NEWS

Cómo germinar semillas de marihuana: Una guía completa

8 junio, 2021, 9:09 AM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

En esta guía descubrirás cómo germinar semillas de marihuana paso a paso utilizando diferentes métodos. Todos son válidos mientras se consiga que las semillas germinen.

Después, cada cultivador escogerá el sistema con el que se sienta más cómodo o con el que mejores resultados obtenga. Como decimos, todos son buenos, aunque algunos tengan sus inconvenientes como veremos.

Cómo germinar semillas de marihuana en algodón

Una de las grandes ventajas de germinar semillas de cannabis en algodón, es que podremos ver en todo momento el proceso. Lo mismo sucede con el método del papel absorbente que veremos más adelante.

Además, el algodón es un producto natural. Dado el caso y si la raíz crece en exceso y se enreda con las fibras, no pasaría nada por enterrar semilla y algodón en el sustrato.

¿Qué necesitamos para germinar semillas de marihuana en algodón?

  • Un germinador. Puede ser un simple tupper o cualquier otro recipiente similar. O un plato pequeño, por ejemplo.
  • Algodón sanitario, limpio y sin químicos. Algunos discos desmaquilladores que no contengan químicos son muy buena opción. Además vienen prensados y las semillas tendrán más complicado penetrar sus fibras.
  • Semillas. Si son viejas o han sido mal conservadas, seguramente no germinen. Aunque sigue leyendo y te daremos algunos consejos para intentar germinar semillas de cannabis viejas.
  • Agua. Si contiene cloro, la dejaremos reposar un día. Si tienes prisa, puedes hervirla para que se degrade rápidamente. El pH debe estar regulado entre 6.0 y 6.5.

En primer lugar colocamos una base de algodón en el recipiente. Toma una pequeña porción y extiéndela con los dedos. Trata de darle una forma plana que cubra por completo toda la base del recipiente.

como germinar semillas de marihuana en algodón

Después humedece el algodón. Es importante simplemente humedecerlo, nunca encharcarlo. Puedes ayudarte de un spray. Inclina un poco el recipiente par extraer el exceso de agua si es necesario.

Coloca las semillas de cannabis sobre el algodón. Sepáralas entre sí unos 3cm. Y presiona un poco con el dedo para que queden bien asentadas. A continuación, tápalas con otro trozo de algodón previamente humedecido.

Y para terminar, tapamos el recipiente. Si no tenemos tapa, podemos emplear como hemos dicho un film. De esta manera protegeremos las semillas de la evaporación excesiva.

Pasadas 24 horas si todavía no han germinado, comprobaremos las semillas cada 12 horas. Si las semillas son frescas o han sido conservadas adecuadamente, germinarán rápidamente.

Una vez que lo hagan, la pequeña ratícula crecerá muy rápido. Lo ideal es pasarlas al sustrato antes de que la raíz supere 1cm de longitud. Sino, se correrá el riesgo de romper la raíz al intentar liberarla de las fibras.

Como germinar semillas de marihuana en tierra

Una de las grandes ventajas de germinar semillas de cannabis en tierra, es que se desarrollarán en su medio desde el primer día. Una vez la semilla se abra, la raíz comenzará a expandirse por el sustrato.

Además, no tendremos que manipularlas, minimizando así el riesgo a que sufran alguna rotura como sucede con todos los demás métodos.

¿Qué necesitamos para germinar semillas de marihuana en tierra?

  • Sustrato. Y apostaremos por un buen sustrato, compostado y preferiblemente esterilizado. Nos evitaremos que las semillas puedan ser atacadas por plagas, hongos, o que tengan que competir con malas hierbas.
  • Contendor. Que ya va en los gustos del cultivador. Puede ser un pequeño vasito de plástico, su maceta definitiva, o un tamaño intermedio.
  • Semillas. Como ya comentamos, optaremos siempre por semillas frescas o bien conservadas. Como no veremos si han germinado hasta que la plántula asome, nos evitaremos perder unos días muy valiosos.
  • Agua. Evita el agua clorada. El pH debe estar regulado entre 6.0 y 6.5. Tendremos que remojar ligeramente el sustrato, así que es buena idea hacerlo con un spray para no remover en exceso la tierra.

Los cultivadores que utilizan esta técnica, suelen poner en remojo las semillas de cannabis durante 12 horas previamente. Se puede hacer en un vaso con agua a temperatura ambiente.

Esto suaviza e hidrata la cáscara exterior, permitiendo una germinación más rápida. Pero se puede germinar sin este remojo previo. Tan sólo es un truco que acelerará el proceso un poco más.germinar semillas de marihuana en tierra

Por comodidad, nosotros os recomendamos macetas pequeñas, de no más de 1 litro. Las plantas aguantarán tranquilamente varios días hasta se sea el momento del primer trasplante.

Será más fácil llevarlas a un lugar donde se sientan cómodas, en lugar de tener que mover una gran maceta. Además se llevará un mejor control sobre el riego.

Añadimos la tierra en las macetas, sin presionar en exceso. También es interesante no llenarlas. Las semillas en los primero días tienden a estirar. Podremos ir rellenando con tierra los siguiente días para corregir ese espigamiento.

Con un lápiz, bolígrafo o palito, hacemos un pequeño agujero de no más de 1,5-2cm de profundidad. Y después introducimos la semilla con el piquito hacia abajo.

Cubrimos con una pequeña cantidad de sustrato. Presionaremos ligeramente pero sin compactar. Y finalmente con el spray de agua, mojamos ligeramente el sustrato.

Como germinar semillas de marihuana en agua

Como germinar semillas de marihuana en agua es muy sencillo. Pero se deben tener en cuenta algunos aspectos que os contaremos a continuación.

Por ejemplo, es recomendable usar agua destilada o de mineralización débil. Además es interesante usar un poco de agua oxigenada, lo que favorece la estimulación de la semilla en el proceso de germinación.

Y como no, será necesario un ambiente oscuro y templado. La luz daña las semillas y el frío puede llegar a matarlas.

¿Qué necesitamos para germinar semillas de marihuana en agua?

  • Un vaso. Preferiblemente usaremos alguno con tapa, para que no entren ni suciedad ni insectos. Si es de vidrio transparente no pasa nada, pero mejor que no lo sea.
  • Agua. Como decimos, mejor si es destilada, blanda, de mineralización débil, de osmosis… Por supuesto y como siempre, si es agua del grifo, la dejaremos reposar para eliminar el cloro.
  • Semillas.
  • Agua oxigenada. Necesitamos muy poca. La proporción sería de 2-3 ml de agua oxigenada por cada litro de agua. Así que si usas por ejemplo 200ml de agua, tendrías que usar de 0,4 a 0,6 ml de agua oxigenada.

A continuación, introducimos las semillas en esta mezcla. Si alguna flora, es que está vacía o dañada y no germinará. Es mejor retirarla y sustituirla por otra, en lugar de dejarla en el vaso.

germinar semillas de cannabis en agua

Y por último, situamos en vaso tapado en un lugar templado y oscuro. La temperatura debe rondar los 23-24ºC, aunque el margen puede ser más amplio, entre los 20ºC y los 28ºC.

Y por supuesto, que sea un lugar seguro, no querremos sin querer darle un golpe y derramar todo el contenido del vaso, semillas incluidas.

Las semillas germinarán en unas 24-72 horas. Después tan sólo tenemos que pasarlas a una maceta con sustrato siguiendo los procedimientos de todos los métodos.

Cómo germinar semillas de marihuana en servilletas

Es sin duda el método usado por la mayoría de cultivadores de cannabis. Y no deja de ser similar a germinar semillas de marihuana en algodón, siguiente los mismos procedimientos.

germinar semillas de cannabis en servilleta

La gran ventaja respecto al algodón, es que la semilla germinada no se enredará en sus fibras. Existe por lo tanto menor riesgo para la semilla.

Las servilletas siempre mejor que no tengan dibujos impresos. En es caso de usar pañuelos, que no sean aromatizados ni tengan sustancias similares.

Cómo germinar semillas de marihuana en jiffys

Un jiffy es un nombre genérico con el que se conocen a los discos de turba prensados. Realmente Jiffy es un fabricante Noruego pionero de este sistema de germinación.

Así que cuando hablamos de jiffy, en muchos casos pueden ser de cualquier otro fabricante. Pero básicamente consisten en lo mismo. Las diferencias entre ellos serán mínimas.

Consiste en sustrato de turba cubierta de una fibra textil natural prensada y deshidratada. No deja de ser un sustrato inerte que ocupa muy poco volumen.

¿Qué necesitamos para germinar semillas de marihuana en jiffy?

  • Recipiente. El tamaño dependerá de la cantidad de jiffy que usaremos. Un plato hondo, un tupper, una fuente…
  • Jiffys. Necesitamos tantos como semillas. Como decimos, la calidad de jiffys entre los diferentes fabricantes es mínima. Simplemente son discos de turba prensados.
  • Agua. Lo de siempre. Agua mineral, de mineralización débil, blanda, destilada… Si es del grifo, la dejaremos reposar unas 24 horas.
  • Semillas. preferiblemente frescas, con buen color, de buena genética, etc.
  • Palillo, lápiz, bolígrafo… Lo usaremos simplemente para hacer un agujerito en el jiffy para situar la semilla.

El procedimiento es muy sencillo. Coloca los jiffy en el recipiente y añade agua. Siempre mejor que sobre a que falte, así que mejor no vayas poco a poco.

En unos minutos, hablan multiplicado su tamaño x5 o más, pero sólo a lo alto. La fibra textil exterior también se habrá expandido, consiguiendo un cilindro de varios cm de altura.

germinar semillas de marihuana en jiffy

Con el palito, lápiz o lo que decidas usar, haz un agujero de aproximadamente 1-1,5 cm. Introduce la semilla en su interior con el piquito hacia abajo y tapa el agujero con turba del propio jiffy.

Para terminar, cubre con la mano todo el jiffy y presiona ligeramente para eliminar el exceso de agua. También ayudará a que la semilla se asiente mejor.

Situamos todos los jiffy en un lugar con luz no muy fuerte. Puedes usar cualquier reciente y una bandeja de germinación.

Es muy importante que los jiffy nunca se deshidraten, pues la semilla de cannabis entonces morirá. Si van perdiendo humedad, añadiremos un poco de agua donde tengamos los jiffy para que absorban el agua por sí mismos.

En cuanto las raíces perforen el taco de turba y asomen al exterior, debemos pasar las plantas a una maceta. Añadimos como siempre un buen sustrato. El tamaño de la maceta es a decisión del cultivador.

Y simplemente hacemos un agujero con las manos donde nos quepa el jiffy. Aprovecha el momento para corregir el posible espigamiento enterrando el tallo hasta los cotiledones.

Cómo germinar semillas de marihuana viejas

En ocasiones el cultivador de cannabis se vuelve también un coleccionista de semilla. No será extraño conservar siempre alguna semilla de cualquier variedad que compremos. Además algunos regalos, intercambios…

Con el tiempo, las semillas de cannabis pierden poder de germinación y o les cuesta germinar, o directamente no germinan. Pero siempre existe la posibilidad de usar alguna técnica que pueda aumentar los ratios de germinación.

Técnica 1 para germinar semillas de cannabis viejas

El ácido giberélico o giberelina es una potente hormona presente en plantas. Se trata de una giberelina que su función es la de promover el crecimiento y la división celular.

Cuando se aplica en semillas, estimula sus células para controlar su desarrollo. Es un método muy empleado para aumentar los ratios de germinación de todo tipo de semillas.

germinar semillas de marihuana viejas

Las dosis serían mínimas, apenas 1 o 2 gotas por cada vaso de agua. No por usar más cantidad los ratios de germinación llegan a ser más altos. Sucedería justo lo contrario, sería contraproducente.

Una vez preparada la mezcla en un vaso, preferiblemente con agua destilada o de mineralización muy débil, se dejan las semillas a remojo unas 12 horas. La temperatura debería ser de unos 22 ºC.

Pasado ese tiempo, simplemente se pondrían a germinar con el sistema habitual que use cada cultivador. Sea directamente en el sustrato, en servilletas de papel húmedas, en algodón, en jiffys o en tacos de lana de roca.

Técnica 2 para germinar semillas de cannabis viejas

La escarificación es una técnica que se usa habitualmente para acortar el tiempo de germinación de una semilla. Se trata de realizar abrasiones en la pared exterior de la semilla.

Cuando se alcanza la segunda capa, que se llama tegumento, permitirá que el endospermo entre en contacto con el aire y el agua. La semilla no tendrá que esforzarse tanto en romper esta fina capa y germinar.

Se puede hacer con productos químicos o físicos. Y son estos últimos los que en este caso recomendamos. Simplemente coge la semilla y frótala un poco contra un papel de lija fino o una lima de uñas.

Técnica 3 para germinar semillas de cannabis viejas

Si todo lo anterior ha fallado y como última opción, intenta con una cuchilla separar las dos partes de la cáscara realizando un corte en su mitad.

Para ello usa una cuchilla o bisturí previamente desinfectado. Lo último que pretendemos es que cualquier patógeno afecte a una semilla que ya de por sí tiene dificultades para germinar.

germinar semillas de cannabis viejas

La semilla quedará entonces al descubierto. Y usando el ácido giberélico que hemos mencionado antes, tendrá algunas remotas opciones de germinar.

En muchos casos no germinarán hagamos lo que hagamos, pero al menos lo habremos intentado todo. También así aprenderás que una semilla es un pequeño tesoro que debe tratarse como tal.

Otros interrogantes sobre como germinar semillas de marihuana

Cuando una ya cuenta con los suficientes cultivos a sus espaldas, germinar semillas de cannabis no supone ningún reto. Tendrá si sistema preferido y lo usará son gran porcentaje de éxito.

Al cultivador principiante, puede que le lleve más tiempo obtener unos resultados similares. Ya hemos visto cómo germinar semillas de marihuana con diferentes métodos.

Y a continuación os dejamos otras de las preguntas más comunes entre los noveles que se introducen en el mundo del autocultivo de cannabis.

Cómo germinar semillas de marihuana autofloreciente

Pese a que pueda parecer que no existe ninguna diferencia entre semillas de cannabis fotodependientes y autoflorecientes, existe alguna.

Las variedades de cannabis autofloreciente no dependen de fotoperíodos. Todas tienen un comportamiento similar. Crecen unas 3-5 semanas, y después comienzan a florecer.

germinar semillas de cannabis autoflorecientes

Con un período de crecimiento limitado y tan corto, cada día cuenta. Lo recomendable es germinarlas en la maceta definitiva, o en una maceta de al menos 7 litros para realizar un trasplante a una mayor a las dos semanas.

Una semilla que germina directamente en el sustrato comenzará antes su desarrollo radicular. Otra semilla que germinemos con otro método, en el mismo tiempo se tendera a desarrollarse menos.

Cómo germinar semillas de marihuana en interior

Lo común es germinar las semillas en interior. La razón es simple. Siempre estarán más protegidas que en el exterior. Plagas, animales domésticos o salvajes (un simple pájaro), noches frías, días nublados…

En interior podremos mantenerlas generalmente a una mejor temperatura. Una vez las semillas germinadas, ya es conveniente que reciban la mayor cantidad de horas de luz exterior.

Cómo germinar semillas de marihuana un tupper

Éste no deja de ser un método que se puede aplicar a la mayoría de los anteriores. El tupper o recipiente con cierre hermético, impide una evaporación excesiva.

Bien se germine en servilletas, jiffys, algodón o similar, puede existir el riesgo de que por cualquier descuido nos olvidemos de comprobar que la humedad sea elevada y el material se seque.

germinar semillas de cannabis en tupper

En estos casos las semillas de cannabis se deshidratarán, se secarán y morirán en pocas horas. En un tupper o recipiente con tapa, si esto sucede, las semillas no morirán.

Cómo germinar semillas de marihuana en invierno

Germinar semillas de cannabis en invierno tampoco tiene mucha complicación. Lo único que se debe tener en cuenta, es que las semillas que pongamos a germinar tengan una buena temperatura.

Esto lo conseguiremos situando el recipiente con las semillas germinando, en algún lugar con una temperatura de unos 20-24º.

Muchos cultivadores sitúan sus germinadores encima de módem de su conexión a Internet, decodificador, nevera… son lugares que mantendrán una temperatura estable durante la germinación.

Cómo germinar semillas de marihuana rápido

Que una semilla de cannabis germine más rápido o más lento, depende de varios factores. Desde su frescura, hasta la conservación que haya tenido, la técnica de germinación o incluso la genética.

Tampoco nos podemos olvidar de factores ambientales como la temperatura o la humedad, que son incluso más determinantes.

El tiempo que tarde una semilla de cannabis en germinar puede ser muy variable, pero en general ronda los 2-3 días. Algunas podrán germinar en sólo 24 horas, y otras puedes tardar 5-6 días.

Podremos acelerar en algunos casos el proceso con el uso de ácido giberélico o agua oxigenada como hemos mencionado en el post. Pero realmente  la diferencia será mínima.

¿Listo para germinar tus semillas?

Ya ves que germinar semillas en sencillo. Además de lo que hemos hablado, nunca olvides que la paciencia es uno de los factores más importantes. Nunca tengas prisa y deja las semillas tranquilas durante la germinación.

 

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular