Etiquetas Posts etiquetados con "cañamo"

Etiqueta: cañamo

por -
0 24.647 vistas

1. La marihuana y el cáñamo no son lo mismo! Algunas personas piensan que el cáñamo debe mantenerse ilegal junto a la marihuana, a pesar de que la planta del cáñamo aunque se fume no es psicoactiva. Las dos plantas se utilizan para diferentes propósitos. <la marihuana se utiliza con fines médicos o recreativos y el cáñamo se utiliza para fines más industriales como la construcción, la ropa o papel.

2. Los estadounidenses solían considerar patriótico cultivar cáñamo (hemp). Cuando los estados todavía eran sólo 13 colonias, la ley requería a los colonos cultivar . Fue utilizado para cuerdas, velas, y ropa tanto por George Washington como por Thomas Jefferson que tenían granjas de cáñamo de su propiedad. Había incluso un borrador de la Declaración de la Independencia escrita en papel de cáñamo. ¡No sólo eso, Betsy Ross cosió la bandera de EEUU con cáñamo!

3. En la antigua China, Ma (marihuana) se utilizaba para ropa, medicinas, combustibles y alimentos y desde una fecha tan antigua como es el año 6000 aC. El uso de la planta en un sentido médico también se remonta a la antigüedad 2737 antes de Cristo. El emperador Shen Nung la acredita con un documento escrito llamado el herbario, que es un directorio de varias hierbas incluyendo la marihuana. Además, en la antigüedad china también Hua T’o utilizó la planta femenina (probablemente los cogollos) y el vino tinto como anestesia mientras hacía dolorosas cirugías, incisiones en el lomo o injertos de órganos.

4. Un grupo de 5.000 fumadores fueron examinados por UCSF ad Universidad de Alabama mostrando que las personas que fuman unos porros a la semana en realidad tienen una capacidad pulmonar externa más fuerte que los no usuarios. En el 2005, la UCLA publicó un documento que mostraba que la marihuana en realidad puede ayudar a prevenir la formación de cáncer de pulmón, a diferencia del tabaco. El tabaco contiene nicotina y es un carcinógeno conocido, mientras que el cannabis contiene cannabinoides y THC, que ayudan a derrotar y prevenir el cáncer.

5. El cáñamo es un producto extremadamente versátil que en realidad podría salvar al mundo si se usase correctamente. Como seres humanos, creamos desperdicios, además los embalajes o envoltorios que contienen la mayor parte de lo que consumimos terminan en los vertederos. Rara vez se recicla contribuyendo al problema de la creación de residuos que cada vez más se enfrenta el mundo. Con el cáñamo se pueden hacer ropas, telas, cuerdas, papel, alimentos y sus semillas se puede convertir en combustible. Esto eliminaría la necesidad del algodón, la gasolina, el nylon, y la destrucción masiva de árboles. Después de la cosecha de la planta del cáñamo, el suelo en realidad se deja en mejores condiciones que antes del cultivo de estas plantas de cáñamo y a diferencia del tabaco. La legalización del cáñamo y el cannabis podría producir miles de puestos de trabajo, otra cuestión que se necesita en una economía de tal sufrimiento.

por -
1 940 vistas

Steve Allin es uno de los modernos pioneros del redescubrimiento del cáñamo en la construcción. Y no sólo porque es una solución que puede afectar al equilibrio para vivir en este planeta muchos años y creando conciencia sobre las consecuencias que el uso de productos derivados del cáñamo podría tener en nuestras vidas y en el ‘ medio ambiente.

En el 2009 fue el instigador de la  IHBA (Asociación Internacional de la Construcción de cáñamo), un grupo sin fines de lucro creado en Irlanda y que ahora cuenta con más de 150 miembros de 25 países, entre ellos la italiana Equilibrium.

Es un incansable promotor de las beneficiosas cualidades del cáñamo – y no sólo para la construcción – a través de cursos, presentaciones, seminarios e incluso libros, como “Edificio con cáñamo.”

Trabaja como consultor internacional trabajando en cursos y proyectos en Australia, Reino Unido, República Checa, Estados Unidos, Sudáfrica y Suiza.

En el caso de ” Viviendo el futuro ” lugar de construcción de Bisceglie” Houses of Light “, se convertirá en el complejo de viviendas de cáñamo y cal más grande de Europa. He aquí cómo piensa Allin sobre la situación actual en relación con el cáñamo industrial y su posible evolución futura.

Img-2
Steve Allin

¿Cuándo y cómo la internacional Asociación Hemp Building?

Todo sucedió al final del primer Simposio Internacional sobre la construcción de cáñamo en mi ciudad, Kenmare, Irlanda. Era el 2009 y yo les pedí y pregunté a los 70 delegados en funciones por la creación de una asociación que se ocupase de la construcción si podría ser una buena idea; la respuesta fue “Sí”, y así se inició el proyecto.

¿Cuál es la situación con respecto a las construcciones de cáñamo y cal en el Reino Unido?

Vivo en Irlanda, pero recientemente llevé a cabo el cuarto simposio internacional sobre el cáñamo y el edificio en el País de Gales. Al igual que Inglaterra y Escocia es parte del Reino Unido, donde hay un mercado de rápido crecimiento. En general, en conjunto se ven reforzados por el hecho de que hoy en día hay muchos ejemplos de diferentes usos en los métodos de construcción y de la construcción con cáñamo que ayudan a mostrar todo el potencial de este material.

Después de su visita a Italia, como considera la situación allí? 

En Italia, como en la mayoría de los países europeos, hay muchos edificios que, desde el punto de vista de la construcción, están mal aislados. No sólo eso, ya que en el futuro las viviendas deben empezar a ser verdaderamente sostenibles desde una perspectiva ambiental y tenemos que reducir la cantidad de energía que utilizamos para calentar o enfriar nuestros hogares y lugares en los que trabajamos: el cáñamo para esto puede ser una solución.

¿Cuál podría ser el futuro del cáñamo industrial? 

El cáñamo está empezando a ser tomado en serio por muchas empresas, especialmente aquellas que utilizan compuestos orgánicos para fabricar productos reciclables. Pero creo que el mayor crecimiento será como resultado de la producción de CBD para el mercado nutracéutico que está creciendo rápidamente.

¿Qué perspectivas hay con el cannabis después de ser humillado casi 80 años? 

No creo que la planta esté humillada, pero la humanidad se ha puesto en riesgo por la prohibición de su uso. Ahora tenemos que elegir todos los días para reducir nuestro impacto en el planeta mediante el uso de productos fabricados con cáñamo.

¿Usted vive en una casa hecha de cáñamo y cal? 

Cuando descubrí los materiales de construcción con cáñamo, en 1997, yo estaba en medio de la construcción de mi casa y las usé para el enlucido de todas las paredes interiores. Entonces construí una extensión de la casa de cáñamo y cal, así como otra casa prototipo, siempre con estos materiales.

¿Cómo el cáñamo puede hacer mejor nuestro futuro?

Siendo simplemente la mejor herramienta que tenemos, más allá de nuestra imaginación.
Por Mario Catania Fuente

por -
0 1.058 vistas

El mes pasado, la compañía con sede en Ontario Hempearth firmó un contrato con la empresa de fabricación de aviones y con sede en Florida Velocity Inc. para construir el primer avión del mundo hecho de cáñamo.

Según Derek Kesek, dueño de Hempearth , el avión se construirá a partir de al menos un 75% de cáñamo – incluyendo las alas, asientos, almohadas y la cubierta exterior. El avión será del color de la fibra de cáñamo natural, y funcionará con biocombustible de cáñamo.

Con una envergadura de 12 metros, el avión para 4 personas tendrá un costo aproximado para su construcción de $ 500,000, de acuerdo con Velocity Inc. .

hempplane-300x220La empresa de fabricación del avión a prueba la resistencia y durabilidad del material del cáñamo propuesto para su utilización en la avioneta antes de comprometerse con el proyecto, y descubrió que, en comparación con la fibra de vidrio normalmente utilizada en la construcción de estas naves, que el material de cáñamo era generalmente igual o mejor que la fibra de vidrio.

El primer aeroplano de cáñamo del mundo tiene previsto su lanzamiento el próximo año, en Kitty Hawk, Carolina del Norte – el sitio original del primer avión de lanzamiento en 1903. Fuente

por -
0 171 vistas

Hemp Oil Canadá, productor de aceite, proteínas y harina de cáñamo, anunció a finales la construcción de una planta de $ 13,6 millones en Ste.Agathe 26 de septiembre.

El Presidente Shaun Crew dijo que la nueva instalación triplicaría la capacidad existente de producción de Hemp Oil Canadá por tres millones de libras al año.

“Esto nos impulsará a más de £ 9,000,000, una vez que entremos en las instalaciones”, dijo Crew durante una conferencia de prensa.

“Dentro de la instalación todavía hay espacio para más equipos, por lo que el crecimiento es inevitable.”

El gobierno federal está ofreciendo una “contribución reembolsable” de 4,6 millones a Hemp Oil Canada para construir la nueva planta.

MP Ted Falk dijo que la financiación tiene sentido debido a que el mercado en América del Norte al por menor de productos de cáñamo es más de $ 500 millones al año.

“Hemp está despegando en este país, y una de las grandes razones esta aquí mismo en Ste. Agathe, “ dijo.

Canadá es el mayor productor de semillas de cáñamo y subproductos comestibles de cáñamo del mundo.
Crew ha ampliado el tamaño de la planta de procesamiento de la empresa canadiense en Ste. Agathe varias veces desde la fundación de la compañía en 1998.

El proyecto actual, ahora en marcha, será el más grande y más caro de toda su expansión.
“La industria está madurando … actualmente ingredientes de alimentos de cáñamo se están utilizando en todo tipo de productos alimenticios, todo, desde cereales de cáñamo, helados de cáñamo hasta barras nutritiva”, dijo Crew, que llevó puestos un par de pantalones y zapatos de cáñamo a la conferencia.

92-hemp-processor-expands
Shaun Crew Presidente de Hemp Oil Canadá

“En los últimos 10 años, hemos tenido un crecimiento de dos dígitos por año. En los últimos dos o tres, el crecimiento ha sido por lo menos de un 50 por ciento anual “.

Hemp Oil Canada está aprovechando la creciente demanda de los consumidores por alimentos saludables.

Según el sitio web de la compañía, de cáñamo es una fuente de proteínas y ácidos grasos omega 3 y omega 6.

Hemp Oli Canadá no marca a sus productos en las tiendas de comestibles. Más bien, se vende a granel las semillas de cáñamo, proteínas y el aceite para los fabricantes de alimentos.

Crew dijo que América del Norte es el mayor mercado de la empresa, además Hemp Oil Canadá también vende productos a otros 30 países.

Probablemente los acres o hectareas de cáñamo en el oeste de Canadá tendrá que aumentarse para abastecer la planta de Ste. Agathe. Los productores canadienses, sobre todo en las praderas, plantaron 90.000 hectáreas de cáñamo este año, frente a los 70.000 del año pasado.
“Vamos a tener más de 100.000 para el próximo año”, dijo Crew.

El presidente canadiense de Hemp Trade Alliance Russ Crawford dijo a principios de este año que los acres de cáñamo plantados en Canadá podrían alcanzar los 250.000 en el 2018.

Crew dijo que el objetivo es realista.

“Absolutamente. … It (superficie) es, sin duda va a crecer y crecer de manera significativa durante el próximo par de años”, dijo.

“Estamos viendo más y más grandes empresas de procesamiento de alimentos internacionales que adoptan el cáñamo como ingrediente.”

Crew, quien fundó la compañía hace 16 años para procesar semillas de cáñamo, dijo tomando aceite de cáñamo que en Canadá se está tomando mas tiempo de lo esperado.

“Esto va totalmente de acuerdo con el plan, con la excepción de que es de cinco años más tarde de lo que pensaba”, dijo.

“Me tomó un poco más de tiempo … para que la gente entendiera de que tratan los alimentos de cáñamo. Todo es cuestión de salud, bienestar y buena comida “. Fuente

por -
0 894 vistas

Sabías que:
-Si el cáñamo fuese cultivado en vez del algodón, partiendo de que no se necesitan herbicidas, el planeta reduciría hasta un 50% la contaminación derivada de estos productos químicos

-El mercado de los fármacos fitoterapéuticos poco a poco absorbería partes del mercado a la Big Pharma (desafortunadamente actualmente el mercado fitoterapéutico esta absolutamente castrado a causa de las innumerables plantas medicinales vetadas en el mundo.

-El etanol hecho del cáñamo, si fuese producido a gran escala y utilizado como energía para los motores de los automóviles mandaría a la ruina a las industrias petrolíferas que por otro lado no recibirían más los financiamientos que reciben hoy por destruir nuestro planeta.

-Si el papel fuese sustituido por papel de cáñamo, podríamos reducir drásticamente la contaminación del agua producida por las fabricas de papel y la deforestación salvaje. Recuerda que una hectárea de cáñamo produce la cantidad de papel equivalente a 4 hectáreas de bosque, además de esto, el cáñamo para crecer emplea 8 meses, al contrario de un bosque, que necesita 100 años.
Extraído del libro de Filippo Esmaily “Reconquistando el cáñamo” 

por -
0 165 vistas

En su comercio o tienda online, Hemp house, a finales de año o mes de Diciembre, pondrá a la venta su ropa o productos de cáñamo (hemp) con una oferta muy especial. Según su cuenta de Facebook, los artículos que se vendan en Denver (Colorado) podrán ir acompañados de un regalo muy especial y sorprendente, 3,5 gramos o una onza de marihuana.

La web de Hemp House, se pondrá en marcha en diciembre con la venta de sus prendas hechas con fibra de cáñamo, indicó su cuenta de Facebook. Por cada venta de sus productos en  la zona de Denver el cliente recibirá “un obsequio sorprendente”.

“Alguna vez escuchaste de una compañía de ropa que distribuye sus prendas mano a mano localmente?”, indica Hemp House en su página de Facebook. “Y además te regala una onza, 3.5 gramos, de cannabis”, resalta.
“Ahora lo tienes disponible”, agrega.

La marihuana y el cáñamo son dos plantas muy similares, son primas hermanas, la única diferencia pero en si muy importante, es que las planta del cáñamo o hemp no tiene la suficiente sustancia psicoactiva, THC, a diferencia de su prima la marihuana.

La firma de productos de cañamo está utilizando una estrategia inteligente antes de su lanzamiento en Diciembre ya que los que quieran tener más información sobre esta promoción deben acudir a su web e introducir su email. Los que vivan en el área metropolitana de Denver tiene una buena oportunidad de acceder a esta oferta.

A primera vista, la promo parece adherirse a las leyes de Colorado sobre la marihuana recreativa: Está bien dar hasta una onza de marihuana recreativa a otra persona mayor de 21 años (las ventas sólo pueden ocurrir a través de un distribuidor autorizado por el estado).

La compañía dice que entregará la onza gratuita y en persona, junto con la orden de pedido de la ropa, el beneficiario deberá presentar una identificación válida para obtener el regalo de cannabis. “No enviamos nuestros dones con marihuana gratuita”, dice su sitio web. Tampoco se dio a conocer el mínimo de compra para recibir el regalo.

Los productos de este comercio de accesorios y ropa de cáñamo incluyen calcetines, camisetas, suéteres, sudaderas, gorras, mochilas y más.  Para los pedidos que no estén en la zona de entrega y puedan ser enviados, hay una promesa de que recibirán “algo muy especial.” Fuente

por -
0 641 vistas

El cáñamo se ha utilizado durante miles de años en todo el mundo. En la década de 1920 al 1930 el cáñamo se prohibido en los Estados Unidos por no se sabe exactamente por qué. Actualmente el estado de California entre otros ha legalizado el cáñamo industrial y su producción puede ser totalmente legal a nivel federal en todo el pais norteamericano.
Richard Dash, el dueño de Dash Hemp en Santa Cruz, es un defensor del cáñamo desde hace mucho tiempo, y señala la ironía de la DEA en EEUU. El cañamo está asociado con la marihuana sin tener en cuenta sus propiedades no psicoactivas. Los panecillos con semillas de amapola son legales, a pesar de ser de que esta sea la fuente del opio. Dash dice que una persona tiene más probabilidades de fallar una prueba de drogas al comer semillas de cañamo que con las semillas de amapola.

El gobierno federal sostiene el cultivo de cáñamo con normas penales, aunque hay 10 estados que ya han aprobado leyes para que sea su cultivo legal.

La Ley de Hemp Industrial Agricultura de California se convirtió en ley el Senado el 27 de septiembre de 2013. Semillas, aceite y fibras de cáñamo se pueden vender a fabricantes y a las empresas. Esto reduce la dependencia de las importaciones internacionales de tales productos.

El cáñamo puede convertir en productos tales como cuerdas, telas, material de construcción, biocombustibles, papel, cera y resina. El mercado actual minorista estadounidense de bienes de cáñamo se sienta en aproximadamente $ 500 millones al año. Si el gobierno federal elimina el cáñamo como droga de Clase 1, esto podría aumentar el mercado considerablemente.

El cáñamo-cannabis cultivado comercialmente contiene menos de 1% de THC, la marihuana contiene aproximadamente el 10% de THC. No hay suficiente sustancia psicoactiva en el cáñamo para “colocar” a nadie, más bien para darle un dolor de cabeza si es fumado.

Tan pronto como sea legal para ser cultivado, habrá más y más agricultores además productores que se aprovecharán del cáñamo y el mercado está listo para el auge.

A medida que más estados de EEUU legalizan la marihuana, los partidarios ven un gran futuro para este maravilloso producto llamado cáñamo o hemp (en inglés) Fuente

por -
1 1.543 vistas

Las fibras resultantes de los residuos del cultivo del cannabis industrial o cáñamo –utilizadas para la producción de telas, papel, biocombustibles– pueden ser transformadas en dispositivos de almacenamiento de energía de alto rendimiento.

Un equipo de científicos “cocinó” la corteza de cannabis para transformarla en nanoláminas de carbono y construyó supercondensadores “similares o mejores que el grafeno”, el material por excelencia de esta industria

Los investigadores estadounidenses creen que los autos y las herramientas eléctricas podrían aprovechar esta tecnología del cáñamo.

Sus más recientes trabajos fueron presentados en la reunión de la Sociedad estadounidense de química en San Francisco.

“La gente me pregunta: ¿por qué el cáñamo? Yo les respondo: ¿por qué no?”, dice el doctor David Mitlin de la Clarkson University en Nueva York, quien describió su dispositivo en la revista científica ACS Nano.

“Estamos haciendo sustancias parecidas al grafeno pero gastando una milésima parte del precio y lo estamos haciendo con basura”.

“El cultivo del cannabis que utilizamos es perfectamente legal. No tiene tetrahidrocannabinol (THC), así que no hay riesgo de solapamiento con el uso recreativo

Los costos

En países como China, Canadá y Reino Unido, el cáñamo puede ser cultivado industrialmente para hacer textiles y materiales de construcción.
Pero por lo general, la fibra resultante –la corteza interior– termina en los basureros.

El equipo de Mitlin tomó estas fibras y las recicló, hasta convertirlas en supercondensadores: dispositivos de almacenamiento de energía que están transformando la forma en la que los aparatos electrónicos reciben energía.

Las baterías convencionales almacenan grandes reservas de energía y la proveen lentamente, mientras que los supercondensadores pueden descargar rápidamente toda su carga.
Son ideales para máquinas que dependen de fuertes descargas de poder. En los autos eléctricos, por ejemplo, los supercondensadores se utilizan para el frenado regenerativo.

Liberar este torrente requiere electrodos con alta área de superficie, una de las muchas propiedades fenomenales del grafeno, que es más fuerte que el diamante, mejor conductor que el cobre y más flexible que el caucho: el “material milagroso”.
Sin embargo, es prohibitamente caro de producir.

Receta secreta

Encontrar alternativas baratas y sostenibles es la especialidad del grupo de investigación de Mitlin en la Universidad de Alberta, en Canadá.

Ellos han experimentado con todo tipo de residuos biológicos: desde musgo de turba hasta huevos. Más recientemente, convirtieron cáscara de banano en las baterías.

“Se pueden hacer cosas muy interesantes con los biorresiduos. Hemos descubierto la receta secreta para sacarles provecho,” dice Mitlin.

El truco es adaptar la fibra vegetal al dispositivo eléctrico correcto, de acuerdo a su estructura orgánica.
“Las cáscaras de banano pueden convertirse en un bloque denso de carbono, al que llamamos pseudografito, y eso es genial para las baterías de iones de sodio”, explicó.
“Pero si nos fijamos en las fibras de cáñamo, su estructura es distinta: hace láminas con una amplia superficie propicia para los supercondensadores”.

El primer paso, dice, “es cocinarlo como en una olla de presión”. Ese proceso es conocido como síntesis hidrotermal.
“Una vez que se disuelve la lignina y la semicelulosa, se obtienen estas nanoláminas de carbono, una estructura pseudografeno”.

Al convertir estas hojas en electrodos y añadirles un líquido iónico como el electrolito, su equipo hizo supercondensadores que funcionan a una amplia gama de temperaturas y una alta densidad de energía.

140815032414_sp_cultivo_canamo_624x351_thinkstock
El cannabis industrial es un cultivo robusto que podría fortalecer muchas economías.

Las comparaciones directas con los dispositivos rivales son complicadas por la variedad de las medidas de rendimiento.

Pero el trabajo fue revisado por homólogos de Mitlin que calificaron al dispositivo como “a la par o incluso mejor” que los dispositivos comerciales basados en el grafeno.

“Funcionan a temperaturas menores a los 0ºC y poseen una de las mejores combinaciones de potencia de energía reportada por cualquier carbono. Por ejemplo, en una muy alta densidad de potencia de 20 kW/kg (kilovatios por kilo) y temperaturas de 20ºC, 60ºC y 100ºC, las densidades de energía son de 19, 34 y 40 Wh/kg (vatios-hora por kilo) respectivamente”.

Una vez armados, su densidad de energía es de 12 Wh/kg, y puede conseguirse en un tiempo de carga menor de seis segundos.

Crecimiento de la industria

“Obviamente, el cáñamo no puede hacer todo lo que hace el grafeno”, admite Mitlin.
“Sin embargo, para el almacenamiento de energía, funciona igual de bien y cuesta una fracción del precio: entre US$500 y US$1.000 por tonelada”.

Después de haber establecido una prueba de principio, su compañía Alta Supercaps está a la espera de comenzar la fabricación a pequeña escala.

Se tiene previsto comercializar dispositivos para las industrias de petróleo y gas, donde la operación en altas temperaturas es un activo valioso.

Su traslado a Estados Unidos coincide con un cambio en las actitudes de regulación, con señales de que el cáñamo podría estar haciendo una reaparición.

En China, la cosecha se cultiva extensamente, y en Canadá, la industria de los textiles está creciendo.
“Cerca de mi casa en Alberta hay una instalación de procesamiento de cáñamo agrícola. Y toda fibra está tirada allí, no saben qué hacer con ella”, le cuenta Mitlin a la BBC.

“Es un producto de desecho en busca de una aplicación que le otorgue valor añadido. La gente está prácticamente pagando para deshacerse del cáñamo”.

Y si la tecnología realmente despega, podría ayudar a las economías, argumenta el experto.
“Es una planta robusta. Muchos de los agricultores estarían encantados de cultivar cáñamo”.

Fuente 

 

por -
0 2.438 vistas

Hay una planta que tiene la hoja de la marihuana, el olor de la marihuana y que parece marihuana, pero no es marihuana. Es cáñamo, tiene una cantidad mínima de THC (el componente psicoactivo, menos del 0,2%) y sus usos industriales son tan diversos que la plantación está subvencionada por la Unión Europea. Y ahora, el problema: si la planta legal y subvencionada (el cáñamo) y la planta cuya venta es ilegal (la marihuana) apenas son diferentes al ojo y el olfato humano, y ni siquiera el primer test es capaz de discriminar: ¿qué ocurre cuando la Guardia Civil o la Policía encuentran una bolsa de cáñamo en un maletero?

Aunque transportar cáñamo sea tan legal como llevar geranios, los cultivadores, distribuidores y vendedores se quejan de que cultivar, poseer o trasladarlo puede suponer el decomiso de la mercancía, su retención durante meses, la clausura cautelar de un local o, en algunos casos, el envío a prisión preventiva, hasta que los análisis realizados por el Ministerio de Sanidad determinen de qué planta se trata. “La apariencia, el olor, todo es igual que la planta ilegal. Es un problemón”, explica el teniente Pablo Cobo, al mando de la unidad antidroga de la Guardia Civil en Algeciras.

Papel, cuerdas, fibras, aceites, tintes, combustibles, dicen que las velas de las primeras carabelas que llegaron a América y los primeros pantalones Levi Strauss se fabricaron con cáñamo. Pero la sustitución por otros productos industriales y la asociación a partir de los años 30 con su primo tóxico, la marihuana, provocaron su declive. También en España. “Es un mercado que hay que ganar de nuevo”, dice Fernando Montero, presidente de la Asociación Española de Productores de Cáñamo.

Hay cultivos incipientes en Callosa de Segura (Alicante), zonas de Cataluña, Galicia, Alicante y La Alpujarra, desde donde contesta este agricultor, que cultiva para el consumo humano. La Alpujarra, una región en la falda sureste de Sierra Nevada, sufrió particularmente el éxodo rural de los años 60 y 70. El campo quedó abandonado, y Montero cree que recuperar cultivos como el cáñamo dinamizaría una economía rural muy precaria. “Pero nos ponen piedras en el camino…”, lamenta.

“Como sabemos que hay similitud, somos muy escrupulosos”, explica un agricultor

Él planta semilla certificada de cannabis sativa sativa, de la variedad Futura 75, con un 0,18% de THC. Hay una veintena de variedades autorizadas por un decreto de 1999 y subvencionadas para el uso industrial. Nada que ver, explica, con la sativa indica, la marihuana. “Si te fumas esto te agarras un dolor de cabeza tremendo. Yo vendo nuestros cogollos, seleccionados, secados y envasados uno a uno, a seis euros por 50 gramos…”. En Francia compra la semilla, que llega en un saco “con matrícula” acompañado de una factura. Después rellena un documento que presenta a la oficina agraria de zona y ante el cuartel de la Guardia Civil. “Como sabemos que hay similitud, somos muy escrupulosos”, explica. Tiene también autorización sanitaria para envasar la hoja y el cogollo. El problema surge con el transporte de la planta: “Metemos fotocopia de facturas, analítica de cada variedad, la trazabilidad. Y aun así lo incauta la Guardia Civil y dice que es marihuana…”.

Eso le ocurrió a Miguel Arrillaga, gerente de De Primera , una empresa con sede en Tarifa que cultiva y envasa cáñamo que luego distribuye a herbolarios, donde se vende para uso alimentario, medicinal o cosmético. Varios de sus envíos han sido interceptados y luego retenidos en un juzgado. El último en Granada, en enero. Un auto sobreseyó la causa el 14 de mayo: “Hice un escrito pidiendo que me lo devolvieran, aportando toda la documentación. Cada día que pasa son pérdidas, pero han tardado casi cuatro meses en hacer los análisis”.

Arrillaga teme que las trabas policiales acaben dando al traste con un cultivo en vías de recuperación y protesta porque observa un problema de “incultura”. Sin embargo, hay también una cuestión técnica en el origen de la confusión. El aparato con el que los agentes realizan el control preliminar detecta trazas de THC con independencia del porcentaje. Para ese aparato el cáñamo es marihuana. El falso positivo es desmentido por un contraanálisis, pero estos resultados se conocen mucho tiempo después.
“En la acción preventiva no se puede discriminar”, razona un mando de la Guardia Civil

El problema no tiene arreglo a corto plazo, según el teniente Cobo: “El agente va a tirar de los instrumentos que tiene. Y si el drogatest da positivo, pone en marcha el dispositivo. El problema es que en la acción preventiva no se puede discriminar”, razona. Un abogado conocedor del problema sugiere que si el afectado presenta la documentación (el certificado de las semillas, con el porcentaje de THC, y las facturas), los agentes deberían abordar el caso con “prudencia”: “Si uno abre un maletero y encuentra un kilo de una sustancia con códigos de barra y papeles en regla, dirigido a una empresa con sus certificados, hay que parar un segundo antes de detener a alguien”. Sin embargo, esa solución tampoco descarta que se retenga la sustancia, que seguiría siendo confundida con la droga.

El teniente Cobo descarta la alternativa de regular su producción al modo que se hace con algunas drogas de uso medicinal: “¿Cómo vamos a montar un sistema de control con algo que es tan libre que se envía por correo?”. Y de la misma forma, deshecha la opción de fiarlo todo a un sistema de certificados (“que cada lote lleve en origen una analítica de THC”, como pide Montero), porque alentaría el fraude de los narcotraficantes. El presidente de los productores sugiere que se aumente el porcentaje mínimo de THC para considerar que la sustancia es ilegal, porque con el actual (0,2%), una polinización accidental puede provocar que el grano supere el límite establecido.

Sin embargo, siempre existirá una barrera que separa lo legal de lo ilegal, y esa barrera seguirá siendo invisible al primer análisis. El mando de la Guardia Civil resume el problema con una frase que podría firmar un personaje de Kafka: “No hay nadie haciendo nada que no le competa, pero por hacer cada uno su función existe un problema”. Cuando reciba el informe emitido por el Ministerio de Sanidad que descarta la presencia de marihuana en lo intervenido en Granada, remitirá un informe a sus superiores comunicando la cuestión.

La solución, parece, está en la ley. “Nosotros somos los más interesados en que no haya nadie que dé gato por liebre. Es tan simple como ponernos una reglamentación”, pide Fernando Montero. Hasta que llegue ese momento, seguirá cruzando los dedos cada vez que esa planta que no es marihuana salga de su finca.

hempfield

Riesgos por un parecido razonable

Dos casos recientes muestran la dificultad de trazar la línea que separa el cáñamo de la marihuana. Miguel Arrillaga (De Primera) suministra cáñamo, con su documentación reglada, a un herbolario de Calahorra (La Rioja) precintado desde hace dos semanas por orden de la Guardia Civil. Los agentes intervinieron “1.000 gramos de marihuana, de los que 968 gramos se encontraban envasados y listos para su venta”, según se informó en una nota. Primero comprobaron que varios clientes salían de la tienda con pequeñas bolsas. Los análisis realizados en un laboratorio del Área de Sanidad constataron, según un portavoz, que en esos envases había marihuana. La nota especifica que la supuesta marihuana estaba distribuida en bolsas “con el logotipo y etiqueta del establecimiento”

Begoña Muñiz, que abrió la tienda hace cuatro meses, niega que vendiera marihuana y anuncia acciones legales por el daño económico y moral que dice que le han producido: “Son mentiras y sandeces. Me están poniendo de traficante en el pueblo…”. Ella explica que preparaba envases sellados de un gramo porque sus clientes prefieren las pequeñas cantidades a las bolsas de 50 o 100 gramos que ofrece De Primera, y que así se lo explicó a los agentes. “¡Es que no hay cogollos! ¡Son cañamones y se comen! Lo que pasa es que les mataba recular…”. Dice que lo intervenido es “pura paja”, y que no es responsable de que “ellos no distingan una cosa de otra”. Indignada, insiste que en su tienda no hay nada “bajo manga”, y que si lo intervenido fuera marihuana estaría detenida. El 11 de junio declarará ante un juzgado “para demostrar que eso no es droga”. Arrillaga comprende que hay un riesgo de que un vendedor utilice bolsas con su etiqueta para rellenarlas de marihuana, pero lanza otra cuestión: “¿Tú crees que la gente va a vender marihuana al precio de hierbabuena? ¿Y con un logotipo?”.

El segundo caso es el de Juan Zurita, un agricultor muy conocido en Las Alpujarras por su defensa del cultivo del cáñamo. Dirige la cooperativa Alsativa , y está en prisión preventiva desde hace más de tres meses. Fue detenido en Málaga con una cantidad indeterminada de cáñamo, y él mismo, según la versión de su hermana, condujo a los agentes hasta su finca en Pórtugos (Granada). Allí se intervinieron 150 kilogramos. “Si mi hermano fuera narco no iba a salir en los periódicos proclamando el cáñamo, ni tendría la finca abierta para todo el mundo”, explica Mari Ángeles. Los análisis han tardado dos meses en llegar al juzgado que investiga el caso, y de ellos se desprende que 400 gramos de los 150 kilos intervenidos son de marihuana. La defensa ha pedido un contraanálisis. Juan Zurita ya pasó por los calabozos y fue denunciado por un delito contra la salud pública en 2007. El asunto se sobreseyó porque quedó demostrado que la planta que se le intervino entonces era cáñamo. Fuente ElDiario

por -
0 201 vistas

Una firma granadina especializada en el cultivo del cáñamo presentó esta semana, de la mano de la edil de Cultura Almudena Guilló (PP), en el Juzgado de Aguas de Callosa de Segura su próxima campaña de cultivo del cáñamo a los agricultores de este municipio conocido antaño como la «capital del cáñamo» en España. José Garrido, representante de Felixcáñamo explicó que durante cuatro años han realizado «pruebas en 50 hectáreas aunque el objetivo ahora es contar con 150». Garrido afirmó que una de las ventajas más importantes de la plantación de este material es que el agricultor «puede conocer el beneficio que va a obtener antes de sembrar», a diferencia de otras plantaciones, dijo. También ofreció esperanzas de futuro porque «Europa vive del cáñamo desde siempre» y hay hasta «2.400 aplicaciones distintas» para este material, según sus palabras, que además será cada vez más demandado por la «normativa para 2020 que exige el uso de redes fabricadas sin plástico», afirmó, algo que interesa en este caso más a la industria hiladera y de fabricación de redes que tiene asentadas en Callosa a algunas de las firmas más importantes de España, como herencia precisamente del foco de producción del cáñamo. Muchos de esos cultivadores, presentes en la reunión, trabajadores del cáñamo durante décadas, acostumbrados a los trabajos más artesanales, no se mostraron demasiado receptivos con la nueva forma de cultivo. 
Por otro lado, la concejala de Cultura Almudena Guilló, que fue la que introdujo este acto de una empresa privada, apostó por esta firma para poder dar a conocer «nuestro cáñamo fuera de las fronteras de Callosa”, porque la huerta y los agricultores «son un patrimonio importantísimo en la ciudad», dijo Guilló, aunque sobre el terreno el cultivo del cáñamo es casi residual y desapreció del municipio hace décadas. Además Joaquín Parra, profesor honorífico de la Universidad Miguel Hernández que ha investigado durante años las plantaciones de algodón y cáñamo en la comarca para recomendar la búsqueda de nuevas variedades de la planta porque, según dijo, “del cultivo no nos pueden enseñar nada”. Fuente

por -
10 5.416 vistas

Gafas de sol de cáñamo y fibra de lino, diseño ecoresponsable para accesorios de moda

Sam Whitten, un diseñador que dejó sus estudios en la universidad para crear monturas de gafas de cáñamo, presenta una de sus más recientes creaciones con sentido responsable con el medio ambiente. Una serie de lentes de sol fabricadas a mano a partir del cáñamo y fibra de lino mezclados con una resina resistente al agua.

Las gafas, llamadas “Hemp Eyewear” han sido el resultado de una investigación detallada de una serie de materiales, teniendo al cáñamo y la fibra de lino en láminas compactadas con un aglutinante ecológico, las ideales para desarrollar esta propuesta que busca dar una alternativa ecológica a la producción de estos elementos o accesorios. La propuesta de Sam Whitten nos da la posibilidad de utilizar gafas eco y chic.

Los lentes se forman mediante el modelado a baja presión que logra curvarlos y formarlos en máquinas, una vez que las monturas están armadas, se recubren con una resina bio-ecológica para impermeabilizarlas y darles resistencia extra.

“Creemos que este increíble material se debe utilizar para crear productos más sostenibles. Hacemos las únicas gafas de cáñamo disponibles. Nuestra idea es trabajar junto a la industria convencional”, comentan desde la empresa

Estas gafas de cáñamo y con marca Hemp estarán disponibles a fin de año a través de su página web  que está preparando un lote especial para Navidad.

“El cáñamo ha sido un material que siempre se ha usado en todo mundo y durante siglos, es utilizable prácticamente para todo y su fibra es un material más sostenible que la madera”.

por -
0 1.045 vistas

La historia cuenta que Betsy Ross cosió  la primera bandera americana con cáñamo .

Esta semana, el Comité de Asignaciones del Senado de los Estados Unidos añadió una enmienda a favor del cáñamo en su proyecto de ley de Asignaciones CJS. La enmienda tiene por objeto poner fin a la interferencia federal en la producción del cáñamo y así fortalecer la columna vertebral de la Ley Agrícola .

La modificación de cáñamo fue aprobada por una votación de 22-8 con ocho republicanos que votaron a favor del proyecto, y un voto demócrata en contra.

Como se informó a principios de este año, este proyecto de ley agrícola, que el presidente Obama firmó, incluye una disposición hacia el cáñamo. Esta enmienda en el nuevo proyecto de ley tiene por objeto garantizar que la DEA no pueda hacer nada para meterse con la ejecución de la prestación de la Ley Agrícola y el cáñamo como la incautación de 250 kilos de semillas de cáñamo de Kentucky .

Desafortunadamente, el Senado no consideró o actuó sobre la reciente modificación de la marihuana medicinal de la Casa , dejando la situación en el limbo.

Sin embargo, la semana pasada el voto abrumadoramente bipartidista sobre el cáñamo en el Comité de Asignaciones del Senado muestra que nuestra coalición se mantiene muy al alcance de la victoria en la votación sobre la marihuana medicinal en el pleno del Senado a finales de este mes, en el caso que la enmienda plantee su cultivo en el suelo.

Fuente Marijuana

por -
3 532 vistas

Considerado como “el auto más ecológico del mundo” el Kestrel EV está construido principalmente de cáñamo. De mano de los canadienses de la empresa Motive Industries Incnace este genial autito que una vez más nos demuestra las posibilidades que ofrece el cáñamo dentro de las industrias nacionales.

Afortunadamente en Canadá la producción de cañamo con fines industriales y que beneficie el medio ambiente está permitida, aunque hay ciertos problemas con el tema medicinal en el país del norte que se deben afinar.

El Kestrel alcanza una velocidad máxima de 90 km/h y ofrece una autonomía de unos 160 kilómetros. Se mueve gracias a un motor eléctrico, y pesa poco más de una tonelada.
El precio será accesible y tiene un tamaño para cuatro pasajeros.

El cáñamo es un material que presenta grandes ventajas: soporta mejor que el acero los choques, ya que es más elástico, y tiene similares propiedades mecánicas al vidrio, siendo más ligero, es por esto que la carrocería del Kestrel está fabricada completamente de cáñamo. De esta manera el auto pesa menos que uno convencional, y por ello utiliza menos combustible y produce menos contaminación.

Las fabulosas propiedades del cáñamo no son algo nuevo, de hecho ya en 1941 Henry Fordhabía elaborado un automóvil a partir del tallo de la Ganja e incluso se había pensado en crear unbiocombustible a partir del cáñamo.

Ya existen autos solares, eléctricos, a hidrógeno y las tecnologías asociadas que permitirían que viajemos sobre ruedas sin gastar un peso y sin dañar al medio ambiente, pero parece que el sistema financiero se ha vuelto un obstáculo para lo que muchos deseamos. Cuando estas propuestas no son consideradas como “un buen negocio” debemos hacer un mayor esfuerzo para que vean la luz, porque es una evolución necesaria que hay que adoptar para comenzar a disfrutar de este mundo libremente. Los prototipos del Kestrel están listos para su producción masiva, pero por alguna razón su desarrollo se ha visto bloqueado, desde su aparición en 2010 aún queda trabajo para que logremos ver estos nuevos vehículos en las calles de Latinoamércia.

El cáñamo tiene un potencial tan grande que puede cambiar el modelo completo de las industrias de los países que sean lo suficientemente visionarios como para permitir su producción a gran escala.

Fuente Cogollando

por -
1 595 vistas

España asiste a un renacer del cáñamo, una variedad de la especie herbácea Cannabis sativa con bajo contenido psicoactivo y materia prima milenaria de innumerables productos alimenticios, textiles y medicinales, informa Inés Benítez desde Málaga.

“El cáñamo se ha cultivado desde el principio de los tiempos por sus propiedades nutritivas y beneficios para la salud. Es una planta que remineraliza la tierra”, explicó Pilar López, de la Cooperativa Galihemp, que se dedica a su transformación y comercialización en la ciudad nororiental de Lugo.

La Unión Europea (UE) permite la producción del cáñamo industrial y hortícola cuando la concentración de tetrahidrocannabinol (THC), el elemento psicoactivo que contiene, no supere 0,2 por ciento, ya que hay subespecies y variedades de Cannabis sativa que contienen entre 0,5 y cinco por ciento, de las que se obtienen la marihuana y el hachís.

El Real Decreto 1729/1999 del 12 de noviembre de 1999 autoriza 25 variedades de cáñamo industrial para el cultivo en España y establece las normas para la concesión de las ayudas al lino textil y al cáñamo.

Esto consagra el retorno de un cultivo milenario como alimento y para elaborar fibras, que incluso tuvo un auge especial durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Pero en 1937, Estados Unidos prohibió el uso del cáñamo, para favorecer el algodón y las fibras sintéticas.

La ancestral industria se hundió entonces y forzó un éxodo de los campesinos productores. La puntilla definitiva se la puso una ley local sobre peligrosidad y delincuencia, en 1970, que junto a convenciones internacionales sobre el cannabis contribuyeron a su desuso.

El químico catalán Josep María Funtané contó a IPS que descubrió las propiedades terapéuticas del cáñamo cuando enfermó de cáncer y comprobó que lo ayudaba a paliar los efectos secundarios de la quimioterapia.

Por eso, en 2011 decidió crear en la ciudad noroccidental de Barcelona Vitrovit, una empresa de productos medicinales derivados de esta planta y también de cosméticos y fertilizantes.

Los pacientes suelen necesitar del cannabis solo los compuestos menos psicoactivos, con bajo THC, y con el máximo contenido posible de cannabidiol, el cannabinoide no psicoactivo. Tienen efectos paliativos analgésicos contra el dolor como la marihuana, pero con un mínimo de THC.

Funtané prepara el Mapa español para la recuperación del cultivo del cáñamo industrial, que ofrecerá información detallada por comunidades y provincias sobre estas siembras emergentes, que se caracterizan por su rápido crecimiento y su adaptabilidad a la mayoría de los terrenos.

Agricultores, productores y comerciantes de cáñamo industrial coinciden en resaltar su enorme potencial, pero también lamentan que deba hacer frente a detenciones y decomisos de mercancías.

El 7 de mayo, las autoridades precintaron un “grow-shop terapéutico” (tienda de cultivo) con productos derivados del cannabis en Calahorra, un pueblo de la comunidad norteña de La Rioja: “Llegaron los guardias civiles sin orden judicial y precintaron la tienda”, dijo a IPS el dueño del comercio, quien solo brindó su nombre, Dionisio.

“Desde enero las autoridades han decomisado tres de mis envíos de cáñamo industrial al confundirlos con marihuana, con el perjuicio para tiendas y clientes finales”, se quejó a IPS otro productor, Miguel Arrillaga. Hay “una epidemia de ignorancia y desconocimiento” sobre un cultivo que recibe subvenciones, alertó.

semillas-cañamo

Arrillaga, como otros productores consultados por IPS, compra las semillas certificadas de una variedad legal en Francia, porque España no facilita ese paso, igual que Alemania, Suiza, Noruega y otros productores europeos.

Sus semillas las siembran agricultores en campos de la comunidad sureña de Andalucía. Vende desde la semilla para elaborar leche, hasta hojas para infusiones, cogollos para alimentación, jabones o aceite crudo como aliño o hidratante dermatológico.

Esta producción “podría ser una revolución verde que absorbiera desempleo en el mundo rural en estos momentos de crisis económica”, aseguró a IPS el presidente de la Asociación Española de Productores y Transformadores del Cáñamo (AEPTC), Fernando Montero.

La Asociación fue creada en 2012 en el municipio de Bubión, en el corazón de La Alpujarra, en la provincia andaluza de Granada.

Montero, quien vende cáñamo junto a su hijo en su empresa LaKaraba, reconoció que, pese a que cumple “de forma exhaustiva” todos los requisitos legales, siembra “con cierto miedo” a que las autoridades intervengan en algún momento.

El teniente de la Guardia Civil (policía militarizada) de la ciudad andaluza de Algeciras, Pablo Cobo, dijo a IPS que “aunque no sea lo que aparenta ser” un paquete de hojas de cáñamo industrial tiene el mismo aspecto y olor que otras variedades, como la marihuana.

En el caso de que las autoridades detecten, por ejemplo, el envío o recepción de un paquete de hojas de cáñamo, los resultados de sus primeros análisis dan positivo ya que ubican cualquier traza existente de THC, por pequeña que sea.

Así que enseguida se activa un protocolo de incautación y posterior remisión de las muestras a las autoridades sanitarias para un segundo análisis en laboratorio.

“El problema radica en las pruebas e identificación primigenias que las autoridades realizan”, que no son fiables hasta un segundo análisis de contraste, dijo a IPS un abogado que no quiso revelar su nombre.

Mientras se comprueba si el cannabis respeta o no los límites legales de sustancia psicoactiva, el producto puede permanecer decomisado durante semanas o meses, denunció Arrillaga.

También se refirió al agricultor granadino Juan Zurita, detenido en varias ocasiones por delitos contra la salud pública y preso desde febrero.

España ha firmado la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, el Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971 y la Convención de las Naciones Unidas contra el Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de 1988, que censuran la siembra, producción y comercio del cannabis como droga, pero no restringen la producción de cáñamo industrial.

Con la fibra del cáñamo se puede confeccionar ropa, cuerdas y papel, mientras que el aceite de sus semillas sirve como biocombustible y en la preparación de alimento del ganado.

“Qué mejor que trabajar con algo tan bueno”, argumentó López, de Galihemp, que producirá pasta de cáñamo para hacer papel, gracias a una máquina transformadora.

La cooperativista dijo a IPS que “es una vergüenza la ignorancia que existe sobre esta planta en algunos lugares de España, a nivel de la Guardia Civil”.

Los obstáculos se acumulan para el sector en España, donde cuesta encontrar hasta secaderos para las semillas, mientras en Francia, Alemania, Austria y otros países se multiplican las hectáreas dedicadas al cultivo.

López cree que el futuro del cáñamo industrial en España será “esplendoroso” y no tiene “ninguna duda” de que va a salir adelante, aunque reconoce que el desconocimiento y los intereses de las grandes industrias no juegan a favor.

“Hay una serie de industrias potentes, como la textil o la del acero, a las que no les interesa el potencial del cáñamo y que no van a permitir que les robe mercado”, sostuvo Funtané.

El cáñamo se utiliza para fabricar piezas para la industria del automóvil, y sus fibras unidas, empleadas en construcción, constituyen un aislante térmico y acústico regulador de la humedad.

Fuente Periodistas-es

por -
0 315 vistas

Desde Italia se enviaron a Kentucky 250  libras de semillas de cáñamo para el programa piloto de produccion e investigación aprobado en los Estados Unidos y que busca revitalizar la industria del cáñamo en estados norteamericanos. Pero, los agentes de aduanas en el Aeropuerto Internacional de Louisville claramente no tenían el dato de la autorización que  el presidente firmó sobre la Ley Agrícola en febrero , y que Hemp Industrial Producción tenía para fines de investigación.

Si bien no está claro si en el aeropuerto de Louisville y sus oficiales de aduanas sabían de estos envíos entrantes, pero requisaron las 250 libras de la semillas el viernes pasado sin previo recibimiento , aparentemente sin darse cuenta de que la ley federal lo hacía legal para la producción. El Comisario de Agricultura James Comer de su propio Estado creó un programa piloto que permitía producir e investigar cañamo por seis universidades estatales-incluyendo la Universidad de Louisville.

Claro que es concebible que un cargamento de 250 libras de semillas podría plantear algunas dudas para cualquier agente de aduanas, pero una rápida búsqueda en Google “Hemp es legal” o una llamada a la Casa Blanca podría a ver despejado rápidamente la duda . En cambio, el cáñamo es literalmente rehén de los agentes de aduanas de los Estados Unidos .

Las semillas se incautaron el viernes pasado y en la actualidad aún están en el limbo y es que ni un solo legislador de Kentucky ha comentado o tomado el control de la situación. Si nada cambia para este miércoles, el Comisario de Agricultura Comer será el que tenga que ir a la Corte Federal de Washington DC para el juicio.

No obstante, con o sin estas semillas de cáñamo, el programa de Kentucky se lanzará la próxima semana cuando los  “Héroes de cosecha propia”, un grupo de veteranos de guerra, serán los primeros que siembren legalmente las semillas de cáñamo en Kentucky en más de 50 años.

Como se señaló anteriormente, Kentucky tiene un riquísimo patrimonio de cáñamo, el crecimiento de su primera cosecha en 1775 produjo más cáñamo que cualquier otro estado norteamericano. Y si usted se está preguntando lo que la producción de cáñamo industrial podría significar exactamente a Kentucky, Estados Unidos, y el mundo entero, acabo de leer esta placa:

Cañamo-Placa

 

 

 

 

 

por -
1 1.527 vistas

 

Hay una nueva tendencia de cáñamo que está arrasando allí y no tiene nada que ver con esas pulseras de la amistad de los años 90.

Veintitrés estados en los Estados Unidos han promulgado leyes en favor del cáñamo industrial (el gobernador de Hawai Neil Abercrombie firmó el último proyecto de ley la semana pasada), por lo que la cosecha del “primo hermano” de la marihuana es allí un fenómeno nacional. Desde principios de año, más de 70 proyectos de ley relacionados con el cáñamo se han introducido en más de la mitad de los estados del país. La aprobación de la reciente Ley Agrícola, que legalizó el cultivo con fines de investigación, aclaró el camino para la producción de cáñamo industrial.

El cáñamo, que es la misma especie que la marihuana ( Cannabis sativa ), pero contiene poco o nada de THC, se cultivaba ampliamente en América antes del sentimiento anti-droga que ayudó a que fuese impopular en la década de 1950. Hoy, sin embargo, el giro de la marea en la nación sobre la marihuana significa que su ” primo sobrio “también se reparando.

La política del cáñamo “no sólo está convirtiendo una esquina,” El Rep. Earl Blumenauer (demócrata de Oregon), dijo a The Huffington Post a principios de este año. “Había que doblar la esquina y correr cuesta abajo . “

Entonces, ¿qué pasa con la nueva obsesión de los Estados Unidos con el cáñamo?  A continuación, 9 razones de por qué este cultivo mágico está barriendo la nación, casi todas ellas tienen su origen en las características sostenibles y respetuosas de su cultivo con el medio ambiente:

1. Es el mejor amigo del agricultor
No sólo se cultiva cáñamo en una variedad de climas y tipos de suelo, sino que también crece muy estrechamente espaciado (mayor a menor uso de la tierra) y su tasa de crecimiento es muy rápido (lo que conduce a altos rendimientos). 
Los agricultores de Canadá informaron que tenían  ganancias de $ 300 por acre de cultivo de cáñamo. Por otra parte, debido a que el cultivo mejora la salud del suelo (véase más adelante), los agricultores pueden cultivar alimentos inmediatamente después de una cosecha de cáñamo sin un período de barbecho.

Cañamo-industrial

 

 

2. Es el mejor amigo del medio ambiente
Alguna vez se preguntó de donde viene el apodo de “malas hierbas” ? La planta del cáñamo crece natural, obviando la necesidad de la mayoría de los pesticidas ( por naturaleza es resistente a la mayoría de las plagas), herbicidas, fungicidas y crece con menos agua que la mayoría de cultivos. Debido a su capacidad de recuperación, también se ha marcado como una manera natural de limpiar la contaminación del suelo. Utilizando un proceso denominado fitorremediación , se utilizó el cáñamo en Chernóbil para extraer del suelo sin causar daños tóxicos contaminantes del suelo y las aguas subterráneas. El cáñamo en realidad absorbe CO2 mientras crece a través de la fotosíntesis natural, lo que la hace muy positiva desde el primer momento.

Cañamo

 

 

3. Puede competir con algodón
El cáñamo se ha utilizado como tela desde tiempos inmemoriales. Como textil, el cáñamo es duradero, tiene variedad de colores naturales según la forma en que se procese la planta, y es ” una tela maravillosa , comparable para la ropa “, de acuerdo con Patagonia.  Además, necesita aproximadamente la mitad de tierra y la mitad de agua que el algodón para cultivarse.

o-HEMP-CLOTHING-570

 

4. Es un “súper alimento”
Las semillas de cáñamo se utilizan en una gran variedad de alimentos de salud , incluyendo mantequillas de semillas de cáñamo, barras energéticas de semillas de cáñamo, aceite de cáñamo e incluso  leche de semillas de cáñamo. Las semillas tienen un sabor a nuez y son consideradas como un súper alimento, ya que son ricos en ácidos grasos omega-3 y proteína completa.

o-HEMP-FOOD-570

 

 

6. Se puede hacer bio-combustible
Un estudio del 2009 de la Universidad de Connecticut encontró que el aceite de semilla de cáñamo podía ser una ” viable e incluso atractiva materia prima “para la producción de biodiesel. El Biodiésel de cáñamo resultó ser de alta eficiencia (97 por ciento de aceite de cáñamo se convirtió en biodiesel) y podría incluso ser utilizado a temperaturas más bajas que otros biodiesel. 

o-BIODIESEL-570

 

 

7. Podemos crear edificios sin emisiones de carbono
Cariñosamente llamados “hempcrete,” la fibra de cáñamo se puede mezclar con cal para crear materiales de construcción sin emisiones de carbono, incluyendo aislamiento, cartón prensado, pisos y construcción de paredes . Hempcrete es energéticamente eficiente, no tóxico y resistente al moho, los insectos y al fuego . Por otra parte, es más fácil de trabajar que el hormigón y tan fuerte como él.

GERMANY-HEMP-PRODUCTION

 

 

8. Puede reemplazar al plástico
Henry Ford construyó un famoso coche de cáñamo y plástico de soja a principios de 1940, y Lotus recientemente hizo lo mismo. En el 2008, el Lotus Elise Eco utiliza el cáñamo en sus paneles de carrocería y alerones compuestos, y ya muchos fabricantes de automóviles se han cambiado a compuestos de cáñamo para paneles de puertas, columnas, respaldos de asientos, revestimientos de arranque, consolas de suelo y paneles de instrumentos. Los compuestos del cáñamo son más fuertes, más ligeros y más baratos que los de fibra de vidrio y fibra de carbono, además, son reciclables! 

British International Motor Show 2008

 

9. Podría hacer un montón de dinero en Estados Unidos
Actualmente, América importa la mayor parte de su semillas y aceite de cáñamo de China y Canadá. En el 2011, los EE.UU. importaron $ 11,5 millones de dólares en productos de cáñamo , un aumento de $ 1.4 millones desde el 2000. Con las leyes en contra del cáñamo industrial, sin embargo, los EE.UU. tiene una oportunidad para crear puestos de trabajo nacionales y capitalizar el creciente mercado. Algunas estimaciones valoran el mercado de cáñamo industrial en EE.UU.  en 500 millones de dólares el año ; Según informes de la industria del cáñamo de Canadá las ganancias este año serán  1000 millones de dólares.

o-FARM-MONEY-570

 

Tal vez incluso veremos un resurgimiento de la joyería del cáñamo …

o-HEMP-BRACELETS-570

 

Fuente Huffingtonpost traducido por La Marihuana

 

 

 

 

 

 

 

por -
0 1.223 vistas

Un creciente número de estados en los EE.UU. están relajando las políticas sobre la prohibición del cannabis, pero poco debate ha tenido lugar en Japón sobre los beneficios potenciales de adoptar un enfoque similar. Como varios lugares alrededor del mundo que celebran el 20 de abril festivales anuales de marihuana, se examinan los vínculos históricos y culturales de Japón con esta planta tan denostada.

Cuando Junichi Takayasu con 3 años, se ilustró con un libro de imágenes sobre ninjas le cambió la vida para siempre. Lo que le fascinaba a la mayoría, las habilidades furtivas de los asesinos o sus gadgets secretas, para el fue el su uso de una planta muy especial.

“El libro muestra cómo los ninjas entrenados saltaban por encima de las plantas de marihuana”, dice Takayasu. “Cada día tenían que saltar más alto y más porque el cannabis crecía muy rápidamente. Yo estaba tan sorprendido que le dije a mi mamá que quería cultivar cannabis cuando fuese mayor “.

Comprensiblemente, la madre de Takayasu estaba bastante angustiada por la aspiración de su hijo. Las leyes contra la marihuana de Japón se encuentran entre las más estrictas del mundo, con la posesión de incluso pequeñas cantidades son castigados con penas de prisión de cinco años y sobre siete años tras las rejas por cultivo.

Sin embargo, Takayasu se negó a dejar que esto estropease sus sueños. Hoy en día, más de 40 años después, es uno de los principales expertos del Japón sobre el cannabis y el curador de Taima Hakubutsukan, único museo del país dedicado a la marihuana tan denostada. Inaugurado en el 2001 en la ciudad de Nasu, Tochigi Prefecture, aproximadamente a 160 km al norte de Tokio, la misión del museo es enseñar a la gente acerca de la historia de la cannabis en Japón, un pasado que, Takayasu cree, ha sido denigrado y olvidado durante demasiado tiempo .

“La mayoría de los japoneses ven el cannabis como una subcultura de Japón, pero están equivocados”, dice Takayasu. “El cannabis ha estado en el corazón de la cultura japonesa desde hace miles de años.”

Según Takayasu, la evidencia más temprana de la cannabis en Japón se remonta al Período Jomon (10,000-200 BC), con reliquias de cerámica recuperadas en la prefectura de Fukui que contenía semillas y restos de fibras de cáñamo tejidas. “El cannabis es la sustancia más importante para la gente prehistórica en el Japón”, dice. “Llevaban ropa hecha de las fibras y la usaron para cuerdas de arco y líneas de pesca.”

Taima Museum in Tochigi prefecture in Japan.

Es probable que la variedad del cannabis de origen de estas fibras período de Jomon era el cannabis sativa. Alto crecimiento y valorado por su fuerte tallos, es a partir de las cepas sativa especialmente criadas se deriva el cáñamo industrial de hoy en día.

En los siglos siguientes, el cannabis siguió desempeñando un papel clave en Japón, en particular en el sintoísmo, la religión indígena del país. El cannabis fue venerado por su capacidad de limpieza de modo que los sacerdotes la utilizan para agitar las haces de sus hojas para bendecir a los creyentes y exorcizar a los malos espíritus. Esta importancia se mantiene hoy con las gruesas cuerdas ceremoniales tejidas con fibras de cannabis que se muestran en los santuarios. Los Sacerdotes Shinto también son conocidos por decorar sus varitas con tiras de color dorado de la corteza de los tallos del cannabis.

El cannabis también fue importante en las vidas de la gente común. Según el historiador de principios del siglo 20 George Foot Moore, los viajeros japoneses la utilizaban históricamente para presentar pequeñas ofrendas de hojas de cannabis en los santuarios de carretera para garantizar los viajes seguros. También señaló que, durante el verano Bon festival, las familias queman paquetes de cannabis en sus puertas para dar la bienvenida de nuevo a los espíritus de los muertos.

Hasta la mitad del siglo 20, el cannabis se cultivaba en todo Japón, sobre todo en Tohoku y Hokkaido, y frecuentemente surgían en la literatura. Además de las referencias a las plantas de cannabis en el entrenamiento ninja, que también figuran en la “Manyoshu” – la colección más antigua de poemas de Japón y en el Período Edo (1603-1868) libro de grabados en madera, “Wakoku Hyakujo.” También en la poesía haiku, las palabras clave que describen las etapas del cultivo de cannabis denotan la temporada cuando el poema se establece.

“La agricultura del cáñamo solía ser un ciclo durante todo el año”, dice Takayasu. “Las semillas se plantaron en la primavera después se recogían en el verano. Después de esto, los tallos se secaban luego se sumergían y se convertían en fibra. Durante todo el invierno, estas se tejían en tela y se convertían en prendas listas para llevar durante la próxima temporada de siembra “.

Con el cannabis como material jugando tan importante y su papel espiritual en la vida de los japoneses, surge una pregunta obvia: ¿La gente que fumaba?

Takayasu, junto con otros expertos de cannabis japoneses, no están seguros. Aunque los registros históricos no hacen mención de la práctica, algunos historiadores han especulado que el cannabis podría haber sido el fármaco de elección para los plebeyos. Si bien el arroz y su elaboración a partir de el, estaba monopolizado por las clases altas, el cannabis se cultivaba ampliamente y estaba disponible libremente.

Algunos estudios científicos sugieren también altos niveles de tetrahidrocannabinol psicoactivo (THC) en plantas de cannabis en Japón. De acuerdo con una encuesta publicada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, en 1973, la planta de cannabis de Tochigi y Hokkaido sincronizan los niveles de THC del 3,9 por ciento y 3,4 por ciento, respectivamente. A modo de comparación, la Universidad de Mississippi estudió la marihuana en Potencia Proyecto de Monitoreo y reveló que los niveles promedios de THC en la marihuana incautadas por la policía de los Estados Unidos en la década de 1970 eran sólo alrededor del 1,5 por ciento.

Tampoco los japoneses son reacios a tomar ventaja de los beneficios medicinales del cannabis. Durante mucho tiempo ingrediente en la medicina, las curas a base de cannabis tradicionales chinas estaban disponibles en las tiendas japonesas de medicamentos para tratar el insomnio y aliviar el dolor en el siglo 20.

Sin embargo, en la década de 1940, en particular, la Segunda Guerra Mundial, marcó un punto de inflexión en la historia de la producción japonesa de cannabis.

Al principio, la década comenzó bien para los agricultores. “Durante la Segunda Guerra Mundial, había un dicho entre los militares que sin cannabis, la guerra no podía ser librada”, dice Takayasu. “El cannabis fue clasificado como un material de guerra, usado por la marina para cuerdas y para la fuerza aérea como cuerdas de paracaídas. Aquí en Tochigi Prefecture, por ejemplo, la mitad de la cosecha de cannabis se reservó para los militares “.

Tras la derrota del país en 1945, sin embargo, las autoridades estadounidenses de ocupación en Japón trajeron con ellos las actitudes estadounidenses hacia el cannabis. Washington había prohibido eficazmente el cannabis en los Estados Unidos en 1937 y ahora ponía en marcha su prohibición en Japón. En julio de 1948, con la nación todavía bajo la ocupación de EE.UU., se aprobó la Ley de Control de Cannabis, la ley que sigue siendo la base de la política anti-cannabis en el Japón de hoy.

Hay un número de diferentes teorías de por qué los EE.UU. prohibieron el cannabis en Japón. Algunos creen que se basa en un deseo genuino de proteger a los japoneses de los males de las drogas, mientras que otros señalan que los EE.UU. permitieron más la venta de anfetaminas hasta el 1951. Varios expertos de marihuana argumentan que la prohibición fue instigada por participaciones petroquímicas estadounidenses en un intento de cerrar la industria de la fibra de cannabis japonesa, la apertura del mercado para los materiales artificiales como el poliéster y el nylon.

Takayasu localiza la prohibición del cannabis en el contexto más amplio de los intentos de los Estados Unidos para reducir el poder de los militares japoneses.

“De la misma manera que las autoridades estadounidenses desalentadas por el kendo y el judo, la Ley de Control de Cannabis 1948 era una manera de debilitar el militarismo en Japón”, dice. “La industria del cannabis durante la guerra había estado tan dominada por los militares que la Ley de Control de Cannabis fue diseñada para despojar su poder.”

Cualquiera que sea la motivación, la decisión de EE.UU. de prohibir cannabis creó pánico entre los agricultores japoneses. En un esfuerzo por calmar sus temores, el emperador Hirohito visitó la Prefectura de Tochigi, en los meses previos a la prohibición para tranquilizar a los agricultores y trasmitirles que serían capaces de continuar creciendo en el desafío de la nueva ley, una declaración sorprendentemente subversiva.

p14-mitchell-cannabis-d-20140420

Después de varios años, las garantías del Emperador demostraron que el cultivo de cannabis no disminuyó. En 1950, por ejemplo, había aproximadamente 25.000 granjas de cannabis en todo el país. En las décadas siguientes, sin embargo, este número cayó a plomo. Takayasu lo atribuye a una caída de la demanda provocada por la popularidad de las fibras artificiales y los costos de las nuevas licencias a los agricultores de cannabis que estaban obligados a poseer en virtud de la Ley de 1948.

Hoy en día, dijo Takayasu, hay menos de 60 granjas de cannabis con licencia en Japón, las cuales son necesarias para crecer cepas de cannabis que contienen niveles mínimos de THC. Con el número de agricultores por lo bajo, Takayasu teme por el futuro de cannabis en el país. Por lo que él sabe, sólo hay una persona en el país versado en el ciclo completo de la semilla para telar. Esa persona tiene 84 años y cuando ella muera, Takayasu teme, su sabiduría desaparecerá con ella.

Frente a este peligro de extinción, Takayasu está decidido a preservar la cultura del cannabis japonés. Él organiza visitas anuales a las explotaciones legales cerca de su museo para mostrar a los visitantes cómo el cultivo de cannabis con alta densidad es y cómo se requieren pocos, si algún, producto químico agrícola. Además, Takayasu organiza talleres mensuales para enseñar a la gente acerca de tejer fibras de cannabis. En la exhibición en el museo hay una variedad de ropa hecha de cannabis; el material de color crema suave es caliente en invierno y fresco en verano y se adapta perfectamente al clima japonés.

Entre los aficionados del museo son los miembros del departamento de policía local, que alaban sus esfuerzos para revitalizar la economía rural ya veces visitan para aprender más sobre esta hierba fuera de la ley.

Todo esto es prueba de entusiasmo permanente de Takayasu para la planta especial que encontró por primera vez cuando era un niño de 3 años de edad.

“Los japoneses tienen una visión negativa de cannabis, pero quiero que conozcan la verdad y quiero proteger su historia”, dijo. “Cuanto más aprendemos sobre el pasado y tengamos mayores pistas podremos ser capaces de conseguir saber de cómo vivir mejor en el futuro.”

Taima Museum in Tochigi prefecture in Japan.

¿Qué hay del nombre?

Los botánicos generalmente dividen la familia del cannabis en tres amplias categorías: las altas Cannabis sativa, las espesas Cannabis indica y la pequeña Cannabis ruderalis.

Sin embargo, esta simple taxonomía es a menudo frustrada por la interfertilidad de estos tres tipos que les permite ser cruzadas en nuevas variedades ilimitadas.

Las propiedades deseadas de estos híbridos tienden a determinar el nombre con el que comúnmente se las conoce.

La marihuana, por ejemplo, generalmente se refiere a las plantas de cannabis que se cultivan para ser ingeridas para uso médico o recreativas. El cannabis sativa se dice que es para dar a los usuarios una sensación de euforia enérgica y puede ser recetada para la depresión, mientras que el cannabis indica es aparentemente más sedante así se puede utilizar como un relajante muscular o para tratar el dolor crónico.

El cáñamo es el nombre a menudo se aplica a las plantas altas de la categoría de cannabis sativa que se cultiva principalmente por sus fuertes fibras, pero también puede contener niveles significativos de THC.

Más recientemente, el término cáñamo industrial se ha acuñado en los EE.UU. para referirse a plantas de cannabis que han sido criadas especialmente por contener niveles muy bajos de THC (menos de 1 por ciento) con el fin de cumplir con las leyes actuales de drogas.

Hoy en día, muchas de las granjas de cannabis con licencia de Japón crecen una variedad de baja THC llamado Tochigi shiro que se desarrolló por primera vez en el período de posguerra.

Por JON MITCHELL

Fuente The Japan Times traducido por La Marihuana

por -
5 960 vistas

El cannabidiol (CBD) es uno de los muchos productos químicos que contiene la marihuana. Los niños que sufren de convulsiones se benefician de aceite extraído de la marihuana que casi no tiene THC (es decir, de cáñamo) y ha desatado una ola de legislación como nunca antes se había visto. Ahora los representantes estatales pueden favorecer la marihuana, sin el temor de que las personas se coloquen por su uso. Esto explica por qué tantos republicanos están patrocinando estos proyectos de ley.

Utah

El 25 de marzo, el gobernador de Utah, Gary Herbert firmó la ley HB 105 por lo que en el estado de Utah la marihuana médica es legal. El 11 de marzo, el Senado de Utah por unanimidad aprobó el proyecto de ley, patrocinado por el representante republicano Gage Froerer, que indica que el Departamento de Agricultura del Estado autoriza cultivar cáñamo industrial que es bajo en THC y con el propósito de producirl aceite de cannabis. Conocido como el “Plantas Extractos Enmienda”, el proyecto de ley permite a los residentes de Utah adquirir el medicamento en Colorado y traerlo de vuelta a Utah.

-Alabama

El 01 de abril, el gobernador Robert Bentley firmó la ley de Carly, llamado así por, Carly Chandler, haciendo de Alabama el estado de la marihuana medicinal numero 22 . El 11 de marzo, el Senado de Alabama votó unánimemente a favor de la SB 174 . El proyecto de ley, patrocinado por el senador republicano Paul Sanford, llamó a la Universidad de Alabama para llevar a cabo la investigación sobre la eficacia de cannibidiol en el tratamiento de enfermedades neurológicas como la epilepsia. UAB será capaz de prescribir aceite a los pacientes autorizados. Un millón de dólares se han destinado para el estudio.

-Kentucky

El 11 de abril, el gobernador Steve Beshear firmó la ley SB 124, por lo que el estado de Kentucky es el 23 que autoriza la marihuana medicinal. El 12 de marzo, el Senado de Kentucky aprobó por unanimidad el proyecto de ley, patrocinado por el senador republicano Julie Denton. En marzo, el día 26, la Cámara hizo lo mismo . La nueva ley autorizó a la Universidad de Kentucky y a la Universidad de Louisville el llevar a cabo la investigación sobre el aceite de CBD y proporcionarlo a los pacientes inscritos en el programa de ensayos.

-Georgia

El 4 de marzo, Georgia aprobó casi por unanimidad la HB 885 (conocida como Ley de la Esperanza de Haleigh. El proyecto de ley, patrocinado por el representante republicano Allen Peake, revivió una ley estatal que permite que la marihuana pueda ser proporcionada por las instituciones académicas. El objetivo principal de la ley es que los niños como Haleigh tengan acceso al aceite de bajo contenido en THC del cannabis. Sin embargo, no se puede llegar a una votación en el Senado antes de que el final de la sesión de la legislación del 24 de marzo.

Para obtener más información acerca de los estados con leyes de marihuana en espera, puedes verlos aquí .

Fuente Celebstoner