorias” confirmó que los cannabinoides en el cannabis son un tratamiento efectivo para enfermedades como la artritis que implican inflamación.

Un estudio de 2013 publicado en la revista PLoS ONE reveló que los cannabinoides que se dirigen a los receptores CB2 en el sistema endocannabinoide del cuerpo, que se encuentra en todo el sistema inmunológico y todos los órganos del cuerpo, fueron efectivos en el tratamiento del dolor crónico producido por la artrosis.

            “Estos hallazgos sugieren que la orientación receptores CB2 puede tener un potencial terapéutico para el tratamiento de dolor de la osteoartritis.”

Más investigación necesaria

Hasta que el Congreso y el gobierno federal reclasificar el cannabis de la Lista I, será imposible en los Estados Unidos. Por desgracia, el cannabis se considera más peligroso que las metanfetaminas y la cocaína, los cuales residen en la Lista menos restringido-II y pueden ser recetados por un médico.

por -
0 2.012 vistas

Las personas mayores sufren de problemas de salud asociados con el envejecimiento, como la artritis, los problemas neurológicos y la pérdida de apetito, lo que puede hacer que sea difícil para su vida de manera significativa. En lugar de los fármacos convencionales, el cannabis puede ayudar a los abuelos.

La población de ancianos en los países occidentales crece cada año y se estima que podrían duplicarse en pocos años. En la situación actual, muchas personas mayores se ven obligadas a tomar medicamentos recetados para el tratamiento de diversos problemas de salud asociados con el envejecimiento.

Los medicamentos recetados están causando un daño significativo a los pacientes adultos e incluso pueden llevarlos a la muerte en muchos casos. En cambio, el cannabis puede ser un remedio natural para combatir las enfermedades y diversos problemas de salud.

El cannabis en vez de medicamentos. Las investigaciones realizadas por el HMO de Maccabi en Israel mostraron que el consumo de cannabis conduce a una reducción de hasta el 30% de los pacientes que toman los medicamentos. Además, la investigación realizada en los países donde existe un tratamiento con el uso del cannabis médico, mostró que el número de muertes relacionadas con los farmacos con receta se redujeron en un 25%. Así que para las personas mayores es importante conocer las diferentes opciones de tratamiento médicos. Aquí hay cuatro problemas principales en el cannabis puede ayudar a abordarlos:

1 Artritis

La artritis son enfermedades que causan daño a las articulaciones del cuerpo. La osteoartritis (osteoartritis) se desarrolla en la edad adulta y se produce en aproximadamente 50% de la población sobre la edad de 60. Los estudios muestran que el cannabis puede reducir los dolores que acompañan a la enfermedad. Las propiedades anti-inflamatorias del THC del cannabis ayuda a reducir la inflamación causada por la inflamación.

2. Dolor Crónico

El dolor crónico puede venir en muchas formas, como resultado de una variedad de problemas que se ven. El cannabis se conoce como un analgésico desde hace miles de años y ha aumentado recientemente su uso. Un estudio realizado en el hospital Rambam en Haifa (Israel) mostró que el vapor de cannabis reduce hasta un 45% el dolor fuerte que sienten los pacientes. El consumo de cannabis se considera seguro y no adictivo en comparación con otros medicamentos para el dolor, sobre todo en comparación con los analgésicos opiáceos que conducen a la adicción.

3. La memoria y la función cerebral

Uno de los efectos secundarios graves y aceleradores de envejecimiento es una disminución de la memoria y la función cognitiva. El impacto del cannabis sobre la memoria consiste en los efectos iniciales del THC en el cannabis que perturba la memoria a corto plazo. Sin embargo, parece que el CBD del cannabis puede regular el funcionamiento del THC y preservar la memoria. De todos modos todavía no se ha encontrado daño a largo plazo en la memoria resultante por consumo de cannabis, incluso por mucho uso. Un estudio sobre el tema ha demostrado que el THC que se encuentra en el cannabis evita la acumulación de proteína tóxica llamada beta amiloide y que afecta a las células del cerebro conduciendo a la pérdida de la memoria y por lo tanto previniendo el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

4. Pérdida del apetito

El aumento de la sensación de apetito es uno de los efectos conocidos de la marihuana. El hambre se produce después de fumar cannabis y es causado ​​como consecuencia de los cannabinoides del sistema del cuerpo, refuerza el sentido del olfato y el gusto. El efecto sobre el apetito puede ayudar mucho a personas con tratamiento de diálisis y pacientes de quimioterapia que sufren de náuseas y pérdida de apetito.

por -
4 4.051 vistas

A medida que se envejece aparecen una multitud de dolencias y se disparan los costes relacionados con la salud. Una de las preocupaciones más importantes es la prevalencia de la artritis crónica, una enfermedad que afecta a millones de adultos y que se espera que ese número crezca hasta el año 2030. No hay cura para la artritis y existen pocas opciones para tratar el dolor y limitar la enfermedad.

Una alternativa que está ganando popularidad entre la población de edad avanzada es el uso de cannabis para combatir el dolor y beneficiarse de sus propiedades anti-inflamatorias. Muchos profesionales en EEUU consideran el cannabis como una alternativa de tratamiento para la artritis, la osteoartritis y la artritis reumatoide.

La artritis es una enfermedad incómoda y a menudo inevitable que normalmente tiene síntomas graves:

Heridas que no sanan adecuadamente, hormigueo o entumecimiento en las extremidades, inflamación de la parte delantera del pie, dolor articular persistente, articulaciones bloqueadas, rigidez matutina, etc.

Un estudio publicado en la revista Reumatología del Dr. Sheng-Ming Dai de la Segunda Universidad Médica Militar de China encontró que los receptores CB2 se encuentran en niveles inusualmente altos en el tejido de las articulaciones de pacientes con artritis. Se mostró que el uso del cannabis podía combatir la inflamación en las articulaciones mediante la activación de las vías de los receptores CB2.

Investigador canadiense el Dr. Jason McDougall, profesor de farmacología y anestesia de la Universidad de Dalhousie en Halifax, llevó a cabo un estudio para determinar si la marihuana medicinal podía ayudar a reparar las articulaciones artríticas y aliviar el dolor. El estudio se apoyó en la Arthritis Society y recibió una subvención para un amplio estudio de tres años que investigue si el cannabis no sólo ayudaba con el dolor de cabeza, sino que también combate la inflamación y repara la misma articulación.

Cuando se le preguntó que describiese los nervios de un paciente con artritis, McDougall dijo a Radio Información CBC la siguiente información:

                      “[Los nervios son como son] han sido despojados de su revestimiento. Todos están desnudos, todos están crudos y son responsables de la sensación de mucho dolor. La hipótesis es que mediante la administración a nivel local de estas moléculas del cannabis para los nervios, si en realidad seríamos capaces de repararlos y reducir el dolor de la artritis “.

La investigación de McDougall se centra en los cannabinoides no psicoactivos, hasta ahora, sus resultados han demostrado que las moléculas de cannabis pueden adherirse a los receptores nerviosos y controlar el disparo de señales de dolor en la articulación. De hecho, se ha demostrado en ciertas circunstancias anecdóticas, como en el caso de Katie Marsh de Madawaska, Maine. Una víctima de la artritis reumatoide, que estaba con el uso de una prescripción de prednisona y antibióticos y se sintió alentada por sus médicos para tratarse con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (DMARD), pero sus efectos secundarios fueron tan graves que ella buscó una forma natural de aliviar su dolor y la inflamación en las articulaciones.

Después de buscar el consejo de un médico que especialista en el cannabis dietético, Marsh utilizó jugo de cannabis en bruto, mezclándolo la planta en crudo en un batido. Comenzó a ver resultados casi de inmediato, en cuestión de días, a Marsh le funcionó incluso para el dolor. Después de 11 meses de usar jugo regular de cannabis, su estado está en remisión.

Ahora que Health Canada ha aprobado el estudio, titulado el juicio CAPRI (Perfil Investigación de Cannabinoides Vaporized cannabis en pacientes con osteoartritis de la rodilla), los investigadores en Halifax y Montreal están buscando voluntarios mayores de 50 años que sufran de osteoartritis de rodilla para participar en el estudio anual, que será un estudio aleatorio, doble ciego, controlado con placebo y que implica visitas al médico y exposición a seis tipos diferentes de cannabis a través de un vaporizador, todos con diferentes niveles de THC y CBD.

Dos productores autorizados canadienses de marihuana medicinal, Aphria, Inc. y Peace Naturals Project, Inc. contribuyeron con $ 100.000 cada uno para la Sociedad de la artritis para financiar la subvención, y el proyecto de investigación ha sido aprobado por Health Canada. Los investigadores esperan iniciar el estudio en septiembre, y los resultados preliminares serán recogidos a finales de 2016.

por -
9 19.567 vistas

Para que nos hagamos una idea del alcance de la dolencia, en Estados Unidos, alrededor de una de cada diez personas  viven con alguna forma de artritis.El daño a estos 30 millones de enfermos solo en Norteamérica hace de esta enfermedad la principal causa de discapacidad.

Aquellos que piensan que el tratamiento de la artritis, especialmente la variedad reumatoide, con cannabis es un nuevo medicamento deben de repensarlo. Ya en el 2000 aC, cuatro mil años atrás, los chinos ya utilizaban la marihuana como un tratamiento que “deshace el reumatismo.”

Durante el siglo XIX, tinturas de cannabis eran comunes en los estantes de las farmacias en medio mundo y se administraba como un analgésico (la aspirina no llegó a ser común hasta principios del siglo 20).

La osteoartritis es el tipo más común de artritis y se produce cuando el cartílago de una persona simplemente se desgasta. Puede afectar a las rodillas, las caderas, la espalda baja, las manos y el cuello. La osteoartritis es básicamente un signo de envejecimiento bastante común. Desafortunadamente, no existe cura. Tratamientos como el consumo de cannabis se ha demostrado que reducen la hinchazón en las articulaciones y alivia el dolor de los enfermos de artrosis.

La artritis reumatoide o la AR, es una enfermedad autoinmune que ataca las articulaciones. Piense en la AR como un sistema inmunológico defectuoso. La enfermedad puede causar debilidad severa para los enfermos de todas las edades, así como una serie de otros problemas relacionados con la salud y con el sistema inmune.

Los cannabinoides para el alivio del dolor

Hay dos cannabinoides que se encuentran en la marihuana que tienen especialmente una profunda eficacia para las personas con artritis: el  CDB y THC .El CDB, o cannabidiol, es responsable de la modulación del sistema inmune, lo que significa que es especialmente útil para una enfermedad autoinmune como la artritis reumatoide. El THC o tetrahidrocannabinol, se ha encontrado ser un anti-inflamatorio y analgésico. El THC también es conocido por reducir la ansiedad y la depresión que comúnmente acompaña a enfermedades graves, especialmente a las que afectan a la movilidad.

La eficacia del cannabis para una amplia variedad de enfermedades autoinmunes y neurológicas es el foco central del movimiento pro marihuana medicinal. Sin embargo, el gran número de enfermos de artritis hace que el desarrollo de nuevos fármacos o terapias dirigidas a esta condición específica de especial interés por una gran variedad de empresas.

Reducción de medicamentos o fármacos

El cannabis es especialmente útil para ayudar a los pacientes con artritis a dejar de depender de potentes fármacos que, a largo plazo, pueden causar más problemas de los que resuelven. Para los pacientes que deben continuar con los tratamientos farmacéuticos, la marihuana a menudo alivia los negativos efectos secundarios de estos fármacos.

El cannabis es útil para las personas con artritis reumatoide y otras condiciones de dolor crónico, ya que alivia el dolor, reduce la inflamación y ayuda a los pacientes a dormir. La pérdida del apetito es común entre las personas que sufren dolor crónico. La terapia con cannabis muestra la promesa de no sólo aliviar el dolor, sino también de estimular el apetito y fomentar un buen funcionamiento en el cuerpo, al menos, nutrirse en su intento de luchar contra una enfermedad potencialmente mortal.

La artritis, especialmente la variedad RA altera la vida, es una de una larga lista de condiciones que se encuentran para ser tratables con el cannabis. La utilidad de esta hierba medicinal se hace evidente cuando los pacientes se dan cuenta de que pueden reducir o incluso eliminar una gran cantidad de fármacos o medicamentos de laboratorio e incluyendo sus negativos efectos secundarios. Si el cannabis no hace más que reducir el dolor asociado con condiciones como la artritis, sería digno de una mayor investigación como un valido tratamiento médico. Afortunadamente, su capacidad para reducir el estrés, la depresión y la inflamación es aún más valiosa.

Aunque las variedades sativa suelen ser acreditadas por ser las mejores analgésicos, algunas  cepas indicas también pueden proporcionar alivio de los síntomas de la artritis. Haga clic en este enlace para ver qué variedades de cannabis tasan mejor con el alivio del dolor de la artritis.

por -
0 8.995 vistas

El Dr. Sanjay Gupta pone a la marihuana medicinal bajo el microscopio en “WEED 3: The Marijuana Revolution” en CNN.

La Dra. Sue Sisley notó una tendencia inesperada entre sus pacientes. La psiquiatra trabaja con veteranos de Estados Unidos que lidian con estrés postraumático, también conocido como PTSD por sus siglas en inglés. A muchos no les agrada cómo se sienten con todas las medicinas que toman para manejar su ansiedad, insomnio, depresión y los recuerdos.

“Hay pocas medicinas en el mercado que funcionan, e incluso ellas pueden ser inadecuadas”, dijo Sisley. “Ellos terminan con ocho, 10, 12 medicinas diferentes, y después de tomar tantas, de la nada son como zombies”.

Algunos de estos pacientes estaban empezando a sentirse mejor. Ellos también parecían estar mucho más presentes. Ella quería saber qué estaba haciendo la diferencia. Ellos le dijeron que encontraron una alternativa a todas esas medicinas.

Se estaban automedicando con marihuana.

“Estaba realmente sorprendida y más y más pacientes estaban saliendo a la luz y diciéndome que estaban logrando experiencias útiles con la planta de la marihuana”, dijo Sisley.

Ella apreció el progreso que ellos dijeron que estaban teniendo, pero como cualquier buen científico, no quería depender sólo de evidencia anecdótica sino quería pruebas documentadas, ensayos clínicos de grandes grupos de pacientes valorados bajo el mejor estándar en una revista médica y que diga que la marihuana es la mejor forma de tratar el trastorno de estrés postraumático, o cualquier otro padecimiento.

La gente la usa para tratar una variedad de problemas médicos, tales como: esclerosis múltiple, artritis, epilepsia, glaucoma, VIH, dolor crónico, Alzheimer, cáncer, entre otros.

Con la marihuana medicinal legal en casi la mitad de los Estados Unidos, más doctores se cuestionan sobre el impacto que esta droga tiene en la gente. Ellos preguntan por la información sobre dosis y quieren saber sobre los efectos a largo plazo sobre sus pacientes.

Sisley buscó las respuestas a estas preguntas en la investigación médica, pero no vio mucho. Cuando decidió hacer los estudios por sí misma y aplicó para obtener la aprobación federal, se enfrentó a gran resistencia –como muchos otros investigadores antes que ella.

Eso es porque la marihuana es una de las sustancias más controladas bajo la ley federal. El gobierno de Estados Unidos la considera una droga de Schedule I, lo que significa que la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) considera que no tiene valor medicinal. Está ahí a un lado de la heroína y el LSD. Para investigar la marihuana, los científicos necesitan la aprobación de diferentes departamentos federales, y esa aprobación es rara.

La mayoría de los estudios sobre marihuana se enfocan en los daños que causa la planta. Los estudios sobre sus cualidades medicinales son pocos, a lo mucho en etapas tempranas de observación. “Los médicos convencionales no se le acercan, incluso si escuchan que funciona, porque sin la investigación, sin estar aprobada por guías de práctica legítimas, ellos se preocupan por su licencia y su profesionalismo”, dijo Sisley. “Por eso es clave tener ensayos de control aleatorios para que esto funcione”.

Un proyecto de ley bipartidista –de Rand Paul de Kentucky, Cory Booker de Nueva Jersey y Kirsten Gillibrand de Nueva York– llamadoCompassionate Access, Research Expansion and Respect States Act (Acta estatal de Acceso Compasivo, Expansión de la investigación y respeto) del 2015 fue introducida en el senado en marzo, y podría aligerar algunas restricciones y hacer más sencillo estudiar la droga. Pero la legislación está en comisiones por el momento. Si llegara a pasar, y los científicos pueden empezar a estudiar la droga en serio, hay varias áreas que podrían atacar además del trastorno de estrés postraumático.

Aquí hay 10 de ellas, basados en las dolencias por las que la gente usa comúnmente la marihuana medicinal. Una vez más, debido a que existe poco sobre este tema, estas áreas se eligieron con base en resultados que CNN no publicaría normalmente porque el trabajo está en etapas demasiado tempranas para comprobar que en verdad funciona. Pero ese es el punto que varios doctores e investigadores quieren dar a entender.

VIH/sida

En un estudio humano de 10 fumadores de marihuana positivos por VIH, los científicos encontraron que las personas que la consumen comen y duermen mejor , además de que experimentan un mejor humor. Otro estudio pequeño de 50 personas encontró que experimentan menos dolor neuropático.

Alzhéimer

La marihuana medicinal y algunos químicos de la planta han sido usados para ayudar a estos pacientes a ganar peso y la investigación encontró que aminora algunos de los comportamientos agitados que pueden exhibir. En un estudio celular, los investigadores encontraron que ralentiza el progreso del depósito de proteína en el cerebro. Los científicos consideran que estas proteínas pueden ser parte de lo que causa el alzhéimer, si bien nadie sabe qué causa la enfermedad.

Artritis

Un estudio de 58 pacientes que usaban derivados de marihuana encontró que tenían menos dolor de artritis y dormían mejor. Otra revisión de estudios concluyó que la marihuana puede ayudar a combatir la inflamación.

Asma

Los estudios son contradictorios, pero algunos trabajos previos sugieren que reduce el asma inducida por ejercicio. Otros estudios celulares mostraron que fumar marihuana podría dilatar las vías aéreas, pero algunos pacientes experimentaron una sensación de tensión en la garganta y pecho. Un estudio con roedores encontró resultados similares

Cáncer

Estudios en animales han mostrado que algunos extractos de marihuana podrían matar algunas células cancerígenas. Otros estudios celulares muestran que puede detener el crecimiento del cáncer y, en estudios con roedores, el THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana, mejoró el impacto de la radiación en las células cancerígenas. La marihuana también puede prevenir las náuseas que acompañan frecuentemente al tratamiento de quimioterapia usado para combatir el cáncer.

Dolor crónico

Algunos estudios animales y pequeños estudios humanos muestran que los canabinoides pueden tener un “efecto analgésico sustancial”. Eran ampliamente usados por la gente en 1800 como medio para aliviar el dolor. Algunas medicinas basadas en cannabis como Sativex están siendo probadas en pacientes con esclerosis múltiple y son usadas para tratar el dolor causado por el cáncer. La droga ha sido aprobada en Canadá y en algunas naciones europeas. En otro estudio con 56 pacientes humanos, los científicos notaron una reducción del dolor en un 30% en aquellos que fumaban marihuana.

Enfermedad de Crohn

En un pequeño estudio piloto de 13 pacientes seguidos por tres meses, los investigadores encontraron que el inhalar cannabis mejoró la calidad de vida de los pacientes con colitis ulcerativa y la enfermedad de Chron. Ayuda a aliviar el dolor de las personas, limita la frecuencia de diarrea y ayuda a la ganancia de peso.

Epilepsia

El extracto de marihuana medicinal en los estudios iniciales del NYU Langone Medical Center mostró una reducción del 50% en la frecuencia de algunas convulsiones en niños y adultos, en un estudio reciente de 213 pacientes.

Glaucoma

El glaucoma es una de las causas principales de ceguera. Los científicos han estudiado el impacto del THC en esta enfermedad sobre el nervio óptico y encontraron que puede disminuir la presión intraocular, pero también puede bajar la presión arterial, lo cual podría dañar el nervio óptico debido a la disminución en el flujo sanguíneo. THC también puede ayudar a preservar los nervios, de acuerdo con un pequeño estudio.

Esclerosis múltiple

Usar marihuana o algunos de los químicos en la planta puede ayudar a prevenir los espasmos musculares, tremores y rigidez, de acuerdo con estudios en sus primeras etapas, principalmente de observación en animales, exámenes de laboratorio y un pequeño número de pacientes humanos. La desventaja: podría afectar la memoria, de acuerdo con un pequeño estudio de 20 pacientes.

por -
3 5.898 vistas

Usando modelos de rata con osteoartritis, los científicos de la Universidad de Nottingham encontraron que los cannabinoides sintéticos podrían aliviar el dolor al interferir con las señales a nivel de la médula espinal.

El estudio, publicado hace unos meses en la revista de acceso abierto PLoS ONE , observó las vías de marihuana específicas llamadas receptores CB2, que los autores señalan diciendo que tienen “efectos antiinflamatorios bien descritos” cuando se activan.

Los investigadores concluyen que los cannabinoides que activan estas vías pueden ser prometedoras en el tratamiento de la osteoartritis, especialmente y durante las primeras etapas de la enfermedad.

“Nuestros datos clínicos y pre-clínicos respaldan la investigación adicional del potencial de los agonistas del receptor CB2 para el tratamiento del dolor asociado con OA (osteoartritis), en particular en las primeras etapas de la enfermedad.”

Curiosamente, los científicos observaron cambios significativos en la expresión de las vías de los cannabinoides en las muestras de tejido tomadas de ratas y seres humanos con daño articular artrósico, lo que sugiere que el cuerpo de forma natural facilita este mecanismo de alivio del dolor.

“Se presenta la primera evidencia de la expresión de ARNm de CB2 en la médula espinal humana, y demuestra una correlación negativa con condropatía conjunta (daños). Una correlación positiva entre el grado de condropatía y el dolor que ha sido previamente informado, apoyando la utilidad clínica de este enfoque “.

A pesar de la falta de pruebas en humanos, los pacientes con artritis han informado muchas veces que la marihuana parce ser útil.

Según Jason J. McDougall, PhD, profesor asociado de Farmacología y Anestesia de la Universidad de Dalhousie, quien no participó en el estudio, los pacientes con artritis representan el grupo más grande de los canadienses que usan la marihuana médica para cualquier condición específica.

Estadísticas de Health Canada and the Canadian Consortium for the Investigation of Cannabinoids (CCIC)  , muestran que el 36% de los pacientes de marihuana medicinal en Canadá la utilizan para tratar algún tipo de artritis.

Aunque los investigadores parecen estar tomando un interés especial en los cannabinoides sintéticos, el Dr. McDougall cree que el cannabis natural también debe ser considerado “como una forma de controlar el dolor con eficacia.”

El 36% de los pacientes de marihuana medicinal en Canadá tiene artritis.

El estudio recibió fondos de Arthritis Research del Reino Unido y de los Institutos Nacionales de Salud (NIH)  Fuente

por -
3 1.330 vistas

Poco más de la mitad de los especialistas de reumatología creen que los medicamentos de cannabis o derivados pueden ayudar en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la artritis, de acuerdo con una encuesta realizada por la Asociación Canadiense de Reumatología.
Los resultados se publicaron el mes pasado en la revista BMC Musculoskeletal Disorders .
De los 128 médicos que respondieron a la encuesta, el 55% pensaba que había un papel para el cannabis o los cannabinoides en el tratamiento de enfermedades reumáticas. El 45% dijo que no había ningún papel.
A pesar de la división en la opinión, la gran mayoría de los encuestados dijeron que no estaban seguros de cómo prescribir el cannabis.
Más del 75% de los encuestados dijeron que no tenían confianza en su “conocimiento actual del sistema endocannabinoide para la salud y la enfermedad.” Lo que es más, el 90% de los encuestados dijeron que no tenían confianza para escribir una receta que incluyese la dosis, frecuencia y forma de administración.
Aquellos que no se sientían seguros de recomendar una dosis ofrecian 0,5-3 gramos / día como dosis inicial, contra la más alta dosis sugerida que era de 5 gramos / día. Una sola dosis por día en el programa de tratamiento era la más comúnmente recomendada, con otros sugiriendo de 2-3 dosis por día.
La falta de confianza entre los reumatólogos es preocupante, concluyen los autores del estudio, teniendo en cuenta el amplio uso de la marihuana por los pacientes con artritis.
En el 2013, los datos federales mostraron que más de la mitad de los 30.000 pacientes de cannabis registrados por Salud de Canadá la estaban usando para tratar la artritis severa. La marihuana medicinal es legal en Canadá desde el 2001.
Los autores concluyen que la ausencia de estudios en seres humanos es probablemente un factor importante en la falta de aceptación hacia el cannabis.
Una encuesta realizada por WebMD / Medscape  a principios de este año encontró un nivel similar de apoyo (54%) para la marihuana medicinal entre los especialistas de reumatología de los EE.UU. Fuente

por -
6 944 vistas

Un estudio publicado en la edición de este mes de la  revista European Journal of Neuroscience encontró que los cannabinoides pueden ser un tratamiento efectivo para la osteoartritis.

Según el estudio; “La osteoartritis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones asociada con la degradación del cartílago articular. El resultado clínico importante de la osteoartritis es un estado de dolor complejo que incluye tanto los mecanismos nociceptivos y neuropáticos “.

Continúa: “En la actualidad, los enfoques terapéuticos para la osteoartritis son limitados, ya que no hay medicamentos disponibles para controlar la progresión de la enfermedad y el tratamiento analgésico restringe la eficacia. El aumento de la evidencia a partir de estudios preclínicos apoya el interés del sistema endocannabinoide como diana terapéutica emergente para el dolor de la osteoartritis. De hecho, los estudios farmacológicos han demostrado los efectos anti-nociceptivos de los cannabinoides en diferentes modelos de roedores con osteoartritis, y la evidencia convincente sugiere una participación activa del sistema endocannabinoide en la fisiopatología de esta enfermedad “.

“La distribución ubicua de los receptores cannabinoides, así como el papel fisiológico del sistema endocannabinoide en la regulación del dolor, inflamación e incluso la función articular que apoya aún más el interés terapéutico de los cannabinoides para la osteoartritis”.

Los investigadores del estudio concluyen que: “Esta revisión resume los resultados prometedores que se han obtenido recientemente en apoyo del valor terapéutico de los cannabinoides para el manejo de la osteoartritis”.

El estudio se puede encontrar  haciendo clic aquí .

Fuente: TheJointBlog.Com

por -
0 2.537 vistas

Según los estudios realizados por la Universidad de Nottingham, Reino Unido, el nivel del endocannabinoide anandamida (AEA) y el del 2-araquidonoil-glicerol (2-AG) aumentan en la médula espinal de ratas con artritis experimental. La artritis fue inducida por la inyección intraarticular de una sustancia química. Los receptores CB1 y CB2 estuvieron involucrados en el control del dolor en estos animales. Los investigadores afirman que “el nuevo control de las respuestas de la columna vertebral por los receptores CB(2) neuronales sugiere que este sistema receptor puede ser un importante objetivo para la modulación del dolor” en la artritis.

Fuente CannabisMed