LaMarihuana.com es una división de Freedom Leaf, Inc. una empresa dedicada al activismo cannabico, auditada y cotizando en el mercado de valores (OTCQB: FRLF)
¿Cómo y por qué es necesario curar los cogollos de cannabis?

¿Cómo y por qué es necesario curar los cogollos de cannabis?

0 2.158 vistas

En nuestro pasado post hemos hablado del secado de los cogollos de cannabis, hoy trataremos el curado, el último paso recomendado antes de consumirlos. Cuando los cogollos que hemos tenido secando, están crujientes por fuera pero en su interior aún conservan algo de humedad, es la hora de comenzar el curado.

El curado se realiza por varias razones. Es lo que puede marcar la diferencia entre una buena hierba y una hierba excelente. Durante este proceso, los cogollos van degradando los nutrientes almacenados en la materia vegetal, principalmente la clorofila, volviéndose de un color verde-grisáceo. Ésto favorecerá al sabor, más suave y agradable. Una hierba sin un buen curado tiene un inevitable sabor a césped.

También los cannabinoides en estado ácido se transforman en su forma neutra. El THCA se convierte en THC, el CBDA en CBD… Así los cogollos verdes que no son psicoactivos, se vuelven psicoactivos mediante un proceso conocido como descarboxilación. De todos modos, la máxima psicoactividad se produce calentando la hierba, algo que se produce al instante cuando encendemos un porro.

Los sabores y aromas, además, durante el curado se van entremezclando, por lo que se intensifican ambos. En definitiva, una hierba bien curada es como un vino reserva o un queso añejo. Siempre marcará la diferencia.

¿CÓMO HACER EL CURADO DE LOS COGOLLOS?

Como ya explicamos en el post del secado, el gran enemigo del THC es la luz solar, que hace que se degrade en CBN. En este caso, la hierba perderá potencia psicoactiva y se volverá más narcótica. Así que lo primero es disponer de un lugar oscuro donde realizar el curado. También el lugar escogido debe ser un sitio fresco, ya que ésto favorece a un mejor curado.

En cuanto a los recipientes, siempre serán mejores los de vidrio o acero inoxidable. No uses recipientes de madera, plástico o metales que no sean de acero, ya que pueden transmitir sabores indeseados. Y si los recipientes de vidrio que tienes han contenido algún alimento, siempre puedes esterilizarlos para eliminar ese olor desagradable.

Los botes perfectos son los que tienen cierre hermético, ya que evitarán que la humedad exterior penetre en el interior, o viceversa. Si la cantidad de cogollos que queremos curar es muy grande y no nos queda otra opción, entonces podremos optar por grandes cubos de plástico, aunque repetimos que no sería nunca la mejor opción.

Con los botes y el lugar para guardarlos listos, procedemos a llenarlos de nuestros cogollos secos parcialmente. Es importante no apretarlos en el interior de los recipientes para facilitar la circulación del aire en su interior. Con tranquilidad, vete separando los cogollos de cada rama. Lo ideal sería que quedasen del tamaño de una moneda.

Introdúcelos en tantos botes como sea necesario, sin presionarlos demasiado. Cuando los tengas llenos, es hora de dejarlos a el sitio oscuro y fresco. Te aconsejamos que separes los mejores cogollos de los peores, generalmente de las zonas baja de la planta. Como seguro que durante el curado irás cogiendo alguno para fumar, siempre mejor reservar los mejores para el final.

Al día siguiente es muy posible que la humedad del interior de los cogollos haya pasado al exterior de los mismos. Podrás comprobar que su textura ya no es tan crujiente, pero es del todo normal. Es bastante complicado encontrar el punto óptimo de secado para que esto no suceda. En este caso, lo mejor es sacar los cogollos del bote y darles unas horas o días más de secado.

Un buen durado debe durar un mes. Durante este tiempo, abriremos los botes un par de veces cada día, unos 5-10 minutos en total para que se ventilen, comprobando además de que los cogollos sigan crujientes. Pasado este tiempo, podemos dar por finalizado el curado y no será necesario ventilar más, salvo lo inevitable cuando los abrimos para coger un cogollo y consumirlo.

SIMILAR ARTICLES

NO COMMENTS

Leave a Reply

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Últimas Noticias

0 74 vistas
En el cultivo interior el clima es un aspecto muy importante. Y además, tenemos la posibilidad de ajustarlos a nuestro antojo.

0 61 vistas
La legalización de la marihuana en Canadá llegó y entre otras cosas, aumentó considerablemente el empleo para sus ciudadanos

0 42 vistas
El U.S. Surgeon General, Jerome Adams, dice que deberíamos analizar el programar la marihuana, su programa actual dificulta la investigación médica.
Cultivo de cannabis

0 115 vistas
Cinco años se han cumplido de la ley que convirtió a Uruguay en el primer país del mundo que discriminaliza el cannabis en todas sus facetas.