Etiquetas Posts etiquetados con "Comestibles"

Etiqueta: Comestibles

por -
1 423 vistas

¿Qué efecto te hacen los comestibles? Más de uno de los que consumen cannabis por primera vez se lo ha preguntado. Y con toda la razón, porque disfrutar de este tipo de productos requiere un mínimo de comprensión de cómo se procesan.

De hecho, es importante saber qué efecto te producirá un comestible, durante cuánto tiempo, y cómo. Esta es la razón por la que estos productos siempre vienen con una etiqueta, en la que puedes encontrar advertencias (“NO TE PONGAS NERVIOSO”), indicaciones sobre el tamaño de la porción o cantidad recomendada, el tiempo de inicio y otros detalles con respecto a la composición de tu dulce y rica sorpresa.

En este artículo, te presentamos un curso básico sobre los productos comestibles de cannabis. Sigue leyendo, y ¡consume de forma responsable!

¿Cómo funcionan los comestibles?

Una pregunta más exacta sería: ¿cómo funcionan los cannabinoides? Cuando consumes cannabis, tu cuerpo lo procesa de diferentes maneras, dependiendo del método de administración que hayas elegido. Sin embargo, los efectos son bastante parecidos, aunque más o menos intensos, y más o menos duraderos.

Cuando fumas cannabis, el humo, que contiene cannabinoides como el THC, viaja directamente a tus pulmones, donde se encuentra con los millones de alvéolos que recubren sus paredes. Estos alvéolos absorben los cannabinoides y los redistribuyen en la sangre. En cuestión de segundos, viajan hasta tu cerebro, y ¡tachán! Estás medicado.

Cuando consumes un comestible, se pueden dar dos situaciones. Si los cannabinoides se liberan en forma más o menos líquida directamente en la boca, y en particular debajo de la lengua, toman la ruta directa hacia la sangre. Si tu comestible no es del tipo que se derrite en la boca, tiene que digerirse para que tu organismo lo procese. Más concretamente, tiene que llegar al intestino delgado/hígado. Una vez allí, las grasas contenidas en el comestible se descomponen y, finalmente, se envían a tu torrente sanguíneo con el fin de suministrar nutrientes, cannabinoides y demás, al resto de tu cuerpo. Dependiendo de lo que estés ingiriendo, puede tardar de 20 minutos (debajo de la lengua) a 2-3 horas (digerido) hasta que empiezas a sentirte medicado.

¿Cómo te afectan los comestibles?

(Más información sobre fumar cannabis vs. comer cannabis aquí.)

¿Cuáles son los diferentes tipos de comestibles?

¿Qué comestible es mejor para qué situación? Hay una gran diferencia entre 20 minutos y 2 horas, una diferencia que podría alegrarte o estropearte la noche o el día. Así que elige tu comestible con prudencia para tener una experiencia a tu medida.
Los “space cakes” (pastel o bizcocho con marihuana o hachís), y otros comestibles gastrointestinales puede que sean el tipo más generalizado de comestibles. Incluyen pasteles de todo tipo, pretzels, pastas, galletas, y cualquier cosa que se haya dejado en infusión/cocinado/horneado con cannabis, en lugar de recubierto con él. Este tipo de dulces ha sido apreciado por los entusiastas del cannabis durante décadas literalmente. ¿Tiene que ver con que lo facilísimo que resulta prepararlos, o con el hecho de que sus sabores saludables pueden enmascarar perfectamente un sabor a cannabis que algunos prefieren que sea más bien discreto? Independientemente de todo eso, son muy populares no sólo en la venta en establecimientos, sino también cuando se trata de un consumidor medio que elabora sus propias delicias a base de cannabis.

El proceso de digestión de estos productos lleva tanto tiempo como el que necesitaría cualquier otro alimento para digerirse. Este tiempo depende principalmente de tu metabolismo: si tienes un metabolismo rápido, puedes sentir los efectos del producto comestible ingerido tan pronto como una hora después. Si tienes un metabolismo más lento, puede que tengas que esperar de 2 a 3 horas antes de que surta los efectos deseados.

“Las piruletas de cannabis” y otros comestibles sublinguales no dispensan efectos tan inmediatos como los de la combustión, pero actúan más rápido que el tipo de comestibles antes mencionado. Se incluyen las piruletas y los productos consumidos de manera similar (como caramelos duros). La principal diferencia entre los productos comestibles sublinguales y los comestibles gastrointestinales es que los primeros liberan los cannabinoides directamente en la boca, lo que les permite llegar a la sangre a través del tejido. No existe una forma segura de garantizar que un comestible sublingual sea lo más eficaz posible. Asegurarse de que se absorbe bien debajo de la lengua es algo que se puede hacer, pero al final, la eficacia del método de administración dependerá de la técnica utilizada para introducir el cannabis en el comestible, así como su composición (las grasas, el alcohol y los emulsionantes facilitan el proceso). Al fin y al cabo, en el peor de los casos, puede que no te beneficies plenamente del método de administración sublingual elegido. Sin embargo, no te preocupes: espera unas horas para que los cannabinoides lleguen al hígado, y al final llegarás donde quieres llegar. Y para aquellos que buscan un alivio medicinal inmediato sin la posibilidad de inhalar, plantearos la posibilidad de vaporizar en su lugar.

¿Cómo te afectan los comestibles?

Hay que señalar que ciertos comestibles están destinados a ser (o resultan ser) “híbridos”. En primer lugar, liberan cannabinoides en la boca mientras los disfrutas, y cuando los tragas, toman la ruta larga hacia tu sistema digestivo. Estos son comestibles que se pueden “chupar o succionar” antes de ser ingeridos correctamente: chocolate, caramelos de tofe, bebidas, etc.

¿Qué efecto me producirá un comestible?

Un producto comestible con una potencia normal proporciona efectos que se experimentan de una manera mucho más intensa que con cualquier otro medio de disfrutar del cannabis. La intensidad de estos efectos depende, en gran medida, de cuánto cannabis contenga el comestible y en qué forma. Con el fin de obtener información óptima sobre este parámetro específico, siempre es una buena idea preguntar a tu amigo del dispensario/coffeeshop/repostero.

Sin embargo, la dosis no es lo único que está en juego. Independientemente de lo que hayas comido/bebido, y de las actividades que realices mientras estás medicado, el culpable es 11-hidroxy-THC.
De hecho, cuando el cannabinoide psicoactivo THC entra en el cuerpo humano, se metaboliza en 11-hydroxy-THC, que es mucho más potente. Además, este metabolito tiene la capacidad de entrar en el cerebro con mucha más facilidad, proporcionando al consumidor una exposición mucho más fuerte.
La tasa de conversión es especialmente alta cuando el cannabis se ingiere, mientras que un tanto intrascendente cuando se quema o se vaporiza: ¡por eso los comestibles son el número uno en el ranking de potencia!

¿Cómo te afectan los comestibles?

Aunque la gama de efectos proporcionados por el cannabis es grande y variada, los comestibles tienden a centrarse más en el cuerpo. Esto no quiere decir que no se experimenten otros efectos. Por otro lado, significa que los comestibles pueden ser perfectos para los pacientes, en especial para el dolor crónico, las náuseas o la inflamación.

Sin embargo, muchos tienden a buscar un alivio inmediato, tanto si consumen cannabis principalmente por razones medicinales como si lo hacen con fines recreativos. Con el cannabis en forma comestible, el proceso no siempre es eficaz en términos de tiempo. Pero con un mínimo de preparación, sigue siendo posible; planifícate por adelantado, y tómate tu comestible de forma consciente para conseguir el máximo efecto.

Las mejores prácticas para disfrutar de tu comestible

Los comestibles disponibles a nivel comercial, generalmente, contienen concentraciones muy altas de cannabis. Incluso para un consumidor regular, pueden resultar abrumadores cuando el proceso de consumo en sí se produce sin tener información o ningún tipo de cuidado. ¡Asegúrate de comprobar todos los elementos de esta lista antes de pasar a la acción!

  • Lee la etiqueta de tu comestible con atención

Es posible que no estés acostumbrado a leer las etiquetas de los alimentos u otros artículos que compres. En el caso de los comestibles, hacerlo es una regla general. Las etiquetas te proporcionan información sobre el tamaño de la porción o cantidad recomendada, y posiblemente sobre otros elementos como la variedad de cannabis, dosis, etc. Si te han regalado un comestible casero, pregunta a tu amigo repostero. No subestimes la potencia de una porción, incluso si eres un fumador/vapeador de cannabis con experiencia.

  • No hagas experimentos con el estómago vacío

Piensa en picar algo o incluso en comerte un buen plato antes de consumir un producto comestible. Sin embargo, evita consumir cantidades importantes de alimentos mientras esperas a que tu comestible surta sus efectos. Dependiendo de tu metabolismo, las posibles grasas añadidas podrían mejorar tu experiencia (puede que quieras tachar este punto de tu lista una vez que seas un poco más entendido en los comestibles).

  • No seas impaciente

Una vez que hayas determinado el tamaño de tu porción, consúmela y espera el tiempo recomendado antes de consumir más. Sé consciente desde el principio de que tu primera porción puede ser ineficaz, y mantente firme hasta que hayas esperado una cantidad suficiente de tiempo.

  • Espérate potencia

Consumir cannabis en forma comestible constituye una experiencia completamente diferente a la que se tiene con un porro (véase más arriba). Si eres propenso a experimentar efectos intensos cuando estás por ahí en vez de sentado tranquilamente en casa, tal vez deberías quedarte en casa, y/o rodearte de, por lo menos, una persona sobria en la que confíes.

  • Relájate

¿Por qué los consumidores regulares de cannabis dejan de experimentar la mayoría de los efectos secundarios “indeseables” de los que el cannabis puede ser responsable? Por supuesto, está la cuestión de la tolerancia, que se desarrolla con el tiempo en caso de uso frecuente. Sin embargo, algunos efectos, como la paranoia o la ansiedad, simplemente desaparecen porque, para empezar, no iban a aparecer nunca. Se produce un círculo vicioso: uno prueba el cannabis por primera vez con recelo, el miedo a lo desconocido se intensifica, al final conduce a la ansiedad y a la paranoia. Por lo tanto, si te dejas llevar por la experiencia con positividad, te relajas y recuerdas que estás rodeado de compañeros de confianza, el cannabis te ayudará a que recibas todo esto de vuelta.

por -
0 914 vistas

Cannabis Creamery podrían ser uno de los mejores postres de verano para los que les gusta el helado y la marihuana. Esta marca esta produciendo helados infundidos con THC y que producen una sensación psicoactiva gracias a sus 60 miligramos del famoso cannabinoide, dosis potente de cannabis.

La compañía de helados con sede en Sausalito (California), ha perfeccionado el arte de hacer crema de helado con cannabis. Isaac Lappert es el cerebro que está detrás de cannabis Creamery.

Lappert es un fabricante experto y veterano de helados, su primera compañía es una tienda de helados de Lappert, y ya se ha convertido en un gran éxito en el área de la bahía de San Francisco.

Él es también es un poco conocedor de cannabis y ha decidido llevar las dos pasiones juntas para crear una sola, un postre alucinante. El resultado final es Cannabis Creamery.

Creamery cannabis es técnicamente una organización sin ánimo de lucro, en realidad no venden el helado que hace. Tampoco se puede conseguir en la tienda de helados de Lappert.

En su lugar, lo que hace Cannabis Creamery es un helado con cannabis infundido y lo distribuye a los dispensarios donde las personas con tarjetas de marihuana medicinal pueden comprar dulces o alimentos infundidos con marihuana.

La compañía realmente ha comenzado llamando la atención en toda la comunidad cannabica.

En el 2014 ganaron el premio al mejor postre comestible en la Copa Kush. Y desde que empezaron a hacer este helado tan especial con THC, un grupo similar de otras compañías han comenzado a aparecer en los espacios “420 amigables” en todo Estados Unidos. Aunque esta empresa es la original.

Sus comienzos fueron cuando “Tiempo atrás, se nos pidió por The Grateful Dead hacer un sabor” especial “para una gran fiesta. Ahora ofrecemos la oportunidad de probar un poco de esa experiencia increíble “. dice la compañía.

cannabis-creamery-helados-2

Para empezar, el cannabis se mezcla con aceite de semilla de uva Una vez que el THC se ha infundido en el aceite, se añade la mezcla de ingredientes regulares de helado.

A partir de ahí, es más o menos el proceso estándar de fabricación de helados. Y cuando se hace todo el proceso, ya se ha creado un súper delicioso y potente helado de cannabis.

Cada taza de helado de cannabis Creamery tiene 60 miligramos de THC.

                       “Para alguien sin experiencia con la marihuana, 60 miligramos es mucho”, dijo Lappert.

                       ” Los productos comestibles afectan a diferentes personas de una manera diferente. Debido a que el THC se une a las células de grasa corporal, que puede afectar a personas de manera diferente dependiendo de lo que pesen, de la misma manera que hace el alcohol “.

Debido a que el aceite de uva lleva un fuerte sabor a cannabis, Lappert dijo que por lo general se mezcla con otros sabores fuertes de helados. Hasta el momento, los sabores favoritos de Cannabis Creamery incluyen productos como chips de chocolate de menta, café y cítricos.

por -
0 267 vistas

El cannabis infundido en los cristales de azúcar está a punto de cambiar todo lo que creías saber sobre comestibles.

Para hacer comestibles con cannabis casi siempre ha llevado varios procesos.

Antes de empezar a mezclar sus ingredientes para hacer brownie o magdalenas, tienes que poner la marihuana con su THC a cocer al horno.

Otra opción diferente a este método es utilizar un alimento graso como la mantequilla o aceite con cannabis infundido, el THC de la marihuana se adhiere naturalmente a estos tipos de grasas.

Haciendo mantequilla o aceite con cannabis infiltrado es de por sí un proyecto de un día de duración y ni siquiera se ha comenzado con la cocción todavía.

Después de que el THC se haya transferido a la mantequilla o aceite, todavía tienes que hacer la receta. Eso significa que para hacer algo como pastelitos o brownies de cannabis tienes que hacer dos operaciones totalmente independientes. En primer lugar la mantequilla y a continuación, los brownies o pasteles.

Todo esto ha hecho que el mundo de comestibles parezca un poco intimidante. Para la mayoría, los bizcochos de chocolate horneados o pastelería son bastante complicados de realizar y primero hay que estar casi dos horas para crear la mantequilla especial.

Ahora, una nueva línea de cristales de azúcar con cannabis infundido podría ser una nueva solución.
Este nuevo producto ha sido creado por la empresa de biotecnología DeepCell Industries

A esta compañía se le ocurrió una manera de fusionar el THC del cannabis con diminutas estructuras cristalinas. La tecnología inicialmente se utilizó como una manera de hacer tabletas de azúcar con THC infundido para la industria de la marihuana medicinal.

Sin embargo, la compañía pronto se dio cuenta que podía ir mucho más lejos que eso.
Ahora la gente de DeepCell Industries ha creado tres productos por separado.

Han hecho un azúcar de THC infundido llamada Ruby, una sal con THC llamada zafiro, y un edulcorante sin calorías con el THC infundido llamada Esmeralda.

              “Lo que estamos tratando de hacer es abrir un nuevo nicho para comestibles, y que no solo sea para caramelos, gomitas, galletas y brownies,” dijo el CEO de DeepCell Industries Kelly Ogilvie .

rubi-cannabis-sweetenerLa nueva azúcar y sal de cannabis infundido podría revolucionar el mundo entero de los comestibles o alimentación. No tener que depender de la mantequilla o aceite con cannabis infundido significa que puede empezar a consumir cualquier producto alimenticio que desee con el THC.

Utilizar el azúcar con THC para hacer limonada o para endulzar el té. Utilizar la sal con THC para elevar su carne o huevos fritos.

Ahora puede convertir casi cualquier cosa en un comestible sin tener que pasar por ningún trabajo o preparación adicional.

DeepCell Industries ya se ha asociado con la compañía de cannabis  Green Labs . Están planeando llevar sus productos en primer lugar al mercado de cannabis de Washington.

Ogilvie también dijo que planean expandirse a otros estados con leyes aprobadas para el consumo de cannabis en el futuro.

por -
0 807 vistas

Esta cambiando la forma de consumir cannabis, los chicles o caramelos son un claro ejemplo de este diferenteconsumo que está gustando en EEUU.

               “Aumentar el deseo sexual además de la resistencia al tiempo que reduce el dolor y el estrés. Dormir bien y despertar renovado. Relajarse y desestresarse. Fuerza máxima para cuando la necesites. 100 por cien orgánico 100 por cien natural, 100 mg de alivio efectivo del dolor. Alivio del dolor para poder disfrutar tu vida. Calidad superior en nuestros productos de cannabis que promueven el bienestar y el buen vivir. Energizar la productividad”

Estos son algunos slogans de Sensi products, la marca que fabrica estos infundidos masticables en forma de chicles o caramelos, y que están causando furor entre algunos consumidores estadounidenses de cannabis medicinal y recreativo.

La marca de estos dulces dice en su web que su misión es proporcionar productos adecuados de cannabis y a la vez educar sobre el milagro de la marihuana.

              “La marihuana es una planta que ayuda a millones de personas con una amplia gama de condiciones de leve a grave. El marihuana, el subproducto del cannabis, nace en la tierra por una razón y nos debemos a nosotros mismos el investigar, aprender y administrar sus muchos beneficios únicos”

descarga (20)Sensi products ha desarrollado una línea de masticables llamada Sensi Chew Vitamin Family , también tiene barritas energéticas con nueces y frutas específicamente formuladas e infundidas con vitaminas y minerales. Cada chew contiene 25 mg de extracto de cannabis para proporcionar una dosis única dependiendo de la tolerancia y el uso deseado. El Sensi Chew Vitamin Family se centra y dirige a tres áreas de la salud; la estimulación del sistema inmunológico, la protección contra los radicales libres, y la resistencia y recuperación atlética.

Los compuestos químicos del cannabis imitan los ya producidos por nuestro cuerpo que regulan las funciones como el dolor, el estado de ánimo, el sueño, la digestión, el apetito y la inflamación. Varios de estos cannabinoides son ya bien conocidos, como Δ9 (THC) y el cannabidiol (CBD).

A pesar de que la marihuana no es técnicamente una vitamina, puede tener un potencial real mediante el consumo regular de pequeñas cantidades de cannabis como vitamina.

El nuevo Sensi Chew Vitamin Family se basa en este concepto y lo lleva un paso más allá mediante la infusión de sus masticables con los compuestos de la vitamina orgánica y mineral que proporcionan los nutrientes que el cuerpo humano necesita para funcionar bien. Esta mezcla única de cannabis en combinación con vitaminas y minerales ofrece una manera saludable para regular las dolencias comunes, mientras que impulsa una buena salud general, la prevención y el bienestar.

Muchos médicos e investigadores están estudiando la relación cada vez mayor entre las pequeñas dosis diarias de cannabis, una dieta saludable y el ejercicio como medicina preventiva para la salud a largo plazo.

por -
0 699 vistas

Activistas por la justicia social lamentan que después de décadas en las que las minorías fueron encarceladas por el uso y la venta de marihuana, la mayor parte de la riqueza proveniente de la naciente industria de cannabis legal se acumule en las manos de los mismos sectores privilegiados.
Hablar de la industria del cannabis, inclusive ahora que es más un negocio legal, se asocia todavía con tipos rastas de cabellos largos y hablar despacioso. La realidad es que en muchos sectores la marihuana ha superado esa imagen y está volando a alto nivel.

En los Estados Unidos, donde la legalización potencialmente seguirá extendiéndose por más estados, particularmente ahora que las encuestas muestran una mayoría de la población a favor, se habla de la “fiebre verde” en referencia al rápido desarrollo de la industria.

Pero las nuevas alturas son evidentes en otros sectores. El de la comida es particularmente notable.

Cocinar con marihuana ha superado la etapa de lo que se conoce como “comestibles”, que son los productos vendidos en los coffeeshops de Ámsterdam y los dispensarios legales en EE.UU. como brownies, galletas y palomitas de maíz. Como prueba están los muchos libros de recetas para preparar comidas con hojas, semillas y extractos de marihuana, que se encuentran en las librerías y en el internet.

Ahora la hierba ha llegado a las altas esferas de la gastronomía, y un buen número de los más distinguidos chefs del mundo, de Copenhague a Nueva York, exploran su potencial culinario, ofreciendo creaciones de cannabis en los menús de sus restaurantes famosos.

Caracterizada con un sabor a pistacho y aromas de nuez, de acuerdo con los conocedores, la marihuana se mezcla igual de bien con platos dulces y salados.

En el corazón de la campiña danesa, en uno de los mejores restaurantes de Escandinavia – el pintoresco castillo Slot Dragsholm – el chef Claus Henriksen, una estrella en ascenso en el firmamento gastronómico mundial, está haciendo noticia. En su menú, entre muchas otras finas delicias aparecen: queso de cabra fresco aromatizado con hojas de cannabis, salchichas de cerdo con crema y salsa de cannabis y un sorbete de cannabis en una cama de puré de manzana. Otros restaurantes de primera clase, incluyendo Noma, que ha sido elegido cuatro veces el mejor restaurante del mundo y el reconocido Restaurante de Roberta en Brooklyn, también incluyen discretamente en sus menús, platos en los que el cannabis enriquece el sabor de peces tropicales y postres variados.

TRANSACCIONES MILLONARIAS 

En los Estados Unidos, entretanto, en las reuniones de alto nivel que la Asociación Nacional de la Industria de Cannabis, (NCIA), tiene con miembros del Gobierno y colegas empresarios, sus representantes, vestidos con corbata, camisas blancas impecables y trajes de la mejor calidad, discuten transacciones millonarias.

“Al igual que cualquier otro sector de negocios en el país, tenemos gran interés en garantizar que la política federal sea favorable a todos los propietarios de empresas relacionadas con la producción de marihuana y derivados, que son creadores de mucho empleo”, explicó Aaron Smith, el director ejecutivo de la NCIA durante una reciente reunión en Manhattan con políticos y directores de la industria.

El tema principal de discusión era el potencial de la industria de cannabis, particularmente cuando hay más estados considerando aprobar la legalización y las encuestas muestran que por primera vez la mayoría del público está de acuerdo.

El movimiento económico alrededor de las empresas relacionadas con la yerba se empieza a comparar con el de Silicon Valley en términos de inversionistas, fondos de inversión, capitales de riesgo dispuestos a verter enormes cantidades en el sector. El mercado legal de marihuana en Estados Unidos se calcula entre 20 y 50 mil millones de dólares con potencial de gran crecimiento a medida que más estados aprueben el uso recreacional.

Activistas por la justicia social lamentan que después de décadas en las que las minorías fueron encarceladas a tasas increíblemente desproporcionadas por el uso y la venta de marihuana, la mayor parte de la riqueza proveniente de la naciente industria de cannabis legal se acumule en las manos de los mismos sectores privilegiados de empresarios blancos ricos.

Y mientras los legisladores estadounidenses legalizan el cannabis en un puñado de estados y despenalizan en otros, los “potempresarios” emergen de las sombras para llevar tecnología a la industria creciente y los startups se multiplican a tal velocidad que se habla de una revolución en ciernes en la parte tecnológica. En el mercado se encuentran WeedMaps, que son los mapas de Google para rastrear los dispensarios de marihuana; Leafly, que es una plataforma para medir el ritmo y la opinión de la gente; Yelp, para comparar las varias cepas de la planta, y MassRoots, una red social para los entusiastas de la marihuana. La ‘fiebre verde’ generó 207 millones de dólares en ventas de marihuana recreativa en Colorado durante los primeros nueve meses del año, según el Departamento de Rentas del Estado. En ese período, la marihuana recreativa y médica combinadas recaudaron 52.5 millones de dólares en ingresos para el estado a través de impuestos, licencias y derechos.  Por Cecilia Rodríguez

por -
0 12.931 vistas

Con la llegada de la legalización de la marihuana en los Estados Unidos llegan las galletas de marihuana, gominolas, brownies, caramelos, chocolates y más para la venta en los estados que permiten comestibles con cannabis dentro de sus leyes sobre la marihuana.

Los comestibles constituyen una parte considerable del negocio de la marihuana, en cualquier lugar del 20 al 40 por ciento de las ventas totales, de acuerdo con estimaciones de la industria y por una buena razón, dicen los directivos de esa industria.

“Son discretos, y son una manera fácil de dosificar la medicación”, dijo Bob Eschino, socio de una empresa con sede en Colorado, lo que hace que las barras de chocolate con marihuana sean tan populares. “Especialmente aquí en Colorado, donde no se puede fumar en público, aún pueden consumir con comestibles.”

Como cualquier usuario de marihuana experimentado podrá atestiguar, los comestibles proporcionan un misterioso colocón que es infinitamente diferente al obtenida por fumar o vaporizar .Estas diversas formas en comestibles afectan diferente a las personas, puede ser una experiencia impredecible en su primera incursión.

“No importa quién eres o tu tamaño”, dijo Dan Meinerz, gerente de la empresa del turismo Mi 420 Tours . “Los comestibles van a afectar a todo el mundo de manera diferente.”

¿Cómo pueden los consumidores encontrar la dosis correcta para los comestibles infundidos de marihuana? Por el momento, la dosificación exacta a través de comestibles es imposible por un número de razones . Pero hay unos pocos pasos que los consumidores pueden hacer en su intento de dosificar correctamente la marihuana.

1. ¿Tienes experiencia: “Siempre preguntar a la gente si probaron el cannabis antes”, según EAN Seeb del dispensario central de Denver Denver Relief . “¿Has comido o fumado antes? Si no, vamos a empezar más lento. “Vale la pena señalar que la tolerancia no suele traducirse de fumar marihuana a comerla. Sigue leyendo y verás que una alta tolerancia al fumar no es igual a tener una alta tolerancia en los comestibles.

2. Escucha a tu cuerpo: “Hay que saber que la masa corporal, la edad, el metabolismo, el sexo y la química del cuerpo puede variar en la eficacia de la marihuana”, dijo Jayson conocido en la comunidad del cannabis en Colorado como Giddy Up jefe de producción en jardín de Gaia, una compañía de comestibles con cannabis infundido con 5 años de historia. Pregúntate un par de preguntas acerca de tu tipo de cuerpo, el género y la edad; Relación inconstante del THC con las células grasas, independientemente de la cantidad de cannabis fumado, podrías tener una sensación inesperada.

3. Nunca con el estómago vacío: “Nosotros siempre recomendamos que las personas que se traten o consuman (comestibles) que lo hagan como si fuera un analgésico, como Vicodin o Percocet,” dijo Meinerz de Mis 420 Tours ‘, que asesora regularmente a los turistas sobre los pros del cannabis. “Nunca tengas el estómago vacío, por lo que tal vez se debe comenzar con poco, y con algo de comida.” Sólo imaginarse la etiqueta en un frasco de prescripción de antibióticos: Tómelo con comida.

4. Medición por miligramos: “Consideramos que 10 miligramos sea una unidad o la dosis de THC”, dijo Christie Lunsford, director de operaciones en 3D Cannabis Center . Cuando haya que dosificar un comestible, bebida o tintura, podrás calcular la cantidad de THC en cada pieza o casilla. Si la barra de chocolate de 100 miligramos se divide en 10 piezas, cada una de aproximadamente 10 miligramos. Dosis correcta, pero sólo después de leer en N º 7 en la lista.

5. Las diferentes marcas, diferentes consistencias: “Algunas personas tienen una reacción o una experiencia diferente con chocolates infundidos o gominolas, y uno a menudo le funciona mejor que a otro”, dijo Giddy Up. “Se busca comparar (la marihuana) flor. Si la gente encuentra una variedad que les gusta, usan esa cepa o puede ser que encuentre un dispensario que prefieren debido a los cultivadores de allí. Es lo mismo con los comestibles: Si alguien encuentra un comestible que realmente les gusta, un producto de 10 miligramos consistente con la dosis y sabe cómo reaccionará su cuerpo física y psicológicamente, se convertiría en su marca “. Así que experimentar con diferentes marcas es interesante. Una vez más, hay que preguntar a tu budtender (empleado) y amigos. Haz tu propia investigación.

6. El juego de la espera: “Para los usuarios ocasionales, personas que no tienen altas tolerancias, de 10-20 miligramos debería ser más que suficiente”, dijo Eschino Incredibles. “10 miligramos es la porción recomendada de la (División de Ejecución de marihuana). Es una buena cifra para empezar, sobre todo con los comestibles, ya que no quieres tomar demasiado. Así que empieza con poco y espera 45 minutos después de consumirlo para ver cómo te sientes. Siempre se puede tomar más, pero ya no puedes volver atrás y tomar menos “Y algunos comestibles tardan más de 45 minutos, la marca de comestibles Dixie Elixires incluye un tiempo de activación de cada uno de sus productos. Un gráfico inteligente en el envases informando a los consumidores cuánto tiempo deben esperar antes de tomar más. “Los productos con marihuana infundida pueden pasar 30 minutos a 2 horas para hacer efecto,” dice inteligente Marijuana 101 de Dixie en su folleto promocional.”Así que tómate tu tiempo, ya que excederse no es divertido.”

7. Una persona muy diferente: “Sólo me como comestibles cuando sé que estoy Ubering (conduce otro)”, dijo Giddy Up. Giddy se llama a sí mismo ” intenso fumador, que fuma un promedio de un gramo y medio a dos gramos de concentrado por día.” Esa es una gigantesca cantidad de concentrado, y sin embargo, “un fumador empedernido como yo sigue siendo un debilucho con los comestibles” , continuó. “Gran parte de la razón por la que el viaje es tan intenso en los comestibles se debe a la cantidad de membranas que pasa a través del estómago. No absorbe la misma manera que fumar a través de los pulmones. “Así que si piensas que tu tolerancia al fumar marihuana es igual que en comestibles te equivocas.

8. Sin pruebas THC obligatoria: “En este momento probar los producto es permisivo”, dijo el director del departamento de comunicaciones de Rentas Daria Serna Colorado en marzo . “A partir de mayo del 2014, podría convertirse en obligatorio para los MIPs el poner a prueba cada lote de producción de comestibles por su potencia.” En texto plano: Las empresas que hacen productos comestibles de marihuana-infundida en Colorado en estos momentos no están obligados a probar su producto. Hicimos un amplio panel de pruebas en 10 MIPs diferentes (productos de marihuana con infusión) y vimos cuán salvajemente las cantidades de THC que están incluidas no encajan con las etiquetas. En el Dr. J afirmaban 100 miligramos de THC en su chocolate menta Estrella Barz cuando sólo contenía el 0,3 miligramos. Los productos Incredibles tenía el efecto contrario, las pruebas daban 146 miligramos de THC en su barra de Mile High Mint etiquetando 100 miligramos. ( Ver todos los resultados de las pruebas. ) Esta es una situación para que el comprador tenga cuidado poniendole énfasis en la importancia de encontrar una marca y un producto que le funciona a el y pegarse a ella.

por -
1 2.085 vistas

La famosa salsa chumichurri es perfecta para carnes a la brasa o la plancha. Si a esta famosa salsa casera, le añadimos el ingrediente especial, obtendremos una deliciosa salsa chumichurri con un punto mágico.

Aquí os dejamos la receta con sus ingredientes.

Ingredientes:

2 tazas de hojas de perejil fresco

1 taza de aceite de oliva cannabis (ver receta)

5 dientes de ajo (picado)

1/4 taza de hojas de orégano fresco

1/4 taza de vinagre de vino tinto

1/2 cdta. pimiento rojo

1/2 cdta. sal

1/4 cdta. pimienta negra

Robot de cocina (batidora)

Poner el perejil, el orégano, el ajo, el vinagre, el pimentón, la sal y la pimienta en una batidora para mezclar muy bien los ingredientes. Durante aproximadamente un minuto debes estar accionando el pequeño robot de cocina. Añadir el aceite de oliva cannabis, mientras se esta batiendo los productos. Raspa cualquier residuo que se acumule en los laterales, con una espátula de goma. Pulsa varias veces, antes de transferir la mezcla a un recipiente hermético, como podría ser un frasco de conservas. Refrigerar entre 2 y 18 horas, antes de utilizarlo con la carne.

Fuente CannabisSearch