Etiquetas Posts etiquetados con "Uruguay"

Etiqueta: Uruguay

por -
0 926 vistas
Cannabis Sudamerica

Una investigación de opinión en nueve países de la región a dado como resultado el crecimiento en la aprobación del uso de marihuana medicinal, superior al año pasado y sobre todo en países como Colombia, Chile y Uruguay

El estudio realizado por el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Opinión (OPDOP), y que se dio a conocer en Santiago de Chile, mostró que un 65,2 por ciento de los latinoamericanos están a favor en este año con el consumo de la marihuana para temas médicos. de la marihuana. El estudio ha puesto de manifiesto un 7,8 puntos porcentuales más que el mismo estudio realizado en el 2014 que fue de un 57,4 de aceptación para el uso medicinal.

La mayoría de los encuestados también ve el alcohol y el tabaco mucho más peligroso que en el cannabis y piden regular su consumo.

Los jóvenes en México respaldarían con un 72% la existencia de una regulación para el consumo de cannabis. En Colombia, un 43% de los encuestados abogaría por la legalización del cultivo o su despenalización. Los uruguayos, en un 68% opinan que el consumo de sustancias debería considerarse como un derecho individual.

Los analistas del estudio constatan las criticas de los ciudadanos contra las políticas actuales que solo han conseguido incrementar la violencia e impactar negativamente en la población juvenil. También añaden que                   “el creciente apoyo a una reforma de las políticas de drogas va de la mano de una mayor exigencia hacia las alternativas de despenalización y mercados de drogas regulados, que han de incorporar líneas de trabajo equilibradas que escuchen y atiendan las demandas de una población cada vez más crítica e informada”.

La opinión en Latinoamérica respecto al asunto de afrontar las drogas en la ciudadanía ha cambiado y en un momento importante, ya que en el 2016 se reunirán en una sesión especial de la UNGASS (ONU) donde se hablará y se discutirá sobre una distinta perspectiva hacia las políticas de drogas en a nivel internacional.

por -
0 790 vistas

La regulación de la producción y venta del cannabis en el 2013 en Uruguay no aumentó el consumo de esta sustancia, señala el estudio de la Junta Nacional de Drogas (JND), adscrita a la Presidencia.

La sexta encuesta nacional en Uruguay sobre consumo de drogas en hogares apuntó que el 9,3% de losa ciudadanos consumió marihuana en los últimos 12 meses, frente a 8,3% registrado en 2011, el menor aumento contabilizado en 14 años. En tanto, 6,3% de los uruguayos se declararon consumidores habituales de cannabis.

Según las conclusiones de la JND, “el crecimiento en el consumo responde a la tendencia iniciada en el año 2001 lo que indica que la discusión sobre la regulación no afectó a las pautas de consumo históricas”.

El estudio también señaló que los mayores saltos en el consumo se dieron desde el año 2001 al 2006, cuando el porcentaje pasó de 1,4% a 5,5%, y de allí a 2011 cuando se elevó a 8,3%.
El sondeo fue realizado entre agosto y diciembre del 2014 en personas de entre 15 y 65 años. La muestra representa a casi el 60% de la población uruguaya.

Es la primera vez que la encuesta considera pautas sobre la producción y venta de la droga. Así, 66% de los consumidores dijeron haber estado vinculados directa o indirectamente con el narcotráfico, mientras que 26% obtuvo el producto gracias al autocultivo.

La ley inédita aprobada en Uruguay en 2013 establece que los consumidores pueden cultivar sus propias plantas, con límites establecidos, inscribirse en clubes de membresía para obtener una cantidad específica por mes o comprar el cannabis en farmacias abastecidas por cultivos pertenecientes al Estado, sin embargo esta última iniciativa aún no ha sido puesta en práctica, ni tiene plazo para su estructuración. Un 13% de los consultados dijeron que no utilizaría ninguno de estos tres esquemas para obtener de forma legal el producto.

Otros resultados revelan que 52,1% de los uruguayos consumen habitualmente alcohol, rubro al que el gobierno uruguayo le ha declarado la guerra, luego de haber iniciado una campaña agresiva contra el tabaco.

por -
0 545 vistas

La Junta Nacional de Drogas apoyará la formación de médicos en el uso del cannabis medicinal a solicitud del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que elabora un curso a tales fines. Este tema junto al informe del Comité Científico Asesor que monitorea la ley que regula el mercado de la marihuana fueron evaluados en la tercera reunión formal que se realizó en Torre Ejecutiva con la Junta Nacional de Drogas en pleno.

El presidente del SMU, Julio Trostchansky, envió una carta a la JND solicitando precisamente dicho apoyo.

El curso será coordinado por los doctores Julio Galzerano y Raquel Peyraube del SMU, con el aval de la JND en el sentido de que se considera oportuno que se inicie la formación y la investigación de los usos medicinales del cannabis.

Romani insistió en que la JND promoverá la convocatoria nacional para esta formación en el marco de las políticas públicas en esta materia.

“Si bien está reglamentado el uso medicinal del cannabis, es importante tener un cuerpo profesional que esté preparado para saber cuáles son sus usos y desarrollar investigación”, consignó.

La JND recibió en su tercer encuentro el primer informe del Comité Científico Asesor, que preside Luis Yarzábal, para el monitoreo y evaluación de las políticas de regulación y control de la marihuana en Uruguay.

Responsabilidad
Este informe recomienda, entre otras acciones, trabajar en forma sostenida en la actualización y educación permanente de operadores judiciales, jueces y fiscales; fortalecer la estructura del Comité Científico Asesor, de su secretaría técnica y de la red de consulta y utilizar todos los mecanismos de difusión para dar a conocer la ley que regula el mercado del cannabis y sus alcances.

“Esta es una excelente señal para el Uruguay y para el mundo; Uruguay es responsable y nos estamos responsabilizando de evaluar políticas, de construir lo que se llama línea de base de dónde partimos y qué elementos tomar para evaluar dentro de un tiempo la instrumentación de la ley y su puesta en funcionamiento”, sostuvo Romani.

por -
1 2.634 vistas

En Uruguay, la despenalización de la marihuana continúa avanzando y ya arrancan las primeras cosechas de marihuana con aval oficial. Si bien aseguran que la burocracia que habilita a los clubes cannábicos es lenta, las producciones legales comienzan a dar sus frutos.

Los locales están habilitados a dar 480 gramos de marihuana por año a cada uno de sus socios, lo que implica un consumo de unos 40 gramos por mes. Sin embargo, la recolección de la droga es un tema progresa lento.

“Estamos como el resto de los clubes en estas idas y vueltas con el tema de la tramitación. La burocracia no ha sido amiga de gente como nosotros que cultivamos por fuera del sistema durante años”, relata Julio Rey, fundador del club cannábico Cofradía de la hoja roja, del departamento de Florida, y miembro de la Federación Uruguaya de Cannabicultores.

“Queríamos la oportunidad de tener 99 plantas porque, desde nuestro punto de vista, legalmente es el sueño del pibe realizado. Y encima nadie te molesta”, contó a El Observador el fundador del club, que el año inició el trámite ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para ser aprobado como una asociación civil, aunque todavía no lo ha logrado, según publicó El Cronista.

Hasta el momento, unas 17 entidades se inscribieron ante el MEC para conseguir la habilitación formal, aunque ninguno obtuvo el visto bueno, todos están a la espera de terminar el proceso, que requiere que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) realice una inspección al al lugar. Hasta el momento, sólo uno la recibió.

“En esas inspecciones pueden señalar cuestiones de seguridad, por ejemplo, que nos implicaría realizar otra inversión. Es difícil porque algo que tiene un fuerte espíritu libertario es raro vincularlo a la seguridad. Eso también implica que cambiemos de mentalidad como cultivadores”, explicó Rey.

El procedimiento de cosecha lleva seis meses si se tiene en cuenta las diferentes etapas. Pero esa no es la primera complicación: el robo de las plantas se ha convertido en una problemática que crece. En ese sentido, según el cannabicultor, se solucionaría con la venta de marihuana en farmacias.

Durante el gobierno de José Mujica, se había prometido que el expendio en ese tipo de comercios estaría listo para el 20174, pero también es una cuota pendiente. Ahora, el flamante mandatario Tabaré Vázquez puso paños fríos y evitó dar una fecha exacta, aunque adelantó que sería este año.

por -
0 188 vistas

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) agilizó los plazos de trámites para los clubes cannábicos que gestionen permisos. A partir de esta semana, los interesados podrán presentarse ante el Ircca mientras solicitan la personaría jurídica en el Ministerio de Educación y Cultura. La medida apunta a facilitar la inscripción y la obtención del permiso, dentro de las mismas condiciones de aprobación previstas en la ley.

El permiso final quedará condicionado a la obtención definitiva de la personería jurídica. El Club de Membresía puede incluir entre 15 y 45 socios. Solo podrán ser miembros aquellas personas físicas, capaces, mayores de edad, ciudadanos legales o naturales uruguayos, o los detentores de residencia permanente.

La plantación está limitada a 99 plantas de cannabis psicoactivo hembras por cada club y la producción y acopio no puede superar los 480 gramos anuales por socio. Asimismo, no se puede entregar más de esta cantidad a cada uno de ellos, debiendo dejar constancia de la entrega realizada, información que debe ser brindada mensualmente al Ircca.

La licencia se otorga por tres años y los interesados podrán reinscribirse a su vencimiento. Hasta el momento alrededor de 15 clubes cannábicos están realizando el trámite ante el MEC y unas 2.000 personas ya pertenecen a clubes o se registraron para plantar en sus casas.

Cada club de membresía debe contar con un responsable técnico que controle el cumplimiento de las normativas vigentes, así como una única sede donde se deberán desarrollar todas las actividades citadas precedentemente. El uso de otras instalaciones para tal fin está terminantemente prohibido.

por -
1 1.090 vistas

Falta de confianza en el registro, argumentos filosóficos o imposibilidad de identificar el beneficio que puede llegar a reportarles son algunas de las razones por las cuales casi 4 de cada 10 consumidores habituales de marihuana no planean registrarse en ninguna de las opciones que ofrece la ley de regularización y, por lo tanto, permanecerán en contacto con la ilegalidad para acceder a la droga. Los datos se basan en una muestra de 294 consumidores frecuentes de marihuana (que consumen al menos una vez a la semana) en Montevideo, y forman parte de un estudio encabezado por la Universidad Católica del Uruguay presentado ayer, que intenta ilustrar el escenario previo a la implementación de la norma.

El estudio surge de un trabajo conjunto de varias instituciones que se agrupan en torno a Lamri (Latin America Marijuana Research Initiative), que incluye también a investigadores de la propia universidad.
Entre los que respondieron que “seguramente” se inscriban a la regulación y los que estiman “probable” hacerlo, suman 58%, mientras que 39% dijo que “seguramente no lo haga” o “probablemente no se registre” como lo indica la ley. Del resto, 2% no sabe qué hará y 1% ya se registró.

En cuanto a las razones, se destaca la falta de beneficios que le ven a la regulación, seguida por la poca confianza en el registro y en su funcionamiento, y por último una explicación más de corte filosófico que argumenta que si los consumidores de tabaco o alcohol no se registran, ellos no deben hacerlo tampoco.

En la conferencia, que tuvo por nombre Regulación del mercado de marihuana, evidencia desde Uruguay a las Américas, se intentó abordar el consumo de cannabis desde una perspectiva objetiva, que busca, según la docente e investigadora Rosario Queirolo, “presentar resultados antes que se implemente la ley”. “Es una línea de base, debemos tomarlo como un punto cero”, dijo.

En su mayoría, los consumidores de marihuana que apoyan la regulación se identifican con la izquierda, no tienen afiliación religiosa, son jóvenes, tienen un buen nivel educativo y su ingreso familiar es superior a la media.

Los investigadores trazaron una línea de probabilidad de consumo según la edad, la que demuestra que cuanto más joven, mayor es la disposición al consumo de marihuana.

Más de la mitad de los encuestados reconoció haber fumado marihuana antes de ir a trabajar. De ese porcentaje de consumidores, cerca de 36,1% consideró que su desempeño de trabajo mejoró, 30,1% que fue igual, y 33,5% que fue peor en comparación a un estado normal.

por -
0 875 vistas

Uruguay es el primer país de América Latina en legalizar la producción y comercialización de la marihuana. El expresidente José Mujica (2010-2015) impulsó el proyecto de ley que no estuvo exento de polémicas. Tras un año y medio de debate parlamentario, en diciembre de 2013, la legalización se convirtió en ley, pero la aplicación de la norma avanza con letargo.

Más aún, el flamante presidente Tabaré Vázquez nunca ha estado del todo cómodo con la ley e incluso, esta semana, ordenó postergar la venta de marihuana en farmacias, un aspecto primordial de la legislación.

Diego Pieri, integrante de la ONG Proderechos, una de las organizaciones que desde 2006 impulsa una reforma en la política de drogas uruguaya, señaló en entrevista con PanAm Post los altos y bajos de la ley 19.172 y su actual estado de ejecución. Cree que la prohibición es dañina, pero que debe ser el Estado el que controle un mercado lícito de drogas.

Una lenta implementación

“La principal virtud [de la Ley] es la integralidad, que cubre desde cáñamo para usos industriales, alimenticios o medicinales, y el acceso para usuarios por tres vías: farmacias, clubes y autocultivos”, indica Pieri.  Hasta el momento, la última de las alternativas esta totalmente implementada. Desde noviembre de 2014, aquellos que pretendan cultivar hasta seis plantas de cannabis pueden registrarse en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para ser autorizado a ello. El interesado “se inscribe en una oficina de correo y a los 30 días recibe una habilitación del Ircca, y con eso la persona ya está habilitada para cultivar en su casa”, explica Pieri.+

En los clubes sociales de cannabis, sus socios reciben hasta 40 gramos mensuales a través del pago de una cuota —tampoco pueden ser creados con ánimo de lucro. Crear una asociación cannabica, sostiene, es “un poco complicado y muy burocrático”. También Pieri apunta que la limitación a 45 plantas que les impone la ley representa uno de los “problemas”.

Pero considera que todavía falta “el más importante” de los medios de acceso, el de venta en farmacias. “El 80% de la marihuana legal podría venir por ahí”, calcula el integrante de Proderechos.+

Diego-Pieri
Diego Pieri de Proderechos. (MPP)

En Uruguay se plantarán “entre una y dos toneladas” de marihuana en terrenos del Estado. El gobierno de Mujica inició laadjudicación que ya se encuentra en su etapa final. Serán “entre tres y cinco empresas” que abastecerán a farmacias seleccionadas en todo Uruguay —habrá un cupo máximo. La licitación, que según explica Pieri avanza y ya está en su última etapa, aunque se retrasó en el mes de noviembre de 2014 por una discrepancia en el precio de expendio en farmacias, otro factor determinado por el gobierno.+

Solo son uruguayos o residentes en Uruguay los que acceden a la marihuana legal. Esta limitación podría generar “una especie de mercado gris” en los sitios más turísticos del país, reconoce.”Gente que saca licencia […]  para comprar en la farmacia, y luego se la revende a los turistas”.+

El ojo del Estado

Para poder acceder al mercado legal de marihuana, en todas sus variantes, será necesario registrarse ante el Ircca. Pieri defiende este aspecto y remarca que los datos son de “carácter confidencial” y solo podrá accederse a ellos mediante “una orden judicial bajo una sospecha que lo amerite”, debido a que los datos estarán amparados bajo una ley de datos sensibles, e incluirán información biométrica, como las huellas dactilares, para poder validar la identidad de los usuarios al momento de comprar la marihuana en farmacias, según explica el activista.

Frente a este registro que el gobierno uguayo aspira a utilizar para controlar la cantidad consumida individualmente, Pieri aclara que preferiría “que sea un tema dejado a la responsabilidad de los usuarios” y ejemplifica: “en general, los autocultivadores lo hacen para su propio consumo y se maneja con responsabilidad”.

Pieri no prevé cambios drásticos en la norma, aunque al momento de hacer la entrevista (antes de la asunción del poder de Vázquez) anticipaba que podría haber cambios en la reglamentación del Ejecutivo que podrían incidir en su funcionamiento, como de hecho se postergó la venta de marihuana en farmacias.+

Mercado libre para las drogas, o control estatal
“El problema con el narcotráfico y los mercados de la drogas es la prohibición”, afirma Pieri. “Hay gente que le interesaría que nadie compre marihuana, nosotros creemos [que eso] está mal, que la gente tiene derecho” a consumir marihuana, dice.+

Sin embargo, el integrante de Proderechos ve la legalización de la marihuana como el primer paso para un “mercado regulado de drogas”, porque considera que el resto de las sustancias que suelen ser ilegales “son de uso más marginal”, por lo que en Uruguay no representan un problema urgente.  Cree que es necesaria una regulación parecida a la del tabaco que “fue reglamentado y está siendo fuertemente controlado”.+

La legalización de las drogas, comenzando por la marihuana, parece ser un hecho inevitable en América Latina y gran parte del planeta. Los daños que ha generado la prohibición están a la vista de todos, y Piere coincide: “A la larga, en América Latina la prohibición […] ha generado problemas graves como los que se vivieron en Colombia en la década de 1980 y 1990, que ahora se trasladó a México”. Ahora, solo resta discutir si se avanzará con un modelo burocrático como el uruguayo, o se promoverá uno con mayor libertad.

Por Adan Dubove

por -
0 529 vistas

Poco más de un año después de aprobarse la ley que regula la producción y venta de marihuana en Uruguay, 15 grupos cooperativistas, conocidos como clubes “cannábicos”, preparan sus primeras cosechas mientras tramitan su autorización para poder producir esta sustancia de forma legal.

“No es fácil”, suspira el sociólogo Diego Pieri, miembro del club Cluc (Cultivando la Libertad Uruguay Crece) y de la ONG Proderechos, una de las organizaciones civiles que incidieron en la implementación de la ley 19.172, aprobada en diciembre de 2013.

El proceso para cultivar marihuana de forma colectiva puede llevar meses hasta que la inscripción sea aprobada por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca).

Y es que quienes hayan imaginado la legalización de la marihuana como una celebración repleta de humo y de un olor bastante específico, quizás no estén familiarizados con la burocracia que implica el proceso legal.

“Nosotros ya presentamos todos los papeles (…). Una vez que el Ministerio de Educación y Cultura nos da la habilitación para funcionar como ONG, más el plan de cultivo, más la definición de la persona como encargada técnica del cultivo y una autorización del dueño del local, podemos ir al correo, donde se hacen las inscripciones”, detalla Pieri respecto al procedimiento a seguir.

Previendo la usual demora de los trámites públicos y también los tiempos de siembra de acuerdo a las estaciones, el grupo de este activista empezó a organizarse hace un año, cuando la ley todavía no estaba reglamentada.

“Acá nadie está revendiendo las flores a otras personas, simplemente nos juntamos todos, evaluamos los costos totales de todo el cultivo y lo dividimos entre 45 personas entre 12 meses y cada uno va pagando aproximadamente 30 dólares por mes”, aclara Pieri.

El Cluc cuenta con la cantidad máxima permitida de 45 miembros y de 99 plantas.

La ley también determina “las actividades de divulgación, información y educación en el consumo responsable, dirigidas exclusivamente a sus integrantes” entre las responsabilidades de los clubes, según el Ircca.

“A partir del 28 de abril, los clubes que no estén perfectamente autorizados y que no cumplan todas las normas de seguridad pueden ser objeto de sanciones administrativas, ser cerrados por el Ircca y eventualmente perder las plantas, pero de ninguna manera esto implica un delito”, explica el militante.

En este sentido, en el Cluc decidieron recientemente repartir pequeñas cantidades de esta sustancia entre sus integrantes, después de que las primeras plantas fueran debidamente secadas y cortadas.

Además, ya preparan una gran cosecha de 300 gramos para cada uno de los miembros -de los 480 anuales permitidos-.

Para Pieri, obtener la autorización legal significará que 45 personas ya no necesiten recurrir al narcotráfico, cumpliendo el objetivo de la ley.

Pese al trabajoso trámite burocrático para registrar al club, el activista sigue prefiriendo la producción colectiva de marihuana.

“Lo más interesante de esta vía de acceso es que promueve el asociacionismo, que es una cantidad de gente que se junta, donde surgen ideas diferentes y pruebas de ensayo y error para tener mejores formas de cultivo y de organización”, concluye.

Por ahora, la ley ha sido aplicada solamente para el cultivo de marihuana sin fines comerciales, es decir, el cultivo doméstico de hasta seis plantas por residencia o a través de los clubes de membresía.

De acuerdo a la Junta Nacional de Drogas (JND) de Uruguay, además de los 15 clubes en proceso de tramitación, hay 2.000 autocultivadores ya registrados.

Se espera que la venta de marihuana en las farmacias se concrete antes de fin de año, según la JND.

 

por -
0 384 vistas

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani, tuvo a cargo esta semana en Viena el discurso de Uruguay en la jornada inaugural de la Comisión de Estupefacientes que tiene lugar en la sede de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Unodc). Hace una semana, un organismo especializado en drogas de ONU había criticado a Uruguay por seguir de forma unilateral el camino de la legalización del cultivo y comercialización de cannabis.

Romani aseguró que la “regulación de mercados en un pensamiento coherente, es el sistema de control más eficaz que protege la salud pública y le disputa el mercado ilícito al narcotráfico”.

El titular de la JND dijo que Uruguay no es un modelo para nadie ni promueve la legalización de la marihuana. “Defendemos nuestro derecho soberano. Es una experiencia uruguaya y la estamos evaluando”, dijo el jerarca.

Abogó también por la “diversidad de enfoques y miradas. Cuestionó las políticas abusivas contra el combate a las drogas como la internación compulsiva y los campos de trabajo que adoptaron algunos países. “¿Verdaderamente se custodia y garantiza el derecho a la salud y la seguridad humana con políticas que incrementan la violencia?”, se preguntó.

Las declaraciones de Romani hacen las veces de respuesta a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, que volvió a cargar en su informe 2014 contra la regulación del mercado de la marihuana en Uruguay.

“Ello no solo repercutirá en la fiscalización de drogas en el Uruguay, sino que también afectará negativamente a las labores de lucha contra la droga, en particular a la fiscalización del cannabis, en otros países, sean o no vecinos”, dice el informe de la oficina de la ONU.

Manifiesta, además, “honda preocupación” por los cambios introducidos durante el gobierno de José Mujica.

“El Uruguay se ha convertido en el primer Estado parte en la Convención de 1961 que ha legalizado la producción, la distribución, la venta y el consumo de cannabis y sus derivados con fines que no sean ni médicos ni científicos”, agrega el informe.

La ONU señala que la ley que se ha aprobado “es incompatible con lo dispuesto en la Convención de 1961″, que limita la producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión de estupefacientes a los fines médicos y científicos”.

Ayer otros países acompañaron el planteo de regulación. El ministro de Justicia y Derecho de Colombia, Yesid Reyes, señaló que las políticas contra las drogas no han dado los resultados esperados, por lo que no pueden continuar sin modificarse. “Declaramos una guerra que no se ha ganado, por lo tanto se hace imperativo idear, proponer y acordar a nivel global nuevos enfoques”, dijo.

Legalización no contradice acuerdos.

El especialista en Derecho Administrativo Adrián Gutiérrez y la abogada Alejandra Pírez Ledesma trataron en la Revista de Derecho Público la polémica del gobierno uruguayo con la ONU. Según los expertos, esta “se basa en una interpretación restringida de los convenios“. Recordaron un comunicado de ONU que aclara que los tratados de fiscalización internacional reconocen que los adictos necesitan tratamientos y no penas de prisión. “En base a tales argumentos no se vislumbra por qué se considera que Uruguay incumple con los convenios internacionales”.

Según el texto, el espíritu de las convenciones como la de ONU no es distinto al que motivó la ley, que busca controlar un mercado hoy en manos del narcotráfico.

por -
0 108 vistas

“La ley no impuso plazos. Yo no quiero atraparme en plazos que lleven a cometer errores. Nosotros no nos manejamos con plazos, sino con garantías para que todo salga correctamente”, dijo el flamante secretario de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani, a El Observador en la tarde del martes. De esta manera, establecía una distancia con respecto a su antecesor, Julio Calzada, quien sí había planteado plazos sobre la implementación de la venta de marihuana en farmacias, aunque, por diversas razones, no los había podido cumplir.

Sin embargo, en una entrevista concedida a la agencia internacional de noticias EFE, Romani revisó su postura y anunció que los ciudadanos que se inscriban en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) podrán comprar marihuana en farmacias antes de fin de año.

El secretario de drogas había explicado a El Observador que el Ircca aún no otorgó las licencias para que empresas privadas cultiven la marihuana a gran escala para vender en farmacias porque no todas las empresas que siguen en competencia habían presentado la documentación requerida.

“El Ircca tiene un proceso necesariamente lento, no por parte nuestra, sino porque las empresas tienen que presentar un conjunto de documentos que no fueron presentados en tiempo y forma. No hay un plazo establecido para que presenten estos documentos, y si hubiera, yo sería flexible para que los entreguen”, dijo el miércoles.

Pero ayer, acorde a su cambio de posición, manifestó que sí existen plazos para que las empresas presenten estos documentos. Esta etapa de la licitación no debe demorar “más que dos semanas”, dijo Romani a EFE.

Además, informó que las semillas ya están listas para la siembra luego de que el Ircca otorgue entre dos y cinco licencias a las empresas que se presentaron a la licitación.

“Los consumidores que quieren adquirirla en las farmacias tendrán que esperar un poco más, a lo mejor dos meses, a lo mejor menos, pero va a llegar”, agregó Romani en diálogo con EFE.

Sin embargo, una fuente de la JND aclaró a El Observador que esa información no fue publicada con precisión, porque es “imposible” que haya marihuana en dos meses en farmacias.

La fuente explicó que, luego de que el Ircca conceda las licencias, las empresas ganadoras de la licitación tendrán dos meses para instalarse en los predios estatales.

El cultivo y la cosecha de la marihuana podrá tardar ente tres y cuatro meses, agregó la fuente. Si estos tiempos se respetan, la JND estima que antes de fin de año habrá marihuana en farmacias.

“¿Cuál es el apuro? Nosotros no tenemos apuro”, había dicho Romani a El Observador el miércoles. A pesar de que manejó plazos para que las empresas presenten los documentos que faltan y para la venta en farmacias, el secretario de drogas reiteró este concepto ayer. “El que esté apurado para comprar en las farmacias que fume un ‘porro’”, dijo a EFE.

por -
0 337 vistas

El nuevo secretario de la Junta Nacional Nacional de Drogas, Milton Romani, afirmó que el gobierno “cumplirá” la ley de regulación de la marihuana y que el presidente Vázquez “lo único que quiere es que se cumpla bien”.

Calificó de “engañoso” el titular de portada de un medio de prensa que en base a una entrevista que le realizaron, señaló que “Vázquez pospone sin plazo fijo la venta de marihuana en farmacias”.

En su cuenta de Twitter, Romani, que ya encabezara la JND en el primer gobierno de Tabaré Vázquez, comentó sobre la nota de prensa calificando al título del matutino El Observador como “propaganda engañosa”.

En ese diario, el secretario de la JND dijo que “el presidente me transmitió que vamos a cumplir con la ley de la mejor manera posible. Así que habrá venta en farmacias. Cuando yo asumí, Tabaré fue enfático en que la ley se va a cumplir, pero lo único que quiere es que se cumpla bien”.

“No queremos hacer las cosas a las apuradas. No puede confundirse el hecho de que nosotros seamos más cuidadosos, con que no haya continuidad en el proyecto. Continuidad y cumplimiento de la ley va a haber” subrayó.

Romani participó como embajador de Uruguay en la Organización de Estados Americanos (OEA) cuando se discutió y aprobó en 2013 un documento donde sostiene que “la despenalización del consumo de drogas debe ser considerada en la base de cualquier estrategia de salud pública”. En su papel como embajador, Romani defendió en varios foros la propuesta uruguaya de regulación del consumo y venta de la marihuana.

Ayer, después de rechazar el título de la nota con su entrevista, reiteró que “no nos manejamos con plazos, sino con garantías para que salga correctamente. La ley se cumple y ya se está instrumentando” sostuvo.

Añadió que “la salud pública y los derechos, son más efectivos que el prohibicionismo y lo punitivo. La guerra contra las drogas ya fue. Solo incrementó violencia” agregó como comentario.

En el mismo sentido agregó que “la experiencia de Uruguay de regulación de mercados (tabaco, cannabis y alcohol) lidera en el mundo y es un enfoque de salud y derechos”.

Romani ha mantenido siempre una posición favorable al proyecto de regulación, y en 2013 cuando la OEA aprobó el documento de 400 páginas elaborado por varios expertos y cuando aún no se había aprobado el proyecto de ley al respecto en nuestro país, dijo que ese documento “legitimaba” la posición que Uruguay ha planteado internacionalmente, y que “favorece” la discusión interna sobre el proyecto del gobierno como vía para desalentar el consumo de otras drogas.

Primer tarea

El secretario de la JND. Milton Romani partió a Viena, Austria, para participar en la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) que volvió a criticar a Uruguay por su política sobre la marihuana. Romani tendrá la tarea de volver a defender el proyecto en ese organismo internacional.

Ya el pasado año la JIFE cuestionó a nuestro país y el gobierno reaccionó rechazando el comentario y los dichos del presidente de ese organismo, Raymond Yans de que Uruguay tenía “conductas piratas”. El entonces vice canciller Luis Porto participó en la reunión del organismo, y les recordó que “no nos escondemos, no somos piratas”

por -
0 780 vistas

-Misión Oficial y es una especie de falso documental estilo Borat de unos uruguayos que se infiltran en el mundo de la marihuana Legal de EE.UU.

-En paralelo le hicieron una cámara oculta a Mujica, el presidente para manipular el material y que parezca que el envía la misión.

La locura del falso documental sobre uruguayos que quieren importar marihuana

Sinopsis

“En el 2013 Jose Mujica legalizó la marihuana en Uruguay pero la burocracia freno su plan más revolucionario. Y Uruguay no tiene marihuana, mientras se legaliza la marihuana en algunos estados de EEUU Mujica se prepara para visitar la Casa Blanca.
En un lugar remoto en la afueras de Montevideo aun Presidente humilde se le agota el tiempo, su mandato esta concluyendo y aún no hay marihuana para abastecer al país. Pepe Mujica envía a su mejor hombre en la misión secreta más importante de la historia de Uruguay. La misión. Viajar a Estados Unidos para conseguir marihuana que llevar a su país. Una infiltración en la industria de la marihuana americana. Una gran broma de un pequeño país. Pero Alfredo no estará solo, le acompañara su madre aunque con miedo por el mundo de los narcos y llegaran refuerzos. Necesitan 50 toneladas por año y pasarán situaciones muy divertidas al complicarse las cosas y tomara la situación un giro inusual. El líder del mundo libre será engañado por el Presidente más pobre del mundo. Un plan maestro de Pepe Mujica para llevar marihuana a su pueblo”

Pardelion es una de las productoras más interesantes de Uriguay. Había logrado ese título con publicidades creativas, los videos humorísticos y con el proyecto Pardelion Music Tv. Ahora decidieron redoblar la apuesta y embarcarse en un falso documental que incluye la actuación del ex presidente Pepe Mujica. Hablamos con Marcos Hecht, uno de los responsables del proyecto

¿Cómo se les ocurrió la idea para la película?

Nosotros habíamos hecho la cámara oculta de la farmacia de la marihuana, que en ese momento fue bastante revoltoso y generó mucha viralidad. Sabíamos que ese día se iba a legalizar la marihuana y era una oportunidad porque el mundo iba a estar mirando a Uruguay. Entonces queríamos aprovecharla para sacar un video viral. Buscando ideas lo que se nos ocurrió fue que, ya que la realidad -que a veces supera a la ficción- había planteado que Uruguay iba a vender marihuana a través de las farmacias, jugáramos un poco al experimento de qué iba a pasar en ese caso. Tomar elementos de la realidad y darle vida. Tuvo muy buen resultado, y cuando pasó un tiempo y se empezó a hablar acá en Uruguay de que no había marihuana, y de que se necesitaba hablar con Canadá para ver si se conseguía marihuana y que si los militares iban a cosechar la marihuana… Con todo ese tipo de planes nos parecía que la realidad superó a la ficción nuevamente. Empezamos a jugar con la idea de que no se estaba consiguiendo marihuana: “¿Qué pasa si nosotros vamos a conseguir la marihuana?”.
Justo se había legalizado la marihuana recreacional en Colorado, por primera vez en un estado de Estados Unidos. Había varios eventos  muy grandes, los más grandes del mundo y de la historia y teníamos una oportunidad porque éramos de ese país remoto que había legalizado la marihuana. Teníamos estos personajes: agarramos al farmacéutico, le generamos toda una historia alrededor, trajimos al policía y trajimos a la madre del farmacéutico que justamente es una mujer que no tiene ni idea de la marihuana, nunca fumó marihuana ni nada por el estilo. Era divertido pensar en llevar a este equipo juntos como la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal. Entonces creamos marihuanadeluruguay.com con una página en Facebook, empezamos a contactar gente desde ahí, organizadores de estos eventos, con activistas del mundo de la marihuana en Estados Unidos, con políticos, etc. Así arrancó todo lo que es el proyecto. Hicimos una vaquita entre nosotros y decidimos jugárnosla y en vez de hacer un video para internet, hacer una película. Como una especie de falso documental que después fue creciendo para muchos lugares diferentes.
Todo lo que está de alguna forma es real. Cuando estamos en la embajada de Uruguay, estamos en la embajada de Uruguay con el embajador de Uruguay de verdad en EEUU. Cuando estamos en cada uno de los lugares… El policía que se ve que está hablando con ellos, es del Law Enforcement Against Prohibition que es un policía de Baltimore que es muy importante: lidera una organización que son policías que creen que estar persiguiendo a los consumidores de marihuana es una pérdida de tiempo para la Policía y que hay que dejar eso para ir atrás de las cosas más importantes. Y cada uno de los personajes que va apareciendo son el organizador de la Cannabis Cup, o la gente de la revista High Times, que es la más importante de mundo, o Miguel López que es el organizador del evento de la plaza de Colorado que es un evento gigante.

 ¿Tuvieron algún tipo de discusión o fue: “Nos mandamos al agua y nos vamos a Estados Unidos a hacer la gran Borat“?

Todo surgió jugando con la continuación de La Farmacia. Y cuando nos surgió la idea nos pareció que era buenísima. La idea era hacer un video y dijimos no pará: ¿vamos a ir a Estados Unidos a hacer un video para internet? Tenemos que buscar un proyecto con un modelo de negocios y dijimos: hagamos la película. Borat es una referencia gigante para nosotros. Cuando lo vimos bien… Fue una locura, todo esto fue dos meses antes del evento y tuvimos que preproducir la película en dos meses, un mes y medio. Pero ya no hubo dudas. De hecho lo que hicimos en el momento que se nos ocurrió fue sacar los pasajes.

 ¿Cómo consiguieron la entrevista con el Pepe?

De ese tema no te puedo hablar. El mago no cuenta los trucos (se ríe).

¿Le dijeron que era para una película?

Sí, a Mujica le dijimos que era una película de humor y es un crack. Solo con Mujica se puede dar lugar al humor de esa forma. No sé si viste el segundo video en que le preguntamos qué opina de la gente que hace humor con él, y él habla de que si le puede dar una mano a la gente de poder hacer unos mangos con su imagen, para él está todo bárbaro. Y que él se ríe, porque se ríe de él mismo y se ríe de la vida porque es la única forma de soportarla. Un crack (se ríe). La verdad que nos dio su tiempo y una oportunidad, y todo esto es obviamente una broma gigante. Creo que queda claro cuando lo ves.

20150228185303-Cuadrado

¿Qué decía la madre en esos congresos cannábicos?

Fue muy divertido porque la película es demasiado real. Todo lo que se está viendo en la película es real. Más allá de la misión esta, todo el resto es real. Fuimos allá a los eventos, tuvimos un stand en la feria, y la madre se re motivó con el proyecto y con toda la idea, y como que entró en el personaje y le metió todas las ganas. Pero estábamos en situaciones en las que estábamos con activistas allá, en habitaciones con gente fumando, toda gente re loca, y la madre pirando, pero pirando como piran generalmente las madres. Y a todo esto había dos cámaras filmando todo el tiempo. Fue una locura, fue una experiencia. Y la madre la verdad que una grande. Terminó dando un discurso sobre la marihuana. Así que actuó bastante bien y fue una aventura épica.

¿Ella tenía alguna experiencia actuando o se arriesgó también?

No, se tiró al agua. Es que por el tipo de película que estábamos haciendo, justamente la idea fue: llevemos una madre. No llevemos a un personaje de madre. Estuvimos pensando actrices, incluso de Argentina, y dijimos no, necesitamos a la madre de este personaje. Eso es lo que le va a dar un elemento de realismo a todo. Nuestro juego es muy tipo Borat. El loco qué hizo: dijo soy un enviado de Kazajistán y me voy a EEUU con esta misión. Y todo lo demás es real. Nosotros hicimos algo parecido. Dijimos “somos la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal y necesitamos conseguir marihuana para proveer al país”. Chau. Lo que viene después es todo real. Todo reuniones reales con gente real en las que la actuación de la madre se convertía en algo especial, porque se convertía en una especie de cámara oculta. Al saber ella que lo que estaba diciendo no era real, eso la obligaba a actuar para sobrevivir. No podés actuar mal porque no podés dejar que caiga lo que estás diciendo.

Los discursos que daban, ¿eran en tono de broma o en serio?

No, en serio. Alfredo Rodríguez era el presidente de la Cámara Uruguaya de la Marihuana Legal, el primer país que legalizó la marihuana. El panel de la Cannabis Cup, ese que se ve que está él, es el panel de cierre del Cannabis Cup. La mesa ahí es la cúpula de la marihuana de EE.UU.; y era sobre el futuro de la legalización. Y ahí están Allen St. Perre, que es el capo de NORML, una de las organizaciones clave de la legalización; el que está a su derecha es el activista más veterano de la historia, y después están otros activistas. Esa es la parte más importante de la industria. La madre está en un evento que es más importante desde el punto de vista social: la lucha social que fue la que logró la legalización. Miguel López, el organizador, es el que está atrás de ella. El año anterior hubo un tiroteo con heridos graves y al organizador anterior lo mataron, porque es un tema político muy fuerte allá. Y en ese contexto estaba la madre dando un discurso en este evento gigante.

Dicen que les faltan algunas escenas más grandes. ¿Cómo serían, a grandes rasgos?

La verdad que es imposible que te pueda contar nada (se ríe). Nos falta amalgamar la película, terminar de darle el sentido para que puedas ir una hora y media al cine y sientas una experiencia de una película. Acá para hacer una película podés ir a buscar fondos, pero por la naturaleza del proyecto no podíamos. Más estando Mujica implicado. Eso nos complicó mucho, nos hizo invertir nosotros. Y creemos que tenemos algo que está muy salado, muy interesante, muy raro, y apelamos a que la gente se cuelgue y nos dé una mano para poder terminarlo.

En dos días ya llevan más de 3.000 dólares. ¿Las donaciones son todas de Uruguay o están recibiendo dinero de afuera?

Hay de todo un poco. Estados Unidos, Inglaterra, Alemania. La mayoría de Uruguay, pero es que en Uruguay no hay cultura de crowdfunding. No entienden qué carajo es. Piensan que estamos pidiendo donaciones, pero esto es que tenemos una idea de un proyecto y si te parece que está bueno, hacé una precompra de la película o comprá una remera o pagá para que tu nombre aparezca en los créditos o incluso para actuar en la película, en alguna escena que nos queda por filmar. De hecho ayer compraron una. Creo que lo importante no es que necesitamos donaciones, sino que queremos que la gente apoye la película.

¿Alguna anécdota que tengan del viaje y que no haya quedado en la película?

Hay millones… La película es una gran anécdota. Toda la aventura… (hace una pausa y se ríe) Me acaba de llegar una contribución: tengo una aplicación en el celular que hace ruido cuando entra plata. Lo que no se ve en el tráiler es que la premisa era ir a conseguir marihuana, pero la película es toda la experiencia del viaje. Arranca en Denver en la calle preguntando dónde podemos conseguir marihuana para todo el país, pasando por un reverendo de una religión rastafari, conversando para traer su religión a Uruguay y viendo una iniciación a su religión. Y el sueño de esta gente es que Mujica entre en su religión. Al Pepe allá la gente lo conoce. En el mundo de la marihuana es como un héroe, un libertador. Es muy divertido entender cómo nos ven desde allá. Somos obviamente algo muy lejano y nos ven un poco con una sensación épica, pero por otro lado es muy heavy la industria allá. Uno no se logra imaginar desde acá lo que está pasando. Imaginate que es como cuando el alcohol estaba prohibido y de repente se liberó y se armó una de las industrias más importantes del mundo. Se acaba de liberar la marihuana en Colorado y están todos los peces gordos de todo lo que te puedas imaginar juntos, se están reuniendo y está cayendo gente de otras industrias. En el Cannabis Cup no es que hablamos de semillas. Había vendedores de seguros, de todo tipo de packs y de cobertores. Empresas grandes armando negocios de verdad. Encontramos gente que nos decía “¿son de Uruguay? Bueno, tengo una idea de negocios con ustedes”. Y nos empezábamos a juntar. Se fue yendo de las manos y fue una demencia, y eso va a ser un poco la película.

Pardelion más que nada se dedica a la publicidad, ¿no?

Sí. Hace unos años empezamos en paralelo a hacer contenido. Habíamos hecho el mundial anterior una campaña de 43 millones de argentinos hinchando por Uruguay, que era cuando Argentina se quedó afuera y fuimos a Argentina a buscar hinchas. Después hicimos lo de la farmacia y en paralelo arrancamos Pardelion Music. La forma de entrar en todo esto del contenido fue la publicidad; no tanto como negocio sino como experiencia. Conocimos gente del rubro y aprendiendo a filmar y aprendiendo de todo el asunto, siempre con la idea de hacer cine. La farmacia fue como una llave: fue darnos cuenta de que podemos llegar a mucha gente, podemos hacer una película. Fue una idea muy loca o jugada en la que estamos metidos y viviendo en ella.

¿Les gustaría seguir metiéndose en el cine?

Sí, totalmente. La publicidad es un camino comercial que es parte. No creo que dejemos de hacer publicidad porque suma, es experiencia, hay proyectos que están muy buenos. No es fácil dedicarse al cine completamente.

Puedes ser parte del proyecto desde aquí

Vídeo cámara oculta

por -
0 1.293 vistas

Por el ciclo productivo de la marihuana, la comercialización del producto no se llevará a cabo antes de abril y se le asignará a cada productor un mínimo de una hectárea para cultivar el cannabis.

Durante los próximos días la administración de José Mujica dará a conocer cuáles son las cinco firmas (de un total de 10) que se adjudicaron la licitación para producir y vender cannabis.

Las plantaciones se realizarán dentro de un recinto cerrado cedido por el Gobierno, y desde ahí será repartido el estupefaciente que se comercializará bajo ciertas condiciones.

Las presentaciones tendrán que ser de entre cinco y 10 gramos; el envasado será al vacío para conservar las condiciones de humedad e inviolabilidad; y será obligatorio el roturado y prospecto según las indicaciones del Ministerio de Salud Pública.

De las 22 empresas que se presentaron al primer llamado en agosto de 2014, 20 pasaron a la segunda fase y en el llamado final quedaron 11.

Sin embargo, a uno de los participantes “no le cerraron las cuentas” y decidió retirarse para que se le devolvieran los 5.000 dólares que había entregado como garantía, según publica el periódico El País, de Uruguay.

Dudas y temores

“Para satisfacer la demanda del Gobierno, hay que invertir un millón y medio de dólares. Las instalaciones serán hechas en tierras del Gobierno, pero en caso de que el proyecto no funcione la inversión no es recuperable”, aseguró una persona vinculada al negocio.

Otra de las grandes preocupaciones que ronda en la cabeza de los productores es la falta de certezas. Como no existe seguridad respecto a la cantidad de marihuana que se venderá, tampoco se sabe cuál será la rentabilidad del negocio. Y con el modelo actual, si la inversión se recupera en cinco años directamente no es negocio.

Todos los costos que deberá asumir el adjudicatario hacen cuestionar el precio de venta fijado por el Gobierno. Según ha manifestado el secretario general de la Junta Nacional de Drogas uruguaya, Julio Calzada, fijar el precio del gramo de marihuana en un dólar permite que todos los actores vinculados al cultivo y venta de marihuana logren una ganancia.

Ya reglamentada la marihuana recreativa, el único aspecto que queda por definir tras la aprobación de la Ley 19.172 es el de la marihuana medicinal. El oficialismo trabaja en esta reglamentación en paralelo con la puesta en práctica de la venta de marihuana en farmacias, y debería terminarse de un momento a otro.

 

por -
0 873 vistas

La agencia internacional de noticias AJ+ publicó un corto documental en el que se relata la experiencia de la legalización de la marihuana a través de la historia de uno de los activistas

En el 2013, Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar la marihuana y regular un mercado recreativo del cannabis. Antes de la legalización, el activista Juan Vaz fue a la cárcel por el cultivo de marihuana. Cuando fue liberado, luchó para cambiar la ley y establecer un nuevo marco en el país.

por -
0 509 vistas
cannabis

La Casa Bertolt Brecht, situada en Andes 1274 en Montevideo, alberga una muestra educativa acerca de la historia del cannabis, en donde se pueden observar diferentes aspectos de la hierba como su uso medicinal en el siglo XIX, algunas obras de arte sobre el tema, juguetes, entre otros.

Los materiales que están expuestos en esta oportunidad, pertenecen al Hash Marihuana & Hemp Museum, que tienen sus sedes en Amsterdam y Barcelona. En diciembre habían formado parte de la feria Expocannabis, y el éxito que cosechó llevó a que se montara nuevamente, esta vez durante más tiempo. Es así que la muestra estará disponible al público hasta el 20 de marzo.

Sobre la muestra
En el tríptico que la describe, se señala que la exposición “retrata la presencia de la marihuana en el desarrollo social y cultural de la humanidad, así como las últimas décadas de su prohibición”. Según consigna la agencia EFE: “Con abundante material gráfico y audiovisual y casi un centenar de objetos, como libros y revistas de los orígenes de la propaganda prohibicionista de la década de 1930, recetas médicas y bolsos bordados con fibra de cáñamo, la exposición presenta los distintos usos históricos, tradicionales y contemporáneos del cannabis”

La muestra se encuentra dividida en cinco ejes: la producción industrial, la influencia cultural, la historia de la prohibición, el uso medicinal de la marihuana, y una parte dedicada exclusivamente al tratamiento del tema en nuestro país, a partir de la legislación que se implementó recientemente.  Antes de llegar al Uruguay, la exposición pasó por San Pablo.

Organizada por Proderechos, la muestra cuenta con el apoyo de la Junta Nacional de Drogas y el Museo de Arte Precolombino e Indígena (MAPI). Es de entrada gratuita y apta para todo público.

por -
0 619 vistas
cannabis

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Julio Calzada, informó que en Uruguay hay 2.000 usuarios de marihuana que ya no necesitan recurrir al mercado negro para acceder a ella. Calzada se refirió así a las personas que al momento se suman entre autocultivadores y clubes de cannabis”. Sobre clubes de cannabis informó que seis tienen proceso avanzado de registro y 14 están en formación.

En cuanto a las empresas que se dedicarán a producir marihuana para ser vendida en farmacias el secretario general de la JND indicó que: “estamos en el final del proceso licitatorio para autorizar entre tres y cinco licencias de empresas que podrán plantar cannabis de 11 interesadas”, dijo.

Explicó que se presentaron inicialmente 22 empresas, calificándose 17 de ellas para obtener la licencia de plantación de cannabis. En el segundo proceso se presentaron 15 empresas que levantaron los pliegos y 11 presentaron ofertas finales.

“Es un tema complejo y delicado que contiene muchas aristas y del que saldrán entre tres y cinco licencias para producir cannabis que seguramente tendrá resultados finales en los próximos días. No puedo adelantar fecha específica”, afirmó el jerarca. Indicó que hay propuestas nacionales e internacionales “pero son mayoritariamente mixtas”.

En relación a los clubes de cannabis dijo que seis tienen un proceso avanzado de registro como asociaciones civiles en el Ministerio de Educación y Cultura y que 14 están en proceso de formación.

Sostuvo que falta culminar el trámite de certificación por parte del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCA).

Las declaraciones fueron efectuadas en la apertura de la conferencia birregional del Programa de Cooperación entre América Latina y la Unión Europea en Políticas sobre Drogas (Copolad) desarrollada este martes en un hotel céntrico de Montevideo.

Proceso para la marihuana medicinal

“Se encuentra permitida la plantación, cultivo, cosecha, acopio y comercialización de cannabis psicoactivo y no psicoactivo para ser destinado, en forma exclusiva, a la investigación científica o a la elaboración de especialidades vegetales o especialidades farmacéuticas para uso medicinal”, rezó el decreto firmado por el presidente José Mujica.

De acuerdo al texto, la marihuana medicinal deberá ser recetada por un médico profesional y el usuario, mayor de 18 años, deberá presentar esa receta para comprar el producto, y podrán hacerlo únicamente una vez por mes.

Además, se entiende por especialidad farmacéutica “a todo medicamento simple o compuesto a base de cannabis (psicoactivo y no psicoactivo) con nombre registrado en el Ministerio de Salud Pública de fórmula cuali-cuantitativa declarada, fabricada industrialmente y con propiedades terapéuticas comprobables, que se comercializa en determinadas unidades de venta”.

El decreto establece que “el Estado y el Ircca (Instituto de Regulación y Control del Cannabis) promoverán y facilitarán” la investigación científica en este sentido.

La distribución y venta de estos productos de marihuana medicinal será a través de “droguerías o farmacias” habilitadas, al tiempo que se establece que los lugares donde se produzca la marihuana medicinal deberán estar cerrados al público y con seguridad adecuada.

Se presenta la historia de una planta prohibida

“Historia del Cannabis, una planta prohibida” es una muestra que nos acerca por primera vez en Uruguay y por segunda vez en América Latina a un relato sobre el devenir de esta planta a lo largo de la historia. La inaguracón será este miércoles 11 de febrero a las 19 hs. y se encuentra abierta al público hasta el 20 de marzo 2015 en Casa Bertolt Brecht (Andes 1274). Se encuentra abierto de lunes a viernes de 16 a 21 hs., también en semana de Carnaval.

por -
1 720 vistas

El delegado del Gobierno Español para el Plan Nacional sobre Drogas , Francisco de Asís Babín Vich, dijo ayer en Montevideo que la legalización de la marihuana no es un camino que España esté dispuesta a seguir inmediatamente.

En una entrevista a EFE, preguntado sobre si el modelo uruguayo de legislar a favor de la producción y comercialización de marihuana, Babín indicó que “no es un camino que en este momento el Gobierno de España esté dispuesto a seguir, pero eso no quita a que contribuyamos a conocer los resultados últimos de esa experiencia”.

El delegado del actual Gobierno español aseguró que guardan mucho respeto hacia “una decisión que ha tomado un Gobierno soberano y democrático” y que evaluarán con detenimiento los resultados “para extraer enseñanzas y de ahí tomar decisiones”.

En diciembre de 2013 el Parlamento de Uruguay aprobó el Proyecto de Ley sobre Control y Regulación de la Marihuana y sus Derivados, que legalizó la producción y venta de marihuana, cuyo consumo ya era legal en el país.

“No está en nuestra perspectiva el abordar un proceso de este tipo y no creo que se pueda dar a corto plazo porque hay que tener en cuenta que estamos en situaciones muy diferentes respecto al problema”, explicó Babín.

Así, dijo que mientras en la mayoría de países de Latinoamérica el consumo es un delito que puede ser penado con la cárcel, en España no hay una legislación punitiva y el castigo máximo sería una sanción administrativa si se toma en público o en determinados lugares.

Además, añadió que desde un punto de vista terapéutico en Europa el acceso a determinadas sustancias no pasa por el consumo de las plantas, sino que hay licenciados medicamentos que contienen los principios activos que pueden ser utilizados dentro del sistema sanitario para las distintas necesidades de los pacientes.

“Luego no hay un argumento terapéutico, y menos con la falacia con la que algunos grupos procannabis lo utilizan, para emprender un camino de ese tipo”, subrayó.

por -
1 302 vistas

Cuanto mayor sea la psicoactividad, más cara se venderá en farmacias

Aunque el Poder Ejecutivo ya reglamentó el uso del cannabis con fines recreativos, industriales y, desde hace dos días, medicinales, el costo que tendrá la marihuana en el mercado legal sigue siendo una incógnita y lo seguirá siendo hasta que los cultivos estén prontos, según dijeron a El Observador desde la Junta Nacional de Drogas (JND).

Sin embargo, fuentes oficiales indicaron a El Observador que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) estudia que el cannabis con fines recreativos tenga tres precios diferenciados, dependiendo de los efectos que produzca en el consumidor. A mayor concentración de tetrahidrocannabinol (THC) –el principal componente psicoactivo del cannabis–, es decir, a mayor potencia, mayor será su precio.

La marihuana con un THC de entre tres y cinco –que es la de consumo habitual en el país– valdrá alrededor de un dólar. Cuando la concentración esté entre ocho y 10, el precio aumentará, y la más cara será la que tenga un nivel de THC de 15.

Según Raquel Peyraube, médica especialista en uso problemático de drogas y directora del Internacional Center for Ethnobotanical Educative Research and Service, la diferencia en los precios según el efecto que produzca es una medida para desalentar su consumo. “Con esta medida, por ejemplo, la población de más bajos recursos accede a un costo más barato que el del narcotráfico y se vuelca al del mercado lícito. Por otro lado, aquellas variedades con más potencia psicoactiva pueden ser más caras, para desestimular el uso y que sea ocasional”, dijo a El Observador.

Para la especialista, se debe encontrar un equilibrio entre competir con el narcotráfico y no fomentar el consumo. “Es una manera de mantener un criterio de salud pública”, sostuvo.

En las próximas semanas, serán seleccionadas las empresas que podrán producir marihuana en el país. El presidente de la Junta Nacional de Drogas (JND), Julio Calzada, dijo a radio Sarandí que en un primer momento se presentaron 22 empresas, de las cuales fueron seleccionadas 17. Luego se realizó un segundo llamado al que se presentaron 15, de las que quedaron 11. Todas tuvieron que pagar un pliego de US$ 5.000. Finalmente, serán seleccionadas entre tres y cinco empresas. Calzada sostuvo que está previsto que quienes comiencen a producir recuperen su inversión inicial en cinco años.

Medicinal

El martes, el Poder Ejecutivo reglamentó el uso de la marihuana con fines medicinales, el último de los aspectos que incluye la ley sancionada en diciembre de 2013.

Calzada aclaró que el precio de la marihuana medicinal será mayor que el de la que tiene fines recreativos. “Se podrá manejar la flexibilidad del precio”, señaló.

El decreto establece que solo los médicos podrán recetar marihuana para uso medicinal o cualquier medicamento que pueda contenerla y se venderá exclusivamente en farmacias. La produccion correrá por parte de los que apliquen a la licencia para producirlo. Las farmacias que podrán vender derivados de cannabis deberán estar habilitadas especialmente por el MSP. Los lugares en donde se almacenará no podrán ser expuestos al público.

El componente del cannabis que puede ser utilizado con mayor eficacia para fines médicos es el cannabidiol. Su uso más frecuente se encuentra en enfermedades como la epilepsia. De todos modos, a nivel internacional, no existen estudios que demuestren que su uso sea más efectivo que otros medicamentos.

El primer medicamento desarrollado a partir de la planta de cannabis (fitocannabinoides) se denomina Sativex, y fue aprobado en Canadá para tratar dolores producidos por daño o deficiencias en la función de los nervios, enfermedad conocida como dolor neuropático, y espasticidad (músculos rígidos y tensos) y esclerosis múltiple.

La doctora Peyraube explicó que la marihuana con uso medicinal también es utilizada para tratar casos de esclerosis lateral amiotrófica, Mal de Alzheimer y Parkinson.