Etiquetas Posts etiquetados con "Latinoamerica"

Etiqueta: Latinoamerica

por -
0 1.053 vistas
Cannabis Sudamerica

Una investigación de opinión en nueve países de la región a dado como resultado el crecimiento en la aprobación del uso de marihuana medicinal, superior al año pasado y sobre todo en países como Colombia, Chile y Uruguay

El estudio realizado por el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Opinión (OPDOP), y que se dio a conocer en Santiago de Chile, mostró que un 65,2 por ciento de los latinoamericanos están a favor en este año con el consumo de la marihuana para temas médicos. de la marihuana. El estudio ha puesto de manifiesto un 7,8 puntos porcentuales más que el mismo estudio realizado en el 2014 que fue de un 57,4 de aceptación para el uso medicinal.

La mayoría de los encuestados también ve el alcohol y el tabaco mucho más peligroso que en el cannabis y piden regular su consumo.

Los jóvenes en México respaldarían con un 72% la existencia de una regulación para el consumo de cannabis. En Colombia, un 43% de los encuestados abogaría por la legalización del cultivo o su despenalización. Los uruguayos, en un 68% opinan que el consumo de sustancias debería considerarse como un derecho individual.

Los analistas del estudio constatan las criticas de los ciudadanos contra las políticas actuales que solo han conseguido incrementar la violencia e impactar negativamente en la población juvenil. También añaden que                   “el creciente apoyo a una reforma de las políticas de drogas va de la mano de una mayor exigencia hacia las alternativas de despenalización y mercados de drogas regulados, que han de incorporar líneas de trabajo equilibradas que escuchen y atiendan las demandas de una población cada vez más crítica e informada”.

La opinión en Latinoamérica respecto al asunto de afrontar las drogas en la ciudadanía ha cambiado y en un momento importante, ya que en el 2016 se reunirán en una sesión especial de la UNGASS (ONU) donde se hablará y se discutirá sobre una distinta perspectiva hacia las políticas de drogas en a nivel internacional.

por -
3 2.519 vistas

Es una pequeña semilla, sembrada por Uruguay a finales de 2013: la legalización de la marihuana ha comenzado a tener eco en América Latina, pese a que en la región, que lucha contra el narcotráfico, algunos países se niegan a escuchar o a conversar sobre el tema.

“Alguien tiene que ser el primero, porque estamos perdiendo la batalla contra las drogas y la criminalidad en el continente”, dijo el presidente uruguayo, José Mujica, al presentar su audaz idea.

Un año después de la ley que ha convertido al país en el único en el mundo en producir marihuana de forma regulada, su venta en farmacias aún está a la espera.

Mientras tanto, según la Junta Nacional de Drogas (JND), el país de 3,3 millones de habitantes ya tiene 1.300 autocultivadores inscritos y seis clubes formados de hasta 45 usuarios cada uno.

Sus vecinos están intrigados: “Como Uruguay aún no ha sufrido grandes consecuencias negativas, en términos de relaciones internacionales, política externa, sanciones o rechazo interno, se ha vuelto una opción a considerar para otros países”, explica John Walsh, analista del “think tank” Oficina de Washington para América Latina.

“El caso de Uruguay llevó a varios países a considerar, cuando menos, dar algunos pasos en esa dirección”, señaló Pien Metaal, experta del Centro de estudios del Instituto Transnacional, en Amsterdam.

“No hay vuelta atrás. (El genio) ya salió de la lámpara mágica y no hay forma de volver a hacerlo entrar”, apuntó.

A fines de octubre, Chile se convirtió en el primer país de la región en permitir el cultivo marihuana con fines terapéuticos, aunque se la sigue considerando una droga dura. Un proyecto de ley busca despenalizar su cultivo para uso personal.

En Colombia, el Parlamento debate un proyecto para su uso médico que cuenta con el apoyo del presidente de centroderecha, Juan Manuel Santos.

En Argentina, un proyecto de ley defendido por el secretario general de la presidencia, Aníbal Fernández, aspira a despenalizar el cultivo para uso personal, pero el gobierno se opone. El texto también incluye la despenalización del consumo y su uso terapéutico.

De cualquier manera, en varios países de la región, la posesión de droga para uso personal no está penalizada.

El ejemplo de Estados Unidos

Además de Uruguay, otro caso emblemático más al norte puede inspirar a la región: el de Estados Unidos.

Instigador y financista de “la guerra contra las drogas” (terminología heredada del presidente Richard Nixon) en el continente, el país tomó para sí mismo iniciativas más suaves.

En Estados Unidos, cuatro estados tienen el cannabis recreativo regulado (Washington, Colorado, Alaska, Oregon) y 23 lo legalizaron para usos medicinales.

“Le quita cierta credibilidad (a Estados Unidos) a la hora de dictar a los países de América Latina -como han hecho en las últimas décadas- cómo han de definir ciertas metas en sus políticas de drogas”, subraya Pien Metaal.

Después de defender la prohibición, “es momento de que Estados Unidos muestre coherencia con los países de la región, y deje de predicar fuera lo que no puede sostener dentro”, apuntó el chileno Eduardo Vergara, director del centro de análisis Asuntos del Sur.

Pero “la región está dividida” y a algunos países latinoamericanos todavía les cuesta aceptar la idea, sostuvo.

“La legalización de las drogas no está hoy en la agenda”, declaró recientemente el ministro brasileño de Justicia, José Eduardo Cardozo, a pesar de que se hayan presentado proyectos de ley en esa dirección.

La misma posición se ha registrado en Nicaragua, Panamá, México, Costa Rica, Venezuela y Perú.

No obstante, algunos defienden la legalización, como los expresidentes de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, y de México, Vicente Fox.

Asimismo, se reclama un nuevo acercamiento en la región, primera productora mundial de cocaína y víctima de la violencia ligada al narcotráfico.

La vía represiva “ha fracasado”, opinó el presidente colombiano. “Un fracaso total”, dijo por su lado su par ecuatoriano, Rafael Correa. Bajo el liderazgo de Colombia, de México y de Guatemala, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sostendrá una sesión especial en 2016 para discutir el tema.

Pero mientras en Estados Unidos la legalización de la marihuana es impulsada por un movimiento de masas, el cambio va a tomar más tiempo en América Latina.

“Hay escepticismo en la opinión pública de América Latina: la gente puede no estar satisfecha con la guerra contra las drogas, pero tiende a ver la legalización como permisiva y derrotista”, y éste es el caso de Uruguay, señala John Walsh.

 

por -
0 225 vistas

El Frente Guasu (FG), a través de su representante en el Parlasur, Ricardo Canese, propone abrir el debate sobre la legalización de la marihuana entre los países que integran el Mercosur. La propuesta tendría entrada el próximo lunes.

El parlasuriano refirió que el objetivo es obtener información y revisar las experiencias de otros países como Holanda, Uruguay y algunas regiones de Estados Unidos.

Refirió que se haría un cuadro comparativo con los países que luchan contra el narcotráfico de manera más frontal, citando a Colombia y México.

Sugiere buscar un consenso a nivel regional de tal modo que la propuesta final sea remitida a los diferentes congresos de los países miembros.

“Es muy valorable lo que hace Uruguay, porque intentan hacer algo por su cuenta”, indicó con relación al narcotráfico. “En realidad tiene que ser una política a nivel regional, porque las fronteras son muy permeables”, consideró.

Canese hace referencia al adicto como un enfermo y no como un delincuente, por lo que, a su criterio, se debe dar énfasis al tratamiento médico.

Este tema sale al tapete justamente tras el asesinato del periodista Pablo Medina y su acompañante, Antonia Almada, en medio de denuncias sobre narcotráfico.

“Se ha debatido informalmente en el Parlasur, pero ahora estoy presentando una iniciativa concreta en relación a la imperiosa necesidad de abrir un debate sobre la legalización o no de la marihuana y de otras drogas”, indicó Canese.

Considera que Parlasur es el instrumento más adecuado para debatir a nivel regional, ya que están todas las fuerzas políticas, el gobierno y la oposición de cada país.

“Una política en materia de marihuana y drogas debería tomarse a nivel regional. Si un país por su cuenta toma alguna medida como ha tomado Uruguay, su impacto es muy reducido, porque los principales carteles de la droga de Brasil actúan en nuestro país”, dijo, citando al Primer Comando Capital y al Comando Vermelho.

El senador luguista Hugo Richer considera que la legalización de la marihuana es una estrategia de lucha contra el narcotráfico, y que se debe instalar el análisis. Fuente

por -
0 118 vistas

Los resultados de las políticas frontales de lucha contra el narcotráfico, vigentes en casi todos los países, fueron cuestionados por cerca de 400 funcionarios internacionales y especialistas en esta materia, quienes sugirieron revisar, en cada país, los programas y adecuarlos a su realidad.

Estas autoridades y expertos se reunieron en la V Conferencia Latinoamericana sobre Políticas de Drogas que tuvo lugar en San José, Costa Rica, entre el 3 y 4 de septiembre, auspiciada por el consorcio Confedrogas. En cinco paneles analizaron los temas de mercados de drogas regulados, enfoque de salud pública, inclusión social, drogas y violencia, y derechos humanos.

Ya en la apertura del encuentro, el ministro de Seguridad de Costa Rica, Celso Gamboa, a nombre del presidente de su país, Luis Solís, afirmó que la lucha contra el narcotráfico solo conduce a la criminalización de la pobreza, ya que quienes están encarcelados no son los que manejan los capitales de negocio, sino gente que se presta a ese ilícito, generalmente de escasos recursos. “Se ha combatido la violencia con violencia y el resultado no ha sido exitoso, sino que ha generado más violencia”, añadió.

Cuestionamiento. Las principales observaciones de los panelistas a las políticas duras contra el narcotráfico estaban en que los resultados actuales no son alentadores, debido a que aún hay demanda y oferta de drogas ilícitas; el nivel de violencia en los países no disminuyó; hay cárceles llenas de internos por delitos de narcotráfico, incluso por consumo, especialmente en Centroamérica; descuido de la salud pública, vulneración a los derechos humanos y la corrupción de autoridades, entre otros.

“No me parece que la estrategia más correcta sea una estrategia de lucha frontal contra las drogas”, sostuvo Lisa Sánchez, coordinadora de políticas de drogas del programa para América Latina de México Contra la Delincuencia (MUCD).

Sánchez argumentó su posición cuando indicó que con la lucha frontal se plantean objetivos inalcanzables, ya que se pretende a priori la reducción del consumo, demanda y oferta de drogas, cuando se tiene certeza de que esta demanda siempre existirá y habrá alguien que contribuirá a la creación de esa oferta.

“Estamos en un contexto de mayor flexibilidad, creo que las políticas internacionales van a tender a autorizar ciertas experiencias distintas, en contextos distintos, como es el caso de Uruguay y Estados Unidos (donde hay un mercado regulado de marihuana), lo cual conllevará a que se tenga una conversación más seria sobre las alternativas que se plantean y que podrían validarse a nivel global”, manifestó la especialista.

Esta tarea de reformas en las políticas antidrogas no es sencilla, advirtió Sánchez, debido a que hay bastante resistencia de intereses geopolíticos, de grupos específicos, de burocracias en el ámbito de Naciones Unidas, de agencias que se niegan a la apertura de este tema e incluso de agrupaciones ligadas al tráfico de armas.

Mike Trace, presidente del Consorcio Internacional sobre Políticas de Drogas (IDPC) del Reino Unido, afirmó que guerra contra las drogas resultó conceptualmente defectuoso. “Debemos aceptar que el mercado ilícito no puede ser erradicado”, remarcó y explicó que hay que “desarrollar nuevos objetivos; recentrar nuestra estrategia y nuestras inversiones y tolerar formas benignas de mercados de drogas”.

Otros Pedidos similares

Comisión

La Comisión Global de Políticas sobre Drogas recomendó el miércoles, en la ciudad estadounidense de Nueva York, impulsar con urgencia “reformas fundamentales” en los lineamientos de las políticas antidrogas. “La guerra global a las drogas ha fracasado, con consecuencias devastadoras para individuos y sociedades alrededor del mundo”, indicó la entidad.

Posición

“Es sumamente importante que Estados Unidos empiece a cambiar su política de drogas porque la violencia en Colombia, en México o en Centroamérica tiene mucho que ver con el prohibicionismo que ha prevalecido en este país”, señaló el expresidente colombiano César Gaviria al diario El País, quien asistió al evento junto a otros exmandatarios.

Bolivia mantendrá su estrategia 2011-2015

El Gobierno mantendrá la ejecución de su Estrategia de Lucha Contra el Narcotráfico y Reducción de Cultivos Excedentarios de Coca 2011-2015, ya que considera que si se deja de lado la labor de interdicción puede empeorar la situación en el país, según afirmó el viceministro de Defensa Social, Felipe Cáceres.

“Si dejaríamos de ejecutar operativos de represión al narcotráfico y solamente nos dedicaríamos, como Uruguay, a reducir la demanda, creo que esa situación empeoraría la actividad del narcotráfico. El negocio ilícito puede afectar a la economía”, advirtió la máxima autoridad antidrogas de Bolivia cuando fue consultado sobre las propuestas que surgieron de parte de expertos y especialistas en la V Conferencia latinoamericana sobre políticas de drogas, realizada en San José de Costa Rica.

Cáceres dijo que respeta las iniciativas privadas y de organizaciones que plantean reformas, pero advirtió que estas propuestas todavía no han sido analizadas ni socializadas en el país. Al referirse a la situación de Uruguay, país en el que se reguló el mercado de la marihuana, resaltó que no puede hacerse una comparación cultural con lo que pasa en Bolivia, ya que se vive una realidad distinta a la de esa nación.

“El próximo año se cumple nuestra estrategia, luego (al elaborar una nueva), por supuesto, hay que tener una mirada regional y una visión internacional para aplicar políticas eficaces, a la hora de hacer una inversión, sea en interdicción o erradicación, para precautelar la salud de los jóvenes”, apuntó.

El titular de Defensa Social destacó que con la vigencia de la estrategia nacional de lucha antidrogas se dejó atrás la violación a los derechos humanos y se obtuvo buenos resultados en erradicación e interdicción. Fuente

por -
0 427 vistas

El gobierno de Michelle Bachelet estudia retirar el cannabis del listado de drogas duras y proponer la despenalización para uso medicinal. En la región, hay distintas iniciativas. La legislación de Uruguay sigue siendo blanco de críticas

Mientras que la región mira con especial atención el experimento uruguayo de regular la producción, distribución y venta de la marihuana, Chile avanza en su propia legislación. Esta semana, el flamante gobierno de Michelle Bachelet anunció su intención de tomar una política más flexible con respecto al consumo de cannabis. “No es una droga dura”, justificó la nueva ministra de Salud, Helia Molina. El decreto con la exclusión del listado de drogas consideradas peligrosas espera la firma de la presidente y su posterior publicación en el diario oficial, pero el asunto ya está prácticamente cerrado.

Resulta paradójico que haya sido la gestión anterior de Bachelet la que definió que la marihuana fuera añadida, en 2008, a la lista de sustancias calificadas de alta toxicidad y de generar un alto nivel de dependencia. Ahora, hasta se ha dejado la puerta abierta para el debate sobre la despenalización, en principio, para el uso terapéutico, según se desprende del programa para los primeros 100 días de gobierno que presentó la mandataria durante la campaña electoral. En el país, ya está permitido el consumo personal, pero el cultivo y la venta están penados por la ley y no faltan las voces que claman por su legalización.

Uruguay, ¿el ejemplo a seguir en América Latina?                                                          

En diciembre del año pasado, el Congreso uruguayo aprobó la iniciativa -impulsada por el gobierno de José Mujica- para legalizar la cadena de producción y distribución de la marihuana. El mandatario había explicado que el resto de las políticas de lucha contra el narcotráfico no habían funcionado y que era momento de pensar una nueva estrategia. La reglamentación de la ley está prevista para el 10 de abril, pero ya se sabe que la planta se cultivará en un predio de las Fuerzas Armadas, que se darán 10 gramos por persona y que la producción la hará el Estado, aunque estará abierta a privados y al autocultivo limitado.

La decisión de Mujica fue duramente cuestionada al interior y fuera de Uruguay. El senador del Partido Nacional Jorge Larrañaga fue una de las voces disonantes. Precandidato a las elecciones presidenciales, prometió que, si es elegido en octubre, derogará la ley de la marihuana. “No planten nada”, advirtió. Desde la ONU también hubo críticas. El presidente de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), Raymond Yans, aclaró que la nueva legislación uruguaya viola tratados internacionales firmados por el país, además de alertar que no es una droga “inocua”.

0010465309

  • Ecuador y Colombia prestan atención al modelo uruguayo

Aunque la legalización de la marihuana en Ecuador y Colombia todavía parece improbable, sus respectivos gobiernos han manifestado su interés en la iniciativa de Uruguay. “Vamos a monitorear cómo se van desarrollando las diferentes fases de aplicación del proyecto”, afirmó el secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Control de Sustancias Estupefacientes y Psicotrópicas (Consep) ecuatoriano, Rodrigo Vélez. “Creemos que puede aplicarse en Ecuador, si bien tenemos una realidad diferente por nuestra ubicación geográfica cercana a los países productores de coca y cocaína”, añadió el funcionario.

En Colombia, uno de los mayores productores de droga de la región, el porte mínimo -un gramo de cocaína y 20 gramos de marihuana- está despenalizado desde 2012. El presidente Juan Manuel Santos coincidió con Mujica en que la actual lucha antidrogas fracasó a nivel global. “Infortunadamente para nosotros, éste es un problema de seguridad nacional. Y si nosotros bajamos la guardia, inmediatamente nuestros enemigos se van a fortalecer”, aclaró. Por lo tanto, dejó en claro que, antes de arriesgarse a una legalización, esperará ver los resultados concretos en Uruguay.

  • Bolivia, Brasil y México, cautelosos respecto de la discusión

En ninguno de los tres países hay iniciativas avanzadas, pero sí está instalado el debate. En Bolivia, el viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, sostuvo en una reciente entrevista que el país “está obligado” a discutir una normativa sobre el consumo de marihuana. “Ni despenalización ni legalización de fondo, sino sobre el uso de ciertos estupefacientes, estamos hablando por ejemplo del tema de la marihuana”, explicó el funcionario. Pero, por el momento, no es una cuestión prioritaria. El gobierno de Evo Morales reclama desde hace años que la hoja de coca deje de ser considerada una droga.

En Brasil, la presidente Dilma Rousseff se ha mostrado contraria a una legalización de la marihuana y probablemente no plantee siquiera una opinión, dado que 2014 es un año electoral. Pero en febrero, la Cámara alta entró en el debate de la regularización del uso recreativo, medicinal e industrial del cannabis después de que más de 20.000 personas impulsaran una iniciativa popular a través de internet. El senador Cristovam Buarque, del Partido Democrático Laborista (PDT), presentó finalmente el texto del proyecto, que prevé el registro de clubes de cultivadores y la emisión de licencias para la venta.

México enfrenta un escenario delicado. En un país donde la guerra contra las drogas dejó 70.000 muertos en menos de 10 años, hablar de legalización es controversial. En cambio, sí hay iniciativas para la despenalización impulsadas desde el oficialista PRI hasta el opositor PRD. “No es lo mismo despenalizar que legalizar. Despenalizar implica un beneficio para quien consume, no para el que trafica”, explicaba el año pasado el subsecretario de Gobernación, Roberto Campa. “Las prohibiciones al extremo lo único que producen es más violencia”, agregó el presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Arroyo Vieyra.

  • La posición indefinida de la Argentina, Paraguay y Venezuela

En la Argentina, la penalización de la posesión de drogas para uso personal con la privación de la libertad fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia. La legislación uruguaya también tuvo su impacto y el titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), el padre Juan Carlos Molina, aseguró que se debe debatir al respecto. Y hace poco, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, se manifestó a favor de despenalizar la producción y comercialización de marihuana, aunque la presidente Cristina Kirchner no hizo ningún gesto en ese sentido.

0010811616

 Por su parte, el mandatario paraguayo, Horacio Cartes, no ha dado señales de querer despenalizar ni legalizar la marihuana, pero sí dijo que sería “implacable” en la lucha antidrogas. En lo que respecta a Venezuela, país que desde hace un mes y medio se encuentra sumergido en una ola de protestas opositoras y donde el poder político tambalea ante la crisis económica, el gobierno de Nicolás Maduro optó por el silencio y dejó en claro que el debate no está dentro de sus prioridades.

  • El Caribe, en fase de exploración

Jamaica, país simbólico del consumo de cannabis, se plantea despenalizar este año la marihuana, según anunció en febrero el ministro de ciencia, Tecnología, Energía y Minería y representante del Gobierno en la Cámara baja, Phillip Paulwell. “Jamaica no puede permitirse quedarse atrás respecto a otros países”, justificó el funcionario. De acuerdo con Paulwell, una medida de estas características supondrá un beneficio económico, social y cultural para todo el país.La prensa especula con que la cuna del músico Bob Marley se convierta en un circuito turístico con marihuana legal.

Por otro lado, la Secretaría General de la Comunidad del Caribe (Caricom), tras realizar investigaciones exploratorias desde septiembre, sugirió a sus 15 miembros explotar las propiedades medicinales del cannabis y beneficiarse así de su gran potencial económico. “La región podría explorar cualquier beneficio comercial de un potencial industrial de miles de millones de dólares, que incluye la investigación y el desarrollo, así como la fabricación de productos de la marihuana médica”, señalaron desde la secretaría. Estas recomendaciones no son vinculantes, pero son claves para las decisiones del bloque.

0010532890

  • Estados Unidos: los casos de Colorado y Washigton

El 1° de enero de este añolos estados de Washington y Colorado fueron los primeros en instalar los llamados “coffee shops”, al estilo de los holandeses, donde los consumidores de marihuana pueden adquirir hasta 28 gramos de cannabis de forma legal. California y Oregon están estudiando medidas de legalización similares. A nivel nacional, el gobierno de los Estados Unidos se ha mostrado receptivo a los estudios preliminares sobre el uso medicinalde la marihuana, aunque la legalización es algo a lo que Barack Obama se ha opuesto, ya que considera que eso no solucionará el problema de fondo.

Fuente Infobae

por -
1 726 vistas
cannabis

Varios ex presidentes de Colombia, Chile, México y Brasil, expresaron este martes su respaldo al Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, en la discusión sobre la despenalización de la marihuana en la capital del país.

A través de una carta, los ex presidentes de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; de Colombia, César Gaviria; de Chile, Ricardo Lagos; y el mexicano Ernesto Zedillo, integrantes de la Comisión Global de Política de Drogas, respaldaron la decisión de Mancera en proponer ante la Asamblea Legislativa del Distrito Federal una ley que siente las bases para la despenalización de la marihuana.

“Por medio de la presente nos dirigimos a usted para extenderle la más sincera felicitación de los aquí firmantes por el compromiso y liderazgo demostrado por los poderes ejecutivo y legislativo del Distrito Federal en el diseño de mejores políticas y leyes sobre drogas”, indica el documento.

La misiva destaca los esfuerzos de la Ciudad de México por promover un cambio de paradigma que permitirá la regulación paulatina del mercado de las drogas.

“A través de iniciativas científicas, integrales, humanas y efectivas como lo es la iniciativa de ley y reformas en materia de principio de oportunidad y Sistema de Información para la Reducción de Riesgos y Daños, la cual se presentará en los próximos días en la Asamblea Legislativa”, abunda la carta.

“Agradecemos su liderazgo y reconocemos el arduo trabajo realizado en conjunto por legisladores, funcionarios públicos, oficiales de las Naciones Unidas y representantes de la sociedad civil para la elaboración de la propuesta de ley”, sostiene el documento firmado por los ex presidentes.

Los ex jefes de Estado calificaron de necesario el debate sobre la regulación de las drogas en América Latina. A su vez, indicaron que la ley representa una importante contribución para el fortalecimiento institucional del gobierno capitalino al abordar el fenómeno de las drogas desde una perspectiva de salud.

“Tenemos plena confianza en que gracias a su apoyo, esta ley verá la luz, y con ello la Ciudad de México podrá responder de manera más eficaz y eficiente a las necesidades de su población en la materia”, concluye la misiva.

Fuente Sexenio

por -
2 539 vistas
hispanoamerica cannabis

El estudio lo realizó el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas, aplicado en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, El Salvador y México.

Eduardo Vergara, director del Observatorio Latinoamericano de Asuntos del Sur, señaló que esta cifra deja a Chile entre los países con mayor apertura a las reformas de políticas de drogas junto a Argentina y México.

Añadió que el 70% de los chilenos cree en la posibilidad de despenalizar el consumo de drogas y tratarlo como un tema de salud pública, tal como lo plateó la Organización de Estado Americanos, OEA. A juicio de la organización, esto tendría un impacto positivo sobre las políticas del país.

Respecto al mismo tema el diputado Cristian Letelier, miembro de la Comisión de Seguridad Ciudadana y Drogas de la Cámara Baja, explicó que, a su juicio, estos temas deben ser tratados pensando en las personas más vulnerables y en la problemática más grave que es el microtráfico.

La encuesta evidencio que 4 de cada 10 chilenos asegura que más de la mitad de su entorno cercano consume marihuana y que el consumo principalmente sería por drogas regaladas.

Fuente BioBio Chile

por -
2 1.006 vistas
Presidente Mujica

El presidente uruguayo, José Mujica, promulgó la ley que legaliza la producción y venta de marihuana en el país bajo estricto control del Estado y que fue aprobada hace dos semanas por el Parlamento, informaron fuentes oficiales. El mandatario promulgó la ley en el límite del plazo legal de 10 días hábiles tras el visto bueno del Parlamento, informó el prosecretario de la presidencia y presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), Diego Cánepa, en declaraciones a medios locales. La JND dispone de 120 días desde su aprobación por el Parlamento para regular su aplicación y que, finalmente, entre en vigor en el país. La nueva ley, impulsada por el presidente Mujica, generó amplia polémica tanto a nivel internacional como local, al establecer taxativamente el “control y la regulación por parte del Estado de la importación, exportación, plantación, cultivo, cosecha, producción, adquisición, almacenamiento, comercialización, distribución y consumo de la marihuana y sus derivados”. Mujica dijo en varias oportunidades que lo que busca es una “alternativa” para luchar contra el narcotráfico a la vista de que por el lado de la represión “la batalla está perdida en todo el mundo y desde hace tiempo”, afirmó. El éxito de la nueva política uruguaya “depende sustancialmente” de que los organismos de control como la Dirección General de Prevención del Tráfico de Drogas, aduanas, la policía aeroportuaria y otros “tengan incluso más rigor que en la actualidad”, afirmó recientemente el secretario general de la JND, Julio Calzada.

Fuente LaHora

por -
0 320 vistas

Mientras que en Estados Unidos el impulso para legalizar el uso recreativo de la marihuana proviene de grupos comunitarios, en América Latina ese respaldo surge de altos funcionarios, lo que crea marcadas diferencias en la implementación de esas políticas, afirmó ayer un experto en Denver, Colorado.

Ethan Nadelmann, fundador y director ejecutivo de Drug Policy Alliance (organización no lucrativa con sede en Nueva York), habló ante unos 300 periodistas reunidos en la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Denver.

“En Estados Unidos la legalización de la marihuana comenzó con organizaciones de base, no con el Gobierno. En América Latina, sin embargo, son los presidentes y expresidentes quienes están a favor de la marihuana legal”, indicó Nadelmann.

Agregó que “en un caso, es la opinión pública y en el otro es la elite gobernante la que quiere ver la marihuana legal. Por eso, en Estados Unidos son los políticos quienes actúan con cautela, y en América Latina es la población”, agregó.

Nadelmann sostuvo que cambios demográficos, sociales y económicos en EE.UU. hicieron que la actual generación de jóvenes “le haya perdido el miedo” al uso de la marihuana, por lo que se organizaron para cambiar leyes locales.

De hecho, 18 estados permiten el uso de marihuana medicinal y desde noviembre de 2012 otros dos, Colorado y Washington, también permiten el uso de pequeñas cantidades (hasta 30 gramos) de marihuana con fin recreativo.

Mientras tanto, el fracaso de la lucha contra las drogas en América Latina, denunciado en 2009 en un conocido documento por los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), César Gaviria (Colombia) y Ernesto Zedillo (México), movilizó a los políticos a buscar soluciones.

Como consecuencia, la implementación de las políticas de uso de marihuana en EE.UU. se lleva a cabo a nivel estatal o municipal, y en América Latina a nivel nacional como en Uruguay.

Fuente ElSalvador

por -
0 503 vistas

Comunicado de la Coalición Latinoamericana de Activistas Cannabicos en repudio a la represión realizada en la Global Marihuana March de Río de Janeiro

En  el pasado 5 de mayo del 2012,  en la ciudad de Río de Janeiro, se realizó la “Marcha da Maconha” en el marco de Global Marihuana March. Este evento se lleva acabo en cientos de ciudades alrededor del mundo, demostrando ser una concentración pacífica que lleva como objetivo reclamar por un cambio en el paradigma actual de políticas de drogas y brindar información sobre los usos y beneficios de la planta de Cannabis Sativa L.

En esta edición 2012  alrededor de 5.000 personas realizaban un acto cívico, pacifico y marchaban ordenadamente en la ciudad carioca. Antes de finalizar el recorrido la  policía de BP Choque (Batalhão de Choque) arribo ,en móviles oficiales en  dirección contraria a los manifestante.. Luego de unos minutos, la policía, comenzó a disparar gases lacrimógenos para dispersar a la multitud, reprimiendo y peor aún, dispararon  balas de goma contra los manifestantes, hiriendo a ciudadanos adultos que estaban manifestándose en su pleno derecho y poniendo en peligro a jóvenes y niños que acompañaban a sus familias.

CLAC repudia fuertemente la brutal violencia policial, la utilización de armamento frente a una marcha pacifica y legal y la violación de  derechos humanos que acarrea dicha represión.  Estos nefastos sucesos son agravados ya que la “Marcha da Maconha” poseía la autorización para ser realizada por medio de un fallo del “Supremo Tribunal Federal de Brasil” que fue otorgado luego de que las autoridades locales  intentasen prohibir esta movilización en 2011.

Desde la Coalición Latinoamericana de Activistas Cannabicos, queremos difundir este triste acontecimiento y abogar por la pronta acción de las fuerzas políticas y judiciales para que esto no vuelva a ocurrir entendiendo que este tipo de hechos represivos deterioran el entramado social sea cual sea el país en que se realicen.

Por lo antes expuesto deseamos enviar nuestro apoyo a todas las agrupaciones organizadoras del evento, a los autocultivadores de cannabis y a los ciudadanos del pueblo de Brasil que luchan por sus derechos y por una legislación más justa para todos en pos de construir un país mas digno e igualitario.

CLAC

Coalición Latinoamericana de Activistas Cannabicos

 Fuente Legaliza Perú

por -
0 1.564 vistas

Cartagena, Colombia.- Por primera vez, ese país accede a debatir ese tema en un escenario multilateral.

Estados Unidos aceptó que está dispuesto a “discutir” en la Cumbre de las Américas (de Cartagena) la legalización de las drogas, como Colombia y otros países del hemisferio lo han mencionado, aunque advirtió que lo hará para sustentar su oposición a esa medida.

El tema, que ha comenzado a ventilarse en diversos foros en los últimos meses, fue abordado por el subsecretario de Estado asistente de información pública, Mike Hammer, en Washington.

“Estamos dispuestos a discutir el tema para expresar nuestra opinión de por qué no es la manera de enfrentar el problema”,respondió Hammer a una pregunta del corresponsal de EL TIEMPO, Sergio Gómez, quien lo interrogó sobre si EE. UU. estaría dispuesto a examinar el asunto.

Hammer también dijo que Washington comprende que haya “frustración” en la región por las dimensiones que el problema de las drogas ha tomado, como lo observó el vicepresidente Joe Biden, durante su reciente visita a Centroamérica y México. (Lea información sobre legalización de las drogas)

El portavoz aseguró que cree que la política estadounidense contra las drogas es “clara”. No obstante, una corriente de intelectuales y exmandatarios del continente considera que la llamada “guerra contra las drogas”, creada desde hace 40 años por el entonces presidente Richard Nixon, “ha fracasado”.

Fue Santos, en noviembre pasado, quien en una entrevista con un diario británico expresó que le gustaría hablar acerca de “la legalización de la marihuana, y más que de la marihuana”. En enero de este año, en un encuentro con el escritor mexicano Carlos Fuentes, Santos dijo que “esa solución (la legalización) sería aceptable para Colombia, si el mundo entero la toma”.

A esto siguieron manifestaciones de mandatarios centroamericanos como Laura Chinchilla (Costa Rica), Otto Pérez (Guatemala) y Mauricio Funes (El Salvador), quienes también hablaron a favor de la legalización o despenalización de la droga y de abrir el debate sobre este tema. (Lea también entrevista con la canciller María Ángela Holguín)

EL TIEMPO.COM pudo establecer que varios países, especialmente centroamericanos, están listos para poner el tema de la “legalización” o la “despenalización” de las drogas sobre la mesa de la Cumbre. Al parecer, consciente de esta situación, Washington habría expresado su disposición a “discutir”, por primera vez, el asunto.

Aunque la agenda de los 34 mandatarios del hemisferio está definida y el tema de la “legalización” o “despenalización” no está allí, parece inevitable que el debate se abra en esta cita. 

Fuente ElTiempo

por -
1 2.123 vistas

Drogas legales en Latinoamérica: será una realidad muy pronto

La guerra contra las drogas ha fracasado, sobre todo en México. Muchos quieren que el gobierno haga más y ahora lo hará, pero de otra forma: se quiere legalizar varias drogas. Y esto no pasará solamente en México, sino también en Guatemala, Colombia, Costa Rica y El Salvador.

Los gobiernos de dichos países simplemente no pueden controlar el tráfico ni el uso de drogas entre su gente, y después de varias reuniones, se ha decidido que hay que estar abierto a la idea de legalizarlas. Será algo bastante interesante pues obviamente son peligrosas y pueden acabar con la vida de alguien.

Argentina, Uruguay, Perú y México ya han dejado que las personas puedan usar pequeñas cantidades de marihuana, lo cual ha facilitado el trabajo de la policía en dichos países, pues no tienen que perder su tiempo deteniendo a los que quieren disfrutar de una droga ligera. Habrá más reuniones entre los líderes de los países mencionados para crear un plan y como mínimo, los ciudadanos verán que la marihuana será legal pues no tiene sentido prohibirla.

El alcohol es más peligroso que la marihuana, pero es legal. La marihuana es natural y hay muchos usuarios de dicha droga en Latinoamérica y alrededor del mundo. Si es legalizada, el gobierno puede controlar su producción, ponerle un impuesto y así todos ganarán, pues también será más pura y así, más segura.

 

Fuente Impre

por -
1 1.292 vistas

La marihuana es la droga más consumida. según el informe publicado este martes 28/02 por la Junta Internacional de Fiscalización de Inspección de Estupefacientes (JIFE), vinculado a la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

La marihuana sigue siendo la droga más consumida en América del Sur. Su consumo alcanzó al 3% de la población de la región de entre 15 y 64 años, o sea, alrededor de 7,6 millones de personas en 2009.

De acuerdo con la Oficinade las Naciones Unidas contrala Drogay el Delito (ONUDD), cerca del 20 % de la marihuana utilizada en Brasil es de uso nacional y 80% entra al país por Paraguay.

Los términos cannabis y marihuana, entre muchos otros, hacen referencia a las sustancias psicoactivas que son consumidas de la planta Cannabis Sativa con fines recreativos, religiosos y medicinales.

El compuesto químico psicoactivo predominante en el cannabis es el tetrahidrocannabinol, también conocido por sus siglas, THC. El cannabis contiene más de 400 compuestos químicos diferentes, entre ellos al menos 66 cannabinoides aparte del THC, tales como el cannabidiol (CBD), el cannabinol (CBN) o la tetrahidrocannabivarina (THCV), que tienen distintos efectos en el sistema nervioso que aquel.

El uso del cannabis data del III milenio a. C.

A partir de la 2da. mitad del siglo XX, el uso, la posesión y la venta de preparados con cannabis que contienen los canabinoides psicoactivos comenzaron a considerarse ilegales en la mayor parte del mundo.

Desde ese entonces, algunos países han intensificado su control sobre la distribución de la sustancia.

En 2010, las autoridades brasileñas destruyeron 2,8 millones de plantas de cannabis, incluyendo las plantas de semillero, y se apoderaron de más de 155 toneladas de hierba.

 Articulo completo y fuente

por -
0 2.469 vistas

Somos ciudadanos y ciudadanas con plenos derechos, usuarios de cannabis, y parte de los movimientos cannabicos de Uruguay, Argentina, Perú, México, Paraguay, Chile, Brasil, Costa Rica, Colombia y España. Formamos parte del movimiento por la reforma hacia las políticas de drogas y estamos integrados al colectivo mundial por la normalización del cannabis.

Estamos hace muchos años construyendo el cambio político, social y cultural de las políticas hacia drogas en cada uno de nuestros países, pasando de la clandestinidad a la autorganización en cada uno de ellos y avanzando hacia una articulación internacional.

Las naciones unidas afirman que sólo el 13% de los usuarios de drogas son problemáticos e insiste en hacer políticas pensando solo en ese 13%, olvidando al 87% restante, por lo que reclamamos que las políticas hacia las drogas sean hechas pensando en el 100% de la sociedad.

No es posible un debate democrático real sobre políticas de drogas, mientras el principal sector afectado -las personas usuarias- somos invisibilizadas, silenciadas y ciminalizadas. En consecuencia reclamamos la despenalización de la simple tenencia y el consumo de toda sustancia psicoactiva, en todo país, para generar las condiciones para un debate abierto digno de una sociedad democrática.

Por lo tanto reclamamos dejar de ser tratados como delincuentes y/o enfermos, y comenzar a ser tratados como lo que somos: ciudadanos y ciudadanas responsables, con plenitud de derechos y facultades.

Queremos que las ideas, proyectos y alternativas que generamos y continuaremos generando sean tenidos en cuenta.

 Por todo esto nos reuniremos el jueves para continuar avanzando en la articulación latinoamericana generada en el I Encuentro Continental sobre Cannabis, y en la elaboración de una agenda común que permita entre otros temas buscar opciones de regulación que desvincule al usuario de las redes criminales.

Argentina

 Centro de Estudios dela Cultura Cannabica

Asociación Rosarina de Estudios del Cannabis

 Brasil

 Colectivo Desentorpecendo A RazâoWilliam Lantelme Filho Brasil Foro Grow Room

 Chile

 Movimental

 Colombia

 Costa Rica

 Legalizar Costa Rica

 España

 Federación de Asociaciones Cannabicas

 México

 Asociación Mexicana de Estudios del Cannabis

Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas

Gaceta Cannábica

 HEMP México

 Paraguay

 Organización Kannabica del Paraguay

 Perú

 Legaliza Perú

 Uruguay

 Prolegal

Colectivo de cultivadores Planta tu Planta

 Al día siguiente, 15 de septiembre, tuvo lugar el II Encuentro Continental de Cannabis en la Ciudad de México en el que participaron los 17 representantes provenientes de organizaciones de nueve países. Por parte de México estuvieron presentes AMECA, Hemp México, Gaceta Cannábica y CUPIHD. Próximamente daremos a conocer los resultados de esta importante cumbre cannábica latinoamericana.

 Fuente LegalizaPeru