¿Tiene la marihuana fecha de caducidad? Cómo conservarla bien

La marihuana es un producto vegetal que como tal, ha sido un ser vivo. Por lo tanto su conservación necesita de unas mínimas condiciones

secar-la-planta
Macfoto

Conservación, Cuántas veces nos llevamos la sorpresa de encontrar dinero, o algún objeto que pensábamos perdido en algún bolsillo.

Lo mismo sucede al encontrar un cogollo perdido en alguna lata, en algún armario o cajón.

No sabemos el tiempo que lleva allí y surge la inquietud de si estará en condiciones de ser consumido.

Podemos detectar el paso del tiempo en un cogollo mal conservado; el mismo se vuelve opaco y sin olor.

Ante esta inquietud nos surge una pregunta recurrente en consumidores, ¿el cannabis tiene fecha de caducidad?

Considerando que es una planta, y que se rige con las mismas leyes de la naturaleza, es claro que la respuesta es afirmativa.

El cannabis cuenta con cierta vida útil, pero eso no significa que tengamos que consumir todo lo que tengamos por temor a que se eche a perder.

Además, todos sabemos que, como los vinos, el cannabis también se pone más rico a mayor tiempo de curado.

Conservar la frescura del cannabis es fácil, pero sólo si sabes cómo hacerlo.

Los expertos en cultivo, indican que si el cannabis cuenta con un adecuado secado y curado, puede almacenarse por 18 meses sin perder sus propiedades.

La clave del mismo es un buen almacenamiento.

Recipientes limpios con cierre hermético, en ambientes secos con poca humedad y luz.

Una buena opción son los frascos de vidrio con tapa a rosca, o tapa cerrada al vacío.

Si quieres conocer más sobre esta última alternativa, no dejes de buscar en YouTube el canal del argentino Daniel Loza.

“El Profe”, como le decían sus familiares y amigos, falleció en agosto de 2019 pero dejó un legado que vivirá por siempre.

Loza era un amante de la naturaleza, y jugaba con ella.

Entrenó semillas para el invierno, y logró que sean más resistentes.

Revisó técnicas de siembra, cultivo, secado y curado; mezcló genéticas para crear otras nuevas e ideó un sistema de presión al vacío que modificaba las propiedades de cualquier producto.

Para conservar también es una opción económica reciclar envases de comestibles que ya no utilicemos, con una correcta limpieza previa.

En efecto, buscarles un lugar para guardarlos, puede ser algún armario o cajón donde no deje pasar la luz.

Las famosas bolsas “ziploc” que extraen el aire y mantienen los aspectos anteriormente nombrados son otra buena alternativa para la excelente conservación de nuestras flores más preciadas.

Pero recuerda lavarlas antes de usarlas, no querrás que tu cannabis tenga gusto a snacks o  verduras.

CONTENEDORES

Otro recipiente exitoso que brinda el mercado para la preservación de la hierba es el hydromate.

Este receptáculo puede mantener húmedo el contenido durante semanas con la ayuda de una bóveda con un paquete de humidificación.

El CVault, es otra opción que brinda la industria en materia de conservación.

El mismo es de acero inoxidable muy ligero y resistente, el mejor material donde mantener la hierba sin que pierda ninguna cualidad.

Más bien todo lo contrario: gana propiedades con el paso del tiempo.

Por ello, es el mejor contenedor del mercado para garantizar la calidad de nuestras flores de cannabis por un largo tiempo.

Aunque es un producto difícil de encontrar y por consecuente su precio es bastante alto.

El mismo cuenta con dos paquetes de bóveda humidificadora que mantienen fresco el cannabis durante 60 días seguidos.

También, un cierre resistente que aseguran un sellado hermético al aire y al olor.

En este contexto, lo que no parece ser una buena opción para el largo plazo de conservación es la típica bolsa de plástico que mencionamos antes, o las latas.

Las mismas sirven para el traslado de nuestros cogollos, o para guardarlos por un periodo de tiempo breve.

Pero no para almacenar por tiempos prolongados.

MADERA

Algunos excéntricos o cultivadores de la vieja guardia también eligen la madera.

Y suelen hacerlo con piezas talladas y de variedades resistentes al paso de los años.

Incluso, tal como ocurre con el vino, la madera suele aportar algo de sabor y aroma a nuestras cosechas.

Esto mismo es lo que critican los detractores de esta metodología. Son aquellos que buscan lograr la pureza extrema de una semilla.

Sin embargo, existen numerosas buenas experiencias de cultivadores que se inclinan por esta alternativa.

Incluso, han ido perfeccionando con los años su método para evitar el otro gran enemigo de la madera: la humedad.

Un estudio reciente revelo que el cannabis bien almacenado, sin contacto con oxigeno puede ampliar sus propiedades de THC.

Cuando el THC se expone al oxígeno, se transforma en CBD.

En este caso, la marihuana se almacenó en un frasco de vidrio, por lo tanto, el efecto del oxígeno fue mínimo.

La alta concentración de THC, después de cinco años de almacenamiento se encontraba en un nivel similar, significa que la degradación de CBN era muy pequeña.

En consecuencia, siempre y cuando se mantenga una buena conservación y almacenamiento, pero sobre todo un adecuado proceso de curado, tu cannabis puede resistir el paso del tiempo y hasta mejorar sus cualidades.

Por Emilia

  • Más Artículos
    uruguay
    Desde Uruguay: Instrucciones para liberar al cannabis de la clandestinidad
    >