NEWS

Datos a tener en cuenta al comprar una semilla de cannabis

13 enero, 2023, 12:00 PM
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on email
Email

Cuando alguien se plantea comprar semillas de cannabis por primera vez, surgen muchas dudas. Y no es para menos, pues el mercado actual nos ofrece miles de variedades de cientos de bancos diferentes, lo que hace la decisión mucho más complicada.

¿Pero son todas las semillas apropiadas para interior o exterior? ¿Son todas apropiadas para cualquier clima? ¿Se ajustarán realmente a los efectos que estamos buscando? Este artículo de hoy es una pequeña guía que te ayudará a comprar semillas de cannabis teniendo en cuenta las características generales.

¿Qué efectos buscas?

Si quieres unos efectos cerebrales, alegres, divertidos, la mejor opción que tienes es la de comprar semillas de cannabis de variedades Sativa o híbridos con dominancia Sativa.

Son genéticas generalmente con concentraciones de CBD muy bajas, por lo que aunque los niveles de THC no son ni mucho menos elevados comparadas con otras, producen unas sensaciones energéticas y de buen rollo.

Pero, en cambio, no son variedades para fumar de noche. Porque lo más probable, es que después de fumar una Sativa si te vas para cama, te pases horas sin poder dormir.

Si lo que buscas son efectos relajantes, calmados y físicos, las variedades ideales son siempre las Índicas o híbridos con gran dominancia Índica.

comprar semillas de cannabis

Son plantas en su mayoría con genes afganos o pakistanís que presentan niveles altos de THC, pero también considerables de CBD.

No son variedades que destaquen, las más potentes pueden llegar a dejarnos tirados en el sofá. Por lo tanto, son ideales para momentos de paz y tranquilidad, especialmente útiles para los trastornos del sueño.

Por otro lado, los híbridos índica/sativa ofrecen un punto intermedio. No son ni excesivamente activas, ni excesivamente relajantes.

Generalmente, tienen un fuerte inicio psicoactivo, con unos efectos más relajantes en su final. Son la opción preferida de la mayoría de cultivadores, ya que ofrece lo mejor de los dos mundos. Son variedades generalmente muy llevaderas a cualquier hora del día.

¿Comprar semillas de cannabis para interior o exterior?

En general, cualquier semilla se puede cultivar tanto en interior como en exterior. En general, las variedades Sativa siempre serán más complicadas en interior.

Este tipo de genéticas cuentan con un crecimiento muy elevado, lo que hace que sea imprescindible el uso de técnicas de cultivo como el SCROG o simples podas.

Las índicas, en cambio, son de crecimiento más contenido y una gran opción en interior, al igual que los híbridos índica/sativa e híbridos con dominancia índica.

En exterior y siempre que se cuente con el suficiente espacio para su crecimiento, tanto sativas como híbridos índica/sativa ofrecerán grandes plantas y grandes cosechas.

Las índicas generalmente no suelen superar los de 2 metros de altura, lo que también las hace un poco más discretas. Cultivadas en maceta, a cualquiera de ellas se le puede limitar su crecimiento si fuese necesario.

¿PARA QUÉ TIPO DE CLIMA?

Comprar semillas de cannabis Sativa, por mucho que te gusten este tipo de cepas, no es lo más apropiado cuando se vive en un clima de principios de otoños lluviosos.

A no ser que dispongas de un invernadero donde resguardarlas hasta que se cosechen, en ocasiones en diciembre, son variedades para climas secos o de pocas lluvias.

Macetas para el cultivo de cannabis exterior

Este tipo de variedades proceden de las zonas tropicales del planeta, donde la escasez de lluvias y la ausencia de estaciones climáticas permiten que los cogollos maduren en óptimas condiciones.

Las índicas, en cambio, son más mucho rápidas y es raro que se cosechen más tarde del mes de septiembre. Son variedades que proceden en su mayor parte del Hindu Kush, un extenso valle que comparte frontera con Afganistán, Pakistán e India, entre otros.

En este clima similar a la mitad norte española, las plantas han evolucionado para terminar la floración antes de la llegada de las primeras lluvias del otoño.

¿Y las variedades autoflorecientes?

Las semillas autoflorecientes son otra opción más, pero que todo o casi todo lo anterior no les afecta. Las autoflorecientes son variedades descendientes de Ruderalis, de la que heredan el gen automático.

Son plantas de pequeño tamaño, normalmente no superior a los 100-120 cm. Y el comportamiento de todas es idéntico, crecen durante 3-5 semanas, y después florecen.

Este es el principal motivo de su pequeño tamaño, el corto período de crecimiento que poseen. Las más rápidas, se cosechan en apenas 8 semanas desde la germinación.

Las autoflorecientes son aptas tanto para interior como para exterior, además de para cualquier tipo de clima. Cultivadas durante los meses de primavera y verano, se pueden conseguir hasta 3 cosechas por año.

Dependiendo de si es una variedad autofloreciente Sativa, Índica o híbrida, los efectos, crecimiento y período de floración será variable.

Ejemplos de variedades Sativa

Haze, Malawi, Thai, Punto Rojo, Panamá, Ciskei, Destroyer, Durban Poison.

Ejemplos de variedades con dominancia Sativa

Chocolope, Silver Haze, NL#5xHaze, Kali Mist, Amnesia, Jack Herer (casi todos sus fenotipos).

Ejemplos de híbridos Índica/Sativa

Skunk, Gorilla Glue, White Widow, Blueberry, Chronic.

Ejemplos de variedades con dominancia Índica

Critical, Super Skunk, Big Bud, NYC Diesel, Bubblegum, OG Kush.

Ejemplos de variedades Índica

Hindu Kush, Black Domina, Peyote Purple, Hash Plant, Mapple Leaf, Northern Lights.

Compartir Post:
Share on facebook
Share on twitter
Share on reddit
Share on email

Publicación relacionada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba actualizaciones de La Marihuana.

te podría gustar

Publicación popular