Etiquetas Posts etiquetados con "Uruguay"

Etiqueta: Uruguay

por -
0 222 vistas

Sage Analytics, empresa que investiga y desarrolla sistemas de medición en forma de un pequeño laboratorio portátil de medición de la potencia y calidad del cannabis, ha anunciado su desembarco en América del Sur, más concretamente en Uruguay con la sociedad Senses Biotech .

Fundada por Samy Abud Yoshima y George Gund IV en el 2015, Senses Biotech ofrece una gama de servicios a los productores y usuarios de plantas con propiedades fitoterapéuticas. La fitoterapia tiene como objetivo preservar la complejidad de sustancias vegetales con poco procesamiento, mientras que la norma de la farmacología tiende a aislar compuestos específicos.

“The Sage Beacon se adapta perfectamente a la estrategia de nuestra misión y crecimiento”, comentó Yoshima. “El dispositivo permite a los usuarios de cannabis tener la información instantánea sobre la potencia de sus plantas, y ajustar la dosis de eficacia y seguridad”.

La máquina funciona con tecnología de espectrometría, que analiza la composición de la marihuana a través de rayos infrarrojos y dice los resultados en menos de un minuto

The Sage Beacon también brinda a los cultivadores una visión que les permite mejorar los protocolos de su cultivo y tomar decisiones informadas con respecto a los tiempos óptimos de la cosecha.

Sage Analytics ha comenzado con el envío de unidades Senses Biotech y planea expandirse a lo largo de América del Sur . La empresa se centrará en la distribución a los growshops en Uruguay y Chile .

“Estamos encantados de tener la distribución y lanzamiento de Senses Biotech en esta vibrante región“, dijo William Buie , Presidente de Sage Analytics. “El mercado de un dispositivo de prueba o test de cannabis fiable y portátil está creciendo en todo el mundo entre los cultivadores, fabricantes y minoristas”, agregó. “The Sage Beacon es ahora la opción más clara en este campo, con tecnología probada y con una calidad de precisión de laboratorio “.

Yoshima dice que el uso de este sistema de tets o prueba va a significar una valiosa fuente de información. “Cada vez que se hace una prueba a un cogollo o concentrado, aumentamos nuestra comprensión de las características específicas de los diferentes perfiles CannaMetric”, dijo. “A medida que ganamos esta sabiduría, podemos mejorar nuestra capacidad para hacer coincidir con nuestra necesidad específica o condición médica el cannabis.”

Acerca de Sage Analytics

descarga (1)Sage Analytics es una empresa que ayuda ha cambiar a la industria del cannabis mediante la adopción de tecnologías aprobadas por la FDA y utilizadas en la industria farmacéutica  para poner a prueba la potencia de la marihuana con un alto grado de precisión y economía. Sage Analytics puede reemplazar o aumentar metodologías de prueba actuales, que son caras y a menudo insuficientes debido a los inconvenientes inherentes de pruebas en lotes pequeños. Los consumidores, reguladores y propietarios de negocios del cannabis están exigiendo más rapidez y métodos de ensayo más precisos, Sage Analytics proporciona un componente importante en la mejora de este desafío para toda la industria.

En Uruguay

A partir de ahora en Uruguay quien tenga una planta de cannabis y quiera saber cuanto THC o CBD u otro cannabinoide tiene sus cogollos, con Senses Biotech podrá saberlo. La empresa esta llegando acuerdos con diferentes Grow shops para instalar estas maquinas especializadas que testan los componentes psicoactivos del cannabis y de sus extractos. El fin de semana pasado llego la primera máquina de este tipo a un comercio especializado de Punta del Este y con un precio de este servicio que ronda los 200 dólares.

sage-analytics-marihuanaLa empresa tiene en mente que funcione en los distintos grow shops en Uruguay aunque también se esta planteando su uso en las farmacias y empresas de cultivo.

En la capital uruguaya, Montevideo, uno de los growshops más conocido e importante como es Urugrow se están planteando contar con este dispositivo ya que resolvería el tener que abonar cantidades elevadas por este tipo de análisis químico que cada vez será más demandado, ya que el usuario cada vez más busca y quiere saber las cantidades especificas de los distintos componentes de la marihuana y sus extractos.

por -
0 255 vistas

La implantación del marco legal de la marihuana en Uruguay fue el punto central de la reunión mantenida este viernes en Montevideo por una delegación del Comité de Salud del Parlamento alemán con el presidente de la Cámara de Diputados, Alejandro Sánchez.

El líder de la delegación parlamentaria germana, Edgar Franke, señaló a Efe que los puntos principales del encuentro abordaron el sistema uruguayo de salud y su política de drogas, dado que “es un tema importante para Alemania” porque están estudiando el uso del cannabis como terapia para el tratamiento clínico del dolor.

En ese sentido, destacó que desde Europa se mira “muy de cerca el camino que está recorriendo Uruguay” en esta materia.

Acerca del tratamiento de este asunto en el Viejo Continente, Franke también apuntó que las comisiones especializadas de los países europeos están “discutiendo” sobre el uso terapéutico de la marihuana y de sus derivados.

“A nivel de las comisiones especializadas en Europa eso se está discutiendo y también hemos dicho que pensamos que debemos llegar a soluciones europeas para el uso de la marihuana para la terapia del dolor“, dijo.

En este sentido, Franke mostró su satisfacción tras el encuentro al reseñar que Sánchez remarcó que la legislación sobre el cannabis en Uruguay “no es un tema de derecho penal, sino una cuestión sanitaria, del sistema de salud”, donde, según él, “se encuadra esta discusión en Alemania”.

Por su parte, Sánchez aseguró que otro de los temas por el que fue cuestionado por parte de la delegación germana fue acerca de si América Latina presentará una “posición común” sobre este asunto en la Sesión Especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre Drogas (Ungass) que tendrá lugar en Nueva York en 2016.

“Les transmitimos que hay un esfuerzo muy grande por parte de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) para tratar de consensuar una posición. La de los países latinoamericanos va a tener un común denominador, que es que el paradigma de la guerra a las drogas está atrasado”, aseveró el presidente de la Cámara de Diputados de Uruguay.

“Hay que habilitar la discusión en el seno de la ONU y otras naciones para buscar caminos alternativos que nos permitan obtener resultados positivos”, agregó.

La ley que regula en Uruguay la producción y la compraventa de cannabis fue aprobada en diciembre de 2013 y la reglamentación de su uso para fines científicos y medicinales fue decretada en febrero pasado, días antes de que terminara la gestión del entonces presidente, José Mujica, impulsor de esa legislación.

Hasta el momento, el Gobierno ha licitado a dos empresas para la producción de marihuana recreativa en Uruguay -las cuales podrán producir hasta dos toneladas anuales cada una- pero todavía no ha salido a concurso público la licencia para la producción de marihuana terapéutica, para lo que aún no hay un plazo estipulado.

Aún así, empresas de Estados Unidos, Canadá e Israel han manifestado su interés en producir cannabis medicinal en Uruguay, informó a Efe Luis Yarzábal, presidente del Comité Científico Asesor que supervisa las políticas de regulación del mercado de la marihuana.

Se estima que a mediados del año que viene comience la comercialización de la marihuana recreativa en las farmacias uruguayas, la cual tendrá hasta un máximo de un 1 % de THC -la principal sustancia psicoactiva de la marihuana.

por -
1 535 vistas

Está casi todo listo para empezar a producir, señaló en entrevista con la AFP el secretario general de la Junta Nacional de Drogas, Milton Romani. Resta “afinar el software para registro y retiro en farmacias” y definir qué empresas harán la distribución a estos comercios, resumió.

Uruguay aprobó a fines de 2013 la ley que entre otras disposiciones habilita al Estado a otorgar licencias de producción de marihuana, que será comercializada en farmacias a usuarios registrados.
Dos empresas fueron seleccionadas por licitación a comienzos de octubre para producir la droga.

                 “Tenemos la semilla cuya exploración y variedad genética son originales del Uruguay. Es ‘cannabis charrúa'”, sostuvo Romani.

Basados en las declaraciones de usuarios, el gobierno estima “un mercado de 160.000 uruguayos que consumen frecuente o habitualmente cannabis”, explicó Romani.

           “Eso, más o menos nos está hablando, por la ley que le otorga 40 gramos anuales a razón de 10 gramos semanales (a cada consumidor), de unas 6-8-10 toneladas anuales”, indicó.

Un modelo a prueba

Desde que fue planteada en la administración del expresidente José Mujica, la ley de regulación del cannabis fue presentada como un “experimento”.

Romani reafirmó esa tesitura, y remarcó que por tratarse de un modelo inédito en el mundo, está “a prueba”.

                “Nosotros vamos paso a paso viendo qué podemos cubrir. Estas dos empresas comienzan con dos toneladas cada una y a medida que vaya afianzándose el sistema vamos a ir llamando a otra licitación o admitiendo que estas mismas empresas pueden producir más”, hasta llegar a los volúmenes que se estiman necesarios para cubrir la demanda del mercado, señaló el funcionario.

                “Es una ingeniería que está a prueba” y se puede ir “modificando”, resaltó.

La ley prevé otros dos mecanismos de acceso a marihuana legal: el llamado “autocultivo” o cultivo de plantas para consumo propio, con un máximo de seis por persona, y los clubes cannábicos que producen en forma cooperativa para miembros registrados, con un máximo de 99 plantas por núcleo.

Romani explicó que actualmente existen 3.100 cultivadores domésticos registrados, 15 clubes en trámite de habilitación y dos ya habilitados.

              “Lo más importante para nosotros es que los usuarios de cannabis adhieran al sistema (…) por precio, por calidad, por confiabilidad, por accesibilidad, por seguridad” pues quien consume no debe recurrir a una ‘boca’ sino a una farmacia”, señaló.

En el caso específico de quienes utilizarán la droga producida bajo control del Estado, deben acudir a un registro, previo a iniciar el consumo por esa vía.

Seguridad y turismo cannábico

Romani explicó que  “uno de los objetivos de la ley es secuestrar este mercado del narcotráfico”.
Consultado sobre los mecanismos de seguridad previstos, explicó que el terreno en el que se producirá la hierba será custodiado por efectivos policiales además de exigir a las empresas la provisión de seguridad adicional. Sostuvo que la decisión de producir una variedad específica permite la “trazabilidad” o seguimiento de la droga.

            “Podemos hacer el seguimiento de cualquier fuga que haya del mercado regulado”, enfatizó.
Además, “no hay posibilidad a través de este sistema de turismo cannábico”, puesto que solo consumidores registrados podrán acceder a la droga en farmacias y para ello se necesita ser uruguayo o residente por dos años, recordó. Un turista no puede comprar la droga sin infringir la ley.

La industria del cannabis

Aunque la legislación no persigue fines recaudatorios, Romani señaló que el erario público recibirá entre 10% y 13% de lo producido por la comercialización de marihuana en farmacias, más ingresos por licencias otorgadas a las empresas productoras. Además, previó que Uruguay se beneficiará por el uso de cannabis con fines medicinales y por el cultivo de cáñamo industrial.

   “Ya estamos recibiendo ofertas” e “intentando formar médicos para que receten cannabis medicinal”    , indicó, al tiempo que vaticinó que el cultivo de cáñamo industrial –con aplicaciones en sectores como vestimenta o construcción- podría ser el inicio de una nueva industria para el país.

por -
0 474 vistas
Atilio Falconi, docente creador de la cátedra sobre la marihuana, dijo en Mañanas BLU 10 AM que este es un curso multidisciplinario en el que participa no solo la Facultad de Medicina, sino también la de Química de la Universidad de la República (Udelar) de Uruguay.
“En nuestro cuerpo hay permanentemente un sistema de endocannabis que cumple funciones reguladoras del sistema nervioso e inmune”, explicó al afirmar que la idea de la clase es estudiar las propiedades de la marihuana con fines médicos y no recreativos.
 
 “Nosotros preferimos hablar de cannabis y no de marihuana porque no es la planta así no más porque buscamos los extractos que sean beneficiosos para la salud”, indicó..
Por la ley vigente, aprobada en el parlamento uruguayo en diciembre de 2013, se establecieron categorías de cannabis para uso recreativo, medicinal y el industrial y entre otras cosas permite que consumidores registrados puedan adquirir hasta 10 gramos por semana en farmacias locales a un costo de unos 90 centavos de dólar el gramo.
La aprobación de la ley del cannabis ha generado expectativa en diversos círculos locales y en el exterior, además de activar el mercado con ciudadanos creando clubes de membresía, autocultivadores, empresas que venden insumos para el cultivo, además de empresarios buscando negocios para exportación de flores de cáñamo, entre otros.
Este año está prevista una visita de miembros de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, que había sido especialmente crítica con Uruguay por la ley de regulación de la marihuana, aplaudida sin embargo por diversas personalidades y organizaciones a nivel internacional

por -
1 594 vistas

Durante el gobierno de José Mujica se estableció toda la normativa para regular el consumo de cannabis.

El gobierno de Uruguay otorgó a dos empresas los derechos para cultivar marihuana casi dos años después de que el país se convirtiera en pionero en cuanto a la aprobación de leyes para la regulación de su consumo.
Se estima que las farmacias comiencen a venderla el año próximo.

“Veintidos propuestas fueron presentadas… y dos licencias para la producción y distribución fueron dadas”, dijo el presidente de la Junta Nacional de Drogas, Juan Andrés Roballo.

Dos toneladas anuales

“Para que el producto llegue a las farmacias va a transcurrir un plazo seguramente no menor a ocho meses a partir de este momento y en este marco el Estado iniciará campañas de difusión sobre los riesgos del consumo para la salud”, agregó.

Las compañías emprendedoras que lograron las licencias, Symbiosys y Iccorp, de capital tanto uruguayo como extranjero, podrán producir hasta dos toneladas de marihuana por año.

Roballo agregó que el gobierno proveerá seguridad a las plantaciones.

Las nuevas leyes uruguayas permiten que cada núcleo familiar pueda tener en su casa un cultivo de hasta seis plantas y los consumidores, que deberán registrase, podrán comprar hasta 40 gramos de marihuana al mes en las farmacias.

En torno a un dólar estadounidense por gramo costará la marihuana, que es el precio en el mercado ilegal, según explicó Augusto Vitale, del Instituto de Regulación y Control del Cannabis, (Ircca).

por -
0 184 vistas
Universidad de la Republica

La Universidad de la República de Uruguay (Udelar) creará un laboratorio especializado donde se investigarán las propiedades de la marihuana, en el marco de la ley aprobada en 2013 que regula su producción, comercialización y consumo.

“La Universidad de la República asignó recursos para que comience la construcción de un laboratorio de investigación avanzado sobre cannabis, que estará en el Instituto de Higiene”, dijo el responsable Luis Yarzábal, presidente del Comité Científico Asesor (CCA), entidad creada por el gobierno para monitorear la ley.

La nueva entidad creada entregará antes de fin de año a la estatal Junta Nacional de Drogas el informe sobre los usos médicos de la marihuana y sus derivados.

“El informe dará las bases de conocimiento y plantearemos sugerencias de vías de investigación para que se desarrollen en el país”, aseguró Yarzábal.

El objetivo principal será avanzar en todo lo relacionado con su uso medicinal.

El Instituto de Regulación y Control de Cannabis deberá seleccionar en los próximos días entre 11 empresas que serrán las encargadas de producir el cannabis para abastecer a la las farmacia uruguayas.

La ley establece tres categorías de cannabis, uso recreativo, medicinal y el industrial y permite a los usuarios registrados adquirir hasta 10 gramos por semana en dichos puntos de venta a un costo de 90 centavos de dólar el gramo.

La aprobación de la ley del cannabis ha generado expectativa en diversos círculos locales y en el exterior, además de activar el mercado con ciudadanos creando clubes de membresía, autocultivadores, empresas que venden insumos para el cultivo, además de empresarios buscando negocios para exportación de flores de cáñamo, entre otros.

por -
0 821 vistas

La uruguaya Federica Odriozola debuta como directora con “Cannabis en Uruguay”, un documental en el que trata de explicar que la legalización de la marihuana “no vino de la nada, sino que hubo un contexto histórico anterior”.

El documental, de 75 minutos de duración y de producción uruguaya, se estrenará en el mes de octubre y su realizadora espera que a finales de año pueda ser expuesto libremente en Internet para que pueda ser visto en todo el mundo.

En declaraciones a Efe Odriozola contó que el documental se remonta “a la entrada de las primeras semillas de cannabis al país, en torno al año 1700” y repasa las leyes prohibicionistas que empiezan a comienzos del siglo XX y se mantienen hasta la ley de despenalización de 2013, con José Mujica como presidente.

                      “La legalización se llevó a cabo con la sociedad en contra y con una desinformación grande, pues la gente pensaba que se hacia apología de drogas cuando lo que se intentaba era cambiar de una política prohibicionista a una forma integrada de abordar el asunto”, comentó.

Odriozola indicó que tiene previsto distribuir el documental entre ONG que trabajen en política de drogas en América Latina para que “sirva como ejemplo y punto motivador para otras sociedades que quieran emprender un cambio”.

por -
0 420 vistas
People attend a demonstration in support of the legalization of marijuana outside the Congress in Montevideo, Uruguay, on Tuesday.

La marihuana en Uruguay llega a la pantalla grande. Hoy 3 de agosto se estrena “Cannabis en Uruguay, el documental”, producción audiovisual producida por Baztardo Films.

El 11 de diciembre de 2013 se aprobó la ley 19.172 que transformaba a Uruguay en el primer país del mundo en regular el mercado de cannabis. A partir de las declaraciones de expertos en diferentes ámbitos como políticos, médicos, empresarios y activistas sociales, el documental retrata el proceso que se vivió desde el primer anuncio hasta la legalización de la marihuana, así como también las circunstancias que vivió el país que hicieron que fuera aprobada esta ley, según plantean los productores en su página web.

Siguen apareciendo temas de debate, tanto ciudadano como político, acerca de esta ley. En el último mes, varias empresas pidieron a Tabaré Vázquez que modifique el decreto que prohíbe sancionar a los empleados que fuman cannabis, a pesar de que no incurran en una falta. Por otro lado, el Partido Nacional ha reclamado que de la misma manera que se creó un proyecto de ley que plantea tolerancia cero con el alcohol, se haga lo mismo con la marihuana, pero el proyecto sigue a estudio.

por -
0 1.000 vistas
Cannabis Sudamerica

Una investigación de opinión en nueve países de la región a dado como resultado el crecimiento en la aprobación del uso de marihuana medicinal, superior al año pasado y sobre todo en países como Colombia, Chile y Uruguay

El estudio realizado por el Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Opinión (OPDOP), y que se dio a conocer en Santiago de Chile, mostró que un 65,2 por ciento de los latinoamericanos están a favor en este año con el consumo de la marihuana para temas médicos. de la marihuana. El estudio ha puesto de manifiesto un 7,8 puntos porcentuales más que el mismo estudio realizado en el 2014 que fue de un 57,4 de aceptación para el uso medicinal.

La mayoría de los encuestados también ve el alcohol y el tabaco mucho más peligroso que en el cannabis y piden regular su consumo.

Los jóvenes en México respaldarían con un 72% la existencia de una regulación para el consumo de cannabis. En Colombia, un 43% de los encuestados abogaría por la legalización del cultivo o su despenalización. Los uruguayos, en un 68% opinan que el consumo de sustancias debería considerarse como un derecho individual.

Los analistas del estudio constatan las criticas de los ciudadanos contra las políticas actuales que solo han conseguido incrementar la violencia e impactar negativamente en la población juvenil. También añaden que                   “el creciente apoyo a una reforma de las políticas de drogas va de la mano de una mayor exigencia hacia las alternativas de despenalización y mercados de drogas regulados, que han de incorporar líneas de trabajo equilibradas que escuchen y atiendan las demandas de una población cada vez más crítica e informada”.

La opinión en Latinoamérica respecto al asunto de afrontar las drogas en la ciudadanía ha cambiado y en un momento importante, ya que en el 2016 se reunirán en una sesión especial de la UNGASS (ONU) donde se hablará y se discutirá sobre una distinta perspectiva hacia las políticas de drogas en a nivel internacional.

por -
0 804 vistas

La regulación de la producción y venta del cannabis en el 2013 en Uruguay no aumentó el consumo de esta sustancia, señala el estudio de la Junta Nacional de Drogas (JND), adscrita a la Presidencia.

La sexta encuesta nacional en Uruguay sobre consumo de drogas en hogares apuntó que el 9,3% de losa ciudadanos consumió marihuana en los últimos 12 meses, frente a 8,3% registrado en 2011, el menor aumento contabilizado en 14 años. En tanto, 6,3% de los uruguayos se declararon consumidores habituales de cannabis.

Según las conclusiones de la JND, “el crecimiento en el consumo responde a la tendencia iniciada en el año 2001 lo que indica que la discusión sobre la regulación no afectó a las pautas de consumo históricas”.

El estudio también señaló que los mayores saltos en el consumo se dieron desde el año 2001 al 2006, cuando el porcentaje pasó de 1,4% a 5,5%, y de allí a 2011 cuando se elevó a 8,3%.
El sondeo fue realizado entre agosto y diciembre del 2014 en personas de entre 15 y 65 años. La muestra representa a casi el 60% de la población uruguaya.

Es la primera vez que la encuesta considera pautas sobre la producción y venta de la droga. Así, 66% de los consumidores dijeron haber estado vinculados directa o indirectamente con el narcotráfico, mientras que 26% obtuvo el producto gracias al autocultivo.

La ley inédita aprobada en Uruguay en 2013 establece que los consumidores pueden cultivar sus propias plantas, con límites establecidos, inscribirse en clubes de membresía para obtener una cantidad específica por mes o comprar el cannabis en farmacias abastecidas por cultivos pertenecientes al Estado, sin embargo esta última iniciativa aún no ha sido puesta en práctica, ni tiene plazo para su estructuración. Un 13% de los consultados dijeron que no utilizaría ninguno de estos tres esquemas para obtener de forma legal el producto.

Otros resultados revelan que 52,1% de los uruguayos consumen habitualmente alcohol, rubro al que el gobierno uruguayo le ha declarado la guerra, luego de haber iniciado una campaña agresiva contra el tabaco.

por -
0 553 vistas

La Junta Nacional de Drogas apoyará la formación de médicos en el uso del cannabis medicinal a solicitud del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), que elabora un curso a tales fines. Este tema junto al informe del Comité Científico Asesor que monitorea la ley que regula el mercado de la marihuana fueron evaluados en la tercera reunión formal que se realizó en Torre Ejecutiva con la Junta Nacional de Drogas en pleno.

El presidente del SMU, Julio Trostchansky, envió una carta a la JND solicitando precisamente dicho apoyo.

El curso será coordinado por los doctores Julio Galzerano y Raquel Peyraube del SMU, con el aval de la JND en el sentido de que se considera oportuno que se inicie la formación y la investigación de los usos medicinales del cannabis.

Romani insistió en que la JND promoverá la convocatoria nacional para esta formación en el marco de las políticas públicas en esta materia.

“Si bien está reglamentado el uso medicinal del cannabis, es importante tener un cuerpo profesional que esté preparado para saber cuáles son sus usos y desarrollar investigación”, consignó.

La JND recibió en su tercer encuentro el primer informe del Comité Científico Asesor, que preside Luis Yarzábal, para el monitoreo y evaluación de las políticas de regulación y control de la marihuana en Uruguay.

Responsabilidad
Este informe recomienda, entre otras acciones, trabajar en forma sostenida en la actualización y educación permanente de operadores judiciales, jueces y fiscales; fortalecer la estructura del Comité Científico Asesor, de su secretaría técnica y de la red de consulta y utilizar todos los mecanismos de difusión para dar a conocer la ley que regula el mercado del cannabis y sus alcances.

“Esta es una excelente señal para el Uruguay y para el mundo; Uruguay es responsable y nos estamos responsabilizando de evaluar políticas, de construir lo que se llama línea de base de dónde partimos y qué elementos tomar para evaluar dentro de un tiempo la instrumentación de la ley y su puesta en funcionamiento”, sostuvo Romani.

por -
1 2.656 vistas

En Uruguay, la despenalización de la marihuana continúa avanzando y ya arrancan las primeras cosechas de marihuana con aval oficial. Si bien aseguran que la burocracia que habilita a los clubes cannábicos es lenta, las producciones legales comienzan a dar sus frutos.

Los locales están habilitados a dar 480 gramos de marihuana por año a cada uno de sus socios, lo que implica un consumo de unos 40 gramos por mes. Sin embargo, la recolección de la droga es un tema progresa lento.

“Estamos como el resto de los clubes en estas idas y vueltas con el tema de la tramitación. La burocracia no ha sido amiga de gente como nosotros que cultivamos por fuera del sistema durante años”, relata Julio Rey, fundador del club cannábico Cofradía de la hoja roja, del departamento de Florida, y miembro de la Federación Uruguaya de Cannabicultores.

“Queríamos la oportunidad de tener 99 plantas porque, desde nuestro punto de vista, legalmente es el sueño del pibe realizado. Y encima nadie te molesta”, contó a El Observador el fundador del club, que el año inició el trámite ante el Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para ser aprobado como una asociación civil, aunque todavía no lo ha logrado, según publicó El Cronista.

Hasta el momento, unas 17 entidades se inscribieron ante el MEC para conseguir la habilitación formal, aunque ninguno obtuvo el visto bueno, todos están a la espera de terminar el proceso, que requiere que el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) realice una inspección al al lugar. Hasta el momento, sólo uno la recibió.

“En esas inspecciones pueden señalar cuestiones de seguridad, por ejemplo, que nos implicaría realizar otra inversión. Es difícil porque algo que tiene un fuerte espíritu libertario es raro vincularlo a la seguridad. Eso también implica que cambiemos de mentalidad como cultivadores”, explicó Rey.

El procedimiento de cosecha lleva seis meses si se tiene en cuenta las diferentes etapas. Pero esa no es la primera complicación: el robo de las plantas se ha convertido en una problemática que crece. En ese sentido, según el cannabicultor, se solucionaría con la venta de marihuana en farmacias.

Durante el gobierno de José Mujica, se había prometido que el expendio en ese tipo de comercios estaría listo para el 20174, pero también es una cuota pendiente. Ahora, el flamante mandatario Tabaré Vázquez puso paños fríos y evitó dar una fecha exacta, aunque adelantó que sería este año.

por -
0 192 vistas

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) agilizó los plazos de trámites para los clubes cannábicos que gestionen permisos. A partir de esta semana, los interesados podrán presentarse ante el Ircca mientras solicitan la personaría jurídica en el Ministerio de Educación y Cultura. La medida apunta a facilitar la inscripción y la obtención del permiso, dentro de las mismas condiciones de aprobación previstas en la ley.

El permiso final quedará condicionado a la obtención definitiva de la personería jurídica. El Club de Membresía puede incluir entre 15 y 45 socios. Solo podrán ser miembros aquellas personas físicas, capaces, mayores de edad, ciudadanos legales o naturales uruguayos, o los detentores de residencia permanente.

La plantación está limitada a 99 plantas de cannabis psicoactivo hembras por cada club y la producción y acopio no puede superar los 480 gramos anuales por socio. Asimismo, no se puede entregar más de esta cantidad a cada uno de ellos, debiendo dejar constancia de la entrega realizada, información que debe ser brindada mensualmente al Ircca.

La licencia se otorga por tres años y los interesados podrán reinscribirse a su vencimiento. Hasta el momento alrededor de 15 clubes cannábicos están realizando el trámite ante el MEC y unas 2.000 personas ya pertenecen a clubes o se registraron para plantar en sus casas.

Cada club de membresía debe contar con un responsable técnico que controle el cumplimiento de las normativas vigentes, así como una única sede donde se deberán desarrollar todas las actividades citadas precedentemente. El uso de otras instalaciones para tal fin está terminantemente prohibido.

por -
1 1.101 vistas

Falta de confianza en el registro, argumentos filosóficos o imposibilidad de identificar el beneficio que puede llegar a reportarles son algunas de las razones por las cuales casi 4 de cada 10 consumidores habituales de marihuana no planean registrarse en ninguna de las opciones que ofrece la ley de regularización y, por lo tanto, permanecerán en contacto con la ilegalidad para acceder a la droga. Los datos se basan en una muestra de 294 consumidores frecuentes de marihuana (que consumen al menos una vez a la semana) en Montevideo, y forman parte de un estudio encabezado por la Universidad Católica del Uruguay presentado ayer, que intenta ilustrar el escenario previo a la implementación de la norma.

El estudio surge de un trabajo conjunto de varias instituciones que se agrupan en torno a Lamri (Latin America Marijuana Research Initiative), que incluye también a investigadores de la propia universidad.
Entre los que respondieron que “seguramente” se inscriban a la regulación y los que estiman “probable” hacerlo, suman 58%, mientras que 39% dijo que “seguramente no lo haga” o “probablemente no se registre” como lo indica la ley. Del resto, 2% no sabe qué hará y 1% ya se registró.

En cuanto a las razones, se destaca la falta de beneficios que le ven a la regulación, seguida por la poca confianza en el registro y en su funcionamiento, y por último una explicación más de corte filosófico que argumenta que si los consumidores de tabaco o alcohol no se registran, ellos no deben hacerlo tampoco.

En la conferencia, que tuvo por nombre Regulación del mercado de marihuana, evidencia desde Uruguay a las Américas, se intentó abordar el consumo de cannabis desde una perspectiva objetiva, que busca, según la docente e investigadora Rosario Queirolo, “presentar resultados antes que se implemente la ley”. “Es una línea de base, debemos tomarlo como un punto cero”, dijo.

En su mayoría, los consumidores de marihuana que apoyan la regulación se identifican con la izquierda, no tienen afiliación religiosa, son jóvenes, tienen un buen nivel educativo y su ingreso familiar es superior a la media.

Los investigadores trazaron una línea de probabilidad de consumo según la edad, la que demuestra que cuanto más joven, mayor es la disposición al consumo de marihuana.

Más de la mitad de los encuestados reconoció haber fumado marihuana antes de ir a trabajar. De ese porcentaje de consumidores, cerca de 36,1% consideró que su desempeño de trabajo mejoró, 30,1% que fue igual, y 33,5% que fue peor en comparación a un estado normal.

por -
0 886 vistas

Uruguay es el primer país de América Latina en legalizar la producción y comercialización de la marihuana. El expresidente José Mujica (2010-2015) impulsó el proyecto de ley que no estuvo exento de polémicas. Tras un año y medio de debate parlamentario, en diciembre de 2013, la legalización se convirtió en ley, pero la aplicación de la norma avanza con letargo.

Más aún, el flamante presidente Tabaré Vázquez nunca ha estado del todo cómodo con la ley e incluso, esta semana, ordenó postergar la venta de marihuana en farmacias, un aspecto primordial de la legislación.

Diego Pieri, integrante de la ONG Proderechos, una de las organizaciones que desde 2006 impulsa una reforma en la política de drogas uruguaya, señaló en entrevista con PanAm Post los altos y bajos de la ley 19.172 y su actual estado de ejecución. Cree que la prohibición es dañina, pero que debe ser el Estado el que controle un mercado lícito de drogas.

Una lenta implementación

“La principal virtud [de la Ley] es la integralidad, que cubre desde cáñamo para usos industriales, alimenticios o medicinales, y el acceso para usuarios por tres vías: farmacias, clubes y autocultivos”, indica Pieri.  Hasta el momento, la última de las alternativas esta totalmente implementada. Desde noviembre de 2014, aquellos que pretendan cultivar hasta seis plantas de cannabis pueden registrarse en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) para ser autorizado a ello. El interesado “se inscribe en una oficina de correo y a los 30 días recibe una habilitación del Ircca, y con eso la persona ya está habilitada para cultivar en su casa”, explica Pieri.+

En los clubes sociales de cannabis, sus socios reciben hasta 40 gramos mensuales a través del pago de una cuota —tampoco pueden ser creados con ánimo de lucro. Crear una asociación cannabica, sostiene, es “un poco complicado y muy burocrático”. También Pieri apunta que la limitación a 45 plantas que les impone la ley representa uno de los “problemas”.

Pero considera que todavía falta “el más importante” de los medios de acceso, el de venta en farmacias. “El 80% de la marihuana legal podría venir por ahí”, calcula el integrante de Proderechos.+

Diego-Pieri
Diego Pieri de Proderechos. (MPP)

En Uruguay se plantarán “entre una y dos toneladas” de marihuana en terrenos del Estado. El gobierno de Mujica inició laadjudicación que ya se encuentra en su etapa final. Serán “entre tres y cinco empresas” que abastecerán a farmacias seleccionadas en todo Uruguay —habrá un cupo máximo. La licitación, que según explica Pieri avanza y ya está en su última etapa, aunque se retrasó en el mes de noviembre de 2014 por una discrepancia en el precio de expendio en farmacias, otro factor determinado por el gobierno.+

Solo son uruguayos o residentes en Uruguay los que acceden a la marihuana legal. Esta limitación podría generar “una especie de mercado gris” en los sitios más turísticos del país, reconoce.”Gente que saca licencia […]  para comprar en la farmacia, y luego se la revende a los turistas”.+

El ojo del Estado

Para poder acceder al mercado legal de marihuana, en todas sus variantes, será necesario registrarse ante el Ircca. Pieri defiende este aspecto y remarca que los datos son de “carácter confidencial” y solo podrá accederse a ellos mediante “una orden judicial bajo una sospecha que lo amerite”, debido a que los datos estarán amparados bajo una ley de datos sensibles, e incluirán información biométrica, como las huellas dactilares, para poder validar la identidad de los usuarios al momento de comprar la marihuana en farmacias, según explica el activista.

Frente a este registro que el gobierno uguayo aspira a utilizar para controlar la cantidad consumida individualmente, Pieri aclara que preferiría “que sea un tema dejado a la responsabilidad de los usuarios” y ejemplifica: “en general, los autocultivadores lo hacen para su propio consumo y se maneja con responsabilidad”.

Pieri no prevé cambios drásticos en la norma, aunque al momento de hacer la entrevista (antes de la asunción del poder de Vázquez) anticipaba que podría haber cambios en la reglamentación del Ejecutivo que podrían incidir en su funcionamiento, como de hecho se postergó la venta de marihuana en farmacias.+

Mercado libre para las drogas, o control estatal
“El problema con el narcotráfico y los mercados de la drogas es la prohibición”, afirma Pieri. “Hay gente que le interesaría que nadie compre marihuana, nosotros creemos [que eso] está mal, que la gente tiene derecho” a consumir marihuana, dice.+

Sin embargo, el integrante de Proderechos ve la legalización de la marihuana como el primer paso para un “mercado regulado de drogas”, porque considera que el resto de las sustancias que suelen ser ilegales “son de uso más marginal”, por lo que en Uruguay no representan un problema urgente.  Cree que es necesaria una regulación parecida a la del tabaco que “fue reglamentado y está siendo fuertemente controlado”.+

La legalización de las drogas, comenzando por la marihuana, parece ser un hecho inevitable en América Latina y gran parte del planeta. Los daños que ha generado la prohibición están a la vista de todos, y Piere coincide: “A la larga, en América Latina la prohibición […] ha generado problemas graves como los que se vivieron en Colombia en la década de 1980 y 1990, que ahora se trasladó a México”. Ahora, solo resta discutir si se avanzará con un modelo burocrático como el uruguayo, o se promoverá uno con mayor libertad.

Por Adan Dubove

por -
0 533 vistas

Poco más de un año después de aprobarse la ley que regula la producción y venta de marihuana en Uruguay, 15 grupos cooperativistas, conocidos como clubes “cannábicos”, preparan sus primeras cosechas mientras tramitan su autorización para poder producir esta sustancia de forma legal.

“No es fácil”, suspira el sociólogo Diego Pieri, miembro del club Cluc (Cultivando la Libertad Uruguay Crece) y de la ONG Proderechos, una de las organizaciones civiles que incidieron en la implementación de la ley 19.172, aprobada en diciembre de 2013.

El proceso para cultivar marihuana de forma colectiva puede llevar meses hasta que la inscripción sea aprobada por el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca).

Y es que quienes hayan imaginado la legalización de la marihuana como una celebración repleta de humo y de un olor bastante específico, quizás no estén familiarizados con la burocracia que implica el proceso legal.

“Nosotros ya presentamos todos los papeles (…). Una vez que el Ministerio de Educación y Cultura nos da la habilitación para funcionar como ONG, más el plan de cultivo, más la definición de la persona como encargada técnica del cultivo y una autorización del dueño del local, podemos ir al correo, donde se hacen las inscripciones”, detalla Pieri respecto al procedimiento a seguir.

Previendo la usual demora de los trámites públicos y también los tiempos de siembra de acuerdo a las estaciones, el grupo de este activista empezó a organizarse hace un año, cuando la ley todavía no estaba reglamentada.

“Acá nadie está revendiendo las flores a otras personas, simplemente nos juntamos todos, evaluamos los costos totales de todo el cultivo y lo dividimos entre 45 personas entre 12 meses y cada uno va pagando aproximadamente 30 dólares por mes”, aclara Pieri.

El Cluc cuenta con la cantidad máxima permitida de 45 miembros y de 99 plantas.

La ley también determina “las actividades de divulgación, información y educación en el consumo responsable, dirigidas exclusivamente a sus integrantes” entre las responsabilidades de los clubes, según el Ircca.

“A partir del 28 de abril, los clubes que no estén perfectamente autorizados y que no cumplan todas las normas de seguridad pueden ser objeto de sanciones administrativas, ser cerrados por el Ircca y eventualmente perder las plantas, pero de ninguna manera esto implica un delito”, explica el militante.

En este sentido, en el Cluc decidieron recientemente repartir pequeñas cantidades de esta sustancia entre sus integrantes, después de que las primeras plantas fueran debidamente secadas y cortadas.

Además, ya preparan una gran cosecha de 300 gramos para cada uno de los miembros -de los 480 anuales permitidos-.

Para Pieri, obtener la autorización legal significará que 45 personas ya no necesiten recurrir al narcotráfico, cumpliendo el objetivo de la ley.

Pese al trabajoso trámite burocrático para registrar al club, el activista sigue prefiriendo la producción colectiva de marihuana.

“Lo más interesante de esta vía de acceso es que promueve el asociacionismo, que es una cantidad de gente que se junta, donde surgen ideas diferentes y pruebas de ensayo y error para tener mejores formas de cultivo y de organización”, concluye.

Por ahora, la ley ha sido aplicada solamente para el cultivo de marihuana sin fines comerciales, es decir, el cultivo doméstico de hasta seis plantas por residencia o a través de los clubes de membresía.

De acuerdo a la Junta Nacional de Drogas (JND) de Uruguay, además de los 15 clubes en proceso de tramitación, hay 2.000 autocultivadores ya registrados.

Se espera que la venta de marihuana en las farmacias se concrete antes de fin de año, según la JND.

 

por -
0 390 vistas

El secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani, tuvo a cargo esta semana en Viena el discurso de Uruguay en la jornada inaugural de la Comisión de Estupefacientes que tiene lugar en la sede de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Unodc). Hace una semana, un organismo especializado en drogas de ONU había criticado a Uruguay por seguir de forma unilateral el camino de la legalización del cultivo y comercialización de cannabis.

Romani aseguró que la “regulación de mercados en un pensamiento coherente, es el sistema de control más eficaz que protege la salud pública y le disputa el mercado ilícito al narcotráfico”.

El titular de la JND dijo que Uruguay no es un modelo para nadie ni promueve la legalización de la marihuana. “Defendemos nuestro derecho soberano. Es una experiencia uruguaya y la estamos evaluando”, dijo el jerarca.

Abogó también por la “diversidad de enfoques y miradas. Cuestionó las políticas abusivas contra el combate a las drogas como la internación compulsiva y los campos de trabajo que adoptaron algunos países. “¿Verdaderamente se custodia y garantiza el derecho a la salud y la seguridad humana con políticas que incrementan la violencia?”, se preguntó.

Las declaraciones de Romani hacen las veces de respuesta a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de la ONU, que volvió a cargar en su informe 2014 contra la regulación del mercado de la marihuana en Uruguay.

“Ello no solo repercutirá en la fiscalización de drogas en el Uruguay, sino que también afectará negativamente a las labores de lucha contra la droga, en particular a la fiscalización del cannabis, en otros países, sean o no vecinos”, dice el informe de la oficina de la ONU.

Manifiesta, además, “honda preocupación” por los cambios introducidos durante el gobierno de José Mujica.

“El Uruguay se ha convertido en el primer Estado parte en la Convención de 1961 que ha legalizado la producción, la distribución, la venta y el consumo de cannabis y sus derivados con fines que no sean ni médicos ni científicos”, agrega el informe.

La ONU señala que la ley que se ha aprobado “es incompatible con lo dispuesto en la Convención de 1961″, que limita la producción, fabricación, exportación, importación, distribución, comercio, uso y posesión de estupefacientes a los fines médicos y científicos”.

Ayer otros países acompañaron el planteo de regulación. El ministro de Justicia y Derecho de Colombia, Yesid Reyes, señaló que las políticas contra las drogas no han dado los resultados esperados, por lo que no pueden continuar sin modificarse. “Declaramos una guerra que no se ha ganado, por lo tanto se hace imperativo idear, proponer y acordar a nivel global nuevos enfoques”, dijo.

Legalización no contradice acuerdos.

El especialista en Derecho Administrativo Adrián Gutiérrez y la abogada Alejandra Pírez Ledesma trataron en la Revista de Derecho Público la polémica del gobierno uruguayo con la ONU. Según los expertos, esta “se basa en una interpretación restringida de los convenios“. Recordaron un comunicado de ONU que aclara que los tratados de fiscalización internacional reconocen que los adictos necesitan tratamientos y no penas de prisión. “En base a tales argumentos no se vislumbra por qué se considera que Uruguay incumple con los convenios internacionales”.

Según el texto, el espíritu de las convenciones como la de ONU no es distinto al que motivó la ley, que busca controlar un mercado hoy en manos del narcotráfico.

por -
0 113 vistas

“La ley no impuso plazos. Yo no quiero atraparme en plazos que lleven a cometer errores. Nosotros no nos manejamos con plazos, sino con garantías para que todo salga correctamente”, dijo el flamante secretario de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani, a El Observador en la tarde del martes. De esta manera, establecía una distancia con respecto a su antecesor, Julio Calzada, quien sí había planteado plazos sobre la implementación de la venta de marihuana en farmacias, aunque, por diversas razones, no los había podido cumplir.

Sin embargo, en una entrevista concedida a la agencia internacional de noticias EFE, Romani revisó su postura y anunció que los ciudadanos que se inscriban en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca) podrán comprar marihuana en farmacias antes de fin de año.

El secretario de drogas había explicado a El Observador que el Ircca aún no otorgó las licencias para que empresas privadas cultiven la marihuana a gran escala para vender en farmacias porque no todas las empresas que siguen en competencia habían presentado la documentación requerida.

“El Ircca tiene un proceso necesariamente lento, no por parte nuestra, sino porque las empresas tienen que presentar un conjunto de documentos que no fueron presentados en tiempo y forma. No hay un plazo establecido para que presenten estos documentos, y si hubiera, yo sería flexible para que los entreguen”, dijo el miércoles.

Pero ayer, acorde a su cambio de posición, manifestó que sí existen plazos para que las empresas presenten estos documentos. Esta etapa de la licitación no debe demorar “más que dos semanas”, dijo Romani a EFE.

Además, informó que las semillas ya están listas para la siembra luego de que el Ircca otorgue entre dos y cinco licencias a las empresas que se presentaron a la licitación.

“Los consumidores que quieren adquirirla en las farmacias tendrán que esperar un poco más, a lo mejor dos meses, a lo mejor menos, pero va a llegar”, agregó Romani en diálogo con EFE.

Sin embargo, una fuente de la JND aclaró a El Observador que esa información no fue publicada con precisión, porque es “imposible” que haya marihuana en dos meses en farmacias.

La fuente explicó que, luego de que el Ircca conceda las licencias, las empresas ganadoras de la licitación tendrán dos meses para instalarse en los predios estatales.

El cultivo y la cosecha de la marihuana podrá tardar ente tres y cuatro meses, agregó la fuente. Si estos tiempos se respetan, la JND estima que antes de fin de año habrá marihuana en farmacias.

“¿Cuál es el apuro? Nosotros no tenemos apuro”, había dicho Romani a El Observador el miércoles. A pesar de que manejó plazos para que las empresas presenten los documentos que faltan y para la venta en farmacias, el secretario de drogas reiteró este concepto ayer. “El que esté apurado para comprar en las farmacias que fume un ‘porro’”, dijo a EFE.