Etiquetas Posts etiquetados con "Investigación"

Etiqueta: Investigación

por -
0 59 vistas

Los no fumadores que compartan un área sin ventilación con los fumadores de marihuana, en algunos casos puede que no pasen un control anti-droga.

Los expuestos al humo de segunda mano del cannabis (fumadores pasivos) bajo “condiciones extremas”, como una habitación sin ventilación o un vehículo cerrado, pueden sentir los efectos de la droga, tener pequeños problemas con la memoria y la coordinación, y en algunos casos dar positivo en el consumo de marihuana en un análisis de orina. Esas son las conclusiones de un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, publicados online este mes en la revista Drug and Alcohol Dependence.

El cannabis es la droga ilícita más consumida en el mundo. “Muchas personas están expuestas al humo de fumadores de cannabis”, dice el autor principal Evan S. Herrmann, Ph.D., un becario postdoctoral en psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Universidad Johns Hopkins. “El escenario estudiamos era casi el peor posible. Podría suceder en el mundo real, pero no le podría pasar a alguien sin que él o ella fuera consciente de ello “.

“Hemos encontrado efectos positivos de la droga en las primeras horas, una sensación leve de intoxicación y deterioro leve en nuestras medidas para el rendimiento cognitivo”, dice el autor principal, Ryan Vandrey, Ph.D., profesor asociado de psiquiatría y ciencias del comportamiento en la Universidad Johns Hopkins. “Estos fueron los efectos relativamente leves, pero aun así, algunos de los participantes no pasaron el equivalente a una prueba de drogas en el lugar de trabajo.”

La nueva investigación es el estudio más completo en lo que se refiere a fumadores pasivos desde la década de 1980, cuando los investigadores encontraron el ingrediente activo de la droga, el tetrahidrocannabinol, o THC.

La investigación a fondo.

Los investigadores reclutaron 7 personas de entre 18 y 45 años, los cuales dijeron que fumaban cannabis al menos dos veces por semana y dieron positivo por THC, pero negativo para otras drogas, y otros 12 en el mismo rango de edad que dijeron que no habían consumido cannabis en los ultimos seis meses y dieron negativo para el cannabis el alcohol y otras drogas. Ninguno de los participantes estaba embarazado, y ninguno de los que no fumaban participó en más de una sesión.

Seis fumadores y seis no fumadores pasaron una hora sentados lado a lado a unos 3-4 metros, en una sala-acrílica amurallada en dos sesiones experimentales diferentes. Cada fumador se le dio 10 cigarrillos de marihuana de alto contenido en THC para fumar. En una sesión, los ventiladores de la sala se encendieron. En otra sesión, los ventiladores se apagaron, y la habitación se lleno de humo. Esta fue una simulación realista de las condiciones de ventilación en una casa. Al final de las exposiciones, se hicieron pruebas a los fumadores y no fumadores de ‘sangre, orina, saliva y cabello a intervalos regulares para comprobar la cantidad de THC en sus cuerpos.
Los seis los no fumadores que pasaron una hora como fumadores pasivos en la habitación sin ventilación en condiciones extremas tenían cantidades detectables de THC en la orina y la sangre. El THC en la sangre se observó inmediatamente después de la exposición y hasta tres horas después. Cuatro horas después de que el experimento terminara, una persona que no fuma dio positivo por THC en una prueba de orina con el mismo punto de corte (50 nanogramos por mililitro) utilizado en el Programa de Evaluación del lugar de trabajo de Drogas Federal. A intervalos de entre dos y 22 horas después del experimento, cuatro de los seis no fumadores dieron positivo por THC en la orina en un punto de corte inferior (20 nanogramos por mililitro), el cual a veces se usa en los programas de pruebas de drogas comerciales.

Ninguno de los no fumadores expuestos al humo de segunda mano en la habitación ventilada dio positivo por THC tanto en el examen más sensible como en el que menos. (Todos los fumadores de cannabis dieron positivo por THC después.)

Los no fumadores expuestos al humo de segunda mano con ventiladores funcionando informaron efectos distintos como tener hambre. Aquellos que fueron expuestos en el experimento sin ventilación reportaron sentirse “agradables”, más cansados y menos alerta. Cuando se preguntó a los no fumadores para que duplicaran patrones de rejilla que vieron en un monitor de ordenador o realizaran un simulacro de los números básicos, los que estában en el estudio sin ventilación respondieron más rápido, pero hicieron más errores que antes de ser expuestos al humo del cannabis, según los investigadores.

“Los efectos conductuales y cognitivos fueron menores y en consonancia con un efecto leve del cannabis”, dice Herrmann.

“Este estudio es una actualización importante en nuestro conocimiento del efecto de humo del cannabis en los no fumadores y tiene implicaciones en muchas áreas, incluyendo las drogas y la conducción”, dice el co-autor Edward J. Cone, Ph.D., profesor adjunto de la Universidad Johns Hopkins de psiquiatría y ciencias de la conducta que realizaron los primeros estudios de inhalación pasiva en la década de 1980.

Limitaciones del estudio.
Las limitaciones del estudio incluyen su pequeño tamaño y la falta de un placebo imitando al cannabis que no contendría THC. El estudio fue apoyado por el Abuso de Sustancias y Servicios de Salud Mental (SAMHSA), una agencia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos que establecen normas para la prueba federal de drogas en el lugar de trabajo. La información sobre los efectos del humo en fumadores pasivos que han obtenido en las pruebas de drogas se están usando para apoyar las diferentes formas de medir el consumo de drogas o la exposición al fármaco, dice Vandrey. La financiación provino de SAMHSA y el Centro Nacional de Recursos para investigación de los Institutos Nacionales de Salud. El cannabis utilizado en el experimento fue proporcionado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

por -
1 742 vistas

Las personas que están expuestas al humo de marihuana de otra persona pueden sentir un poco el “subidón”, según un nuevo estudio. También pueden sentirse incapaces de pensar con claridad, e incluso pueden tener niveles detectables de cannabis en la orina o en la sangre. Esto puede suceder si están expuestos al humo de la marihuana en una habitación y sin ventilación.

“Si respiras pasivamente suficientemente humo de cannabis sentirás el “subidón” y un ligero toque que podría dar positivo en una prueba de drogas “, dijo Evan S. Herrmann, autor principal del estudio y becario postdoctoral en psiquiatría y ciencias del comportamiento por la Universidad Johns Hopkins School de Medicina. “Aunque esto sólo ocurre en una situación muy extrema”.

El cannabis es la sustancia ilicita más utilizada en el mundo y a menudo se fuma en espacios pequeños y cerrados con poca ventilación, según el estudio.

Los estudios realizados en la década de 1980 mostraron que “la exposición social” al humo del cannabis podría desencadenar que las pruebas de drogas diesen positivo por el principal ingrediente psicoactivo del cannabis ‘, el tetrahidrocannabinol (THC) .Aunque esos estudios tenían varias limitaciones. Se utilizó marihuana que tenía potencia más baja que las actuales disponibles en la actualidad y no pudieron dar cuenta de los niveles de ventilación en las habitaciones. Tampoco se examinaron cómo las personas se sentían o comportaban después de tales exposiciones.

“Este nuevo estudio investiga una pregunta que la gente siempre se ha estado preguntando”, dijo Ziva Cooper, profesora asistente de neurobiología clínica en la Universidad de Columbia, y quien no participó en esta investigación.“¿La gente realmente puede drogarse por exposición secundaria al humo? Y si es así, ¿Cambia tus capacidades o puedes dar positivo en una prueba de drogas? “

En el primer estudio de este tipo, el equipo de Herrmann reclutó a cerca de 20 personas sanas entre las edades de 18 y 45, entre ellos algunos de los que fumaban marihuana y algunos que no la consumían. Los investigadores estudiaron los biomarcadores en la sangre, saliva, orina y muestras de cabello de los participantes, y luego pidió a seis de los fumadores a otros seis de los no fumadores que se relajasen en una cámara de humo de plexiglás y aluminio del tamaño de un dormitorio. Los participantes se sometieron a dos sesiones separadas, cada una de una hora de duración.

Los investigadores dieron a cada uno de los seis fumadores 10 cigarrillos de marihuana, cada uno con 1 gramo de marihuana de alta potencia, y les instruyó a fumar en su tiempo libre en la hora, mientras que los seis no fumadores sentaron a su lado en la cámara.

Durante la sesión de pruebas, el sistema de ventilación de la habitación estaba encendido, permitiendo que el aire entrase y saliese a cierta velocidad de la cámara estándar. En la otra sesión, los investigadores restringieron el flujo de aire en la cámara. Después de 60 minutos, cada participante completó una serie de encuestas y tareas biológicas, cognitivas y subjetivas a intervalos regulares durante un máximo de 34 horas después de la exposición.

“Nuestros resultados resultaron ser bastante coherentes con lo que esperábamos”, dijo Herrmann. Los nuevos hallazgos confirmaron que “es muy difícil conseguir un positivo en ptets de drogas por humo pasivo a menos que estés en un escenario extremo”, dijo.

Bajo la condición de sin ventilación, los fumadores mostraron deterioros leves en las pruebas cognitivas, reportando sentirse colocados, y teniendo niveles detectables de THC en la sangre y en la orina hasta 22 horas después de la exposición. Los que estuvieron en la condición ventilada tenían niveles mucho más bajos de THC en la sangre, no se sentían alterados o colocados, y no dieron positivo por THC en la orina.

Aunque la habitación sin ventilación no es representativa de la mayoría de situaciones en la vida real, dijeron los investigadores. “Nos inspira el peor de los casos”, dijo Herrmann. “Estar en una habitación cerrada durante una hora con 15 gramos de cannabis fumándose.”

Lo ideal sería que el estudio hubiese tenido un grupo de placebo, en el que se expusieran los no fumadores a fumar THC. Esto habría ayudado a los investigadores a determinar si la sensación de estar colocados se debía a la marihuana o simplemente un efecto placebo, de la exposición al humo.

Aún así, “este estudio es realmente importante, ya que añade a nuestro conocimiento limitado los efectos directos de fumar cannabis y los peligros potenciales de humo de otro fumador”, dijo Cooper.

por -
1 2.639 vistas

Un importante estudio, ha vuelto a mostrar que los ingredientes de la marihuana, particularmente el cannabidiol (CBD), es un tratamiento radicalmente seguro y eficaz para la epilepsia.

De acuerdo con los resultados presentados en el 2015 por la reunión anual de la Academia Americana de Neurología, mostró que una prueba en 213 sujetos de todas las edades que viven con epilepsias intratables incluyendo el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox Gastaut (dos epilepsias graves de la infancia) mostraron un promedio de reducción del 54 por ciento en su número de convulsiones mientras tomaban un extracto de la marihuana. Sólo 12 pacientes no completaron el ensayo debido a los efectos secundarios como el cansancio y la disminución del apetito o diarrea.

Los sujetos tomaron un compuesto derivado de la marihuana rico en cannabidiol o CBD, que es el segundo ingrediente activo más común en el cannabis. El medicamento llamado Epidiolex  es producido por GW Pharmaceuticals. El estudio fue realizado por el Dr. Orrin Devinsky, director de la Universidad de Nueva York Langone Centro Integral de Epilepsia.

El Dr. Devinsky calificó los resultados como prometedores aunque dijo que se necesita investigar más.
A pesar de décadas esgrimiendo lo contrario, el gobierno federal enumera la marihuana y el CBD en la parte superior de su lista de drogas peligrosas y sin ningún uso médico. Sin embargo, el gobierno de los Estados Unidos tiene  patentado el CBD para protección contra el daño cerebral. Los tratamientos que existen para la epilepsia son sedantes pesados, antipsicóticos y cirugía en el cerebro – los efectos secundarios de los cuales pueden ser catastróficos.

El Epidiolex es según los informes, un 98 por ciento de CBD más otros cannabinoides. El Laboratorio ha probado extractos ricos de CBD que ya están disponibles en mercados de estados que tienen legalizado el uso de cannabis medicinal.

Numerosos proyectos de ley en el Congreso norteamericano tratan ahora de poner fin a la guerra contra la marihuana, y obligar al gobierno federal a respetar los derechos de los 35 estados que tienen leyes de marihuana medicinal. El gobierno federal bajo la Administración Obama ha gastado más de $ 300 millones en atacar pacientes, cuidadores y proveedores, estiman los defensores.

por -
1 10.233 vistas

Un estudio publicado recientemente en la revista Journal of Neuroscience (Vol 34 (19): 6480 a 6.484, 2014) por neurocientíficos de la Sección de Neurobiología Integrativa del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, una rama de los Institutos Nacionales de Salud, ha proporcionado finalmente una respuesta definitiva: Sí, No y depende.
Me doy cuenta de que suena confuso, pero su descubrimiento proporciona algunas ideas fascinantes sobre el funcionamiento del cerebro, y por qué los seres humanos encuentran el café y la marihuana tan agradable.
Sus efectos eufóricos podrían estar relacionados entre sí.

La primera pregunta podría ser “¿Y a quién le importa?”. Pues bien, estos científicos se motivaron a investigar esta cuestión tras algunos resultados sorprendentes utilizando monos que eran adictos al ingrediente activo de la marihuana, el delta-9 tetrahidrocannabinol (THC). Estos monos podían libremente auto-administrarse cantidades grandes o pequeñas de THC. Lo curioso era que cuando los monos se auto-administraban cafeína también, aumentaban o disminuían las dosis de THC. Los científicos estaban interesados ​​en entender por qué sucedió esto.

La cafeína tiene sólo una acción conocida en el cerebro; bloquea el receptor del neurotransmisor para la sustancia química adenosina. Los receptores de adenosina viven en ambos lados de las sinapsis. Una sinapsis es la conexión entre una neurona y la siguiente. Por lo tanto, los receptores de adenosina están implicados en el control de ambos lados de la sinapsis. Lo que los científicos descubrieron fue que el bloqueo de los receptores de adenosina pre-sináptica fue la causa para que lo monos dejaran de auto-administrarse THC. En contraste, el bloqueo de los receptores de adenosina post-sináptica causaba ​​que los monos incrementaran su auto-administración de THC.

El problema es que el café no puede decir que tipo de efecto queremos en el cerebro, es decir, actúa por igual en un receptor de adenosina pre o post-sináptica. Aquí es donde la historia se vuelve muy interesante. Los resultados de este estudio sugieren que las dosis bajas de cafeína deben disminuir la auto-administración de marihuana y que las altas dosis de cafeína aumentarán la autoadministración. Lo que se desconoce es si bebiendo mucho café se mejoraría el subidón de la marihuana.

Este informe reciente es consistente con una publicación anterior (Molecular Nutrition & Food Research (Vol 54 (4): 525-531, 2010)) por un grupo de científicos de Roma, que exploró la posibilidad de que las propiedades adictivas de café estuvieran implicadas con las de la marihuana -al afectar de manera parecida al sistema neurotransmisor del cerebro. Tomado en conjunto, los resultados de estos estudios sugieren que así es como a largo plazo la adicción al café parece desarrollarse en el cerebro:

Cuando se empieza a beber café, la excitación inicial es todo lo que se quiere, y también todo lo único que nos da. Sin embargo, más tarde se busca el estar más atento y vigilante para pasar el día. En última instancia y debido a la tolerancia, se necesitaba más y más café cada día para conseguir el mismo nivel de excitación y vigilancia. Mientras todo esto ocurría, algo mucho más misterioso que estaba sucediendo dentro de su cerebro; la cafeína había comenzado estimulando el sistema neurotransmisor endógeno que se activa en su cerebro cuando se consume marihuana. Estos ajustes bioquímicos hacen evitando esa tercera o cuarta taza de café.

Al parecer, las altas dosis de café nos hacen sentir tan bien, porque son capaces de aprovechar prácticamente todos los sistemas de recompensa que nuestro cerebro ha evolucionado. Escondido dentro de ese caliente y negro elixir esta una sustancia química que se ha apoderado de su cerebro mediante la imitación de las acciones de la marihuana.

por -
0 6.129 vistas

Investigadores de la Universidad de Carolina del Sur en Estados Unidos realizaron un estudio que analizaba los efectos del THC de la marihuana en pacientes con enfermedades autoinmunes y que otros fármacos no habían demostrado tener una actividad inmunomoduladora en ellos.

Inmunomodulador significa que algo es capaz de modificar o regular una o más funciones inmunes, o que puede proporcionar un ajuste inmunológico, de regulación, o potenciación. En el caso de este estudio, los investigadores encontraron que la aplicación de la marihuana tenía la capacidad de suprimir una respuesta inmune para tratar enfermedades autoinmunes, como la artritis, lupus, colitis, esclerosis múltiple, y otras.

El Tetrahydrocannabinol (THC) es el producto químico en la marihuana que se encarga de los efectos psicológicos de la planta, este se une a los receptores cannabinoides en las células nerviosas. Estos receptores cannabinoides se encuentran en ciertas áreas del cerebro que están asociados con el pensamiento, la memoria, el placer, la coordinación y la percepción del tiempo. A través de la realización de pruebas con ratones, los investigadores encontraron que el THC en la regulación génica podría dar lugar a cambios epigenéticos.

Este hallazgo significa que la marihuana podría causar alteraciones en la función de los genes controlados por el ADN. Cuando una persona sufre de una enfermedad autoinmune , el sistema inmunológico no puede diferenciar entre el tejido corporal sano y los antígenos, como resultado los tejidos normales del cuerpo son destruidos. La administración experimental de marihuana en ratones reveló que el fármaco tiene la capacidad de afectar a la expresión del ADN a través de vías epigenéticos de exterior.

“Nuestros resultados mostraron que el tratamiento con THC conduce a la asociación de señales de modificación de histonas activos a genes de citoquinas Th2 y a las señales de modificación supresores de genes de citoquinas Th1, lo que indica que un mecanismo de este tipo puede jugar un papel crítico como interruptor en la mediación de THC de Th1 a Th2,” lee el resumen del estudio “A nivel general, una parte significativa de las regiones de metilación y acetilación de histonas se ven alteradas por el THC.”

Los epigenomas “, histonas,” conducen a la supresión de la inflamación. El THC de la marihuana puede ayudar a manipular estos epigenomas suprimiendo la inflamación en el cuerpo, siendo que la inflamación empeora la propia condición autoinmune.

En el estudio, “las modificaciones de las histonas están asociadas con Delta (9) tetrahidrocannabinol mediado en las respuestas de células T específicas de antígeno”, publicado en el Journal of Biological Chemistry .

por -
1 2.105 vistas

El Δ 9 -tetrahidrocannabinol (THC) inhibe el crecimiento tumoral del melanoma, de acuerdo con un estudio publicado en la edición más reciente de la revista Life Science , y publicado online por el Instituto Nacional de Salud .

Para el estudio, los investigadores “examinaron el efecto del THC, que se une a los receptores CB (CB1, CB2), en el crecimiento del melanoma del ratón … in vitro e in vivo en el de tipo salvaje (WT) y / CB2-receptor CB1 en ratones deficientes (CNR1 / 2 – / – ). Seguido se evaluó el papel del sistema endógeno cannabinoide mediante el estudio del crecimiento de melanomas inducidos químicamente, fibrosarcoma y papilomas en WT y CNR1 / 2 – / – ratones “.

Los investigadores encontraron que; “el THC inhibió significativamente el crecimiento tumoral de los melanomas HCmel12 trasplantados de una manera dependiente del receptor CB in vivo a través de los efectos antagonistas sobre su característica microambiente pro-inflamatorio. Los tumores inducidos químicamente en la piel y desarrollados de una manera similar en CNR1 / 2 – / – en ratones en comparación con los ratones WT “.

Llegando a la conclusión; “Nuestros resultados confirman el valor de los cannabinoides exógenos para el tratamiento del melanoma, pero no apoyan el papel el sistema cannabinoide endógeno en la patogénesis del cáncer de piel. ”

El estudio, realizado en la Universidad de Bonn por el Departamento de Dermatología y Alergia  , se puede encontrar haciendo click aquí .

Según la Skin Cancer Foundation , el melanoma es la forma más peligrosa de cáncer de piel, que mata a cerca de 10.000 personas anualmente.

por -
0 5.410 vistas

No hace mucho, los resultados de una investigación referente a los efectos del consumo de cannabis en el cerebro quedaron recogidos por numerosos medios de comunicación con la noticia de que se había demostrado científicamente que incluso el consumo esporádico de marihuana producía lesio­nes en el cerebro de los jóvenes. Pero ¿es realmente así?

Investigadores de la Universidad Noroccidental y de la Escuela de Medicina Harvard escanearon mediante resonancia magnética el cerebro de 20 adultos jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años y divididos en dos grupos. Los sujetos de uno de los grupos informaron que fumaban marihuana por lo menos una vez a la semana, con un promedio de unos once porros semanales, mientras que los otros participantes indicaron que habían consumido la droga menos de cinco veces o nada en absoluto durante el último año. Ninguno de los probandos presentaba trastornos psiquiátricos ni adicción, según evaluaron los psiquiatras.

El estudio por neuroimagen se centró en dos regiones cerebrales implicadas en los procesos de recompensa: el núcleo accumbens y la amígdala. Estas áreas producen una sensación de placer al comer o en las relaciones sexuales, así como el «subidón» asociado a las drogas. Según se ha demostrado en animales, el tetrahidrocannabinol (principal componente psicoactivo del cannabis) altera asimismo dichas regiones cerebrales.

Los investigadores hallaron que los usuarios de cannabis presentaban mayor densidad de materia gris en el núcleo accumbens izquierdo y en la amígdala siniestra, así como diferencias en la forma del núcleo accumbens izquierdo y en la amígdala derecha. Los usuarios tendían también a mostrar un núcleo accumbens izquierdo ligeramente mayor. Los autores concluyeron que el uso recreativo de marihuana podría hallarse asociado con anomalías en el sistema cerebral de recompensa. ¿Es eso cierto?

La principal duda que surge al considerar esta conclusión es que los escáneres se realizaron solo en un punto. Tal metodología permite comparar los dos grupos, pero no puede demostrar que el cannabis provocase distinciones entre ellos, ni siquiera que las diferencias observadas implicaban cambios a lo largo del tiempo. Podría tratarse de variaciones preexistentes; asimismo las alteraciones podrían deberse a que el consumo de cannabis y las modificaciones cerebrales estuvieran relacionadas con un tercer factor, como el tabaco (aunque el estudio procuró tener en cuenta el grado de tabaquismo).

Dicho esto, es plausible que las discrepancias fueran resultado del consumo de marihuana. Todas las sustancias psicoactivas son causa, por definición, de modificaciones en el cerebro. Las drogas recreativas, como el cannabis, estimulan el sistema de recompensa, inducen la liberación de dopamina en el núcleo accumbens y generan experiencias placenteras. Por ese motivo se recurre a ellas. El aumento de actividad dopaminérgica alterará de forma sutil el cerebro, pero incluso jugar a la lotería con asiduidad puede producir tal cambio.

Robin Murray, profesor de psiquiatría en el Colegio King de Londres, indica: «Es probable que se trate de modificaciones adaptativas, que desaparecerán cuando se abandone el consumo de cannabis». Los científicos no midieron el rendimiento cognitivo y tampoco encontraron correlaciones entre sus datos y la aparición de problemas de salud mental. Calificar de «daño» lo observado resulta, por consiguiente, arbitrario.

«Estas diferencias no se relacionaron con ningún problema», apunta Tom Freeman, investigador en el Colegio Universitario de Londres. «Hacen falta pruebas más concluyentes para afirmar que [las diferencias] resultan de alguna forma perniciosas.»

Datos comprobados
Se ha descubierto que el cannabis…
…provoca dependencia, en algún momento de la vida, en el 9 por ciento de las personas que lo han probado.
…merma diversos aspectos de la función cognitiva, sobre todo, de la memoria. Estas alteraciones pueden persistir varios días. Se ha observado que la eficacia cognitiva regresa al nivel de los no usuarios tras 28 días de abstinencia; no obstante, los datos sobre la duración de las pérdidas de recordación no están claros.
…puede reducir el volumen del hipocampo, región crítica para la memoria, aunque solo tras un consumo intenso y prolongado. Los datos que relacionan deterioros cognitivos y modificaciones concretas del cerebro no son concluyentes. Todavía se debate sobre cuáles de estas modificaciones resultan reversibles.

por -
0 1.472 vistas

Un nuevo estudio publicado por la revista Psychopharmacology , y llevado a cabo por investigadores de la Universitat de València en España, han descubierto que los receptores cannabinoides del cuerpo desempeñan un papel vital en el manejo de las interacciones sociales y en el comportamiento agresivo, y que la administración de un agonista del receptor cannabinoide reduce significativamente la agresión en modelos animales.

El resumen del estudio explica que “Este estudio fue diseñado para examinar el papel de los cannabinoides CB2R en el comportamiento social y agresivo. ”

En la interacción social y otras pruebas que se realizaron en ratones que carecían del cannabinoide (tipo 2), los receptores (CB2R) en ” tipo salvaje (WT) compañeros de camada”, y “los efectos del agonista selectivo CB2R [que imita los efectos de los cannabinoides] JWH133 (1 y 2 mg / kg) sobre la agresión también se evaluaron “.

Los investigadores encontraron que los ratones que carecían de CB2R “exhibieron mayores niveles de agresión en la prueba de la interacción social y se mostraban más agresivos que los ratones WT residentes salvajes … La administración aguda del agonista CB2, JWH133, redujo significativamente el nivel de agresión en los ratones OF1 agresivos aislados, un efecto que se redujo después del pretratamiento con el antagonista del receptor CB2 AM630 “.

El estudio llegó a la conclusión; “Nuestros resultados sugieren que CB2R está implicado en la interacción social y en la conducta agresiva y merece una mayor consideración como un nuevo objetivo potencial para el tratamiento de la agresión.”

por -
0 298 vistas

El cannabis inhalado ha demostrado reducir de forma dosisdependiente el dolor neuropático periférico refractario a tratamientos en 16 pacientes con diabetes. Es el resultado de un estudio clínico realizado en la Universidad de California, San Diego, y publicado en el Journal of Pain. En un diseño cruzado, cada participante recibió una sola dosis de placebo y de cannabis de baja (1% de THC), media (4% THC) y alta potencia (7% de THC). Después de la inhalación, realizada mediante un vaporizador, se midió la intensidad del dolor y la del “colocón” a los 5, 15, 30, 45 y 60 minutos y luego cada 30 durante 3 horas.

Hubo una diferencia significativa en las puntuaciones de dolor espontáneo entre las dosis. También hubo un efecto significativo en la dosis alta en el dolor evocado por un cepillo de espuma y fibras (los llamados pelos de von Frey). Los autores afirman que “esto se suma a la evidencia preliminar para apoyar nuevas investigaciones sobre la eficacia de los cannabinoides en el dolor neuropático”.

Wallace MS, Marcotte TD, Umlauf A, Gouaux B, Atkinson JH. Efficacy of Inhaled Cannabis on Painful Diabetic Neuropathy. J Pain. 2015 Apr 2. [en imprenta]

por -
1 5.475 vistas

De acuerdo con la investigadora Cristina Sánchez, quien es bioquímica molecular en la Universidad Complutense de Madrid, España, en modelos de laboratorio se ha observado que los cannabinoides son muy eficaces para reducir el crecimiento de los tumores.

La bioquímica lleva más de 10 años trabajando en esta línea de investigación. En su laboratorio descubrieron que el THC, principal sustancia psicotrópica de la marihuana, ordena un suicidio programado a las células cancerosas.

Un suicidio limpio o apoptosis, que no afecta a las células sanas, probado científicamente hasta ahora solo en ratones, aunque han funcionado muy bien en modelos de cultivos celulares. Por ahora solo tienen evidencias preclínicas, aunque en el Reino Unido ya hay ensayos clínicos en marcha.

Los efectos psicotrópicos que van asociados a la marihuana retrasa los permisos para los ensayos en humanos, aunque la investigadora cree que la comunidad médica ya está preparándose para ellos.

Los cannabinoides son un grupo de sustancias naturales, aunque también pueden ser creadas artificialmente, que incluyen los ingredientes activos que actúan sobre algunos receptores en el cuerpo. Según los expertos, ” actúan de forma compleja, influyendo sobre muchos procesos importantes que las células cancerígenas necesitan para vivir”.

Por su parte, el Instituto Nacional del Cáncer confirmó que un cannabinoide en particular, el cannabidiol, “puede hacer que la quimioterapia sea más eficaz y aumentar la muerte de células cancerosas sin dañar las células normales”.

por -
0 533 vistas

De los 98 pacientes con demencia y edad media de 77 años y que recibieron THC, solo unos pocos experimentaron efectos secundarios, afirman los autores del estudio en la revista Psychopharmacology. De forma aleatoria tomaron placebo durante seis semanas y entre 0’75 y 1’5 mg de THC dos veces al día durante seis semanas en un ensayo realizado por científicos del Departamento de Medicina de Psicogeriatría del Instituto Vincent van Gogh de Venray, Países Bajos. El año pasado estos investigadores habían publicado los resultados de un ensayo pequeño con doce participantes.

Sólo 6 de los 98 informaron eventos adversos relacionados con el THC. Otras mediciones, como efectos psicotrópicos y presión arterial diastólica, no fueron significativamente diferentes entre el THC y el placebo. El THC se absorbe rápidamente y tiene una farmacocinética dosis dependiente lineal con considerable variación entre los diferentes sujetos. Los autores del estudio afirman que “los efectos farmacodinámicos, incluidos los eventos adversos, fueron menores”.  Aquí estudio

por -
1 1.477 vistas

Científicos israelíes han descubierto que el cannabis puede ayudar a frenar el crecimiento de algunos tumores cancerígenos, según los resultados preliminares de una investigación que se realiza en el Instituto Tejnión de la ciudad de Haifa (norte).

Conocida ya por sus efectos paliativos en este tipo de enfermedad, los investigadores del Tejnión han decidido dar un paso adelante y estudiar si esta planta, en todas sus variantes, puede ser también empleada como medio de lucha activa, informa hoy el diario Haaretz.

Los resultados preliminares muestran buenas posibilidades de su efectividad con tumores cerebrales y el cáncer de mama, aunque los científicos siguen investigando con otros tipos.

La investigación, que comenzó hace un año y está dirigida por el profesor Dedi Meiri, de la Facultad de Biología, se centra en el citoesqueleto y los procesos de división celular, tanto en las células sanas como en las cancerígenas.

“En una investigación que hice en Toronto busqué todo tipo de materiales que afectan a la estructura de la célula”, dice el investigador, cuyo equipo ha conseguido que una células cancerígenas en el cerebro se autodestruyan con la ayuda de uno de los componentes activos de la planta.

Se trata de un proceso que, conocido por el nombre de “apoptosis”, ya había sido investigado con éxito por científicos españoles y ahora Meiri trata de descifrar cómo se produce exactamente y por qué la célula cancerígena consigue eludirlo y reproducirse.

Su investigación preliminar concluye que el cannabis logra activar este mecanismo de autodestrucción.

“El cannabis logró, por lo visto, activarlo, pero no sabemos cómo. Pero hemos logrado también un proceso igual con el cáncer de mama”, apunta.

Aun así, el investigador opta por la prudencia y afirma que aún es temprano sacar conclusiones sobre los efectos del cannabis en este tipo de enfermedad, porque se trata de un campo, dice, que es relativamente nuevo y requiere aún de mucha investigación.

por -
0 6.527 vistas

La administración del cannabidiol (CBD) uno de los compuestos el cannabis conduce a una mayor consolidación de la fractura ósea, según un estudio que se publicará en un próximo número de la Revista de Investigación Ósea y Mineral , y publicado online antes de su impresión por el Instituto Nacional de Salud de EEUU .

“Los ligandos de cannabinoides regulan la masa ósea, aunque los efectos óseos del cannabis (marihuana y hachís) no se han reportado”, afirma el resumen del estudio. “Las fracturas de huesos son muy prevalentes, esto implica la inmovilización prolongada y por lo tanto malestar. Aquí mostramos que el componente principal del cannabis no psicoactivo, el cannabidiol (CBD), mejora las propiedades biomecánicas de la curación de las fracturas de femur mediadas en ratas “.

Para el estudio, los investigadores examinaron la capacidad del CBD para promover la cicatrización ósea en ratas con fracturas del femoral. Se encontró que; el “CBD mejora notablemente las propiedades biomecánicas de los fémures después de 8 semanas de curación.”

Según los investigadores; “Solo el CBD es suficientemente eficaz en la mejora de la curación de las fracturas”. Señalan que “estudios experimentales y clínicos múltiples han retratado al CBD como un agente seguro que sugiere nuevos estudios en humanos para evaluar su utilidad para mejorar la curación de las fracturas.”

El estudio se realizó en el Laboratorio del Hueso de la Universidad Hebrea de Jerusalén en Israel.

por -
0 433 vistas

Israel es ampliamente conocido como una “nación inovadora” por la gran cantidad de proyectos y productos innovadores que nacen de sus empresarios e investigadores expertos en tecnología. Y cuando se trata de cannabis medicinal, Israel no defrauda.

Desde vaporizadores a investigación innovadora con tecnología de última generación, Israel continúa avanzando en la idea de que la marihuana puede ser utilizada para tratar una serie de enfermedades, de acuerdo con Lex Pelger. El Estado judío, incluso se ha convertido en algo así como un líder en esta industria.

“Hay un par de polos o grupos centrales en este campo en todo el mundo sobre la investigación endocannabinoide, e Israel es uno de los grupos más predominantes”, dijo Pelger, escritor residente en Brooklyn, quien recientemente viajó a Israel para una novela gráfica que está escribiendo sobre el sistema endocannabinoide del cuerpo humano , y que media los efectos psicoactivos del cannabis.

Varias compañías en Israel, han estado emitiendo licencias de cannabis medicinal desde 2004 y que están trabajando en nuevas formas de administrar el medicamento a los pacientes.

En enero, Yissum Research Development Company Ltd, el brazo de transferencia de tecnología de la Universidad Hebrea de Jerusalén, anunció una colaboración con Phytotech Medical Ltd. para desarrollar nuevos métodos de dosificación para mejorar la absorción del cannabidiol (CBD), un compuesto no psicoactivo que se encuentra en cannabis y que se ha demostrado que tiene usos terapéuticos y / o el tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto psicoactivo de la marihuana.

“Hay dos productos con los que estamos trabajando. Se trata de una píldora con muy avanzada biodisponibilidad “, dijo Boaz Wachtel, un activista de cannabis y el director gerente de Phytotech israelí. “El segundo producto es un parche interior de la mejilla que tendría una liberación lenta de los cannabinoides y que se va disolviendo para luego tragarse sin ningún problema “.

En enero, Phytotech se convirtió en la primera empresa de la marihuana medicinal en la Bolsa de Valores de Australia y creció por su trabajo el equivalente a $ 4.7 millones. Wachtel dijo que la compañía también está desarrollando un vaporizador de alta eficiencia que mejoraría la absorción de los cannabinoides.

Otra empresa israelí, Syqe Médico, desarrolló un inhalador de dosis medidas a través de unaa investigación y con el apoyo de $ 1 millón en fondos de subsidios estatales.

Cultivo marihuana
Tikkun Olam

Según los informes, una empresa canadiense, MedReleaf, esta trabajando en conjunto con la compañía israelí Tikkun Olam, ahora produce cannabis que no es intoxicante por su alto contenido en CDB, que han demostrado las investigaciones que tiene efectos anti-inflamatorios.

Si bien la experiencia de Israel se está exportando a todo el mundo, las plantas de marihuana no, aunque algunos funcionarios han presionado por un cambio en la normativa.

Michael Dor, un médico y asesor médico principal del Ministerio de la unidad de cannabis de Salud de Israel, dijo que la exportación de la planta fue objeto de debate en el gobierno y con una decisión final sobre el asunto. Dijo que el problema llegará de nuevo una vez que el nuevo gobierno se establezca tras las recientes elecciones israelíes.

“Sabemos que algunas personas les gustaría mucho exportar la planta”, dijo Dor. “Por otro lado, hay algunas personas que sienten miedo de cómo sería percibido Israel.”

La incursión de Israel en la investigación del cannabis se inició hace más de 50 años cuando un científico curioso quiso saber de que se componía la química cannabis.

“Yo estaba en el Instituto Weizmann en ese momento; era y sigo siendo un producto químico natural”, recordó Raphael Mechoulam, 85 años. “Yo estaba un poco sorprendido al descubrir que, si bien la morfina había sido aislada del opio hacía 100 años, 150 años antes la cocaína y también había sido aislada la planta de cacao casi un siglo antes, como la química del cannabis no se conocía, así que empecé a trabajar en el tema. Tenía material de la policía”.

A través de una conexión de la policía, Mechoulam tenía una cantidad considerable de hachís libanés, que se transportó a su laboratorio. En 1963, se descubrió el CBD. Un año más tarde, descubrió el THC.

“Él comenzó la gran ola de la investigación del cannabis”, dijo Wachtel.

Cerca de 20 años después de esos descubrimientos, Mechoulam trazó el sistema endocannabinoide, que está implicado en el apetito, sensación de dolor, estado de ánimo y la memoria.

Mechoulam incluso hizo algunos trabajos a principios de los extractos del CBD, que la investigación en Israel y Estados Unidos está descubriendo ser útil en el alivio de las crisis en epilepsia pediátrica y otros trastornos.
“Publicamos un artículo hace 35 años. Desafortunadamente nadie estaba muy interesado, y ahora la gente se ha enterado de esto, sí, las cosas que publicamos eran correctas “, dijo. Él es un destacado crítico de cómo el desarrollo de cannabis medicinal es lento y se retrasa en poner la medicina en las manos de los pacientes.

Su investigación fue financiada por los Institutos Nacionales de Salud durante décadas.

“Raph Mechoulam es uno de los investigadores más respetados y padrino de la marihuana”, dijo Ryan Vandrey, profesor investigador de cannabis y asociado en el departamento de psiquiatría y ciencias conductuales de la Universidad Johns Hopkins.

En estos días, unos 13.000 pacientes tienen licencias médicas de marihuana en Israel. Aunque se hayan expedido certificados por primera vez en el 2004, fue hace unos dos años cuando que el país estableció un Programa Nacional de Cannabis Medicinal con adhesión a las convenciones de drogas de las Naciones Unidas, dijo Wachtel. Fue el tercer país en hacerlo, después de Holanda y Canadá.

Los pacientes pueden obtener licencias para el dolor crónico, enfermedades huérfanas (enfermedades raras que afectan a una pequeña parte de la población), el cáncer, el VIH con la pérdida de peso, enfermedad inflamatoria intestinal, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, tumores malignos y el trastorno de estrés post-traumático. Los pacientes pueden fumar cannabis o utilizar el aceite, bizcochos entrelazados, ungüentos y articulaciones preseleccionadas. En las salas de oncología, los pacientes pueden usar vaporizadores.

La residente Sylvia Sheinbaum en Tel Aviv puede hablar de primera mano de cómo el cannabis medicinal ayuda a los que sufren de trastorno de estrés postraumático, el dolor crónico y lo que le beneficia después de un accidente de coche hace más de una década.

Sheinbaum dijo que estaba teniendo pesadillas recurrentes, sudores nocturnos y tenía problemas para dormir y levantarse de la cama por la mañana.

 La Marihuana
Dispensario cannabis

“Me llevó a un punto donde dormía dos horas por noche durante un año, no podía salir de la casa, no podía levantarme de la cama, no podía hacer nada realmente, ahora estoy plenamente activa como abogada del cannabis “, dijo. “Estaba ocupada con eso, así que cambió mi vida mucho. Puedo dormir toda la noche y tengo una vida normal “.

Su organización, Pot para el Old Timers, son defensores de las personas mayores de 50 años para que tengan acceso al cannabis y así tener un proceso de envejecimiento más apetecible y defenderse de la depresión.

Mechoulam también ve un futuro en el uso geriátrico del cannabis y sus derivados para elevar el nivel de vida en las personas mayores. Él ve como los compuestos endocannabinoides se convertirán en una parte de la medicina, como las investigaciones han demostrado ser muy prometedoras para la osteoporosis y ciertos tipos de lesiones cerebrales.

“Creo que los compuestos endocannabinoides se convertirán en medicamentos importantes dentro de la próxima década y serán utilizados en una gran cantidad de enfermedades para los que no tenemos medicamentos utilizables“, dijo. “Pero para ello, se debe investigar a fondo.”

Dor está muy entusiasmado con la nueva investigación en oncología, enfermedades intestinales, así como el CBD para el tratamiento de la epilepsia.

Ruth Gallily, profesora jubilada de la inmunología en la Universidad Hebrea, dijo que hay indicios de que el cannabis y sus compuestos pueden ayudar a tener un menor riesgo de diabetes y mejorar la función del hígado. “Es muy alentador”, dijo.

319598pic_CWachtel agregó que la nueva investigación demuestra que se puede ayudar a reducir el daño de los ataques cardíacos y ayudar al cuerpo a aceptar órganos trasplantados.

Él atribuye el entorno del cannabis israelí a algunas cosas, la normalización del cannabis gracias al  Green Leaf Party , que él co-fundó en 1999 y que ayudó a que el tema fuese un debate nacional, así como el hecho de que la planta no esté estigmatizada como está en otros lugares, como los EE.UU.

“Es un país pequeño y los beneficios del cannabis médicinal han vibrado mucho antes que en otros grandes países”, dijo Wachtel.

por -
0 2.372 vistas

El Nacional Institute on Drug Abuse ( NIDA ) ha adjudicado a la Universidad de Mississippi 68,8 millones dólares para cultivar y analizar el cannabis.

El dinero se destinará a un laboratorio de investigación de cannabis en la universidad y que es el único productor de cannabis utilizado para la investigación federal. Se espera que el proyecto sirva para el cultivo de al menos 30.000 plantas.

El NIDA obliga a que el cannabis se cultive en un espacio “seguro y monitoreado por vídeo en una instalación al

aire libre de aproximadamente 12 hectáreas” y en la que se pueda manejar el “cultivo, la recolección, análisis y el almacenamiento de cannabis de calidad para su investigación”, según una publicación online del Gobierno Federal. “El cultivo en interior debe ser de al menos 1.000 metros cuadrados, con controles de intensidad de la luz, los ciclos, la temperatura, la humedad y la concentración de dióxido de carbono”.

El NIDA ha anunciado recientemente que van a permitir a los científicos usar significativamente cannabis más potente de lo permitido anteriormente para la investigación de la planta.

“Queremos ser capaces de comprobar las afirmaciones de que la marihuana es terapéuticamente beneficiosa”, dijo Nora Volkow, directora del NIDA en Rockville,

por -
0 1.611 vistas

Un nuevo metaestudio de numerosos ensayos controlados y aleatorios han descubierto que el cannabis es un tratamiento seguro y eficaz para el dolor crónico. El estudio fue publicado en la revista Journal of neuroinmunes Farmacología , y fue publicado online este lunes por el Instituto Nacional de Salud de EEUU.

El estudio, realizado por investigadores por el Departamento de Anestesiología y Farmacología de la Universidad de Dalhousie en Canadá, fue una “revisión sistemática actualizada de los ensayos aleatorios controlados que examinan los cannabinoides en el tratamiento del dolor crónico no oncológico y que se llevó a cabo según las directrices de PRISMA para las revisiones sistemáticas de informes sobre resultados de salud “, de acuerdo a lo abstracto del estudio.

“Once ensayos publicados desde nuestra última revisión cumplieron con los criterios de inclusión”, dice la doctora Mary Lynch, investigadora principal del estudio. “La calidad de los ensayos fue excelente. Siete de los ensayos demostraron un efecto analgésico significativo. Varios ensayos también demostraron una mejoría en los resultados secundarios (por ejemplo, del sueño, rigidez muscular y espasticidad). Los efectos adversos más frecuentemente reportados como la fatiga y los mareos fueron de leves a moderados en gravedad y generalmente bien tolerados “.

Lynch concluye que; “Esta revisión añade más apoyo en la actualidad para los cannabinoides como analgésicos seguros, modestamente eficaces que proporcionan una opción terapéutica razonable en el tratamiento del dolor crónico no oncológico. ”  El estudio completo se puede ver aqui

por -
2 2.335 vistas

La marihuana es una planta que siempre ha generado cierta polémica al momento de producirla y consumirla, e incluso el simple hecho de hablar de ella provoca reacciones nada buena en algunas personas, sin embargo es bueno mencionar los aspectos positivos que su consumo trae a nuestra vida. Es importante mencionar que cada vez se hace más frecuente su uso para fines médicos, por eso su estudio para descubrir sus beneficios se está haciendo cada vez más común. Sin miedo a desatar polémica debemos destacar que el cannabis ha sido sometido a infinitos estudios, arrojando numerosas ventajas para la salud.

Estudios recientes

Algunos meses atrás se desarrolló una nueva investigación científica y médica sobre el cannabis y los aportes que se descubrieron dejaron sin palabras a los investigadores, porque después de largos días de estudio, se pudo observar que a marihuana combate la degeneración cerebral, el estudio arrojó que la marihuana produce la liberación de antioxidantes en el cuerpo humano.

Los antioxidantes realizan un trabajo de limpieza o purificación del organismo a fin de suprimir las células deterioradas y a su vez rejuvenece las funciones de las mitocondrias, éstas son las células encargadas de generar energía en el cuerpo. Con esto queremos decir que no solo combate la degeneración cerebral sino que también aporta energía a nuestro cuerpo.

Nuevos aportes del cannabinoide

El cannabinoides o mejor conocido como THC, es el ingrediente activo de la marihuana, en los estudios que se han estado realizado en estos último meses, se pudo determinar que la planta de la marihuana puede influir favorablemente en la prevención de los ataques del corazón, administrarlo responsablemente antes o después de un ataque al corazón, disminuye los problemas o daños causados por el ataque. Se dice que esto puede ser positivo en una intervención quirúrgica de origen cardíaca o coronaria.

Quedamos asombrados por los aportes positivos que el THC brinda a nuestra vida, por ejemplo, las personas con trastorno de estrés postraumático, se verán favorecidos puesto que el cannabis aumenta la cantidad de receptores, ayudando a mejorar la condición de estas personas en un tiempo determinado.

¿Padeces de osteoartritis? El cannabis puede ser tu solución, porque se determinó en un primer estudio que la marihuana ayuda a disminuir los síntomas causados por esta enfermedad, los expertos encargados del tema, mencionaron que deberán realizar otro análisis para comprobar su uso médico en pacientes con osteoartritis.

por -
0 1.883 vistas

Un estudio en más de 130.000 adultos, publicado este mes por el Diario de la Psicofarmacología , ha encontrado que el uso de drogas psicodélicas, como el LSD y los hongos mágicos no son un factor de riesgo por problemas de salud mental. Los investigadores concluyen que la prohibición de este tipo de drogas es difícil de justificar, y es una violación contra los derechos humanos.

Los datos del uso en un conjunto de 135.095 adultos estadounidenses seleccionados al azar, incluyendo 19.299 usuarios psicodélicos y que los investigadores examinaron concluyeron que no hay ” asociación entre el uso psicodélico y la salud mental.”

Los investigadores encontraron que después de ajustar por factores sociodemográficos, otras drogas y la depresión juvenil, no hubo “ninguna asociación significativa entre el uso en el tiempo de la psicodelia y el aumento de la probabilidad de la angustia psicológica grave, tratamiento de salud mental, pensamientos suicidas, planes suicidas, tentativa de suicidio, depresión y la ansiedad. No fue posible encontrar evidencia de que el uso psicodélico sea un factor de riesgo para problemas de salud mental “.

Según el investigador principal del estudio, el Dr. Pal-Orjan Johansen de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología ; “. Más de 30 millones de adultos en Estados Unidos han tratado con psicodelicos y simplemente no hay mucha evidencia de problemas de salud” Señala que; “Las preocupaciones se han planteado por si la prohibición del uso de drogas psicodélicas son una violación de los derechos humanos contra la práctica espiritual, el pleno desarrollo de la personalidad y contra el juego durante el tiempo libre.”

El estudio llega a la conclusión; “Los psicodélicos no son conocidos por dañar los órganos cerebrales u otro organismo o por causar adicción o uso compulsivo; eventos adversos graves relacionados con drogas psicodélicas son extremadamente raros. En general, es difícil que la prohibición de drogas psicodélicas pueda justificarse como una medida de salud pública “

El texto completo del estudio se puede encontrar haciendo clic aquí .